Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

vilmaracostadebe1

/ Caló, ABC Color

30 de Marzo de 2015
Por Osvaldo Cáceres Encina
Esta semana, hoy puede ser, se presenta a Brasil el pedido de extradición de Vilmar Acosta Marques, supuesto autor del crimen de Pablo Medina y Antonia Almada.
Muchos consideran que a este caso se le otorga mucha atención porque el fallecido fue un periodista.
En realidad hay que resaltar que muy pocos casos, de los numerosos de los cuales fueron víctimas los periodistas en Paraguay, han sido aclarados.
Muy por el contrario, se hizo todo lo posible para dejar estos hechos en la impunidad.
A Santiago Leguizamón, periodista de Pedro Juan Caballero, lo acribillaron en la frontera a plena luz del día.
Lo hicieron en el momento en que se recordaba el Día del Periodista. Esto ocurrió el 26 de abril de 1991.
Los sicarios fueron ejecutados y los sospechosos de autoría moral nunca fueron detenidos.
Cuando le mataron a Pablo Medina, se tenía la sensación de que se podía seguir ese camino porque nuevamente fue el narcotráfico el que obró en forma cobarde.
Sin embargo, se aprendió de alguna forma la lección de Leguizamón y se avanzó en el caso.
No es porque se haya matado a un periodista que se hizo un esfuerzo para el caso. Sino porque autoridades, medios de prensa y la misma ciudadanía entendieron que fue un ataque a un derecho constitucional que es la libertad de expresión.
Medina sacó a la luz pública la narcopolítica que tenía como protagonista al intendente de Ypejhú, protegido por los poderosos de la zona.
Su voz fue acallada por contar cómo la narcopolítica manejaba la zona.
Su trabajo fue tan profesional que facilitó a las autoridades identificar quiénes estaban detrás del caso y a la vez desnudar la injerencia del narcotráfico en la política de nuestro país.
Es de esperar que las autoridades brasileñas entiendan lo importante que es para nuestro país que el caso sea procesado en Paraguay y que para eso es necesario la extradición. Será un mensaje claro de lucha contra la impunidad.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/judicial/vilmar-acosta-debe-ser-extraditado-a-paraguay-1351683.html



DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139