Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
estados_unidos_01EEUU ACTIVO UNA ENORME RED PARA ESPIAR A SUS CIUDADANOS
21/12/10 - Busca recolectar y almacenar datos, en el marco de la lucha contra el terrorismo.
Con agentes del FBI, policías locales, oficinas estatales de seguridad interior e investigadores de la policía militar, el gobierno de Estados Unidos ha logrado armar una gigantesca red nacional de espionaje y, nueve años después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, está recolectando datos de miles de ciudadanos y de extranjeros residentes en el país. Lo reveló ayer el diario The Washington Post , tras una larga investigación.
Se trata del mayor y más sofisticado sistema de este tipo en la historia del país, y su objetivo es recoger, almacenar y analizar información sobre miles de residentes y ciudadanos estadounidenses, muchos de los cuales jamás fueron acusados de ningún delito, afirmó el diario.
Lo que busca el gobierno, según el Post, es que cada fuerza de seguridad a nivel local y de los estados aporte información a Washington, para reforzar el trabajo del Buró Federal de Investigaciones (FBI), que está a cargo de las investigaciones sobre terrorismo en el país.
Aunque otros países con gobiernos democráticos, como Israel o Gran Bretaña, están acostumbrados a esta clase de medidas, en EE.UU. se trata de actividades nuevas, que representan un nivel inédito de vigilancia por parte del gobierno, subrayó el diario.
De acuerdo con el informe, que se basó en cerca de 100 entrevistas y un millar de documentos, la red incluye 4.058 organizaciones federales, estatales y locales, de las cuales al menos 935 fueron creadas o ampliadas después del 11-S. Todas tienen responsabilidades y jurisdicciones en la lucha antiterrorista.
El diario señaló que es difícil evaluar la eficacia y el costo de esta red de espionaje, pero indicó que el Departamento de Seguridad Interior otorga desde 2003 subsidios por 31.000 millones de dólares destinados a gobiernos locales y estatales para seguridad y para mejorar su capacidad en el combate al terrorismo. Entre las conclusiones de la investigación, el diario destaca: -Tecnologías perfeccionadas para ser usadas en Irak y Afganistán migraron a las manos de fuerzas de seguridad en EE.UU.
-El FBI está armando una base de datos con los nombres y ciertas informaciones personales, como los antecedentes laborales, de miles de ciudadanos estadounidenses y residentes que, según la policía local u otro ciudadano, está actuando “de manera sospechosa”. Esta base de datos es accesible para un número creciente de fuerzas de seguridad locales y de investigadores de la policía militar, y aumentan los temores de que puedan de algún modo terminar haciéndose públicos.
-En el afán de saber más sobre el islam y el terrorismo, algunas fuerzas de seguridad han contratado a supuestos expertos cuyas miradas extremistas sobre estos temas son consideradas inadecuadas y contraproducentes por el FBI y las agencias de inteligencia de EE.UU.
Las autoridades del área de seguridad remarcan que la necesidad de identificar a ciudadanos o residentes que están planeando ataques violentos es más urgente que nunca. Uno de los últimos ejemplos, recuerda The Washington Post , es el de un obrero de la construcción arrestado en Baltimore, cuando al parecer planeaba atacar con explosivos un centro de reclutamiento militar en el estado de Maryland.
Poco antes había sido detenido un hombre somalí naturalizado estadounidense cuando presuntamente pretendía detonar una bomba cerca de donde se celebraba una ceremonia de encendido de un árbol de Navidad en Portland, Oregon. Como estos, hubo al menos otra veintena de casos este año.
La secretaria de Seguridad Interior de EE.UU., Janet Napolitano, dijo a policías y bomberos en el último aniversario del 11-S que “la antigua visión de que si combatimos a los terroristas en el exterior no tendremos que combatirlos acá, es sólo eso, la antigua visión”.
La funcionaria ha hecho una fuerte campaña en las últimas semanas con el lema “Si ve algo, diga algo”, incentivando a los ciudadanos a denunciar actos sospechosos.
El gobierno de Barack Obama defiende las actividades a nivel local como una necesaria evolución en la forma en que el país lucha contra el terrorismo. Pero por ahora, señaló el Post, persisten las dudas sobre su verdadera efectividad.
http://www.clarin.com/mundo/EEUU-activo-enorme-espiar-ciudadanos_0_394160669.htmlla superficie de la Luna.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139