Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

inesCRONICA DE LA CONFERENCIA DE GIORGIO BONGIOVANNI

NEUQUEN - PROVINCIA DEL NEUQUEN - ARGENTINA - 06.06.09

UNA NUEVA COMUNION

“Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre y con su Hijo Jesucristo”

Juan, Primera Epístola Universal, 3

La Provincia del Neuquén es una de las más bellas de la República Argentina. Recostada sobre la Cordillera de los Andes, tiene la forma de un corazón partido, o de medio corazón, tal vez como un símbolo que nos recuerda que una parte de ella le pertenece a sus antiguos habitantes, resignados al sueño del olvido, tan injusto y prolongado como feliz será su próximo despertar.  La extraordinaria belleza de los lagos del Sur, la imponencia de sus montañas al Oeste, contrastan con las áridas planicies que se encuentran al ingresar desde el Este, con arenas, mesetas y monumentos que parecen tomados de un paisaje lunar, como si hubieran sido puestos allí para alcanzar un sabio equilibrio ante tanto esplendor, ley ésta que nuestra madre naturaleza nunca olvida.
Nuestro de viaje de ida fue inolvidable. Salimos desde Rosario Martín, Beatriz, Patricio y yo, en las primeras horas del día cinco de junio, el aire estaba fresco, la noche era clara y la luna casi llena alumbraba con todo su esplendor. Recordé la línea del Libro de las Mutaciones que dice “la luna, casi llena, trae ventura” y sentí que así era. Sentí que iba a ser un viaje venturoso en todos sus sentidos, porque volvíamos al Sur, porque estábamos juntos, colmados de amor y de expectativas y porque íbamos, una vez más, al encuentro de Giorgio.
Teníamos ante nosotros mil doscientos kilómetros, que son los que se recorren desde la Provincia de Santa Fe, pasando luego por la de Buenos Aires, después La Pampa para finalmente llegar a la ciudad de Neuquén, capital ubicada entre los ríos Limay y Neuquén, los que juntos, darán origen al Negro. Neuquén, en lengua nativa, significa río correntoso, tal vez por el murmullo, el mismo que resultó amenazador a los primeros hombres blancos que llegaron a la zona. Correntoso como los corazones de sus habitantes que se expanden de amor y generosidad. Yo soy del Norte, de una región donde casi siempre el viento es suave brisa, dónde hay tanta agua que se necesita un sol muy ardiente que seque la tierra para que no se ahogue, dónde no hay un metro cuadrado que no esté cubierto por una exuberante vegetación. Quizás por eso, admiro profundamente los espacios ilimitados, las montañas frías y lejanas, los árboles que se vuelven rojos en inviernos, los lagos de aguas cristalinas y puras que reflejan el azul del cielo.
Con el paso de las horas el aire se fue haciendo más frío a la vez que nuestros corazones se iban entibiando cada vez más. Al amanecer, ya estábamos cerca del límite y al mediodía llegamos a la ciudad de Neuquén, donde nos esperaba Joel Heredia, que con la amorosa predisposición de siempre se había ocupado de todos los detalles para hospedarnos.
Al atardecer fuimos al aeropuerto y los minutos se nos hacían horas mientras esperábamos el avión que traía a Giorgio. Cuando lo vi, detrás de los vidrios que separan a la sala de los pasajeros del lugar donde se los espera, el milagro del encuentro se produjo una vez más en mí. Ahí estaba Él y ahí estaba yo, que por gracia del Cielo iba a poder verlo nuevamente. Lo vi cansado, agotado, casi exhausto y recordé que hacía pocas horas había llegado de Italia. Pero también lo vi entero, con esa luz esplendorosa con la que nos bendice permanentemente y con la fuerza del titán que lucha en medio de un desierto de almas ciegas, de espíritus muertos que pasan junto a Él sin verlo siquiera. Su sola sonrisa, su maravillosa sonrisa, humedeció nuestros ojos y nos hizo agradecer la oportunidad de poder estar junto a Él, de poder servirlo. Esa noche nos despedimos temprano, luego de comer en la casa de Hugo Richard donde nos sirvieron una cena deliciosa con una fina atención, porque al día siguiente la jornada iba a ser larga y trabajosa.
La conferencia prevista para el sábado 6 de junio, se llevó a cabo en el Gimnasio del Parque Central de la Ciudad de Neuquén, y a ella asistieron 350 personas a pesar del frío que era intenso.
En primer lugar desfilaron ante nosotros las imágenes del video “Una lágrima del Cielo”, que sensibilizaron nuestros corazones y el de todos los presentes. Para los que ya lo conocíamos, encontramos en él un nuevo significado a la grandeza de su trayectoria, de su Obra.
Luego, Hugo Richard presentó a Alicia Conti, a Juan Alberto Rambaldo y a Giorgio.
El primero en hablar fue Juan Alberto:

“Mi nombre es Juan Alberto Rambaldo y pertenezco a la Asociación Del Cielo a la Tierra, que tiene como objeto difundir la obra de Giorgio Bongiovanni. Esa tarea de difusión tiene dos actividades fundamentales: por un lado hacer conocer los signos que, cada vez más, se están haciendo visibles en todas partes del planeta y, por la otra, anunciar el regreso del Maestro Jesucristo. A su vez, se asienta en tres pilares fundamentales: el primero de ellos es el trabajo social, llevado a cabo por la Fundación Los Niños del Mañana (Funima), presidida por mi hermano y amigo Raúl Bagatello, que realiza un trabajo excepcional de asistencia a los niños que viven en la región noroeste de la Cordillera de los Andes. Otro pilar es la denuncia de las injusticias, de las que nuestro país no está exento, injusticias de cualquier tipo y en cualquier lugar del mundo. Finalmente, el tercer pilar de la Obra es la tarea de anunciar el Retorno del Maestro, a través de la demostración palmaria del paulatino desarrollo y cumplimiento de las profecías del Libro del Apocalipsis, las de la Virgen de Fátima, y tantas otras. Porque si bien nadie sabe el día y la hora, la mayoría siente que éste es el tiempo al cual todas ellas se refieren. Ahora, los invito a ver el video de Funima”

Luego, Juan Alberto presentó a Alicia Conti, quien se refirió a la Obra de Funima.

“Estas imágenes que hemos visto constituyen una realidad que convive con nosotros, podemos decidir no mirarla o mirarla y hacer algo por estos niños. Esta es la Obra de Raúl Bagatello, que escuchó un llamado de la Virgen y puso en acción Su pedido. Se necesitan muchísimas cosas para estos niños, los comedores están ubicados a 3000 o 4000 metros de altura, en medio del frío y la aridez de la Cordillera de lo Andes. Estos niños necesitan calzados, ropa, medicamentos, comida, y también se necesita dinero efectivo, para poder transportar todo eso hasta ellos. Esta Obra demuestra muchas cosas. Demuestra, por ejemplo, que los que somos humildes podemos hacer algo y que los poderosos, los empresarios, los dirigentes, los que tienen la posibilidad concreta de ayudar, no lo hacen. Nosotros, a veces solamente con la voluntad y la solidaridad lo hacemos. Al entregar esta ayuda, esta prueba de amor, es cierto que damos, pero mucho más cierto es que recibimos, y recibimos mucho más de lo que damos, porque nuestro espíritu se conmueve por la necesidad de otro y gracias a eso despierta. Estos niños nos dan una enorme oportunidad a todos nosotros. Y el Maestro Jesucristo nos ha pedido que nuestras manos estén en el arado mientras lo esperamos, que hagamos algo concreto por el prójimo. Muchas gracias”.

Juan Alberto volvió a tomar la palabra, para finalmente presentar a Giorgio:

“Lo que vieron es nada más que una ínfima parte de lo que sucede hoy en nuestro país, en Latinoamérica y en el mundo. Es por eso que desde nuestra Asociación les ofrecemos un lugar a todos los que estén dispuestos a decir basta a ciertas cosas. Desde ese lugar les ofrecemos  a todos nuestro lugar. Ahora les voy a presentar a una persona que me ha dado el honor de decir que soy su amigo, a un enviado del Cielo, alguien que porta los estigmas del Maestro Jesús Cristo, les presento a Giorgio Bongiovanni”.

Giorgio tomó la palabra y, como siempre sucede, la energía del lugar se volvió resplandeciente y el milagro de la comunión sucedió una vez más.

“Buenas noches a todos.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén
Esta noche, estamos aquí, en Neuquén, en esta ciudad hermosa, todos reunidos. Quiero agradecer a nuestros amigos de Neuquén, nuestros hermanos espirituales, que han organizado este encuentro que me sorprende positivamente.
Les agradezco a todos los presentes, que han venido hasta aquí a pesar del frío que hace. Eso es importante porque significa que quieren entender algo, descubrir algo que saben que existe y que no han encontrado hasta ahora.
Yo no sé si pueda saciar vuestras expectativas, no sé si voy a poder dar respuesta a lo que buscan vuestros corazones, pero voy a hacer el esfuerzo para que esos corazones puedan llenarse y explotar con el amor de una figura que puede hacerlos renacer en la vida espiritual, y esa figura es el Cristo.
Hay muchas iglesias, la católica y otras, y yo las respeto a todas.
Pero también es cierto que hay muchos que hablan del Cristo pero casi nadie lo conoce, no conocen su esencia, no conocen sus enseñanzas, no entienden su mensaje, y me refiero a su verdadero mensaje, a la profundidad que tiene el mismo.
Ahora quiero que vean algo que pasa en todo el mundo y también en Argentina.
Y no me refiero a las guerras, a los desórdenes de todo tipo, al hambre, a la contaminación, a las pestilencias, a las enfermedades, a las crisis económicas, y demás temas con los que son bombardeados todos los días. Porque todos los días están vuestros ojos atenazados mirando ese tipo de cosas. Son todas crisis, y son muy conocidas por ustedes, no hay necesidad de que yo les diga nada de esto, a diario hay amenazas de todo tipo, a diario vemos cosas que nos dan miedo y sabemos que va a pasar algo.
Y esto no sucede solamente acá, en Argentina o en América del Sur. También sucede en Europa, en los países ricos como el mío, Italia, donde la gente tiene mucho miedo. Este año, a principios del mes de abril, hace apenas pocos días, tuvimos en Italia un terremoto que nos dejó muy mal, que nos aniquiló a todos de tristeza. Entonces, la pregunta que nos hacemos es ¿Dios desapareció? ¿No nos quiere más? ¿Se olvidó de nosotros?
No. El Cristo no se olvidó de nosotros, nos sigue amando, de una forma silenciosa pero contundente. Dios nos habla, nos habla hoy como siempre nos ha hablado, en la forma más directa que nosotros podemos entender, es decir a través de la humildad y con el corazón.
En estos días, en este momento en que vivimos situaciones dramáticas, no existe un lugar en el mundo donde la gente esté contenta y mucho menos que esté feliz
Ante este drama que alcanza dimensiones planetarias, yo pienso y creo que Dios no se olvidó de nosotros para nada, y esto no lo digo solamente por lo que me pasa a mí como persona, me refiero a las visiones, a los milagros de la Virgen, nuestra Santa Madre, a lo que me ha pedido que haga.
No, yo veo que hay muchas manifestaciones en todo el mundo que se producen para llamarnos la atención, para que despertemos a otras realidades.
No son para todos, son solamente para aquellos que tienen esperanza, que son felices en su interior. Son para los que a pesar de la tristeza que nos rodea creemos en la existencia del amor, en la eternidad de la vida.
Algunos pueden decirme: ¿de qué señales nos hablan? Si nosotros no vemos nada, no hemos encontrado ninguna señal.
Pues sí, yo las conozco, yo he visto las señales. Hoy no tengo tiempo para mostrarles lo que he recopilado durante veinte años a lo largo y a lo ancho de todo el mundo, pero les puedo decir que son todos mensajes divinos plenos de amor, que hablan a nuestro corazón, que nos traumatizan.
En ellos hay una presencia divina que nos habla de un amor inmenso, desconocido para nosotros. Hay otra presencia que nos amonesta, que nos llama la atención, que nos dice que los hombres van a terminar mal, y que no son otros que los famosos castigos que se han anunciado desde siempre.
Aquellos que no creen van a tener dudas o pueden preguntarse si es un fenómeno paranormal, pero para aquellos que creemos estos signos divinos nos hacen regresar a la fe.
En este tiempo vamos a presenciar grandes revelaciones. La revelación más grande que vamos a presenciar, tanto a nivel científico como espiritual, y me refiero a la más grande de todos los tiempos. Esta revelación es la existencia de civilizaciones extraterrestres que nos visitan y la comprobación de su presencia entre nosotros. Son civilizaciones que están conformadas por seres muy evolucionados y pacíficos, que conocen a Dios, que lo respetan, que nos dicen que han evolucionado a través del Cristo, al que no crucificaron sino que lo reconocieron y lo aceptaron.
Nosotros todavía hoy seguimos desobedeciendo al Cristo, a pesar de que muchos dicen ser cristianos o seguir su doctrina.
Ahora los invito a que vean algunas imágenes, que reflejan y evidencian las señales de las que hablé anteriormente. Estas imágenes conforman una cadena y cada una de ellas es un eslabón de esa cadena. Ustedes me dirán ¿qué significa esta cadena?¿qué nos dice cada uno de sus eslabones?
Y yo les digo que cada uno de los eslabones de la cadena anuncia algo, algo que está muy pronto a manifestarse y que después que las vean yo les voy a decir que es.
Muchos de esos eslabones se los debemos al periodista mexicano Jaime Maussan, que se dedica desde hace muchos años a recolectar señales y también a tratar de desentrañar su significado. Ha realizado un trabajo magnífico, realmente meritorio, a través del cual nos explica que no solamente estamos viviendo el tiempo que en la Biblia se denomina Apocalipsis, cuyos sucesos se relatan en el Libro de las Revelaciones de Juan, sino que además nos explica que las señales están dirigidas a nuestro interior, le hablan a nuestro ser interno con el claro objetivo de que empecemos a hacernos preguntas y encontremos las respuestas que nos ayuden a despertar.

  • Material proporcionado por los astronautas americanos que captaron imágenes de naves en los cielos de la Tierra
  • Las extraordinarias imágenes de naves extraterrestres y de seres divinos fotografiadas por Antonio Urzi en los cielos de Milán
  • Las señales o dibujos registrados en los ya famosos lugares de Inglaterra y también de otros países, sobre los campos sembrados de trigo.

Estos son los llamados círculos en el trigo. Algunos son de enormes proporciones y, como pueden ver, todos tienen un diseño perfecto y propósitos claros: hablarnos de la presencia extraterrestre, de su elevada evolución, de su intención de comunicarse pacíficamente con nosotros y de los conocimientos que poseen sobre nuestro pasado, presente y futuro. Figuras formadas en pocos minutos, de ochenta, cien o doscientos metros. Imágenes de todo tipo, algunas sagradas, otras cósmicas, otras que hacen referencias a las profecías mayas y una cruz de trescientos ochenta metros de largo que no necesita ninguna explicación para ser comprendida. Lo importante, lo que verdaderamente importa, es que todas nos tren un mensaje inequívoco que nos indica que estamos en el gran cambio hacia una nueva era.

  • Naves de plasma.

Naves del Cosmos, maravillosas naves de luz, seres vivos de colores tan bellos que parecen fragmentos del Sol surcando el aura azul de la Tierra. Pura luz manifestada a seres humildes, para evitar el encubrimiento de los gobiernos que no quieren revelar esta realidad y la mantienen escondida.

  • Mensajeros y contactados.

Tanto los mensajeros como los contactados, son seres que desde siempre nos han traído  la palabra del Cielo, y que aún hoy lo hacen. Mensajeros o contactados como Eugenio Siragusa, entre otros, han venido con el único propósito de revelarnos la verdad que aún no conocemos, para advertirnos de nuestros errores y señalarnos las consecuencias de nuestras acciones.

  • La Cruz. El signo que habla directamente a nuestra memoria ancestral y que despierta en nosotros recuerdos olvidados. Ese símbolo tan claro para todos los hombres que trasciende y va más allá de cualquier credo o religión. Cruces en el cielo y en los campos de trigo, bajo diferentes formas y aspectos.
  • Figuras sagradas aparecidas en las paredes de las casas de personas humildes, en los espejos, el los troncos de los árboles o en otros diferentes objetos.
  • La imagen de la Santísima Virgen en el Cielo.
  • Una nave de luz en Uruguay.

Todas estas imágenes que acaban de ver, cada uno de los eslabones de la cadena, señalan o anuncian un contacto masivo con la humanidad, contacto que sucederá muy pronto. Sé que ustedes se preguntan ¿Cuándo sucederá este contacto? ¿Será en paz? ¿Con sufrimiento? Eso solo depende de nosotros, de nuestra toma de conciencia y de que seamos capaces de cambiar las equivocadas conductas asumidas en este terrible presente por la humanidad. Si los hombres se arrepienten y modifican sus conductas el paso hacia una nueva era será menos traumático. Si no, será muy doloroso. Día a día y aún ahora, mientras nosotros estamos hablando, estas señales siguen manifestándose en diversos lugares del planeta.

  • Los Estigmas y las imágenes de las dolorosas sangraciones diarias

Muchas veces no me siento digno de llevar los Estigmas del Cristo, pero debo decir que también me siento un precursor de Su próxima venida.
Con este recordatorio, estas señales que llevo en mi cuerpo, los Estigmas, El Cristo quiere recordarnos Su sacrificio, la oferta de la redención hacia nosotros, que la muerte no existe, que podemos ser herederos del Reino de Dios en el espíritu y que para ello basta con convertirnos y aceptarlo definitivamente y sin condiciones.
Los Estigmas son el recordatorio permanente de que Él nos salvó a todos, nos dio una nueva oportunidad de Vida, y también de que podemos heredar la Tierra en el nuevo reino.
Yo vivo todos los días Su crucifixión, todos los días sangro, y este que ven es el Estigma de la frente, la cruz que se presenta en ciertos y particulares momentos.

  • Astronautas

A lo largo de muchos años he conocido a los astronautas rusos y también a los americanos. No podías hablar, ni decir la verdad de lo que vieron y vivieron porque sus respectivos gobiernos se lo prohibieron. Pero con el paso de los años la verdad termina por salir a la luz.  Los astronautas rusos, por ejemplo,  me han contado que en el espacio han visto a las naves extraterrestres y me han proporcionado un valioso material por ellos obtenido.

  • Análisis de los Estigmas

Acá pueden ver las pruebas a las que me han sometido. Los médicos me hicieron análisis y nunca han podido explicar, desde el punto de vista científico, el milagro de los Estigmas.

  • Cruz en el Cielo de Florida

Aquí pueden ver el fenómeno de de las cruces en el Cielo. Esta que están viendo se formó en Florida, Estados Unidos, el 15 de agosto del 2005, pocos días antes de la llegada del recordado Huracán Katrina, de terribles consecuencias para las áreas que tocó a su paso.

  • Imagen de la televisión rusa

Esta imagen que ven ahora fue transmitida por la televisión rusa y grabada por una señora, se ve una luz formando al Cristo crucificado, en la ciudad de Moscú.

  • Cruz en México

Esta cruz que están viendo es de luz, y se formó en México, en el año 2008.
Ahora yo les pregunto ¿Por qué, queridos hermanos? En los Evangelios, más precisamente en el Capítulo 24 de Mateo, el Cristo dice que antes de Su llegada o, mejor dicho, de Su regreso, se van a ver luces en el Cielo.
¿Antes de su regreso? Vean esta foto, es real, la pueden bajar de cualquiera de mis páginas en Internet y fue sacada este año, poco antes de Semana Santa, en el Lago Tiberíades, el mismo lago donde el Señor caminó sobre las aguas. La foto fue tomada al atardecer, se puede ver que  el sol desciende sobre el horizonte y de su luz surge o aparece nítidamente la imagen del Cristo, se puede ver hasta el pelo partido al medio. Es una clara señal de Su presencia en el mundo.
Él nos está anunciando también que se acerca el momento de Su manifestación en el mundo.
Hoy, me encuentro en Neuquén con un mandato, les tengo que dar un mensaje, decirles lo que Él quiere que les diga.
Y lo que el Cristo quiere de mí es que yo les anuncie a todos Su próxima manifestación, Su inminente retorno, lo que se conoce como la Segunda Venida del Cristo.
Sé que este anuncio molesta mucho a las iglesias, al poder político, al económico, es decir, a todos los potentes. Porque esta venida no será igual a la anterior, no se dejará crucificar, ahora el Cristo vendrá como Juez, nos va a juzgar a todos, a los potentes y a nosotros, a todos. Nadie va a escapar a Su juicio, ni los jefes de Estado, ni los jefes de la Iglesia, ni los ricos y poderosos. Nadie.
Porque estamos a las puertas de lo que en el Libro del Apocalipsis se anuncia como el final de un mundo y el inicio de otro mejor, el reino de Dios sobre la Tierra, un reino de paz y justicia, donde todos volverán a amarse, donde no existirán ni el hambre ni las guerras. Y para organizar este mundo es necesario que primero el grano sea separado de la cizaña, y para ese trabajo se precisa un juez honesto, justo e incorruptible, y ese juez será el Hijo de Dios.
Lo que les estoy diciendo Él lo anuncia en los Evangelios, porque en los Evangelios está todo lo que el Cristo anuncia para este tiempo.
Días antes de la crucifixión, el Cristo se enojó mucho con los escribas y los fariseos, y les dijo: Ay de ustedes, hipócritas, que cierran el reino de los cielos a los hombres. Manifiesta contra ellos toda su ira mientras les señala todos sus errores. Profetiza la caída de Jerusalén y les dice a Sus discípulos que no sean como ellos. Entonces los Apóstoles se asustan y le preguntan: ¿Maestro, cuándo será Tu regreso” Y Él les dice que regresará cuando se manifiesten las señales de Su regreso al mundo. Y agrega que el tiempo pasará pero sus palabras no pasarán y que todo ello sucederá dentro de esta generación.
Se refería a una era, y una era dura dos mil años. Les dice que en ese tiempo habrá señales en el cielo, que las estrellas bajarán a la Tierra (en clara alusión a las naves extraterrestres), que los niños tendrán visiones sagradas (apariciones de la Virgen a niños), que las naciones se enfrentarán unas a otras, que la ciudad santa estará rodeada de ejércitos, que habrá guerras, que el hermano alzará su mano contra el hermano (judíos y palestinos, todos hijos de Abraham), que será un momento de hambre y de pestilencias, que habrá terremotos en todas partes y que, al final, cuando aparezca en el Cielo la señal del Hijo del Hombre, deberán estar preparados.
La señal de la cruz, que se está manifestando en todo el mundo, es un prólogo a la Gran Cruz, la señal que todos verán y que aparecerá sobre las nubes, formada por naves de luz.
Cuando el Cristo asciende al Cielo, una esfera de luz lo envuelve, los Apóstoles lloran y dos ángeles se aparecen y les dicen: hombres de Israel ¿por qué lloran? ¿Por qué miran al Cielo? Este Jesús que ha sido tomado desde arriba, del mismo modo regresará a vosotros. Entonces, el Cristo, cuando regrese, lo va a hacer desde el Cielo, en una nube de luz, con todos sus ángeles, y lo que tenemos que hacer antes de su llegada en convertirnos.
Quiero que recuerden siempre que el cuerpo no es importante, que lo único importante es el espíritu. Debemos dejar las ilusiones materiales y hacer algo a favor del Cristo. Tenemos que cambiar, no aceptar más las injusticias, no apoyar más a los corruptos, debemos enseñar a nuestros hijos a amar, a que se amen unos a otros y que amen al planeta.
No estamos solos y en este momento se está separando el grano de la cizaña. Los que creen en mis palabras van a elegir el bien, se van a separar de la masa y se unirán a otros que son iguales a ellos. Tenemos que elegir, eso es dar un ejemplo a nuestros hijos, eso es decirle al Cristo que queremos imitarlo, que queremos poner en práctica sus enseñanzas.
Yo no creo que el mundo se vaya  a acabar, yo creo que el mundo va a continuar pero con pocos, los que sean elegidos para ello. El Cristo va a triunfar en el mundo y por eso vale la pena renunciar a lo material mientras lo esperamos.
Porque eso es, al final, el amor.
Gracias a todos, que Dios los bendiga.

Preguntas del público

  • Avión de Air France caído en el Océano Atlántico

Todavía no he recibido ningún mensaje al respecto, así que la que voy a dar es una opinión personal, pero es una opinión con fundamentos. Creo que avión chocó contra un muro formado por un huracán anómalo, con vientos de 500 km. por hora o más. Los aviones modernos están preparados para resistir a los huracanes conocidos, pero no a un huracán anómalo como el que les menciono. Esto significa que la tierra está reaccionando, y lo va a hacer cada vez más, es por eso que tenemos que prepararnos para cosas así o aún peores.

  • Figuras en los campos de trigo – Lugares donde aparecen

Históricamente, han aparecido en Inglaterra, pero también las hubo en Italia, Canadá y Latinoamérica. Actualmente aparecen en todo el planeta.

  • Fotografías en las que se ven luces

No me sorprende para nada que tal cosa suceda, porque yo sé que los seres extraterrestres se van a manifestar a través de muchos medios, antes del contacto. El fenómeno extraterrestre molesta, porque si ellos nos contactan y nos regalan su ética política y espiritual, su ciencia, nosotros seremos felices, pero los políticos, los banqueros, los vendedores de armas, de religiones, las industrias farmacéuticas, etc., no lo serán, porque no les conviene. Pero muy pronto el contacto será una realidad y nadie lo va a poder evitar.

  • Importancia de Neuquén el la transición planetaria

Sí, tiene su importancia, pero no solamente Neuquén, también Argentina y Latinoamérica son lugares importantes en estos tiempos.

  • Origen de los mensajes que recibe

Yo he tenido mensajes o contactos de distintos tipos. He tenido tanto visiones espirituales como físicas. Hablo de dos tipos de seres: de los extraterrestres y de los seres de luz, espirituales, de dimensiones superiores.

  • Aspecto de los ET que nos visitan

Son bellos, algunos parecidos a nosotros y otros diferentes. Los que yo he visto son altos, bellos, rubios, y también he visto seres de luz, de una belleza única.

  • Sobre la transformación de conciencia

Debe ser espiritual, pero después también debe ser física, porque las vibraciones serán mucho más sutiles y por lo tanto los cuerpos también.

  • Sobre la mujer de Salta que recibe mensajes de la Virgen

No la conozco. Pero quiero aclarar que yo no soy el único al que los seres superiores contactan, pero no la conozco y no puedo decir nada de ella. Pero les voy a dar una ayuda, para que puedan discernir con claridad: un mensajero de Dios es real,  cuando no manifiesta sólo la misericordia, el amor y la oración, puntos que son básicos pero no suficientes. La evidencia  de su veracidad te la da el mismo mensajero, cuando denuncia a los corruptos, a los criminales, a los que dominan, a los que hacen guerras, a los que matan niños. Porque en este tiempo un mensajero real les dice a todos ellos: ustedes son criminales, y no respaldos políticos, o religiosos o de cualquier otro tipo. El Padre Pío fue un Mensajero del Cielo, real y verdadero.

  • Sobre la evacuación

Es probable que, en un caso de guerra atómica, los ángeles del Cristo rescaten a los que son honestos y a los niños. Tal vez no a nosotros, que somos todos pecadores, pero sí a los niños, a los honestos y a los justos.

  • Pruebas a los que no creen si no ven

Mira, no es tan difícil, a los que no creen sin ver les preguntan: ¿has visto a Simón Bolívar? ¿No? ¿Entonces como sabes que existió? ¿Porque lo dice la historia? Bueno, los ET también tienen su historia. Les doy otra posibilidad, pueden decir que, hace quinientos años, los europeos decían que los americanos no existían, pero alguien, a quien llamaron loco y luego tuvieron que darle la razón, se animó a decir que sí existían. Nosotros somos los locos de este tiempo.

  • Amenaza a Neuquén por causa de una represa

El mundo entero está bajo amenaza de una catástrofe nuclear, que es aún peor que cualquier otra amenaza. Con oraciones y con trabajo a favor de la vida, tal vez las evitemos. Si hacemos  el bien, las fuerzas de la naturaleza se convierten en amigas, o se convierten en enemigas en caso contrario. El Apóstol Juan nos habla de los cuatro jinetes del Apocalipsis, y esos jinetes son Aire, Agua, Tierra y Fuego.

  • La reencarnación y la Iglesia

Le pregunto a todos ¿han ido a la escuela? ¿Muchos años? ¿Creen que es posible licenciarse en la Universidad sólo con la primaria, o con una sola clase? No, no es posible. ¿Y por qué no? Pues sencillamente porque es imposible aprender todo en pocas clases. Ahora les pregunto ¿para aprender la Vida es suficiente una clase? La Iglesia les dice que la reencarnación no existe porque quiere adueñarse de sus almas, la borró alrededor del año 500,en el Concilio de Nicea, para separarse de la Iglesia de Oriente. Los Templarios intentaron resistir pero la Iglesia los aniquiló. Y la borró porque era incómodo, porque la gente iba a ser libre. Ahora no pueden quemar a la gente, pero siguen siendo cerrados, la doctrina sigue siendo farisaica. La reencarnación está en el Evangelio, Zacarías el padre de Juan el Bautista, dudaba y el ángel Gabriel le dice: Dios todo lo puede y tu hijo será Juan, y tendrá el espíritu de Elías, que morará en él. En los Evangelios hay varias referencias a la reencarnación, por ejemplo cuando el Cristo dice que Juan el Bautista era Elías, que vino y no lo reconocieron, cuando Nicodemo le pregunta a Jesús como puede un hombre adulto volver a entrar en el vientre de su madre, etc. La reencarnación no es un tema de fe, es la ley de la vida. De no ser así, Dios no sería justo, por cuanto hace nacer a uno sano y a otro enfermo, a uno pobre y a otro rico.

  • Sobre los avatares

El Cristo es el maestro de todos los avatares. Buda, Confucio, Krisna, Yogananda, fueron  avatares, pero el Cristo es el más grande de todos y ante Su cruz deberían arrodillarse todos los maestros, porque los salvó también a ellos. El Cristo con su sacrificio no nos salvó solamente a nosotros, sino que salvó a todos, incluidos los que conocemos como grandes maestros.

  • El Vaticano y la ocultación de la verdad

El Vaticano oculta la verdad, porque vendió su alma al diablo. Los santos, los misioneros, hoy no tienen poder en el Vaticano. Pero el Vaticano va a desaparecer y solamente va a permanecer en pie la Iglesia de Cristo, la verdadera Iglesia. La Iglesia hoy se dedica a  lavar dinero, hay pedofilia en su interior, hay mafias, pero lo primero que va a hacer el Cristo cuando regrese es limpiar su propia casa, va a empezar por la Iglesia, y va a echar a los mercaderes del templo, como lo hizo hace dos mil años, y yo voy a ser feliz por ello.

  • Niños índigo y cristal

Son niños que vienen de otros lugares del universo, para ayudar, son los maestros del futuro, pero hay que cuidarlos, porque si no se pierden. Tenemos que defenderlos porque el demonio los ataca.

  • Diversas profecías que aluden a Neuquén

Lo que sé es que en esta región, cerca de la Cordillera de los Andes, hay entradas de naves ET. Neuquén y otras ciudades del Cono Sur, recibirán a los seres ET. El faro del mundo es Cristo, y varias ciudades del mundo, serán candidatas a recibir las naves, pero no puedo decir, porque no lo sé, qué ciudad recibirá al Cristo; pero sé que desde ahí, desde la ciudad que lo reciba, se manifestará a todo el mundo. Pero lo importante no es dónde descienda, lo importante es que regrese, aunque baje en el Polo Norte.

  • Persona que produce rayos desde su pecho

Este tema, como cualquier otro, debe ser investigado seriamente, pero puedo creer que es posible. Pero mi opinión nunca separa a la persona del fenómeno, quiero ver las obras que es persona hace, no solamente el fenómeno. Yo mismo, llevo los Estigmas del Cristo, pero debo hacer Obras, tengo la obligación de hacerlas. Ahora, si hay información sobre este tema, quiero que me la manden para investigar.

  • Muertos que entierran a sus muertos

Los muertos somos nosotros, y el Cristo nos llama así porque no conocemos la Verdad. Ahora, si ustedes lo siguen, de la muerte pasan a la vida.

Antes de terminar quiero agradecer a todos por su presencia. Le deseo a esta ciudad toda la paz y la justicia, que el Cristo entre a vuestros corazones y exploten de amor.
Así, Él crecerá mientras yo disminuyo.
Gracias a todos, que Dios los bendiga.

Inés Lépori
Rosario, Santa Fe Argentina
21 de junio del 2009


DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139