Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
UN MAR DE PLASTICOS EN EL OESTE DEL ATLANTICO NORTE
La contaminación por plásticos en los océanos se extiende hasta los lugares más insospechados. A la gran isla de plásticos que se detectó en el Pacífico se suma ahora otra gran extensión contaminada en el oeste Atlántico Norte, según revela un equipo de investigadores norteamericanos en la revista Science.
Rosa M. Tristán | Madrid - Jueves 19/08/2010
El trabajo, realizado por el Instituto Oceanográfico Woods Hole y la Universidad de Hawai, se basa en datos recopilados durante 22 años por estudiantes, que recogiron más de 64.000 piezas al año en 6.100 localizaciones distintas, lo que supone una concentración comparable a la detectada en el Pacífico.
Las concentraciones más altas fueron observadas en una zona cercana a Atlanta (Georgia), en concreto entre los paralelos 22ºN al 38ºN, adonde esta basura llega arrastrada por las corrientes superficiales.
Kara Lavender Law, autor principal del trabajo, asegura que el trabajo "no sólo es la primera estimación científica rigurosa de la cantidad de plástico flotante en un área oceánico, sino que se confirma mediante la física oceánica, por qué los plásticos se acumulan tan lejos de la orilla".
Una de las soprendentes conclusiones del trabajo es que en estas dos décadas la basura plástica recogida no ha aumentado, pese a que cada día se utiliza más este material.
Plásticos hundidos
Sin embargo, un estudio paralelo, también hecho público esta semana, tiene la respuesta: prácticamente todos los restos recogidos son piezas de pocos milímetros, por lo que muchos podrían ser aún más pequeños, y no podrían atraparse por las redes que se utilizan en el trabajo. Además, están hechos de polietileno o polipropileno, que flotan en el agua, pero que, cuando son degradados durante largo tiempo, acaban por hundirse. Y en este trabajo, sólop se utilizaron redes superficiales, que también sirven para atrapar organismos biológicos.
En todo caso, quedan muchas cuestiones pendientes, como las que se hace Chris Reddy, coautor del trabajo en 'Science': "Me pregunto que organismos viven sobre estas piezas de plástico y en qué medida las corrientes oceánicas mueven esta vida alrededor del océano".
Los voluntarios todavía tienen previsto continuar recogiendo datos a bordo de los buques, tanto en el océano Atlántico como en el Pacífico, en sucesivas campañas. "Estos jóvenes, durante 22 años, han sido contribuidores esenciales en esta investigación y nos han ayudado a tener una comprensión mucho más completa de cómo son los mares", asegura John Bullar, de la Asociacion para la Educación Marina (SEA, en inglés) presidente de SEA.
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/08/19/ciencia/1282233041.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139