Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

marialezcano

REUNION CON GIORGIO BONGIOVANNI EN MALDONADO
La ciudad de Maldonado recibe una vez más la visita de Giorgio. Esta vez, no será para brindar una conferencia como en otras ocasiones, sino para realizar una reunión de arca compartida, con algunos invitados, personas allegadas al Arca que han manifestado su interés en conocer a Giorgio, en escucharlo, en acercarse a la Obra.
Giorgio nos regala en esta ocasión, además de su valiosa presencia, que acompañan la queridísima Sonia y Sonieta, la oportunidad de recibir también a Antonio y a Simona, a quienes seguimos siempre a través de sus crónicas, de sus cotidianas filmaciones que dan testimonio de la Verdad. Dos personas especiales, cuya calidez y sencillez nos dejan ejemplo de humildad, de amor a la Obra, con quienes el tiempo no alcanza para compartir la alegría de sentirnos hermanados en este camino.
Algunos integrantes del Arca, esperamos a Giorgio en la terminal de ómnibus; el corazón anhelante de poder abrazarlo una vez mas, y compartir con el un poco de tiempo, luego de seis largos meses de su estadía en Italia. Me vienen  a la mente algunas palabras que Giorgio había dicho hace tiempo:

“Yo tengo este sueño de ver que exista un puente entre Italia y América...”, decía hace unos años; en ocasión de la reunión de Arca que precedía a la conferencia que realizara en la ciudad de Gualeguaychú, donde lo veíamos luego de uno de sus tantos regresos de Italia, y en la que nos anunciara su próxima en inminente radicación en Sicilia... Siempre he recordado esas palabras que nos hablaban en aquel día con tanta profundidad de su partida, de su alejamiento físico, de su importante y  difícil misión en las tierras del Padre Sol, oscurecidas  por las tinieblas de la Mafia... Hermanos de Argentina, Italia y Uruguay, compartíamos el privilegio de estar junto a el en aquella ocasión...; muchas ganas, mucha alegría y muchas lagrimas de tristeza y de emoción  rodaron silenciosamente en las mejillas mientras escuchábamos a Giorgio ese día. ¡Cuántos recuerdos en la experiencia maravillosa de acompañar algunas veces a Giorgio que el Cielo me ha regalado, junto a mis hermanos de las Arcas... y qué difícil poder ser digna de ello!

Giorgio desciende del ómnibus de línea junto a nuestra queridísima Sonia, a Sonieta y a un grupo de hermanos de Montevideo; además de Antonio y Simona, Omar Cristaldo y el fiscal Jorge Figueredo de Paraguay, que hoy nos honran con su visita; personas que también se destacan por su sencillez y su humildad, por la aristocracia espiritual que les caracteriza.
En el cálido saludo de encuentro con los hermanos, el espíritu se siente siempre como en familia. Y pienso que es así de esta forma, que Giorgio ha ido colocando uno a uno los ladrillos de este puente que hoy se tiende entre los distintos puntos de Italia y de América. Los pilares que los sostienen son el Amor, la Amistad, la Justicia; y si logramos ver la importancia de ellos y mantener con compromiso su firmeza, podremos también valorar y disfrutar de lo que significa el Reino de Dios... entre nosotros.

Giorgio y algunos hermanos son trasladados en autos hasta el salón del Club de Leones de Maldonado, que ha sido contratado para esta finalidad; mientras el resto caminamos hasta el lugar, distante a unos 500 metros de la terminal, en una zona arbolada y tranquila, aun cuando la tarde se presenta grisácea y con algunas lloviznas. Los hermanos del Arca de Maldonado los esperan allí para recibirlos, con entusiasmo y alegría. El fuego encendido en una gran estufa ilumina y entibia el salón, prestando al ambiente el espíritu de hogar, que hemos podido disfrutar junto a todos nuestros hermanos.
Pronto los asientos se completan con la presencia de unas 70 personas, entre los hermanos y los invitados, deseosos desde hace tiempo de tener esta posibilidad de escuchar y ver a Giorgio.
Nuestra querida Erika abre la charla diciendo:
“Giorgio ha querido hacer hoy aquí esta reunión con invitados, para hablar un poco también de temas operativos así como espirituales. Lo especial de esta reunión es que nos acompañan algunos hermanos que ustedes han oído nombrar y han leído sobre ellos; tenemos aquí la presencia de Antonio, a quien pueden hacer preguntas sobre la experiencia que vive desde que tenia aproximadamente cinco años, en que comenzó a ver estas naves, hasta el día de hoy; algunos de ustedes recordaran el mensaje que ha sido anunciado por el Cielo sobre el evento que se ha de producir, en que el tendrá la posibilidad de filmar un contacto entre Giorgio y los Seres de Luz, que todos podrán ver.
Esta va a ser “la” prueba... Para todos aquellos que han venido trabajando en esta Obra y  este camino, con amor, con problemas, con rosas sí, pero con muchas espinas, esto va a ser una caricia, una realización  interior; para aquellos que de alguna manera han renegado de este camino, va a ser una señal de su error, y para quienes no han despertado al mensaje va a ser la evidencia que necesitaban para realizar una conversión.
Nos acompañan hoy también el fiscal Jorge Figueredo de Paraguay, y Omar Cristaldo, representante de Giorgio por la Asociación Del Cielo a la Tierra en Paraguay;, alguien a quien también pueden preguntar, porque es la persona que nos puede orientar sobre la difusión del mensaje; él  es un ejemplo y una prueba de esfuerzo, de amor y de entrega a esta Obra  digno de seguirse, para nosotros; periódicamente las crónicas de sus actividades  nos cuentan de cómo recorre miles de kilómetros por todo Paraguay, ofreciendo innumerables entrevistas en programas de radio y televisión, en escuelas, en liceos que han requerido incluso su ayuda, para los jóvenes; es también la persona que puede orientarnos sobre lo que tenemos que decirnos a nosotros mismos cuando estamos cansados o sentimos que  no estamos haciendo nada...”
Agradezco entonces  a los hermanos del Arca de  Maldonado por recibirnos, por ser nuestros hermanos, por ser un punto de Luz aquí, por estar...; porque que a pesar de los problemas que todos tenemos, de  las diferencias y de las vicisitudes humanas, permanece y  continua irradiado su amor.
Y bueno...ya que una vez mas, tenemos esta posibilidad de escuchar y hacer preguntas a Giorgio,  hay que aprovecharla; porque cuando escuchamos a Giorgio, seguramente nunca volvemos  ser los mismos...”

Toma entonces Giorgio la palabra y su mensaje nos revela nuevamente la responsabilidad que tenemos frente al Cielo, quienes estamos en esta Obra; la importancia de esto frente a nuestros hermanos del mundo, ante quienes debemos ser ejemplo, reflejando con nuestra actitud y con nuestras obras el Mensaje de los Seres de Luz. Una enésima recomendación además, que Giorgio no se cansa de repetir y que nos insta a la unión verdadera, indispensable para poder resistir a los eventos que acaecerán prontamente, ya sea en forma directa o indirecta, y para poder ayudar también a las personas que lo requieran en esos momentos, y que no conocen la Verdad.

“Para mi es siempre motivo de emoción venir aquí; estoy contento de que Sonia, Sonieta, Antonio y Simona me hayan podido acompañar. Pido a todos de ver la historia de Antonio que esta muy relacionada a la mía; de aprender más de la historia de este hermano que no por casualidad sino por causalidad, tiene la suerte de filmar estas naves. Y que es un hermano nuestro, y no, como podría ser, un ufólogo u otro profesional.
El Cielo nos dio una señal a través de Antonio, de que está con nosotros.
Antonio, como los estigmas, es una señal para nuestra Obra; para la humanidad, si; pero también para nosotros.
Quiero empezar esta reunión con una página de la revista Del Cielo a la Tierra donde se ha detenido mi mirada; es en la crónica de Domingo, Adriana y Loreley, que esta e la pagina 50: “No hay tiempo ni espacio para inútiles divisiones...  éste es mi mensaje...” ustedes lo leen.
Empiezo con esto porque en este momento de mi vida el Cielo quiere que yo deje a los hermanos de las arcas del mundo un principio; una huella, un sello; y si quieren, un mandamiento indispensable para seguir adelante en el camino espiritual.
Dice la crónica: “No hay mas tiempo para inútiles divisiones”...  El logro de mi misión es la unión de todos los hermanos del mundo; y al mismo tiempo, es también una guerra. Yo soy un soldado; no soy un hombre pacifista, soy un hombre que quiere el combate. Así como dijo el Cristo -y yo soy un discípulo de El- “no vine para traer la paz sino la división;  la espada”. Soy un hombre de amor; de armonía; quiero que todos nos amemos, pero no estoy aquí para traer un mensaje de paz; sino para traer un mensaje de justicia. Quiero pelear, combatir; y hacer una guerra en contra del mal, con la Fe en Cristo, con las señales de Cristo y con las señales de los Hermanos extraterrestres. En esto, todos aquellos hermanos que me acompañen tienen que ser soldados; no personas que trabajen para negociar; sino personas que trabajen con la guerra; que hagan la guerra. Y nuestra guerra no es una revolución armada; es disparar con la palabra, con la denuncia; nuestra guerra es despertar almas. Ganamos batallas, cuando logramos constituir arcas en Latinoamérica; conquistamos territorios, cuando desenmascaramos, denunciamos un crimen, un poder, el dominio de un potente...; de esa forma estamos denunciando al demonio. Esto es, en la traducción mística, lo que hacemos diariamente. Fuera de esto, nada...; adentro de esto, tenemos también  la ayuda a los niños, en la medida que podemos, con la ayuda que brindamos a Funima; el trabajo de la revista Antimafia y de igual forma la misión que cada arca tiene de denunciar lo que está mal en el mundo.
Esta es nuestra misión. Y la cosa mas importante que me queda por hacer a mí es hablar del Cristo; que yo disminuya y El crezca diariamente. Su figura, Su mensaje, Su cara, Sus enseñanzas, lo que dijo en el Evangelio, las señales que envía diariamente.; explicar Sus palabras una a una, con el Verbo, escribiendo, trabajando, anunciando; esto es lo que me queda por hacer en mi tierra, en Sicilia, y también en Latinoamérica, junto a ustedes. Este es un discurso que no hago por primera vez, pero ahora mas que nunca es fundamental.
Entonces, la unión de estos soldados de Cristo que pretendemos ser nosotros, tiene que ser verdadera; única. Nadie debe sentirse obligado a realizar esta misión. Pero si la elige, tiene que hacerlo.
En el mundo, próximamente se van a manifestar señales  que involucraran a todo el planeta.  Directamente, en algunos países que serán golpeados por estas señales positivas catastróficas; e indirectamente, en el caso de otros países que verán estas señales por la televisión, y que serán afectados igualmente a nivel humano, social, político, espiritual... Entonces, siendo que yo se lo que va  a pasar, tengo que avisar a mis hermanos de las Arcas, que si uno, estando dentro de la Obra, no deja todo detrás, se sentirá incómodo  y será seleccionado; se alejará del camino. Solamente si uno tiene esta conciencia puede seguir adelante y soportar; superar esta prueba; interiorizar completamente este camino. Si uno está... pero no está, no va a poder soportar las grandes señales que van a pasar.

Esto, es el aviso... la motivación de la visita que estoy haciendo, además de presentar la historia de Antonio y su visita...; es anunciar a las arcas que , ante los próximos eventos que se van a manifestar, si no hay una unión fuerte adentro, una amistad muy firme, no podrán subsistir; las arcas van a fracasar, se dividen; tan fuertes serán los eventos; tan fuertes serán las energías; tan fuertes serán las cosas que pasarán, que no sobrevivirán espiritualmente; podrán sobrevivir quizás físicamente; pero el cuerpo no es lo que importa.
Entonces, los grupos que llevan a cabo nuestra Obra, como aquí en Uruguay, tienen una gran responsabilidad delante de las arcas de Latinoamérica, tienen que dar el ejemplo; y el ejemplo es la unión, la amistad; quererse y trabajar juntos, en lo que se pueda hacer. El Cielo sabe cuales son las dificultades, las limitaciones que ustedes tienen, de trabajo, económicas, familiares, a diario; pero esto nunca es una excusa para no quererse, para no encontrarse, ni para no hacer cosas. También los apóstoles tenían familias, hijos; y daban la vida por el Cristo, así como yo... y he dejado toda mi vida, lo mismo Eugenio y todos los maestros que ustedes aman. No se puede seguir a Cristo si no se deja todo, hermanos; todo; hasta tus propios hijos si el Cristo te llama. Por esto yo tengo los estigmas; y el Cielo sabe que si me pone frente a la prueba de tener que abandonar a mi familia; yo la dejo, y sigo al Maestro. Porque este es el tiempo de la segunda venida de Cristo; y si no me acompañan, los abandono a todos; hasta a mi propia hija Sonieta. Me entienden? Si el Cristo me hace el milagro de que mi hija me acompañe, se lo agradeceré: “Señor... no soy digno...”, pero si no me acompañan, lo abandonare todo; hasta la plata, la casa, la propiedad, el trabajo. Porque se que si sigo al Cristo y estoy disponible a dejar todo, el Cristo me dará  lo que necesito. Pero si yo no tengo esta disponibilidad, el me pondrá la prueba.
Cristo dijo: “Es mas fácil que entre un camello por el ojo de una aguja; que un rico en el Reino de los Cielos”, nosotros no somos ricos verdad?;  pero no estamos afuera de este ejemplo; porque no solo existe la riqueza material, sino también la riqueza intelectual  y hasta espiritual incluso.”...
“Esto es importante...; nuestra salvación, nuestro apostolado, nuestro verdadero amor hacia el Cristo es nuestra unión...; amarse, buscarse, quererse, hacer cosas juntos. No es necesario abandonar la familia, pero se debe tener la disponibilidad de hacerlo si el Cristo se lo pidiera. Yo no se los voy  a pedir, porque yo no soy el Cristo, solo soy un Mensajero del Cristo, un apóstol, el anunciador de Su venida; y tengo que decirles que pronto van a pasar eventos que los van a poner a prueba a todos; a cada uno; pruebas físicas, emocionales; de trabajo....  No tienen que abandonar la fe, Porque solamente estando juntos, entre amigos, como están ustedes en el arca cuando se reúnen, o cuando se reúnen con el arca de Montevideo para hacer protestas, para trabajar juntos, el Cristo les pone su mano para superar los problemas. Los primeros que tenemos que dar el ejemplo al mudo somos nosotros; las arcas. Si no, difícilmente se podrá lograr un mundo mejor.
Estos seres del Cosmos que nos visitan y que a diario filma Antonio en sus naves;  colaboradores del Cristo, ángeles Suyos, Arquitectos del Cosmos; están evaluando, físicamente, sicológicamente, humanamente, síquicamente, espiritualmente, a  todas las personas de los grupos del mundo para ver si se puede construir una nueva sociedad. Las Arcas, son unos puntos que  a ellos les interesan. No son los únicos; ¡cuidado de no sentirnos que somos los elegidos...! pero somos unos puntos que a ellos les interesan para evaluar si se puede construir una super-civilización, en el futuro. Si la evaluación supera el 50% habrá una buena posibilidad de reconstruir el mundo, si no, seremos destruidos como Sodoma y Gomorra. Si estos movimientos de las arcas y otros que existen fuera de ellas que trabajan a favor de la vida, superan el 50% en  la  evaluación, seremos salvos, de lo contrario, el mundo será reconstruido por ellos  solamente con un hombre y una mujer. Yo creo que ellos son disponibles a crear; porque creo en lo que Cristo dijo, que: “por amor a los elegidos; el Padre acortará los días...”
Por esto me gasto; por esto estoy aquí; siento que no me queda mucha fuerza física; estoy cansado; cada día siento que me va abandonar l a vida física; aunque mi espíritu es eterno. Por eso insisto en que la importancia que tiene vuestra unión frente a toda la humanidad, ustedes ni siquiera se la pueden imaginar; es muy grande esta importancia;  la tendrían que interiorizar cuando se acerquen a ustedes las grandes señales.
La Estrella que ustedes portan es el significado de que ustedes les interesan a ellos. No es un significado de fe, el que hago; es un significado de lógica. ¿Por qué estos seres están interesados en ustedes?; ¿por qué es útil a la sociedad? ¿Por qué estos seres se dejan grabar por  Antonio y no por el presidente Obama?; ¿porque no bajan y hablan con el?
Si los extraterrestres bajan y hablan con el presidente Tabaré Vázquez entonces les importa el pueblo uruguayo. Pero si ellos bajan y hablan con ustedes, significa que les interesan ustedes.
Entonces... ¡¿Por qué no realizan esta responsabilidad delante de ellos?!
Nosotros tenemos el Mensaje para difundirlo; tenemos los Estigmas, tenemos las naves...; significa que Dios esta interesado en  nosotros, y no en los demás. Es solo tomar conciencia.
En el momento en que  fracasamos, nos vamos a la segunda muerte. Y los demás no; porque no fueron llamados; nosotros sí.
Por eso mi presencia aquí, en este viaje, es para que  ustedes realicen al Cristo con una fuerza grande; para que entiendan que estamos en los tiempos mas importantes de la historia de la humanidad; entonces todo lo que pueda pasar en nuestras vidas es relativo, y lo podemos superar si tenemos la unidad dentro de nosotros.
Cuando no hacemos una cosa porque nos duele la cabeza o porque no lo siento, estamos fracasando con el Cielo. Hoy el Cielo esta interesado en ustedes; pero mañana quizás no. La Verdad es como un tren que esta interesado en que subamos; pero si no estamos, se va... porque hay gente adentro que sí quiere llegar; entonces no nos espera, lo perdemos. Esto es importante, sobre todo para ustedes que han sido llamados. Está la fuerza negativa que quiere distraernos... y a esto le tenemos que ganar. Por eso es necesaria la unión entre ustedes y conmigo... Yo estoy a las órdenes para ser instrumento de unión. Pero no estoy disponible ni a las órdenes para solucionar problemas que como soldados no pueden tener..., si no, pierden la guerra.
Entonces... preparémonos para las próximas grandes señales que van a venir, que serán grandes y graves... De acuerdo a los mensajes que he recibido del Cielo se van a manifestar señales grandes, y las naves que filma Antonio nos demuestran que nuestros Hermanos esta involucrados en esta grandes señales que nos darán consolación y alegría porque nos ayudaran a despertar almas. . Hasta el momento en que Jesús no aparece en el Cielo, nuestra misión, mi misión y la de todos aquellos que quieren acompañarme será anunciar Su venida y despertar almas. Pero... la pregunta: “y si en Italia hay una guerra civil, con gases; armas químicas, ¿que vas a hacer?”
Me voy a contaminar con los gases y con las armas químicas, hasta que me muero anunciando Su venida. Yo no voy a esconderme; los niños sí, los voy a preservar; pero yo no; yo me voy a poner ahí, en medio de la pelea, ofreciendo la salvación.
Esta será, hasta el último momento, mi misión, aquí, o donde el Cielo me llame...”

Antonio relata luego su experiencia, respondiendo también a las preguntas que el publico le hace, sobre las naves; sobre la forma como se realiza la llamada interior que estos seres le hacen antes de mostrase en sus naves para que las filme... Comenta que para el es mas común esta posibilidad de ver las naves, que la de ver a Giorgio y estar a su lado, por quien denota un amor y un reconocimiento muy profundos.

Terminada la charla nos disponemos a compartir un refrigerio que los hermanos de Maldonado habían dispuesto con amor y esmero. Nuevamente la luz del fuego ilumina la pequeña estancia a que nos desplazamos...; esta vez, es el fuego de la típica parrilla el que chisporrotea alegre pero en nuestros corazones..., entre bromas, fotografías, abrazos y sonrisas que habrán de preservarse en el recuerdo, bajo el sello de  esta comunión sencilla.

Es verdad si, que ya no somos los mismos, Giorgio nos ha ido transformado, ha cambiado nuestra actitud, nuestra forma de ser, nuestras vidas, de alguna forma para siempre...; aunque  para ello, haya sido necesario el ofrecimiento absoluto de su propia vida y la de su familia inclusive, y el cotidiano sacrificio de sus sangraciones, ofrecido al Cielo por nuestra salvación, con infinita e incondicional entrega, humildad y amor...durante 20 años. Nos resta ahora a nosotros tener la humildad necesaria para reconocer y valorar esto, y hacer lo posible por seguir desarrollando, con  fe y con entusiasmo las obras que nos permitan realizar esta unión  que se nos pide; y responder al Cielo como el Cielo espera que respondamos, porque este para nosotros, es el tiempo de dar frutos...

María Lezcano. Maldonado,  21 de junio de 2009

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139