Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
giulietto_01ITALIA EN RIESGO DE TERRORISMO
GIULIETTO CHIESA: “ESTAMOS AL BORDE DE UNA CRISIS MUNDIAL SIN PRECEDENTES”

Giulietto Chiesa llegó ayer a Ferrara y alrededor de las 10 de la mañana se encontraba frente a la Facultad de Jurisprudencia, de la calle Ercole I d’Este. Poco antes de la Conferencia “Guerra y terrorismo después del 11 de septiembre”, a la cual había sido invitado como relator por la asociación  “Officina”. El periodista y ex parlamentario, conocido por sus reportajes en Moscú, se prestó dispuesto a  una entrevista para Estense.com.

¿De 1 a 10, cuán en riesgo estamos del peligro de terrorismo en Italia?
Es difícil responder porque antes es necesario responder a la pregunta: “¿Qué es el terrorismo?”

¿Qué es?
Es algo muy complicado y no es lo que nos cuentan. Yo pienso que Al Qaeda no existe y estoy convencido de ello. Si creo en cambio que existen personas que trabajan con un sentido terrorista, pero que están todos infiltrados en los Servicios Secretos. Es muy difícil distinguir al terrorismo del poder, porque el terrorismo está  infiltrado en los Servicios Secretos desde el momento en el cual se forma. Porque los servicios secretos saben todo: si sucede un hecho terrorista, no sólo es absolutamente improbable, sino incluso es demostrable, que es imposible que lo haya organizado algún incompetente.

¿Y en Italia existe tal riesgo?
Claro que existe. De 1 a 10, la posibilidad de que ocurra un acto terrorista es 9. Estamos al borde de una crisis mundial sin precedentes: teniendo en cuenta la del 1929, la cual llevó a la Segunda Guerra Mundial, la situación  actual es muchísimo más peligrosa.

¿Por qué?
Porque ha fracasado todo el sistema económico sobre el cual se basa todo el Occidente. Toda la máquina de la producción capitalista está trabada, no hay ningún orden mundial, nadie que lo conduzca. Es como si estuviésemos en un avión a 10.000 metros de altura y que de improviso empieza a balancearse. Los pasajeros corren hacia la cabina del piloto y descubren que al mando hay un mono. Los pasajeros somos nosotros. Lo único que tendríamos que hacer todos juntos es sacar al mono del mando y tratar de aterrizar sin morir.

¿Quién es el mono, y cómo se le puede echar?
Es necesario construir una nueva fuerza política, que sea capaz de contarle al mundo, no como lo hace  el mainstream mediático – que en Italia es particularmente estúpido (pero el discurso en general vale para todo el mundo) -, que narra la fábula de la uva, un mundo que no existe, como el de Marchionne (director ejecutivo de Fiat Group), que sostiene que podemos producir otros 6 millones de autos Fiat y 36 modelos nuevos. Ésta es la locura absoluta. Éste es el mono al mando. Porque no se podrán producir 6 millones de automóviles. Entiendo perfectamente el problema de la ocupación, pero no se resuelve llevando al planeta a la ruina.

¿En qué dirección estamos yendo?
Llegará un momento en el cual ya no habrá más energía para todos, agua, comida. Entonces se irá a la guerra, porque los más fuertes usarán las armas para obtener aquello que no pueden tener.

¿Entonces cómo se puede cambiar este camino?
Mi trabajo político en el ámbito intelectual y cultural tiene el objetivo de despertar a la gente, diciéndoles que es absolutamente necesario que nosotros nos dotemos de medios de comunicación masivos para hablar a millones de personas y advertirles de lo que está sucediendo.

¿Qué está sucediendo en el contexto geopolítico internacional?
Se irá a la guerra contra Irán. Tengo esta neta sensación. El riesgo de guerra es altísimo.

¿Cuánto tiempo tenemos?
Un año, dos. Cuando Israel decida que Irán se ha convertido en una amenaza para su existencia, atacará: y nosotros entraremos en guerra contra Irán. Pero esta vez no será como con Irak o Afganistán. No será una broma, porque Irán tiene misiles y aviación. Es capaz de hundir un portaaviones en el golfo Pérsico y a todos los barcos que lleven petróleo en todo el mundo. En el lapso de 10 a 15 días. No se le podrá aniquilar. Habrán millones de muertos: se usará la bomba atómica. Estamos encaminados a una crisis de proporciones gigantescas y en estas condiciones es la hipótesis más plausible.

En este cuadro, desde hace pocos días ha fundado “Alternativa”, un nuevo movimiento político en el ámbito nacional. ¿No piensa que esto pueda contribuir a fragmentar un lineamiento que comparte valores reconducidos a la tradición de izquierda?
No. He fundado un movimiento que  programáticamente no es de izquierda. Estamos frente a una emergencia tal que la izquierda por sí sola ya no sería suficiente de todos modos. Me he dado cuenta de que mucha gente de derecha no sabe ni siquiera la diferencia entre derecha e izquierda y vota equivocadamente, en contra de sus intereses, porque no sabe nada. Entonces yo también me dirijo a ellos y pienso que sea posible encontrar un punto en común con millones de personas, para simplemente sobrevivir, en un mundo más civil. Claro que yo no propongo “Alternativa” como una alternativa a los partidos: los partidos actuales son totalmente ineficientes y poco esenciales. Principalmente el Pd (Partido Democrático), el cual no representa a ninguna izquierda y ni siquiera quiere representarla. Mientras sus electores todavía piensan en que sea justo tener un programa de izquierda: pero que no existe. La ambigüedad está en el hecho de que los electores del Pd votan por un partido que ya no es de izquierda y que al contrario ha abrazado todas las tesis del adversario. Obviamente pierde: el adversario es más inteligente que él en programarlas y llevarlas adelante. Es por esto que no creo que haya un incremento en la fragmentación, porque “Alternativa” nace para poner el centro de la atención en una serie de cuestiones que nadie dice.

¿Cuáles son las principales?
El altísimo peligro de guerra es la enorme gravedad de la crisis, que es incomparablemente superior a la percepción de la misma, incluso por parte de la izquierda, que no es capaz de hacer un análisis del mundo. Y por ello ha cometido un montón de estupideces. Por lo tanto tenemos la necesidad de un nuevo sistema de comunicación: el actual es un engaño.
Lo he llamado “la gran fábrica de sueños y de la mentira”. Hace falta una información democrática, que hemos perdido, porque por consiguiente estamos perdiendo la democracia.

El nuevo decreto Alfano, sobre las escuchas telefónicas introduce la prisión para los cronistas.
Esta es la deriva por lo cual, poco a poco, recortan cada vez más pedazos de la información y los instrumentos para poder comunicar con el público, al tener todo el mecanismo en sus manos. Entonces pienso que para salir de esta situación de crisis, es necesario invertir la máquina de la información. Hasta ahora esta máquina ha trabajado para transformar a millones de personas, en Italia y en el mundo, en consumidores compulsivos. En el momento en el cual el consumo entra en crisis, nosotros tenemos que tramar un método para utilizar esta máquina al contrario: transformar a millones de consumidores en ciudadanos conscientes. Esta es la condición esencial para sobrevivir. En Italia y en todo el resto del mundo.

http://www.estense.com/italia-a-rischio-terrorismo-047339.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139