Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
inesCRONICA DE LA REUNION EN EL ARCA DE ROSARIO  
27 de octubre del año 2009

Para Liliana Rambaldo, “Lily Mariposa”, in memorian

El lunes 26 de octubre pasado, poco después de la medianoche, partimos hacia Buenos Aires para recibir a Giorgio que después de muchos meses volvía a visitarnos. Viajamos a buscarlo Alicia, Martín y yo. El día apenas se había iniciado pero ya se presentía que iba a ser fresco o muy fresco. A diferencia de las altas temperaturas de la semana anterior, demasiado altas para el mes de octubre, en ese momento el aire nos traía recuerdos del invierno que ya había quedado atrás.  
La noche era preciosa, la autopista estaba transitada pero tranquila y la alegría del momento era imposible de disimular. De pronto recordé unas palabras de Giorgio dichas tiempo atrás: “como el Padre sabe cuánto sufro el calor, me ha mandado una ola polar desde la Antártida”. Ahí estaba la explicación del fenómeno climático que había llegado a casi 40° de sensación térmica la semana anterior y que esa noche registraba una temperatura menor a los 10°. Horas después, cuando llegamos al aeropuerto, el viento era tan frío que lastimaba el rostro y endurecía las manos.  
El avión aterrizó a horario y una vez más vimos la figura de Giorgio, acompañado por Sonia, Sonietta y Anna, que caminaba hacia nosotros. Fue suficiente para hacernos olvidar el frío. Luego de desayunar en el bar de Ezeiza, partimos hacia Rosario en medio del enorme tránsito automotor que en la mañana del lunes llegaba y salía de la ciudad de Buenos Aires.  
Durante el viaje Giorgio me preguntó por todos y cada uno de los integrantes del arca de Rosario, en ese momento ocupados trabajando en la organización del Congreso Antimafia de los días 28 y 29 de octubre. Al llegar al hotel, después del almuerzo, anunció que se iba a descansar hasta la cena y me pidió que invitara a la misma a todos los hermanos que quisieran asistir. Como sabía que estaba cansado del viaje, le anticipé que nadie iba a decir que no, que iban a ir todos, por lo menos todos los que no estuvieran trabajando o con otros compromisos ineludibles. Me dijo que sí, que quería que fueran todos los que pudieran ir y, ante mi sorpresa, anunció que el día siguiente iba a visitar el arca.  
Me sorprendí porque no había ninguna actividad fuera de las relativas al Congreso prevista para esos días, pero no puedo ocultar cuánto me alegré por esa visita y sabía también cuánto se iban a alegrar y emocionar todos los demás.  
A la cena de ese lunes asistimos cerca de treinta personas. Lo que más recuerdo de esa noche fue la extensa sobremesa y a Giorgio hablando con nosotros, sonriendo, repasando y relatando sucesos de hace 2000 años, contestando a nuestras preguntas y sobre todo, dándonos su amor, su energía cada vez más excelsa y su entrega infinita que todos los días desafía al cansancio y le quita horas al sueño.  
La mesa había sido preparada al fondo del local, iba casi de pared a pared, con una disposición similar a la del cuadro “La última cena” de Leonardo. En la sobremesa, los que estábamos sentados en los extremos más alejados nos acercamos para escucharlo, inclinados hacia él, para no perder ni una sola de sus palabras. Ahora lamento no haberlas podido registrar, porque fueron verdaderas perlas de sabiduría bañadas en oleadas de amor crístico.  
Habló largo rato de su trabajo en Italia, de la situación del planeta, de los tiempos por venir, pero sobre todo del Cristo, de “ese ser divino” al que llama “nuestro rey y nuestro señor”,  del que nos dice “si ustedes pudieran conocerlo como yo lo conozco”, el que “va a regresar con todo el poder y toda la gloria para impartir la justicia que tanto esperamos”, el mismo que pasa a ser “ese chico enorme” o “ese muchacho maravilloso” como le dice cuando el amor que siente por Él se vuelve indisimulable.  
El martes fue un día especial en el Arca de Rosario. Ante el anuncio de la visita de Giorgio la actividad era enorme, todos limpiaban, ordenaban, perfumaban como si fueran a rendir un examen. Si bien tratamos de mantenerla limpia y armonizada todos los días del año, nunca había estado tan pulcra y reluciente como ese día, con decir que creo que hasta nuestra gata sufrió los efectos de la limpieza por lo reluciente que se la veía.  
Giorgio, con Sonia, Sonietta y Anna llegaron alrededor de la 19.00 horas. Después de saludar a todos, y de recorrer habitación por habitación, Giorgio se retiró a mi oficina para hablar con los hermanos de Paraguay que habían llegado a Rosario por la mañana. Mientras tanto, otros le mostraban el arca a Anna, que no la conocía, Sonietta jugaba con Anita y con María Eugenia y Sonia compartía con los demás. Fueron momentos inolvidables, la casa llena de hermanos y ellos cuatro nos acompañaban con su amor y su presencia.
Aproximadamente a las 20.00 hs., Giorgio se dirigió al salón de adelante, del que habíamos sacado la gran mesa alrededor de la cual nos reunimos habitualmente para poner sillas y empezó la reunión con la presentación que hizo Anita de todos los hermanos presentes, cincuenta personas reunidas expectantes y ansiosas para oír a Giorgio, quien tomó la palabra y nos habló durante largo rato. Lo que sigue es el mensaje que nos dejó ese día inolvidable.

Saludo
Estoy feliz, un poco cansado pero bien, y muy feliz. Estoy muy contento de estar aquí, con todos ustedes. En verdad estoy contento y feliz, a pesar de todo. Les pido perdón por mi estado, no es tristeza, no estoy triste, es sólo que estoy un poco cansado.

El trabajo en Italia
Y no es por el viaje a Argentina, es por algo que viene de más atrás, de Italia, el trabajo que estamos haciendo allá es muy exigente y se ha vuelto muy difícil en estos días.

Anna Petrozzi
Hoy me acompaña Anna Petrozzi y la quiero presentar a todos. Anna es un ser que amo muchísimo, es la jefa de redacción de la Revista Antimafia. Comparte la dirección con Lorenzo Baldo, al que todos ustedes conocen, todos han leído lo que él escribe. Son seres extraordinarios que ya han superado al maestro. Ahora yo soy el alumno y ellos son los maestros. Gracias a ellos la Revista Antimafia tomó un vuelo inesperado en todo el país, y en este momento es la más reconocida en el tema, la más respetada. Lo notable es que no solamente es respetada por los amigos que trabajan con nosotros, o por nuestros simpatizantes, sino que también es respetada por el enemigo. El mismo Berlusconi, un amigo mío (risas de todos), la respeta. La odia, pero la respeta.

Convocatoria a todos a asistir al Congreso Antimafia
Entonces, es un honor para mí que hoy esté aquí  Anna. Ustedes la van a escuchar mañana en el Congreso y también estará  allí nuestro amigo italiano, Giulietto Chiesa. Yo les pido por favor a todos ustedes que lo escuchen, sobre todo se lo pido a los hermanos de las Arcas, y es por eso que le dije a Juan Alberto, como representante nacional, que haga una convocatoria a todos aquellos que puedan asistir. Se lo pedí también a Raúl Bagatello, le pedí que todos los integrantes de Funima que puedan hacer el esfuerzo vengan a escucharlo. Obviamente que también quiero tener la alegría de abrazarlos, pero que lo escuchen a ellos, a Anna Petrozzi y en particular que lo escuchen a Giulietto Chiesa, es sumamente importante.

Giulietto Chiesa
Y por qué  digo que es importante que ustedes escuchen la palabra de un justo en la Tierra, de  
alguien que no pertenece a la Obra, que se confiesa ateo, pero que utiliza nuestro idioma, que denuncia la corrupción, que denuncia a la mafia, que denuncia al anticristo, que denuncia a la guerra: es importante porque es nuestra misma batalla bajo otra faceta, distintos caminos para un mismo fin y también porque siempre es un gusto escucharlo.  
Yo voy a tener el honor de traducirlo al español porque sé su idioma y no me refiero a la traducción literal del italiano, me refiero al lenguaje, a la forma de hablar, al sentido de cada palabra. Entonces, espero no cometer errores y creo que ustedes me van a entender.

Los justos en el mundo
Es muy importante escucharlo, insisto, y también es un consuelo que en el mundo haya justos, pocos justos y pocos políticos, porque él es un político, él es un periodista profesional prestado a la política. Giulietto fue elegido diputado en el Parlamento, tiene cargas y responsabilidades políticas, pero es una mosca blanca, blanquísima más que blanca. De hecho es un hombre que trabaja solo, los partidos tienen miedo de llamarlo porque es un hombre que no teme hablar. Y como todos los partidos siempre tienen algo escondido en el armario, no aceptan que él sea un hombre íntegro.

El apoyo externo a la Obra
Entonces insisto, es muy importante que lo escuchen y, si el jueves pueden quitarle una hora de tiempo al trabajo, vayan a la Universidad a oír su conferencia, porque es importantísimo que lo hagan. Es una importante experiencia porque después van a poder decir: miren, nosotros no somos solamente los locos, aquellos, los de Bongiovanni, los de la secta, también hay gente “normal” e intelectuales famosos que lo apoyan a Giorgio, a pesar de no creer en Dios, pero lo apoyan concretamente.

Escucharlo a Giulietto será  como visitarme a mí
Quiero encomendarles a los hermanos que no se pierdan su conferencia, si no pueden venir a mi charla no importa, porque lo verdaderamente importante es que lo escuchen a Giulietto Chiesa. Sé que es un día normal de trabajo, pero si pueden dejarlo por una hora para ir a escucharlo será como si vinieran a visitarme a mí.

Entrevistas para la radio: Y también deben entrevistarlo para la radio, le acercan un micrófono para hacerle todas las preguntas que quieran para la radio, espero que haya tiempo de hacer esto, de grabarlo antes o después de la charla, yo lo voy a traducir con todo gusto para que lo pasen en la radio. El habla inglés, ruso, y también algo de español. Fue corresponsal en Moscú durante veinte años del Diario “La Unidad” fundado por Antonio Gramsci. Durante ese tiempo aprendió el idioma ruso. Es necesario que le hagan aunque sea algunas preguntas, porque es muy importante difundir su palabra desde la radio.

La denuncia y la Obra
Esto que les pido es importante, porque también es parte de nuestra Obra, pero no es la parte central. El centro es el Cristo, pero esta parte es importante porque él nos ayuda en la denuncia, o nosotros lo ayudamos a él, no importa, nos ayudamos. La denuncia es una faceta significativa de nuestra misión, que se agrega a la tarea de ayudar a los niños pero, finalmente, la cosa más importante, la gran tarea, la razón de ser de la misión, lo que me involucra directamente, es hablar y anunciar la segunda venida del Cristo.

La razón de ser de la Obra
Estoy en la parte final de mi misión, y es ahora cuando debo hablar continuamente del Cristo, de Su presencia, de Su próximo regreso o segunda venida y de Sus enseñanzas. Por esto me siento feliz, y también porque los jóvenes de Italia, Anna y los demás con Antimafia, mi hijo Giovanni, que ustedes han conocido hace poco, Mara y otros con Funima, me dan la seguridad que necesito para hacer lo mío. Y me quedo tranquilo porque ellos saben que yo los apoyo en todo lo que hacen, pero también saben que yo debo concentrarme fundamentalmente en anunciar la segunda venida del Cristo.

Mi misión es hablar del Cristo
Y con esto no quiero decir que las otras dos tareas sean menores, pero mi misión directa, la fundamental o esencial, es hablar del Cristo. Obviamente que yo apoyo y sigo todo lo demás, como sigo las últimas noticias, los últimos acontecimientos en Italia sobre la mafia, el papelito que le encontraron a los mafiosos que mataron a Borsellino, la participación directa de la política en su muerte, son cosas que nosotros hemos escrito hace años y que ahora han salido a la luz.

El Anticristo
Lamentablemente han salido a la luz, porque son cosas muy feas, pero que nos dieron la razón de cuanto dijimos. Nosotros habíamos investigado todas estas cosas y los jueces las encontraron como evidencia física. Y esto es el anticristo, o mejor dicho una parte del anticristo, porque el verdadero anticristo es todavía mucho más fuerte, pero esto es un brazo del anticristo.

La presencia de los jóvenes
Yo estoy muy feliz de ver a tantos jóvenes hoy aquí, la primera vez que vine a inaugurar esta Arca eran todos viejos (risas). Y estoy seguro que van a venir muchos más. Lo digo para que se preparen para el futuro, pero no van a venir sólo jóvenes, va a venir todo tipo de gente, acá y en todas las Arcas de Latinoamérica. Se van a llenar de gente desesperada, confundida, en busca de consuelo, de esperanza y por miles de razones más.

La necesaria preparación
Entonces, esto que ustedes viven ahora es solamente una preparación, una preparación para algo impresionante que será vuestra verdadera misión. Esto es solamente el inicio, lo mismo va a pasar en Paraguay. Muchísima gente se va a acercar, tanta gente que no vamos a tener la posibilidad de coordinarla y atenderla, pero por eso no se preocupen porque yo les voy a dar directivas concretas en ese caso y cuando suceda.

Dar a conocer el mensaje
Mientras tanto y hasta que yo no diga algo en contrario, deben mantenerse como hasta ahora, deben abrir las puertas del Arca y atender a la gente que quiera conocernos, pero que quiera conocer el mensaje, no a las personas. Y digo esto porque nosotros, humildemente, tenemos que reconocer nuestros límites. No somos médicos y mucha gente va a pedir ser sanada; tampoco somos psicólogos y habrá gente que quiera solucionar algo psíquico o personal. Pero sí somos mensajeros y a todos tenemos la obligación de darles el mensaje, porque van a pasar, queridos amigos y hermanos míos, van a pasar tantos eventos en el mundo y obviamente también en Argentina, como ni se imaginan.

La globalización
Hoy todo el mundo sabe lo que sucede en el planeta, la comunicación es directa. Cualquier cosa que pasa en Italia llega a todas partes, cualquier crisis internacional involucra a todo el planeta, crisis de cualquier tipo, ya sea una guerra o económica. No es como en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, que si bien sus efectos se sintieron en Argentina, la guerra estaba en Europa. Ahora no es así. Ahora lo que sucede en cualquier lugar del mundo afecta a todo el planeta, los efectos son globales.

Los eventos futuros
Entonces, lo que les quiero decir es que van a suceder tantos eventos trágicos de un lado y del otro del océano, tantas señales, que la gente no va a saber dónde ir. La gente de Rosario, por ejemplo, sabe que aquí hay un lugar donde se habla de estas cosas, en Montevideo también lo saben, en Asunción lo saben. Y si no lo saben, el instinto de supervivencia los va a hacer buscar y lo van a encontrar. Van a buscar en Internet cuando vean una señal, o cuando un canal de televisión diga: lo que pasó es una profecía, o lo que pasó estaba profetizado.

Internet
Entonces van a entrar a Internet, van a buscar la palabra profecía y va a aparecer la página de Giorgio Bongiovanni. Porque si se busca en Internet y se pone la palabra profecía, el segundo o el tercero que aparece soy yo. Y dónde está este segundo que aparece en Internet, se van a decir? Bueno, está en Rosario, en Montevideo, en Asunción, en Buenos Aires, en Las Parejas.

Nos buscarán a nosotros

Si hoy cae un asteroide en el Océano Atlántico, o si cae en el Océano Pacífico, mañana aquí va a haber una cola de gente. Ustedes no piensen que la gente va a buscar al cura, al obispo o al profesor de metafísica. No, va a buscar a aquél que han visto en la televisión muchas veces, aquél que tiene los estigmas, aquél que habló de una profecía, aquel que habló de los Ovnis.

La presencia extraterrestre

No hay nadie más  ¿a quién van a buscar? Si baja una nave en una plaza de Rosario, está  un rato y se va ¿a dónde van a ir las personas en busca de información? Y todo esto va a pasar, no estoy diciendo bromas, va a pasar. Mis hermanos del Cielo se van a manifestar, grandes eventos se van a manifestar, y entonces será la hora de la verdadera obra de ustedes, porque la mía está por terminar, pero la de ustedes todavía tiene que empezar. ¿Entiendes Daniel?

Los próximos pasos
Entonces, mi misión en esta temporada, en estos meses, en los próximos años, en uno o dos años, no estoy hablando de veinte años, tres años a lo sumo, es estar cerca, muy cerca de las Arcas, y aparecer menos en forma masiva, mi presencia ya no hace falta a nivel masivo. Antes yo iba a la masa pero muy pronto es la masa la que va a venir a mí, porque los eventos van a hablar por sí solos ¿me entienden? ¿Entienden lo que digo?

Las bases de nuestra preparación
Entonces, tenemos que tener una preparación muy importante en la cual la unión tiene que ser la base, el amor tiene que ser la base, la tolerancia, el respeto, el sentido de  la justicia, la disponibilidad tienen que ser la base, porque este lugar está por esto y para esto, para despertar a las almas. Nada más y nada menos. No está para prometer el paraíso, no es una agencia que promete unir a las parejas, ni una agencia matrimonial, ni un consultorio médico, es un centro cultural y espiritual que quiere despertar a las almas. Y despertarlas más allá de cualquier forma de pensamiento que tenga la persona, cristiano, musulmán o budista. Pero a pesar de eso, sin hipocresía y con honestidad tenemos que decir que nosotros estamos con el Cristo, que somos seguidores del Cristo.

La conciencia de las Arcas
Y es muy importante que todas las Arcas tengan esta conciencia, para que puedan realizarse plenamente. Nosotros, en este momento, estamos asistiendo a una escuela, estamos en una universidad, estamos todavía rindiendo materias, la verdadera profesión todavía no ha empezado. Y mientras rendimos materias van a ir viniendo personas para que nosotros podamos hacer una práctica, como en cualquier carrera de la universidad, pero la profesión aún no ha empezado, es decir la misión.

La verdadera misión
Porque la verdadera misión va a empezar cuando la gente esté haciendo cola, tocando timbre y preguntando: ¿cuándo es la reunión? ¿Cuándo va a venir el Dr. Rambaldo? ¿O la Sra. Inés? ¿O el hermano que nos hable de lo que está pasando? O ¿Qué es lo que está pasando? ¿Qué sucede? Queremos saber pero nadie nos lo dice, la iglesia no dice nada, el gobierno no dice nada. Y es ahí cuando va a empezar la verdadera misión.

Los que ya se acercan
De alguna forma ya empezó, es todavía pequeña pero ya empezó. En Italia la gente todas las semanas quiere venir al Arca, hay mucha gente nueva que pregunta por Giorgio, que quiere encontrar a Giorgio. Y eso me vuelve loco porque yo ahora estoy en una fase de transición, tengo que ir a Sicilia y no puedo atenderlos, le digo a mis colaboradores que manden a la gente a donde estoy yo, en Sicilia, en Pordenone, pero tengo que hacer algo. A mi regreso tengo que organizar mi agenda y ocupar un día a la semana para atender a la gente nueva.

La atención a los nuevos
Hacía años que no venía tanta gente, todos se iban. Ahora tengo que atender a la gente nueva y mis pobres secretarias no saben que hacer porque yo no les contesto, yo estoy siempre dando vueltas. Pero ahora, a mi regreso, voy a tener que establecer un día para hacer una reunión, para atender a la gente nueva.

Lo que el Cristo quiere de nosotros
Y esto está  pasando ya ahora, cuando todavía los grandes eventos no se han manifestado, imagínense después que sucedan. El Cristo quiere que nosotros hasta el último minuto antes de que Él toque el piso despertemos a la mayor cantidad de almas posibles, nada más. Es una tarea difícil, pero no es tan complicada. No tenemos que prometer el paraíso a nadie, no le vamos a pedir plata a nadie, no le prometemos la sanación física porque no somos tan santos como los apóstoles que hacían esto. Pero sí le podemos prometer una oración para que la persona se cure.

Hacer obras
No le vamos a prometer a nadie que porque despierten serán elegidos, pero sí  le podemos decir que si hacen obras serán elegidos. Y les van a preguntar ¿Pero yo puedo quedarme aquí si soy musulmán? Claro que puede. ¿Y puedo seguir a mi maestro Yogananda y no a Giorgio? Pero sí, puede, lo importante son las obras a favor de la vida, mi frase de siempre que ahora me ha copiado todo el mundo.

Preparación de los jóvenes
Para ese momento los jóvenes ya van a estar preparados. Ellos son los maestros, los guías que van a explicar a la gente el mensaje, sobre todo son los que van a preparar a la gente para la venida del Cristo, van a explicar los eventos, la existencia de los extraterrestres, la ley de la vida, el cosmos, las profecías, las catástrofes. Pero el corazón, la médula, la pregunta primera que deberán hacer es: ¿Usted por qué
viene aquí? Vengo porque está pasando algo y quiero saber. Bueno, le respondo, es porque está llegando el Cristo.

La primera respuesta
Esa es la primera respuesta, la primera cosa que deben decir, luego le explican todo lo demás, lo que está sucediendo, lo que están viendo, las guerras, las señales, las cruces, las vírgenes que aparecen, los ovnis, los milagros y las catástrofes. Y que todo eso sucede porque un señor divino, el Hijo de Dios, está por regresar. Esto la Iglesia no lo dice ni lo dirá, pero está en el Evangelio, Él está por regresar y usted se tiene que preparar para recibirlo.

Cómo recibir al Cristo
Para recibir al Cristo tenemos que hacer un cambio radical en nuestra vida, como decíamos ayer, porque no va a regresar manso, lleno de perdón en sus manos. Va a regresar con la justicia, va a regresar con la espada y nosotros tenemos la misión de anunciarlo. No somos los únicos, gracias a Dios, sino sería una tarea muy grande, hay otros en el mundo que hacen lo mismo, pero también nosotros estamos y tenemos que hacerlo.

La razón de ser de las Arcas
La razón por la cual las Arcas existen y el Cielo permite o quiere, mejor dicho quiere que existan es ésta, porque son células que difunden la buena nueva, la noticia de la venida del Cristo. Si no fuera así el Cielo ya me hubiera dado la orden de cerrarlas. Esa es la razón principal, la razón de ser de su existencia. No existen porque denunciamos a la mafia o porque ayudamos a los niños, porque a los niños los podemos ayudar igual, no hacen falta las Arcas. También se puede denunciar a la mafia desde diferentes lugares, diferentes grupos o asociaciones, la asociación de los niños, la asociación anticorrupción, no hace falta que exista el Arca para eso. Para ayudar a Funima no hace falta que exista un Arca, entonces ¿por qué existen las Arcas?

Anunciar el regreso del Cristo
Las Arcas existen porque este grupo espiritual asume la responsabilidad de la misión de anunciar la segunda venida del Cristo, esa es la razón, y debe hablar a la vez de la realidad extraterrestre, que son dos revelaciones en una. No debemos subestimar la realidad extraterrestre, es fundamental en nuestra misión.

La realidad extraterrestre
La revelación de la vida extraterrestre va a cambiar el panorama de la sociedad humana en un instante, no en un año, ni en quince años, sino en un instante, en un minuto. Y esto va a ser traumático y a la vez dramático para la humanidad. Si, por ejemplo, baja una nave en una plaza de Rosario, en el obelisco de Buenos Aires, o en la plaza de San Pedro en Roma, lo primero que va a pasar es que se viene abajo la bolsa.

Efectos de la revelación extraterrestre

Y será  así porque los inversores, que no saben qué  seres son los que están en la nave, ni con qué  intenciones vienen,  van a vender todo para guardarse la plata. Se van a preguntar: ¿quién está dentro de la nave? ¿Uno que me quiere matar? ¿Invadir? ¿Apoyarme? ¿Amarme? ¿Salvarme? Y la respuesta va a ser: no lo sé, entonces, por las dudas vendo todo y, como todos venden, la bolsa se cae en forma inmediata. Si se cae la bolsa las empresas del mundo se paran inmediatamente, la moneda no tiene valor, la gente empieza a pasar hambre, y todo esto porque solamente bajó una nave en una plaza.

Otros efectos de los eventos futuros
Y esto que les digo va a pasar, porque en un solo instante todo el mundo va a entender que son alienígenas, esto es obvio, pero todo mundo no somos sólo nosotros que los estamos esperando, también son los inversores, que viven mirando los eventos del mundo. Si matan a Obama, la bolsa va a caer o va a subir, depende de quien lo mate. Con motivo de la situación económica del mundo, los inversores viven mirando y analizando los eventos mundiales y, con esta información ellos manipulan la economía para que sirva a sus intereses. Entonces, baja una nave extraterrestre y la bolsa hace ¡pum! Y se detiene el mundo en un segundo.

La realidad extraterrestre es como un arma atómica
Entonces, la realidad extraterrestre, que es nuestra realidad, y lo digo modestamente porque son treinta y tres años, o cincuenta años que estamos detrás de esto, es como un arma atómica potentísima, que la tenemos que manejar bien. Le tenemos que inculcar estos conocimientos a la gente que es positiva y que es crística. Primero positiva y luego crística. Entonces, las Arcas existen por estas dos razones. Obviamente hay otras tareas, como la lucha antimafia o los niños, pero la causa para que todas las Arcas estén un escalón más arriba es ésta, y hoy más que nunca tenemos que tomar conciencia de ello, ahora más que nunca, y también debemos prepararnos para vivir todos estos eventos.

Llega Juan Alberto – Síntesis de lo hablado: Juan Alberto, has llegado justo cuando tengo que decir cosas importantes. Antes saludé a los hermanos, la presenté a Anna Petrozzi, hablé de la conferencia de mañana y de Giulietto Chiesa. Ahora les estaba diciendo a los hermanos que la razón por la cual las Arcas existen en este momento es porque el Cielo quiere que existan, porque tenemos la misión de anunciar la segunda venida del Cristo.
Les dije también que para llevar adelante la lucha antimafia, para ayudar a los niños que sufren y nada más, no es necesario que exista un Arca. Para trabajar en la Revista Antimafia es suficiente con integrarse a la misma, también se puede colaborar con Funima o con cualquier otra asociación que ayude a los niños sin ser del Arca.  
El Arca existe porque tenemos la misión de anunciar la segunda venida del Cristo, nuestra misión es esa y, como dije segundos antes de que tú entraras, también la realidad extraterrestre forma parte de ella, porque la realidad extraterrestre es profética, es mesiánica.  
Le dije también a los chicos, a los hermanos presentes, que la verdadera misión de las Arcas todavía no ha empezado, la mía ya está por terminar pero la de ustedes todavía tiene que empezar.

Comienzo de la misión de las Arcas

Entonces, les dije a los hermanos que la misión de ellos todavía no ha empezado, comenzará próximamente, y al decir esto quiero ser muy cuidadoso, no quiero cometer errores porque estoy hablando de cosas posibles y futuras. Tal vez comience el año próximo pero, si me equivoco y no es en el 2010, seguramente no me voy a equivocar si digo que será en el 2011. Si afirmo decididamente que será en el 2010 tal vez me equivoque, pero con respecto al 2011 seguro que estoy en lo cierto.

Su significado
¿Y qué quiere decir que va a empezar la misión de ustedes? Significa que muchísima gente se va a acercar a las Arcas, muchísima gente va a venir a golpear la puerta, porque también muchos serán testigos de todo lo que pase, de lo que ya está pasando, catástrofes, milagros, señales, y no van a saber a quién preguntar sobre lo que está pasando, porque la civilización y la sociedad se va a cerrar cada vez más, cada día va a ser más sectaria, van a intentar resistir, van a minimizar lo que pasa, no van a dar una explicación lógica a las guerras y a las grandes crisis internacionales que se acercan rápidamente. Por el contrario, van a manipular la información para darle la razón a los poderosos, el Papa le va a dar la razón a Estados Unidos, la Iglesia Ortodoxa a Rusia, el gobierno comunista chino a China, pero nadie le va a dar una explicación al pueblo. La Iglesia argentina le va dar la razón al Papa o a los yanquis, no le van a decir a la gente, miren estas son las señales proféticas anunciadas en los Evangelios. Y la gente nos va a buscar a nosotros y a otros, pero también a nosotros, y nos va a decir ¿qué pasa? ¿qué dice Giorgio de lo que pasa? O van a decir: yo me acuerdo que Giorgio dijo esto, que me había hablado de esto ¿qué pasa? Quiero saber, quiero despertar y estoy hablando de cientos de personas, no de una o dos, ni diez, ni veinte.

Importancia de la unión
Y por esto es importante que todas las Arcas se preparen para esta realidad futura pero próxima, acá o en Asunción, en Montevideo y en Italia. Porque en todas partes va a pasar lo mismo. Por todo esto que les dije, les recuerdo que la unión es la base de nuestra tarea, de nuestra misión. Nuestro deber de seguir unidos es la regla principal para ser dignos de anunciar la segunda venida del Cristo, para despertar a estas almas confundidas y perdidas que nos van a visitar. Siempre recuerdo que Eugenio Siragusa nos decía: miren chicos, un día nos van a buscar como locos, y ya en aquél tiempo él afirmaba que la nuestra era una preparación para este tiempo, y yo lo confirmo ahora. Todo es una preparación para la verdadera misión.

Dar la vida por la unión
Entonces, en el futuro debo venir aquí para fortalecer la unión, para restablecer la unión si lamentablemente algún Arca la pierde o está en peligro de perderla, porque para mí la unión es fundamental, es la vida, y yo estoy preparado para dar la vida con el objeto de que todas las almas posibles se despierten antes de la segunda venida del Cristo.

La lucha contra el Demonio
Yo estoy en medio de una lucha violenta en contra del Demonio, porque quiero sacarle a todas las almas posibles para entregarlas al Cristo. Es por eso que cualquier forma, estrategia, metodología o situación que yo pueda poner en práctica junto a ustedes, y no yo solamente, nosotros, todos juntos, para poner a los pies sagrados del Cristo a las almas que han despertado, yo la asumo.

Yo apuesto por las almas
Porque yo apuesto por las almas, aún con el riesgo de que las arcas puedan dividirse, pero yo apuesto y seguiré apostando. Yo sé que sólo no lo puedo hacer, y no lo puedo hacer porque no tengo la fortaleza. La gente futura, esta gente de la que les hablé, la que va a venir aquí, a Asunción, a Montevideo, a Porto Sant´Elpidio, a La Plata o a Neuquén, quiere ver amor, necesita el amor. Porque solamente luego de ver el amor va a poder entender la justicia.

El amor
En el momento en que la gente venga aquí a pedir explicaciones de lo que está pasando en el cielo de Rosario, o en el río Paraná que se ha vuelto loco, o porque se cayó toda la Cordillera de los Andes y se fue al mar con catástrofes, o porque han aparecido cruces en el cielo o naves por todas partes, lo primero que querrá es ver que aquí hay un grupo que tiene amor, y que con ese amor le explica lo que sucede. Luego de sentir eso recién va a poder entender la justicia.

La falta de amor
Pero si al venir aquí encuentra a otra institución más, o a gente arrogante, o que se pelea, va a pensar que es otra iglesia más, una de las tantas que le han mentido y no va a creer que estamos diciendo la verdad. Y se va a ir, y la responsabilidad será nuestra si esa alma no despertó, va a ser de ustedes y en última instancia mía, porque yo soy el fundador de esto. Es la ley Inés, la ley cósmica.

La responsabilidad por el fracaso
Si yo fracaso la responsabilidad será tuya Inés, y de Juan Alberto en lo que hace a la Argentina, y de Omar por lo que se refiere al Paraguay, pero al final también será mía, porque Inés, cuántas veces yo he escuchado decir a los hermanos, decirlo aquí, en estas reuniones, o por mail, Giorgio yo te amo, yo quiero dar la vida por ti. Y yo lo creo, pero ustedes tienen que demostrar que me aman. Y van a dar verdaderamente la vida por mí si permanecen unidos. Si se dividen significa que todo era mentira, que no me amaban, que era un engaño.

La forma de amar
La forma más grande de amarme es hacer lo que yo veo ahora en esta Arca, aquí, hoy, en este momento. Yo veo a esta Arca de Rosario, que seguro que tiene sus debilidades, sus límites, como los tenemos nosotros en Italia, pero veo a un grupo de personas que se aman y que han construido algo. Esa construcción se hizo sobre la base, sobre el trabajo que ha hecho por muchos años Juan Alberto, la persona está sentada a mi lado, y también Inés y muchas otras personas, no quiero decir viejas, son personas antiguas (muchas risas).

El nombre del Arca
 
Veo que este es el premio que merece el trabajo constante e insistente que hicieron Juan Alberto y toda su familia, y no por casualidad esta Arca tiene un nombre que para mí es sagrado: Lily Mariposa. Es un nombre angélico, porque es el nombre del ser que nos guía, que nos ama, que nos da señales. Estoy hablando de Liliana Rambaldo, que nunca está fuera de aquí, de esta casa  y que de hecho es la verdadera fundadora de esta Arca y es además su protectora espiritual.

La protectora del Arca de Rosario
Yo lo sé porque me lo han dicho los extraterrestres, me han dicho que la protectora de esta Arca es el ángel de Liliana, que los protege siempre y que como tú dices Inés, es la que los ha hecho crecer, sí, es así, eso es exacto. Entonces, ella está trabajando constantemente, eternamente, día y noche, porque ya no
existe la noche para ella, está para amparar con sus alas angélicas esta Arca. Por eso para mí este hecho es algo sagrado y por eso este lugar es sagrado.

Giovanni es un termómetro para Lorella y para mí
No quiero asustarlos, ni quiero que se sientan amenazados o con miedo, pero el Arca de Rosario es para mí otro termómetro. Hoy le dije a Juan Alberto y a todos los demás que almorzaron en el hotel conmigo, que mi hijo Giovanni es un termómetro para Lorella, su mamá y para mí. Si Giovanni está bien, como lo está hoy, significa que el Padre está con nosotros. Si un día Giovanni empieza a tener problemas internos o de cualquier otro tipo, eso significa que el Padre me está castigando.

Rosario es el termómetro de la Obra
Entonces ahora expando este concepto: el Arca de Rosario es para mí un termómetro. Y lo digo con el mayor respeto y amor por todos los hermanos argentinos, no quiero ser mal interpretado ni discriminar a nadie, pero el Arca de Rosario es para mí el termómetro de la Obra. No tanto por sus integrantes, y quiero insistir en esto porque todos son hermanos, tanto los más antiguos como los más nuevos, y obviamente son todos iguales para mí, aunque queda claro que tienen distintas responsabilidades, distintas funciones, alguien la tiene que dirigir, no tanto por sus integrantes decía, sino porque para mí esta es el Arca de Liliana, de Lily, y no puede fracasar.

El fracaso sería un castigo
Esta Arca no puede fracasar ni tener situaciones negativas porque para mí significaría un castigo de Dios. Un castigo para mí, para mí en forma personal. Entonces, no fue por casualidad que el Cielo me dio la orden de hacer la reunión de todas las Arcas del mundo acá en Rosario, aquí en Argentina. Del mundo, no solo de Latinoamérica, insisto en esto y a pesar de que algunos no puedan venir, a pesar de que el hermano de África no pueda venir y va a mandar una carta, es una reunión de todo el mundo.

La responsabilidad  
Por eso les quiero decir que la responsabilidad que tienen es importante y les quiero pedir que se mantengan así, y también que mejoren, por qué no, siempre se puede mejorar, pero esta Arca es una joya, es un pequeño haz de luz y creo que mis hermanos paraguayos están de acuerdo conmigo, es un punto de referencia para todos. Ustedes saben que mi base en Latinoamérica es Montevideo, pero también los hermanos uruguayos saben lo que digo de Rosario y lo comparten, saben que aquí, en este centro de Argentina se ha creado algo importante, algo capaz de ser un ejemplo para todos los hermanos del mundo.

El sentir de Italia
También los hermanos de Italia están de acuerdo con esto que les digo. Cuando mi hijo regresó a Italia me dijo: papá yo me encontré con todos los hermanos de Argentina, y estoy feliz por eso, encontré a los de Buenos Aires, a los de Córdoba, el próximo año voy a ir a Montevideo y a Paraguay, pero siento que ya los conozco y los amo a todos. Pero me dijo también, acuérdate papá que Rosario, en Argentina, es un ejemplo para todos. Es una fotocopia del Arca nuestra de Italia como dice Sonia. Y si me lo dice un joven y no lo digo porque sea mi hijo, me lo dijo también Matías, me lo dijo Fabio que es joven también (risas), si me lo dice un joven le tengo que hacer caso.

Tenemos que abrir las puertas
Por lo tanto los felicito por el entusiasmo, la disponibilidad, la tolerancia, la obediencia, el discernimiento y las iniciativas para hacer cosas. Me gusta mucho el lugar, tenemos que seguir adelante ¿sí? Siempre adelante y siempre abriendo las puertas a todos, no cerrándolas nunca a nadie, pero siempre con discernimiento, esto es muy importante.

Orientación de los jóvenes
El trabajo de los jóvenes es fundamental, hay que orientarlos y encauzarlos para que aprendan a ser responsables en esta misión. Nuestra misión es muy grave, muy espinosa, tenemos que anunciar la segunda venida del Cristo y ese trabajo no es para todos.

El cansancio
Y también debemos ser honestos, si alguno no aguanta más, debe decirlo. Debe decir me cansé, me quiero tomar un tiempo, nadie le va a apuntar una pistola a la cabeza, nadie le va a decir bueno entonces
te vas a la segunda muerte. Pero quedarse sin ganas es mentir, es engañar y engañar, como decía nuestro querido Papá Eugenio, es traicionar. El hermano, el joven que sienta el cansancio debe asumir su responsabilidad y confesar su estado, su cansancio, manifestar que decirlo le tomó un tiempo, que quiere reflexionar, puede pedir seguir participando en el Arca pero sin hacer actividades, puede escuchar y aprender si se siente mal, nadie lo va juzgar.

El entusiasmo
Por el contrario, el joven que está lleno de entusiasmo debe ofrecerse sin tener miedo, pero debe actuar siempre con la humildad del que tiene que aprender, del que tiene que respetar las reglas y ponerse, en este caso lo digo sin broma, detrás de las personas viejas que tienen conocimiento de esta obra desde hace más de treinta años.

La conducta de los jóvenes
No pueden pretender, a pesar de ser jóvenes, inteligentes, dinámicos, entusiastas y estudiosos, no pueden pretender, insisto, representar al Arca o sobrepasar a los representantes, no, eso no. Porque aunque a mí no me gusten mucho las instituciones, en la Iglesia los Obispos existen porque tienen la capacidad de asumir determinadas responsabilidades y para evitar errores. Y esto es obvio en todo, también en el deporte, a un talento el director técnico no lo pone en el equipo ya, el primer día, primero lo entrena, lo pone en la banca, no inmediatamente y tiene que obedecer siempre al entrenador, aunque sea el mejor jugador del mundo, aunque sea Lionel Messi, si no, no juega, tiene que obedecer primero para después entrar a la cancha, a pesar que sea el número uno.

El disenso
Y tiene que ser así también aquí, uno puede discrepar, no, mejor dicho, tiene que discrepar, porque nosotros no somos una secta en la que está el gurú y todos se tiran a sus pies, pueden discrepar hasta conmigo, pueden hablarlo, decirlo, explicarlo, dar sus razones, sus motivaciones, mostrar sus evidencias y esperar a su vez una respuesta mía, o en el caso de Juan Alberto, de Inés en el Arca de aquí, o de Omar en Asunción. Deben esperar la explicación que tiene que ser dada con fundamentos y evidencias a la persona que quiere aprender, que quiere saber y que discrepa.

Nada es nuestro
Pero si yo les doy las evidencias deben tener la humildad de aceptarlas, porque esto no es nuestro, no nos pertenece nada, no es nuestro en lo absoluto, ni la casa, ni las computadoras, ni nada, y sobre todo en esta Arca nada es nuestro, es de un ser divino que nos dio el honor, quizás inmerecido, de representarlo.

El verdadero dueño
Ese ser se llama Cristo, la misión es suya, el mensaje es de Él, la gente le pertenece a Él, las almas son Suyas, la obra es de Él, porque Él es el rey, nosotros somos solamente los súbditos, o los soldados, si así lo prefieren. Todo le pertenece a Él, entonces, decir esto es mío es un error, no, es de Él, le pertenece a Él, entonces cuando uno es un simple empleado podemos sentir que las cosas son nuestras para cuidarlas, sólo para eso, pero no somos los dueños, el dueño es otro, le tiene que corresponder a Él, esto es muy importante tenerlo claro.

Los frutos de la Obra
Pero de verdad estoy muy contento de estar aquí, estoy contento de lo que he encontrado, de lo que estoy viendo, es apenas el segundo día que estoy y me siento profundamente feliz y emocionado con lo que encontré. Ahora voy a Uruguay, luego tal vez a Paraguay, con el sentimiento de que no han sido inútiles estos últimos cinco años, cuatro de los cuales los viví aquí, en Sudamérica. Estoy consciente de que mejoraron muchas cosas y siento el esfuerzo de todos. Ahora escucho vuestras preguntas ¿tienen preguntas?

Preguntas:

Sobre el Evangelio de Juan cuando le devolvió la vista al ciego  
Giorgio: lo dice así: yo vine a este mundo para dar la luz a los ciegos y para sacarla a aquellos que dicen ver y no ven. Está haciendo un milagro práctico para dar un mensaje espiritual. Hace dos cosas en una, pero no nos asombremos ¿qué no puede hacer el Cristo? El Cristo puede hacer diez cosas en una. Y ahí da una doble enseñanza, una sobre el karma, y sus apóstoles colaboran con él en la enseñanza porque Pedro le pregunta: Maestro ¿este hombre está ciego desde el nacimiento, quien hizo el pecado él o sus padres? Antes que el Maestro conteste, yo te digo ¿por qué Pedro le pregunta quién pecó si el ciego había nacido así? Significa que Pedro sabía de la reencarnación, de lo contrario no le hubiera hecho esa pregunta. El Maestro le contesta: no pecó ni él ni sus padres, las obras de Dios se tienen que manifestar de cierta forma, él estaba así para que yo pudiera curarlo. Significa que el ciego en aquel caso no nació así por karma, nació así porque el Cristo lo tenía que curar, para dar el ejemplo. Luego los fariseos se acercan al ciego y le preguntan: tú dices que te curaron ¿quién te curó? El ciego les responde un hombre que se llama Jesús. Los fariseos insisten ¿y para ti quién es ese hombre? Y el ciego, que ahora veía, les dice: es un profeta, me ha dado la vista ¿qué más puedo decir? Y camina hacia el Cristo, y los fariseos siempre atrás, como murciélagos, y el Cristo le pregunta al ciego: ¿tú crees en el hijo del hombre? Y el ciego le dijo: sí, yo creo, pero Señor ¿dónde está? Dímelo y yo lo voy a adorar. Y el Maestro le dijo: está aquí, enfrente de ti, es el que te habla... y el ciego se arrodilla y lo adora. Esto pone como víboras a los escribas y los fariseos, y le dicen al Cristo ¿cómo permites tú que un hombre haga esto, tú que eres un pecador, y es ahí que Él les dice: yo estoy aquí para dar la luz a los ciegos. Y le insisten: ¿qué quieres decir, que nosotros que vemos somos ciegos? Y el Cristo les contesta: yo quiero decir que si ustedes fueran ciegos no tendrían pecados, pero como dicen que ven vuestro pecado es eterno. Y sigue diciendo: yo voy a sacarle la luz a aquellos que arrogantemente dicen que ven y se la voy a dar a los humildes que no ven. Qué bello el Maestro, qué sabio. Y lo querían matar ahí mismo por lo que había dicho, solamente que todavía no era el tiempo.

Sobre el libre albedrío y las dimensiones  
Giorgio: el libre albedrío llega hasta la quinta dimensión, pero a partir de la cuarta ya es muy limitado ¿sabes por qué? porque son conscientes, te doy un ejemplo: tú tienes libre albedrío, pero ¿tú vas a la ventana, estamos en el primer piso, tú Daniel vas ahora y te tiras? Es un ejemplo práctico, sabes que si te tiras de la ventana te vas a matar, es verdad que lo sabes ¿y lo vas a hacer? pero tienes el libre albedrío, y no lo haces. Entonces ellos conocen el mal pero no lo practican, potencialmente pueden hacerlo, pero no les da ganas hacerlo ¿me entiendes? Esto es para los que están en la cuarta dimensión, conocen el mal, conocen que si se tiran por la ventana pierden lo que han logrado, son ángeles y entonces no se tiran, lo miran, y dicen no y se van. Pero puede pasar, puede haber una oveja negra que se tire de la ventana, pero es una excepción, no es la regla, no, para nada.

Sobre el origen de los Apóstoles
Giorgio: estuvieron en la Lemuria y en la Atlántida y antes de encarnar en esas civilizaciones venían de otros planetas. Encarnaron allí para empezar una misión, no por karma. No, porque los apóstoles son los jefes de los 144.000. La mayoría de los 144.000 vienen de la estrella Sirio, que es un sol.

Sobre el acercamiento de nuestro sistema solar a Sirio
Giorgio: Sí, nuestro sistema solar se acerca a Sirio y Sirio se está desplazando en otra dirección.

Jesús y los 144.000
Giorgio: Jesús vino acompañado por 144.000 seres, llamémoslos extraterrestres, seres de luz, los hermanos de Juan Carlos (risas), y con Juan Carlos que es el 144.000 (más risas), y se quedaron hasta el día de hoy en la Tierra, me refiero a los 144.000, o mejor dicho, se quedaron y se multiplicaron porque fecundaron a muchas mujeres. Fueron  reencarnándose y transmitiendo su genética, porque los 144.000 tienen la genética divina.

Sobre si los 144.000 eran todos hombres, por la frase “fecundar a muchas mujeres”
 
Giorgio: eran hombres y mujeres. La genética la puede transmitir un hombre o una mujer. Dije fecundaron a muchas mujeres, sí, pero si la que tiene la genética divina es una mujer y es fecundada por un hombre normal, el útero que tiene esta genética superior impregna al espermatozoide y el nuevo ser se conforma con la genética de la mujer. Cuando la tiene el hombre sucede lo contrario y si lo tienen los dos, mejor. En este momento son 7 u 8 millones de seres, exactamente 7.465.006, pero ese número está bajando porque muchos se están perdiendo, porque el Cristo dijo que si el Padre no acorta los tiempos hasta los elegidos se perderán, fíjense a lo que se puede llegar, que se pierdan los elegidos. Pero creo que no se van a perder, porque los 144.000 están ahora en la Tierra, todos, distribuidos en todo el Planeta. El 70% está en los pueblos latinos y el 30% restante en todos los demás, hasta en China. El 70%
de ellos se ha reencarnado en los pueblos latinos, Francia, España, Italia, toda América Latina y hasta parte de los Estados Unidos.

Posibilidad de que Giorgio los reconozca a los 144.000  
Giorgio: yo los tengo que encontrar a todos antes de irme, cuando encuentre al 144.000 mi misión termina, porque hace parte de ella encontrarlos personalmente. Mi amigo Setun Shenar me dijo que el número está casi completo, que falta poco, muy poco. Es algo que no es necesario hacerlo público, no hace falta que yo diga encontré a este o a aquel, es algo esotérico que ellos y yo sabemos, pero sí, yo sé quienes son porque reconozco a las personas. Muchos de ellos no forman parte de las Arcas, pero son elegidos, le pertenecen al Cristo. Yo creo que Giulietto Chiesa es un elegido, y digo creo y lo dejo así porque él no lo tiene que saber, pero expresa en todos sus actos la calidad de un hombre justo, de un elegido. El Padre Pío era un elegido.

Sobre si las almas que despiertan vibran en la cuarta dimensión  
Giorgio: sí, obviamente. No solamente vibra, también tiene los valores de la cuarta dimensión. Los valores de la cuarta dimensión son los que están en el logo mío, justicia, paz y amor y son valores básicos de la cuarta dimensión. Justicia, paz, la hermandad universal, la hermandad cósmica, ésa es la cuarta dimensión. La quinta ya se acerca a los valores crísticos.

Sobre la función de los seres intraterrenos en los momentos finales  
Giorgio: saldrán todos a la luz, varios ya han salido, pero la base se queda ahí, donde está. Parte de la Atlántida va a emerger porque otra parte de la Tierra va a hundirse próximamente, pero no ahora. Otras preguntas queridos? Ustedes me dicen, porque yo hasta las cinco de la mañana puedo quedarme  (risas).

Sobre si en el 2012 se termina o empieza algo
Giorgio: no sé si se termina algo, el 2012 es el principio del fin.

Sobre el 21.12.12, si la fecha significa algo o no significa nada  
Giorgio: ¿cómo no significa nada? Ese día el sol nuestro se pone delante del sol manásico. ¿Cómo no significa nada? Significa mucho. Los mayas eran perfectos en eso. ¿Qué va a pasar? El 21 diciembre empieza lenta e inexorablemente el día del Padre. ¿Cuánto va a durar? Espero, por todos ustedes, que dure poco. Significa que una parte de Su misericordia se está poniendo en el medio de Su justicia, pero si en Su mente este día suyo no debe tener misericordia, entonces van a pasar varios años en los que la humanidad no va a tener respiro por el sufrimiento que va a padecer. Porque el Sol, y cuando me refiero al día del Padre me refiero al día del Padre Sol, va a desencadenar a través de las tempestades manásicas tantas catástrofes que la humanidad va a decir: basta! basta! basta! Pero a pesar de que diga basta el Sol va a decir que no. Huracanes, terremotos, catástrofes, una atrás de la otra. Va a causar mucho sufrimiento. Esto es lo que empieza en el 2012. Y al mismo tiempo aparecerán las señales divinas. A muchos de nosotros se los van a llevar los extraterrestres, otros se tendrán que quedar acá para despertar a las almas. Este proceso puede durar, insisto, una semana, como diez años. Solamente la mente del Padre lo sabe, yo no me atrevo a dar fechas, porque ni siquiera el Hijo lo sabe. Si tú le preguntas al Hijo: Maestro: ¿cuando sucederá? Él dice: no lo sé, solamente el Padre lo sabe. Piensen cuán secreta es la fecha, pero a pesar de eso yo pienso que el Cristo lo sabe, pero no lo dice.

Sobre el decir basta y su relación con el arrepentimiento y el sufrimiento  
Giorgio: aquellos que se arrepientan, tienen que poner en práctica ese arrepentimiento. Pero nada va a cambiar, en lo absoluto. Esa es mi mayor preocupación, yo me desespero por esa razón. Me he cansado, en los últimos 2, 3, 4 años de decirle a la gente: cambiemos, porque el Padre no se va a detener, no se va a detener.

Sobre si haciendo trabajo interno podríamos estar mejor
Giorgio: no, ustedes no tienen que tener miedo porque desde el momento en que tú trabajas por el Cristo, la ola se expande, se desplaza, no te afecta. Porque el Cristo lo dijo: ni un solo cabello de vuestro pelo será tocado, entonces no tienen que preocuparse. Al trabajo interno lo tenemos que hacer, pero por sobre todo tenemos que hacer acciones. Por otra parte nosotros tenemos que ser tolerantes, me refiero a todos nosotros, acá en esta Arca y en todas las demás. Y se los digo yo que no soy precisamente tolerante. Pero el Maestro me reta constantemente y me dice: tú puedes lograr lo que yo quiero con la tolerancia. Porque el hermano, si tú lo valorizas -se refiere obviamente a los hermanos, no a Berlusconi, con Berlusconi soy intolerante y el Cristo también lo es- da más de sí mismo, más de lo que se le pide. Se puede lograr mucho más si en la severidad se expresa también la tolerancia, porque si no lo pierdes, a pesar de que tengas razón. Es también una forma astuta de lograr los fines que el Maestro persigue, astuta pero no hipócrita, esto último es diferente. Yo intento lograr lo que busco con la tolerancia y creo que con mis chicos, los que trabajan conmigo, muestro una doble faceta, ni sólo tolerante ni sólo intolerante. Soy exigente pero tolerante y busco siempre valorizar lo que están haciendo. Últimamente, los que trabajan en Studio 3, o en Antimafia, todos ellos saben que soy severo, pero también saben que valoro lo que están haciendo, y por cierto que logran mucho más, dan mucho más, porque mi valoración les da gasolina, les da energía, les da fuerza. De esa forma la meta que yo pretendo la logro más rápidamente, es natural que así sea. También tenemos que desarrollar la tolerancia entre nosotros, la humildad, el amor y la justicia. Y digo también la justicia porque no podemos ser débiles y permitir que el hermano siga equivocándose. El príncipe tiene que ser humilde, tolerante, comprensivo, pero nunca debe justificar los errores.

Sobre la forma en que la gente escuchaba al Cristo hace 2000 años
Giorgio: depende del lugar donde se encontraba. Si estaba en Galilea lo adoraban, si estaba en la Judea lo odiaban. De hecho los judíos lo mataron. Los galileos, que son los palestinos de hoy, lo amaban, en Galilea Cristo era un sanador, todos los milagros más grandes los hizo en Galilea y no en Judea. Yo siempre cuento un hecho que me dejó impresionado hace 2000 años, cuando lo presencié, lo viví, porque yo estaba en ese entonces con Él. Un día el Cristo se desesperó a causa de una polémica, había más de mil personas sentadas escuchándolo en el templo y los judíos de Judea, no los de Galilea, los de Judea le replicaban, lo acusaban y entonces Él les dijo: ¡pero por qué no me entienden! ¡Por qué no entienden mi lenguaje, mi idioma, las cosas que les digo! Los de Judea le seguían diciendo: tú eres un demonio, estás endemoniado. Y el Maestro les contestó: yo no soy un demonio, me manda mi Padre, que está en los Cielos, ustedes son los hijos del Demonio, vuestro Padre es el Diablo. Esto que les digo no está en el Evangelio, y yo no puedo decir cosas fuera del Evangelio, bueno, a ustedes sí, a ustedes se las digo. El Cristo tuvo que defenderse a sí mismo con estos cabrones. Entonces, en Judea lo odiaban y los galileos lo amaban, los samaritanos lo amaban. Los judíos eran racistas en esa época y hoy lo siguen siendo. Pero en esa época eran peor que ahora. A los samaritanos que eran parte de Israel los consideraban extranjeros, no eran hijos de Dios para ellos, eran hijos de …, bueno ustedes me entienden, por eso el Cristo curó a tantos samaritanos, porque los samaritanos lo amaban. No obstante, los milagros los hizo delante de todos, de judíos, galileos y samaritanos y a pesar de eso lo condenaron y mataron.

Sobre si el Cristo visitó  otras parte del Planeta hace 2000 años  
Giorgio: sí, viajó a muchos lados, a la India, a todo el Continente Americano, desde Ushuaia hasta el Norte. En Oriente visitó a los iniciados, y les aclaro que no viajaba en burro, tenía naves a su disposición. Fue a Cachemira, en los Montes Himalaya, pero no lo enterraron en ese lugar como se suele decir, no es cierto, no sé cómo lo pueden decir ¿dónde está la tumba del Cristo? ¿Quién la vio? En ese tiempo avisó a todos los maestros y a los iniciados del mundo que tenía una gran Misión en Israel, y que desde Israel se iban a difundir sus enseñanzas a todo el mundo.

Sobre si también visitó  otros planetas en el mismo tiempo  
Giorgio: No. Durante los años que estuvo aquí no, después sí.

Sobre si el Cristo fue un Maestro en la Atlántida  
Giorgio: si, un maestro iniciado, Jesús lo fue, no Jesús-Cristo. Jesús, cuando Juan el Bautista lo bautiza, no es más Jesús, se terminó Jesús: pasó a ser Jesús-Cristo, los dos. Más Cristo que Jesús. Entonces ya no es un hermano, es el Maestro, nuestro Maestro, nuestro Rey. Porque la luz crística de la sexta dimensión no es visible para nosotros, por lo tanto se tiene que manifestar visiblemente por medio de un instrumento, y el instrumento utilizado en este sistema solar fue Jesús, así como en otro sistema solar existió otro Jesús, otro ser que cumplió la misma misión.

Sobre si en la cuarta dimensión se tiene contacto con seres más avanzados  
Giorgio: Setun Shenar es un lugarteniente de un ser que está en una dimensión superior, arriba de él, que es Ashtar Sheran, un ser de la quinta dimensión, mejor dicho, entre la quinta y la sexta dimensión. Son seres de luz, antes llamados ángeles. También hay arcángeles y están los Elohim, que son creadores y maestros de los seres de luz. Setun Shenar los llama: nuestros maestros cósmicos. Son los que coordinan las visitas extraterrestres a la Tierra. El Arcángel Miguel es un maestro cósmico que puede usar un instrumento de la quinta dimensión para materializarse, a su vez los de quinta a uno de la cuarta y los de la cuarta a los de la tercera.

Sobre cómo es el paso de la cuarta a la quinta dimensión  
Giorgio: siempre se evoluciona a través de las acciones y, en cualquier evolución, el proceso es el mismo. Es tan natural que puede parecer casi banal, pero mientras más carreras se hacen y más materias se aprueban, más se sube en la evolución.

Sobre si hay extraterrestres que no son seres de luz o ángeles
Giorgio: sí, hay muchos, muchísimos. Pero no viajan hacia nosotros, no les está permitido, y un ejemplo de ello somos nosotros. Nosotros no podemos superar el sistema solar a causa de nuestra agresividad, no lo permiten. Si tuviéramos esta posibilidad la ley cósmica nos aniquilaría o, para decirlo en forma más correcta, nos autodestruimos. No hace falta que nos aniquilen, infunden en nuestro cerebro la autodestrucción. Si el hombre supera el límite del libre albedrío se desencadena en nuestro cerebro, en nuestra psiquis, un programa multimedial automático de la ley cósmica que nos impone la autodestrucción. Esa es una forma de aniquilarnos. El harbar es uno de esos programas, pero no es el único.

Sobre si la evolución que no se basa en el amor se autodestruye
Giorgio: Sí, obviamente, el amor es la base de la evolución. El amor, la tolerancia, la humildad. Es el sacrificio del Cristo, cuando elige hacerse crucificar. Porque él podría tranquilamente haber elegido juzgarnos, aniquilarnos, y no se iba a equivocar, iba a hacer lo correcto. Entonces la pregunta es, si eligió hacerse matar ¿se equivocó? No, igualmente hizo lo correcto, pero ¿por qué eligió la tolerancia, la misericordia, el perdón? Porque nos quiso enseñar que a través del amor, la misericordia y el perdón la evolución es más rápida que a través de la justicia. Y no estoy diciendo que la justicia no sea correcta. Sí, lo es, pero la justicia tiene un arma de doble filo, el karma. Entonces es mejor perdonar, pero una vez, la segunda ya no, porque la segunda no sería perdón sino debilidad. Por eso el Cristo va a regresar con la justicia. Pero el Cristo tiene derecho a regresar con la justicia, porque él fue un maestro del amor. Nosotros no tenemos derecho a la justicia si antes no nos hacemos matar por amor, porque esto significaría ir en contra del karma. Este es el gran secreto que ahora les estoy revelando, primero déjate matar por amor, y cuando resucitas tienes derecho a usar la justicia, antes no. Por esto el Cristo dijo yo no vine a cambiar la ley de los profetas, vine a completarla. Porque el Cristo sabía que la ley de Moisés era la ley del Padre, ojo por ojo, diente por diente. Pero dijo también cuidado, si ustedes ponen en práctica la ley de Moisés y no aman, ustedes van en contra del karma, porque no son justos. Primero sacrifícate, te conviertes en un justo y luego puedes juzgar. Y dio el ejemplo sobre sí mismo y salvó a todos: a Buda, Confucio, a tí, a mí, que no somos nada, hasta a los dioses, salvó a todo el mundo, este chico maravilloso.

Sobre si el Cristo murió en la cruz por la ley de causa y efecto  
Giorgio: no, Él eligió la cruz, la eligió para salvar tu karma.

Sobre si tomó  sobre sí el karma de todos  
Giorgio: el de todos, el tuyo, el mío, el de Juan Alberto, el del maestro Confucio, el de Yogananda, el de todos. Porque cuando el espíritu que es maestro se encarna, automáticamente se convierte en un ser imperfecto, y automáticamente el ser imperfecto es sujeto de karma. Entonces viene el Cristo y te saca el karma. Pero, obviamente Él pretende tu arrepentimiento, tu comprensión, de lo contrario no te saca nada. Te lo aumenta. Entonces, alguien tiene que pagar el karma, es la ley divina, y lo paga Él por ti a través de la carne, es el espíritu de Cristo el que paga  a través del sufrimiento, es el espíritu de Cristo que quiere sufrir encarnado, no puede sufrir Cristo en el espíritu porque es el amor eterno, la alegría eterna. Para poder hacerlo tiene que encarnarse en el cuerpo de Jesús, es ahí donde sufre. Sufriendo toma nuestro karma en sus espaldas, te salva a ti, a mí, a todos y le da una oportunidad de evolucionar rápidamente a quien dice sí a su llamada, aquel que dice no se va a la segunda mente. No hay otra.

Sobre si hubo otros Lucifer en el Universo
Giorgio: puede ser. Lo que te puedo decir es que en el universo puede pasar todo, cualquier cosa es posible, no existe la palabra imposible. La palabra imposible en el universo se usa sólo en un caso, para significar que no existe un rival o un adversario del Padre, todos tienen una función y, cuando alguno quiere convertirse en adversario, Él te engaña, te hace creer que eres su adversario y te usa para sus propios fines. Porque Él es el creador. Te lo hace creer ¿tú quieres ser mi adversario? Bueno, perfecto, entonces te voy a usar para hacer tal cosa, según mis fines. Yo lo conozco al Padre, lo conozco bien y es así.

Sobre la nueva era y el Cristo gobernando en ella  
Giorgio: se queda y gobierna,  por un tiempo se queda.

Sobre las costumbres alimentarias en la nueva era  
Giorgio: cambia radicalmente todo el panorama. El hombre será diferente, pierde la masa, la grasa. No será carnívoro. La alimentación será muy liviana, se va a desarrollar más el cerebro y menos los músculos. Pero no en un instante, llevará muchos años llegar a eso.

Sobre si los animales también modificarán sus costumbres  
Giorgio: no todos los animales van a pasar a la nueva era, solo unos pocos. Pero sí habrá animales, porque será una tercera dimensión avanzada hacia la cuarta. Más hacia la cuarta que a la tercera. El proceso va a durar mil años. Mil años según la forma de calcular el tiempo que tenemos en estos momentos, pero para entonces serán 120 años aproximadamente, por el cambio vibracional. Pero tomando la forma de calcular el tiempo que manejamos en este momento se puede decir que serán 1000 años. Porque 1000 años de ahora serán 120 de la nueva era.

Sobre las plantas alimenticias gigantes de las profecías de Solari Parravicini  
Giorgio: tal vez sí, es verdad. La humanidad será fundamentalmente vegetariana. No sé si estará permitido comer pescado, esto la verdad lo ignoro. Pero sé que será vegetariana en casi su totalidad. Pero será algo instintivo, no hará falta inculcarlo.

Sobre la alimentación en la quinta dimensión  
Giorgio: no hay alimentación. La quinta dimensión es una dimensión solar. El cuerpo de luz se alimenta de energía. No existe una alimentación como la humana. No hay cuerpo. Hay un astral, un cuerpo astral, que puede materializarse si quiere. En el momento que se materializa no necesita alimentarse, porque recibe directamente de la energía solar. El Cristo no comía casi nada, lo hacía para compartir. De hecho un día Pedro se enojó y le dijo: ¡tú no comes nunca Maestro! Él le contestó: yo me nutro de un pan que ustedes no conocen. Era la energía solar. Me alimento de un pan que ustedes no conocen, entonces se alimentaba. Quiso decir que no necesitaba comer, que se alimentaba de la energía solar.

Sobre si los ebanis pueden ser asimilados a la respuesta anterior  
Giorgio: sí, también son aparatos de luz.

Sobre el tiempo que falta para que termine la misión de Giorgio, si son días, meses o años  
Giorgio: son días, meses y años. Es así como tú lo has dicho pero sin punto de interrogación. Lo que sé es que si supero el año 2012 me voy a quedar mucho tiempo en el planeta, físicamente hablando. Para mí el año 2012 es un momento de transición en mi vida, si la supero con este cuerpo me voy a quedar mucho más tiempo. Y si no ustedes se darán cuenta, porque no estaré.

Sobre una profecía que dice que si supera el 2012 se queda a vivir en Rosario  
Giorgio: debe ser una profecía nueva, porque no la conozco (risas de todos)

Sobre los animales abducidos (en el caso una vaca)  
Giorgio: Los extraterrestres tienen varias motivaciones para abducir animales. Puede ser para hacer un sondeo sobre la contaminación que tiene la especie animal, puede ser algo similar al Arca de Noé, para preservarlos, o por muchos otros motivos. Pero siempre por una causa correcta, para bien y nunca para mal. Nosotros hacemos todo para mal, somos capaces de hacer cualquier cosa, pero ellos no. Ahora nos vamos a comer.

Ana Clara Döhle (Desgrabación de textos)
Inés Lépori (Crónica)

Rosario, Santa Fe, Argentina, 15 de noviembre del 2009

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139