Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
otradenenecoPor Jorge Figueredo-21 de diciembre de 2017

Condenan a Vilmar "Neneco "Acosta a 39 años de prisión.

Un logro de la justicia Paraguaya pero a la vez una lección que Pablo Medina nos deja.

Esta condena de Vilmar “Neneco” Acosta, nada menos que a 39 años de prisión, constituye sin duda alguna un hecho histórico en los anales de la justicia Paraguaya. Por primera vez se logra condena del autor intelectual de un crimen mafioso de periodistas.

Después de varios meses de incertidumbre, de nerviosismo, de dudas, de temores , de cansancio, de idas y venidas en las audiencias , de parte de la familia Medina, por fin se pudo concretar esta sentencia emblemática, no sólo contra Vilmar sino contra la narcopolitica

En el crimen del periodista Santiago Leguizamón, no fueron ni siquiera imputados ni condenados los autores materiales, mucho menos los autores intelectuales. En este caso ocurrido en 1991, desde el principio se sospechó la implicancia de poderosos en el crimen, como el empresario Yamil y el ex presidente de la República Andrés Rodríguez -considerado uno de los capos del narcotráfico del cartel de Paraguay desde la época de la dictadura de Stroessner- sin embargo, en ese tiempo la justicia y la Policía no sólo estaban totalmente sometidos a los poderes fácticos, sino que eran cómplices de los delitos.

En el caso del asesinato de Salvador Medina se logró la condena del autor material, Milciades Maylin, quien goza actualmente de libertad condicional. No obstante, no se ha podido demostrar con pruebas certeras la responsabilidad penal de los autores intelectuales, que también formaban parte de la mafia del narcotráfico y del tráfico de rollos.

A pesar de esta histórica condena, no es suficiente para manifestar que la justicia Paraguaya verdaderamente tiene intenciones de combatir al crimen organizado y la Mafia.

Con la condena de Vilmar “Neneco” Acosta se ha dado un paso transcendental dentro de la justicia Paraguaya, al poder demostrar con pruebas la responsabilidad penal del autor o uno de los autores intelectuales, que ha instigado el asesinato de Pablo y Antonia.

Consideramos aun que no existe una política criminal de Estado, que combata seriamente a las mafias. Prueba de ello es que contamos con un código procesal penal, que no nos proporciona herramientas modernas de investigación para luchar contra el crimen organizado , sino que al contrario, está estructurado como si los grandes delitos sean sólo el abigeato , los robos y hurtos del siglo pasado, con una ideología jurídica supuestamente garantista, pero que sólo la ejercen en la mayoría de los casos -salvo honrosas excepciones- los que cuentan con poder económico o político .

Se trata de una organización del Poder Judicial, que aún no cuenta con jueces especializados contra el crimen organizado y se trata de un Ministerio Publico que tampoco ha creado unidades especializadas contra el crimen organizado y la mafia, con una metodología de trabajo en equipo y sólido . Tampoco se ha creado y preparado técnicamente a los recursos humanos civiles, y no existe la infraestructura necesaria para el desarrollo de la Policía Científica, que prevé la Constitución Nacional, a cargo del M.P independiente del poder Ejecutivo o del órgano político: el poder Legislativo.

Por lo tanto, con esta condena de Vilmar "Neneco " Acosta se ha llegado a sancionar al nivel más bajo de la narcopolitica, pero aún estamos lejos de imputar y mucho menos condenar a los representantes más encumbrados de la narcopolitica. Ese tercer nivel al cual se refirió en su momento, el Italia, el fiscal Antimafia Giovanni Falcone. Ese tercer nivel que tiene sus tentáculos y vinculaciones, no sólo dentro del Estado sino dentro de toda la sociedad.

Si alguna vez podemos llegar a procesar y condenar a los grandes mafiosos infiltrados dentro del Estado, estaríamos enjuiciando al Estado-Mafia, y podríamos allí verdaderamente ganar la guerra contra las mafias.

Por el momento hemos ha ganado una batalla , pero la lucha contra la corrupción y el crimen organizado recién empieza en el Paraguay , necesitamos convertirnos en cientos y miles de Pablo Medina , para poder enfrentar con verdadero éxito al cáncer que ha carcomido la mayoría de las instituciones del Estado: las mafias

No alcanza con sentencias emblemáticas aisladas para erradicar la cultura de la ilegalidad, la extorsión, la coima, la corrupción: que son las herramientas más utilizadas por las mafias. Necesitamos cambios estructurales a nivel normativo, del Poder Judicial y del Ministerio Publico, así como un apoyo militante de las diversas organizaciones civiles y sociales, a los operadores judiciales honestos e íntegros ; sean jueces, fiscales y camaristas, que estén empeñados en la lucha contra el crimen organizado y los delitos transnacionales

Porque no alcanza con establecer la responsabilidad criminal de los autores de delitos mafiosos, incluso por más que no se prueben a nivel penal, los delitos de las autoridades políticas. Por ejemplo, urge que puedan tener una sanción dentro del Parlamento o de sus partidos en relación a su responsabilidad política.

Sólo así está condena de Vilmar “Neneco” Acosta, será el primer paso importante, para ganar la guerra contra las mafias y los crímenes globales, y para que desaparezcan definitivamente del país, los impulsores de un sistema criminal mundial.

--------------------

*Foto de Portada: www.ultimahora.com.py

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139