Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
Sábado, 06 Diciembre 2014 07:12
Escrito por  Editor Publicado en EDITORIAL
Durante un operativo realizado ayer, a tempranas horas en la ciudad de Coronel Oviedo, la Senad detuvo a varias personas y se incautó de 415 kilos de marihuana, que estaba lista para su envío a Argentina. El operativo no terminó allí sino que siguió con la detención de otros involucrados, entre ellos funcionarios de la Dinac, y se allanó la celda de un capo de la droga en la Penitenciaría Regional de Coronel Oviedo. El saldo total del operativo es la detención de siete personas, la incautación de la referida cantidad de drogas, vehículos y tres aeronaves.
Lo que deja en evidencia una vez más este procedimiento es que el narcotráfico hace años se apoderó de la república y que todas las autoridades y dirigentes políticos estuvieron haciendo oídos sordos a las publicaciones y advertencias de la gravedad de la situación, porque estaban brindando protección a los capos de la droga.
Vergüenza provocan las conexiones de parlamentarios con los traficantes y que inclusive algunos de ellos metidos directamente en el tráfico estén ocupando o por ocupar una banca nada más y nada menos que en el Congreso de la Nación. Es la demostración más triste del nivel de podredumbre a la que llegó nuestra República de la mano de gobernantes corruptos. Si no se logra extirpar, este cáncer terminará destruyendo a toda la sociedad llevando directamente a convertir al país en un estado fallido.
Los grandes patrones de la droga controlan la República, tienen sus peones en todas la estructuras del Estado. Se sabía de fiscales protectores de traficantes, también policías y jueces, ahora saltan a la luz acusaciones contra parlamentarios, y ayer se comprobó que también están los funcionarios de la Dinac y de la Penitenciaría Regional. ¿Cuántos otros más? Es de esperar que los operativos que está realizando la Senad no sean sencillamente cortinas de humo para distraer la atención del último escándalo que envolvió a su titular, Luis Rojas, con el incidente en Cuero Fresco, Concepción. Aquí en nuestra región, el mismo Rojas y el actual ministro Francisco de Vargas habían hecho también un feroz operativo incautando un cargamento de cocaína, y señalaron que estaban detrás de un pez gordo al que pronto iban a atrapar. Sin embargo, todo quedó en la nada, y los grandes traficantes siguieron trabajando con total normalidad en la región. El tráfico de drogas genera violencia, destruye las familias y la sociedad. Es obligación del país combatirlo. Cuando los organismos del Estado se ponen al servicio de la mafia significa que la podredumbre ya llegó a afectar toda la estructura de la sociedad. Es motivo para alarmarse y sobre todo indignarse.
- See more at: http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/component/k2/item/25486-indignante#sthash.jYZv0zFn.dpuf
http://www.vanguardia.com.py/v1/index.php/component/k2/item/25486-indignante


DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139