Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
 

atres6 1

Asunción, 16 oct (EFE).- Un centenar de periodistas se reunieron hoy frente al diario ABC Color, en Asunción, para recordar a su compañero Pablo Medina, asesinado hace tres años junto a su asistente Antonia Almada, y para reclamar justicia tras conocerse el aplazamiento del juicio a uno a los implicados.
El jefe de la sección policial y judicial del diario, Osvaldo Cáceres, expresó durante la concentración la sorpresa de la redacción tras conocerse la suspensión del juicio a Vilmar Acosta, acusado de ser el autor moral del doble asesinato, que estaba previsto para hoy y se ha traslado al lunes.
"Nos sorprendió lo que ocurrió días atrás, hoy se debía iniciar el juicio oral y público de Vilmar Acosta y, sorpresivamente, conocimos por una cuestión periodística que ni siquiera se notificaron a las partes", explicó Cáceres, quien calificó este hecho como "muy llamativo y muy raro".
Los periodistas se reunieron frente a la sede del diario a las 14.32 hora local (18.32 GMT), el momento exacto en el que mataron a Medina y a Almada, con camisetas negras y blancas en las que se podían leer frases que reclamaban justicia y con caretas con el rostro del primero.
El padre y el hermano de Pablo Medina también se unieron a los compañeros del periodista, conocido por sus trabajos sobre las redes del tráfico de marihuana en el departamento de Canindeyú, frontera con Brasil.
"Pablo sabía que tocaba un avispero grande, una estructura mafiosa; aún así, se entregó por amor a su trabajo, por amor a la verdad", manifestó su hermano, Gaspar Medina.
La jefa de Interior de ABC Color, Magdalena Benítez, quien fue jefa de Pablo Medina, se sumó a las peticiones de justicia y además invitó a sus colegas a seguir su ejemplo.
"A nosotros, los periodistas, nos resta seguir sus ideales, luchar contra el avance de la narcopolítica, del narcotráfico (...). Nos resta recurrir a nuestra pluma, a la verdad y seguir denunciando", dijo Benítez.
Medina era el corresponsal de ABC Color en Canindeyú, departamento que es uno de los principales puntos de la producción de marihuana del país suramericano.
Medina y Almada fueron asesinados durante un viaje en automóvil en ese departamento en octubre de 2014.
Vilmar Acosta, exintendente de la localidad de Ypejhú, en Canindeyú, está acusado de ser el autor moral del asesinato, que supuestamente fue ejecutado por Flavio Acosta Rivero y Wilson Acosta Márquez.
Acosta Rivero se encuentra detenido en Foz de Iguazu, en Brasil, y existe un dictamen para tramitar su extradición a Paraguay.
Por su parte, Wilson Acosta Márquez está prófugo y se desconoce su paradero.

Fuente: EFE

http://www.laconexionusa.com/noticias/20171016980286_lc98028616.asp

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139