Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
sudamerica
CONFERENCIA INTERNACIONAL DE ARCAS

21-11-2009 / ROSARIO (ARGENTINA)

REUNION DE LAS ARCAS DEL MUNDO EN ROSARIO

(Transcripción textual)

Sábado 21 de noviembre del año 2009

El horario de inicio de la reunión de Arcas del Mundo había sido previsto originariamente para las 10 hs.,  pero se demoró porque Giorgio estaba sangrando en el Hotel Plaza Real, donde estaba alojado. Las horas de espera transcurrieron en medio de la reverencia que provocó la noticia, la alegría del encuentro entre los hermanos y la excelente música de Vale Tanto, conjunto integrado por Daniel Pettinati y dos músicos más. El momento musical más emotivo lo vivimos al escuchar a Gastón Guffanti, tenor, cantar el Ave María. Giorgio llegó ya cerca del mediodía y todavía podían verse en él las hullas del sufrimiento vivido momentos antes. Antes de comenzar, Anita les informó a todos el lugar donde se realizaría el almuerzo, dio algunos otros detalles organizativos y presentó a los asistentes a la reunión. Luego le dio la palabra a Inés.

Inés: Palabras de bienvenida. Hola de nuevo a todos, aunque ya me he presentado antes y los he saludado. También me han escuchado hablar más de una vez hoy, para anunciarles que se iba a atrasar el inicio de esta reunión y por el cambio de horario del programa original.  Ahora, solamente quiero darle la bienvenida a Giorgio, a Sonia, a Mara que nos hizo el honor de viajar desde Italia, a Juan Alberto, a Raúl y a todos los hermanos aquí presentes. Para nombrar a los visitantes de los países hermanos en orden alfabético, les doy la bienvenida a los de Chile, Marco Antonio Readi y su esposa Andrea. A los de Paraguay, Omar Cristaldo, su esposa Hilda, Graciela, Jorge y los demás que han venido con ellos. A los de Uruguay, de los que voy a nombrar sólo a Erika, Anubis, Alicia, Gonzalo y Chacho en representación de todos, ya que son casi setenta en total. Sean bienvenidos también todos los hermanos de Argentina, llegados desde todas partes del país. El Arca de Rosario, gracias a la generosidad de Sadop (Sindicato de Docentes Particulares de Argentina), se trasladó hoy a este salón, mucho más grande que nuestra casa, para que podamos entrar todos. Y eso es lo que quería decirles, sean todos bienvenidos a esta reunión que el Cielo nos regala. Bienvenida a Giorgio. A Giorgio, en especial, le quiero decir que en la última reunión espiritual que hicimos en el Arca hace muy pocos días para agradecer la ayuda que el Cielo nos ha dado en la organización de este encuentro, una hermana me dijo que vio a la Virgen engalanada en color dorado, con magníficas vestimentas y, que ante su asombro, Ella le dijo que se había vestido así, con sus mejores galas, porque Su Hijo estaba por llegar a Rosario. Y eso es lo que te digo ahora, Giorgio: hoy estamos todos acá con nuestras mejores galas, no tan magníficas como las de nuestra Santa Madre, pero sí con lo mejor de nuestro espíritu, con nuestro corazón abierto y lleno de alegría por el encuentro. Bienvenido seas a Rosario, te recibimos con todo nuestro amor. Nada más y muchas gracias a todos.

Giorgio: gracias, muchas gracias querida.

Juan Alberto: Ayer y hoy. Qué difícil, es más difícil de lo que me imaginé, además tengo un montón de connotaciones que tienen que ver con el inicio de todo, cuando éramos unos pocos. Tenerla acá a Mara, encontrarme con Cielito después de tantos años y verla en este lugar, a Cristian, ambos eran unos nenes de muy pocos meses incluso, y están acá, a las dos hermosas chiquitas santafesinas que también son la simiente de aquello que arrancamos hace tanto tiempo. Los que están hoy. Arrancamos hace mucho y nunca nos imaginamos que hoy estarían acá hermanos de La Pampa, de Campana, de La Plata, de Buenos Aires, mis coterráneos de Las Parejas, los hermanos de Las Rosas, de San Genaro, de Cañada de Gómez, los entrerrianos de Paraná y de Concordia, los de Santa Fe, Neuquén, Bahía Blanca, Córdoba, Villa María, Villa Dolores, El Carrillo, Charras, Capilla del Monte, Tucumán, de una punta a la otra del país se extendió esta Obra, de una manera que era absolutamente impensada para aquellos tiempos que teníamos poco de él, porque él lo hace todo posible y esta es la manifestación de que es posible, de que es posible que seres de distintos lugares del país, de distintos lugares de Latinoamérica, levanten la voz, anuncian a los cuatro vientos que esto se termina, que un mundo nuevo nos espera, que el Maestro se hará presente entre nosotros y que Él, Él es todo lo que esperamos. La presencia de Giorgio. Lo tenemos a Giorgio con nosotros que es más de lo que cualquiera puede pretender, tener un enviado del Cielo al lado nuestro, permitirnos compartir con él su Obra. Gracias a todos ustedes por estar presentes, realmente no puedo transmitir todo lo que siento pero, para dar inicio formal a todo esto le voy a dar la palabra a un hermano muy querido que comparte esta mesa con nosotros, a Raúl Bagatello.

Raúl Bagatello: Un año más. Gracias Juan, buenos días a todos, a muchos ya los he saludado, pero bueno, los saludo de nuevo. Otro año más que pasa, otra reunión más, ahora en este día una reunión a fin de año en la que nos juntamos todos aquellos que trabajamos para una causa justa ¿no? y pienso que hemos tenido un año positivo, por estar todos juntos de nuevo acá, ver caras conocidas y otras nuevas, que también es importante. Las dificultades de este tiempo. Ha sido un año en el que creo que todos hemos tenido muchos tropezones, cada día las cosas se ponen más difíciles. Ya conocemos la situación en el Planeta, no tan sólo en Argentina y cómo desde Funima, la Fundación los Niños del Mañana, hemos tratado de sobrevivir para defender a tantos niños que nos necesitan. Los niños. Porque de una forma o de otra lo importante es darles un alimento, cariño y también un aliento a estos niños que no tienen nada. Pero que a la vez tienen todo y, cómo decía Juan recién, creo que estamos próximos a un gran cambio, un cambio duro para la humanidad, pero pienso que Giorgio después les va a hablar de eso, estoy seguro que lo va a hacer. La humanidad. Creo que la humanidad está pasando en este momento por una grave enfermedad, una enfermedad termina que empezó siendo un quiste y que hoy en día se ha convertido en un cáncer, un cáncer que no tiene cura. La mayoría de las enfermedades se curan pero el cáncer no. Entonces, creo que la humanidad está ahora bajo los efectos de la quimioterapia, después va a seguir con los rayos y después quedamos todos en las manos del Padre. La cura prometida. Yo creo que la humanidad sigue ese camino, porque a ciertas enfermedades solamente las puede curar el Cristo, el Cristo ha curado muchas veces el cáncer, es decir ha realizado muchos milagros, y en este momento solo nos cabe esperar un milagro de este tipo, solamente el Cristo puede curar todo lo que hemos enfermado. Creo que la humanidad ya no tiene retorno porque lo que sembró es obvio para todo el mundo. El tiempo es poco.  Lamentablemente creo que queda muy poco tiempo, pero no debemos perder las fuerzas, en preciso seguir luchando hasta el último momento, y mientras Dios lo permita lo vamos a seguir haciendo. Creo que Giorgio les va a explicar perfectamente dónde estamos parados en estos momentos. Quiero darles las gracias a todos, veo caras de todos lados y eso me alegra, y con mucho amor les digo que los quiero mucho. Gracias.

Juan Alberto: ahora no nos queda otra alternativa más que escucharlo Giorgio.

Giorgio: un beso grande a todos y buenos días. … Luego de largos segundos en silencio, primero con los ojos cerrados y luego como mirando sin ver, hacia adentro suyo, Giorgio comienza a hablar en primera persona y dice lo siguiente:

Personificación.
El Reino de Dios está en medio de vosotros. Yo me manifestaré en el mundo con potencia y gloria. Pero hasta tanto regrese es necesario despertar almas dormidas. Porque donde estén dos, tres o más reunidos en Mi nombre ahí estaré Yo, en medio de ustedes. Así ha sido dicho y así está escrito en los evangelios.

Dos o más. Recuerden este texto, recuerden estas palabras, las que el Cristo les dijo a sus apóstoles y también a todas las personas del mundo, que cuando dos o más se reúnan en Mi nombre, yo estaré ahí, en medio de ellos. Entonces, hoy con nosotros está el Cristo, en este salón de la ciudad de Rosario, en Argentina, en el Planeta Tierra, en este Sistema Solar de esta Galaxia. Hoy el Cristo está con nosotros. El Cristo está hoy aquí con nosotros y ante este privilegio que Él nos da de compartir esta reunión con nosotros, una reunión de todo el día, porque vamos a estar juntos todo un día y vamos a hablar mucho. Yo espero contestar a todas las preguntas que quieran hacerme, preguntas espirituales y humanas. Yo estoy para servirlos. Yo estoy aquí para servirlos, mi misión es abrir los corazones de los hombres del mundo, mi misión es hacer conocer la Verdad, y me siento agradecido de que Juan Alberto y Raúl compartan esta mesa conmigo, y de que todos ustedes compartan hoy esta reunión conmigo. Hoy van a comprender muchas cosas y van a vivir momentos felices e inolvidables. Hoy el fuego arderá en sus corazones. Cada uno de ustedes va a regresar esta noche a sus casas con el fuego quemando y ardiendo en medio de sus corazones, pero para ello es preciso que crean y que sientan que el Cristo está hoy en esta sala, con todos nosotros. Porque Él lo dijo, lo recuerdo una vez más, que dónde dos o más se reúnan en Mi nombre, ahí estaré Yo, en medio de ellos. Y hoy estoy yo, en medio de ustedes, con Él. Yo soy un mensajero del Cristo. Yo no soy el Cristo, pero lo veo y lo siento, soy un mensajero Suyo. Entonces, vamos a empezar esta reunión con la certeza de que Él y Su Madre, nuestra Madre, María Santísima, están hoy con nosotros, nos acompañan en este día. Y no lo hacen porque seamos mejores que la gente que en este momento está caminando por la calle, o que está ocupada haciendo otras cosas. Nosotros escuchamos la llamada. No, no somos mejores que ellos, pero hemos escuchado una llamada que quizás los demás no han escuchado. También existen otros que sí la han escuchado y que la viven y la comparten en otros lugares del mundo, esto lo digo sin lugar a dudas. Él puede estar en todas partes. Porque así como el Cristo está hoy aquí dentro de esta sala, Él está también contemporáneamente en todos aquellos lugares donde haya dos, o tres, o más, reunidos en Su nombre. Él tiene esta potestad, la autoridad y el poder para estar presente en todos los lugares donde se hable de Él, donde la gente piense en Él, donde las personas intenten vivir según Sus enseñanzas. La puerta está abierta. Pero vuelvo a lo que les estaba diciendo: hoy nosotros hemos escuchado una llamada que otros no, la puerta por donde yo he entrado hace un rato está abierta y, si alguien escucha la llamada y decide entrar, entra. Pero si no la escucha, o si la escucha pero decide no responder, no entra. No somos mejores pero hemos respondido. Por eso he dicho que no somos mejores que otros, pero hemos oído, hemos escuchado la llamada y, a pesar de todos nuestros pecados y todos nuestros límites, hemos cerrado nuestras cosas, hemos dejado la tierra donde vivimos, hemos viajado desde Italia, Paraguay, Chile, Uruguay, de todos los puntos de Argentina, en definitiva, de muchos lugares del mundo y hemos recorrido un camino para estar hoy acá. Hoy los presentes representan a los ausentes. Los hoy aquí presentes también representan a muchos otros que no han podido venir físicamente, que no están pero están, entonces, a pesar de que no somos mejores que los demás hemos estado atentos a la llamada. Los llamados. Nosotros hemos sido llamados, cada uno de ustedes ha sido llamado, no sé si todos serán elegidos, eso va a depender exclusivamente de ustedes y va a depender también de mí. Pero, si nosotros permanecemos unidos, una palabra recurrente en mi vida, si permanecemos unidos vamos a compartir con nuestro Rey, el Cristo, el nuevo reino. Entonces, en honor a Él que está aquí presente entre nosotros, vamos a rezar todos juntos un Padrenuestro (se reza el Padrenuestro). El Reino de Dios está en medio de ustedes. Ahora les voy a hablar de la personificación de momentos atrás. Y a ese respecto les digo: hace cinco años, cuando regresé a estas tierras después de un largo silencio, les dije: el Reino de Dios está en medio de ustedes, disfrútenlo, el Reino de Dios descendió en medio de ustedes, escúchenlo. Sólo antes de Mi regreso lo he de repetir. Ahora les digo que antes, sólo momentos antes de Mi regreso a este mundo lo voy a repetir. Pero hoy ustedes me dan tal amor y tal ternura, y suscitan en mi corazón tal misericordia que, por última vez antes de mi llegada a este mundo se los voy a decir. Y no lo he de repetir más hasta aquel momento de justicia: el Reino de Dios hoy está en medio de ustedes. Si preguntan, el Reino de Dios les va a contestar. Yo estoy para servirlos. Yo estoy hoy aquí para servirlos, son palabras del Maestro, algunas veces esas palabras fueron escritas y otras no fue necesario hacerlo. A veces el Uno y el Otro se mezclan en la misma cosa. Quiero escuchar, con la ayuda de Juan Alberto y de Raúl, la voz de mis hermanos que están hoy aquí, que tal vez quieran dar un testimonio delante del Reino de Dios. El viaje de Raúl a Italia. Estoy feliz porque Raúl va a viajar a Italia, para participar de distintos programas a favor de Funima, y estoy contento porque de esa manera los italianos se van a ayudar a sí mismos. No se confundan, no lo van a ayudar a Raúl, se van a ayudar a sí mismos, porque ayudando a los niños de Funima se ayudan ellos, porque los niños no necesitan ayuda espiritual, son salvos, es una oportunidad que se le da a la gente para que sensibilice el corazón. Porque, lo reitero, los niños no necesitan de salvación. Entonces, estamos felices de que él venga con nosotros a Italia. Adelante, hermanos, pregunten que aquí está la verdad. Ahora le doy la palabra a Juan Alberto o a Inés para que empiecen a llamar a los hermanos.

Juan Alberto: sí, exacto, si tienen fuerza. El sello de la Alianza. Yo antes, si me permitís Giorgio, antes de llamarlos siento algo adentro que lo quiero transmitir y lo quiero compartir con ustedes. Hace cinco años, en una navidad en Uruguay, el Cielo nos dio la oportunidad de sellar una alianza. No fue poco, fue más de lo que yo me imaginé en toda mi vida, pero hoy aquí, con la presencia del Cristo, con el reino en medio de nosotros, con la presencia de su precursor y vocero yo pido permiso para poder extender a todos y cada uno de ustedes y de nosotros la posibilidad de sellar nuevamente esa alianza. La alianza con el Cielo, la alianza con el Cristo, la alianza del Cielo con la Tierra. Hermanos, no escucho a nadie que me diga que no, así que tengo que entender que el permiso está concedido, que todo aquel que se sienta con la luz y el valor adentro de su corazón selle esta alianza con el Cristo, por el nuevo reino, por el nuevo mundo, porque la luz del Padre se expanda. Amén. Bueno, hay que seguir con las formalidades, Marco Antonio, tu lugar.

Giorgio: Marco Antonio. Marco Antonio es un amigo mío, que junto a su esposa ¿dónde está Andrea? me abrió las puertas de su casa en Chile, en Santiago de Chile, y me ofreció su habitación matrimonial para que pueda descansar. Soy como el Hijo del Hombre. Porque vuestro hermano, el que ahora les habla, es como el Hijo del Hombre, que nunca tuvo dónde apoyar su cabeza. Así fue que esta familia me ofreció su casa, me ofreció su cama, en la que pude apoyar mi cabeza y donde mi sangre bañó sus sábanas. Es un hermano querido que representa a Chile, junto a Luis Ayala, otro queridísimo hermano, y ahora le voy a dar la palabra. El trabajo de Marco Antonio. Él es un extraordinario fotógrafo, yo quedé maravillado al conocer dos libros geográficos de las tierras de Chile, las editoriales le pidieron a él tomar fotografías de los maravillosos paisajes que hay en Chile y, a través de este arte, él expresa su talento. Es un honor para mí que Marco Antonio Readi, Luis Ayala y otros hermanos de Chile pertenezcan al Arca de ese país, nuestra Arca de la Verdad.

Marco Antonio Readi: Saludo. Hola a todos, la verdad es que no sé cómo empezar, estar frente a estas personas, tenerlo a Giorgio aquí, frente a mí, la verdad es que no sé si me lo merezco, creo que es mucho regalo del Cielo. La experiencia con Giorgio. En este último tiempo mi vida ha cambiado completamente. La verdad es que no estoy acostumbrado a hablar frente a tanto público, a tanta gente, normalmente estoy detrás de las cámaras porque como dijo Giorgio soy fotógrafo y camarógrafo, y siempre estoy atrás de una cámara y tener que hablarle ahora a tanta gente requiere un gran esfuerzo, que es el que estoy haciendo para no llorar. El hecho de que Giorgio me haya presentado es para mí un honor muy grande, no debería ser así, la verdad es que ha sido un privilegio y un honor que el Cielo me ha concedido, un regalo divino. Y ahora él me está haciendo hablar y creo que los seres de luz me están haciendo hablar, porque yo solo no podría. Las vivencias de Chile. La verdad, porque es la verdad, lo puedo decir así, es que lo que vivimos en Chile fue asombroso. Hace apenas una semana atrás, y les digo que hoy no íbamos a venir, pero Giorgio nos liberó el camino, incluso les voy a contar una anécdota, cuando en medio del viaje mi señora encendió la radio y pusimos el disco de Alea, empezamos a escuchar la música y el auto se llenó de olor a rosas, fue increíble, realmente increíble. Yo le dije, es Giorgio que nos está acompañando en este camino de 1.300 kms., un viaje muy largo y muy cansador, pero al final llegamos. Pero el punto es que estamos acá porque él me trajo con su fuerza, con su energía, y con la energía que nos ha quedado de la semana pasada. Incluso cuando salimos para acá, el día viernes por la mañana, el olor a rosas estaba todavía en nuestra casa, era impresionante, las sábanas están guardadas con la sangre de Giorgio, la habitación está inundada con el olor a Giorgio, la verdad es que es un privilegio. La llegada de Giorgio a Chile. Yo les quiero contar un poco lo que pasó en Chile desde la llegada al aeropuerto, todos estábamos emocionados, ahora somos ocho, no somos muchos en Chile, somos poquitos pero tenemos mucha fuerza, y ver a Giorgio, abrazarlo y llevarlo inmediatamente a la casa para que se relajara, para que descansara un poco fue un hecho inolvidable. Y mientras él descansaba, lo cual es una forma de decir porque en realidad creo que no descansa casi nada, nosotros fuimos a ocuparnos de unos detalles con Luís Ayala, que es otro de los integrantes del grupo, que es un ser también espectacular. Luis tiene mucha fuerza, mucha energía, que lástima que no esté hoy acá. La sangración. Cuando regresamos a la casa mi señora salió corriendo a decirme: Marco, por favor ven, vi a Giorgio con sus manos y pies sangrando. En ese momento salió Erika de la habitación y nos dijo: pueden entrar. Entramos todos muy despacio, en silencio y vimos a Giorgio en trance, sangrando. Les pido disculpas pero para nosotros fue muy impresionante. Yo le pregunté a Giorgio si lo podía filmar, sin palabras, sin hablar y él me dijo que sí, que lo grabara. Todos lloraban emocionados, la verdad que no podíamos tener mejor regalo. Giorgio sufre, tiene tanto dolor y uno se dice, él siempre está sufriendo, sufre todos los días y por todos nosotros, pero a la vez que privilegio verlo así, tenerlo ahí, estar con él y tocar la sangre. Incluso nos permitió sentarnos, yo le toqué la mano con olor a rosas, y él me dijo has sido ungido con la sangre de Jesucristo. No sé, de repente me pierdo cosas, detalles de lo que dijo Giorgio por estar ocupado en filmar y fotografiar el suceso, pero quiero decir que no sé si merecemos tanto nosotros. Tal vez él tenía que venir a mi casa y nosotros solamente hicimos lo que teníamos que hacer, darle un lugar en nuestra casa, lo teníamos que recibir porque así tenía que ser, porque de arriba nos lo pedían, y uno no puede llevar la contraria cuando mandan los de arriba. Las preguntas. Luego Giorgio se recuperó, compartió con nosotros, cenó con nosotros y lo pasamos muy bien. Yo le pregunté muchas cosas, soy muy insistente y muy preguntón, incluso de repente Giorgio se molesta con mis preguntas, yo sé que lo hace y le digo, perdona Giorgio si te pregunto tanto pero tengo sed de saber. Por ahí hay cosas que se me olvidan y Giorgio me dice si se te olvidó esto te voy a tirar de la oreja, pero tengo que preguntar porque necesito saber. Su paciencia. Él estaba muy cansado pero se armó de paciencia y estuvo más de una hora hablando con nosotros. Yo le preguntaba de Jesús, de los seres de luz, del cosmos, de lo que va a pasar y el me contestó a todo con mucha paciencia, sin enojarse. Nunca te reta y se ríe al mismo tiempo. El viaje a Viña del Mar. Bueno, esa noche Giorgio descansó y al día siguiente, no muy temprano, salimos rumbo a la ciudad de Viña del Mar, donde se iba a realizar la conferencia, en el salón del Hotel O’Higgins. Yo iba manejando muy preocupado, tan preocupado porque Giorgio llegara bien y a tiempo que incluso me pasé en algunas curvas y tuve que retomar el camino por otro lugar. Pero al final y gracias a Dios llegamos bien. Giorgio descansó un rato, se tomó un café y después se dirigió a la conferencia. La conferencia. Había como 150 personas, y yo me sorprendí, porque mucha gente de la que estaba ahí son personas muy preparadas que, con las preguntas que hicieron después de la conferencia demostraron tener un elevado nivel espiritual. La conferencia de Giorgio fue hermosa, yo estuve adelante, y después, cuando la misma terminó, lo quisimos sacar por la puerta de atrás, pero él dijo no, voy a salir por donde está la gente, y pasó entre todos ellos, se le tiraban encima, lo abrazaban, lo besaban, le tocaban las manos. Luis intentaba protegerlo, como un guardaespaldas y yo tomaba fotos. El amor de Chile. Me sorprendió la forma en que la gente lo besaba, lo cual me demostró que en Chile también hay mucho amor para él, somos pocos, pero si Dios quiere vamos a crecer. Yo creo que ahora sí vamos a empezar a crecer porque hay mucha gente que nos ha estado llamando, que quiere compartir con nosotros, que quiere formar parte del arca de Chile. El descanso. Desde el lugar de la conferencia nos transportamos unos 45 minutos, a un lugar donde existen unas cabañas. Giorgio tenía una reservada para él, para que pudiera descansar solo, y nosotros ocupábamos  otra cabaña con todo el grupo. Esa noche cenamos y la pasamos bastante bien, nos reímos y hablamos de todo un poco, hasta de fútbol habló Giorgio. Es un fanático de la selección italiana. Su estrella. Ahora recuerdo una cosa que me quedó muy grabada cuando al final de la cena fuimos a acompañarlo a Giorgio hasta su cabaña, estaba muy despejado y las estrellas parecían más brillantes que nunca, caminábamos con él, Luis iba a su lado y yo también, todos empezamos a mirar el cielo y entonces Giorgio me dijo: a ver, Marco Antonio, mira y dime donde están Las Pléyades, yo busco y le digo están allá, y él me dice: ahí hay una estrella que se llama Maya, de esa estrella vengo yo. Bueno, perdón, yo no quería llorar (risas). Ashtar Sheran y Setun Shenar. Después me dijo, ahora dime dónde está Alfa Centauro, y cuando yo se la señalo me dijo de ahí vienen Ashtar Sheran y Setun Shenar.  Yo en ese momento me sentía como un ser cósmico, me sentía pequeño pero con un corazón muy grande. Los milagros de Giorgio. Bueno, esas son las cosas que hace Giorgio, no sé que pasa con su energía y con la fuerza que tiene para movilizar a los demás, él hace este tipo de cosas, él reúne a tantas personas y las lleva tan arriba. No sé que hace él con la gente para que se le pegue como un imán, yo no sé si merezco haber vivido todo lo que viví en esos días, pero sé que desde la semana pasada he crecido, mi corazón ha crecido, sé que me falta, que subo dos escalones y retrocedo uno, soy un ser humano limitado pero también sé que he sido premiado. Nuestro hijo. He sido premiado hace tres meses con la llegada de nuestro hijo, que es un ser pequeño y espectacular, bendecido por Giorgio, el nombre se lo dio él, le puso David, se llama David Readi Sánchez y es un ser espectacular, no es porque sea nuestro hijo (risas y muchos aplausos). El regalo. Y que más podría pedir, el 11 noviembre pasado fue mi cumpleaños, y como un regalo Giorgio llegó el 13 y tuvo una sangración ese mismo día, algo extraordinario, que más podría pedir como regalo. Y ahora, para no alargar más lo que estoy diciendo, les voy a contar lo que pasó en Peñablanca, al otro día, el domingo por la mañana. Peñablanca. Nos levantamos tarde por qué nos habíamos acostado cerca de la cinco de la mañana. Cerca del mediodía partimos para Peñablanca y Monte Carmelo, en la Quinta Región de Chile, donde en el año 1983 y hasta 1989 se le apareció la Virgen y le entregó muchos mensajes a Miguel Ángel Poblete. Yo le pregunté a Giorgio si podía filmar lo que hacíamos y él me dijo que sí, pero no quería molestarlo. Tampoco quería faltar faltarle el respeto, pero le dije que no me iba a sacar la gorra, porque no quería quemarme los pocos pelos que me quedan (risas). Cuando Giorgio me dijo que no había ningún problema yo me puse a grabar. Reconozco que siempre me pierdo de disfrutar muchas cosas que suceden, siempre estoy ocupado en obtener algún registro, por fotografiar o filmar lo que sucede. Yo estaba filmando pero ese día de repente vi que Giorgio cambió su actitud, me pareció que estaba comunicándose, así lo sentí. Mayo del 2010. De repente me preguntó: Marco Antonio ¿que día cae el 10 de Mayo del 2010? Yo busqué en mi celular y le dije que era día jueves, y el agregó: la Virgen me pidió un encargo, eso me dijo, nada más. La presencia de la Virgen. Nosotros habíamos estado una semana atrás en ese lugar haciendo publicidad de la conferencia de Giorgio, pero ese día sentí que su energía había cambiado el ambiente, que algo pasaba arriba nuestro, yo no sentí nada pero Erika sí, y lo registró. Los pájaros acusaron todos los cambios, los pájaros no eran los mismos, empezaron a revolotear en un ambiente distinto. La verdad es que fue una experiencia espectacular. Lo más importante fue compartir con él ese momento, y más luego cuando conocimos el mensaje que recibió. El regreso. Momentos después guardamos todas nuestras cosas y salimos rumbo a Santiago de Chile. Fuimos a Santiago, de nuevo a nuestra casa y Giorgio se sentó a la computadora para registrar todo lo que había recibido. Se puso a trabajar de inmediato. Miramos la foto de Erika en la que apareció una nave, Giorgio la analizó, él tiene todos los detalles del caso. Y qué más les puedo decir, la verdad es que soy un privilegiado por estar aquí representando a Chile. Aunque falta Luis, él debería estar aquí hablando. Pero vine con mi esposa, no podía fallarle a Giorgio, el me insistió mucho, me dijo: te espero en Rosario, te espero en Rosario, te espero en Rosario (risas y aplausos).

Giorgio: también te prometí el rubí, Marco Antonio, entonces te lo doy (aplausos). Y te hago entrega, para el Arca de Chile, de todos los videos de los viajes que hice aquí, en Latinoamérica (aplausos). Aprovecho este momento en que nos ven todos, los que están aquí y por Internet, para mostrar los dos libros de Marco Antonio, con el testimonio fotográfico de las maravillas de Chile. Uno se llama “El hombre y el mar” y el otro “América, un don de la oración”. Son todas fotografías de él y de sus compañeros (aplausos). Quiero decir una última cosa, tal vez sea la más importante, pero como pasa siempre aparece revestida de humildad y sencillez, lo que quiero decir es que Marco Antonio es palestino (aplausos), Palestina es la antigua Galilea. Su papá nació en Jerusalén y su abuela en Belén ¿qué les parece? (aplausos). Un aplauso también para Andrea, su esposa (aplausos).

Juan Alberto: Hola.

Giorgio: antes de que hable Juan Alberto quiero decirles que guarden algunas lágrimas, no las usen todas, porque todavía no hemos empezado esta reunión (risas).

Juan Alberto: sigamos con las emociones. Lo llamo acá, a este lugar, a nuestro hermano paraguayo Omar Cristaldo.

Giorgio: Paraguay. ¡Omar Cristaldo, de Paraguay! Están aquí Omar Cristaldo y todos los hermanos de Paraguay que han venido, están aquí su esposa, sus hermanos, está Graciela y los demás chicos de Paraguay. Paraguay es para mí una tierra grande, muy querida y de verdad es admirable y valiente el esfuerzo que hacen estos hermanos, y los logros obtenidos en el hacer la Obra. Funima en Paraguay. Ahí tenemos a Funima también, un comedor que coordina Raúl Bagatello, tenemos también un dispensario médico en el centro de la ciudad, que Graciela, Hilda, la esposa de Omar y otros hermanos atienden y coordinan para ayudar a los niños, para darles de comer, para limpiarles sus heridas, darles un poco de higiene y, en el futuro, medicamentos. Antimafia. Y el mismo Omar con sus amigos, que son mis amigos, Jorge Figueredo y otros, trabajan en la Revista Antimafia, y ustedes saben que en Paraguay pasa lo mismo que en Sicilia, matan a periodistas, matan a policías, matan a jueces. Sin embargo ellos me mandan notas, escriben, hacen conferencias denunciando la corrupción paraguaya y a la mafia que opera en ese país. El trabajo con los jóvenes. Y voy a decir algo que a nosotros en Italia nos emociona mucho, y Mara que está aquí presente lo sabe, y es cuando miramos las fotos que Omar nos manda, o los videos que registran las charlas con los niños, con los jóvenes, en las escuelas que visita. No sé como lo hace, creo que el Cielo lo ayuda, porque él consigue permiso para hablar en las clases, en las aulas de las escuelas y en ese lugar los niños escuchan el mensaje, conocen la historia de Giorgio, la de Eugenio Siragusa, el Mensaje de Fátima. Entonces, es un honor para todos que él esté aquí hoy y pueda hablar y representar a todos los hermanos de Paraguay. (Aplausos).

Omar Cristaldo: Compromiso con el Cielo. Un saludo fraterno a todos ustedes y a todos los hermanos paraguayos que no han podido estar aquí y que sin dudar han estado colaborando porque creemos y hemos, como dijo el hermano Juan Alberto Rambaldo, tomado un compromiso con el Cristo, le hemos dicho sí antes y hoy le volvemos a decir sí, creo que mis hermanos que me acompañan también tienen el mismo sentimiento y bueno, es el Cielo quien nos da esa posibilidad. El Cristo nos abre las puertas. Y nos la da por el deseo que tenemos de colaborar, nos guía para poder llegar y abrir las puertas de los colegios que tal vez en otras partes nos se abran, pero como lo que el Cristo quiere es anunciar su retorno, tal vez por eso estemos llegando a tanta cantidad de jóvenes en diferentes escuelas. Estamos programados por la propia iniciativa de los directores para seguir visitando las diferentes escuelas donde ya hemos dado algunos cursos. Y también en algunas en algunas universidades tenemos las posibilidad de seguir haciendo este anuncio, que no es otro sino el regreso del Maestro Jesús en la personificación y en el conocimiento de que Giorgio Bongiovanni es Su representante en la Tierra y que anuncia efectivamente el retorno del Cristo. Nuestro aporte. Nuestro aporte, Giorgio, es un pequeño grano de arena por el amor inmenso que sentimos hacia vos y hacia el Cristo y bueno, seguiremos dando todo lo que podamos para seguir colaborando por todo el amor y el sacrificio de muchos oprimidos. Nuestro amor. Ojala al final te podamos sacar un poquito de ese dolor que sientes por la humanidad. Te amamos muchísimo Giorgio y vamos a seguir colaborando contigo, y con el Cristo antes de Su segunda venida (aplausos).

Giorgio: entonces le hago también entrega al Arca de Paraguay de todos los videos de este viaje, y después le mandamos el video de esta reunión. Gracias, gracias a todo el grupo de Paraguay. Quiero destacar la figura de una persona que es muy humilde, pero que es una persona importante en Paraguay. Jorge Figueredo. El nunca es protagonista, siempre en segundo plano, siempre con su sencillez, pero es, sin dudas, una persona importante en Paraguay y a quien nosotros en Italia lo conocemos por el título de “doctor”, porque es doctor, es abogado, es el doctor Jorge Figueredo, un fiscal, y muy pronto va a tener un juzgado, va a ser juez, Creo que va a ir a un Juzgado Penal de la ciudad de Asunción, porque por ahora trabaja en el interior del país. Ustedes conocen su trabajo porque a menudo leen las crónica tituladas “Notas de Paraguay por Jorge Figueredo”, bueno ese es él. El es un magistrado y hace un doble trabajo, es el que a nivel profesional denuncia a los delincuentes y deshace juicio, pero también es denuncia desde el periodismo lo que sucede en su país, entonces, es una persona verdaderamente valiente (aplausos). Yo le pregunto al Dr. Rambaldo, que es un maestro de derecho, si Jorge Figueredo no merece participar con una ponencia en la conferencia de Paolo Borselino en Sicilia ¿no?

Juan Alberto: sí, claro, como no.

Giorgio: entonces Jorge, debes estar preparado porque en el próximo año o a lo sumo en el 2011, vas a hablar en el distrito más famoso del mundo, lamentablemente, en lo que a historia de la mafia se refiere, en Palermo, vas a hablar en Palermo y a hacer un homenaje a Giovanni Falcone y a Paolo Borselino. Gracias, querido (aplausos). Me informa Juan Alberto que nos están escuchando y mirando desde otras arcas del mundo, nos están mirando desde Italia, hola a todos, un abrazo grande (aplausos). Y nos miran también de otros lugares ¿no? Un beso a todos.

Juan Alberto: bueno, sigamos llorando (risas), que vamos a hacer. Erika, ven aquí por favor.

Giorgio: Erika es para mí una hermana. Erika es la hermana que siempre quise tener. Mi hermano Filippo y yo siempre quisimos que mi mamá y mi papá nos dieran una hermanita. Mi hermano los saluda. Mi hermano Filippo les manda un beso grande, a ustedes y a las demás Arcas del mundo que nos están mirando. Los mensajes de Filippo. Ustedes han leído los mensajes de Filippo, los que me ha mandado, estas inspiraciones suyas que me gustan tanto y que yo con todo gusto las difundo. Entonces, les decía que mi hermano Filippo y yo siempre hemos deseado una hermana, una hermanita que nunca llegó porque somos solamente nosotros dos, los únicos hijos biológicos de mis padres, Filippo es mi único hermano biológico y cuando la encontré a Erika, que se parece mucho a mi mamá cuando era joven, pensé que el Cielo me había mandado a la hermana que siempre quise tener. La misión en América del Sur. Como ustedes saben, en el año 2004 el Cielo me dio la orden de establecer una base internacional en Sudamérica, una base permanente, un lugar estratégico desde el punto de vista energético y espiritual, un lugar para vivir y desde dónde podría viajar continua y permanentemente a distintos puntos de la región. Mi casa en Montevideo. Debía instalarme, poner una casa que iba a ser un punto de referencia y el Cielo, que si bien sabe por qué hace las cosas no siempre me las explica, eligió Montevideo, la capital de Uruguay. Así fue que a finales del año 2004, como ustedes saben, yo establecí en la ciudad de Montevideo este punto base para vivir y trabajar y me mudé a esa ciudad. Mi familia en Uruguay. El Cielo también me dijo que debía ir solo, sin mi familia, por lo menos en los primeros años, al inicio de la misión en estas tierras y allí fue que yo encontré una familia de hermanos. Hoy Erika los representa a todos, junto a Georges Almendras que les manda saludos pero no está presente. Almendras es el amigo de siempre, de casi treinta años, pero también encontré a Anubis, a Gonzalo, a Chacho y a otros viejos hermanos, muchos de los cuales están aquí, creo que casi todos. Las Arcas de Uruguay. Hoy Erika representa a todas las Arcas de Uruguay que están aquí, hay hermanos de Fray Bentos, de Maldonado y de todo el interior de Uruguay. Estoy tan emocionado ahora que se me olvidan los nombres, pero hoy está aquí Uruguay, todos juntos y unidos. Erika representa el sufrimiento. Erika es una hija de la vida, por esto todas las Arcas de Uruguay la quieren. Me representa porque ella representa también el sufrimiento. Erika estuvo en la cárcel cinco años, detenida por el gobierno militar antes de entrar a la Obra, antes de integrarse conmigo, de pasar a ser parte de mi familia. De hecho ella integraba un grupo revolucionario que quería cambiar la sociedad en que vivimos. Erika ya desde entonces tenía dentro suyo los valores crísticos y, antes de encontrarme los desarrollaba en aquella forma, por eso la arrestaron, la procesaron y la condenaron. La cárcel. En la cárcel se convirtió en una líder y ¿saben por qué? porque defendía los derechos de los detenidos, cuando no les daban de comer, cuando les faltaban colchones o condiciones elementales de higiene. En esta lucha se había unido a presos comunes, delincuentes y mafiosos, y es así como lo conoce a Georges Almendras, cuando en un motín de presos, Erika fue elegida por las autoridades del país como negociadora entre ellos y los amotinados. En esa oportunidad Erika logró que no muriese nadie, que los detenidos se calmaran. Negoció y logró la paz dentro de la cárcel. Esta es Erika. De hecho el Cristo ¿a quién eligió? a presos, ex presos, pescadores, a gente que tenía amor y lo expresaba en forma humana. En el momento en que me encontró se pegó a mí. Es una excelente escritora, una excelente locutora, que tiene un programa de radio con otros hermanos que están hoy aquí presentes. Los hermanos de Uruguay me atienden y me consuelan. Por todo lo que dije Uruguay es parte de mi familia, como lo son todos ustedes, pero allí está la base desde donde difundimos a toda Sudamérica. Y pienso que ella y todos los hermanos de Uruguay se merecen este homenaje. Porque cuando no tengo actos públicos, cuando no viajo a Argentina, o no voy a Chile o a Paraguay, ellos soportan mi cansancio, mis silencios, mis estados de ánimo. Los del Arca de Montevideo son como los que acompañaban a San Francisco. San Francisco viajaba mucho, pero cuando estaba con sus hermanos necesitaba ser atendido más que atender, y eso hacen los hermanos de Uruguay conmigo, por eso te lo agradezco a ti y a todos los que están hoy acá ¿cuántos son? 60, 70, 68 exactamente, gracias a todos ellos, muchas gracias.

Erika: Uruguay siempre estuvo presente en todos los eventos, en todas las reuniones, aún cuando se realizaban en otros países siempre éramos por lo menos uno o dos. Nuestro camino. Hemos pasado por muchas situaciones difíciles, hemos crecido mucho como grupo y también como hermanos, creo que Giorgio nos hizo mejores a todos, mejores personas y en la vida de todos nosotros hay un antes y un después de conocerlo. Nuestra vida a partir Giorgio. Me atrevo a decir que cada uno de los integrantes de las Arcas de Uruguay ha mejorado su vida desde que Giorgio entró en ella. Jesucristo decía que nadie llegaba al Padre si no era a través de Él, yo pienso que nosotros llegaremos al Cristo solamente a través de Giorgio. Y fue Giorgio el que hizo que en nuestros corazones pudiéramos desarrollar esa fuerza que tenemos adentro y que no sabíamos como expresar. Un mundo mejor. Cuando era niña siempre deseaba un mundo mejor, siempre sentía que este planeta, que esta sociedad donde nosotros vivimos no es normal, que nos han inculcado que vivimos en una sociedad justa y normal pero que no es así, nos han mentido, nosotros no fuimos llamados a vivir así, no fuimos llamados a vivir solo para trabajar. Debemos ir al encuentro del Cristo. Antes que nada nosotros tenemos que encontrarnos con Dios, tenemos que encontrarnos con el Cristo, tenemos que destruir este sistema, tenemos que destruir esto que Satanás, el demonio, el anticristo o como quieran decirlo, nos creó, y eliminar los barrotes de esta jaula en la que nos ha metido. No soy la única que piensa o que manifiesta todas las enseñanzas del Cristo a través de la sociología, o de la política, hay muchos otros hermanos del arca de Montevideo que han batallado años y años, que han apoyado a todas las pequeñas causas justas que hay en Uruguay, ellos han pertenecido a ellas, y siempre en silencio han estado del lado de los más desprotegidos. El espíritu y la materia. Entonces Uruguay, las Arcas de Uruguay, tienen esa característica de haber hecho una comunión entre el espíritu y la materia, y Giorgio nos ha empujado, nos ha alentado, nos ha enseñado, nos ha preparado para ser capaces de desarrollarla. Yo no tengo palabras -a pesar de que hablo siempre en el Arca- no tengo palabras para describir lo que siento. Cuando sucedió lo de Peñablanca, no sé por qué me alejé del grupo y fui a buscar a la Virgen, porque un hermano chileno me dijo “tienes que sacar fotos”. Yo miré para todos lados y dije, sí pero ¿dónde saco fotos? Entonces vi la estatua de la Virgen y me dije: ¿será ahí? Y me acerqué. Nuestras limitaciones. Pero cuando llegué a sus pies me arrodillé, me puse a llorar y le dije que era muy limitada, muy débil, que era una pecadora, que había muchas cosas que debía subsanar en mi interior, pero que también sabía que había otras que prácticamente ya me habían ganado. En ese momento entendí, sentí que el Cristo y Ella aceptan, entienden y comprenden todas nuestras debilidades humanas, todos nuestros pecados, que ellos no quieren santos, que no nos necesitan tan santos porque ya saben como somos y también saben como es el mundo en que nos encontramos. Promesa a la Virgen. Ese día le dije: sé que soy una llamada pero no una elegida, pero esto es lo que soy y lo único que pretendo es que el tiempo que me quede de vida lo pueda vivir entregada a esta Obra, ratificando la alianza que ofreció hoy Juan Alberto, no importa lo que pase después, ni lo que me quede de vida, ese tiempo lo quiero pasar al lado de Giorgio y de mis hermanos para seguir quitando barrotes a la jaula en la cual vivimos, solo para eso. Agradecimiento. Ahora Giorgio, no sé que decirte que ya no te haya dicho, además de todas las tonterías que he dicho (risas). Por eso te digo que para mí sos esa fuerza, esa luz que nos llega del Cristo, sos un digno representante Suyo en la Tierra. A todos ustedes quiero agradecerles, especialmente a mis hermanos de Uruguay, por la paciencia, el apoyo y la tolerancia que han tenido con mis debilidades, con mi carácter nada difícil. Nada más. Muchas gracias a todos (aplausos).

Giorgio: quiero agregar algunas noticias de Uruguay. Funima en Uruguay. Para que los hermanos que están hoy aquí presentes de toda Sudamérica y de Italia se enteren que en Uruguay también tenemos a Funima, un comedor que Raúl coordina con nuestros representantes, está Alicia Becerra, Chacho y muchos otros. ¿Elena está aquí? ¿Dónde está? Hola Elena, ella es quien está a cargo del comedor de Montevideo (aplausos). El comedor de Montevideo ha crecido mucho gracias a la ayuda de todos, en especial la de los hermanos italianos. Hoy atendemos a más de 80 niños ¿no? Sí, más de 80 niños. Las Arcas. También es muy importante la actividad del Arca y las denuncias que hacemos. Les pido que se levanten todos los de las Arcas de Uruguay, así los saludamos (aplausos). Anubis y Gonzalo, ellos prácticamente viven en mi casa, no es una expresión más, Gonzalo que vino con su esposa y una de las niñas y Anubis viven prácticamente en mi casa porque están 9, 10, 11 o más horas por día en la oficina, por eso también le debo todo mi agradecimiento a Anubis y a Gonzalo (aplausos). Más tarde, en la segunda parte de esta reunión, Gonzalo con la ayuda de Daniel de Rosario, les va a explicar el mapa mundial que hemos confeccionado, el que explica  la situación gravísima del planeta. Yo también voy a hacer mi aportación al respecto. Por ahora les cuento que hemos hecho un mapa con un mensaje de las Potencias Celestes que la mayoría de ustedes conocen y que está en la portada de mi página de Internet. Hoy lo vamos a explicar en detalles, porque la situación es muy grave, pero ahora le quiero dar la palabra a un amigo de Uruguay, una persona muy querida, con un gran talento, es un profesional, es escribano o notario y se llama Domingo Silva (aplausos). Domingo Silva. El escribano Silva me da mucha fuerza cuando grita su rabia de justicia, el trabajó mucho tiempo en la política y ahora cree que la única política es Cristo. Yo le quiero agradecer porque cuando me encuentro en el Arca y hablo con él, regreso a casa con su rabia a cuestas, y esa rabia me da mucha fuerza para continuar denunciando las injusticias.

Domingo Silva: hola. Hoy le comentaba a mis compañeros del programa de radio…

Giorgio: tenemos un programa de radio en Maldonado, conducido entre otros, por Domingo.

Domingo: hoy les contaba a mis compañeros de la emoción que sentía, creo que es la misma que sentimos todos cuando llegamos a este lugar. Lo único que puedo decir es que es imposible no dar la vida por esta causa, por Cristo, por Giorgio, por los hermanos, es imposible no hacerlo. Nada más Giorgio.

Giorgio: gracias Domingo, me regalaste otro poco más de rabia (risas). Me da fuerzas, Domingo, y le da fuerzas a mi cuerpo cansado, él es para mí un poco de gasolina para seguir peleando un poco más con esta humanidad. Adelante, doctor Rambaldo. Guarden las lágrimas, tienen que derramar muchas todavía, durante toda la tarde, porque tengo guardadas cosas en el corazón, cosas que guardo aquí dentro, que les voy a decir esta tarde y sé que los voy a hacer llorar a todos.

Juan Alberto: ahora le voy a pedir que suba a una persona que para nosotros es un regalo del Cielo el hecho de que haya venido para estar en Argentina: Mara.

Giorgio: Mara. Mara… Nunca podré olvidar la noche del 27 de diciembre del año 1989. Yo estaba en mi casa con mi esposa Lorella, nuestro hijo Giovanni, Mara y su hijo pequeñito. La mayoría de ustedes no estaban en ese tiempo en la Obra, Sonia no estaba y Sonietta estaba en el Cielo. Recuerdo que esa noche yo empecé a sangrar. Casi de inmediato subió otro visitante, un enviado personal de Eugenio Siragusa, mi maestro. Horacio Valenti. Este visitante era el doctor Horacio Valenti, una persona muy inteligente, íntegra, con una gran cultura, que en ese tiempo integraba nuestro grupo. Hoy, a pesar que nuestros caminos se han dividido y tomado diferentes rumbos, él sigue siendo una de las personas que mejor ha entendido el mensaje de Eugenio Siragusa. Las primeras fotos de los Estigmas. Este enviado de Eugenio es un excelente fotógrafo, como nuestro Marco Antonio, y había venido a hacerme un reportaje para llevarle a mi maestro toda la información sobre lo que me estaba pasando a mí con los Estigmas, porque todavía yo no lo había visto a Eugenio desde ese 2 de septiembre de ese año en Fátima, a pesar que él estaba al tanto de todo lo que me había sucedido. Horacio Valenti registró los Estigmas sangrantes que en ese tiempo estaban solamente en las manos. Creo que Juan Alberto o Juan José en Buenos Aires deben tener este video, porque ese día, en mi mano derecha, en el Estigma de la mano derecha, se dibujó la cara del Cristo con la corona de espinas. Un pacto de sangre por el Cristo. Y esa noche, después que se habían ido todos, cuando solamente quedaban Mara y mi familia, tomé una gota de sangre mía, se la puse en sus manos y le dije que sentía que ella era la reencarnación de quien en el pasado había sido un Jefe de la tribu de los indios navajos. Entonces yo hice un ritual indígena navajo, hice un pacto de sangre con esta figura que se había formado en mi mano derecha, pacto de sangre que Mara aceptó y que significaba servir al Cristo y acompañarme a recorrer todo el mundo. Los viajes por el mundo. Han pasado 20 años desde entonces, Mara estuvo siempre a mi lado y me acompañó en tantos viajes durante los primeros diez años que ya he perdido la cuenta de cuántos son, pero visitamos casi todo el mundo. La Fundación los Niños del Mañana. En los últimos años, ese mismo pacto de sangre la invitó a asumir, junto a mi hijo Giovanni, otra Misión Crística. Esa misión es la de ayudar a un misionero que está hoy aquí presente, Raúl Bagatello. Su compromiso con el Cielo. Y que más les puedo decir de la historia de Mara, ustedes la conocen porque es pública, hay miles de videos de lo que ella hizo por esta Obra, por esta Verdad y por el Cielo. Sé, porque me lo ha dicho personalmente el Padre Adonay, que ella es un ser muy, pero muy querido para Su Hijo. Mara… (aplausos).

Mara: Un día muy importante. Bueno, por un lado yo sabía que hoy iba a ser un día muy importante para cada uno de nosotros, de todos los que estamos físicamente aquí, en este lugar, y también para los que gracias a la tecnología y a Internet, nos escuchan desde en este momento desde distintos lugares de Sudamérica, desde México, España, Italia y varios lugares más. La sangración de la mañana fue una señal. Cuando esta mañana recibimos la noticia de que Giorgio se iba a demorar porque estaba sangrando, sentí que era una señal más de la importancia de esta reunión. Porque si el que sangra es el representante del Cristo en la Tierra, y además lo está haciendo por todos nosotros ¿qué mas necesitamos para entender la importancia del momento? La conexión con el Cielo. Fue una señal evidente, una conexión indudable, pero, así como la conexión por Internet permite que nos escuchen desde cualquier lugar del mundo, la conexión que establece este hombre, la conexión que nos regala Giorgio con sus Estigmas, con su sufrimiento, nos conecta con el Cielo. Hoy el Cielo nos habló. Y el Cielo nos habló hoy nuevamente por medio del mensaje que recibimos al principio de la reunión ¿no? Esta nueva alianza, como dice mi amigo eterno Juan Alberto. Bueno, reconozco que yo soy dura hasta que aflojo (risas, Mara está muy emocionada y se le quiebra la voz). Reconozco que en estos casos no puedo controlar mis emociones. El viaje a Sudamérica. Hace un tiempo Giorgio, en Italia, nos dijo oficialmente: tienen que ir a Sudamérica, lo tienen que hacer por obligación a todos ustedes y por testimonio al Reino de Dios. Ese reino de Dios que está dentro de nosotros, que está hoy aquí manifiesto y que merece que le brindemos nuestro testimonio. El español no es mi idioma. El español no es mi idioma, y yo quiero transmitir ciertas cosas exactamente como las siento, cosas que voy a decir a nombre mío pero también de todos los hermanos de Italia, y que es una ofrenda, un regalo para todos ustedes y sobre todo para Giorgio. Voy a leer la traducción de lo que escribí. Como les decía, porque el español no es mi idioma es que he escrito y he hecho traducir mis palabras de hoy, para poder decirlas exactamente como las sentí y como las escribí. Lo lamento, les pido disculpas pero voy a leer lo que sigue. Una historia simple y verdadera. Les voy a contar algunos fragmentos de una historia simple, sencilla y verdadera. Me honra poder testimoniar los hechos vistos con los ojos de la chica joven que era y que se ha convertido en mujer y madre, una historia tejida de sonrisas y de lágrimas, de alegrías y de dolores, a veces compartidos con los demás, a veces no, una historia que en esta existencia dura desde hace 20 años pero que en verdad tiene sus raíces en la noche de los tiempos, como le sucede a cada uno de nosotros acá que se identifica en este camino. El camino de la Verdad. El camino de la Verdad en nuestro planeta, en esta Madre Tierra nuestra, ha sido siempre tortuoso y siempre pasa por lugares estrechos. El Hijo de Dios. El Hijo de Dios, Jesús Cristo, se hizo hombre y como Dios que era se dejó crucificar. Yo hago bellas y nuevas todas las cosas. Y mientras se dejaba insultar, golpear y cubrir de escupitajos nauseabundos, le dijo a Su Madre: mamá no llores, yo hago bellas todas las cosas, yo hago las cosas nuevas. Mi relación con Giorgio. El conocimiento y mi relación humana con Giorgio Bongiovanni, con este hombre que todo el mundo conoce -aunque también es verdad que hoy hay aquí muchos jóvenes que apenas lo han visto una o dos veces, es una maravilla- se remonta a 29 años atrás, era el año 1980 -tiempo terrestre-. Sicilia. Lo conocí en Sicilia, en ocasión de la primera visita a Eugenio Siragusa. Al principio éramos menos de 15 personas, todas originarias y establecidas en el centro de Italia, todas muy cercanas a Loreto, lugar donde se encuentra situada la casita de la Virgen, las paredes de su humilde morada de Nazaret, según dice la historia fue transportada allí por una legión de ángeles. La juventud. Giorgio era muy joven, muy joven, tenía apenas 17 años y era flaco, flaco y usaba unos lentes grandes, grandes (risas). Lo que más nos impactó fue su sonrisa luminosa y la alegría con la que nos mostraba el Monte Manfré, en el volcán Etna, que muchos de ustedes han podido visitar en el 2007, los lugares donde Eugenio se había encontrado con seres que no eran de este mundo. Los encuentros con Eugenio. Todo comenzó partir de aquellos encuentros con Eugenio Siragusa, en aquellas reuniones espirituales de altísimo nivel. Desde el comienzo tuvimos un gran crecimiento junto a Giorgio, quien ya desde entonces le había consagrado a la Verdad toda su vida, y hermanos míos, tanto como Lorella como su hijo Giovanni han vivido todo esto y lo testimonian siempre. El principio de la Obra de Giorgio. Estar al lado de Giorgio ya entonces se traducía en búsqueda de contactos y de documentos a través de los cuales divulgar lo mejor posible los mensajes de Eugenio Siragusa que ha sido un portador, lo digo para los jóvenes que están acá, del verdadero conocimiento cósmico, un pionero de un valor indiscutible, un padre espiritual que amé mucho, muchísimo y que me amó mucho a mí. El reconocimiento a Eugenio. Un hombre, Eugenio, hacia el cual nadie, nadie en esta Tierra, nos puede impedir nuestro reconocimiento para siempre. Y realmente Giorgio representa la continuación de Eugenio. (Aplausos). El periódico Nonsiamosoli. El periódico “Nonsiamosoli” fue el primer producto editorial a nivel nacional y coincidió con la creación de la Asociación Cultural Giordano Bruno, un nombre que fue elegido por Giorgio a propósito, en honor a este gran filósofo que fue un incansable paladín de la Verdad y la Justicia. Filippo. En aquellos años Filippo Bongiovanni, a quien mencionó antes Giorgio, su hermano, vino a vivir con su familia a Le Marche, nuestra región, y colaboró siempre, junto a los demás, día a día y muy intensamente. Los Estigmas. En aquellos años, llegamos a 1989, a los Estigmas, los Estigmas sobre el cuerpo de un hombre joven, padre de un niño de apenas cuatro años, Giovanni, un niño que ahora es un hombre con quien estoy en estrecho contacto todos los días en Italia, porque es él, es Giovanni el que dirige todo el grupo de los jóvenes y de Funima Internacional, es el autor de todas las iniciativas que concretamos para estos niños. La señal. Fue la señal, los Estigmas son la señal que traen a la mente de creyentes y de no creyentes, la historia y la pasión de Amor del Hijo de Dios que se hizo hombre para destruir en mil pedazos de Maya, el velo del engaño que extienden y tejen los servidores del orgullo y de la arrogancia del ángel caído: Lucifer. El 2 de septiembre de 1989. Yo recuerdo, obviamente, el 2 septiembre de 1.989 en nuestra casa, recuerdo que la señal de los Estigmas me desgarró, nos desgarró, de veras nos desgarró por dentro. Fuimos llamados a acompañarlo. La señal se manifestó en el seno de la Obra de Eugenio Siragusa y Giorgio, joven como era, apoyado plenamente por Eugenio y por su familia, tuvo el valor de dejar todo, nos hizo partícipes de esa extraordinaria experiencia mística que lo había tocado y nos llamó para acompañarlo y compartirla con él. La respuesta. Fuimos muchos quienes respondimos a esa llamada, muchos de los que estuvieron en el comienzo, a los que no nombro por respeto, aunque ya no estén a nuestro lado, no sintieron que debían continuar junto a nosotros este recorrido, pero pueden recordar el empeño puesto en aquellos años y el inicio del peregrinar de Giorgio, estigmatizado, por todo el mundo, testimoniando el mensaje de la Virgen de Fátima y la revelación del Tercer Secreto. Los viajes. En aquellos años y estoy hablando de los años 90, cuando Sonietta estaba todavía en el cielo, tuve el honor de acompañar con mucho, mucho amor y respeto a este hombre: España, Suiza, Bélgica, Inglaterra, Polonia, Sudamérica, y en ésta: Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile y Colombia; América Central: Puerto Rico y Costa Rica; América del Norte: Estados Unidos, en el cual visitamos: Dakota del Sur, California, Nueva York y Arizona; en África, mi África, mi África: el ex Zaire, el Congo, Camerún; la ex Unión Soviética: Moscú, Letonia, Ucrania, Kazajstán. Las puertas se abrían y millones vieron la señal. Incluso quien hoy ya no sigue con nosotros en este camino, recordará cuantas veces hemos visto a Giorgio, humilde, insistente, acá están también muchos de los viejos ¿no? que somos nosotros, y deben recordarlo llamando a las puertas de los medios de comunicación y las puertas se abrían. Millones y millones de personas han visto la Señal, así como la Virgen le había dicho en 1.989: “recibirás una Señal que se verá en todo el mundo”. Funima. La experiencia de vida de todos estos años me ha llevado ahora a estar en lo especifico al lado de Giovanni Bongiovanni, y de tantos hombres y mujeres comprometidos en las actividades que sostienen hoy a la Fundación los Niños del Mañana, fundada por Raúl Bagatello acá en Argentina, en Uruguay y en Paraguay. Raúl. Hay que decirle gracias a Raúl Bagatello, un hombre al que nos sentimos unidos con profunda estima, un hombre que tiene la gran responsabilidad de servir a los niños hambrientos y olvidados, a los pies de la cruz, contra todo y contra todos con una gran fuerza espiritual y coraje. Los misioneros. Un día Giorgio Bongiovanni nos habló del altísimo significado de los misioneros que dan su propia vida para salvar a los niños, y quiero recordarlo ahora, los seres mas indefensos, y lo explicó sorprendentemente con el ejemplo del Gólgota. Los que llegaron a la Cruz. Dos mil años atrás, no a todos se les dio la posibilidad de pasar a través de las barreras que pusieron los romanos en el lugar de la crucifixión, para impedir que la multitud se acercase a las tres cruces. La confusión era grande en ese instante, era incontrolable, sólo a la Madre del Cristo, a Juan, a la Magdalena y a otros pocos les fue concedido pasar y quedarse de pie frente a la Cruz del Maestro. La energía de la Cruz no la soportaba cualquiera. Más allá del aspecto físico de ese momento tremendo, terrible, que ha marcado la suerte de nuestra humanidad, la energía que se estaba manifestando y que se respiraba en ese lugar no podía ser soportada por cualquiera. Obrar por los niños es estar a los pies de la Cruz. Obrar, dar la vida por los niños, es como estar a los pies de la Cruz. El compromiso es altísimo y enorme es la responsabilidad. Raúl tiene necesidad de nuestro apoyo en las montañas, de nuestro apoyo en esas terribles montañas, de nuestro apoyo y de nuestra ayuda fraterna. (Aplausos). Toda el Arca de Italia. Bien ahora entro en la parte que no es mía, es de todos los hermanos del Arca. Hoy, aquí, en este momento, además de Lorella, de Giovanni, de mi hijo Aaron, toda la familia física espiritual de Giorgio que vive en Italia que está aquí presentes, como también los de España, y es justo nombrarlos: Manuel Mouriño y su familia hermosísima de España, la gente de Desojo, Pier Giorgio Caria, al que ustedes lo van a conocer pronto, Flavio Ciucani, María José Lastra, Saro Pavone, quien debería estar aquí hoy, pero vendrá seguro en un futuro cercano desde Sicilia, Filipo Bongiovanni, disculpen, quiero nombrarlos a todos y por eso escribí los nombres (risas). Lucca Trovellesi y todo el espléndido de equipo de Studio3TV, los jóvenes de Funima International, a los que muchos de ustedes han conocido y la Redacción de Antimafia 2000 con Ana Petrozzi y Lorenzo Baldo, Domenico Santin y el maravilloso grupo de Pordenone, todos los hermanos de Sicilia, los de Bari, que son tantos, los de Varese y tantos, tantos otros todavía. Hoy estamos ante un acontecimiento que transformará todo el Sistema Solar. Hoy hermanos, hoy nos reencontramos todos aquí reunidos sobre la estela de un acontecimiento de época, que transformará, se quiera o no, este mundo y todo el Sistema Solar. El tiempo del Regreso. Este es el Tiempo del Regreso prometido del Cristo. Nadie sabe el día ni la hora, pero este es el tiempo, las señales son claras. El mapa mundial. Frente al mapa mundial interactivo que está ahora vigente en las páginas oficiales de Internet de Giorgio, nadie puede continuar diciendo con arrogancia y superficialidad que, a pesar de todo, podemos continuar viviendo tranquilos. Los signos de los tiempos están allí y sinceramente la fe y la esperanza en el Retorno de Jesucristo nos da la fuerza para soportar todo esto. La toma de conciencia y el sufrimiento. Queridos hermanos, la toma de conciencia no está privada de sufrimiento porque no tenemos la fuerza para demoler los falsos preconceptos sobre la vida, sobre el sagrado valor de la amistad, de la fidelidad, de la obediencia o, sobre el significado profundo de la familia, el significado que traspasa en su esencia el aspecto formal de la consanguinidad. Quién es Giorgio. ¡Ahora les voy a decir quién es Giorgio Bongiovanni! Eugenio Siragusa escribió en un Mensaje Del Cielo a la Tierra, a dos meses de su estigmatización: Él es el Cáliz Viviente de la Comunión Crística(aplausos). Y así es amigos míos. Y esto está confirmado por los hechos y por las obras puestas en práctica. Su sufrimiento. En estos últimos tiempos a menudo veo a Giorgio como un león enjaulado, por su nivel de conciencia se desespera y se está consumiendo al ver a la humanidad entregada a la autodestrucción, a través de un diabólico sistema que agota los recursos y las energías vitales de cada una de las especies vivientes. La Vía, la Verdad y la Vida es el Cristo. Así está escrito, así es, esto vale para los santos, vale para los misioneros, vale para cada hombre, para cada mujer, ya sea que se trate de un ser en misión Oder  un ser encarnado por expiación.
Entre nosotros tenemos que recordar, en las dificultades de cada día, en las adversidades, en los problemas espirituales y físicos personales e interpersonales, en la terrible condición humana que normalmente aparece en nuestra vida, tenemos que recordar que Él está en nuestra vida, tenemos que recordarlo entre nosotros, y tenemos que ayudar a recordar que el Cristo es el fundamento de la Vida. Cada gesto nuestro repercute en la Obra. En uno de los últimos encuentros que tuvimos entre nosotros, en el arca de Sant’Elpidio a Mare, en ausencia de Giorgio, o mejor dicho en ausencia aparente de Giorgio, empezamos a reflexionar en que cada gesto nuestro, cada acto nuestro, repercute en el grupo y en la Obra a la que estamos sirviendo, tenemos que ser conscientes de esto. Los olvidos. ¿Cuántas veces nos olvidamos de la esencia de las enseñanzas del maestro Jesús Cristo? Cuando después del discurso sobre la montaña, abriendo los brazos y mirando a todos con los ojos llenos de luz y de amor nos dijo: si presentas tu ofrenda en el altar y allí recuerdas que tu hermano tiene algo en contra tuyo, deja a allí tu ofrenda, antes ve a reconciliarte con tu hermano y luego regresa a ofrecer. No se aíslen, resuelvan juntos las dificultades. Nadie puede negar que Giorgio nos enseña lo mismo, siempre nos dice: cuando tengan situaciones para resolver no se aíslen jamás, paren su actividad y reúnanse, resuélvanlas, la verdad se manifiesta así, sencilla, humilde. Diferentes formas de llevar la Cruz. Cómo puede suceder que de frente al mal, a las pruebas de este mundo, está quien acepta con conciencia su propia cruz, y quien en cambio se da vueltas a sí mismo, debilitado por su misma incapacidad, por su mismo lamento. Dónde radica la diferencia. La diferencia está en esto, hermanos: a la mañana, cuando sale el sol, propongamos a la vida como una ofrenda y la vida nos devolverá diez veces más de cuánto hemos ofrecido verdaderamente, con el corazón. El perdón. Si perdonamos seremos perdonados, si juzgamos seremos juzgados. Las enseñanzas del maestro. Cuando leemos el Evangelio nos damos cuenta que el Maestro pasa de un tema a otro, de una enseñanza a otra, como un río caudaloso, ansioso de transmitir a sus apóstoles la llave para conquistar el reino de Dios. Debemos ser fuertes y crecer interiormente. Pero todo esto, hermanos, no significa aceptar, ni tolerar los delitos de este mundo, significa que tenemos que compactarnos y ser fuertes, y dignos soldados del ejercito de Cristo, significa que tenemos que crecer dentro para combatir fuera a quienes están en contra de Él. Se terminó el tiempo. Ya no hay más tiempo (aplausos). Los crucifijos de hoy son los hijos. Hace pocos días, el extraordinario Don Ciotti, un cura misionero italiano comprometido socialmente, ha dicho en relación a una nueva ley que propone quitar todos los crucifijos de las escuelas italianas, que los crucifijos de hoy son los hijos, son las jóvenes generaciones. El delito más grave. Este es el delito mas grave, lo digo como madre, lo digo como mujer. Hace 2000 años fue crucificado el Hijo de Dios y hoy todavía seguimos, seguimos, esta humanidad infanticida mata a todos los hijos, no les da futuro. El Evangelio de Lucas. En el Capítulo 23, Versículo 27, del Evangelio de Lucas podemos leer: lo seguía una gran cantidad de gente y un grupo de mujeres que lloraban por él. Jesús, dirigiéndose a las mujeres, les dijo: no lloréis por mí, llorad por vosotros mismos y por vuestros hijos. Porque si tratan así a la madera verde ¿qué será de la madera seca? Nuestras reflexiones son un regalo para ustedes. Esto hermanos, es lo que maduramos en una noche de noviembre, cuando Giorgio estaba acá con ustedes y queremos regalarles todas nuestras reflexiones. Esa noche en al Arca de Sant’ Elpidio nos propusimos que yo, Mara, no venía sola a representar a las arcas de Italia. Mara es una partecita del gran mosaico formado por los frutos de la Obra de este hombre, de Giorgio Bongiovanni. Lo que sucedió en el Arca de de Giorgio. Lo que sucedió en el Arca donde Giorgio vive es esto, y muchos de ustedes quizás lo percibieron en el 2007, cuando fueron a visitarnos. Primero los Estigmas. Primero fue la Señal de los Estigmas, el milagro de los Estigmas, que se manifestó y vive entre nosotros, pero no fue únicamente esa señal la que nos convenció de cambiar por amor a la vida. Después, nuestro esfuerzo por cambiar. Ha sido también lo que cada uno de nosotros, con nuestros propios errores y nuestros limites, ha tratado de cambiar. Luego renunciamos a las apariencias e hicimos nuestra su Obra. Siguiendo el ejemplo de Giorgio, hemos roto los esquemas del pasivo vivir, hemos renunciado a las apariencias, vivimos cada día tratando en todos los modos posibles de apoyar a la Obra y su misión que también es la nuestra, pero ahora, en este momento, antes de que sea demasiado tarde. Ahora, antes que el Cristo regrese. Cuantas veces derramando su sangre nos dijo que su misión era la nuestra. Y tenemos que hacerla a esta misión nuestra, pero ahora, tenemos que hacerlo ahora antes que sea demasiado tarde. Hay que hacer todo lo posible antes de la manifestación del Cristo. No alimentamos envidias ni enfrentamientos. No alimentamos envidia ni enfrentamientos entre nosotros, eso no sirve. Giorgio Bongiovanni no ha sido inserto en nuestras vidas, nosotros hemos construido las nuestras alrededor de la de Giorgio, alrededor de todo lo que es, de todo lo que hace, de todo lo que representa, y todo lo que nosotros hacemos repercute directamente en él. En su figura, en su Obra, pero sobre todo en lo que representa. Seguimos su ejemplo. Bajo su ejemplo nos hemos arremangado los puños porque la historia somos nosotros. Porque el Cristo ha resucitado y ha vencido la muerte. Giorgio es un tesoro precioso. Porque Giorgio representa un tesoro precioso, una fuente de la cual todos podemos tomar y beber de ella, y él está aquí, ahora, nos está escuchando, está aquí en medio de nosotros en carne y hueso. Nos invita a despertar y a luchar. Por medio de los Mensajes directos del Maestro y de los Seres de Luz, con la fuerza del Verbo y gritando como el Bautista en el desierto, Giorgio nos invita a despertarnos, a dar la vida por Cristo, nos exhorta a no dejarnos, a no abandonar a los hombres justos que existen hoy y que hoy día luchan por todos nosotros, los justos. Manos a la obra. Pongamos todo esto en práctica, hermanos. ¡Hagamos cosas buenas mientras estos personajes están todavía con vida! ¡Basta de la reacción emotiva, de las lágrimas que derramamos cada vez que alguno de ellos es asesinado! El abrazo de Italia. Todos los integrantes de las Arcas italianas los abrazamos fuerte, fuerte y en nombre de cada uno de ellos les digo que simplemente estamos cumpliendo con nuestro deber. No temamos a nada. Quiero concluir con estas palabras: queridísimos, no le temamos a las adversidades y a las persecuciones, porque son éstas las que nos ponen a los pies de la Cruz y la Cruz las proyecta a las puertas del Cielo. Que así sea. Los amo a todos. (Muchos aplausos, por largos minutos, muchos abrazos y muchas lágrimas)

Giorgio: Daniel ¿está conectada el Arca de Italia? Pregúntales si me escuchan. Antes de hacer la pausa el doctor Rambaldo e Inés les van a dar las directivas para saber cuando regresamos ¿no? Bien, dime Daniel.

Daniel: me dicen que está todo Studio3.

Giorgio: entonces, ya que me están escuchando, le pido al Padre que me dé la fuerza necesaria para no emocionarme demasiado. Las palabras no logran expresar el amor. Les quiero contar una pequeña historia. Yo sé que el amor no se puede expresar con palabras, por sublimes que sean las palabras no siempre llegan al corazón con la fuerza que uno ama a ciertas personas. Mensaje para Lorella, Giovanni y toda el Arca de Italia. Entonces, lo mejor que puedo hacer para explicar el amor, para darle un mensaje a toda el Arca de Italia y en particular a Lorella y a mi hijo Giovanni, es contar una pequeña anécdota, un hecho insignificante pero real, que va dedicado en particular a Lorella. La pregunta de Marco Antonio. Mi amigo Marco Antonio, que es chileno pero en realidad es galileo, lo digo en el sentido de que pertenece al Cristo, me hizo una pregunta hace unos días. Él no sabía lo que decía, ni lo que preguntaba, mucho menos lo que se escondía detrás de esa pregunta que para él era tonta, pero que escondía algo muy valioso, una ayuda para que yo pudiera explicar el amor que les tengo a Giovanni y a Lorella. Marco Antonio me dijo: Giorgio, perdóname por esta pregunta tan tonta pero ¿por qué no le pides al Cristo que te saque los Estigmas por una hora, para que tú te puedas bañar? Esa era la pregunta tonta, según él. Ustedes saben que yo no me puedo bañar, me resulta casi imposible, no les voy a explicar en este momento todas las dificultades de estas heridas físicas, pero aunque sean dificultades, en comparación a lo que ha sufrido el Cristo no son nada. El cumpleaños de Lorella. Ese día yo le dije a Marco Antonio: antes de contestarte yo te pregunto ¿qué día naciste? Él me dijo: el 11 de noviembre. Y fue por eso que me hizo la pregunta, él no entendía nada, pero el 11 de noviembre nació Lorella, es el día de su cumpleaños. El único motivo. Entonces, el único motivo que yo tengo para pedirle al Cristo que me saque los Estigmas por una hora no es para bañarme, sino para enseñarle a nadar a Lorella, porque ella me dijo una vez: “solamente tú puedes enseñarme a nadar” (aplausos enormes y muchas lágrimas). Querido Giovanni, Lorella mía, un beso grande para ustedes. La Virgen está en mi casa representada por Lorella y Giovanni. La Virgen está en mi casa, una parte de Ella, un haz de la luz de la Virgen Santísima está en mi casa en las personas de Lorella y Giovanni (más aplausos y lágrimas interminables, incluso de Giorgio, que cuando se repone dice). Un minuto, me pide la palabra Raúl Bagatello.

Raúl: quiero contarles una pequeña experiencia, pero no se preocupen porque es cortita. Mi experiencia con Cristo y la Virgen. En el año 1.993 yo tuve una experiencia que ya muchos conocen, fue una experiencia espiritual en la cual me encontré con el Cristo y con la Virgen. Fue una experiencia real, los conocí físicamente y desde ahí mi vida cambió. Hice un cambio de 180° y empecé un camino totalmente distinto, con una misión precisa. El mensaje del año 2001. Pero lo que yo les quería decir es que en el año 2.001, cuando la Virgen se me presentó una vez más para decirme que debía armar la Fundación, también me dijo que debía ir a Italia a encontrarme con Giorgio Bongiovanni. Yo lo había conocido a Giorgio en el año 1.998, a través de Carmen, en Santa Fe ¿fue en Santa Fe, Carmen? Sí, allí fue, no recuerdo si en una conferencia pero ese año lo conocí y fui a varias conferencias suyas. Pero en el año 2001, y esto es lo que quiero contar, en el 2.001 cuando se me presentó la Virgen y me dijo que debía tener una Fundación para ayudar a los niños, me ordenó también ir a Italia a encontrarme con Giorgio y a darle un mensaje. Yo le dije, no por Dios, eso no, no puedo ir a decirle eso, pero Ella insistió: sí, debes ir y decirle lo que te dije. El viaje a Italia. Yo no tenía plata para viajar y por otro lado tenía la orden de ir a Italia y darle el mensaje a Giorgio. Al final viajamos cuatro personas: mi hermano Ricardo, mi primo Miguel, Raúl Blázquez y yo. Tuve la suerte de que me acompañaran porque si hubiera ido solo me hubiera resultado muy difícil. Durante todo el viaje en avión iba pensando: que no lo encuentre, que no lo encuentre, no quería encontrarlo a Giorgio, verlo a la cara y darle el mensaje. El avión aterrizó, nos fuimos a un hotel de Sant’ Elpidio y creo que fue Raúl el que la llamó a Mara, la que le dijo que Giorgio no nos podía atender porque no estaba. Yo pensé: gracias a Dios no lo voy a ver (risas) y así pasaron cuatro días. La invitación de Giorgio. Yo estaba muy bien y sobre todo muy tranquilo pero entonces nos llamó Mara y nos dijo: esta noche Giorgio los espera a cenar en el Arca. Sonamos, dije yo (muchas risas). Esa noche yo estaba sentado cerca de Giorgio y cada tanto lo miraba. Yo le quería dar el mensaje y él sabía que yo tenía que decirle algo porque Mara se lo había dicho. Mi timidez. Yo lo miraba para decírselo pero no me animaba. Hasta que en un determinado momento me mira y me dice: bueno, dime lo que has venido a decirme. Y yo le digo: no Giorgio, a solas, lo que tengo que decirte es a solas. Y él me responde: no Raúl -y esta fue una enseñanza perfecta para mí- no Raúl, todos los que están acá son mis hermanos y lo que yo tenga que escuchar ellos también lo pueden escuchar. El mensaje. Entonces, muerto de vergüenza porque ni lo podía mirar a la cara, le dije que la Virgen me había encomendado darle un mensaje y que yo sabía que tenía que cumplir la orden, porque en estas cosas soy muy obediente, y el mensaje era el siguiente: Giorgio, la Virgen me dijo que la energía que te compenetra, la que está en ti, la que se mueve a tu alrededor, la que tu llevas a todos lados, sé que es la energía del Cristo, sé que la energía del Cristo está dentro de la materia de tu cuerpo, eso es lo que me ha dicho la Virgen. Mi respeto por Giorgio. A dónde quiero llegar contando esto, a que yo siempre lo he respetado a Giorgio, y lo he respetado totalmente, por su fuerza, por sus enseñanzas, por la vibración armoniosa que deja a su alrededor. Algunos podrán verlo como una persona, pero para mí no es solamente una persona. A mí me lo dijo la Virgen: detrás de él y de su humildad se esconde un gran personaje, ese personaje es el Cristo, es la energía Crística. Mi amor por Giorgio. Y hasta el día de hoy te veo así, y pase lo que pase, de una forma u otra, no me voy a separar nunca de tu lado. Porque cuando el Cristo y la Virgen me dieron el primer mensaje en el año 1.993, me dijeron que una de mis misiones era hacer sanación, y Jesús agregó algo muy importante, Él me dijo:“aunque no me veas Yo siempre voy a estar a tu lado”. Y recién hoy comprendo que es muy cierto que no lo veo pero sé que está al lado mío. Te amo Giorgio (aplausos).

Giorgio: Sólo soy un mensajero. Yo solamente soy un mensajero, soy el siervo del Cristo. Efectos de su regreso. Cuando él regrese ustedes van a quedar fulminados. Cuando el Cristo regrese y manifieste en toda su potencia y gloria, ustedes van a saber realmente quien es. Hasta tanto yo tengo que seguir. Pero hasta tanto no lo haga yo tengo que seguir, tengo que dar a conocer sus palabras y no soy, como Raúl y Juan Alberto lo saben, no soy el único en el mundo que difunde la palabra del Cristo y de Su Madre, hay muchos ángeles que lo hacen en silencio, humildemente, y que aportan mucho a la Obra de la Santa Madre y del Maestro. Una tregua a las emociones. Y ahora creo que debemos darle una tregua a las emociones, así que me parece que debemos hacer una pausa o nos va a dar a todos un paro cardíaco (risas). Después de la pausa vamos a hablar mucho de la Santa Madre. El mensaje de la Virgen en Chile. Les quiero explicar por qué me dio ese mensaje la Virgen en Chile. Les voy a explicar también lo que significa el mensaje de Peñablanca, su profundo significado. Les voy a decir lo que la Madre me pidió y lo que a través mío les pide a todos los hermanos del mundo, cual es esa colaboración para contar una historia, para hacer un video que ella lo llama de una forma que después les explico. La importancia de difundir Sus mensajes. Y por qué pienso que es importante difundir masivamente Sus mensajes, pero esto lo hablamos más tarde, por ahora les agradezco a todos con todo mi amor (aplausos).

La parte que sigue merece una explicación previa para que pueda ser comprendida por todos, en especial por los que no conocen sucesos anteriores. Hace cerca de un año, después de una reunión en el Arca de Rosario donde se trató el tema de los llamados, los elegidos y de aquella parte de la humanidad que es portadora de la genética GNA, Juan Carlos Paolini se fue unos días de vacaciones a la Provincia de Córdoba y regresó de allí con una remera a la cual, en la parte de adelante, le había hecho imprimir la siguiente inscripción: “143.999 y yo”. Y, ante la sorpresa primero y la risa después, de todos, la estrenó en una de nuestras cenas. Sin ninguna vergüenza de su parte. La anécdota llegó a oídos de Giorgio, quien en la reunión del Arca de Rosario del 27 de octubre pasado, se refirió al tema de esta manera: “Jesús vino acompañado por 144.000 seres, llamémoslos extraterrestres, seres de luz, los hermanos de Juan Carlos (risas), y con Juan Carlos que es el 144.000 (más risas), se quedaron hasta el día de hoy en la Tierra, me refiero a los 144.000, o mejor dicho, se quedaron y se multiplicaron” (transcripción textual de parte de la crónica de ese día). En la misma reunión Giorgio le dijo que quería la remera para llevársela a Italia a lo cual Juan Carlos accedió de buena gana. Estaba previsto que se la entregara en esta reunión general y, conociéndolo, muchos sabíamos que entre él y Daniel estaban preparando algo más, pero nadie sabía con exactitud qué era. En este momento de la reunión y antes de la pausa para ir a almorzar, Juan Carlos toma la palabra y le pide a Marco Antonio de Chile, a Chacho de Uruguay, a Omar de Paraguay, y a Martín, Daniel y Matías de Rosario, que vayan a la cocina. Luego procede a entregarle a Giorgio la remera con la inscripción “143.999 y yo”, lo cual hace reír a Giorgio, que lo agradece, y a todos los demás, sobre todo a los que no conocían el principio de la historia. Después Juan Carlos pasa a explicar que hace catorce mil años ciertos ángeles habían descendido a la Atlántida y dejado caer 144.000 remeras, cada una de ellas con un número, que había sido asignado a la persona que le correspondía. Según él, cada remera fue a parar a las manos de su dueño, sin error posible. Entonces llamó nuevamente, uno por uno, a los que habían ido a la cocina y aparecieron, en el siguiente orden: Matías con el número 143.994, Martín con el 143.995, Marco Antonio con el 143.996, Chacho con el 143.997, Omar con el 143.998 y Daniel con una que decía: “144.001 - Seguí participando”, lo cual produjo grandes risas y enormes aplausos, casi todos dejaron sus asientos para verlos mejor y para sacarles fotos a los presuntos “elegidos”, devenidos actores de la farsa, y a sus remeras de la Atlántida, tal falsas como ellos, que posaban como lo hacen los famosos ante las cámaras de televisión. Mara comenta: hace mucho que no lo escuchaba a Giorgio reírse con tantas ganas. Cuando las risas, los comentarios, los aplausos y los flashes se calmaron un poco, Juan Carlos anunció que las remeras estaban a la venta para recaudar fondos para Giorgio. Luego, Giorgio tomó el micrófono para decir:

Giorgio: gracias por la remera, por la broma y por las risas. En este momento todos los ángeles del Cielo se están riendo con nosotros. Un aplauso para el Arca de Rosario, el primero de ellos, el primer aplauso, luego le vamos a dar varios más (aplausos), por habernos recibido a todos con tanto amor. Entonces ahora le damos este primer aplauso y por la tarde varios más y más fuertes.

Pausa para el almuerzo

 

La segunda parte de la reunión, después del receso para el almuerzo, comienza con varios temas organizativos. Luego Anita llama y le da la palabra a Paola Becco, para que presente el libro que ha ilustrado y que se llama “El Canto de la Perla”, inspirado en todos los niños que padecen los problemas de nuestra sociedad y que necesitan de nuestra ayuda para volver a encontrar su raíz cósmica.

Paola: Este que les muestro es el libro que ilustré. El texto se le adjudica a Tomás, el Apóstol. Está inspirado en todos los niños que vienen con una misión marcada a la Tierra, pero que se ven envueltos en esta sociedad y se identifican con ella. Por lo tanto con este libro intento remarcar que nuestra identidad es cósmica, que nuestra identidad es espiritual y no material, y de qué manera podemos ayudar a estos niños para que se vuelvan a identificar con su verdadera raíz. Todo lo que se recaude con el libro es a beneficio de la Asociación “Del Cielo A La Tierra”. Gracias (Aplausos).

Luego Anita lo llama a Chacho para que hable sobre los boletines hechos por los hermanos de Uruguay. Chacho pasa al frente pero dice que no pensaba hablar.

Giorgio: Yo lo ayudo a Chacho, yo lo ayudo (risas). Ahí están los boletines, les pido que levanten uno, por favor, Gonzalo ¿dónde están los boletines? Levanta uno, Nicolás, así lo ven todos. Este el último boletín que hemos hecho, para todos aquellos que lo quieran está ahí, a disposición. También lo hemos repartido en varias arcas. Ya hice todo yo. Gracias Chacho, has estado muy bien (risas).

Ahora Anita llama a Alejandra Berenyi, para que presente el cuadro pintado por ella y que lleva por título “La Rosa que florece en la Cruz”. Se anuncia que este cuadro será sorteado entre todos los que quieran colaborar con un bono para entregarle los fondos a Giorgio.

Alejandra Berenyi: originariamente, este cuadro se inspiró en la idea de que fuera una sorpresa de parte de Buenos Aires, pero luego pensamos que debíamos aprovechar la oportunidad para sortearlo y obtener fondos para la Obra que le donamos a Giorgio (aplausos).

Sigue la parte dedicada a la entrega de los regalos a Giorgio.

Anita: el primer regalo lo va a entregar Juan José, y viene de parte de Buenos Aires.

Giorgio: Juan José, de los hermanos de Buenos Aires. (Aplausos)

Juan José: Bueno, este es un momento muy emotivo, muy importante para todos nosotros, los que hemos compartido tantos años contigo Giorgio, asimilado todas las enseñanzas, las que durante tantos años nos has inculcado y que con tanto amor has estado en cada uno de nosotros, y bueno, este regalo refleja humildemente lo que cada uno de nosotros, los hermanos que hemos participado en esto porque es una idea de todos, queremos decirte. El homenaje. Es un sentido homenaje a tus 33 años de Obra y que es, como bien lo decía Ale, una idea generada por todos nosotros y que simboliza para nosotros los 33 años de obra, de Obra Crística. Gracias Giorgio (aplausos). El regalo dice: “Homenaje a los 33 años. Giorgio Bongiovanni”,  tiene como ilustración la cruz que dibujó Alejandra y la frase: “Bendito es aquel que viene en nombre del Señor”. Gracias Giorgio (aplausos).

Giorgio: Gracias, Juan José. Aprovecho tu presencia aquí para algo que iba a decir luego pero lo digo ahora, es algo sobre Buenos Aires. Mi carta a Buenos Aires. Hace unos días yo les escribí una carta a los hermanos de Buenos Aires, donde les decía que admiro mucho el esfuerzo, la valentía que tienen, en cierto sentido la humildad, la paciencia, el volver a reunirse a pesar de las diferencias que han tenido, y que tienen todavía. Porque Juan José, que representa a Buenos Aires, le manda a Juan Alberto y también a mí, los reportes que hace de las reuniones de los hermanos en esa ciudad. Han superado las diferencias. Hoy están aquí presentes muchos de ellos y, superando las diferencias que tienen se reúnen para celebraciones, para participar en las actividades de Funima, se reúnen en la casa de alguno de ellos y esto es algo que yo admiro, algo que me ilusiona, y hoy les digo que el Cielo los va a premiar porque pronto se va a reabrir el Arca, la que de hecho nunca ha sido cerrada, porque siguió funcionando (aplausos). Tengan paciencia. Esperen, tengan paciencia, porque ese día va a llegar y, de ser necesario le vamos a dar también una estructura organizativa. Pero, de hecho, la última Conferencia dada en el Auditorio del Hotel Bauen, auditorio que ya se ha convertido en una verdadera institución dentro de la Obra, se llenó de gente. Los que trabajan en silencio. Eso demuestra que tenemos a muchas personas que trabajan en silencio, sin protagonismo, pero que están presentes, que nos siguen, que me siguen en Buenos Aires, personas que quizás no conozca, que nunca he visto personalmente, que nunca han ido al Arca o a los diferentes grupos que se reúnen en esa ciudad, pero que siempre están presentes cuando voy al Hotel Bauen, es ese salón. Buenos Aires me abrió puertas. Entonces, yo les agradezco este regalo que viene desde la Capital de este país donde viven hermanos que me abrieron las puertas cinco años atrás, así lo siento y sé que Juan Alberto también, puertas necesarias cuando tuve que dirigirme a todo el país, a toda América del Sur. Es importante para la Obra. Es el único lugar desde el cual yo puedo hablar por televisión y llegar a todos los rincones de Argentina y a muchos de América del Sur, Buenos Aires es un punto muy importante para la Obra en Argentina, como lo es Montevideo para Uruguay y Asunción para Paraguay. Por eso, es importante que sigan unidos, trabajando como ahora en lo que estén haciendo y yo estaré con ustedes. El Cielo quiere que estén unidos. Esto es lo que el Cielo quiere, que se superen todas las barreras y que permanezcan unidos bajo las alas de la Santa Madre. Y que colaboren entre ustedes y con otros hermanos que a pesar de que no están en nuestro camino directo, nos acompañan, nos siguen, colaboramos mutuamente e intercambiamos experiencias con ellos. Santiago Lanús. Hoy tenemos también aquí la presencia de otro hermano que, en el silencio, humildemente, trabaja para el Cielo. No integra el Arca, pero trabaja con un grupo importante en las Revelaciones Marianas, me refiero a Santiago Lanús. Santiago: siempre te voy a agradecer por tu presencia junto a nosotros y por todo lo que haces, aquí está Santiago Lanús (aplausos). Rafael Piaggio. Y para mi hermano Rafael Piaggio, que también está aquí, un fuerte aplauso (aplausos). Bueno muchachos, ustedes dos me van a tener que ayudar también a hacer el video de la Madre ¿no? (risas de Giorgio y de todos), ahora empieza ese gran trabajo. Ustedes tienen páginas de las cuales voy a sacar importante material, información para el video, pero esto lo vamos a hablar en un rato, vamos a hablar de lo que me pidió la Santa Madre. Alejandra Berenyi. A otro ser especial que está allá, en el fondo del salón, que siempre graba todas las conferencias y que se llama Alejandra Berenyi, un ser al que yo amo mucho y que, sobre todo en el inicio de mi misión en América del Sur, de mi trabajo en Argentina, me acompañó siempre y me abrió su corazón. Te amo mucho Alejandra, gracias por lo que haz hecho por esta Obra, siempre te lo voy a agradecer. Un pedido de rodillas. Y ahora, de rodillas, se lo pido a todos: por favor permanezcan unidos. Juan José esta es una señal positiva, significa que en Buenos Aires tenemos guerreros, gracias, gracias a todos (aplausos). Todos los demás. Después voy a agradecer a los demás de Argentina. Adelante Anita.

Anita: Ahora tenemos un regalo de los hermanos de Campana, Provincia de Buenos Aires, así que voy a volver a llamar a Paola porque Agustín no se animó a pasar al frente. Es un video hecho por ellos. (Le dicen que primero va el otro video) Bueno hacemos al revés, primero va el otro video. Ahora vamos a ver, entonces, un video hecho por Juan Alberto con los chicos de Buenos Aires, en homenaje a Giorgio.

Juan Alberto: en realidad este video no fue una idea original nuestra, es una idea que vino de Italia, de mis hijas postizas, que querían de alguna manera ver si podíamos lograrlo, hacer una imagen de todo lo que se fue desarrollando desde la primera vez que vino Giorgio a la Argentina. Adelante.

Comienza el video con palabras de Juan Alberto: “Hoy 20 de noviembre del año 2009, unas palabras aparecieron en mi mente, mientras una profunda emoción embargaba mi corazón que hacía que estallara en llanto. Después me di cuenta que esas palabras y esa emoción eran las de mis hermanos, que aparecían vívidas en mi conciencia. Decían así: “Veinte años de un milagro cotidiano que se manifiesta ante nuestros ojos, veinte años de sufrimiento de un justo, veinte años de alquimia sagrada que se hace sangre por nuestra redención. Gracias Giorgio por tu entrega, gracias Maestro Jesús por tu presencia, gracias Padres por darnos la vida. Amén”. El video muestra imágenes seleccionadas, que van desde la primera vez que Giorgio llegó a la Argentina y hasta el día de hoy.

Giorgio: las imágenes me hacen sentir que todos somos una familia, que nuestro único Padre es Adonay, que somos todos hermanos, que nuestro único Rey es el Cristo y nuestra única Madre es María Santísima (aplausos). Adelante Anita.

Anita: están preparando el otro video.

Giorgio: El rubí para Alicia. Mientras preparan el otro video, yo quiero destacar el gran trabajo que está haciendo el Arca de Rosario. Por eso le quiero entregar a una hermana de acá la estrella con el rubí. Se lo doy a la doctora Alicia Bargut, ven aquí Alicia (aplausos). Le pido al Dr. Rambaldo que le ponga la estrella a Alicia, un ser que yo amo muchísimo porque colabora intensamente con Inés y con Juan Alberto desde hace muchos años, en el silencio, siempre escondida, nunca aparece pero está mucho más de lo que ustedes pueden imaginar. Le agradezco su entrega, su inteligencia y su disponibilidad. Gracias Alicia (aplausos).

Anita: ahora sí tenemos el regalo de Campana, que es un video. Vamos a verlo (pasan el video).

Giorgio: ¿quién hizo este video? El nombre de quien lo hizo ¿Paola? Paola, ven acá: gracias a ti y gracias a quién se sirvió de tu ser para hacerlo. Le agradezco al ángel que hizo hacer esto y a ti como instrumento suyo (aplausos).

Anita: ahora, en representación de Rosario digo que te queremos hacer un regalo modesto, humilde, del Arca Lily Mariposa, para que te lleves un pequeño recuerdo nuestro y bueno, por ser justamente del Arca de Lily Mariposa, te entrego este pequeño obsequio, con una imagen de nuestro nombre, con una mariposa. También hay uno para Sonia y otro para Mara, en agradecimiento por haber venido hasta acá, por haber estado, por haber compartido con nosotros: esto es del Arca de Rosario, del Arca Lily Mariposa para ustedes (aplausos). Para quienes no lo ven, es un llavero de plata con una mariposa de oro, que es el símbolo del Arca de Rosario.

Giorgio: Las emociones de hoy. Gracias a Rosario. Las emociones de hoy son muy grandes, pero también son la gasolina que nos va a dar fuerzas cuando regresemos, cada uno de nosotros, a nuestros propios lugares, la que nos va a permitir seguir adelante y trabajar por el Cristo y por la Virgen. Hoy, aquí, está el Cristo con varios de sus ángeles. Hoy, aquí, está presente el Cristo y, junto a él, varios de sus ángeles. Uno de ellos en particular es el ángel de la guardia del Arca de Rosario, que lleva su nombre, nombre que yo le di en memoria suya. Ella cuida a todos mis hermanos de Argentina, pero en particular a los de este lugar. Liliana. Estoy hablando de Liliana, de Liliana Rambaldo, la mamá de tres hijos maravillosos que están aquí presentes, la esposa de un hombre maravilloso que es Juan Alberto Rambaldo. Entonces, yo te agradezco Liliana por tu presencia, por tu esencia y tu ser sublime. Gracias (aplausos). Otros hermanos. Junto a Liliana están otros hermanos que nos han dejado en estos años, perdonen, estoy tan emocionado que les pido perdón, en especial a los familiares, si no los nombre a todos. Va mi recuerdo para don Pedro Romaniuk, para Ricardo, para Erika, para Cristian, para Carmen Recalde, para los demás que en este momento puedo estar olvidando y, en especial para uno que los representa a todos, que está siempre conmigo a pesar de que muchos no lo saben, es Él, el Consolador Prometido, la voz de la Verdad, mi padre, Eugenio Siragusa (aplausos enormes, por largos minutos, todos de pie y llorando emocionados).

Anita: ahora le voy a pedir a Inés que nos diga unas palabras.

Inés: Giorgio nos dijo esta mañana que nos guardáramos algunas lágrimas para la tarde y, obedientemente, vine con el pañuelo, como pueden ver. Un humilde regalo. Querido Giorgio, este fue un pequeño regalo, muy humilde, de nuestra Arca, del Arca Lily Mariposa. Nuestro nombre. Lily Mariposa, es un nombre que lo sentimos muy profundamente pero que, la verdad, no lo usamos mucho. Tal vez por ser todavía muy doloroso para algunos, ese es mi caso, o tal vez porque no es necesario, porque ella está siempre presente entre todos nosotros. Nuestro pensamiento y nuestro amor están con todos los hermanos del mundo. Yo quiero decirles algo a todos, a todos los hermanos del mundo: el Arca de Rosario piensa permanente en ustedes. Los amamos mucho y nos sentimos unidos a ustedes. Todas las semanas nos reunimos a rezar el Santo Rosario y en oración pedimos por la Obra de Giorgio, por todas las Arcas del mundo y también por todos ustedes, aún los que no conocemos o ni siquiera sabemos que existen, pero que trabajan para él. Todos los presentes, como los que nos ven y nos escuchan por Internet y los que en cualquier lugar del mundo están trabajando para la Obra del Cristo y de Giorgio, están incluidos en nuestras oraciones. Nuestras puertas están abiertas. También quiero decirles que el Arca de Rosario está abierta para recibirlos, queremos que nos visiten cuando puedan hacerlo. Nunca voy a olvidar la alegría de Andrés el día que Jorge Abrudsky tocó timbre por primera vez y nos hizo una visita sorpresa, creo que fue el primer visitante de afuera que vino, a poco tiempo de instalados y llegó sin aviso, para que la alegría sea completa. Después tuvimos otras sorpresas agradables, como la que nos dio Juan Antonio, un lunes por la mañana, o la generosa visita de Santiago Lanús, a quien le quiero agradecer especialmente porque dejó sus ocupaciones en Buenos Aires para venir hasta Rosario y participar, como invitado, en nuestro programa de radio. Gracias Santiago, por tu visita y por esa preciosa imagen de la Virgen de Garabandal que nos trajiste desde España y que hoy está aquí, junto a Giorgio, en esta reunión. Y son muchos más los que han llegado a visitarnos, sé que cometo una injusticia al no nombrarlos, pero no quiero alargar más este momento. Nuestra casa es de todos ustedes. Sí quiero decirles a todos que, cuando quieran venir, esta es la casa de ustedes. Esta casa que siempre decimos que no es nuestra, que es del Padre, de la Madre, del Cristo, de Giorgio, bueno, por eso mismo es también la casa de todos ustedes, nosotros simplemente hemos asumido la responsabilidad de cuidarla. La bendición de las velas. Ahora, con el permiso de Giorgio, quiero pedir su autorización para un ritual que repetimos desde hace muchísimos años. Quiero pedirle que nos bendiga estas velas que los jóvenes del Arca han envuelto con tanto amor, para que después sean repartidas entre todos los presentes. Nosotros lo hacemos para agradecerle a la Virgen por todo lo que Ella nos dio y nos da, y queremos que ustedes participen de este agradecimiento. Estamos a las puertas de una nueva Navidad y al agradecimiento debemos agregar el pedido para que la Santa Madre nos dé la fuerza necesaria para seguir adelante. Raúl, como siempre, hay velas para todos los comedores, y creo que alcanzan para que Mara y Sonia lleven, si quieren, algunas a Italia, y por supuesto para Chile, Paraguay y Uruguay. Una vez bendecidas van a ser repartidas entre ustedes. Agradecimiento final. Gracias a todos por estar acá, gracias Giorgio por habernos permitido ofrecerte este día de nuestras vidas, que va a ser recordado como el más grande para nosotros. Gracias por haber bendecido las velas, van acompañadas por todo nuestro amor. Los amamos mucho y quiera el Cielo que podamos volver a vernos pronto. Nada más (aplausos).

Giorgio: Agradecimientos y saludos. Gracias a ti, querida. Me voy a permitir hacer otros agradecimientos. Juan Alberto ya nombró a todos los hermanos de Argentina que nos representan. Pero también están aquí los de la ciudad de La Plata, me refiero a Fabián y los jóvenes de La Plata (aplausos). De la ciudad de Campana, Agustín y Paola (aplausos). Mi hermano Joel Heredia, de Neuquén (aplausos). Jorge Pracilio, de La Pampa (aplausos). Gerardo Silvi, de Santa Fe (aplausos). Cañada de Gómez, hola Juan Antonio que está aquí adelante, Las Rosas, San Genaro, Cristina de Paraná, Entre Ríos (aplausos). También quiero agradecer la presencia de un querido amigo que me va a acompañar a Italia, Eduardo Tilcara, gracias (aplausos).  Y gracias también a todos los hermanos que no nombro, pero que están aquí, por ahí lo veo a Jorge Abrudsky, a Edgardo, a Raúl Blázquez, y todos los demás. Es muy importante la presencia hoy aquí de todos ustedes, es muy importante que estemos juntos, que estemos reunidos. Nosotros tres somos la síntesis. Nosotros tres, los sentados a esta mesa, sintetizamos a todos ustedes, a todos los presentes. Pero somos solamente instrumentos de un cuerpo místico. Nuestras familias son parte de nuestras vidas, pero los que estamos aquí somos nosotros, los que estamos sentados a esta mesa. Juan Alberto, Raúl y vuestro hermano Giorgio son tres personas totalmente integradas a la Obra, casadas, siempre disponibles y siervos de uno solo, que es el Cristo. Somos tres personas solas. Somos tres personas solas, aunque esto parezca no tener sentido, que seguimos a un mutuo amor. Mi familia me adora, la familia de Juan Alberto lo adora, la familia de Raúl también, todos sus hijos y su actual compañera, Gabriela, lo adoran. El Cristo nos puede llamar en cualquier momento. Pero en realidad somos personas solas, a las que en cualquier momento el Cristo puede llamar y pedirles incluso la vida. Y al mismo tiempo somos de todos. Mi familia. Hoy, en uno de los videos que se pasaron, vi muchas caras conocidas, algunas de ellas han dejado la Obra y otras están hoy aquí, o en otros lugares porque no han podido venir. Y yo siento que esta es mi familia. El Cristo nos dijo: todos aquellos que hacen la voluntad del Padre, son mi madre, mis hermanos, mi esposa, mis hijos. No somos perfectos. Tenemos que acercarnos cada vez más entre nosotros, tenemos que acercarnos cada vez más al Cristo, disfrutarlo a pesar de nuestras debilidades y nuestros pecados. No somos perfectos, solamente Él es perfecto. A los servidores nada les pertenece. Un mensajero de Dios, un portavoz, un brazo derecho o un apóstol, cuando elije servir a la Obra del Cristo, sabe que nada ni nadie le pertenece. Y nada les pertenece porque todo es del Maestro Jesús Cristo, porque un día, tal vez pronto, yo espero que sea muy pronto, mañana de ser posible, el Cristo va a regresar y se va a manifiesta a todo el mundo. Nos va a sacar a todos. Y cuando eso suceda, Él nos va a sacar a todos nosotros del lugar que ocupamos. Va a sacar a todos los que componen Su Cuerpo Místico, los que pasarán a ser simplemente hermanos, no van a tener gloria, no van a recibir honores, ni todos los premios que hoy nos brindaron de parte de Él. El mejor regalo. El Cristo es el único dueño de todo, el regalo que nos hace a nosotros es permitirnos ser sus mensajeros, mensajeros de Dios. Nadie nos puede dar un regalo más grande, ni siquiera Él, porque ya nos lo dio con su llamada. Todo es del Cristo. Porque todo es suyo y, cuando regrese, lo van a poder comprobar. Suyas son las almas, los espíritus, la Tierra y todo lo que se ha construido sobre ella. Puede conceder alguna gracia. Él puede, si así lo quiere, dispensar un don, hacer un regalo, conceder una gracia a cualquiera de nosotros. Y la vamos a aceptar, por supuesto que lo vamos a hacer. Pero no tiene compromiso con ninguno de nosotros, porque ya el hecho de que nos haya llamado, que me haya dicho: ven Giorgio ¿quieres ser uno de mis mensajeros antes de que yo vuelva?¿Quieres anunciar mi regreso? Ese es el premio mayor, no podemos pedir más. Los errores son nuestros. Entonces, todo lo que existe le  pertenece a Él, salvo los errores humanos. Los errores son nuestros. Los errores de Giorgio Bongiovanni no le pertenecen al Cristo. Las virtudes, los milagros, los logros de Giorgio, todo ello es mérito del Cristo, que lo empuja y que le da esa oportunidad. En esta inteligencia sigo adelante. Así, con este valor, con cierto sentimiento de miedo, con mi amor universal, sigo adelante. Tengo miedo cuando pienso: Cristo mío, si yo me equivoco te comprometo a ti. Pero luego me digo: no, su Obra es tan grande que puede superar todas las barreras humanas, y yo soy simplemente una parte de tu cuerpo místico. Quizás soy el dedo de una mano, o aún menos, pero soy parte de tu cuerpo. Y no pierdo el amor universal porque sé el significado de la llamada, la llamada del Cristo. Ese es el regalo más grande de todos. La llamada de cada uno. Cada uno de ustedes que se sienta llamado a servir a esta Obra, ya sea en Del Cielo a la Tierra, en la Fundación Los Niños del Mañana, en la lucha contra la mafia, o en otras organizaciones como Greenpeace o la de la Madre Teresa de Calcuta, o en cualquier obra que ustedes sientan que deben estar, a la cual sientan han sido llamados por el Cristo, como seguidores de la Virgen de Fátima o de la Virgen de Garabandal, debe hacerlo con este sentimiento del cual les hablo: nada nos pertenece, todo lo podamos lograr, cualquier alma que podamos despertar es del Cristo, y Él tiene derecho a hacer con esta alma lo que quiera. No nos pertenece a nosotros. La tentación de Satanás. A veces Satanás, el tentador, entra en mi mente y me dice: todos los hermanos son tuteos, tú tienes que ordenarles, manipularlos, someterlos a tu voluntad. Y yo le respondo: no, todos mis hermanos son del Cristo, hermano maldito Satanás. Porque Satanás es un hermano, maldito, pero hermano al fin. Yo le respondo a Satanás. Y yo le respondo, no lo ignoro, al contrario, me interesa mucho que me visite, que me proponga cosas. Yo lo escucho cuando él me dice: te doy tal cosa si tú me das tal otra, te doy esto si tu me das aquello. Pero no negocio con él. Él quiere negociar conmigo, pero yo no lo hago, porque con Él no se puede negociar. De él no hay que aceptar nunca ninguna oferta, hay que rehusar siempre todas. Hay que rechazar siempre cualquier propuesta que nos haga, porque nos miente, entra en nuestra mente y nos hace creer lo que no es verdad. Porque él siempre nos miente. Satanás nos miente, nos hace creer que lo que nos rodea, lo que está en torno nuestro, lo que tenemos, ya sea algo material como una casa o algo espiritual como el amor de nuestra pareja, de un hijo, de un hermano, nos pertenece. Él nos convence que es nuestro, que nos pertenece. Pero en realidad no es así, eso es lo que todo el mundo cree pero no es así. Debemos entender que nada tenemos. Nosotros tenemos que comprender, que realizar en nuestro interior, que no poseemos nada, ni siquiera a nosotros mismos. Todo lo que tenemos le pertenece al Cristo, o a Su Padre. Lo que nos pide la Virgen. Todo es del Cristo, ni siquiera de Su Madre, porque la Madre Santísima nos dice: hagan la voluntad de Mi Hijo. Yo estoy aquí, yo aparezco en todo el mundo para que ustedes tengan la posibilidad de llegar a los pies, de arrodillarse a los pies de Mi Hijo. Para que puedan despertar y ser ángeles de Mi Hijo. La Madre Santísima no quiere nada para sí misma, nada. Quiere solamente un poco de amor para que Su Sagrado Corazón Inmaculado no llore más. Porque ella quiere que todos vayamos hacia Su Hijo, quiere compartirlo con todos. De hecho, no lo disfrutó cuando estuvo encarnado, Ella estaba siempre lejos, escuchándolo. Sólo bajo la Cruz lo tuvo cerca, porque fue una de las pocas personas que bañó con su luz y sus lágrimas los pies del Crucificado, de ese ser tan hermoso, nuestro Cristo. Despierten almas. Por eso les pido que despierten almas, realicen ese milagro, consigan ese tesoro que es despertar un alma, pero recuerden siempre que el tesoro no es de ustedes, que nada tienen, porque todo le pertenece al Cristo. Yo quiero disminuir para que Él crezca. Por ello quiero disminuir día a día, para cederle el paso a nuestro Señor, para que Él se manifieste, para que les hable a todos ustedes, a todo el mundo, para que reconquiste este mundo que está totalmente en las manos del Demonio. Porque Él es el Rey, nuestro Rey, nosotros somos solamente sus soldados, sus súbditos. Es preciso internalizar este concepto. Ahora más que nunca tiene que entrar en nuestro corazón este concepto: nada nos pertenece. Somos del Cristo y estamos solos delante de Él. En ese momento somos solamente Él y nosotros. Para que Él pueda hacer lo que quiera de nosotros. Después, si Él en su infinita misericordia nos regala una familia, una esposa, hijos, hermanos o padres, eso es solamente su bondad, su generosidad. Pero sentirse solos y pertenecerle a Él, y comprometerse solamente con Él, esa es la llave para que vivamos en Él. Y Él lo sabe, y si nos necesita nos llama y nos toma como sus soldados. Yo sé que es difícil entender este concepto, pero estamos en el camino para realizarlo. Es lo que nos permite seguir. No lo digo con arrogancia, pero lo que les acabo de decir es lo que me permite seguir adelante. Esa concepción, esa forma de vivirlo al Cristo es lo que me da el impulso, el que me permite decir hoy estoy aquí, mañana no sé donde estaré. Hoy estoy aquí, mañana no lo sé. Esto es lo que le digo a mi familia. Ustedes saben, ustedes han visto cuánto amo yo a mi familia grande, mi familia espiritual, y también a mi familia humana. Pero ellos saben que mañana no sé dónde voy a estar, solo sé que estaré donde el Cristo quiera que esté. En el infierno, si Él quiere que yo vaya al infierno, ahí voy a estar, y me dedicaré a transformar el infierno en un paraíso. Convertiré a los demonios. Estoy seguro que los demonios, no todos, pero varios sí, se van a convertir mientras yo esté en medio de las llamas, sufriendo por mis pecados, pagando con mi castigo. Porque si el Cristo me manda al infierno, será porque lo merezco. Pero aún ahí yo voy a difundir su mensaje. Mientras me esté quemando, aunque estén haciendo un asado conmigo, yo voy a hablar de Él, con la misma conciencia que lo hago ahora. Por eso estoy tranquilo. Tal vez por eso estoy sereno, me siento tranquilo, no tengo miedo de nada ni de nadie, porque siento al Cristo dentro de mí. Estoy en la Tierra pero me siento en el infierno, la Tierra hoy se parece al infierno. Pero el Cristo me dio un regalo que no merezco: me dio a todos ustedes, que están hoy aquí, ustedes son el regalo. Y me dio a todos los hermanos que he tenido la fortuna de conocer, ya sea en Italia, en Latinoamérica, en España y en todo el mundo. Y las imágenes que he visto me confirman este sentimiento. Por eso les digo muchas gracias a todos. Juan Alberto, te doy a ti la palabra. Aún no terminé, pero quiero hacer una pausa, quiero ir despacio, porque quiero respirar un poco. Tanta emoción no me resulta fácil de superar.

Juan Alberto: prefiero que sigas hablando, yo estoy peor. El magisterio de Giorgio. Cada vez que Giorgio nos habla ejerce su magisterio. Cada vez que habla se muestra y nos muestra a nosotros mismos. Nos muestra aquí y nos muestra hacia delante. Lo que se espera de nosotros, lo que debemos hacer, el lugar que debemos ocupar, las cosas que debemos evitar. Lo que no comprendemos. Hace unos días me puse a repasar las charlas, las conferencias, lo que se dijo en Rosario, en Buenos Aires, en Uruguay, y me decía a mi mismo: ¿cómo puede ser que no recuerde tal cosa?, o que tal otra se me haya pasado por alto. ¿Cómo aquello me pasó desapercibido, como puede ser si en ese momento creí haberlo captado todo, creí entender todo? La inmensidad de los conceptos. Pero lo que creí entender es tan inmenso que, aunque lo queramos retener parece como que se fuera, parece que nunca lo escuchamos. Pero está, su palabra está, y está presente, como lo está la enorme responsabilidad que nos cabe a cada uno de nosotros en los tiempos que se vienen. Está presente en nuestras flaquezas y en nuestras fortalezas, para poder asumir, con todo lo que eso significa, el rol que debemos jugar. Giorgio nos señala el camino. Yo le pido al Padre, todos los días, que me permita tener la fortaleza suficiente para poder hacer aquello que se espera de mí. Y hoy Giorgio está aquí, escoltándonos, marcándonos, señalándonos con su amor, con su comprensión, un camino que está aquí, adelante nuestro, pero que es esquivo, que sólo lo podemos transitar con conciencia, con un profundo sentido del amor, y con esa cuestión tan enorme, que por ahí nos parece mentira, de nuestra pertenencia a Cristo. Gracias Giorgio (aplausos).

Raúl: Mis sentimientos. La verdad es que no tengo mucho para decir porque creo que ya lo dijeron todo. Pero voy a agregar algo que siento, algo que es mío, interno, y que lo siento desde hace ya un tiempo. Mi tristeza. Desde hace un tiempo me siento muy triste, y no tendría que ser así, tendría que ser al revés, debería sentirme contento, alegre, por lo que se viene, por la venida del Cristo, por Su regreso. También debería estar feliz por todo lo que hacemos, por lo que luchamos, pero la verdad es que no, la verdad es que desde hace un tiempo me siento muy triste por la humanidad. El destino de la humanidad. Me siento muy triste porque veo hacia dónde se dirige, hacia dónde va toda la humanidad, seis mil o siete mil millones de almas sobre este planeta que van directamente a la autodestrucción. Seis mil o siete mil millones de almas que no entienden lo que se les dice, o que ni siquiera escuchan lo que se les dice, o lo escuchan por un minuto y después siguen en su vida cotidiana, como si nada. El sufrimiento de los que aman. Y eso me hace sentir muy mal, porque cuando una persona ama a los demás, también sufre por los demás. También veo que, lamentablemente, la humanidad no tiene retorno, que el cambio no sólo es necesario sino que es inminente. Hoy me siento en el Cielo. Hoy estoy con ustedes acá, reunidos en este salón, en este momento, juntos durante estas siete, ocho o más horas, y me parece como si estuviera en el infinito, rodeado de seres de luz, de ángeles, porque mientras hablamos los sentimos, sentimos su vibración, sentimos su amor, hoy acá todo es amor. El afuera me entristece. Pero cuando salgo a la calle y veo la cara de la gente, veo la cara de los niños, lamentablemente se me viene todo abajo y vuelvo a sentir tristeza. Pero claro, hay una ley que debe cumplirse, el Cristo deberá hacer cumplir la ley. El karma. El Padre ha establecido la ley de causa y efecto, la ley que rige el karma, y eso es lo único que me ayuda a seguir luchando, porque cada uno de nosotros carga sobre sus espaldas lo que se merece, lo que antes generó. Y si lo que se merecen es lo que les sucede, o lo que les va a suceder, bueno, eso no lo decidimos nosotros. También pienso que aún los peores siempre tienen la posibilidad de crecer, pero, la verdad, es un sentimiento muy pesado el que tengo. Un mundo de paz. Dios quiera que muy pronto cambie todo esto y vivamos en un mundo de paz, en un mundo de amor, donde realmente nos podamos ver la cara y abrazarnos con amor, pero amor verdadero, no abrazarnos por fuera y por dentro sentir enojos, resentimientos o cosas peores. Lamentablemente esta sociedad nos llevó a esto. Nos maltrató durante tanto tiempo que fuimos perdiendo la confianza en las personas, en los gobiernos, en la justicia. No debemos perder las fuerzas. A causa de lo que vemos todos los días hemos ido perdiendo la fuerza, pero tenemos que hacer un esfuerzo, tenemos que mantenernos enteros, para no perder nunca los valores espirituales que el Cristo nos enseñó. Tenemos que seguir luchando siempre, aunque nos cueste mucho. Vamos por mal camino. Este era el sentimiento que quería compartir con ustedes, esto es lo que yo vivo todos los días. Cada día son más los niños que veo y que necesitan ayuda. Eso significa que no vamos por el buen camino. Ya todos hablan de cómo la naturaleza se está volviendo en contra del hombre, ella misma nos lo muestra día a día, nos dice que las cosas así no funcionan. Nada más, eso era lo que quería decirles (aplausos).

Giorgio: Lo que sigue. ¿Tenemos Internet verdad? Entonces, haciendo un enlace con lo que ha dicho Raúl Bagatello, quiero compartir con todos  ustedes  lo que está pasando en el mundo. Lo que van a ver son imágenes simbólicas, pero a la vez reales, muy reales. También quiero insistir en el hecho de que nosotros, todos nosotros, estamos dentro de este sistema. Receso. Ahora les pido a Gonzalo y a Daniel, del Arca de Rosario, que vayan preparando el video y, mientras lo hacen, hacemos una pequeña pausa, solo unos minutos. Daniel, quiero saber si lo veo desde aquí o tengo que ir hacia donde están ustedes. ¿Acá? ¿Y ustedes? ¿Los dos ahí? ¿Con micrófono? Sí, yo tengo otro, tengo micrófono. Bueno en unos minutos regresamos y Gonzalo nos va a explicar lo que hemos hecho. ¿Tomamos un café? Ustedes pueden comer unas masas. Regresamos en unos minutos. Gracias.

Giorgio: Hola, aquí estamos de regreso… bueno … regresamos ... hola, … hola, … por favor Anita, si me ayudas a que se sienten todos …

Anita: por favor, les pido que nos acomodemos y hagamos silencio para retomar la reunión. ¡Silencio por favor!

Giorgio: Sonia, Sonietta… ¿existen? ... ¿sí? ¿Por qué? No, por nada, para saber si existen solamente. ¿Qué hacen? ¿Hablan? (risas). Bien, ahora vamos a seguir hablando. Hace muchas horas que estamos hablando ¿están cansados?

Público: nooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Giorgio: porque si están cansados terminamos y nos vamos.

Público: nooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Vamos a seguir llorando… (risas)

Giorgio: si están cansados mejor me voy.

Público: nooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Mañana es domingo, no hay apuro.

Giorgio: entonces dejen de hablar y tomen asiento.

Giorgio: Se va Raúl Bagatello. Me dice Raúl Bagatello que debe despedirse, porque tiene una reunión en Villa María. Raúl en un misionero que no descansa nunca. Raúl, te agradezco que hayas venido, como vas a ir a Italia y vas a estar todo un mes allá, nos veremos pronto. Raúl va a hacer un recorrido por toda Italia, con varias presentaciones, para recaudar fondos para Funima. Mara, junto a Giovanni, es la organizadora del tour de Raúl, y yo lo voy a acompañar cuando pueda. Voy a asistir a varias conferencias, no a todas, no voy a poder, pero al Funima Day, que es el evento más importante de todos, creo que es el 5 de diciembre próximo, en Pordenone, al Noreste de Italia, ahí si voy a estar. Ahora los despedimos a Raúl con un abrazo y un aplauso (aplausos y varios minutos de despedida de Raúl, Gaby y otros hermanos de Funima que lo acompañan, muchas risas, aplausos, y voces que no se identifican ni se entiende lo que dicen con claridad).

Giorgio: chau Gaby, un beso grande. Gracias, buen viaje Raúl y Gaby, gracias, nos vemos en Italia. Chau a todos, gracias, nos vemos el año que viene (a los que se van con Raúl). Chau, gracias. Nos vemos el año que viene (más aplausos). Claro que regreso, pero que pregunta que me haces, si Dios quiere vuelvo dentro de seis meses, cinco o seis meses (No se escucha casi nada por los aplausos). Y si no regreso es porque regresó Uno que es mucho más grande que yo (siguen los aplausos). Gracias. Chau querida, besos a todos, gracias de nuevo. En un rato voy a tocar algo de música, hace milenios que no toco.

Matías: me informan que todavía están mirando desde Italia.

Giorgio: bien, gracias. Si ustedes entran a la página de Internet www.unpuntoenelinfinito.com o www.delcieloalatierra.com.ar o a cualquier otra página conectada a la mía, van a encontrar el mapa que ahora les va a explicar técnicamente Gonzalo. Luego yo voy a darles una explicación de carácter espiritual. Adelante Gonzalo.

Gonzalo: El mapa. La presentación de este trabajo es, como lo dice el título, un pequeño mapa interactivo panorámico de la situación mundial de hoy en día. Una cuestión que, obviamente y  por razones que ustedes saben, necesita una actualización permanente. Por lo cual lo que ustedes van a ver, la información que verán, es una síntesis, una síntesis que refleja una realidad inobjetable porque, lamentablemente, está apoyada por noticias e informaciones difundidas por diferentes medios informativos, las cuales hemos recopilado y unido en cada una de sus partes, transformando lo que era un complicado rompecabezas en una visión global de la situación del mundo. Los temas que incluye. Tenemos un planisferio con íconos, el que puede ser ampliado con mucha más información, y que refleja diferentes situaciones, las más graves que estamos viviendo hoy día en el planeta. Me estoy refiriendo al hambre, a las guerras activas, a las potencias que tienen en su poder armas nucleares y al despliegue de estas armas alrededor del mundo. Los íconos. Ubicados frente a este mapa, que es el mismo que ustedes pueden encontrar en todas las páginas de Internet de Giorgio, lo primero que pueden ver es que cada tema de los nombrados se identifica con un ícono y, a su vez, ese ícono está ubicado en todos los lugares del mapa donde el tema es relevante. Les aclaro que toda la información recabada y expuesta en el mapa ha sido corroborada por distintos medios, por lo cual es absolutamente cierta y exacta. Las centrales nucleares. Por lo tanto, para empezar voy a dar una breve explicación de los íconos correspondientes a las centrales nucleares. En este caso, si situamos a dichas centrales dispersas en el mundo, señalando y ejemplificando con la imagen proyectada de dicho planisferio, debemos aclarar que cada ícono no indica una central nuclear, cada ícono indica un país que ha desarrollado energía nuclear. Los conflictos bélicos. El ícono indicador de los conflictos bélicos es un punto rojo, por lo cual cada punto de ese color está señalando una de las guerras importantes, en lo que a magnitud de la misma se refiere, de cuantas se están desarrollando en estos momentos. Este es un tema muy amplio, en el sentido de que abarca mucha información y porque los datos que se proporcionan de los conflictos bélicos es siempre un promedio. Es muy difícil hablar de cantidad de personas afectadas puntualmente, porque es una constante variable con números que realmente sorprenden. A ello debemos sumar el hecho de que los datos están acotados a un período de tiempo relativo que abarca los últimos 20 años. Los misiles. Los íconos en color negro señalan a los misiles nucleares emplazados a lo largo y a lo ancho de todo el planeta. Es el despliegue de armas nucleares por todo el mundo y que abarca no solamente todos los continentes sino también los polos y los océanos. Los mismos íconos pero más grandes, se han ubicado en los países que han desarrollado y tienen en su poder bombas nucleares. Panorama global. Como pueden ver, este mapa nos da un panorama o una visión global de la situación en todo el mundo, situación en la cual todos nosotros estamos inmersos y de la cual no tenemos conocimiento, debido a la manipulación de los medios de comunicación masivos y a los demás manejos que se efectúan en estos temas. La desinformación. Pero no solamente nosotros no tenemos una idea clara de lo que sucede, la mayor parte de la humanidad está dormida y ajena por completo a los peligros que la rodean. De allí la importancia de despertar las conciencias al respecto y a la toma de razón de hasta que punto nuestro planeta está inmerso en conflictos bélicos y hasta que punto ha llegado el desarrollo de la industria de las armas. Finalidad del mapa. Me gustaría poder mostrar un mapa que sea totalmente opuesto a este que ahora les muestro, pero como eso es imposible mostramos éste que ven ahora, el que esperamos opere como un fuerte golpe en el despertar de conciencias y sea un aporte más para que las almas despierten y vean realmente la situación en la cual vivimos. Lo que va a encontrar el Cristo a su regreso. Todos hemos estado hablando hasta este momento del Cristo y este mapa tiene que ver con Él, porque lo que les acabo de mostrar es el panorama con el que se va a encontrar el Cristo cuando regrese al planeta.

Giorgio: ¿Se puede bajar, Gonzalo, para ver la parte inferior?

Gonzalo: Los temas. Sí, claro, en esta franja blanca, en la parte inferior del mapa, tienen los cuatro temas principales que se desarrollan en el mismo y que les señalé anteriormente, hambre, conflictos bélicos, armas atómicas y centrales nucleares. Cómo leer el mapa. En el mapa se da, por ejemplo, una información sintética sobre el tema del hambre en el mundo y abajo hay artículos para los que deseen profundizar el tema. Lo mismo sucede en los otros temas. En el caso de la guerra tenemos una explicación clara y concisa, con noticias y artículos relacionados, y también con los mensajes recibidos por Giorgio que hablan del tema y complementan toda la información. Los conflictos bélicos. En cuanto a los conflictos bélicos, tenemos el detalle particular de cada uno, el lugar donde se desarrolla y además, está ilustrado con fotografías de la situación señalada. La actualización de la información. Se trata de un tipo de información que requiere de una actualización constante que informe sobre los cambios que se van produciendo. Les doy un ejemplo, si tomamos una guerra en particular, decimos que desde tal año a la fecha ha producido una determinada cantidad de muertes, o de pérdidas materiales, o de epidemias. La llamada energía nuclear para fines pacíficos. En este punto quiero hacer una aclaración especial: en general, la opinión pública de todo el planeta, no tiene idea de la relación directa que hay entre el desarrollo de la energía nuclear para fines pacíficos, como la de las usinas eléctricas y el desarrollo de armas atómicas. La relación es muy directa porque no solamente producen la misma radioactividad, sino que son la base para la producción de armas. La desinformación. La gente en general no sabe que las municiones son recubiertas con uranio empobrecido, lo cual hace que no solamente mate la bala en sí misma, sino que sus residuos contaminan el lugar donde fueron usadas, contaminan las napas del suelo, las de agua y el aire, provocando enfermedades a los niños y adultos y malformaciones a los recién nacidos. Queda claro entonces que el desarrollo de la mal llamada “energía nuclear pacífica” es la base del desarrollo de las armas atómicas, porque todos los residuos, aunque no se diga en la información que proporcionan los medios informativos, son utilizados para el desarrollo de distintas armas.

Giorgio: El poder de Rusia. Hay que destacar que solamente Rusia, posee más de siete mil (7.000) cabezas nucleares. Y una de ellas, solamente una, tiene el poder de destruir a una ciudad como Buenos Aires. Imaginen ahora lo que puede hacerse con las 6.999 que restan.

Gonzalo: Como no sé si se alcanza a ver lo que dice en la pantalla, se los voy a leer rápidamente: Las armas atómicas. El peligro mundial de las armas atómicas. Las armas nucleares son explosivos cuya fuente de energía está basada en reacciones nucleares. Su poder destructivo. Son las más peligrosas por su poder destructivo que alcanza decenas o centenares de kilómetros del punto de detonación. No se conoce ningún material capaz de resistir el impacto próximo de un arma nuclear. La contaminación. Además de la aniquilación causada por la explosión se produce una contaminación radiactiva y el invierno nuclear. Estas armas son un grave problema para los habitantes del mundo, puesto que pueden perecer por las explosiones o pasar una vida sufriendo por una enfermedad producida por estas armas. La cantidad de armas. Las cifras presentadas son estimadas según varios medios informativos. Números que tras un velo de ocultamiento a la opinión pública son imposibles de saber con exactitud. Con todo el arsenal nuclear existente en el mundo el hombre sería capaz de destruir siete veces la Tierra. Las centrales nucleares. Y por último, ligado a este tema, entramos en el último ítem: las centrales nucleares. Ciencia sin conciencia: las centrales nucleares. Las centrales nucleares son las encargadas de producir un porcentaje de la energía eléctrica que se consume en el mundo, pero esta producción trae como consecuencia la elaboración de sustancias tóxicas que afectan la salud del hombre y el medio ambiente. El accidente sucedido en Chernobil es solo un ejemplo de ello. Con los residuos se fabrican armas. Existe un hecho que no debemos olvidar. Las centrales nucleares tienen un riesgo añadido, aparte del peligro de accidente que ellas representan, ofrecen la posibilidad de generar mercados ilegales de uranio y plutonio enriquecido que servirán para la obtención de nuevas armas atómicas. Por lo cual, también se deben erradicar las centrales nucleares. Los acuerdos de reducción de armas. Entonces, si bien debemos dar por bienvenidos todos los acuerdos de reducción de armas nucleares, la mejor manera de impedir la proliferación nuclear, es el abandono de las centrales nucleares, pues es la única garantía de alcanzar algún día la desnuclearización total. La síntesis. Esto es un poco la síntesis o parte de la información que está expuesta en la página de Internet. En cada uno de los ítems, en cada tema, hay información relativa al mismo para profundizar los conceptos. Básicamente esta es la síntesis del arranque de la información, esperamos obviamente poder desarrollarla mucho más, pero no por mucho tiempo. No queremos que los peligros de ese mapa sigan aumentando.

Giorgio: exacto, gracias Gonzalo. Un aplauso (Aplausos). Los misiles móviles. Si ustedes prestan atención al mapa, van a ver que pueden hacerse preguntas muy interesantes. Por ejemplo ¿qué hacen estos misiles ubicados en el Océano Pacífico? Bien, esos son submarinos atómicos que están aquí, cerca de la Antártida, submarinos atómicos de Estados Unidos, de Rusia, de Francia y de Gran Bretaña. Estados unidos y Rusia tienen misiles intercontinentales que están emplazados en la tierra, también en sus propios territorios. Inglaterra y Francia no tienen a sus misiles intercontinentales dentro de su propio territorio, no, tienen submarinos atómicos que están ubicados en distintos puntos del planeta. El alcance de estos misiles. Estos submarinos llevan misiles con cabezas nucleares, y con un alcance que puede ir desde la Antártida hasta Rusia o Estados Unidos. Pueden recorrer 8, 10 o 12.000 kilómetros. Y ustedes saben que es muy difícil, a pesar de que los radares muy sofisticados para encontrarlos, es muy difícil detectarlos, por eso significan un peligro permanente. La patrulla de los mares. Estos submarinos patrullan las 24 horas del día todos los océanos. Aquí, cerca del Cono Sur, hay submarinos atómicos patrullando. Miren a Europa, es un asco y perdonen por utilizar esta palabra, pero es lo que siento, toda Europa es una mina a punto de explotar, es una bomba de tiempo con un reloj que ya empezó la cuenta atrás, miren a todo el territorio europeo, al oriente medio, la tierra del Cristo, ahí también hay misiles atómicos listos para ser utilizados, listos para matar. El pedido de Peñablanca. Y es ante esta situación que la Madre Santísima ve que la Tierra puede desaparecer de un momento a otro. Vi a la Tierra en llamas. El domingo pasado, cuando estuvimos en Peñablanca y Ella se presentó delante del hermano que ahora les habla, yo vi como el planeta entero se prendía en llamas. Esto no lo puse en el mensaje y tampoco lo había contado, pero vi muchas llamas sobre la Tierra, llamas que quemaban muchos lugares del mundo. Y a la Madre llorar lágrimas de sangre. También vi a la Madre llorar lágrimas de sangre mientras me daba el mensaje. Porque el tiempo se ha acortado. Cuando me pidió que hiciera el video con sus mensajes, esta producción integral por la cual Ella quiere una vez más, me pide una vez más que difunda masivamente sus mensajes, yo entendí lo que Ella misma después me confirmó: que el tiempo se ha acortado. Todos debemos difundir en forma masiva los mensajes. Por eso la Madre Santísima quiere que todos nosotros difundamos nuevamente y en forma masiva varios mensajes. Ellos son el Mensaje de Fátima, el Mensaje de Garabandal, el Mensaje de Lourdes y su significado, el de La Salette, entregado a los niños Melanie y Maximino, el de Medjugorie. Todos los mensajes mantenidos en secreto, escondidos por Satanás y la Iglesia Católica. No toda la Iglesia, no puedo ser injusto, hay una parte de ella que es positiva. La Virgen quiere que yo difunda. La Madre quiere que yo difunda masivamente el mensaje de Medjugorie entregado a diez niños, que difunda nuevamente lo que Ella me dijo en Fátima en el año 1.989, los mensajes donde Ella habla del regreso del Cristo. La Virgen quiere que yo difunda todos sus mensajes más importantes. Y me pide que lo haga antes del 13 de mayo del 2010, que tenga hecho el video para esa fecha. Difundir estos mensajes puede costarme la vida. Y lo voy a hacer cueste lo que cueste. No sé lo que me va a costar, puede costarme la vida, eso no lo sé, pero lo voy a hacer. Cuento con la ayuda de todos ustedes. Lo vamos a hacer porque sé que todos ustedes me van a ayudar, todos pueden aportar algún tipo de material. Yo tengo la producción pronta en Studio3 de Italia. También tengo amigos y hermanos que son devotos de la Virgen, como yo, que no por casualidad han hecho un trabajo extraordinario. Me refiero a Santiago Lanús y a nuestro hermano y amigo Rafael, ambos tienen una gran preparación y una gran visión. El material que no se conoce. Es por eso que les voy a pedir ayuda para que me proporcionen todo el material inédito que tengan, porque cuántas más cosas escondidas o poco conocidas pongamos en este video, más contenta se va a poner la Madre, por cuanto es grande su tristeza por todo lo que no se sabe de Ella. No de Ella por Ella misma, sino porque quiere que se conozca a Su Hijo, el Cristo, y la esencia del mensaje que Él nos dejó. El cumplimiento de las profecías. Todo lo que he dicho significa que el mundo está en una situación dramática, y que en los próximos meses, o tal vez años pero en este caso pocos años, se van a cumplir las profecías de las apariciones, va a suceder realmente todo lo anunciado. Relación entre las apariciones. Hay una relación muy especial entre las apariciones de Fátima, de la Salette, de Garabandal, de Medjugorie y de Chile, porque en todos los casos se trató de silenciar a los videntes. El vidente chileno. En el caso de Peñablanca, en Chile, al vidente lo destruyeron, lo aniquilaron, lo mataron. El Demonio lo odiaba tanto que lo destruyó físicamente, porque este vidente divulgó masivamente mensajes muy importantes de la Virgen que ustedes no conocen. Yo tuve oportunidad de leerlos y les aseguro que son importantes. Este vidente hablaba ante cien mil personas, sangraba de la cabeza, hay fotografías extraordinarias suyas, que quizás ustedes no tengan pero que seguramente la televisión chilena sí y me los va a dar. Yo quedé muy impresionado con las fotos que muestran el momento en que la hostia se materializa en la lengua del vidente, tal como pasó en Garabandal. Una historia dramática pero real, en la cual la Virgen amonesta a la Iglesia, a los militares, anuncia la segunda venida del Cristo, y le hace escribir al vidente -que no sabía leer ni escribir- la palabra Ovni y muchas otras cosas. Cómo el Demonio lo destruyó. A este joven lo destruyeron, murió alcoholizado, una historia dramática por la cual la Virgen me hizo comprender lo poderoso que es el Demonio. Fue manipulado y  aniquilado por completo, porque cuando terminaron las apariciones en el año 1988, justo un año antes de que empezara mi misión, podría decirse que fue un pequeño precursor mío, decía que cuando terminaron las apariciones, la Virgen se despidió del vidente y le ordenó seguir el camino de la vocación a los sacramentos. Lamentablemente y, a causa de los ataques sufridos, este joven abandona el camino, cambia de sexo, se transforma en una mujer y muere alcoholizado. La prueba indiscutible. Todo eso le permitió decir a los seguidores del Demonio que todo había sido una mentira. No, al contrario, para mí esa es la prueba de que todo fue real, y esto lo digo a nivel teológico. La gente común puede decir que todo es una mentira. Pero teológicamente fue un caso genuino, como lo fue el caso de Lucía, en Fátima. A Lucía la encerraron en un convento por setenta años y, a pesar de que ella quiso hablar no se lo permitieron. Reconocimiento de las apariciones. Y me estoy refiriendo a Fátima, a apariciones que el Vaticano reconoce como reales. La de Peñablanca, en cambio, no fue reconocida por la Iglesia pero se permite el culto. Sin grandes templos, sólo hay un pequeño santuario, muy humilde, similar al de Garabandal, humilde pero bello. La vidente de Garabandal. Una de las videntes de Garabandal, de nombre Conchita, todavía vive y voy a intentar hacerle una entrevista, una exclusiva de relevancia mundial. Si la Virgen desea que se haga este video, es posible que me abra las puertas. Pero si ella desea permanecer en el silencio, lo voy a respetar. De todos modos hay bastante material de Conchita, material en el cual ella habla y cuenta su experiencia, que se puede dar a conocer. La importancia del pedido en Chile. La aparición y el pedido que me formuló la Virgen en Chile han sido importantísimos para mí. Ella me hizo recorrer miles de kilómetros, me hizo llegar y visitar uno de los lugares donde había hecho apariciones, para darme este mensaje. Y si Ella siente que es importante que todas las almas que yo pueda conocer y visitar en Latinoamérica y en los pueblos latinos, en los territorios que el Cristo me señaló para predicar en los últimos tiempos, conozcan más sus invitaciones, es porque estamos en los últimos tiempos. El año 2012. Yo sé que estamos en los últimos tiempos. La fecha del 2012 es importante. Pero no sé si es importante porque será la fecha en que regrese el Cristo o simplemente porque nos estamos acercando a algo importante. Nos estamos acercando a algo grande, muy grande. Se están cumpliendo todas las profecías marianas. El amor y el dolor de la Madre. La Virgen está triste por la humanidad. Siente que las catástrofes y el castigo de Dios están sobre nosotros. Usa una frase dramática, una frase que me produce una ternura y un amor infinitos hacia Ella: ya no tengo más fuerzas en Mi Ser para detener la mano del santo Padre que está por abatirse sobre el género humano, ya no tengo más fuerzas. Es una frase simbólica pero que tiene un significado muy profundo, porque es Ella, la Madre Santísima, que por razones de amor infinito, misericordioso, que yo no entiendo pero acepto, la que está impidiendo que la espada de Dios caiga sobre el género humano. Reitero este concepto: por su infinita misericordia, por el amor incondicional que Ella tiene hacia todos nosotros, los buenos y los malos, los santos y los delincuentes, un amor tan grande que yo mismo, que intento servir a Su Hijo no lo entiendo pero acepto postrado a sus pies, la que está impidiendo la ira de Dios. Pero, cuando la Madre dice: no tengo más fuerzas para detener la mano del Padre Adonay, la mano que hará desencadenar Su justicia sobre la Tierra, esto significa queridos amigos y hermanos, que está a punto de desencadenarse el Apocalipsis. Nosotros debemos amarla y agradecerle. Es por eso que tenemos que agradecerle, tenemos que orarle, tenemos que amar a esta Madre Santísima, tenemos que sentirnos indignos delante de ella y agradecerle. Cómo debemos agradecerle. Y la única forma en que lo podemos hacer es estando unido y despertando almas, porque en el momento en que ella deje caer sus santas manos, no tenga más fuerzas, deje de retener la mano del Padre, la mano de su esposo, queridos hermanos, esta humanidad nunca se va a olvidar de la justicia que Dios le va a aplicar. La Madre es el Padre. Porque como les acabo de decir la Madre es la esposa del padre. Y si la Madre del Cristo es la esposa del Padre, también es el Espíritu Santo, La Madre, nuestra Madre, María, la Virgen, Ella es el Espíritu Santo, la Creación, la única que puede detener la mano del Padre. Nadie puede detener la mano del Padre, solamente Ella. Ni siquiera Su Hijo puede detener la mano del Padre, pero la Madre puede hacerlo por amor, porque el Padre y el Hijo son Uno y la misma cosa, entonces no hay diferencia entre ellos. El Padre, el Hijo, a veces me confundo, porque para mí son lo mismo. Ahora, cuando Ella baje las manos, yo les seguro a todos que la humanidad, la historia de esta humanidad, jamás olvidará la justicia que Dios va a Manifestar. Nosotros sólo podemos prometerle despertar almas para Su Hijo. Es por eso que antes que esta mano, que esta espada de Dios se abata sobre el género humano, nosotros no podemos hacer nada, ni en un sentido ni en el otro. No podemos darle más fuerza a la Madre para detener las manos del Padre porque nosotros no amamos como ama Ella. Tampoco tenemos la justicia, no tenemos la capacidad de ser justos, lo que quiere decir que no podemos juzgar a la humanidad. Entonces, solamente podemos decirle: Madre, mientras tengas fuerzas para detener la mano del Padre, te prometemos despertar almas y llevarlas a los pies de Tu Hijo. Sea hecha la voluntad del Padre. Debemos desear que se haga la voluntad del Padre y decirle a la Madre: mientras Tú no bajes las manos nosotros nos sometemos a la voluntad del Cristo y, cuando lo hagas nos someteremos a la voluntad del Padre Adonay. A veces tengo rabia. Muchas veces yo tengo rabia, como mi hermano Domingo de Montevideo, y muchas veces tengo ganas de decirle a la Madre: saca las manos de ahí, bájalas, no detengas más la justicia del Padre, deja al mundo en las palmas de Dios. Pero Ella me mira y me dice: mientras Mi Hijo no se presente con toda su potencia y su gloria en el mundo, tu debes despertar y entregarla almas. Hasta que lo veas aparecer en el Cielo, con su espada, yo detengo las manos del Padre y tú te dedicas a despertar almas. Y yo que le puedo contestar, que le puedo decir. Les parece que le puedo decir: no Madre, estás equivocada (risas). El primero de los apóstoles. Por eso es que siempre digo que la Madre Santísima es el primero de los apóstoles del Cristo, es la primera seguidora de Su Hijo. No lo es Pedro, no es Juan, no, no son ellos. El primer apóstol del Cristo es la Madre Santísima, la primera persona que obedece al Cristo es nuestra Madre, la primera persona que sacrifica Su ser imitando al Cristo es la Madre, no son los apóstoles ni los santos. La perfecta seguidora. La perfecta seguidora del Maestro es la Madre Santísima, porque de hecho tiene la santidad y la autoridad que le dio el Padre para manifestarse en el mundo y pedir arrepentimiento, amor y conversión. La manifestación femenina del Padre. La Madre Santísima es la manifestación femenina del Padre. Padre mío, Padre mío ¿por qué me has abandonado? dijo el Cristo en la Cruz, a los gritos, dolorido. Pero ¿lo había abandonado? Aparentemente sí, estaba solo y clavado en la Cruz, sufriendo agonizante. Y estaba solo porque cargaba con todos nuestros pecados sobre sus hombros, en sus espaldas. Cristo nos sacó todas nuestras miserias y las cargó sobre sus hombros. Y porque hizo eso, porque el Cristo nos sacó todas nuestras miserias y las cargó sobre sus hombros, Dios lo abandonó, su Padre lo abandonó, lo dejó solo como deja a los pecadores. El abandono del Padre. La figura paterna autoritaria, la misma que podía sacarle la cruz a su hijo y aniquilarnos a todos, lo abandona con nuestros pecados sobre los hombros. La presencia de la Madre. Pero el Padre está allí, bajo la Cruz, consolando a Su Hijo. Lo encontramos en la figura de la Madre que llora por Él y lo consuela. En realidad el Padre no abandonó a Su Hijo en la Cruz, estaba allí, revestido de Madre, la que con sus manos y sus lágrimas acariciaba los pies del Cristo. Porque la Madre es el Padre. La Madre es el aspecto femenino del Padre, por ello hay que adorarla, amarla y servirla. Porque, a pesar que Ella como instrumento dice Yo soy la servidora de Mi Hijo, esa es solamente la forma en que el Padre se manifiesta humanamente. Cuando el Padre se manifiesta en las formas, bajo apariencia humana, lo hace bajo el aspecto de María Santísima, o si lo prefieren los teólogos cultos que están presentes hoy aquí, el Padre compenetra a la Madre María. Ariel, el joven de la Provincia de Buenos Aires. Ariel ¿te vas? Ven un minuto. Quiero que este chico les de un mensaje a todos ustedes. El representa a un grupo de jóvenes que está recibiendo mensajes. Yo he estudiado el caso y es muy interesante, muy bello, y es posible que en el futuro cobren relevancia pública, por lo menos yo espero algo importante en ese sentido. Las experiencias místicas del grupo de Ariel son extraordinarias. Antes de que te vayas quiero que le des un mensaje a todos, lo que quieras decir.

Ariel: hola. Bueno, no sé por dónde empezar. Primero quiero darle las gracias a Giorgio por habernos recibido, porque la verdad fue una experiencia muy linda la que tuvimos cuando te fuimos a ver al Hotel Bauen. Nuestra experiencia fue muy fuerte, muy impactante para todos nosotros, nos cambió la vida. Yo pienso que esto nos está sucediendo porque desde muy chico yo decidí buscar la verdad en este mundo, decidí no conformarme con la maldad que existe y buscar el amor y la verdad. Gracias a las súplicas que yo hice al Padre, Él me consuela con sus ángeles y me muestra la verdad. Después el grupo fue aumentado y con estos nuevos hermanos espirituales llegaron las profecías y otras cosas. Al igual que lo hace Giorgio, le decimos a la humanidad que despierte, y que se de cuenta de cómo está el mundo actualmente (aplausos).

Giorgio: seguimos en contacto queridos. Te pido que nos escribas, que nos mandes información. Gracias señora (a la madre de Ariel), es una madre que siempre acompaña a sus hijos, es una familia bellísima, que con otros amigos integran este grupo. Seguimos en contacto. Yo les prometo leer atentamente todo lo que me manden. Tengan cuidado, sigan unidos, rechacen la tentación del ego, mediante la cual Satanás siempre quiere que se pierda un alma. Deben mantenerse humildes y no perder el amor de hermanos.

Ariel: muchas gracias (aplausos).

Giorgio: es muy interesante el caso de este grupo de jóvenes. Yo los llamo los chicos profetas, porque es verdad, leí muchos de sus relatos y me interesa mucho el caso, muchísimo. Los estoy siguiendo muy atentamente (aplausos porque se van). Les mandaron mensajes en idioma arameo, hebreo, y tienen visiones de lo que va a pasar al futuro. El Cielo se presenta a muchos. Yo estoy contento de que el Cielo se presente  otras personas, pero hay que estar muy atentos, yo soy un veterano en estas cosas. Yo los voy a ayudar a los chicos, les voy a enseñar a quitar obstáculos de su camino, interferencias, todo lo que puede terminar con una experiencia tan hermosa y tan real, yo creo que es real, como hay muchas otras en el mundo que no conozco. Por ejemplo, gracias a la información que me llega de Rafael y de Santiago, me entero de que la Madre se aparece en otros lugares. La Virgen elije mensajeros humildes. Ella misma, si no me lo dice directamente me lo hace entender de otra manera, pero Ella misma sigue insistiendo, eligiendo mensajeros humildes y perseguidos obstaculizados, como siempre. Yo creo en lo que ella me dice. Y yo creo en lo que Ella me dice, y siempre me dice lo mismo: que hasta que Su Hijo el Cristo regrese, nosotros tenemos que despertar almas. Ella evangeliza de una manera divina. Ella es la primera en hacerlo. La Virgen no está sentada, ni orando en un convento de clausura. La Virgen aparece continuamente, trabaja, hace evangelización a Su manera. Una manera divina, claro, evangeliza manifestándose, haciendo milagros en todas partes del mundo. Pero sufre por nuestro orgullo. Lamentablemente, la Madre Santísima sufre de algo muy grave, que obviamente no es culpa Suya. Ella sufre por nuestro orgullo, nuestra vanidad, nuestra arrogancia. Los poderes que tendrían que apoyas sus apariciones hacen todo lo posible por ocultar sus mensajes. Sufre porque tiene el poder pero respeta el libre albedrío. Ese ocultamiento hace que Ella sufra muchísimo. Porque por una parte tiene el permiso del Padre para manifestarse, para hacer milagros, crear estigmas, manifestar hostias, o cualquier otra cosa que quiera hacer. Por otra parte, no puede imponer Su mensaje a seis mil millones de personas, ni hacer que llegue a todos ellos por su imposición, por su poder, que si bien lo tiene está limitado por el respeto al libre albedrío. Confía en los humildes. Por eso confía en las almas humildes, las que pueden difundir mensajes, o sus motivos y razones. No me gusta pero respeto el albedrío. A mí no me gusta el albedrío, pero lo respeto y lo tengo que obedecer. El albedrío está causando la destrucción humana, está llevando al hombre a la segunda muerte. Pero el Padre santo, santo y filósofo, el Padre en el más grande filósofo que existe en el universo, sabe que el hombre solamente con la libertad y la conciencia puede alcanzar la santidad. Entonces se las dio, para que lo pueda lograr. La libertad es un alma de doble filo. Pero esta facultad, la de elegir, que el Padre le dio a la humanidad, es un arma de doble filo. Y en eso la Virgen no puede intervenir. Y por eso sufre, yo lo veo en sus ojos sagrados, en sus lágrimas. Sólo se difunden algunos de sus mensajes. Sufre porque no se conocen sus mensajes, a excepción de los más importantes, los extraordinarios o aquellos en los que Ella nos pide la oración. Pero cuando nos amonesta, nos habla fuerte, nos pide arrepentimiento, tanto los testigos como los avisos, los milagros y las señales se ocultan, se manipulan, se esconden. Entonces la Madre Santísima ayuda y apoya mucho con su mano sagrada a los hijos que tienen el coraje de difundir sus mensajes. Los grupos que difunden. Así como existe nuestro grupo, hay otros, pequeños, que con sus humildes herramientas difundes estos mensajes secretos. No lo hacen los grandes ni los poderosos. La nueva misión. No sé si esta será la última, pero sí una de las últimas misiones que voy a desarrollar para Ella, antes que regrese el Cristo. Tengo el mandato de difundir un video con Sus apariciones, con toda Su historia, con todos Sus mensajes. Yo voy a traducir todos estos hechos en un video, en una forma muy rústica, no como cuando Ella aparece, pero lo voy a hacer. ¡Qué no se puede hacer por el Cristo! La estampa con la imagen del Cristo. Me gusta mucho esto que han hecho, esta estampa con la imagen del Cristo, del Cristo que  vuelve. Espero que haya para todos, ahora las van a repartir. Es una imagen extraordinaria que puede ayudar a la gente a preguntarse cosas. Las páginas de la Virgen. En las páginas www.revelacionesmarianas.com y www.virgendegarabandal.com que son las páginas de Rafael y de Santiago, y los invito a visitar, encontrarán mucho material valioso. En ellas hay mucha información sobre las apariciones marianas y de las cuales, con el permiso de ustedes, vamos a sacar información para hacer el video. Una orden a todas las Arcas: visitar todos los días mis páginas en Internet. Le doy una orden a las Arcas, Juan Alberto, ven aquí, siéntate, y por supuesto a todos aquellos que lo quieran hacer, pero para las Arcas es una orden directa y quiero que me obedezcan. Me dijo el ser angélico que se llama Setun Shenar, que los invite a todos los hermanos y, a todos los demás que quieran hacerlo, a visitar diez minutos por día alguna de  mis páginas de Internet: www.giorgiobongiovanni.it y www.unpuntoenelinfinito.com. Todos los que tengan una computadora deben visitar, por lo menos una vez al día, durante diez minutos aunque sea, alguna de mis páginas. Yo empiezo a desaparecer. Porque muy próximamente yo empezaré a desaparecer físicamente, mi presencia será menos frecuente, y es por eso que el Cielo los invita a todos a seguir las informaciones referidas a mi persona y a mi misión en las páginas de Internet. Juan Alberto, tu debes insistir siempre en este punto. Tenemos organizadas las oficinas de Italia y de Montevideo, la de las Parejas, con todos los que trabajan en ellas, me refiero a Carmen, María José, Erika, Anubis, Gonzalo, que suben la información a las páginas. Y los demás deben conectarse y leerla. Trabajamos en tiempo real. Estamos trabajando en tiempo real, o casi real, para poner todas las novedades que el Cielo me da diariamente. Presiento que muy pronto van a suceder muchas cosas, vamos a ver grandes eventos, he visto algunos de ellos. Porque los ángeles me mostraron, en particular, dos de los eventos futuros. Y tengo la obligación de explicarlos instantáneamente, ni bien ocurran, pero no sé si voy a llegar con la necesaria rapidez, con tanta velocidad a sus casas, a sus teléfonos o a sus correos electrónicos. Entonces, cada día Juan Alberto les va a recordar (risas) a todos los que tengan Internet, que deben abrir mis páginas porque ahí van a encontrar en tiempo real lo que está pasando, ya sea a nivel espiritual-divino, o a nivel humano, político, catastrófico, etc. Incluso pueden encontrar anuncios de algo que va a suceder. Es una orden de hacer. Les digo a los que representan a las Arcas, a los hermanos que las integran, a las personas que colaboran conmigo, que esta es una orden de hacer. A todos los demás, que comparten o tienen caminos espirituales similares pero con metodologías diferentes, los invito a que colaboran con mi misión utilizando esta metodología. Que no es mía, me la dio Setun Shenar. El por qué de la orden. ¿Y por qué Shetun Shenar me dio esta orden? Porque puede ser que muy pronto ya no me encuentre, que pasen muchas cosas, grandes eventos y, el primer instinto que van a tener será llamarme por teléfono. Pero también es muy posible que no me encuentren, porque no voy a estar. Podría estar aislado, o llamado por el Cielo a cierto lugar. Es por eso que les digo que en las páginas de Internet van a encontrar la información que estén buscando, van a conocer lo que está sucediendo en ese momento, yo no voy a esconde nada, voy a decir todo. Entonces, nunca dejen de estar atentos. También es posible que me encuentren si me llaman, pero va a ser mucho más fácil que no lo hagan. Sigan las novedades por las páginas. El próximo año empezarán las grandes catástrofes. Quizás el año próximo las sagradas manos de la Santa Virgen sigan deteniendo a nuestro Padre Sol, pero no sé hasta cuándo lo harán. Sé que empezarán las grandes catástrofes. El futuro del mundo no existe. La situación del mundo es la siguiente: no tenemos futuro. La suerte de Obama. El Presidente de los Estados Unidos, Obama, va a fracasar dentro de pocos meses, a menos que haga una jugada extraordinaria, la cual puede salvar su misión política. Una de las pocas cosas que le quedan para tener una gestión exitosa es revelar la realidad extraterrestre. Yo personalmente no creo que lo vaya a hacer. Pero si lo hace, si revela que los Estados Unidos tienen evidencia física de los extraterrestres, salvaría su fracaso. Las consecuencias de esta revelación será la manifestación de los ET. Si Obama habla de la realidad extraterrestre con la verdad, no con la mentira, si la revela toda, íntegramente y de forma positiva, los extraterrestres se van a manifestar en el mundo. ¿Me están escuchando?

Todos: sí.

Giorgio: si no lo hace, y perdonen que insista pero yo no creo que lo haga, va a fracasar completamente. El fracaso futuro de Obama me da mucha pena. Me da mucha pena este personaje. No es un santo, ni lo estoy defendiendo, pero sé el motivo por el cual ocupa ese puesto. Y sé que si no habla de la realidad extraterrestre no va a lograr nada, mucho menos incluso de lo que podría lograr. El Apocalipsis se va a desatar. La guerra va a empezar, la economía va a fracasar aún más de lo que ya ha fracasado, Israel va a desobedecer al Presidente de Estados Unidos y va a atacar a Irán, o a quien sea de Oriente Medio. La crisis se va a intensificar en todos sus aspectos. Cómo debe ser la revelación de Obama. Pero si Obama revela esta realidad en todos sus aspectos positivos y no con términos débiles, diciendo hay cierta prueba física, o simplemente que existe una nave extraterrestre. No, tiene que decir que están entre nosotros, que son amigos, que son positivos, que nos pueden ayudar y tiene que invitar a todos los extraterrestres que están ocultos a manifestarse masivamente. Y me dijo Shetun Shenar que ellos lo van a hacer. Pero la condición previa es que alguien como Obama tiene que presentarlos positivamente, si no, no lo van a hacer. El gran milagro de la humanidad. Y debe hablar sin ambigüedad ni hipocresía. Porque decir que los extraterrestres quieren atacarnos es hacer más daño que no decir nada. Este podría ser el gran milagro, la gran ayuda para la humanidad, pero no sé si lo va a hacer. El trabajo del próximo año. Entonces, para el próximo año el Cielo me ha llamado a grandes misiones, la que ustedes más conocen es el trabajo en Sicilia, que ya empezó y está en plena expansión. Pero no es la única. El Cielo me va a dar más misiones, además de despertar almas en toda Italia, con conferencias y reuniones, voy a tener que estar completamente a disposición para eso. Voy a estar aislado de todos, salvo por las páginas de Internet. Es sumamente importante que esta indicación se asuma con plena conciencia. Si las manos de la Santa Madre siguen por un tiempo más deteniendo la terrible ira de Dios, les prometo que voy a regresar en seis meses a Latinoamérica. Y vamos a compartir otros momentos como éste y  vamos a despertar almas en las conferencias que hagamos. Pero, si las sagradas manos empiezan a soltar el brazo de Dios, no sé si vamos a poder encontrarnos. Eso solamente depende de la voluntad divina. Yo quiero disminuir. Lo que sé, lo que siento, lo que quiero hacer es disminuir y que el Cristo explote en sus corazones. Él los va a visitar. Ustedes deben esperarlo porque, en verdad les digo, que Él se va a manifestar a la humanidad, Él los va a visitar a cada uno de ustedes personalmente. A esto yo lo sé. Y ustedes deben estar preparados. Pero para que le puedan dar la bienvenida cuando llegue, para que lo entiendan, tienen que prepararse. Es por eso que yo tengo la obligación de hacer todo lo posible, en mis escritos, en mis conferencias, en todas mis manifestaciones, por hablarles de Él, de su figura, pero sobre todo de sus enseñanzas. No subestimen las señales. No subestimen las señales que el Cielo les va a dar, no las exageren ni se fanaticen, pero no las subestimen. Cuando vean luces sepan que pueden ser ellos. Cuando escuchen sonidos raros, cuando sientan que alguien los llama, cuando tengan sueños en colores, cuando en la vida diaria les pasen cosas inesperadas, positivas o negativas, deberán saber interpretarlas y razonarlas. Ustedes son ovejas. Ustedes no son más corderos, ustedes son ovejas. El hijo pequeño de la oveja ¿cómo se llama? ¿Cordero, no? Y cuando crece es una oveja. Entonces ustedes ya no son corderos, son ovejas. Antes eran corderos y precisaban de una oveja grande para dirigirlos, ahora son ovejas y ya no me necesitan. Yo soy una oveja un poco mayor, pero oveja al fin. Ahora llegó el momento en que ustedes deben escuchar al pastor. Al corderito no lo escuchen, tiene el oído estrecho, tiene miedo, quiere mimos de la oveja, quiere estar siempre a su lado. Deben escuchar al pastor. Ustedes ya son ovejas, y tienen que escuchar al pastor. Y el Pastor es el Cristo, y también es el dueño, el patrón y el rey de todos ustedes. El pastor habla en símbolos. Les recuerdo que el pastor no siempre les va a hablar en su idioma, no les va a hablar en español, no porque no pueda hacerlo, puede y tal vez lo haga, pero la mayoría de las veces el pastor les habla a sus ovejas a través de imágenes, de símbolos, de señales. Por eso les digo que no subestimen las señales que el pastor o sus ángeles les están mandando. Yo los voy a ayudar. Yo me comprometo a ayudarlos a entender esas señales, a comprenderlas. Cuando estoy en Italia vivo sangrando constantemente, contestando todos vuestros correos  y predicando la palabra del Cristo. Entonces, no subestimen las señales, si yo puedo les contesto y, si no puedo, escuchen con discernimiento lo que el Cielo les quiere decir. El único futuro es el Cristo. Les digo una vez más que la situación del mundo no tiene futuro. El único futuro que nos queda es el Cristo. Hoy, acá, yo les puedo hablar abiertamente, sin símbolos, sin preámbulos, y de tal modo les digo que el único futuro que nos queda es el Cristo. Lo único que podemos hacer es seguir hasta la desesperación, intentando que la gente despierte, intentando que salven el alma. No el cuerpo, porque yo no sé quien se salva en el cuerpo, ni siquiera se sé si se salva mi hijo Giovanni o Sonietta, no lo sé. Pero sí sé que ellos dos se salvan en el espíritu, y es por eso que debemos desesperadamente inculcar a la gente que es necesario cambiar por dentro, desde adentro, y sin miedos ni preocupaciones. Aunque se nos rían en la cara, debemos decirles que la única palabra que puede cambiar algo es la Verdad. No hay otro futuro, ni político, ni social, ni espiritual. Ni siquiera hay recursos naturales para sobrevivir, lo agotaron todo, lo destruyeron todo. Giulietto Chiesa, un muy famoso periodista italiano, ateo, según sus investigaciones científicas dice que no tenemos más de veinte años. Y es un científico extremista, que no cree en Dios, pero dice que solamente la hermandad y la solidaridad van a hacer que logremos sobrevivir. Y yo les digo que es así. Y los poderosos lo saben, por supuesto que lo saben. Lo sabe el Papa, lo saben los militares, lo saben todos los presidentes, el italiano, el argentino y el norteamericano. Todos lo saben. El Anticristo perdió el control. Y lo más preocupante de todo, lo más inquietante, lo más dramático, es que no saben qué hacer, perdieron el control. El Anticristo perdió el control, lo perdió por completo. No sabe qué hacer. Y tanto el Anticristo como sus instrumentos no saben qué hacer. Entonces son y se comportan como fieras heridas de muerte. La fiera herida para mantenerse, para sobrevivir, quiere matar, aniquilar, exterminar al adversario. Es por eso que los poderosos han programado el exterminio de la humanidad, porque la locura, la posesión diabólica que tienen, les hace creer que si matan a cuatro mil millones de personas ellos van a sobrevivir. La batalla final. Entonces queridos hermanos, preparémonos para la batalla del Armaghedón, la batalla final. Aún en medio de ella, nosotros tenemos la obligación de seguir despertando almas, sin pensar en nuestra vida física, solo en despertar almas. La protección del Cielo está con ustedes. A ustedes no les pasará nada. A ustedes no les va a pasar nada. Aunque la tercera guerra mundial se desate en Argentina, aún si explotan un millón de bombas atómicas, a ustedes no les va a pasar nada, porque ustedes son seguidores de la Santa Madre y del Cristo. A cualquiera que crea en Él, que se ofrezca a despertar almas, el Cristo le va a dar protección a esa persona y a su familia. Por eso deben permanecer serenos, tienen que estar siempre unidos, tienen que estar en contacto conmigo en los momentos en que yo esté disponible. Y deben esperar, esperar el regreso de nuestro Señor. Nos veremos el año próximo. Si Dios así lo quiere, nos veremos en el de junio, o agosto, del año próximo. Y ojala que seamos más, muchos más que este deseo no sea solamente una utopía. Un lugar en mi corazón. Siempre tengo un espacio pequeño en mi corazón, siempre espero un milagro grande, siempre quiero que todo el mundo se salve. Eso espero. Un beso grande a todos (aplausos interminables).

Desgrabación de textos: 
Patricio Alod

Colaboradores: 
Gastón Guffanti
Belén Paolini
María Eugenia Cena

Correcciones y texto definitivo de la crónica:
Inés Lépori

Rosario, Santa Fe, Argentina, 26 de noviembre al 20 de diciembre del 2009

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139