Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
PREOCUPA EL FEMINICIDIO EN GUATEMALA: MATARON A 160 MUJERES EN 2010
CUANDO LA VIDA NO VALE NADA
Son secuestradas, violadas, torturadas, asesinadas y sus cuerpos, arrojados en cualquier lugar. Sólo entre 2008 y 2009 se registraron 877 crímenes en los que las víctimas tenían nombres femeninos.
Preocupa en Guatemala el feminicidio. Ya son 160 las mujeres que fallecieron en manos de la impunidad. La última de ellas fue Lidia Estela Estrada Navas, de 52 años, quien murió calcinada en su casa, depués de ser brutalmente asesinada. Había señalado con el dedo a los culpables del asesinato de cinco de sus familiares en la localidad guatemalteca de Jalapa. Los criminales se encargaron de su silencio.
Sólo entre 2008 y 2009 se registraron 877 asesinatos en los que las víctimas tenían nombres femeninos, según el Centro Nacional de Análisis y Documentación Judicial.
Las mujeres son secuestradas, violadas, torturadas, asesinadas y sus cuerpos, arrojados en cualquier lugar. Su vida no vale nada. Sin duda, los niveles de violencia que ha sufrido la sociedad guatemalteca durante los últimos 50 años, fruto del conflicto bélico que lastró al país, ha contribuido a perpetuar este paisaje caracterizado por la falta de respeto a los derechos humanos, en general, y de la vida de las mujeres, en particular.
Pese a que en 2008 se aprobó una ley contra el feminicidio, la tasa de impunidad continúa siendo muy alta. "La ley no ha servido para acabar con la impunidad. En 2006 era de un 99% y ahora de un 97%", explica Walda Barrios, consejera asesora de la Unión Nacional de Mujeres Guatemaltecas.
Matar a una mujer en Guatemala, Honduras o El Salvador (con altas tasas también de feminicidio) es algo todavía demasiado fácil y que, en muchos ocasiones, no termina con los culpables entre rejas. Barrios aseguró que "el feminicidio se comete porque hay altos niveles de impunidad. Cuando un crimen no es castigado, el perpetrador no se desalienta". La consejera cree que la culpa la tiene el sistema judicial guatemalteco, que califica de "ineficaz".
Por su parte, Nora Esquite, de la Fundación Sobrevivientes, que acompaña y ofrece asesoría legal a las mujeres víctimas de cualquier tipo de violencia, asegura que "lamentablemente, la cultura machista arraigada en la cultura guatemalteca alcanza no sólo a los jueces sino también a las mujeres jueces".
Poco a poco, pese a los altos niveles de impunidad, se van consiguiendo sentencias condenatorias contra los culpables de brutales asesinatos. El martes, un tribunal penal guatemalteco condenó a 163 años de prisión a cada uno de los tres hombres que asesinaron a tres niñas, de 12, ocho y siete años, y violaron a una de ellas en una comunidad rural del oeste del país en mayo de 2009, cuando regresaban a casa tras la jornada escolar.
"Las mujeres saben el riesgo al que se enfrentan si deciden denunciar, pero a pesar de ello lo hacen. El problema es la impunidad, el mensaje que se lanza a los agresores, de que pueden seguir matando y no va a pasar nada, que el sistema los protege», sostiene Angelica Valenzuela, directora del Centro de Investigación, Capacitación y Apoyo a la Mujer.
Agrega que "la mujer que denuncia se enfrenta, en ocasiones, a un fiscal que cuestiona su conducta, a una sociedad que la presiona para que se calle y con un fuerte condicionamiento económico (en el caso de la violencia doméstica). Se pregunta qué va a hacer ella después de que a su agresor lo metan en la cárcel. Por eso, muchas optan por el silencio".
"Consideramos que es necesario que se sancione a aquellos países que no colaboren en reducir sus tasas de feminicidio. Ya es hora de que se incluya el tema de la impunidad y el feminicidio en las agendas políticas", afirma Amalia Taracena, presidenta de Convergencia Ciudadana de Mujeres, en nombre de otras organizaciones femeninas que han estado estos días en Madrid para participar en un seminario sobre feminicidio e impunidad en América Latina.
Pese a que los agresores tratan de intimidarlas para acallar sus voces, incluso con amenazas de muerte, estas valientes mujeres no están dispuestas a tolerar que los culpables se sigan paseando por las calles tranquilamente mientras los cuerpos de sus víctimas yacen abandonados en las calles.
Fuente www.26noticias.com.ar   
21-04-010

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139