Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

diputada1

Vilmar Acosta Marques, condenado como autor moral del crimen de Pablo Medina y Antonia Almada. / ABC Color

19 de Marzo de 2018

El pasado 19 de diciembre Vilmar Acosta Marques fue condenado a 29 años de cárcel por el crimen de Pablo Medina y Antonia Almada.

La sentencia fue dictada por los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Yanine Ríos y Benito González.

La finalidad del homicidio fue buscar la impunidad acallando al periodista que lo denunciaba; la actitud de haber ideado un plan e instigado a personas de su extrema confianza para matar; la intensidad de la energía criminal desplegada, proporcionando los medios y utilizando celulares ajenos para coordinar el ataque; la gravedad del daño causado, la pérdida de dos vidas humanas (la de un profesional y padre de familia y la de una joven universitaria) causando gran sufrimiento a sus familias, son algunos de los puntos que fueron considerados en contra de Vilmar al momento de establecerse la sanción.

Este tribunal además dispuso que Neneco, una vez que cumpla la condena, permanezca otros diez años más bajo medidas de seguridad debido a los antecedentes de conducta.

Durante el juicio testigos por una parte declararon que habría estado implicado en otro caso de homicidio como el de Julián Núñez, ocurrido el 1 de agosto de 2014.

Por otra parte señalaron el temor que infundía el exintendente de Ypejhú en esa zona del país.

Esta causa se encuentra en la Cámara de Apelaciones. Los camaristas Carlos Domínguez, Gustavo Brítez y Edith Purificación Martínez tendrán a su cargo resolver este caso.

Tras el crimen y al percatarse de lo que se venía huyó del país, no sin antes llamar a su madrina política, la diputada Cristina Villalba, a quien le pidió que interceda ante el entonces fiscal general del Estado Javier Díaz Verón.

El extitular del Ministerio Público confirmó que recibió la llamada de Cristina Villalba y le manifestó que lo mejor que podría hacer Acosta Marques es ponerse a disposición de la Justicia.

Esto también cuestiona el PLRA, que señala que no se investigó a la legisladora a pesar del vínculo de la misma con el autor moral Vilmar Acosta.

Para la fiscalía, la llamada no es un elemento que incrimine a la diputada en el caso y más bien la señaló como testigo.

otradenenecoPor Jorge Figueredo-21 de diciembre de 2017

Condenan a Vilmar "Neneco "Acosta a 39 años de prisión.

Un logro de la justicia Paraguaya pero a la vez una lección que Pablo Medina nos deja.

Esta condena de Vilmar “Neneco” Acosta, nada menos que a 39 años de prisión, constituye sin duda alguna un hecho histórico en los anales de la justicia Paraguaya. Por primera vez se logra condena del autor intelectual de un crimen mafioso de periodistas.

Después de varios meses de incertidumbre, de nerviosismo, de dudas, de temores , de cansancio, de idas y venidas en las audiencias , de parte de la familia Medina, por fin se pudo concretar esta sentencia emblemática, no sólo contra Vilmar sino contra la narcopolitica

En el crimen del periodista Santiago Leguizamón, no fueron ni siquiera imputados ni condenados los autores materiales, mucho menos los autores intelectuales. En este caso ocurrido en 1991, desde el principio se sospechó la implicancia de poderosos en el crimen, como el empresario Yamil y el ex presidente de la República Andrés Rodríguez -considerado uno de los capos del narcotráfico del cartel de Paraguay desde la época de la dictadura de Stroessner- sin embargo, en ese tiempo la justicia y la Policía no sólo estaban totalmente sometidos a los poderes fácticos, sino que eran cómplices de los delitos.

En el caso del asesinato de Salvador Medina se logró la condena del autor material, Milciades Maylin, quien goza actualmente de libertad condicional. No obstante, no se ha podido demostrar con pruebas certeras la responsabilidad penal de los autores intelectuales, que también formaban parte de la mafia del narcotráfico y del tráfico de rollos.

A pesar de esta histórica condena, no es suficiente para manifestar que la justicia Paraguaya verdaderamente tiene intenciones de combatir al crimen organizado y la Mafia.

sehizojusticia1

Don Pablo Medina expresa su conformidad con la pena. Atrás, emocionada, Dyrsen Medina. / ABC Color

20 de Diciembre de 2017

“Me hallo mucho porque se hizo justicia para él”, expresó a la prensa en un cerrado guaraní don Pablo Medina, padre del periodista de ABC Pablo Medina Velázquez, tras conocer la condena impuesta a Vilmar Acosta Marques.

A sus 78 años de edad, Don Pablo asistió al juicio casi todos los días, al igual que su hijo Francisco Medina Velázquez. Visiblemente emocionado, don Pablo tuvo una leve descompensación al término de la audiencia, por lo que fue asistido por paramédicos en tribunales.

Además de nuestro compañero de tareas, don Pablo perdió a otros dos hijos asesinados, el radialista Salvador Medina (baleado el 5 de enero del 2001, en San Pedro) y Digno Salomón Medina, igualmente ejecutado un año después.

A su vez, Dyrsen Medina, hija de Pablo, destacó que con esta sentencia, se pudo honrar la muerte de su padre y de Antonia Almada.

Fallo histórico

“Este fallo es histórico ya que por vez primera, desde el asesinato de Santiago Leguizamón el 26 de abril de 1991 en Pedro Juan Caballero, los jueces se animan a castigar al autor intelectual del crimen de un periodista” resaltó el Foro de Periodistas del Paraguay, comunicado mediante.

Pese a la condena ejemplar, el gremio anunció que seguirá vigilante el desarrollo del proceso en instancias superiores.

vilmarculpable1

Vilmar Acosta Marques, en medio de sus abogados durante el juicio. / ABC Color


14 de Diciembre de 2017

Vilmar Acosta Marques, exintendente de Ypejhú, fue declarado culpable de ordenar el asesinato del periodista de ABC Color Pablo Medina Velázquez y su acompañante Antonia Almada.

El Tribunal de Sentencia, presidido por el juez Ramón Trinidad Zelaya, declaró culpable a Vilmar Acosta del hecho punible de homicidio doloso en calidad de instigador, dando fe de las evidencias presentadas por la Fiscalía, informó Perla Silguero, periodista de ABC Color.

“En el juicio se probó que tenía motivos suficientes para buscar silenciar a Pablo Medina”, dijo el magistrado Zelaya sobre la serie de publicaciones de Medina en ABC Color acerca de vínculos del exintendente y de su familia con el narcotráfico y otros crímenes en la zona, investigaciones que desataron la enemistad de Vilmar con el periodista.

A pedido de la defensa, el juicio fue dividido, por lo que ahora que fue comprobada su reprochabilidad como la persona que mandó ejecutar el doble asesinato se pasa a la siguiente etapa en que se determinará los años que recibirá de condena.

En esta segunda fase, las partes nuevamente exponen argumentos con respecto a la pena que consideran acorde, antes de que el Tribunal tome la decisión final. La fecha aun no fue definida, pero será antes que culmine este año.

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía, el comunicador fue emboscado en un camino rural de Villa Ygatimí por Wilson y Flavio Acosta, hermano y sobrino de Vilmar, quienes atacaron a Medina con una escopeta y un arma corta.

Mientras tanto, en Brasil fue aceptada la acusación del Ministerio Público Federal contra Flavio Acosta, sindicado como uno de los autores materiales. Los abogados del presunto sicario tienen un plazo de diez días para presentar su defensa.

fiscales1

El fiscal brasileño de asuntos internacionales Vladimir Aras y su par paraguayo Manuel Doldán, en el Brasil. / ABC Color

13 de Diciembre de 2017

LA PRESENTACIÓN FUE RADICADA ANTE EL JUZGADO FEDERAL DE CURITIBA

Los fiscales brasileños Yara Sprada, Vladimir Aras y Ricardo Pael presentaron ayer la acusación contra Flavio Acosta Riveros por doble homicidio calificado del periodista Pablo Medina y Antonia Almada, ante el juzgado de Curitiba.

La acusación sindica a Flavio Acosta Riveros como uno de los sicarios que ultimó a tiros a nuestro corresponsal en Curuguaty en la tarde del 16 de octubre del 2014, al emboscarlo en un desolado camino rural de Villa Ygatimí. En la ocasión también perdió la vida Antonia Almada, joven de 19 años quien viajaba en el asiento del acompañante.

La presentación, realizada en base a las pruebas aportadas por la Fiscalía paraguaya, explica que la ejecución del hombre de prensa fue encargada por el tío del acusado, el exintendente de Ypejhú Vilmar Acosta Marques, en represalia por reiteradas publicaciones de sus vínculos con el narcotráfico y crímenes perpetrados en la zona y de esa manera, asegurar su impunidad.

Asimismo, la Fiscalía precisa que Flavio actuó en forma conjunta con Wilson Acosta (prófugo), hermano de Vilmar.

eljueves1

El Tribunal de Sentencia presidido por Ramón Zelaya. / ABC Color

11 de Diciembre de 2017

TRIBUNAL DEFINE SI VILMAR ACOSTA ES O NO REPROCHABLE

Por Marcia Ferreira

Este jueves 14 a las 11:00 el Tribunal de Sentencia que tiene a su cargo el juicio oral a Vilmar Acosta Marques por instigar el asesinato del periodista Pablo Medina y Antonia Acosta, dará a conocer su sentencia. El colegiado se pronunciará respecto a la reprochabilidad del acusado.

A tres años del brutal asesinato del periodista de ABC Pablo Medina Velázquez, el juicio oral y público al primer acusado con relación al caso llega a su final. El hombre de prensa, quien se desempeñó como corresponsal de nuestro diario en Curuguaty y en el resto de la zona baja del departamento de Canindeyú durante 16 años, denunció en forma reiterada la manera en que operaba la narcopolítica en dicha zona del país.

En juicio, el Ministerio Público sostuvo que el exintendente de Ypejhú Vilmar Acosta Marques cumplió con las amenazas que había hecho contra Medina, quien incluso tuvo que vivir por un largo tiempo con guardia policial.

Este jueves, los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Janine Ríos y Benito González deben dar a conocer su veredicto respecto a la reprochabilidad de Vilmar “Neneco” Acosta Marques, acusado de instigar el homicidio en represalia por publicaciones realizadas por el periodista respecto a su vinculación con el narcotráfico y crímenes ocurridos en dicha zona del país.

Las notas periodísticas de Pablo sobre los marihuanales en la reserva del Mbaracayú, una red que ocultaba importantes cargamentos de las drogas en fosas acondicionadas en viviendas del lugar y la implicancia de miembros del clan Acosta en casos de ajusticiamientos, habrían determinado el ingreso del periodista en una “lista negra” en la que, a decir del testigo Casimiro Núñez, hermano del también asesinado Julián Núñez, Pablo figuraba en el número 4.

Los fiscales Sandra Quiñónez y Vicente Rodríguez hicieron hincapié en la contundencia de las evidencias presentadas por la Fiscalía, tales como testificales, informes de telefonías móviles, documentos y elementos varios incautados durante los allanamientos realizados durante la investigación, permiten concluir que “Vilmar Acosta Marques tuvo un control del hecho antes, durante y después de la materialización del homicidio”.

La convocatoria es para las 11:00 y como a pedido de la defensa se dispuso la división del juicio, en esta oportunidad el colegiado deberá expedirse únicamente sobre si las pruebas presentadas por la Fiscalía son suficientes para demostrar la culpabilidad del acusado.

De resolver que “Neneco” es reprochable, el juicio entra a una segunda etapa, en la que la eventual pena pasa a ser el objeto del debate. En esta fase, de nuevo las partes presentarán sus respectivos alegatos y a juzgar por los argumentos sostenidos por el Ministerio Público, además de la pena privativa de libertad, es prácticamente un hecho que se solicitará la aplicación de medidas de seguridad.

En ocasión de presentar sus alegatos finales, el abogado Ricardo Paredes sostuvo que la Fiscalía “armó” un montaje para involucrar a su defendido como instigador del homicidio del periodista Pablo Medina y de otros, entre ellos el del exintendente Julián Núñez. Para la defensa el objetivo es presentar a su defendido como un criminal en serie, de manera a lograr la imposición de medidas de seguridad.

Paredes afirmó que la Fiscalía no obró con objetividad y pretendió acomodar las evidencias para incriminar a su representado, pero no precisó cuál sería el motivo del supuesto plan.

El defensor también restó mérito a la declaración de la única sobreviviente del atentado, la hermana de Antonia, de quien incluso puso en duda su existencia, por no haberse presentado sin cédula en la audiencia de reconocimiento y en la testifical.

Paredes cuestionó a la Fiscalía por haber ingresado la declaración indagatoria del exchofer de su defendido Arnaldo Cabrera como prueba documental, al señalar que se trata de una prueba que “entró por la ventana”. En la misma, Cabrera relata detalladamente cómo su entonces patrón –molesto por sus publicaciones– encargó el asesinato de Pablo, acompañó la previa y festejó con la expresión “beleza pura” cuando le informaron que el atentado ya había sido materializado.

Antes del cuarto intermedio “Neneco” insistió en su inocencia y pidió su libertad, pues ya lleva casi 3 años en prisión. Don Pablo Medina, padre de Pablo, preguntó al acusado por qué mató a su hijo.

A su turno, Dyrcen Medina, hija del periodista, dijo que confía en el trabajo de la Fiscalía y pidió a los magistrados que tengan en cuenta las pruebas presentadas durante el juicio y mientras que el hermano de Pablo, Francisco, destacó que su hermano siempre trabajó con la verdad e imploró justicia al Tribunal.

Extensión de extradición

El eventual procesamiento de Vilmar “Neneco” Acosta Marques por transgresión a la Ley 1340 (Ley de drogas) artículo 27 está en manos del Supremo Tribunal Federal del Brasil.

A petición del fiscal de Curuguaty, Vicente Rodríguez, el juez penal de garantías de Curuguaty, Carlos Martínez, solicitó a la justicia brasileña la extensión de extradición, a los efectos de poder procesar a Neneco en nuestro país.

Antes de resolver la cuestión planteada, la justicia brasileña solicitó conocer la versión del procesado respecto al caso, motivo por el cual se fijó fecha para la audiencia indagatoria. Sin embargo, el político se negó a declarar y ni siquiera accedió a firmar el acta correspondiente.

El abogado Ricardo Paredes explicó que la negativa de Vilmar se debe a que la extradición fue concedida por Brasil solo para su procesamiento por el asesinato de nuestro periodista Pablo Medina y Antonia Almada, por lo que mal podría responder por un hecho punible distinto.

El letrado dijo que únicamente corresponde hacerlo en caso de que eventualmente se conceda la extensión de extradición.

Esta causa se abrió tras el hallazgo de una carga de droga en un allanamiento a la estancia Dos Naciones, ubicada en Ypejhú, el 22 de octubre del 2014, ocasión en que los intervinientes incautaron 148 kilos de marihuana prensada distribuidos en 128 panes y 120 bolsas de marihuana picada de un total de 3.000 kilos en un campamento.

Otro de los campamentos tenía 5 prensas de hierro y madera, y un cazabobo de fabricación casera, entre otras cosas. Tanto la droga como las prensas fueron incineradas, previa toma de las muestras correspondientes.

reconstruccionhecha

17º audiencia del juicio oral a Vilmar Acosta, en el departamento de Canindeyú
Por Jean Georges Almendras-22 de noviembre de 2017


Exactamente en el mismo lugar donde hace tres años –el 16 de octubre de 2014- fueron muertos a balazos el periodista Pablo Medina y su asistente Antonia Almada, se constituyeron los integrantes del Tribunal de Sentencia que entiende en el juicio oral y público contra el ex intendente Vilmar “Neneco” Acosta, sindicado como el autor intelectual del doble atentado. En la jornada de este lunes 20, calurosa como el día en que se cometió la emboscada a la camioneta del periodista, los integrantes del Tribunal, prácticamente dieron forma a una instancia muy peculiar, especialmente porque tanto los jueces, como los peritos de la policía científica, y los integrantes del Ministerio Público –encabezados por la Fiscal Sandra Quiñónez- hicieron un relevamiento de los diferentes puntos del camino donde se registró el hecho de sangre, que fueron registradas gráficamente, con el cometido de incluirlas en el expediente, que se viene procesando en el juicio oral en curso. . En la escena del hecho estuvieron presentes integrantes de la familia Medina, no así el acusado Vilmar Acosta, quien optó por ausentarse amparado en las normas legales vigentes.
La instancia judicial que nos ocupa, que se llevó adelante sin inconvenientes, se utilizó la misma camioneta que Pablo Medina guiaba el día 16 de octubre. El relevamiento de la escena del hecho, se realizó en el marco de un espectacular dispositivo de seguridad que insumió la presencia de numerosos policías fuertemente armados.
Cabe consignar que los abogados del acusado Vilmar Acosta, explicaron que su patrocinado optó por no acceder a asistir a la instancia judicial, ya que en todo momento se opuso a la realización de la misma. Según lo explicó la Fiscal Quiñónez , los testigos indicaron a los jueces de donde salieron los sicarios, y cómo fue encontrado el cuerpo de Pablo Medina y el de la joven Almada.

tribunalquejuzga1

El presidente del Tribunal de Sentencia, Ramón Trinidad Zelaya (centro), da indicaciones al actuario Marcos Giménez, durante la constitución de ayer. En primer plano, la camioneta en que el periodista de ABC Pablo Medina fue asesinado. / ABC Color


21 de Noviembre de 2017

MAGISTRADOS SE CONSTITUYERON AYER EN VILLA YGATIMÍ, CANINDEYÚ

Sin la presencia del acusado Vilmar Acosta, el Tribunal de Sentencia presidido por Ramón Trinidad Zelaya se constituyó ayer en el lugar donde Pablo Medina y Antonia Almada fueron asesinados el 16 de octubre del 2014.

VILLA YGATIMÍ, Canindeyú (Perla Silguero y Hugo Isasi, enviados especiales de ABC TV y ABC Cardinal; Alberto Núñez, corresponsal). En medio de un fuerte despliegue policial que incluyó a un centenar de agentes y acompañamiento con helicóptero, el Tribunal de Sentencia presidido por Ramón Trinidad Zelaya, los miembros titulares Janine Ríos y Benito González y la suplente Sofía Giménez se constituyeron ayer en el camino rural ubicado a 10 km de Villa Ygatimí, donde el periodista Pablo Medina fue víctima de atentado.

Además del escenario del crimen, los magistrados inspeccionaron el lugar donde se ocultaron los sicarios dos horas antes de que pase el periodista y la calle ubicada a 300 metros del lugar, donde hay una bifurcación que divide los caminos a Ypejhú y Crescencio González. El primero de ellos es el atajo que tomaron los sicarios tras el crimen.

El oficial Elvio Rojas, perito criminalístico, fue el testigo que más datos aportó, al precisar el lugar donde encontraron la camioneta, así como los rastros de la frenada brusca y los de las motos de los matones.

Según su explicación, el vehículo guiado por Medina se dirigía a Villa Ygatimí, de regreso de la zona de Crescencio González, cuando fue interceptado por dos personas, que salieron de una zona boscosa. Los presentes pudieron constatar que el lugar indicado era una zona boscosa, donde fácilmente se podía ocultar el biciclo. Así también percibieron los lugares detectados por las antenas de las telefónicas y el lugar de ubicación de los sospechosos.

Los abogados Ricardo Paredes y Vicente Alderete participaron de la diligencia en representación de Acosta, quien se excusó de ir al lugar. Paredes dejó constancia de su disconformidad con la participación de testigos en la diligencias pues a su criterio, corresponde únicamente en caso de reconstrucción.

La diligencia se extendió por dos horas y media, tras la cual los magistrados optaron por quedarse a descansar en Curuguaty. Por esta razón, el juicio oral y público prosigue mañana a las 09:30. A primera hora está prevista la declaración indagatoria de Vilmar a pedido del Brasil, en un proceso por posesión de marihuana.

Para fiscal, fue contundente

reconstruccion1

Vilmar Acosta Marques, alias “Neneco”, en medio de sus abogados Vicente Alderete (izq.) y Amelio Sisco (der.). El enjuiciado no estará hoy en la reconstrucción del crimen. / ABC Color

20 de Noviembre de 2017
LA DILIGENCIA ESTÁ PREVISTA PARA LAS 14:00 EN VILLA YGATIMÍ, CANINDEYÚ

La reconstrucción del crimen del periodista Pablo Medina y su acompañante Antonia Almada se llevará a cabo hoy en el lugar de la emboscada, en Villa Ygatimí, pero sin el enjuiciado Vilmar “Neneco” Acosta Marques.

Para las 14:00 de hoy está anunciada la constitución del Tribunal de Sentencia en el sitio exacto donde el 16 de octubre de 2014 fueron asesinados nuestro compañero corresponsal Pablo Medina Velázquez (53) y su acompañante Antonia Maribel Almada Chamorro (19), en un ataque al cual sobrevivió una hermana de esta última.

La testigo clave, de hecho, fue la que identificó mediante fotografías a los dos sicarios que perpetraron el ataque, que fueron el hasta ahora fugitivo Wilson Acosta Marques (46) y el detenido en Brasil Flavio Acosta Riveros (32).

La diligencia contará con la presencia del presidente del Tribunal de Sentencia, Ramón Trinidad Zelaya, y con la de los demás miembros Janine Ríos y Benito González, según los datos.

Pablo y Antonia fueron emboscados y asesinados en un camino rural de la colonia Itanaramí, en el distrito de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú (ver infografía).

Coincidentemente, la reconstrucción del hecho se llevará a cabo casi a la misma hora en la que las víctimas fueron ultimadas, supuestamente por orden del entonces intendente del municipio vecino de Ypejhú, el colorado Vilmar “Neneco” Acosta Marques, quien es hermano de Wilson y tío de Flavio.

Sin embargo, “Neneco” aparentemente no participará de la reconstrucción, a pedido de sus abogados.

Los que sí fueron convocados para estar presentes en ese momento son, por ejemplo, algunos de los policías y funcionarios del Ministerio Público que participaron del levantamiento de los cadáveres y los que posteriormente fueron asignados para investigar el doble homicidio.

El procedimiento judicial va a ser muy útil para corroborar los datos proporcionados por las empresas de telefonía celular, sobre las llamadas que hicieron los involucrados y la ubicación de los mismos en cada momento del desarrollo del seguimiento que le hicieron al periodista hasta la emboscada fatal.

Tras la diligencia en Villa Ygatimí, el Tribunal de Sentencia tendrá que reanudar en Asunción el juicio al supuesto mandante del crimen, “Neneco” Acosta Marques, tal como se viene haciendo desde hace varias semanas en el Palacio de Justicia.

presentancruce1

El juicio contra el exintendente de Ypejhú continuó esta mañana. / Juan Ramón Avila, ABC Color

15 de Noviembre de 2017

El juicio oral y público contra Vilmar Neneco Acosta, exintendente de Ypejhú, por el asesinato del periodista Pablo Medina y Antonia Almada, continuó esta mañana. Fue presentado el cruce de llamadas de los sindicados como autores del hecho.

El fiscal Vicente Rodríguez detalló que las pruebas documentales que exhibieron hoy ante el Tribunal de Sentencia fueron con respecto al cruce de llamadas y las ubicaciones de los sindicados como autores materiales e intelectuales del asesinato del periodista de ABC Color Pablo Medina.

Por otra parte, el Tribunal se encuentra trabajando en la constitución de las partes para realizar la reconstrucción del hecho en la zona de Ygatymi, según informó la periodista de ABC Perla Silguero. La próxima semana se tendría una fecha definida y Vilmar Neneco Acosta deberá optar por asistir o solo enviar a sus abogados.

Este juicio fue iniciado el 23 de octubre de este año. El tribunal de sentencia está presidido por Ramón Trinidad Zelaya. Acosta está acusado de ser el autor moral el asesinato de Pablo Medina y de Antonia Almada, acribillados el 16 de octubre de 2014, en Villa Ygatimí.

impactante1

Esposado, Vilmar “Neneco” Acosta ingresa a la sala de juicio oral, donde es juzgado por doble homicidio. / ABC Color

15 de Noviembre de 2017

JUICIO ORAL Y PÚBLICO AL EXINTENDENTE DE YPEJHÚ POR DOBLE HOMICIDIO

La lectura de informes policiales y exposición de videos de los procedimientos realizados y las pruebas recabadas dejaron al descubierto ayer toda la brutalidad con que el periodista Pablo Medina y su acompañante Antonia Almada fueron ejecutados. Ambos sufrieron pérdida de masa encefálica por los disparos recibidos.

Entre los documentos recibidos por el Tribunal de Sentencia en el juicio oral y público al exintendente de Ypejhú Vilmar “Neneco” Acosta están los informes de los forenses intervinientes, que detallan el estado en que quedaron los cuerpos de las víctimas, tras el mortal ataque registrado aquel fatídico 16 de octubre del 2014, en las cercanías de Villa Ygatimí.

Medina presentaba una herida de unos 12 cm en la cabeza, causada por escopeta calibre 12 mm, disparo que además le destrozó el antebrazo izquierdo (con herida de 8 cm y pérdida de masa muscular) e hirió la mano derecha. Además, nuestro corresponsal en Curuguaty tenía otras heridas en la cara, cuello y hombro, todas de pistola calibre 9 mm.

Antonia Almada, quien iba en el asiento del acompañante, recibió un disparo en la frente y otro en el hombro, calibre 9 mm.

También ayer se procedió a la lectura de los informes policiales de los distintos trabajos realizados tales como informe balístico, inspección del escenario del crimen y de los trabajos de inteligencia realizados en la zona. Uno de ellos precisó que todas las vanillas servidas fueron halladas del lado izquierdo del rodado.

“Hoy también se agregó el informe que el Ministerio Público solicitó a la Municipalidad de Ypejhú sobre si Arnaldo Cabrera era funcionario de la Municipalidad, que se constató que lo era, es importante porque él utilizaba el teléfono de él, porque estaban todo el tiempo juntos”, comentó el fiscal Vicente Rodríguez.

El juicio por doble homicidio continúa hoy, a partir de las 8:30.

pruebas1

Vicente Rodríguez, fiscal de Curuguaty, quien acusa a Vilmar Acosta, con su colega Sandra Quiñónez. / ABC Color

14 de Noviembre de 2017

El fiscal Vicente Rodríguez, quien lleva adelante la acusación contra Vilmar Acosta en forma conjunta con su colega Sandra Quiñónez, sostuvo que las pruebas que tiene el Ministerio Público contra el ahora acusado y su sobrino Flavio Acosta, actualmente preso en el Brasil, son irrefutables.

“Contra Flavio tenemos justamente las llamadas que hacía él a Wilson, que hablaban con Vilmar, en el trayecto de Pablo Medina viniendo a la colonia Crescencio González y luego retirándose. En este lapso, Flavio coordinaba los trabajos que se iban a realizar ese día y ¿cómo se comprueba eso? Con las antenas de la zona que demuestran exactamente en qué lugar se encontraban Flavio y Wilson en el día del hecho y esos son informes técnicos, pruebas irrefutables”, explicó Rodríguez.

Flavio Acosta Riveros, quien presentó documentos que lo identifican como Flavio Valerio de Assunção, ciudadano brasileño, para eludir el proceso por doble crimen en el Paraguay, está sindicado como la persona que realizó el seguimiento a las víctimas y participó en la ejecución, en la emboscada que tuvo lugar en un desolado camino rural de Villa Ygatimí.

El Supremo Tribunal Federal descartó la extradición de Flavio al Paraguay, ante la posibilidad de que sea brasileño, pero dejó abiertas dos opciones: volver a estudiar el pedido o juzgarlo en el Brasil. La jueza de Curitiba Gabriela Hardt ya notificó a la fiscalía para que presente la acusación en 30 días.

tribunalrecibe1

El abogado Amelio Sisco (sentado) indica al actuario Marcos Giménez las publicaciones que solicitó que sean leídas en juicio. Lo observan el abogado Vicente Alderete (izq.) / ABC Color


14 de Noviembre de 2017 
NUESTRO CORRESPONSAL EN CURUGUATY DENUNCIÓ AL “CLAN ACOSTA” POR VARIOS ILÍCITOS
Numerosas publicaciones del periodista Pablo Medina respecto a la implicancia de Vilmar Acosta en ilícitos, hacen parte del cúmulo de pruebas recibidas ayer por el Tribunal que juzga al político por doble homicidio.

“Cae en el Brasil hermano de intendentable”, “Trasladan a Sete Quedas a narco”, “Presunto narco amedrenta a periodista”, “Periodista, obligado a andar con guardia por amenaza de político”, “Implican a dos sicarios ligados a intendente en secuestro de un joven”, “Hallan cuerpo de un joven raptado” son los títulos de algunos de los más de cien artículos publicados en ABC por nuestro corresponsal en Curuguaty desde el año 2010, inclusive, entre otros documentos.

La tesis sostenida por la Fiscalía en juicio es que precisamente Vilmar “Neneco” Acosta Marques instigó el crimen de Pablo Medina, en represalia por las reiteradas publicaciones que el mismo realizaba por su presunta responsabilidad en ilícitos.

Según esta teoría, la “gota” que colmó el vaso fue la investigación que realizaba Medina sobre la presunta responsabilidad de Vilmar en el asesinato del exintendente de Ypejhú, Julián Núñez, principal adversario político de “Neneco”, baleado en la vía pública el 1 de agosto de 2014.

El informe del comisario Gilberto Fleitas, que especifica el itinerario realizado por los sospechosos el día del crimen, coincidentes en lugar y hora con la víctima, es otra de las pruebas introducidas en juicio ayer.

Una vez concluida la etapa de recepción de las pruebas documentales, el colegiado deberá constituirse en el lugar en que se materializó el crimen, un camino rural en las cercanías de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú.

Posteriormente, el acusado tendrá nuevamente ocasión de prestar declaración indagatoria, para dar su versión al Tribunal, antes de que las partes presenten sus alegatos finales.

Juicio es por doble crimen

Este juicio, iniciado el 23 de octubre pasado, está a cargo del tribunal de sentencia presidido por Ramón Trinidad Zelaya e integrado por Janine Ríos y Benito González. El político Vilmar Acosta está acusado de instigar el crimen de Pablo Medina y Antonia Almada, acribillados el 16 de octubre del 2014, en Villa Ygatimí. El juicio sigue hoy a las 08:00.

diputadav
10ma audiencia en el juicio oral a ex intendente Vilmar Acosta, en Asunción
Por Jean Georges Almendras- martes 7 de noviembre de 2017

Desde la hora 7:00 de hoy venía declarando en el Congreso Nacional (y en un hecho sin precedentes en el Paraguay) la diputada Cristina Villalba, “La Madrina del Norte”, en el marco del juicio oral y público al ex intendente de Ypejhú, Vilmar Acosta. A tales efectos el Tribunal de Sentencia, debió constituirse en un sector del recinto parlamentario, a donde también debió ser conducido el imputado Vilmar “Neneco” Acosta. La instancia de ésta jornada, entonces, se venía cumpliendo bajo ésta modalidad, totalmente inédita en el Paraguay, que aunque legal, entendemos que resulta ser escandalosa e inmoral, desde todo punto de vista. Una modalidad que no podemos evitar de calificarla como anti ética y absolutamente incomprensible desde nuestro ángulo, interpretándola más bien, como una prepotencia de parte de la legisladora, tomando en cuenta que de ella habría surgido tal iniciativa, en virtud de haberse negado a ir al Palacio de Justicia, como le habría correspondido. En cuanto a la jornada previa (la de ayer lunes 6 de noviembre) en el Palacio de Justicia prestaron declaración, funcionarios policiales que tomaron intervención en las investigaciones del doble crimen.

Entre los funcionarios que dieron su testimonio se encontraban el Sub Oficial César David González y el Comisario Gilberto Fleitas. Este último, uno de los principales investigadores, quien en sus dichos fortaleció la hipótesis que vincula a Vilmar “Neneco” Acosta con el doble asesinato, dejando bien en claro que esa vinculación está científicamente comprobada.

Minutos antes de su declaración testimonial, en diálogo con la corresponsal del diario ABC Color, dijo que las pruebas que presentaron en su momento, que incluyen una reconstrucción total de los movimientos y cruces de llamadas y localización de los presuntos autores del crimen, se mantendrán.

“Mi posición no va a variar, o sea la posición institucional se mantiene; todas esas informaciones que se daban en un principio están documentadas y formalizadas. Nosotros no saldremos de eso. La postura nuestra, como responsables de la investigación, será siempre la misma”

Y efectivamente fue la misma porque el oficial declaró: “Al día siguiente del hecho fuimos con el equipo a la ciudad de Curuguaty. Buscamos los antecedentes, informaciones o conflictos que había tenido Pablo con la familia Acosta. Tras una reunión con todo el equipo de investigadores y los fiscales intervinientes fuimos realizando el trabajo de campo. En el transcurso de la investigación surgen algunas informaciones hacia la zona de Ypejhú. Se individualiza a uno de los hermanos Acosta ya como sospechoso del crimen. Realizamos allanamientos en la casa de Vilmar Acosta. Se hallaron evidencias como cartuchos, chalecos antibalas en desuso. Estaba el hijo de Vilmar con un celular donde estaban registrados varios números del padre y hermano de Vilmar”

“Hubo información importante en la zona de cuatro bocas. Una persona visualizó a uno de los sobrinos de Vilmar, Flavio Acosta, preguntando si la camioneta pertenecía a Pablo Medina, y empieza a llamar. Hicimos los registros de llamadas. Las llamadas coincidían con los datos que teníamos. A las once horas llega Pablo a la zona de Crecencio González. Teníamos el teléfono de Flavio Acosta y también a esa hora ya estaba marcando la antena y a partir de allí se comunica constantemente con el señor Vilmar Acosta y el señor Wilson Acosta. En ese momento Wilson se mantenía en la zona de Ypejhú”

“A las 14 y 30 horas, tanto el señor Flavio Acosta como Wilson, ya estaban en el lugar donde ocurrió el hecho. Pudo haber utilizado una calle paralela, Wilson, desde Ypejhú hasta el lugar del hecho. Posterior a la comisión del hecho los sindicados se dirigieron a la zona de Ypejhú. El señor Flavio en todo momento le estaba siguiendo a Pablo a bordo de su biciclo. Estuvimos analizando cómo habían ocurrido los hechos. Hemos concluido policialmente autores materiales:a Flavio Acosta y Wilson Acosta, y como autor intelectual a Vilmar Acosta”

“Según investigaciones de la Policía, se han encontrado publicaciones permanentes de Pablo Medina contra el ex intendente de Ypejhú; también encontraron una querella de parte de Vilmar Acosta contra Pablo Medina; también encontramos publicaciones de Pablo que se habían encontrado restos óseos en la propiedad del padre de Vilmar . El vehículo de la Intendencia se utilizaba para el transporte de estupefacientes”

El testimonio del Comisario Gilberto Fleitas, resulta a las claras sumamente vital para incriminar al clan Acosta. Su testimonio, fue literalmente, el plato fuerte de la jornada. No obstante, al finalizar la audiencia, sobrevendría una novedad no menos trascendente, pero no por ser reveladora, sino por tratarse de una inusitada y nada ética situación, relacionada directamente con el juicio oral y público al ex intendente Vilmar Acosta. El cierre de jornada trajo como novedad, que en la siguiente audiencia –la de hoy martes 7 de noviembre- la diputada accedería a declarar pero en las instalaciones del Congreso Nacional, en uso de una de sus facultades como parlamentaria y dentro del marco legal, para casos de una indagatoria testimonial.

Esta situación, que por primera vez se ha dado en la historia de los casos judiciales del Paraguay, trajo como consecuencia que el Tribunal de Sentencia se constituyese en la sede parlamentaria, con el aditamento de que el imputado fuese igualmente conducido al Congreso, como forma de garantizar sus derechos, en el sentido de que éste pueda escuchar el testimonio de la declarante Cristina Villalba.

Un hecho insólito y que nos lleva a hacernos una o más preguntas, dirigidas naturalmente a la legisladora del Partido Colorado, Cristina Villalba: ¿Qué pretendió ella al negarse a declarar en el Palacio de Justicia? ¿Qué motivaciones tuvo para poner en práctica un mecanismo, que si bien es legal, no deja de ser en extremo llamativo? ¿Qué mensaje está dándonos a todos, ésta legisladora del partido de Gobierno, en un caso sensible para la sociedad paraguaya? ¿Fue para ella muy oprobioso aceptar acudir al Palacio de Justicia?

Preguntas y respuestas, pueden formularse por doquier. Pero la conclusión será siendo única: fue una opción legal, pero fue igualmente una opción de la legisladora, en extremo desafortunada y con ribetes de escándalo político, por su alto tenor de inmoralidad, dadas las características mediáticas y sensibles, del hecho criminal que se investiga.

Particularmente, cuando el doble crimen de Pablo Medina y Antonia Almada, puso sobre el tapete público un tema muy árido y muy vigente: el de la corrupción del sistema político paraguayo, como marco del doble atentado.

Obviamente, no fue nada feliz, que la disputada Villalba eligiese como camino suyo, ejercer su poder, para ser declarante, en un caso que desde el primer momento la tuvo (y la sigue teniendo) bajo la mira de una sociedad que conoce muy bien, su sospechosa vinculación con el ex intendente, en lo que actividades se refiere.

Pero bueno, así se plantearon las cosas. En nuestra próxima entrega conoceremos sus dichos y sus pareceres, y sus verdades, relacionados con el doble crimen.

----------------

*Foto de Portada: www.abccolor.com

jueves 26 de octubre de 2017

El comisario Américo Alvarenga, uno de los diez testigos que declararon ayer en el juicio oral por la muerte de Pablo Medina y Antonia Almada, dijo que había dos personas que estuvieron ocultas a la espera del periodista.
Ayer continuó el juzgamiento del ex intendente de Ypejhú Vilmar Neneco Acosta, acusado como instigador del crimen. Fue ante los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Benito González y Janine Ríos.

Además de Alvarenga, declararon el policía Sebastián Ramírez Delgadillo, el ex intendente Emigdio Morel Verón, el perito Elvio Rojas Peña, a más de los agentes Teodoro Rodas Oliveira, Carlos Matías Suárez y Walter Daniel Sánchez.

También testificaron Juan Benito Cardozo y los peritos Alberto Velázquez Saldívar y Pedro Omar Rodríguez.

INTERVENCIÓN

En su testifical, el comisario Américo Alvarenga, ex jefe de la Comisaría de Villa Ygatimí, refirió que ese jueves 16 de octubre de 2014 tenía la tarde libre.

Indicó que recibió la llamada del padre de Antonia Almada, que le avisó que le mataron a Pablo Medina y que él auxiliaba a sus hijas.

Remarcó que se cambió y fue hasta el lugar del crimen, registrado en un camino vecinal. Alvarenga recordó que llegó diez minutos después de los intervinientes. Cuando llegó, Pablo Medina ya estaba muerto en su camioneta.

El cuerpo sin vida estaba con la cabeza baja, con una herida de bala, y varias otras en el cuerpo, explicó. Hallaron vainillas servidas de pistola 9 mm. y escopeta calibre 12. También dijo que había rastros de unos 5 a 7 metros de frenada del rodado y que cerca del lugar, al costado del camino, entre matorrales, halló huellas de botas de dos personas.

Dedujo el comisario por las huellas que no estuvieron mucho tiempo y que se nota que estaban esperando en el sitio a que pasara Medina.

Declaró que el cadáver de Pablo Medina tenía tatuajes, señal de que los disparos se hicieron a corta distancia, entre 5 y 15 centímetros.

El ex intendente de Ypejhú Emigdio Morel señaló que al día siguiente le llamó Vilmar Acosta y le dijo que le culpaban de la muerte del periodista. Le pidió que atendiera a unas personas y que iba a hablar con un abogado para presentarse a la Justicia.

tribunalrechaza1

Esposado, el acusado Vilmar “Neneco” Acosta es conducido a la sala de juicio oral y público por el Crio. Princ. Feliciano Cáceres. No hizo declaraciones a la prensa. / ABC Color

24 de Octubre de 2017

CRIMEN DEL PERIODISTA PABLO MEDINA Y LA JOVEN ANTONIA ALMADA

Con el rechazo de varios incidentes planteados por la defensa del exintendente de Ypejhú Vilmar Acosta, con el fin de anular la acusación y pruebas claves, se desarrolló ayer el primer día del juicio oral y público por el homicidio del periodista de ABC Color Pablo Medina y su acompañante Antonia Almada, ocurrido el 16 de octubre de 2014. La audiencia prosigue hoy a las 8:00 y la defensa ya anunció nuevos recursos.

El Tribunal de Sentencia, presidido por Ramón Trinidad Zelaya e integrado por Janine Ríos y Benito González como miembros titulares y Sofía Giménez como suplente, resolvió todos los incidentes planteados por la defensa de Acosta, en una jornada que se extendió hasta la tarde.

Incidente de nulidad del acta de elevación a juicio oral, de nulidad de acusación, exclusión probatoria de informes de telefónicas, de informes de Investigación de Hechos Punibles y del Dpto. Homicidios y de la declaración del testigo Hilario González realizada como anticipo jurisdiccional de prueba y excepción de falta de acción son los planteamientos de la defensa que han sido rechazados.

La defensa alegó que la acusación carece de descripción de la conducta delictiva, que el acta de elevación a juicio habría sido elaborada con antelación, que algunas pruebas tales como informe de telefónicas y cruce de llamadas fueron producidas en violación a los derechos de su defendido, porque vulneran su derecho a la intimidad.

La defensa incluso solicitó posponer el juicio para esperar la extradición del sobrino de Neneco, Flavio Acosta –preso en el Brasil– con el argumento de que su cliente no podría ser juzgado por autoría moral de un crimen, cuando no se ha juzgado y probado aún la autoría material de aquel.

Los fiscales Sandra Quiñónez y Vicente Rodríguez solicitaron el rechazo de dichos planteamientos por falta de fundamentos y destacaron que varios de ellos ya habían sido rechazados en la audiencia preliminar, mientras que otros se plantearon fuera del plazo legal previsto para ello.

Tras conocer la decisión del Tribunal, la defensa planteó reposición (que revea la resolución), igualmente descartada. El abogado Vicente Alderete anunció la presentación de una excepción de inconstitucionalidad.

Por otro lado, el colegiado hizo lugar a la inclusión de los testimonios de Carlos Alberto Balbuena y Vilma Gadea Romero y a la división del juicio, por lo que primeramente se resolverá si Neneco es culpable y, luego, se procederá al estudio de la eventual sanción.

En este sentido, el fiscal Rodríguez destacó que tienen suficientes pruebas de la responsabilidad de Vilmar en el hecho acusado, cuya expectativa de pena es de hasta 30 años de pena privativa de libertad y no se descarta la aplicación de otros 10 años de reclusión, en carácter de medida de seguridad.

Discusión durante el receso

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139