Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
UN MUNDO ARMADO
En un planeta preocupado por la proliferación de armas nucleares y en una región como Latinoamérica , en la que algunos Estados se rearman en una aparente nueva carrera armamentista regional, crece también la preocupación por el comercio de otro tipo de armas: las llamadas cortas y ligeras.

La violencia urbana de países como Argentina, Brasil, México, El Salvador o Colombia está directamente relacionada a su uso y comercialización clandestina. Desde 1990 el negocio millonario de este armamento mató a cuatro millones de personas en todo el mundo.
Mientras los estados latinoamericanos se rearman crece la preocupación por el comercio de armas cortas y ligeras en la región latinoamericana. Estas armas están directamente ligadas a la violencia urbana y a las mafias del narcotráfico.
La situación es particularmente difícil en México. La actividad de los carteles del narcotráfico va en constante aumento. Los carteles del Pacífico, del golfo y los llamados Zetas incrementan su presencia dando impulso al comercio ilegal de armas. El armamento llega a México desde Estados Unidos y también desde América Central.
Pero no se trata solo de armas ligeras, también llegan cohetes antitanque del tipo M72 y AT-4, lanzacohetes RPG-7, fusiles Barret calibre 50, así como armas de fuego de nueva generación como la subametralladora FN Herstal de fabricación Belga o la pistola Five Seven que por la munición que usa es capaz de traspasar los blindajes del Keblar (el material utilizado en los chalecos antibalas) y que por eso es llamada la pistola “mata policías”.
El contrabando de armas hacia México se produce por 300 pasos a lo largo de los más de 3.000 kilómetros de frontera que lo separan de Estados Unidos. Las armas llegan ocultas en vehículos terrestres, en las ruedas de auxilio, en el respaldo de asientos, o bien ocultas en las carrocerías de los vehículos.
El gobierno del presidente Felipe Calderón desplegó desde 2006 a miles de soldados y policías en las calles para combatir a las mafias del narcotráfico. Pero la presencia de las fuerzas de seguridad no parece suficiente para frenar la violencia de los carteles de la droga. Hasta la fecha la cantidad de muertes ocasionadas por el  narcotráfico superó las 14.000, según cifras extra-oficiales.
A causa de la violencia, la esperanza de vida en México que tiene más de 107 millones de habitantes, ha retrocedido en algo más de medio año, según un estudio publicado a fines de julio por la revista británica Criminology & Criminal Justice.
La organización no gubernamental Red de Acción Internacional contra las Armas, IANSA calcula que hay 1,6 millones de armas en Centroamérica, de las cuales solo unas 500.000 están registradas legalmente.
Muchas de estas armas provienen de los conflictos militares que azotaron la región en las décadas de 1970 y 1980, sobre todo en El Salvador, Guatemala y Nicaragua.
Hoy el mercado de armas ilegales se expande hacia los países vecinos como Costa Rica, Honduras y Panamá.
Según IANSA la proliferación de armas pequeñas se incrementa también en América del Sur. Especialmente en Brasil y Argentina. La organización señala que los controles fronterizos son débiles y estimulan el tráfico ilegal de armas. En tanto, mientras se deteriora la seguridad de la población aumenta la demanda de armas ligeras.
Según las Naciones Unidas en el mundo circulan más de 500 millones de armas de este tipo y habría una por cada 12 personas. Este tipo de armas han sido protagonistas de 46 de los 49 conflictos importantes surgidos desde 1990 y responsables de la muerte de cuatro millones de personas, la mayoría civiles, mujeres y niños.
Se estima que cerca de la mitad del comercio global de armamento pequeño es legal, pero muchas de las armas exportadas legalmente terminan en el mercado negro.
El negocio ilegal de las armas ligeras mueve entre 2.000 y 10.000 millones de dólares, según IANSA.
Según la ONU, cada día mueren 1.000 personas por el empleo de armas cortas y otras 3.000 resultan heridas de gravedad.
A principios de septiembre se llevó a cabo en México una conferencia internacional sobre desarme organizada por la ONU. La conferencia reunió a 1.700 delegados de 75 países bajo el lema "Desarme ahora, trabajemos por la paz y el desarrollo".
La conferencia pidió regular y restringir el comercio internacional de armas ligeras, así como evitar su proliferación entre la población civil. También señaló el deseo de que el período entre 2010 y 2020 sea declarado década internacional por el desarme global.
Eduardo Berezán | 28.09.09 - Observadorglobal.com

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139