Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

SANTA PASCUA 2008
CRONICAS DE UNA LAGRIMA DE CIELO

La lluvia cae sobre una parte de Tierra del África, la Tierra bañada ya no tiene el perfume de hace tiempo, el olor es áspero, alcantarillas a cielo abierto se mezclan con el fango. Un niño pequeño desnudo y agachado en un rincón, tiembla por el frío, sus pocos kilos de peso le han reducido a un esqueleto, quizás son sus últimas horas de vida. Ahí, en ese ángulo desolado de Tierra, solo. ¿Dónde está su familia? ¿Habrá tenido alguna vez una familia? ¿Habrá sido exterminada en la última lucha tribal que ha dejado el olor de esa sangre en el suelo? ¿Qué han visto sus grandes ojos negros, profundos, desesperados, atemorizados? ¿Qué siente ese pequeño corazón que late aún? Ya no tienen la fuerza de abrirse, esos grandes ojos extraviados, han perdido la esperanza... y la vida se va.... el ruido de la lluvia acompaña sus últimos instantes de vida ...el cuerpecito helado ...cada vez le cuesta más respirar, el corazoncito está dejando de latir... esos pequeños puños cerrados imprevistamente se abren y una manito cae sobre ese terreno impregnado de agua ...ese pequeño cuerpo sin vida se deja caer en el suelo de su verdadera madre que sigue llorando desesperada por haber perdido otra criatura suya, el Cielo responde a su dolor con truenos y rayos que parecen incendiar la Tierra, condenando la humanidad por este nuevo delito, por este nuevo Deicidio

Pero... ¿Qué día es hoy? Es el día de la Santa Pascua. Debería ser un día de resurrección, la del Hijo de Dios Jesucristo, que ha dado una no merecida oportunidad al hombre de rescatarse del pecado...  Dios mío, ¿Pero qué ha sucedido a esta Humanidad? No está solo ese niño, ahí está otro ángel de piel dorada también agachado sin vida en el suelo, y otro de piel amarilla, otro de piel blanca... ¿Pero cuántos son? ¡Dios mío, son millones! ¡Están muriendo todos! ¿Oís su llanto desesperado? ¡Cuánto, cuánto sufrimiento! Esa tripita que no recibe alimento desde hace días... Ese cuerpecito deshidratado por falta de agua... otro en la cama de ese hospital derruido devorado por el Sida, ese otro por la disentería por el agua contaminada... pero veo otros que gritan pidiendo ayuda, pero no es posible, ¡¡¡han sido violados y asesinados por los adultos!!!

¿Qué hemos hecho Señor? ¿Qué hemos hecho?

Siento que me faltan las fuerzas. Una sensación fuerte de náusea me embarga, el estómago se me revuelve dentro, imprevistamente siento que mis sentidos me empiezan a faltar.

Cuando prevalece la conciencia todo se hace claro, el dolor me desgarra el pecho y me lacera dentro por no haber impedido con todas mis fuerzas que sucediera todo esto tan absurdo e inconcebible, imperdonable.

Santa Pascua de Resurrección.

Un grito fuerte se eleva al Cielo... un grito desesperado, un grito que te desgarra dentro: ¡¡¡BASTA!!! ¡SEÑOR BASTA! Te rogamos, bate tu puño sobre esta humanidad, castiga nuestras culpas y salva a los inocentes, quita a tus parvulitos de las garras maléficas de esta sociedad indigna, desagradecida y violenta y llévales contigo, libra a Tu Madre, la Tierra, de este martirio cotidiano.

Debemos solo agradecer y besar donde pisamos día a día por todo lo que tenemos, por todo lo que la gracia divina nos ha concedido sin merecerlo ...tanto ...tanto ...cuanto sufrimiento grita su propia desesperación al mundo. Demasiados niños han perdido la sonrisa y demasiados pierden diariamente la vida. Esos ojos nos miran y en esa mirada profunda y pura leemos nuestra culpa, nuestra pequeñez. Que esa mirada intensa llena de enorme sufrimiento y ese llanto desesperados se conviertan dentro de nosotros en rabia que nos empuje a hacer y a dar cada vez más para que el Hijo del Hombre, Jesús cristificado, nuestro Salvador haga Justicia pronto.

La humanidad está parada en el Calvario, todavía flagela, insulta, violenta y mata a los inocentes y a los justos, no ha cambiado nada en dos mil años pero el tiempo ha llegado porque el límite máximo consentido ya ha sido alcanzado: la humanidad dividida en la figura de los dos ladrones es llamada a elegir si estar con los valores del Cristo o contra ellos. El juicio está en curso y día tras día cada uno sentencia su destino con sus propias acciones. El día de la Resurrección para los beatos y los justos y la condena para los asesinos de la vida están a la puerta de esta nueva Era.

¿Por lo tanto que significa la Pascua? Morir y renacer todos los días. Morir en la materia y  renacer en el Espíritu recorriendo nuestra pequeña vía crucis con amor hasta el Gólgota, el día en que seremos llamados al juicio final.

Para nosotros el Cielo ha reservado un lugar especial, muy especial, pero de gran responsabilidad: nos ha permitido estar a los pies de Su cruz, a los pies del Calvario de Su Cáliz Viviente. Y a través de él nos digna de Su Palabra y de la de Sus Ángeles.
Jueves y Viernes Santo, Giorgio, después de haber vivido una nueva pasión de la Cruz, recibe dos estupendos mensajes del Cielo a la Tierra a través de su verbo, que llegan a nosotros, pequeños servidores para intentar salvar lo salvable, esa cualidad de la que tanto se habla pero que es muy difícil de salvaguardar y mantener constante en estos tiempos oscuros.
“La humanidad no se ha redimido” nos dice Giorgio mientras lee los mensajes que nos hablan de altos conceptos cósmicos y de suprema filosofía espiritual, sublimes pero al mismo tiempo nos son transmitidos con tanta  sencillez  que nos hacen reflexionar una vez más sobre cuanto estamos atrasados y cuanto tiempo hemos perdido detrás de valores efímeros.
Pienso en la rabia y en el profundo dolor que puede llevar dentro un hombre marcado por el sufrimiento del Amor de Cristo y no puedo hacer mas que, como siempre, aprender de su sed de Justicia colmada de Santa Paciencia, de donación completa de su ser, completa disponibilidad incondicionada a la voluntad del Padre Adonay que contiene la de su hijo el Cristo, la de los Seres Solares que le sirven, disponible a dispensar energía de amor y de conocimiento a sus hermanos que anhelan estos momentos sagrados de lecciones espirituales. Vivimos intensamente el Sábado, Domingo y Lunes de Pascua, una comunión espiritual profunda con nuestros queridísimos hermanos de Pordenone, Bari, Roma, Serbia. Almas profundas, hombres y mujeres de buena voluntad, humildes servidores del Maestro Jesús-Cristo, seres que con seriedad, sacrificio y dedicación colaboran en muchas actividades de la gran obra que Giorgio lleva adelante desde hace ya 20 años. Cada alma con su luz resplandeciente, con su única e irrepetible belleza, personalidades diferentes, caracteres opuestos, pero todos igual de preciosos a los ojos de Dios. El cáliz de la Comunión Crística nos prodiga de nuevo perlas de conocimiento que nos llevan a mundos lejanos y nos hacen sentir el sabor de la vida verdadera, la belleza de los pueblos redimidos a los valores solares, el perfume de mundos donde la armonía entre los elementos planetarios, el hombre y Dios es un intercambio continuo y recíproco de belleza y complicidad. El gusto de estar juntos hace que nos acerquemos los unos a los otros y que saciemos en esta aura de amor y de fraternidad, que debería unir a todos los pueblos de la Tierra, nuestra sed de conocimiento, al menos por un poco de tiempo. La comida de Pascua sencilla, que nos sirve también Giorgio, nos recuerda el momento cuando Jesús lavó los pies a sus apóstoles, Maestro y siervo de sus hermanos, una comida bendecida por el sello de los estigmas impresos en esas manos que se juntan en signo de devota oración. Rezamos juntos la más preciosa, la del Padre Nuestro. Pocas horas después de comer el Verbo se hace Palabra en una nueva conferencia para difundir el mensaje: un mensaje que se hace concreto sosteniendo a los niños de Funima y al misionero a cargo de dicha misión; Raúl Bagatello, divulgando los signos de los tiempos entre los cuales la presencia en la Tierra de estos seres sublimes que monitorizan continuamente nuestro estado social, denunciando los males de este mundo y anunciando la próxima venida del Maestro Jesús-Cristo.
Que su palabra llegue a vosotros con la intensidad y la alegría que ha llenado nuestros corazones estos tres días a pesar del dolor y de la tristeza por lo que diariamente sucede en nuestra atormentada Tierra.

Demos gracias al Señor.

“Debemos intentar dar al Espíritu lo más posible porque yo no se si estaré el año que viene, puede ser que no esté, por eso tenemos que aprovechar todas las posibilidades que el Cielo nos da para estar juntos como si fuera la última vez. Yo vivo todos los días de mi vida como si fuera el último, por eso lo vivo intensamente.
La misión de Jesús Cristo se cumplirá con Su segundo regreso. Recordad siempre que El es la esencia de la vida, nuestra certeza, nuestra esperanza, nuestro punto de referencia, no lo olvidéis nunca.
El signo de los estigmas simboliza la última oferta de redención.
Giorgio Bongiovanni debe pasar a través del sufrimiento para recibir las comunicaciones que vienen del Cristo, hay mensajes muy particulares que recibo durante la sangración.
¿Cómo puedo comprender el mensaje de Cristo si antes no lo vivo, cómo puedo entender su pasión si no la vivo? Solamente a través del sufrimiento, en nuestra dimensión, se catalizan los valores de las medias/altas frecuencias. He sido llamado para ser el espejo del mensaje más importante que la humanidad haya recibido en toda su historia, que alcanza el ápice cuando el Cristo ha personificado a Jesús y se hace sublime y supremo en el momento de la crucifixión, del derramamiento de la sangre de Cristo y de la resurrección, que tienen una importancia indispensable para nuestra evolución. Mi sufrimiento es un mensaje. Un día “Ellos” me han dicho que podría no hablar más, dado que la sangración de los estigmas es un mensaje claro e inequívoco para todos. A pesar de ello nos hablan todavía porque nos aman y desean ayudarnos. ¿Que más deberían hacer estos Seres divinos?
Yo tengo que recordar continuamente, día tras día, el significado de la crucifixión, esta es mi misión, ser un recuerdo vivo (el único estigmatizado permanente en este período histórico, ndr).
El significado de la crucifixión es el mensaje más importante que el Cristo ha concedido al hombre y es la última oportunidad que Dios le ofrece a través de Su hijo predilecto para rescatarnos del karma que nadie puede cancelar, pero que hace dos mil años el Cristo se lo cargó sobre Su espalda por amor de Sus hermanos para darles la libertad. ¿Dónde encontráis un Amor más grande que éste? Yo quisiera preguntar a todos los Maestros que han venido a la Tierra si harían lo mismo. ¿Quién jamás se ha cargado el karma de sus hermanos? Pero recordemos que se le ha permitido solo una vez, si perseveramos en nuestros errores nos cargamos de un karma doble, porque Jesús-Cristo es también Justicia Suprema. Quien ha vivido en el amor y en la paz será premiado, quien sin embargo ha perseverado en el error será condenado a la muerte segunda.
El signo de los estigmas es un signo que anuncia Su presencia y Su venida. Yo no me siento superior a los demás, como sabéis busco siempre a los Justos para servirles, pero no puedo no decir que el signo de la crucifixión es el signo más grande.
Soy un personaje incómodo no por los estigmas que llevo en mi cuerpo, ni por lo que hago, me lo ha dicho la iglesia misma, sino por lo que digo. Si renunciase a hablar contra los mafiosos, contra sus bancos, contra el presidente Bush, contra China, si me ocupase de la lucha contra la mafia militar y no contra la política y ayudase a los niños, sería un nuevo Padre Pio, la Iglesia me acogería enseguida. Desgraciadamente para ellos yo molesto con discursos de denuncia y de teología cósmica: reencarnación, multi-dimensionalidad, Dios, Hombre-Dios, retorno inminente de Jesús-Cristo, la justicia, los ángeles... yo quito a la gente de la ignorancia que es lo que ellos no quieren. “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas que cerráis el reino de los cielos a los hombres! ¡No entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que quieren”! (Mateo, cap. 23. vers. 13) decía Jesús, el sanedrín es siempre el mismo, ellos impiden a los hombres que sean libres.
Represento un mensaje muy incómodo pero no me pueden tocar porque Dios no se lo permite a menos que no llegue mi hora. Un estigmatizado está con los Justos, con quien grita la Verdad, con los verdaderos misioneros, con los que hablan y dan testimonio de la presencia de los Ángeles-extraterrestres, está con la filosofía hermética de Giordano Bruno, todo esto es incómodo. Ha venido recientemente a verme un cura misionero conocido que ha fundado una de las más grandes comunidades para los jóvenes en el mundo, ha venido en secreto, hemos hablado y me ha confiado “Tienes razón Giorgio, los hombres de Iglesia han traicionado a Cristo, tu dices la Verdad. He venido para decírtelo”.
Mi Iglesia es la Humanidad, mi madre es la Tierra cuyo Espíritu está representado por la Virgen, mi padre es el Sol que es Cristo, mi mandamiento es –ama al prójimo como a ti mismo- que de por sí encierra a todos los demás, este es el mandamiento que viven los extraterrestres.
La sangre de Cristo ha redimido a todos, también a los Maestros espirituales que deben arrodillarse de frente a El. De lo contrario estaríamos todos en las tinieblas. El Genio Solar Cristo se ha encarnado en Palestina pero ha viajado en todo el mundo antes de los últimos tres años de su misión y se ha encontrado con los iniciados de la antigua tradición de los Veda, los Yogi, los ascetas del Tíbet, Kotumi El Moira, Babaji y ellos sabían que él era la más alta manifestación de la trinidad. Fue a Inglaterra, a Francia, se encontró con las poblaciones de los indios de América, pero no fue con el burro, tenía todas las milicias celestes consigo. Debemos respetar a todos los Maestros espirituales que han venido a la Tierra: Mahoma, Krishna, Yogananda, etc. pero la encarnación del Avatar de los Avatares tuvo lugar hace 2000 años a través del Maestro de los Maestros Jesús-Cristo. No lo olvidéis nunca.
Todos pueden errar, menos Cristo.
Jesús ya no era Jesús, sino Jesús-Cristo. El momento del bautismo es el momento en el que Cristo compenetra a Jesús a través del conductor de energía, el agua, en cuerpo, alma y espíritu.
También nosotros en el momento del bautismo catalizamos la Energía Crística. El bautismo es un compromiso hacia Cristo no indiferente.
Si no lo hubiésemos crucificado, no sería necesario el retorno con justicia, el hombre habría tomado el camino de la redención y de la evolución.

Las profecías no son ciertas, son posibilidades reveladas al hombre en base a las decisiones tomadas. Os hago un ejemplo: Jonás era un profeta, los Seres de Luz le dijeron que fuera a la ciudad de Nínive, una antigua ciudad de Israel para decir al pueblo que si no se arrepentía, terminaría como Sodoma y Gomorra. Las Potencias Celestes tenían todos los planes para destruirla pero el pueblo se arrepintió y la ciudad no fue destruida. Un ejemplo importante de como el hombre puede cambiar el destino de la humanidad y anular todas las profecías.
La culpa de este Deicidio no es solo de los hebreos que eran el pueblo elegido porque poseían cualidades con las que habrían debido atraer a los demás pueblos, sino que es de todo el mundo que de todas maneras ha tenido la misma posibilidad de comprender y de cambiar.
La humanidad hoy está dividida en dos partes: estamos como los dos ladrones al lado de la Cruz.
La humanidad es culpable de los graves crímenes cometidos, ha elegido el camino de la degeneración, del odio, de la violencia, por lo tanto somos criminales condenados a muerte, en este caso espiritual y el Cristo desciende una vez más entre nosotros y nos ofrece la redención: “Yo pago vuestras deudas”, pero una parte de la Humanidad no cree en El, Le insulta y Le ignora, la otra le cree y hereda el paraíso.
Es un privilegio ser discípulos de Jesús, no es un crédito, es una fortuna, una gracia, es Él el que esta siempre en crédito con nosotros, nosotros estamos siempre en deuda con El.
Una vez que la humanidad ha rechazado la redención, Jesús-Cristo ha dejado en el mundo a Sus apóstoles con el fin de que los hombres pudieran despertarse con el tiempo, en ese momento El conquista el reino espiritual derramando su sangre y rescatando nuestros pecados pero pierde el reino material, es una derrota temporaria. Lucifer y Satanás toman en sus manos el mundo material pero ambos han perdido la batalla espiritual en la Tierra porque Jesús con su sangre ha purificado al mundo, no lo ha redimido, pero lo ha purificado de lo contrario podía terminar como el planeta Mallona. Satanás quería que el Padre exterminara al mundo a través de Su Hijo, así habría vencido él. Sin embargo el Cristo ha ganado el mundo inmolando Su vida en la Cruz.
Lucifer y Satanás hoy quieren que el hombre extermine la humanidad con las bombas atómicas, pero ahora el problema es más grave porque existe el riesgo, que antes no había, de que el planeta pueda explotar. Dado que el planeta representa el Espíritu de la Madre de Jesús-Cristo (el Espíritu patronímico de María es la Madre Tierra), El, el Cristo, no lo permitirá. En verdad os digo, Satanás y Lucifer serán perdonados. Es más fácil que Dios les perdone a ellos que al hombre. Ellos no desafían a Dios, el hombre si, si Dios les da una orden ellos obedecen, el hombre no. Errar es humano pero perseverar es diabólico.
Hace 2000 años Jesús-Cristo no nos ha dejado solos sino que ha dejado en el mundo a los elegidos, los 144.000 que habían venido con El y que en estos dos milenios han dejado la genética, encarnándose de generación en generación y generando otros hijos con la misma genética (los hombres de buena voluntad) para que este planeta se evolucionara.
Y nos dijo: “Pero el Consolador, el Espíritu Santo el que el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todo y os recordará cuanto os he dicho... Cuando venga él, el Espíritu de la verdad os guiará a la verdad completa. Pues no os hablará de su cuenta, sino que os dirá cuanto oyere y os anunciará las cosas venideras. El me glorificará...” (Juan cap. 14 – vers. 26, cap. 16 – vers. 13/14). El Espíritu de Verdad es el Espíritu del Consolador prometido: Juan el apóstol.
El Espíritu de Juan ha llevado nuestra misión a ser lo que es hoy a través de la obra de Eugenio y en este tiempo sigue a través nuestro y  mío, mi Espíritu en efecto personifica otro precursor de Jesús: Juan el Bautista. Por ello se trata de la obra de los dos Juanes. Los dos tienen esta misión, anunciar y preparar el retorno de Cristo Jesús.

Quisiera precisar de todas maneras que ninguna persona será jamás tan importante como para comprometer la misión de nuestro amadísimo Maestro Jesús, esto para ser claros. Si yo fracaso mañana, una piedra tomará mi lugar y dirá las mismas cosas. Podemos enlentecerla, eso si, retrasarla un poquito, porque como quiera que sea estamos incluidos en ese programa, por lo que si fracasamos tenemos una gran responsabilidad, pero de cierto jamás nadie podrá impedir Su retorno.
Tenemos que vivir siempre atentos, jamás sobrevalorarnos, jamás discutir la voluntad de las Potencias Celestes, podemos hablar, desahogarnos con el Cielo pero nunca desobedecer.
Están las tribus de varios apóstoles que obran en el mundo. Nosotros formamos parte de la de Juan que es la más importante en este tiempo porque prepara el retorno del Mesías Jesús-Cristo.
Estamos unidos a este apóstol por el valor mesiánico de nuestra misión, a nosotros nos toca anunciar la venida de Cristo, a Bartolomé otra, a Mateo otra, etc... Nosotros hemos sido llamados a la presencia de esta tribu porque nuestro Espíritu ha hecho un camino espiritual evolutivo positivo y más alto respecto de otros entrando en los conocimientos cósmicos. Quien alcanza este nivel l entra automáticamente en la tribu de Juan. Una misión especial, por lo tanto, pero también la más peligrosa en cuanto no se concede el perdón a quien erra. Un privilegio pero también un riesgo.
Cuando Jesús resucitó, la Virgen no se fue con El porque tenía la misión de ser el Cáliz Viviente de la Comunión de los apóstoles, Ella tenía que quedarse en la Tierra para evitar que los apóstoles se perdieran. Pedro, como los demás, es San Pedro cuando recibe el Espíritu Santo, antes los apóstoles eran tentados, no entendían y la Virgen y Juan les protegían con su manto. Antes de ascender al Cielo, les reúne a todos en su presencia, les ve unidos espiritualmente, entonces se fue donde Su Hijo.
Todos los apóstoles estaban presentes cuando la Virgen María ascendió al Cielo, menos Tomás, que no creía lo que le contaban los apóstoles. Por eso la Virgen deja caer el cinturón azul de Su túnica sobre su cabeza. Entonces creyó.
La expresión de la Madre Celeste es la más pura y más bella del Amor de Cristo y aún hoy sigue manifestando su dolor a través de Su Sangre porque quiere despertar las almas que están aún perdidas en medio del infierno. Por ello se desespera y aparece en el mundo llorando lágrimas de sangre.
Ella regresará con Jesús. Ha detenido el brazo de Su hijo durante dos mil años pero ahora Su hijo Le ha dicho: Madre, aparta tu mano, es tiempo que mi brazo caiga sobre la humanidad.
Si Jesús no regresase con Justicia esta vez le recluirían en un hospital psiquiátrico y le dejarían morir con medicinas porque no podrían crucificarlo.
El problema no es que no le reconozcan, sino que no le aman.
“¡Sígueme!” (Dice el Señor) y él respondió: “Señor, déjame antes ir a enterrar a mi padre”. Y le contestó: “Deja que los muertos entierren a sus muertos; tu ven a anunciar el reino de Dios”. (Lucas, cap. 9 – vers. 59/60.) Que los muertos en el Espíritu entierren a los muertos en la materia, tu sigue a Cristo.
El juicio será emitido para los encarnados y desencarnados. Será un momento dramático. En ese momento se abrirá ese puente dimensional que ha estado cerrado miles de años entre la dimensión espiritual y la material, en ese momento veremos de nuevo a nuestros queridos difuntos, el sentimiento que tendremos recíprocamente será de fraternidad pero sentiremos el valor afectivo que nos ha unido a ellos durante la última encarnación.
Algunas personas serán pre-levadas y otras protegidas en lugares particulares.

Recordad que lo que tiene que interesaros es la salvación del espíritu.
Habrá comunidades que sobrevivirán. Sucederá lo que pasó también en Atlántida. Algunos, los elegidos, les llevarán a El Dorado o a satélites de Júpiter, pero no todos están preparados para soportar esa alta vibración, a otros les dejarán quedarse en la Tierra, en lugares de salvación, en las montañas, etc. porque es necesario repoblar la Tierra. Si está programado que tu cuerpo deba sobrevivir, si es idóneo, le harán sobrevivir. No debemos tampoco cometer el error de descuidarlo no cuidándolo porque es el vehículo del espíritu, debe ser protegido lo más posible. Si te dicen que vayas a la montaña y te dan indicaciones sobre como tutelar también la vida física, por ejemplo, durante una catástrofe nuclear lo tienes que hacer, tenéis que confiaros a Sus programas. El Cielo te puede dar indicaciones incluso a través de las piedras. Si no, quédate tranquilo y espera, tutelándote cuanto mas te sea posible.
Se sabrá quien será elegido o no cuando terminemos nuestra misión. Solo si la completamos seremos elegidos. La salvación es espiritual, no tenemos que anhelar la física, aunque tenemos que amar nuestro vehículo, nuestro cuerpo que nos sirve solo como instrumento para desarrollar nuestra misión.
No os preocupéis si yo no estaré, el Cielo enviará a alguien que os indicará el camino claro e inequívoco. El puede decir incluso a las piedras que hablen en Su nombre. Tened discernimiento porque habrá quien diga –ir allí o aquí-. De todos modos dejaros guiar por la intuición, y sobretodo por los signos que el Cielo os enviará y serán muchos.
Hoy el Maestro Jesús retorna acompañado por las milicias celestes para demostrar que sus mensajeros no son de este mundo, que las dimensiones no son como nosotros las creíamos y para dar un mensaje de potencia a la humanidad. Ciertos programas son necesarios para hacer posible el salto evolutivo de nuestra humanidad.
Cuando veáis a Jesús, porque le veréis todos, la alegría será inmensa pero recordaros que es más grande la alegría de la realización de la Verdad que El enseña y que debemos sentir dentro de nosotros. El no quiere que realicemos la Verdad a través de la necesidad de la sensación, sino a través de la necesidad de la emoción, es decir, de sentir, no de tocar. Por eso dice a Tomás “... Has creído porque has visto. Dichosos los que creyeron si haber visto”. (Juan cap. 20, vers. 29). Jesús nos dice que privilegia en la espiritualidad y en la evolución a los que creen sin ver más que a los que están siempre con El y a los que ha dejado todo en sus manos. ¿Sabéis cual es el motivo profundo de este importante y bellísimo concepto espiritual? Los valores que ha traído el Cristo y por los cuales El ha dado Su vida y que nosotros debemos realizar, son valores que se pueden solo sentir y no tocar. Valores que se sienten y se perciben a partir de la dimensión mineral hasta la del hombre y del Ángel. ¿Habéis tocado alguna vez el amor? ¿La caridad? ¿La fraternidad? No, la sentís y basta, esa es la dimensión de donde proviene el Cristo. Nuestra felicidad más grande es cuando sentimos dentro de nosotros el sentimiento del amor. Tocar es una parte, pero no es todo.
La Verdad no la tienen los que tienen el placer de estar conmigo, de tocarme, de hablar conmigo, sino los que la sienten y la viven en la vida, está es la felicidad más grande.
El Cristo ama amarte y mostrarse a ti con Su Luz y Su calor. Esta es Su esencia, porque Su máxima expresión se manifiesta en la luz del Sol, es ahí donde Le tenéis que buscar.
Muchos de vosotros me piden poder ver a los extraterrestres y yo les contesto que no es importante verles, porque la alegría de sentirles es más grande que la de verles, aunque llegará el momento en que les veréis.

Nuestra identidad espiritual es nuestro espíritu, la inteligencia, la identidad eterna; el alma es el cuerpo astral, la entidad psíquica, la energía anímica, la fuerza energética que anima el cuerpo físico es como el calor que nos da el sol que hace posible nuestra vida física.
La vida necesita experimentar para llegar a ser conscientes en Dios, como una gota del océano que debe comprender qué es el océano. A través de la experiencia material se experimenta el dualismo, mal – bien. Nosotros somos la gota, nuestro Espíritu tiene el instinto de pertenecer a Dios pero necesita el conocimiento para ser consciente y alcanzar la gnosis. Solo a través de la experiencia material puedes experimentar el odio, el amor, etc. pasando por la dimensión mineral, vegetal, humana, angelical, planetaria, cósmica para que el espíritu llegue a alcanzar como el Cristo la sublimación espiritual y vuelva a ser consciente en Dios. A ese punto podrá crear como El y  descubrirá que también Dios ha sido creado. ¿Quién es por lo tanto este Ente Supremo? La Fuerza Omnicreante, el Espíritu Santo, que no es una Entidad, es una Inteligencia que compenetra todo. Por eso en el Evangelio se dice –Si pecáis contra el Espíritu Santo no seréis perdonados- Porque es el Ente más alto y más sagrado de la Vida, el pecado contra la Vida, por lo tanto, no se perdona, como por ejemplo la bomba atómica, matar a un niño, etc. Su Energía Omnicreante compenetra todo. Su energía creante nos la da el núcleo central del Sol, que en nuestro Sol se llama Adonay. El Espíritu Santo tiene la necesidad de expresar el amor de mil formas y substancias, El se auto-determina, se auto-define, se auto-manifiesta. La primera ley del universo es la ley del amor y después la de causa-efecto. Estas cosas se estudiaban en la Atlántida hace 14.000 años.
La emoción juega un papel fundamental en nuestra vida pero puede también engañarte si no es acompañada por el discernimiento. No debe prevalecer ni lo uno ni lo otro pero tiene que haber equilibrio entres estos dos importantes valores.
En el valor espiritual no existe lo sensorial sino solo lo emocional. Lo que hemos sembrado recogeremos en el mundo espiritual emocionalmente. Quien ha amado recibirá y vivirá la misma emoción de amor, quien ha sembrado sufrimiento recibirá la misma emoción de sufrimiento y dolor que ha causado sin poder liberarse y estará tan mal que deseará quitarse la vida pero no podrá hacerlo porque estará obligado a vivirlo por todo el tiempo necesario.
La emocionalidad es un valor muy bonito pero hay que tenerla bajo control con el discernimiento, si es positiva déjate ir si es negativa detente. Si no hubiera tenido el valor del discernimiento no hubiera podido hacer lo que he hecho hasta hoy, a costo de llorar lágrimas de sangre si tengo que hacer algo lo hago, si no tengo que hacerlo no lo hago. La emocionalidad es la manifestación del sentimiento que es atacado por Lucifer porque es el valor más bonito de nuestra identidad. Es el mismo valor que tienen también los hermanos del Cielo y todos los seres vivientes.
Enamorarse por ejemplo de un ser que ayuda y que ama a los niños pero que no lucha para defender sus derechos, para atacar el mal que les oprime, no me convence sobretodo en este tiempo. Debemos defender el bien supremo en esta Tierra que es el valor de la Justicia. Debemos ver en perspectiva en el tiempo el fruto del sentimiento que sientes hacia otra persona y donde te lleva.
La convicción la debes demostrar a ti mismo, no a los demás, tienes que estar seguro de lo que tienes que hacer, de lo contrario tendrás siempre pruebas y te harán sufrir, todo está en estar convencido del camino que has elegido, si ha sido forzado, cámbialo, no es tu camino. Tenemos que servir con la sonrisa y la alegría en el corazón. Si tenemos claro nuestro camino, nuestros objetivos, podremos tener cualquier tentación, prueba o dificultad pero superaremos todo y venceremos. Recodad que las pruebas son siempre por debajo de nuestra capacidad de superarlas.

Cuando los apóstoles vieron a Jesús caminar sobre el agua se asustaron, El dijo a Pedro que fuese hacia Su encuentro y Pedro caminó también él sobre el agua, pero cuando se dio cuenta cayó en el agua y Jesús lo tele-transportó de nuevo a la barca. Les enseñó que todo se puede con la fe incluso mover las montañas o caminar en el agua porque te permite utilizar poderes que están dentro de ti, en los cuales no crees.

También la intuición es un valor importante, es un mecanismo espiritual que tiene lugar entre tu espíritu, tu cerebro y la Inteligencia Cósmica. Tu Espíritu se apodera de tu cerebro y por lo tanto de todo tu ser, lo gobierna y recibe el futuro o el presente o el pasado porque entra en contacto con la Inteligencia Cósmica. Puedes percibir antes las cosas que suceden, leer en el alma de las personas, etc... Todos tenemos intuiciones, algunas, más desarrollada que otros. Lo que importa es no vivirla como algo absoluto, teniendo en cuenta que podríamos equivocarnos. A veces sucede que tenemos pensamientos negativos, como algunas veces cuando nos entra en la mente una música que no conseguimos eliminar. Esa onda pensamiento te machaca la cabeza. La tienes que ignorar, no le des importancia, al final se cansará y te dejará. Si luchas contra ella con la oración ya le estás dando demasiada importancia.El hombre posee facultades escondidas que debes descubrir y utilizar en el tiempo: la videncia, la telequinesis, facultades terapéuticas, etc. Dios amplifica dichas facultades si Le sirves y si las utilizas a fin de bien. Nosotros los hombres desarrollamos muy poco las potencialidades de nuestro cerebro, solo el 4%. Los extraterrestres usan el 20%. Depende solo de nosotros, efectivamente mientras estemos apegados a los valores materiales no desarrollaremos nunca estos poderes, podemos adquirir una tecnología artificial, computadoras, etc., pero no la natural que está en nosotros, solo si realizamos los valores del Espíritu: justicia, paz, amor, fraternidad, humildad, etc. entonces liberaremos estas grandes potencialidades.
No es fácil entrar en contacto con estos Seres, tienes que tener una preparación constante de al menos 10 años y después eres probado continuamente, bajo presión, debes sufrir. Hasta hace pocos años no era tan peligroso pero ahora el peligro está al máximo, recordaros que el mal ha puesto todas sus fuerzas en el campo para confundirnos y desviarnos del camino. Quien tiene estas capacidades tiene que ser desconfiado y contestar –Yo tengo quien me habla de estas cosas, no me interesa- a menos que no se dé una misión clara con signos muy precisos.

Los planetas en la economía creativa del Cosmos son la parte que concibe y da a luz la vida, es decir la parte femenina, sin embargo el aspecto masculino que fecunda es el Sol.
El Sol es polígamo, su alma gemela es la Tierra que es el planeta más atacado, el más martirizado. Quieren matar al planeta más bonito, el que el Sol ama más.
Las encarnaciones del hombre en la materia son mínimo siete pero después el hombre se pierde por el camino y vive 20, 30 o más. Las encarnaciones en la cuarta dimensión son conscientes, es decir el pasaje de una a otra se vive conscientemente, no existe la muerte física como se concibe aquí. Un Espíritu para  alcanzar la quinta dimensión debe experimentar al menos 49 mil millones de años, que es la misma vida completa que viven los Genios Solares para llegar al Sol Central. También ellos se encarnan de Sol en Sol hasta alcanzar la séptima dimensión.
Nuestro Sol completará su ciclo dentro de 5 mil millones de años, después se apagará y se manifestará en otro Sol hasta cuando llegue al Sol Manásico que reside en el centro de la Galaxia, de donde proviene la genética de toda la Galaxia. Pero todos son Creadores y todos dependen del Creador Único que es el Espíritu Santo.

Los agujeros negros son puertas dimensionales o restos de la destrucción de un Sistema Solar que se concentran en una fuerza de gravedad que forma precisamente un agujero negro. El mismo fin que podría tener nuestro Sistema Solar si destruyéramos el planeta Tierra con la potencia nuclear, podríamos comprometer la órbita de todos los demás planetas y el Sistema Solar se convertiría en un agujero negro. Pero no sucederá.
Europa podría salvar a la humanidad, pero no lo hará, América no lo permitirá y nuestros gobernantes filo-americanos tampoco.
La Confederación Interestelar tiene la misión de ayudar la evolución de este planeta, estos Seres viajan en el Cosmos para ayudar a la evolución de las civilizaciones humanas de cualquier planeta y hacerlas entrar en la confederación. Estos viajeros misioneros del Cosmos son Seres de Luz que se ponen a disposición del Monarca que rige ese Sistema Solar que ellos visitan. En nuestro caso quien dirige las operaciones es nuestro Sol pero estos Seres vienen también de fuera. Una especie de OTAN del Cosmos, pero obedecen al Monarca local, porque los Soles de donde vienen están en contacto con todos los demás Soles.
Existen varias confederaciones, nosotros conocemos la que visita nuestro planeta pero después hay muchas otras. Por ejemplo, el Arcángel Miguel forma parte de nuestra confederación, está en contacto con el Padre Adonay pero Su Luz Estelar es el Sol de Alfa Centauro. Nos confederamos y trabajamos para una serie de Dioses que llamamos Maestros Cósmicos. En muchos mensajes Setun Shenar nos dice –Nuestros Maestros Cósmicos nos han dado la orden de comunicaros: -Estos Maestros son un grupo de Dioses que son estos Soles (Elhoim).
Setun Shenar ha sido nombrado mi guía personal, como un Ángel de la guarda, es un científico cósmico y tiene la misión de instruirme y de adelantarme eventos, es un Ángel de Ashtar Sheran. Pertenecen a la Legión de Cristo, por esto se ponen en contacto conmigo.
Los Seres que vienen de Alfa Centauro, Pléyades, Orión y Proción tuvieron la misión de injertar características particulares en la genética de la raza humana, son genetistas cósmicos y tienen la misma evolución espiritual aunque pueden tener características distintas por naturaleza y proveniencia.
Para viajar en el espacio hay que poseer una evolución tecnológica a la par de la ética espiritual. Puedes viajar en el espacio pero antes de que alcances la velocidad de la luz, te autodestruyes. Nosotros somos el ejemplo de esto: evolución tecnológica 100, evolución ética 10. De hecho el hombre no es capaz de llegar ni siquiera a Marte. Por esta razón los viajeros del Cosmos no pueden ser negativos, no se les permitiría llegar a otros planetas.
En parte del Océano Atlántico había un grandísimo continente formado por cientos de islas que se llamaba Atlántida. Ahí ha crecido y florecido una civilización estupenda que después ha degenerado y ha sido destruida. (También Lemuria en el Océano Pacífico mucho tiempo antes que Atlántida y cubría el 70% del mismo).
Había una isla en particular que se llamaba Poseidonia, del Dios Poseidón, donde había una base de estudios de experimentación extraterrestre. Estos conocimientos desde Atlántida alcanzaban a todo el mundo, estos Seres venían de Marte pero eran Seres provenientes de las Pléyades y habían tenido un contacto con esta civilización de la Tierra para llevar al mundo hacia una super-civilización. Poseidonia era en aquel entonces el pueblo elegido. Vivían iniciados como Jesús (que no era el Cristo), Bharat, Nibiru, etc. Pero Atlántida empezó a degenerar. El Cristo Adonay personificó un viejo sabio, el anciano de los antiguos días, quien comenzó a profetizar lo que habría podido suceder y a advertir a la población pidiéndoles que cambiaran las cosas, etc. La gente no le creía, él manifestaba autoridad, al final le golpearon en la cabeza con una hacha y a pesar de haberle destruido el cráneo él seguía hablando, todos huyeron por  miedo.

Atlántida era una civilización próspera muy evolucionada, había construcciones de cristal y diamantite, de oro, pirámides, amplificadores de energía solar, poseían la anti-gravedad, es decir, en pocos minutos se podían trasladar de un océano a otro, podían atravesar la atmósfera, la medicina se basaba sobre el método parecido al que usan los filipinos, es decir, operaban en el físico interviniendo directamente en el astral, utilizaban aceleradores de frecuencia, la energía solar, la energía psíquica, se estudiaba el sistema de la ley cósmica, las mujeres y los hombres eran bellísimos, todos los conocimientos que habéis escuchado esta noche vienen de allí, aunque hoy me los recuerdan los mensajes que recibo. Atlántida era habitada por la raza roja que hace 175 mil años fue colonizada por Seres de Luz que se habían encarnado en esta tierra y habían inseminado físicamente y espiritualmente la civilización de la población roja. Era el último peldaño para entrar a formar parte de la Confederación Interestelar, podían instaurar el reino de Dios en la tierra, todo estaba pronto. Un sistema de sociedad idéntica a la de otros planetas pero solo en la isla de Poseidonia donde se estaba efectuando el test de la experimentación para hacer nacer una familia cósmica y lo habían conseguido. En las otras islas se daba la ciencia y el conocimiento, que se vivían con paz, amor, justicia. Tenían una tecnología avanzada, pensad que para ir por ejemplo a las Indias, iban con los vimanas, que eran las así llamadas alfombras voladoras, es decir, astronaves.

Todos los Monarcas Solares están compenetrados por el Espíritu Santo, cada Sistema Solar tiene un jefe del sistema que es el Monarca, el sol que nosotros vemos es el Cristo y Su Padre Adonay. A un cierto punto el Monarca Solar, jefe de la confederación, decidió dar un input a la civilización de Atlántida, decide por lo tanto someter a prueba a esa población dándole la piedra filosofal, es decir el conocimiento supremo, el conocimiento de las dimensiones, la ciencia del espíritu, pero también enviándole la población negra que, empujada por una fuerza superior, les pone a disposición la magia negra y les tienta en la presunción, diciéndoles que no necesitaban otros Seres que les guiaran. Algunos iniciados intentaron impedir que el hombre se dejara condicionar, la población negra se estaba convirtiendo en una verdadera dictadura. Ejercer ritos de magia negra se volvió de moda, los hombres empezaron a afearse, emborrachándose, haciendo orgías, provocando accidentes continuamente con los medios volantes. La Confederación no pudo hacer más que admitir que el test había fracasado, a pesar de que habían enviado iniciados y científicos para avisarles del peligro que estaban corriendo. El castigo llegó. Una de las tres lunas cayó en el continente de Atlántida y destruyó todo. A los mejores, a los más evolucionados, les llevaron a El Dorado, a otros se les hizo emigrar a Egipto, a América Central y meridional, en Oriente Medio y en India. Otros más murieron a causa del asteroide.  
Una historia que se podría repetir en este tiempo.

Giorgio Bongiovanni

 

Con profunda devoción
Sonia Alea

 

Sant’Elpidio a Mare (Italia), 5 de abril 2008

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139