Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
hashim-thaciHASHIM THAÇI, EL PEZ GORDO DE PRISTINA  
Mientras el Consejo de Europa se prepara para pedir una investigación sobre los negocios turbios del entorno del primer ministro de Kosovo, Hashim Thaçi, los documentos secretos de la OTAN filtrados al diario británico The Guardian ofrecen más revelaciones impactantes sobre un valioso aliado occidental.  
Paul Lewis    
El primer ministro kosovar, Hashim Thaçi, ha sido identificado como uno de los mayores “peces gordos” del crimen organizado de su país, según informes de la inteligencia militar occidental. Los documentos de la OTAN, marcados con la palabra “Secreto”, indican que EE. UU. y otras potencias occidentales que respaldan el Gobierno de Kosovo estaban al corriente desde hace años de sus conexiones criminales. También identifican a otro importante político del gobierno kosovar vinculado a la mafia albanesa.    
Marcados como “USA KFOR”, estos documentos proporcionan información detallada sobre redes de crimen organizado en Kosovo en base a informes de agencias de inteligencia occidental e informantes. Muestran la extensión geográfica de los grupos criminales de Kosovo así como detalles de supuestos vínculos familiares y empresariales. Se espera que mañana el Consejo de Europa solicite oficialmente una investigación sobre las afirmaciones de que Thaçi fue el líder de una red “tipo mafia” responsable del tráfico de armas, drogas y órganos humanos durante y después de la guerra de Kosovo de 1998-1999.  
El respaldo de la OTAN    
Las acusaciones por tráfico de órganos formaban parte de una investigación oficial publicada en diciembre por el relator de derechos humanos Dick Marty. Su informe acusaba a Thaçi y a otras importantes figuras que operaban en el Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) de tener lazos con el crimen organizado. El informe también dice que Thaçi ejerció un “control violento” sobre el tráfico de heroína y parecía confirmar el temor de que, tras el fin del conflicto con Serbia, su círculo más íntimo supervisó a una banda que asesinaba a prisioneros serbios para vender luego sus riñones en el mercado negro.    
Kosovo funcionó como protectorado de la ONU desde el fin de la guerra de Kosovo hasta 2008, cuando declaró oficialmente su independencia de Serbia. Reelegido primer ministro el mes pasado, Thaçi ha recibido un fuerte respaldo por parte de las potencias de la OTAN. Su Gobierno ha calificado el informe Marty como parte de una conspiración serbia y rusa para desestabilizar el estado en ciernes.    
No obstante, los últimos documentos filtrados fueron presentados por la KFOR, la fuerza de paz de la OTAN responsable de la seguridad en Kosovo. Las fuerzas militares KFOR fueron las que intervinieron en la guerra de Kosovo en 1999 y que ayudaron a poner fin a una campaña de limpieza étnica encabezada por las fuerzas serbias de Slobodan Milosevic. En los documentos, Thaçi es identificado como una parte de un triunvirato de “peces gordos” en los círculos del crimen organizado.  
Xhavit Haliti está en las listas negras de varios países    
Otro de ellos sería Xhavit Haliti, un antiguo dirigente de logística del ELK que ahora es un estrecho aliado del primer ministro. Los informes de inteligencia de la OTAN sugieren que detrás de su papel de político prominente, Haliti es un importante criminal organizado que lleva encima una pistola checa de 9 milímetros y que ejerce un gran dominio sobre el primer ministro.    
Un informe que lo describe como “el poder tras Hashim Thaçi”, afirma que Haliti mantiene fuertes lazos con la mafia albanesa y el servicio secreto de Kosovo, el KshiK. Sugiere que Haliti “dirigió en cierto modo” un fondo para la guerra de Kosovo a finales de los noventa, aprovechándose del fondo personalmente antes de que se agotase el dinero. “Como resultado, Haliti se pasó al crimen organizado a gran escala”, afirma el informe.    
Haliti está “muy involucrado en la prostitución y el tráfico de armas y drogas”. También es el consejero político y económico del primer ministro pero, según los documentos, podría decirse que es “el verdadero jefe”. Haliti utiliza un pasaporte falso para viajar al extranjero porque está en las listas negras de varios países, entre ellos de EE.UU. Se le vincula con la supuesta intimidación a oponentes políticos en Kosovo y es sospechoso de dos asesinatos que se remontan a finales de los noventa.  
Un adversario desfigurado con una botella y un destornillador    
Uno era un adversario político al que encontraron “muerto junto a la frontera de Kosovo”, al parecer tras una disputa. Una descripción del otro supuesto asesinato —el de un joven periodista en Tirana, la capital albanesa—, también contiene una referencia al primer ministro por su nombre, pero no se le atribuye culpabilidad alguna. La entrada afirma que Haliti tuvo que ver con ello: “Ali Uka, un reportero de Tirana que apoyaba el movimiento independentista pero que lo criticaba en sus publicaciones. Uka fue brutalmente desfigurado con una botella y un destornillador en 1997. Su compañero de piso en aquella época era Hashim Thaçi”.    
También se nombra a Haliti en el informe de Marty entre una lista de aliados cercanos a Thaçi, y al que atribuyen el haber ordenado —y en algunos casos supervisado personalmente— “asesinatos, arrestos, palizas e interrogatorios” durante e inmediatamente después de la guerra.    
Haliti no quiso hacer comentarios. Sin embargo, en una entrevista con el medio informativo Balkan Insight celebrada la semana pasada, desechó el informe Marty calificándolo de “político” y diseñado para “desacreditar al ELK”. “El informe no me sorprendió. Llevo años siguiendo este tema y el contenido del informe es político”, dijo. Pero aceptó que el Consejo de Europa estuviese dispuesto a adoptar un acuerdo que daría inicio a investigaciones por parte de la misión civil de la Unión Europea en Kosovo para el imperio de la ley, conocida como EULEX.    
En respuesta a las acusaciones de los informes de inteligencia de la OTAN, un portavoz del Gobierno kosovar dijo: “Estas acusaciones llevan una década circulando y recientemente las han reciclado en el informe de Dick Marty. Están basadas en rumores y en información serbia intencionalmente falsa”. No obstante, el primer ministro ha exigido una investigación por parte de EULEX y se ha comprometido repetidamente a colaborar con las fuerzas de la ley para aclarar estas acusaciones escandalosas y difamatorias. “El Gobierno de Kosovo sigue apoyando el imperio de la ley en Kosovo y esperamos con impaciencia la colaboración de nuestros socios internacionales para asegurar que en el desarrollo de Kosovo no haya lugar para la criminalidad”.  
25 enero 2011 The Guardian Londres  
http://www.presseurop.eu/es/content/article/476601-hashim-thaci-el-pez-gordo-de-pristina

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139