Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

EL SABER COMO ANTIDOTO DE LA CATASTROFE

Relación de la conferencia de Giulietto Chiesa en Servigliano (AP), el 14 de marzo 2008.
Vivir o morir. No es la paráfrasis del título de un film ni una simple frase que haga efecto.
Es un punto crucial: el que nuestra humanidad tiene delante.
Tomar una decisión: la paz o la guerra: el paso atrás o el incesable progreso sin conciencia y sin esperanza.
Saber elegir bien, una cosa o la otra, depende de un único factor determinante: saber.
Saber quienes somos, donde vamos, en que situación real se encuentra el mundo, quien decide nuestro destino y el de nuestros hijos.
“¿Cuantos de vosotros se dan cuenta de que hemos llegado casi a la estación final?
La pregunta de Giulietto Chiesa deja atónito al público presente en la sala. Más de doscientas personas que han venido para escucharle y comentar con él el film “Zero, investigación sobre el 11 de septiembre”, evento del Festival de Roma 2007. Un film para el cine fruto de una rigurosa investigación periodística llevada a cabo por el mismo Giulietto junto a un grupo de estudio de la Asociación Megachip, de la cual es presidente. Financiado gracias a los esfuerzos de la misma asociación y a un grupo de accionistas popular.
El evento ha sido organizado el pasado 14 de marzo en el cine Multisala Moderno de Servigliano (AP) – a una media hora de distancia de nuestra redacción – por ANTIMAFIADuemila con la colaboración de la provincia de Ascoli Piceno, la Asociación Pro Loco y la Municipalidad de la ciudad.
Giulietto, el periodista y europarlamentario, amigo de Giorgio, ha venido a la región Le Marche para participar a ese evento público y visitar, al día siguiente, las sedes de nuestras actividades: las oficinas de Studio3TV y, como es obvio, el arca.

08-3-14-g-chiesa1p

08-3-14-g-chiesa2p

Un encuentro que, como él mismo ha declarado después, marcaría el inicio de una nueva fase de nuestra colaboración: desde ese momento en adelante mas cercana y prolífera.
El film dura unas dos horas, durante ese tiempo los espectadores han podido observar consternados todas las mentiras contadas en la versión oficial que se refiere a los hechos del 11 de septiembre dada por el gobierno americano. Escuchando las análisis y los testimonios de expertos, técnicos, científicos, testigos oculares, responsables de las investigaciones, familiares de las víctimas, periodistas. Además de las absurdas teorías formuladas por la comisión de estudio estadounidense que no ha tenido intención de dar ninguna explicación razonable de los hechos acaecidos ese día.
¿Por que las Torres Gemelas y el edificio 7 del World Trade Center se derrumbaron a una velocidad de caída libre, como sucede en casos de demolición controlada? ¿Que sucedió de verdad en el Pentágono? ¿Que es lo que  chocó contra el? ¿Por qué no se encontraron los restos del presunto Boeing? ¿Como hizo este avión para entrar en el espacio aéreo más protegido del mundo sin encontrar ninguna resistencia? ¿Quienes son los secuestradores? Muchos de ellos han declarado que están vivos, ¿por que no han sido borrados del reporte oficial?
Y más aún: ¿por qué no se ha escuchado a muchos testigos que declararon haber oído estallar artefactos dentro de las Torres Gemelas y del Pentágono? ¿O por qué el nombre de Bin Laden no aparece en la pagina web del FBI como buscado por los atentados del 11 de septiembre?
Son solo algunas de las decenas y decenas de interrogantes presentados en el film, gemelo de un libro “Zero. Porque la versión oficial sobre el 11/9 es una falsedad”, dos productos con los cuales Giulietto Chiesa y el grupo de estudio piden en substancia que se reanuden las investigaciones sobre el 11 de septiembre mediante la institución de una comisión de investigación internacional que investigue sobre lo sucedido.

2008-03-14

Empezando, es decir, desde cero.
“Lo que hemos visto”, comenta Giorgio después del film que el público había escuchado con mucha atención, “es impresionante. Y si es todo verdad, como creo que lo sea, la pregunta que hay que hacerse es: ¿por qué se hizo? La respuesta es la situación internacional. Mi esperanza es que esta noche, con vuestras preguntas, podáis estimular a Giulietto Chiesa para que os explique precisamente esto: lo que está sucediendo en el mundo, en que situación se encuentran los Estados Unidos de América, actualmente el país más endeudado de todo el planeta, porque se han desencadenado dos terribles guerras después del 11 septiembre y por qué no cambiamos nuestro tenor de vida?” Preguntas importantes, puntualiza, que pueden ayudarnos a comprender lo que ha sucedido y que mentes “refinadas y diabólicas” se escondan detrás de esta operación que quiere impedirnos de descubrir “la verdad que todo el mundo debe de conocer”.
El público aplaude espontáneamente mientras Giulietto, con una sonrisa afectuosa, da las gracias a Giorgio por sus palabras. Sucesivamente, mientras contestaba a las muchas preguntas del público, dice: “Los Estados Unidos, como decía antes Giorgio, es el país más endeudado del mundo y no devolverán las deudas que han acumulado”.
El público da la impresión de estar sorprendido y desconcertado de verdad ante la análisis de la situación mundial por parte de Giulietto. Lucida, detallada y avalada por datos y pruebas que no dan lugar a interpretaciones. “Son más de 200 los puntos que demuestran que la versión oficial de los hechos del 11 de septiembre no está de pie. En el film hemos focalizado la atención, por motivos de espacio, solo sobre algunos aspectos de lo sucedido dado que las filmaciones en nuestro poder duran 36 horas”. Pero está claro que el gobierno de los Estados Unidos nos ha mentido, dice el periodista, “¿por que habría tenido que hacerlo?”. La respuesta es amarga: porque el 11 de septiembre ha servido para iniciar la guerra. Cuenta que en el año 2000, un año antes del fatídico ataque transmitido en directo ante 3 mil millones de personas, el secretario de la Defensa de los USA Donald Rumsfeld escribió un documento sobre la seguridad nacional que decía que los Estados Unidos de América se preparaban para la guerra. Una “previsión fantástica”, hecha con un año de adelanto, la previsión de una serie de ataques que tendrán que ver muy pronto también con Irán.
Giulietto lo anuncia, sin que nadie le escuche (como sucede a menudo con quien dice la verdad), por varios años y por esta razón muchos le han acusado de catastrofismo y de antiamericanismo. Pero según un reciente sondeo en los Estados Unidos el 51 % de los americanos no cree en la versión oficial mientras el 33 % piensa que la administración Bush es cómplice o que ha dejado que sucediera. “En pocas palabras, dice Giulietto, una tercera parte de los americanos piensa como yo: una demostración clara de que no soy antiamericano”.
Pero los principales medios de comunicación no han dado a conocer estos datos, así como tapan la verdad sobre el 11 de septiembre. “Pero muchos americanos han entendido una cosa: los periódicos mienten y las TV también.
El año pasado, a tres años de distancia del inicio de la guerra en Irak el 40 % de los americanos estaba convencido de que Saddam Hussein había participado a los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono y de que poseía armas de destrucción masiva”. Una mentira a la que al principio había creído casi todo el mundo porque “los medios de comunicación pueden influenciar radicalmente el pensamiento. Quien tiene en su poder las televisiones no es que os influencie, sino que decide como tenéis que pensar. Este es el punto. Si nosotros no conseguimos aportar la democracia a la comunicación seremos siempre manipulados”.
A este punto el público empieza a aplaudir. No son solo las palabras que dice Giulietto, sino su forma de expresarlas, la claridad, la evidente desesperación por la situación actual en la que se encuentra nuestro atormentado planeta y la voluntad de luchar, día a día, intentando cambiar las cosas. Está convencido de que todo esto sería posible si solo todos pudieran acceder a las mismas informaciones, si todos fueran igual de conscientes. Por esto pide la colaboración de la gente para realizar un proyecto: el de un formato televisivo libre de cualquier forma de control. “La idea es la de salir al aire alrededor de las 22:30, para hacer ver a todos lo que les han contado durante el día los 7 principales noticieros y por lo tanto explicar porque nos han tomado el pelo y cual debería haber sido el verdadero orden del día”.
Un formato que se transmitirá en las TV locales en banda ancha, con un público potencial de 30, 35 millones de telespectadores. Y que para garantizar la libertad de las informaciones será financiado por la gente, 50 mil personas que deberán dar su disponibilidad y depositar una pequeña cuota de unos 100 Euros.
Al día siguiente, en el arca, Giorgio y todos nosotros nos adheríamos al proyecto confirmando nuestro empeño de dar a conocer el proyecto lo más posible a nuestros contactos.
Muchas personas del público se dicen disponibles a participar en la iniciativa y dejan sus señas después de la conferencia que se concluye a la 1 de la noche. Respondiendo a una de las muchas preguntas Giulietto reanuda el discurso de Giorgio intentando transmitir la gravedad de la situación mundial. “Desde cuando el dolar ya no hace referencia al oro y se ha vuelto prácticamente predefinido, los Estados Unidos han producido algo como 900 trillones de dólares y han construido su riqueza y su bienestar, en parte también el nuestro, a través de una inmensa producción de material de papel que no tiene ningún valor. Pero ahora hemos llegado al final, a la última estación, ya no hay bastante gasolina para todos y si China sigue creciendo al ritmo actual (11,4 % del Pib medio anual) en 5 años será una vez y media más de la economía china de hoy”.
A este punto puntualiza que nos encontramos ante un “viraje histórico”. Y que “los que tenían en sus manos la información sabían esto ya desde el 2000”, cuando Rumsfeld había previsto la guerra.  Los que tenían a disposición los medios para saber sabían que a un cierto punto habrían tenido que “hacer cuentas”. Porque “dentro de dos, tres, cinco años, el problema de acceder a los recursos energéticos será grave y, para afrontarlo, será necesario armarse antes. Porque “cuando te encontrarás ante mil trescientos millones de chinos que querrán lo mismo que has querido tu hasta el día antes tendrás que estar en condiciones de matarles, de eliminarles, sino serás eliminado”. ¿Catastrofismo?  Se pregunta Giulietto. No, “solo realismo. Yo formo parte de la Comisión del Parlamento Europeo que se ocupa de los problemas del clima y de la energía y tengo datos en la mano”. El 11 de septiembre “no ha sido para combatir contra Bin Laden, sino porque se estaba preparando una guerra con el fin de eliminar físicamente el adversario”.
Pero hay una alternativa: “Sentarse alrededor de una mesa y definir la redistribución de todos los recursos que no son infinitos sino que son limitados. Lo cual significa que también el crecimiento no puede ser infinito y que hemos llegado al fondo”. Giulietto explica por lo tanto el mecanismo de un sistema económico destinado a hundirse, después afirma: “Todo nuestro sistema, basado en consumos que crecen vertiginosamente se tiene que detener. ¡De lo contrario nos encontramos ante dos posibles respuestas: la primera es la de preparar, precisamente, la guerra y este grupo de personas lo está haciendo! La segunda es de lo que hablaba antes: la redistribución de los recursos iniciando por la conciencia de que estamos todos en peligro y que la única condición es la de tener que renunciar a algo de nuestro sistema de vida que “como alguien ha escrito, podría incluso significar un mejoramiento de la cualidad de la vida misma. Hay un montón de cosas que podríamos hacer consumiendo menos. ¿Cuantos de vosotros se dan cuenta de que estamos viviendo en un mundo sin sentido? ¿Nos damos cuenta o no? Este mundo está loco. Hay que afrontar el problema de cambiarlo seriamente. Por esta razón soy un pacifista, porque pienso que la otra solución sea solo la catástrofe. Moriremos todos si estos siguen como ahora. Porque atacar China significa tirarles encima 200 bombas atómicas y 200 bombas atómicas no se quedarán en China si no que girarán por toda la atmósfera de la Tierra”.
El paralelismo con los mensajes de Giorgio es evidente. Hablamos de ello al día siguiente en el arca, recordando esas palabras tan importantes y ricas de sentido de verdad y justicia.
La conferencia está por terminar, las dos últimas preguntas y después Giulietto deja la sala mientras le abraza un gran aplauso.
Su mensaje final está de todas formas lleno de esperanza. Dice: “Yo quisiera sobrevivir y quisiera que mi hijo sobreviviese”. Y si es verdad que nosotros “estamos en la víspera de un desastre, es verdad también que tenemos la posibilidad de evitarlo y por ello voy por toda Italia, como esta noche, para ver si todos juntos podemos conseguirlo. Si todos juntos podemos afrontar el problema de la tecnología y de los recursos alternativos que existen y que debemos aprender a usar”. “Bastaría luchar por otro gobierno, que sepa hacer otra política.”.
Al día siguiente nos pide que trabajemos con él para lograr esto precisamente: crear un nuevo lenguaje, único e igual para todos, que pueda crear los presupuestos para una sociedad distinta, basada sobre el principio de la igualdad. Un “discurso universal”, como lo habría definido Giorgio, que ahora llevaremos adelante junto a él.

Mónica Centofante
Redacción AntimafiaDuemila
17 de marzo 2008

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139