Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

pablo medina con la mira puesta en la justicia250


Hoy se cumplen cuatro años del homicidio del periodista de ABC Color Pablo Medina Velázquez y de su acompañante Antonia Almada. Uno de los supuestos autores materiales continúa prófugo. En Canindeyú expresan que sigue ahí.

       
Imágenes
Pablo Medina Velázquez, corresponsal de ABC Color, asesinado hace cuatro años por sicarios del narcotráfico. / abcAMPLIAR
Las amenazas se convirtieron en un hecho. A las 14:23 del 16 de octubre de 2014, dos hombres vestidos con uniforme militar detuvieron la camioneta en la que viajaban Pablo Medina, Antonia Almada y una hermana de esta.

Los tres regresaban de una cobertura periodística realizada cerca del límite de Canindeyú con el departamento de San Pedro. Campesinos le habían pedido ayuda a Pablo para denunciar una plaga que afectaba sus cultivos.

En un camino de la colonia Itanaramí, a 10 kilómetros del casco urbano del distrito de Villa Ygatimí (Canindeyú), desconocidos obligaron a nuestro corresponsal a detener la marcha de su vehículo.

Uno de ellos se acercó hasta la ventana del conductor y apenas confirmó que se trataba del periodista de ABC Color, con su cómplice empezaron a disparar.

Una vez cometido el asesinato (con escopeta y pistola 9 mm), huyeron en motocicletas usando caminos alternativos para llegar hasta la zona de Ypejhú, en la frontera con Brasil, desde donde habían sido enviados para cometer el crimen.

Intendente vinculado

La investigación fiscal reveló que el autor moral del doble asesinato fue el entonces intendente del distrito de Ypejhú, Vilmar “Neneco” Acosta Marques (ANR, Honor Colorado). Las pesquisas realizadas comprobaron que el citado coordinó y monitoreó el asesinato del periodista de ABC Color por teléfono.

Acosta Marques había amenazado en reiteradas ocasiones a Medina como consecuencia de las publicaciones que lo vinculaban con el narcotráfico. Un Tribunal de Sentencia condenó al político narco el año pasado, a 30 años de cárcel.

En el departamento de Canindeyú tenía fuertes vínculos con la diputada cartista Cristina Villalba y el entonces gobernador cartista Alfonso Noria. Dicha parlamentaria llegó a intermediar por el hoy condenado ante el entonces fiscal general, Javier Díaz Verón.

Uno preso, otro prófugo

Los autores materiales fueron identificados como Wilson Acosta Marques y Flavio Acosta Riveros, hermano y sobrino de Neneco, respectivamente. El primero mencionado sigue prófugo. Algunas versiones lo ubican en Brasil aunque pobladores de Canindeyú creen que sigue escondido en la zona baja de ese departamento. En el vecino país lo buscan por varios crímenes.

Flavio Acosta Riveros fue apresado en Pato Branco, Brasil, el 9 de enero de 2016, al ser denunciado por violencia doméstica. Como fue declarado ciudadano brasileño, no puede ser extraditado a nuestro país. En las próximas semanas debe iniciarse en Brasil su histórico enjuiciamiento por el atentado que cometió en el Paraguay. Cuatro años después, la justicia sigue en deuda.
http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/hace-4-anos-el-narcotrafico-asesino-a-pablo-medina-y-a-antonia-almada-1750188.html

 

a cuatro 1

Pablo Medina y una de sus acompañantes fueron acribillados en la camioneta con escopeta y pistola. Sucedió hace cuatro años en Canindeyú. / ABC Color


15 de Octubre de 2018

DOLOR INSUPERABLE
Por Iván Leguizamón

Mañana se cumplen cuatro años del asesinato del periodista de ABC Color Pablo Medina Velázquez y de su acompañante Antonia Maribel Almada Chamorro. El mandante ya está condenado. Un cómplice también. Uno de los autores materiales está a punto de afrontar un histórico juicio en Brasil. Solo resta la detención del otro tirador.

1. El atentado:

-El doble asesinato ocurrió a las 14:32 del jueves 16 de octubre de 2014, en un camino de la colonia Itanaramí, distrito de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú, en las coordenadas geográficas 24º 04’ 21.40” S, 55º42’ 53.80” W.

El periodista Pablo Medina Velázquez, la joven Antonia Maribel Almada Chamorro y una hermana de esta regresaban de una cobertura periodística cerca del límite con el departamento de San Pedro, donde el corresponsal fue a atender una denuncia ciudadana sobre un ataque de una plaga a cultivos de mandioca. Estos detalles fueron consignados por Pablo en su último mensaje enviado al grupo de WhatsApp de la sección Interior de ABC Color.

Las tres personas se dirigían hacia Curuguaty y les faltaban 55 kilómetros de recorrido. Viajaban en una camioneta Mitsubishi L-200 blanca, doble cabina, manejada por el comunicador.

2. Las víctimas:

–Pablo Medina Velázquez, en aquel entonces de 54 años de edad, nacido en Yaguarón, departamento de Paraguarí, el 27 de noviembre de 1960.

Creció con sus padres y hermanos en Capiibary, departamento de San Pedro, hasta que formó su propia familia y se mudó a Curuguaty, departamento de Canindeyú.

En esta región, trabajó como corresponsal de ABC Color desde 1998 hasta su muerte. Otros dos hermanos de Pablo que también ejercían el periodismo en radios locales, Salvador y Digno Salomón fueron asesinados por la mafia en 2001 y 2002, respectivamente.

–Antonia Maribel Almada Chamorro, quien tenía 19 años cuando fue asesinada, nació en Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú, el 1 de julio de 1995.

Vivía transitoriamente en Curuguaty, donde ejerció varios empleos y pretendía seguir una carrera universitaria. Casualmente, el día de la tragedia le pidió a Pablo Medina que la llevara a ella y a una hermana hasta la casa de sus padres, en Villa Ygatimí.

3. El mandante:

–Vilmar Acosta Marques, alias “Neneco”, actualmente de 43 años de edad. Era intendente de Ypejhú, departamento de Canindeyú, en el momento en que ordenó y coordinó por teléfono el atentado contra el periodista de ABC Color Pablo Medina Velázquez, a quien venía amenazando previamente e incluso, llegó a querellar por difamación, calumnia e injuria.

Fue capturado en Caarapó, Brasil, el 4 de marzo de 2015, y luego extraditado a Paraguay, el 17 de noviembre del mismo año.

Un Tribunal de Sentencia lo condenó a una pena ordinaria de 30 años de cárcel, más otros nueve años como medida de seguridad, en un juicio que terminó el 19 de diciembre de 2017.

Desde que llegó de Brasil, guarda reclusión en la penitenciaría nacional de Tacumbú.

4. Los ejecutores:

–Wilson Acosta Marques, alias “Milico”, actualmente de 47 años de edad. Es hermano del mandante Vilmar.

Simulando ser un militar y mediante señas detuvo la camioneta en medio del camino, después le preguntó en guaraní si se trataba de Pablo Medina y por último abrió fuego con una escopeta calibre 12 que le destrozó la cabeza al corresponsal.

Estaría escondido en Brasil, donde de hecho también es buscado por varios crímenes, como el de un agente de la Policía Militar.

Es el único involucrado directo que aún está prófugo. Su detención podría significar el cierre definitivo del caso y un consuelo para las familias afectadas.

–Flavio Acosta Riveros, quien ahora tiene 33 años de edad. Es sobrino del mandante Vilmar y del otro autor material, Wilson.

Acribilló la camioneta de Pablo Medina con una pistola calibre 9 milímetros, posicionado desde el lado de la ventanilla del acompañante del conductor.

Fue apresado en Pato Branco, Brasil, el 9 de enero de 2016, luego de agredir a su concubina.

Actualmente está encerrado en la cárcel de Foz de Yguazú.

Como fue declarado ciudadano brasileño, no puede ser extraditado a nuestro país.

En las próximas semanas debe iniciar en Brasil su histórico juicio por el atentado en Paraguay.

5. El cómplice:

–Arnaldo Javier Cabrera López, alias “Tapicero”, de 41 años de edad.

Fue chofer de Vilmar mientras este era intendente de Ypejhú y hasta el día del crimen de Pablo Medina y Antonia Almada.

Desde el celular de Cabrera, “Neneco” coordinó la ejecución del atentado.

Fue capturado en un monte de Ypejhú, departamento de Canindeyú, el 8 de diciembre de 2014.

Recibió una sentencia de cinco años de cárcel por omisión de dar aviso de un hecho punible. Su juicio terminó el 21 de marzo de 2016. Está preso en la Agrupación Especializada.

procesadopor1

Flavio Acosta Riveros cuando fue detenido. Se lo sindica como uno de los supuestos sicarios del periodista Pablo Medina. / ABC Color


13 de Setiembre de 2018

EN CURITIBA, BRASIL, SE LLEVA ADELANTE ESTA CAUSA PENAL
Por primera vez un ciudadano paraguayo afrontará un juicio en Brasil, por un crimen cometido en Paraguay. Flavio Acosta Riveros está acusado por el doble homicidio del cual fueron víctimas el periodista de ABC Pablo Medina y Antonia Almada.

La jueza federal Gabriela Hardt elevó la causa a un Jurado Popular de Curitiba, Brasil, para el supuesto sicario.

En una entrevista concedida a ABC, el Dr. Vidal Cunha, magistrado y catedrático brasileño, durante una visita a nuestro país explicó el sistema de proceso en ese país.

“El proceso de juzgamiento en el Brasil funciona en dos fases: en una primera fase se llama juicio de culpa, donde el juez, en este caso juez federal, analiza si existen indicios mínimos de existencia de autoría y de la existencia de crimen doloso contra la vida. Van a ser escuchados los testigos, será interrogado el preso y entendiendo que si existen estos indicios dicta una decisión llamada decisión de pronuncia, que es el encaminamiento de esa persona al tribunal popular o ‘Tribunal do Júri’”, indicó.

En esta etapa, vía teleconferencia declararon 11 testigos paraguayos.

“Admitida la competencia del Tribunal do Júri, el juez designa una sesión de juzgamiento y ese día sortea el jurado y ese día promueve el juzgamiento ante el Jurado. Ahí son oídos nuevamente los testigos de la acusación y la defensa, el requerido es nuevamente interrogado y al final el tribunal resuelve sin la participación del juez. Al juez cabe solamente establecer la pena, si resuelven por mayoría que es culpable”, explicó.

El juzgamiento se hace en una sola audiencia explicó. “El juzgamiento del TJ se hace en una audiencia única. Puede durar más de un día pero es una sola sesión. Tal es así que los integrantes del Tribunal, desde el momento que asumen el compromiso y prestan el juramento, ya no pueden salir del tribunal ni comunicarse con nadie. La incomunicación se levanta tras el fallo”.
Flavio Acosta Riveros fue detenido el 9 de enero de 2016, también en Brasil, específicamente en una casa de la localidad de Pato Branco, estado de Paraná, luego de que fuera denunciado por violencia doméstica por su concubina brasileña.

Por su nacionalidad brasileña no fue extraditado a Paraguay.

Sin embargo, será juzgado por el crimen ocurrido el 16 de octubre de 2014 ciudad de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú, a 305 kilómetros de Asunción.

Destacan la decisión

La fiscala general del Estado Sandra Quiñónez destacó que por primera vez un paraguayo será juzgado por la justicia de Brasil.

Señaló que todavía esto llevará un buen tiempo y que cuando llegue el momento resolverá si una comitiva del Ministerio Público acompaña el juzgamiento.

Hasta antes de ser nombrada fiscala general, Quiñónez tuvo a su cargo esta causa que tiene como condenado a Vilmar Acosta Marques y prófugo a Wilson Acosta Marques, El juez de este caso es Carlos Martínez.

juiciode1

Flavio será juzgado en Brasil por el doble crimen que habría cometido en Paraguay. / ABC Color


12 de Setiembre de 2018 10:10
Por primera vez, Paraguay logró una transferencia de procesos penales a otro país. Flavio Acosta, sobrino de “Neneco”, será juzgado en Brasil por el homicidio del periodista de ABC y su acompañante. El fiscal de Asuntos Internacionales destacó el logro.


Una Corte de Jurado Popular juzgará a Flavio Acosta Riveros, sobrino de Vilmar “Neneco” Acosta, por el homicidio del periodista de ABC Color Pablo Medina y su acompañante Antonia Almada, cometido en Paraguay. Este dato fue confirmado esta mañana por el fiscal de Asuntos Internacionales, Manuel Doldán, quien destacó el valor de este primer logro en torno al caso.

“Es una conquista del sistema de justicia penal paraguayo. Es la primera vez en la historia que Paraguay hace una transferencia de proceso y, diría que, con todo éxito”, expresó Doldán en contacto con ABC Cardinal. El doble asesinato ocurrió el 16 de octubre de 2014, en Villa Ygatimi en el departamento de Canindeyú.

El fiscal explicó que se obtuvo la "pronuncia" de la Justicia Federal del Paraná, que decidió elevar el caso a la corte del Jurado Popular, que debe estar conformado por un juez profesional y 7 testigos. El juicio se realizará en Curitiba.

La jueza federal Gabriela Hardt analizó las pruebas del crimen, escuchó a los testigos, agentes fiscales y a los peritos paraguayos que intervinieron a través de una videoconferencia. A raíz de eso, concluyó que hay elementos suficientes para que sea juzgado por la Corte Popular.

El doble homicidio había sido ordenado por el exintendente de Ypejhu Vilmar "Neneco" Acosta Marques, quien fue extraditado a Paraguay en 2015 y condenado a 39 años de cárcel. La acusación sindica como autores materiales del crimen a Wilson Acosta Marques y Flavio Acosta Riveros, hermano y sobrino del político, respectivamente. El primero está prófugo.

El móvil del crimen fueron las publicaciones realizadas por nuestro corresponsal en Curuguaty, referentes al nexo entre el clan Acosta y el narcotráfico y distintos crímenes registrados en la zona.

El móvil en que viajaban ambas víctimas fue emboscado en un camino rural del distrito de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú. La hermana de Antonia Almada, quien se encontraba en el asiento trasero de la camioneta, resultó ilesa en el ataque.

flavio acosta riveros cuando fue detenido en brasil


Histórico juzgamiento en Brasil de uno de los asesinos de Pablo Medina


La justicia de Brasil inició el proceso preliminar contra Flavio Acosta Riveros, de 33 años, quien fue uno de los dos autores materiales del asesinato de nuestro compañero corresponsal Pablo Medina Velázquez. Es el primer paso para llegar al jurado.

El fiscal Vicente Rodríguez, quien quedó al frente de la investigación luego de que Sandra Quiñónez fuera designada como fiscala general del Estado, confirmó ayer a ABC Color que la etapa preliminar contra el sicario Flavio Acosta Riveros ya está en desarrollo en la ciudad brasileña de Curitiba, capital del estado de Paraná, ubicada a 970 kilómetros de Asunción.

El juzgamiento está a cargo del 13° Juzgado Federal de Curitiba e impulsado por el Ministerio Público Federal del Brasil, aunque con las pruebas y los testimonios aportados por la Fiscalía de Paraguay.

Flavio Acosta Riveros y su tío el fugitivo Wilson Acosta Marques, quien actualmente tiene 46 años, mataron al periodista de ABC Color Pablo Medina Velázquez y a la acompañante de este, Antonia Maribel Almada Chamorro, a las 14:33 del jueves 16 de octubre de 2014 en la ciudad de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú, a 305 kilómetros de Asunción. Flavio usó una pistola y Wilson una escopeta.

diputada1

Vilmar Acosta Marques, condenado como autor moral del crimen de Pablo Medina y Antonia Almada. / ABC Color

19 de Marzo de 2018

El pasado 19 de diciembre Vilmar Acosta Marques fue condenado a 29 años de cárcel por el crimen de Pablo Medina y Antonia Almada.

La sentencia fue dictada por los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Yanine Ríos y Benito González.

La finalidad del homicidio fue buscar la impunidad acallando al periodista que lo denunciaba; la actitud de haber ideado un plan e instigado a personas de su extrema confianza para matar; la intensidad de la energía criminal desplegada, proporcionando los medios y utilizando celulares ajenos para coordinar el ataque; la gravedad del daño causado, la pérdida de dos vidas humanas (la de un profesional y padre de familia y la de una joven universitaria) causando gran sufrimiento a sus familias, son algunos de los puntos que fueron considerados en contra de Vilmar al momento de establecerse la sanción.

Este tribunal además dispuso que Neneco, una vez que cumpla la condena, permanezca otros diez años más bajo medidas de seguridad debido a los antecedentes de conducta.

Durante el juicio testigos por una parte declararon que habría estado implicado en otro caso de homicidio como el de Julián Núñez, ocurrido el 1 de agosto de 2014.

Por otra parte señalaron el temor que infundía el exintendente de Ypejhú en esa zona del país.

Esta causa se encuentra en la Cámara de Apelaciones. Los camaristas Carlos Domínguez, Gustavo Brítez y Edith Purificación Martínez tendrán a su cargo resolver este caso.

Tras el crimen y al percatarse de lo que se venía huyó del país, no sin antes llamar a su madrina política, la diputada Cristina Villalba, a quien le pidió que interceda ante el entonces fiscal general del Estado Javier Díaz Verón.

El extitular del Ministerio Público confirmó que recibió la llamada de Cristina Villalba y le manifestó que lo mejor que podría hacer Acosta Marques es ponerse a disposición de la Justicia.

Esto también cuestiona el PLRA, que señala que no se investigó a la legisladora a pesar del vínculo de la misma con el autor moral Vilmar Acosta.

Para la fiscalía, la llamada no es un elemento que incrimine a la diputada en el caso y más bien la señaló como testigo.

otradenenecoPor Jorge Figueredo-21 de diciembre de 2017

Condenan a Vilmar "Neneco "Acosta a 39 años de prisión.

Un logro de la justicia Paraguaya pero a la vez una lección que Pablo Medina nos deja.

Esta condena de Vilmar “Neneco” Acosta, nada menos que a 39 años de prisión, constituye sin duda alguna un hecho histórico en los anales de la justicia Paraguaya. Por primera vez se logra condena del autor intelectual de un crimen mafioso de periodistas.

Después de varios meses de incertidumbre, de nerviosismo, de dudas, de temores , de cansancio, de idas y venidas en las audiencias , de parte de la familia Medina, por fin se pudo concretar esta sentencia emblemática, no sólo contra Vilmar sino contra la narcopolitica

En el crimen del periodista Santiago Leguizamón, no fueron ni siquiera imputados ni condenados los autores materiales, mucho menos los autores intelectuales. En este caso ocurrido en 1991, desde el principio se sospechó la implicancia de poderosos en el crimen, como el empresario Yamil y el ex presidente de la República Andrés Rodríguez -considerado uno de los capos del narcotráfico del cartel de Paraguay desde la época de la dictadura de Stroessner- sin embargo, en ese tiempo la justicia y la Policía no sólo estaban totalmente sometidos a los poderes fácticos, sino que eran cómplices de los delitos.

En el caso del asesinato de Salvador Medina se logró la condena del autor material, Milciades Maylin, quien goza actualmente de libertad condicional. No obstante, no se ha podido demostrar con pruebas certeras la responsabilidad penal de los autores intelectuales, que también formaban parte de la mafia del narcotráfico y del tráfico de rollos.

A pesar de esta histórica condena, no es suficiente para manifestar que la justicia Paraguaya verdaderamente tiene intenciones de combatir al crimen organizado y la Mafia.

sehizojusticia1

Don Pablo Medina expresa su conformidad con la pena. Atrás, emocionada, Dyrsen Medina. / ABC Color

20 de Diciembre de 2017

“Me hallo mucho porque se hizo justicia para él”, expresó a la prensa en un cerrado guaraní don Pablo Medina, padre del periodista de ABC Pablo Medina Velázquez, tras conocer la condena impuesta a Vilmar Acosta Marques.

A sus 78 años de edad, Don Pablo asistió al juicio casi todos los días, al igual que su hijo Francisco Medina Velázquez. Visiblemente emocionado, don Pablo tuvo una leve descompensación al término de la audiencia, por lo que fue asistido por paramédicos en tribunales.

Además de nuestro compañero de tareas, don Pablo perdió a otros dos hijos asesinados, el radialista Salvador Medina (baleado el 5 de enero del 2001, en San Pedro) y Digno Salomón Medina, igualmente ejecutado un año después.

A su vez, Dyrsen Medina, hija de Pablo, destacó que con esta sentencia, se pudo honrar la muerte de su padre y de Antonia Almada.

Fallo histórico

“Este fallo es histórico ya que por vez primera, desde el asesinato de Santiago Leguizamón el 26 de abril de 1991 en Pedro Juan Caballero, los jueces se animan a castigar al autor intelectual del crimen de un periodista” resaltó el Foro de Periodistas del Paraguay, comunicado mediante.

Pese a la condena ejemplar, el gremio anunció que seguirá vigilante el desarrollo del proceso en instancias superiores.

vilmarculpable1

Vilmar Acosta Marques, en medio de sus abogados durante el juicio. / ABC Color


14 de Diciembre de 2017

Vilmar Acosta Marques, exintendente de Ypejhú, fue declarado culpable de ordenar el asesinato del periodista de ABC Color Pablo Medina Velázquez y su acompañante Antonia Almada.

El Tribunal de Sentencia, presidido por el juez Ramón Trinidad Zelaya, declaró culpable a Vilmar Acosta del hecho punible de homicidio doloso en calidad de instigador, dando fe de las evidencias presentadas por la Fiscalía, informó Perla Silguero, periodista de ABC Color.

“En el juicio se probó que tenía motivos suficientes para buscar silenciar a Pablo Medina”, dijo el magistrado Zelaya sobre la serie de publicaciones de Medina en ABC Color acerca de vínculos del exintendente y de su familia con el narcotráfico y otros crímenes en la zona, investigaciones que desataron la enemistad de Vilmar con el periodista.

A pedido de la defensa, el juicio fue dividido, por lo que ahora que fue comprobada su reprochabilidad como la persona que mandó ejecutar el doble asesinato se pasa a la siguiente etapa en que se determinará los años que recibirá de condena.

En esta segunda fase, las partes nuevamente exponen argumentos con respecto a la pena que consideran acorde, antes de que el Tribunal tome la decisión final. La fecha aun no fue definida, pero será antes que culmine este año.

De acuerdo a la acusación de la Fiscalía, el comunicador fue emboscado en un camino rural de Villa Ygatimí por Wilson y Flavio Acosta, hermano y sobrino de Vilmar, quienes atacaron a Medina con una escopeta y un arma corta.

Mientras tanto, en Brasil fue aceptada la acusación del Ministerio Público Federal contra Flavio Acosta, sindicado como uno de los autores materiales. Los abogados del presunto sicario tienen un plazo de diez días para presentar su defensa.

fiscales1

El fiscal brasileño de asuntos internacionales Vladimir Aras y su par paraguayo Manuel Doldán, en el Brasil. / ABC Color

13 de Diciembre de 2017

LA PRESENTACIÓN FUE RADICADA ANTE EL JUZGADO FEDERAL DE CURITIBA

Los fiscales brasileños Yara Sprada, Vladimir Aras y Ricardo Pael presentaron ayer la acusación contra Flavio Acosta Riveros por doble homicidio calificado del periodista Pablo Medina y Antonia Almada, ante el juzgado de Curitiba.

La acusación sindica a Flavio Acosta Riveros como uno de los sicarios que ultimó a tiros a nuestro corresponsal en Curuguaty en la tarde del 16 de octubre del 2014, al emboscarlo en un desolado camino rural de Villa Ygatimí. En la ocasión también perdió la vida Antonia Almada, joven de 19 años quien viajaba en el asiento del acompañante.

La presentación, realizada en base a las pruebas aportadas por la Fiscalía paraguaya, explica que la ejecución del hombre de prensa fue encargada por el tío del acusado, el exintendente de Ypejhú Vilmar Acosta Marques, en represalia por reiteradas publicaciones de sus vínculos con el narcotráfico y crímenes perpetrados en la zona y de esa manera, asegurar su impunidad.

Asimismo, la Fiscalía precisa que Flavio actuó en forma conjunta con Wilson Acosta (prófugo), hermano de Vilmar.

eljueves1

El Tribunal de Sentencia presidido por Ramón Zelaya. / ABC Color

11 de Diciembre de 2017

TRIBUNAL DEFINE SI VILMAR ACOSTA ES O NO REPROCHABLE

Por Marcia Ferreira

Este jueves 14 a las 11:00 el Tribunal de Sentencia que tiene a su cargo el juicio oral a Vilmar Acosta Marques por instigar el asesinato del periodista Pablo Medina y Antonia Acosta, dará a conocer su sentencia. El colegiado se pronunciará respecto a la reprochabilidad del acusado.

A tres años del brutal asesinato del periodista de ABC Pablo Medina Velázquez, el juicio oral y público al primer acusado con relación al caso llega a su final. El hombre de prensa, quien se desempeñó como corresponsal de nuestro diario en Curuguaty y en el resto de la zona baja del departamento de Canindeyú durante 16 años, denunció en forma reiterada la manera en que operaba la narcopolítica en dicha zona del país.

En juicio, el Ministerio Público sostuvo que el exintendente de Ypejhú Vilmar Acosta Marques cumplió con las amenazas que había hecho contra Medina, quien incluso tuvo que vivir por un largo tiempo con guardia policial.

Este jueves, los jueces Ramón Trinidad Zelaya, Janine Ríos y Benito González deben dar a conocer su veredicto respecto a la reprochabilidad de Vilmar “Neneco” Acosta Marques, acusado de instigar el homicidio en represalia por publicaciones realizadas por el periodista respecto a su vinculación con el narcotráfico y crímenes ocurridos en dicha zona del país.

Las notas periodísticas de Pablo sobre los marihuanales en la reserva del Mbaracayú, una red que ocultaba importantes cargamentos de las drogas en fosas acondicionadas en viviendas del lugar y la implicancia de miembros del clan Acosta en casos de ajusticiamientos, habrían determinado el ingreso del periodista en una “lista negra” en la que, a decir del testigo Casimiro Núñez, hermano del también asesinado Julián Núñez, Pablo figuraba en el número 4.

Los fiscales Sandra Quiñónez y Vicente Rodríguez hicieron hincapié en la contundencia de las evidencias presentadas por la Fiscalía, tales como testificales, informes de telefonías móviles, documentos y elementos varios incautados durante los allanamientos realizados durante la investigación, permiten concluir que “Vilmar Acosta Marques tuvo un control del hecho antes, durante y después de la materialización del homicidio”.

La convocatoria es para las 11:00 y como a pedido de la defensa se dispuso la división del juicio, en esta oportunidad el colegiado deberá expedirse únicamente sobre si las pruebas presentadas por la Fiscalía son suficientes para demostrar la culpabilidad del acusado.

De resolver que “Neneco” es reprochable, el juicio entra a una segunda etapa, en la que la eventual pena pasa a ser el objeto del debate. En esta fase, de nuevo las partes presentarán sus respectivos alegatos y a juzgar por los argumentos sostenidos por el Ministerio Público, además de la pena privativa de libertad, es prácticamente un hecho que se solicitará la aplicación de medidas de seguridad.

En ocasión de presentar sus alegatos finales, el abogado Ricardo Paredes sostuvo que la Fiscalía “armó” un montaje para involucrar a su defendido como instigador del homicidio del periodista Pablo Medina y de otros, entre ellos el del exintendente Julián Núñez. Para la defensa el objetivo es presentar a su defendido como un criminal en serie, de manera a lograr la imposición de medidas de seguridad.

Paredes afirmó que la Fiscalía no obró con objetividad y pretendió acomodar las evidencias para incriminar a su representado, pero no precisó cuál sería el motivo del supuesto plan.

El defensor también restó mérito a la declaración de la única sobreviviente del atentado, la hermana de Antonia, de quien incluso puso en duda su existencia, por no haberse presentado sin cédula en la audiencia de reconocimiento y en la testifical.

Paredes cuestionó a la Fiscalía por haber ingresado la declaración indagatoria del exchofer de su defendido Arnaldo Cabrera como prueba documental, al señalar que se trata de una prueba que “entró por la ventana”. En la misma, Cabrera relata detalladamente cómo su entonces patrón –molesto por sus publicaciones– encargó el asesinato de Pablo, acompañó la previa y festejó con la expresión “beleza pura” cuando le informaron que el atentado ya había sido materializado.

Antes del cuarto intermedio “Neneco” insistió en su inocencia y pidió su libertad, pues ya lleva casi 3 años en prisión. Don Pablo Medina, padre de Pablo, preguntó al acusado por qué mató a su hijo.

A su turno, Dyrcen Medina, hija del periodista, dijo que confía en el trabajo de la Fiscalía y pidió a los magistrados que tengan en cuenta las pruebas presentadas durante el juicio y mientras que el hermano de Pablo, Francisco, destacó que su hermano siempre trabajó con la verdad e imploró justicia al Tribunal.

Extensión de extradición

El eventual procesamiento de Vilmar “Neneco” Acosta Marques por transgresión a la Ley 1340 (Ley de drogas) artículo 27 está en manos del Supremo Tribunal Federal del Brasil.

A petición del fiscal de Curuguaty, Vicente Rodríguez, el juez penal de garantías de Curuguaty, Carlos Martínez, solicitó a la justicia brasileña la extensión de extradición, a los efectos de poder procesar a Neneco en nuestro país.

Antes de resolver la cuestión planteada, la justicia brasileña solicitó conocer la versión del procesado respecto al caso, motivo por el cual se fijó fecha para la audiencia indagatoria. Sin embargo, el político se negó a declarar y ni siquiera accedió a firmar el acta correspondiente.

El abogado Ricardo Paredes explicó que la negativa de Vilmar se debe a que la extradición fue concedida por Brasil solo para su procesamiento por el asesinato de nuestro periodista Pablo Medina y Antonia Almada, por lo que mal podría responder por un hecho punible distinto.

El letrado dijo que únicamente corresponde hacerlo en caso de que eventualmente se conceda la extensión de extradición.

Esta causa se abrió tras el hallazgo de una carga de droga en un allanamiento a la estancia Dos Naciones, ubicada en Ypejhú, el 22 de octubre del 2014, ocasión en que los intervinientes incautaron 148 kilos de marihuana prensada distribuidos en 128 panes y 120 bolsas de marihuana picada de un total de 3.000 kilos en un campamento.

Otro de los campamentos tenía 5 prensas de hierro y madera, y un cazabobo de fabricación casera, entre otras cosas. Tanto la droga como las prensas fueron incineradas, previa toma de las muestras correspondientes.

reconstruccionhecha

17º audiencia del juicio oral a Vilmar Acosta, en el departamento de Canindeyú
Por Jean Georges Almendras-22 de noviembre de 2017


Exactamente en el mismo lugar donde hace tres años –el 16 de octubre de 2014- fueron muertos a balazos el periodista Pablo Medina y su asistente Antonia Almada, se constituyeron los integrantes del Tribunal de Sentencia que entiende en el juicio oral y público contra el ex intendente Vilmar “Neneco” Acosta, sindicado como el autor intelectual del doble atentado. En la jornada de este lunes 20, calurosa como el día en que se cometió la emboscada a la camioneta del periodista, los integrantes del Tribunal, prácticamente dieron forma a una instancia muy peculiar, especialmente porque tanto los jueces, como los peritos de la policía científica, y los integrantes del Ministerio Público –encabezados por la Fiscal Sandra Quiñónez- hicieron un relevamiento de los diferentes puntos del camino donde se registró el hecho de sangre, que fueron registradas gráficamente, con el cometido de incluirlas en el expediente, que se viene procesando en el juicio oral en curso. . En la escena del hecho estuvieron presentes integrantes de la familia Medina, no así el acusado Vilmar Acosta, quien optó por ausentarse amparado en las normas legales vigentes.
La instancia judicial que nos ocupa, que se llevó adelante sin inconvenientes, se utilizó la misma camioneta que Pablo Medina guiaba el día 16 de octubre. El relevamiento de la escena del hecho, se realizó en el marco de un espectacular dispositivo de seguridad que insumió la presencia de numerosos policías fuertemente armados.
Cabe consignar que los abogados del acusado Vilmar Acosta, explicaron que su patrocinado optó por no acceder a asistir a la instancia judicial, ya que en todo momento se opuso a la realización de la misma. Según lo explicó la Fiscal Quiñónez , los testigos indicaron a los jueces de donde salieron los sicarios, y cómo fue encontrado el cuerpo de Pablo Medina y el de la joven Almada.

tribunalquejuzga1

El presidente del Tribunal de Sentencia, Ramón Trinidad Zelaya (centro), da indicaciones al actuario Marcos Giménez, durante la constitución de ayer. En primer plano, la camioneta en que el periodista de ABC Pablo Medina fue asesinado. / ABC Color


21 de Noviembre de 2017

MAGISTRADOS SE CONSTITUYERON AYER EN VILLA YGATIMÍ, CANINDEYÚ

Sin la presencia del acusado Vilmar Acosta, el Tribunal de Sentencia presidido por Ramón Trinidad Zelaya se constituyó ayer en el lugar donde Pablo Medina y Antonia Almada fueron asesinados el 16 de octubre del 2014.

VILLA YGATIMÍ, Canindeyú (Perla Silguero y Hugo Isasi, enviados especiales de ABC TV y ABC Cardinal; Alberto Núñez, corresponsal). En medio de un fuerte despliegue policial que incluyó a un centenar de agentes y acompañamiento con helicóptero, el Tribunal de Sentencia presidido por Ramón Trinidad Zelaya, los miembros titulares Janine Ríos y Benito González y la suplente Sofía Giménez se constituyeron ayer en el camino rural ubicado a 10 km de Villa Ygatimí, donde el periodista Pablo Medina fue víctima de atentado.

Además del escenario del crimen, los magistrados inspeccionaron el lugar donde se ocultaron los sicarios dos horas antes de que pase el periodista y la calle ubicada a 300 metros del lugar, donde hay una bifurcación que divide los caminos a Ypejhú y Crescencio González. El primero de ellos es el atajo que tomaron los sicarios tras el crimen.

El oficial Elvio Rojas, perito criminalístico, fue el testigo que más datos aportó, al precisar el lugar donde encontraron la camioneta, así como los rastros de la frenada brusca y los de las motos de los matones.

Según su explicación, el vehículo guiado por Medina se dirigía a Villa Ygatimí, de regreso de la zona de Crescencio González, cuando fue interceptado por dos personas, que salieron de una zona boscosa. Los presentes pudieron constatar que el lugar indicado era una zona boscosa, donde fácilmente se podía ocultar el biciclo. Así también percibieron los lugares detectados por las antenas de las telefónicas y el lugar de ubicación de los sospechosos.

Los abogados Ricardo Paredes y Vicente Alderete participaron de la diligencia en representación de Acosta, quien se excusó de ir al lugar. Paredes dejó constancia de su disconformidad con la participación de testigos en la diligencias pues a su criterio, corresponde únicamente en caso de reconstrucción.

La diligencia se extendió por dos horas y media, tras la cual los magistrados optaron por quedarse a descansar en Curuguaty. Por esta razón, el juicio oral y público prosigue mañana a las 09:30. A primera hora está prevista la declaración indagatoria de Vilmar a pedido del Brasil, en un proceso por posesión de marihuana.

Para fiscal, fue contundente

reconstruccion1

Vilmar Acosta Marques, alias “Neneco”, en medio de sus abogados Vicente Alderete (izq.) y Amelio Sisco (der.). El enjuiciado no estará hoy en la reconstrucción del crimen. / ABC Color

20 de Noviembre de 2017
LA DILIGENCIA ESTÁ PREVISTA PARA LAS 14:00 EN VILLA YGATIMÍ, CANINDEYÚ

La reconstrucción del crimen del periodista Pablo Medina y su acompañante Antonia Almada se llevará a cabo hoy en el lugar de la emboscada, en Villa Ygatimí, pero sin el enjuiciado Vilmar “Neneco” Acosta Marques.

Para las 14:00 de hoy está anunciada la constitución del Tribunal de Sentencia en el sitio exacto donde el 16 de octubre de 2014 fueron asesinados nuestro compañero corresponsal Pablo Medina Velázquez (53) y su acompañante Antonia Maribel Almada Chamorro (19), en un ataque al cual sobrevivió una hermana de esta última.

La testigo clave, de hecho, fue la que identificó mediante fotografías a los dos sicarios que perpetraron el ataque, que fueron el hasta ahora fugitivo Wilson Acosta Marques (46) y el detenido en Brasil Flavio Acosta Riveros (32).

La diligencia contará con la presencia del presidente del Tribunal de Sentencia, Ramón Trinidad Zelaya, y con la de los demás miembros Janine Ríos y Benito González, según los datos.

Pablo y Antonia fueron emboscados y asesinados en un camino rural de la colonia Itanaramí, en el distrito de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú (ver infografía).

Coincidentemente, la reconstrucción del hecho se llevará a cabo casi a la misma hora en la que las víctimas fueron ultimadas, supuestamente por orden del entonces intendente del municipio vecino de Ypejhú, el colorado Vilmar “Neneco” Acosta Marques, quien es hermano de Wilson y tío de Flavio.

Sin embargo, “Neneco” aparentemente no participará de la reconstrucción, a pedido de sus abogados.

Los que sí fueron convocados para estar presentes en ese momento son, por ejemplo, algunos de los policías y funcionarios del Ministerio Público que participaron del levantamiento de los cadáveres y los que posteriormente fueron asignados para investigar el doble homicidio.

El procedimiento judicial va a ser muy útil para corroborar los datos proporcionados por las empresas de telefonía celular, sobre las llamadas que hicieron los involucrados y la ubicación de los mismos en cada momento del desarrollo del seguimiento que le hicieron al periodista hasta la emboscada fatal.

Tras la diligencia en Villa Ygatimí, el Tribunal de Sentencia tendrá que reanudar en Asunción el juicio al supuesto mandante del crimen, “Neneco” Acosta Marques, tal como se viene haciendo desde hace varias semanas en el Palacio de Justicia.

presentancruce1

El juicio contra el exintendente de Ypejhú continuó esta mañana. / Juan Ramón Avila, ABC Color

15 de Noviembre de 2017

El juicio oral y público contra Vilmar Neneco Acosta, exintendente de Ypejhú, por el asesinato del periodista Pablo Medina y Antonia Almada, continuó esta mañana. Fue presentado el cruce de llamadas de los sindicados como autores del hecho.

El fiscal Vicente Rodríguez detalló que las pruebas documentales que exhibieron hoy ante el Tribunal de Sentencia fueron con respecto al cruce de llamadas y las ubicaciones de los sindicados como autores materiales e intelectuales del asesinato del periodista de ABC Color Pablo Medina.

Por otra parte, el Tribunal se encuentra trabajando en la constitución de las partes para realizar la reconstrucción del hecho en la zona de Ygatymi, según informó la periodista de ABC Perla Silguero. La próxima semana se tendría una fecha definida y Vilmar Neneco Acosta deberá optar por asistir o solo enviar a sus abogados.

Este juicio fue iniciado el 23 de octubre de este año. El tribunal de sentencia está presidido por Ramón Trinidad Zelaya. Acosta está acusado de ser el autor moral el asesinato de Pablo Medina y de Antonia Almada, acribillados el 16 de octubre de 2014, en Villa Ygatimí.

impactante1

Esposado, Vilmar “Neneco” Acosta ingresa a la sala de juicio oral, donde es juzgado por doble homicidio. / ABC Color

15 de Noviembre de 2017

JUICIO ORAL Y PÚBLICO AL EXINTENDENTE DE YPEJHÚ POR DOBLE HOMICIDIO

La lectura de informes policiales y exposición de videos de los procedimientos realizados y las pruebas recabadas dejaron al descubierto ayer toda la brutalidad con que el periodista Pablo Medina y su acompañante Antonia Almada fueron ejecutados. Ambos sufrieron pérdida de masa encefálica por los disparos recibidos.

Entre los documentos recibidos por el Tribunal de Sentencia en el juicio oral y público al exintendente de Ypejhú Vilmar “Neneco” Acosta están los informes de los forenses intervinientes, que detallan el estado en que quedaron los cuerpos de las víctimas, tras el mortal ataque registrado aquel fatídico 16 de octubre del 2014, en las cercanías de Villa Ygatimí.

Medina presentaba una herida de unos 12 cm en la cabeza, causada por escopeta calibre 12 mm, disparo que además le destrozó el antebrazo izquierdo (con herida de 8 cm y pérdida de masa muscular) e hirió la mano derecha. Además, nuestro corresponsal en Curuguaty tenía otras heridas en la cara, cuello y hombro, todas de pistola calibre 9 mm.

Antonia Almada, quien iba en el asiento del acompañante, recibió un disparo en la frente y otro en el hombro, calibre 9 mm.

También ayer se procedió a la lectura de los informes policiales de los distintos trabajos realizados tales como informe balístico, inspección del escenario del crimen y de los trabajos de inteligencia realizados en la zona. Uno de ellos precisó que todas las vanillas servidas fueron halladas del lado izquierdo del rodado.

“Hoy también se agregó el informe que el Ministerio Público solicitó a la Municipalidad de Ypejhú sobre si Arnaldo Cabrera era funcionario de la Municipalidad, que se constató que lo era, es importante porque él utilizaba el teléfono de él, porque estaban todo el tiempo juntos”, comentó el fiscal Vicente Rodríguez.

El juicio por doble homicidio continúa hoy, a partir de las 8:30.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139