Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

publicacion1

Documentos personales de Vilmar Acosta, incautados de su propiedad. / ABC Color

FISCALÍA PIDE JUICIO ORAL PARA VILMAR ACOSTA POR AUTORÍA MORAL
18 de mayo de 2016

La publicación de la implicancia del clan Acosta Marques en el atentado contra el político colorado Julián Núñez fue la que terminó costándole la vida al periodista Pablo Medina. Cuatro días antes le advirtieron al comunicador que lo querían matar, según la acusación de la fiscalía.

Los detalles se conocieron tras la presentación de la acusación de los fiscales Sandra Quiñónez y Lorenzo Lezcano, en la cual pide que se lleve al banquillo de los acusados a Neneco por el cargo de homicidio doloso en grado de instigador, lo cual significa que para los investigadores, Vilmar fue el autor moral del hecho.

El caso tiene como origen el asesinato del corresponsal del ABC y de su acompañante Antonia Almada. El hecho ocurrió el 16 de octubre de 2014, en Villa Ygatimí, Canindeyú.

Parte de la acusación menciona que Medina manejaba la información de que en el crimen de Julián Núñez, rival político de Neneco, estaban implicados Wilson Acosta Marques (hermano de Vilmar) y su hijo Gustavo Acosta Gadea, alias Chiqui. “Esta publicación había generado nuevamente rabia en el intendente de Ypejhú, Vilmar Acosta Marques, que esa actitud de este último habría llegado inclusive a conocimiento del Sr. Pablo Medina”, dice la acusación.

Refiere que cuatro días antes del atentado Pablo recibió la comunicación de una mujer, vía WhatsApp, en la que le advertía que estaban detrás de él.

La acusación de la fiscalía da cuenta además que los preparativos para el crimen empezaron tres meses antes.

En julio de 2014, Vilmar Acosta le pidió a su hermano Wilson, residente en Brasil, que venga junto a él a Ypejhú. Coincidía con el momento en que Medina ponía al descubierto sus actividades ilícitas. A partir de allí se puso en marcha el plan para matar a Pablo. El 1 de agosto, Julián Núñez, rival político de Neneco, era asesinado y la publicación de este caso sentenció al periodista de ABC.

A. “El 12 de octubre de 2014, cuatro días antes del atentado ocurrido en Villa Ygatimí, una mujer le escribió a Pablo, vía whatsapp: “Hoy me contaron que los bandidos están por Ypejhu suelto armado - Llevaron más dos pistoleros d cty” sic. Pablo Medina le respondió “Ah sí... estuvieron por acá también según me dicen...supuestamente detrás mío”. (Escrito del Ministerio Público. La mujer que envió el mensaje es testigo de la fiscalía y su identidad está resguardada por razones de seguridad).

B. “Vilmar Acosta Marques se había comunicado con su hermano Wilson Acosta, quien estaba residiendo en Brasil y le pidió que regrese a Ypejhú, hecho que había ocurrido en el mes de julio del 2014. Una vez que se estableció en la citada ciudad, empezó a fungir de guardia personal de su hermano Vilmar, portando armas de fuego, como pistolas y escopetas o ametralladora” (De esta forma la fiscalía hace aparecer en escena a Wilson Acosta Marques, único prófugo por el crimen del periodista y de Antonia Almada.

C. Al continuar Pablo Medina con las publicaciones en contra del hoy acusado, los hermanos Acosta Marques y su sobrino Flavio Acosta Riveros se reunían constantemente. En esos encuentros el acusado demostraba su malestar por las publicaciones de Pablo Medina, por lo que instigó a que acabaran con la vida del comunicador, esto fue antes de la comisión del hecho punible, comenzando la planificación de cómo llevar adelante hasta su concreción. (Relato de los hechos, según la fiscalía).

D. Un bagaje de documentos fue presentado ayer por la fiscala Sandra Quiñónez al juez Carlos Martínez. Entre las evidencias se encuentran declaraciones de testigos calificados como el caso de Arnaldo Cabrera López, chofer de Vilmar Acosta Marques cuyo teléfono celular fue utilizado por su patrón para monitorear el atentado. Aparecen además otros testimonios que son resguardados por razones de seguridad, así como también las balas asesinas, el cruce de llamada entre los involucrados y las memorias escritas de Pablo.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/publicacion-sobre-atentado-a-politico-le-costo-la-vida-a-pablo-1481008.html

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139