Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

seolvidaron1

ABC Color 

22 de Febrero de 2016
Por Édgar Venerando Ruiz Díaz
En horas de la mañana del pasado martes 17 de noviembre del 2015, hace más de tres meses, llegaba al país, extraditado de Brasil, Vilmar Neneco Acosta Marqués, sindicado como el responsable del asesinato del periodista Pablo Medina y de su acompañante Antonia Almada.
Ya en la pista del Grupo Aerotáctico militar local, esposado y con chaleco antibalas, custodiado por media docena de agentes armados, Neneco era conducido desde un avión de la Fuerza Aérea Paraguaya hasta un helicóptero que lo trasladó hasta un búnker de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional.
El arribo del presunto asesino se produjo luego de una larga espera y después de que la justicia paraguaya lograra la extradición del sujeto, en medio de una gran expectativa de lo que podría revelar en sus declaraciones.
Tras rimbombantes anuncios sobre horas y fechas de comparecencias, investigaciones, diligencias y aparatosos traslados de Neneco al Palacio de Justicia, la Fiscalía, el mismo quedó encerrado en Tacumbú en donde, según dicen, está confinado en una “jaula” de la prisión.
Pasaron más de tres meses y hasta ahora nada se sabe del detenido. Las promesas de investigación sobre sus nexos y protectores quedaron en el olvido y todo hace suponer que Neneco está logrando lo que él y sus cómplices quieren: olvidar, aunque sea momentáneamente, el asesinato de Pablo Medina.
La fiscala Sandra Quiñónez, quien tiene a su cargo el caso, hasta ahora no demostró entusiasmo en trabajar para investigar a los presuntos influyentes alcahuetes de Vilmar Acosta.
Entre tanto, Neneco sigue callado y presuntamente aislado de la multitudinaria comunidad carcelaria de Tacumbú, dentro de lo podría ser alguna estrategia de espera para elaborar tácticas que puedan mantener la impunidad de quienes son los patrones o padrinos del extraditado de Brasil.
Es probable que los estrategas alquilados para defender al supuesto ideólogo del asesinato de un periodista, que se dedicó a denunciar y desnudar a narcopolíticos, busquen impunidad para quienes constituyen un peligro las revelaciones que pueda hacer Neneco.
La fiscala del caso tiene la responsabilidad de despejar esas dudas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/judicial/se-olvidaron-de-neneco-y-no-dan-ningun-informe-1455138.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139