Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

esquien1
Flavio Acosta Riveros, detenido por el asesinato de Pablo Medina. / ABC Color

10 de Enero de 2016 22:51

Con la detención de Flavio Acosta Riveros se va cerrando el círculo en torno a la responsabilidad intelectual y material del asesinato de Pablo Medina. Al mencionado se atribuyen varios disparos que acabaron con la vida del trabajador de prensa.
Una denuncia por violencia doméstica en una localidad brasileña, cercana a Canindeyú, significó el fin de la libertad para Flavio Acosta Riveros, uno sicarios del clan Acosta Marques, que interceptó la camioneta en la que viajaba el corresponsal de ABC Color en Curuguaty en la tarde del 16 de octubre de 2014 en un camino de tierra de Villa Ygatimí.
En compañía del temido Wilson Acosta Marques, el mismo ordena los primeros disparos tras comprobar que el conductor del vehículo retenido, respondía al nombre de Pablo Medina, acto seguido Acosta Riveros efectúa sendos disparos con un arma calibre 9 milímetros contra la humanidad del comunicador y de la estudiante de informática Antonia Almada, para luego ser rematados por Wilson
De acuerdo a la investigación del Ministerio Público, la participación de Acosta Riveros como uno de los ejecutores del doble homicidio está sustentada en el cruce de llamadas entre Vilmar Acosta Marques y su hermano Wilson poco después de la ejecución del encargo. En tanto que Arnaldo Cabrera, chofer de Neneco había manifestado que Acosta Riveros actuó como campana y no como sicario.
De entre todos los miembros del clan Acosta Marques, Acosta Riveros se mantenía dentro de un perfil bajo a diferencia de los demás componentes, al menos de manera oficial es el de menor número de informaciones relacionadas a crímenes violentos en la zona baja del departamento de Canindeyú, no obstante muchos de los crímenes permanecen en el anonimato por el temor a represalias.
Solo al clan Acosta Marques se le atribuyen entre 20 a 25 muertes violentas entre 2009 hasta 2015. Tras la detención de Acosta Riveros se inicia el proceso de extradición tal y como ocurrió con Neneco Acosta Marques, actualmente recluido en Tacumbú, mientras que Wilson Acosta Marques continúa prófugo de la justicia.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139