Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
Italy_01ITALIA: QUINTO EXPORTADOR DE ARMAS, CONTRATOS RECORD CON EL SUR DEL MUNDO
Italia figura también en el 2009 entre los cinco mayores proveedores internacionales de armas convencionales y sus exportaciones han sido destinadas principalmente a los países en vía de desarrollo.
Así dice el informe “Conventional Arms Transfers to Developing Nations 2002-2009” (in.pdf) redactado por Richard F. Grimmett que ha sido remitido el viernes pasado al Congreso de los Estados Unidos de América. Los contratos firmados por las empresas italianas suman en el 2009 –según el informe- a 2.700 millones de dólares (Gráficos 1 y 34), de los cuales 2.400 millones (es decir casi el 90%) han sido estipulados con naciones en vía de desarrollo: una cifra, esta última, jamás alcanzada en los últimos ocho años que el informe toma en examen (Gráfico 4), lo cual demuestra el hecho de que las exportaciones italianas de armamentos están cada vez más dirigidas a los países del Sur del mundo.

EL INFORME
El informe elaborado anualmente por el Congressional Research Service (CRS), la oficina de estudios de la Library of Congress, la Biblioteca del Congreso, proporciona a los parlamentarios de los Estados Unidos los “datos oficiales que no son secretos” sobre el comercio internacional de armamentos convencionales dedicando una atención específica precisamente a los países en vía de desarrollo (Developing Nations): esta denominación comprende todos los países del mundo menos Estados Unidos, Canadá, todas las naciones europeas (incluidas Rusia y Turquía), Australia, Japón y la Nueva Zelanda.
El informe toma en consideración todas las categorías de armamentos convencionales y todos los traslados de sistemas militares entre los estados presentando en unos cuarenta gráficos las cifras, referidas principalmente en dólares estadounidenses constantes calculadas en el último año, pero a veces también en valores corrientes –tanto de los “contratos” (agreements) como de las “entregas” (deliveries) relativas a exportaciones de armas. Precisamente por estas características los datos que son presentados en el informe se diferencian de aquellos presentados por otros institutos de investigación – como por ejemplo el SIPRI de Estocolmo cuyas informaciones se concentran sobretodo en los traslados de los “mayores sistemas de armamento convencionales” (“major convencional weapons”).

LOS MAYORES COMPRADORES DEL SUR DEL MUNDO
A pesar de una pequeña disminución de pedidos debido a la recesión internacional “los países en vía de desarrollo siguen siendo los principales destinatarios de las exportaciones de armamentos por parte de los países productores” –dice el sumario del informe. Los contratos estipulados en el 2009 por las naciones en vía de desarrollo han superado los 45.100 millones de dólares (habían alcanzado los 48.800 millones de dólares en el 2008; Gráfico 4) y representan el 78,4% del comercio internacional de armamentos que –siempre en el 2009- se ha posicionado alrededor de los 57.500 millones de dólares, disminuyendo un 8,5 % con respecto al 2008, cuando había superado los 62.800 millones de dólares (Gráficos 1 y 31).
Más regulares en cambio las entregas (deliveries) mundiales de armamentos que en el 2009 alcanzaron los 35.100 millones de dólares: fueron de 36.700 millones en el 2008 (Gráficos 2 y 36). En el 2009 más de 17.000 millones de dólares (es decir, el 48,5 % del total) de las entregas de materiales militares fueron efectuadas hacia países en vía de desarrollo: se trata del valor más bajo de los últimos ocho años (Gráfico 15) que se explica –como afirma el informe (pág. 4)- también con la decisión de varias naciones de aplazar la compra de armamentos en consecuencia de las restricciones de presupuesto dispuestas, teniendo en consideración la recesión económica internacional.
Entre los mayores compradores destacan en lo que se refiere a contratos firmados en el 2009 (Gráfico13), sobretodo Brasil (7.200 millones de dólares), Venezuela (6.400 millones), Arabia Saudita (4.300 millones), Taiwan (3.800 millones), Emiratos Arabes Unidos (3.600 millones), Irak (3.300 millones) y Egipto (3.000 millones), Vietnam (2.400 millones), India (2.400 millones) y Kuwait (1.600 millones de dólares). En todo el periodo 2002-2009 (Gráfico 12), Arabia Saudita ocupa el primer lugar con 39.900 millones de dólares de contratos, seguida por India (32.400 millones), Emiratos Arabes Unidos (17.300 millones), Egipto (13.900 millones), Venezuela (12.700 millones), Pakistán (12.500 millones) y China (11.700 millones).
En lo que concierne en cambio a las entregas  efectivas de armamentos en el 2009 (Gráfico 24, los principales destinatarios resultan ser Arabia Saudita (2.700 millones), China (1.500 millones), Corea del Sur (1.400 millones), Egipto (1.300 millones), India (1.200 millones), Israel (1.200 millones) y Pakistán (1.000 millones). Arabia Saudita con 31.500 millones de dólares en importación de armamentos queda en el periodo 2002-2009 (Gráfico 23) como el mayor comprador mundial de sistemas militares seguida por China e India (ambos con alrededor de 14.300 millones de dólares), Egipto (12.200 millones), Israel (10.100 millones) detrás Emiratos Arabes Unidos, Taiwan, Corea del Sur y Pakistán.

LOS PRINCIPALES EXPORTADORES
Los Estados Unidos mantienen la primacía de las exportaciones mundiales de armamentos: no obstante la consistente redución de contratos respecto del 2008 – año en el que Washington había alcanzó la cifra record de la última década (38.100 millones de dólares) – con 22.600 millones de dólares los Estados Unidos mantienen también en el 2009 el liderazgo mundial en este sector particular, pero sufren una fuerte contración de su cuota de mercado que se reduce al 39% respecto al 60,5% del 2008 (Gráficos 31 y 32). Una primacía de la cual en los próximos años difícilmente los Estados Unidos serán destronados si –como refiere el Wall Street Journal – la administración Obama tiene la intención de hacer aprobar al Congreso el acuerdo para los suministros militares a Arabia Saudita por un valor de 60.000 millones de dólares que representa el contrato más consistente jamás presentado.
Rusia permanece en segundo lugar en la clasificación de los mayores exportadores: los 10.400 millones de dólares de contratos efectuados en el 2009 representan poco más del 18 % del reparto mundial. Aún casi duplicando los resultados con respecto al 2008 (5.500 millones de dólares) marcan sin embargo una contracción con respecto al 2007 (casi 11.200 millones) y sobretodo respecto al 2006 cuando llegaron a rozar los 16.000 millones de dólares (Gráfico 31) después de acuerdos para suministros militares sobretodo a India y China.
China, además, con 1.700 millones de dólares de contratos y 1.800 millones de entregas directas casi exclusivamente a los países en vía de desarrollo mantiene –a pesar de una evidente disminución en ambos sectores- la propia posición entre los primeros siete principales exportadores internacionales de armamentos (Gráficos 31 y 36).

LOS MAYORES SUMINISTRADORES EUROPEOS
Entre los países que resisten al decrecimiento internacional del comercio de armamentos y que además están en grado de incrementar las exportaciones no obstante la crisis económica mundial hay que destacar sobretodo los cuatro principales productores europeos de sistemas militares: Francia, Alemania, Italia y Reino Unido (Gráficos 31 y 32).
Francia, con 7.400 millones de dólares de contratos en el 2009 duplica sus entradas de pedidos con respecto al año anterior (3.200 millones) y, marcando la segunda mejor performance de los últimos ocho años, llega a cubrir casi el 13% de la exportación mundial de armamentos: el 96% de los contratos franceses del 2009, es decir, 7.100 millones de dólares, han sido firmados con los países en vía de desarrollo (Gráfico 1) entre los cuales destacan sobretodo aquellos con naciones de América Latina.
Incrementa sus propios contratos de sistemas de más del 16% entre el 2008 y el 2009 también Alemania, llegando en el último año a 3.700 millones de dólares que representan la cifra record de Bonn de los últimos cinco años y representan el 6,4% del reparto internacional. Lo que diferencia a Alemania de los demás países europeos –y más en general de los demás mayores productores de armamentos- es la destinación de lo sistemas militares que en el 2009 solo el 2,7% son dirigidos a países en vía de desarrollo; pero los 2,8 millones de dólares de entregas del último año están destinadas a estos países mas del 37,5 % de los armamentos alemanes (Gráfico 2)
Resultan en incremento también los contratos del Reino Unido que –después de haber tocado en el 2008 la cifra más baja jamás registrada- en el 2009 rozan los 1.500 millones de dólares. Las órdenes estipuladas por las industrias británicas resultan fuertemente fluctuantes: se pasa efectivamente de los 988 millones de dólares del 2002 a los más de 10.300 millones de dólares del 2007 a los 205 millones de dólares del 2008. En el cuadrienio 2006-9, con contratos  por un valor de casi 16.600 millones de dólares el Reino Unido se confirma de todas maneras el cuarto exportador mundial de armamentos convencionales.

ITALIA
Sin embargo resultan en decrecimiento –pero hay que evaluar el dato con atención- las exportaciones de armamentos de Italia: los contratos extendidos por nuestro país suman en el 2009 los 2.700 millones de dólares, una flexión neta con respecto a la cifra record de casi 3.800 millones de dólares del 2008. A pesar de todo representan la segunda mejor performance de los últimos ocho años examinados por los informes estadounidenses y, sobretodo, confirman una tendencia de crecimiento respecto de los 494 millones de dólares del 2002. Se trata de contratos que – como ya ha sido dicho- sitúan a Italia en el quinto lugar (Gráfico 34) entre los principales exportadores  mundiales de armamentos delante de Israel (2.100 millones de dólares), China (1.700 millones de dólares) Reino Unido (1.500 millones) que hacen que Italia controle la cuota del 4,7% del comercio internacional de sistemas militares (Gráfico 32).
Destinatarios de estos contratos son casi por un 89% las naciones en vía de desarrollo: en el 2009 Italia ha alcanzado de hecho con 2.400 millones de dólares la cifra record de contratos con estos países casi cuadruplicando (eran 651 millones de dólares en el 2006) en los últimos cuatro años la cantidad de las órdenes hacia el Sur del mundo, hasta el punto de situar a nuestro país –detrás de Estados Unidos, Rusia y Francia- como el cuarto proveedor mundial de los países en vía de desarrollo (Gráfico 4) con una participación del 5,3% sobre el total de los suministros a estos países (Gráfico 5).
Entre las zonas del Sur del mundo, la cuota mayor de exportaciones de armas italianas en el cuadrienio que va del 2006 al 2009 está representada por una de las zonas de más tensión del planeta, el Oriente Medio: en el cuadrienio Italia ha estipulado con los países de esta zona contratos por un valor de 3.700 millones de dólares, es decir, casi las tres cuartas partes (el 71%) de todos sus contratos internacionales (Gráfico 6).
Hay que señalar además que los datos del Informe al Congreso de los Estados Unidos resultan de todos modos inferiores respecto a aquellos oficiales presentados en el pasado mes de marzo por la Presidencia del Consejo italiana: como hemos referido en Unimondo, según la Relación de la Presidencia del Consejo las autorizaciones para la exportación de armamentos concedidas por el Gobierno en el 2009 a las empresas del sector suben a 4.900 millones de euros y en el mismo año las entregas efectivas solo de materiales de armamento han superado los 2.200 millones de euros. Si bien dicha disparidad se pueda explicar con el hecho de que las “autorizaciones” gubernativas italianas recubren un ámbito más amplio de los “contratos” (agreements) examinados por el informe estadounidense, también las efectivas entregas de materiales militares resultan más bien reducidas en el informe norteamericano que indica entregas italianas en el 2009 por solo 600 millones de dólares (Gráfico 39) ante los 2.200 millones de euros referidos en el Informe del gobierno italiano.

CONCLUSION
Si los cuatro principales productores europeos de armamentos en su conjunto mantienen más bien invariado en un 23% su porcentaje en las exportaciones militares mundiales en los dos cuadrienios examinados en el informe (Figura 2), lo que incrementa considerablemente en el último bienio es en cambio el total de las exportaciones hacia los países en vía de desarrollo: se pasa, efectivamente de menos de 7.000 millones de dólares en el 2008, que representaban el 14% de la cifra total mundial hacia estos países, a los más de 10.600 millones de dólares del 2009, que representan el 24% del reparto internacional (Figura 3 y Gráficos 4 y 5). Una señal clara de que –como destaca el informe- “los cuatro mayores proveedores europeos de armamentos han reforzado su propia posición competitiva en la exportación de sistemas militares gracias a un fuerte apoyo del gobierno (government marketing support) a las ventas de armamentos” (p. 11). Un apoyo que –como dice el informe- ha contribuido a hacer que “los cuatro mayores proveedores europeos de armamentos hayan estipulado contratos con varios países en vía de desarrollo substrayéndolos a los Estados Unidos”. (p.11).

Giorgio Beretta

http://www.unimondo.org/Notizie/Italia-quinto-esportatore-di-armi-contratti-record-col-Sud-del-mondo

15 de septiembre 2010

Ver gráficos de referencia: http://fpc.state.gov/documents/organization/147273.pdf

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139