Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
domenico_00UNA NUEVA ESPERANZA EN PALERMO

Sábado 18 de julio de 2009, también nosotros del Sicomoro hemos ido a Palermo para participar en la manifestación organizada por Salvatore Borsellino, el hermano del Juez Paolo Borsellino, asesinado junto a los muchachos de su escolta hace 17 años.
“Participamos en Palermo para cortar la cadena de la conmemoración”- en los sitios web Salvatore ha hecho divulgar este grito de verdad y justicia: “dediquemos una jornada de nuestra vida… para reencender los reflectores e iluminar toda la escena… ¿Es demasiado dedicar un día de nuestra vida por quien ha dado la vida por nosotros?”.
A la tarde, a las 16:00 comenzamos la marcha hacia al Monte Pellegrino, donde se encuentra el Castillo Utveggio, para ver el lugar donde aparentemente, ha sido accionado el tele-comando del atentado.
El recorrido es empinado y dificultoso, pero todo el cortejo continúa con mucho vigor. Alzando en alto una agenda roja, como la que le desapareció al Juez Paolo, se gritaron varios slogans, entre tantos “Paolo vive”. No es un verdadero slogan, me he dado cuenta durante las varias manifestaciones, la presencia de lo que dijeron las personas confirmó esto, que “Paolo vive” es verdad.
Luego de los atentados de Falcone y Borsellino el poder ha hecho que reine el silencio, pero gracias a Salvatore Borsellino, a Giorgio Bongiovanni y otros, la masa inerme ha tenido la oportunidad de recuperarse de la indiferencia.
Durante el camino hemos conocido a muchas personas, que venían como nosotros desde el Norte de Italia y esto nos ha dado mucho gusto. Todavía hay personas que luchan contra el poder y no contra los pobres, como hacen estos políticos que quieren llevar al pueblo en contra de los pobres inmigrantes.
A la tarde la conferencia organizada por Antimafiaduemila en la Universidad de Jurisprudencia, verdaderamente ha encendido los reflectores sobre la escena de los atentados. La participación fue óptima, pero merecía una presencia todavía más fuerte, vista la importancia de los oradores.
Todos han llevado un mensaje de esperanza, para poder llegar a la verdad sobre los atentados de Estado. La fuerza de la información llevada adelante por los oradores, cada uno a su manera, pero todos centrados en un único objetivo: denunciar un atentado intencional para esconder los acuerdos entre Estado y Mafia. Salvatore Borsellino ha acusado directamente a los políticos que con sus conmemoraciones –solo coronas y palabras- siempre han querido esconder y que reine el silencio en cuanto a los verdaderos motivos y los verdaderos mandantes de aquellos atentados, en los que perdieron la vida dos grandes hombres, junto a sus escoltas.
Al día siguiente, el 19 de julio, es la ocupación pacífica de Vía D’Amelio, desde el palco cualquier ciudadano podía expresar sus propias ideas e indignaciones porque los poderes del Estado no han buscado nunca la verdad completa.
Por la tarde llegan muchas personas que se alternan para hablar, Salvatore no tenía más voz, ya fue todo dicho sobre estos atentados.
Giorgio Bongiovanni en absoluta humildad, dice que no es digno de estar sobre ese palco, e incita a todos a no dejar solos a los jueces Antimafia, porque solo con nuestro sostén los poderes ocultos no podrán eliminarlos. De las palabras de Giorgio, mi querido hermano, me vienen a la mente los tantos atentados del pasado y los muertos casi olvidados por un Estado que solo sabe conmemorar pero no quiere la verdad.
Desde Enrico Mattei a Boris Giuliano, a Aldo Moro y a tantos jueces sicilianos, los atentados de Plaza Fontana, el Itálicus (la masacre del tren Italicus Express en 1974). Demasiadas cosas que recordar, es una vergüenza olvidar, la verdadera memoria es importante porque molesta a los poderosos.
Seguimos escuchando los discursos de tantos políticos, en Televisión, en los periódicos, sobre estos horrorosos hechos, de los que la política corrupta hace parte, discursos como “héroe sin tiempo”… la respuesta de las instituciones ha sido firme y eficaz”… ¿Cuán eficaz? Solo palabras.
Se ha hecho de todo para esconder la verdad. Si verdaderamente quisieran confirmar lo que dicen, deberían sacar a relucir a los mandantes de los atentados y reforzar las leyes que Falcone tanto solicitó, así se puede ayudar a los jueces, que con coraje y honestidad buscan las verdades necesarias para dar un nombre a los mandantes.
En estos años hemos visto como se intenta destruir la constitución, con leyes "ad personam" (diseñada específicamente para bloquear a una persona) y más aún, para proteger al Primer Ministro y a los poderosos. Cuando los jueces honestos investigan a los poderosos, son tildados de “togas rojas” los eliminan como al ex juez Luigi De Magistris. Son protegidos y hacen carrera solo aquellos que apoyan al poder.
Lo que me ha gustado a lo largo de todas las manifestaciones de Palermo, ha sido la fuerte presencia de grupos de jóvenes, ellos son el futuro de la verdad y de la justicia, de la memoria.
Por otro lado, en cambio me ha decepcionado la ausencia del Sindicato, que en el pasado era baluarte de democracia y lucha en contra del poder corrupto. En esta ocasión no se hizo ver ninguno en la plaza, a los políticos puedo comprender porque “solo saben conmemorar”, pero el Sindicato aquél que nos hizo ir a huelga cuando sucedieron los atentados, hoy más que nunca debería apoyar a esta lucha por la verdad. Sólo así se puede defender la democracia en Italia, de otra manera no se puede ayudar a nadie sin democracia y sin verdad, es necesario moverse, alzar la voz, buscar la verdad, esa que los políticos no quieren.
Tenemos que decir: gracias Salvatore, gracias Giorgio y a todos aquellos que quieren hacer salir del silencio y descubrir la verdad sobre estos atentados de estado, nos habéis dado la alegría y la posibilidad en nuestra vida de continuar luchando por la justicia, que hoy no existe más.
Justicia que retomará su camino, Yo tengo esta confianza y esta esperanza.

Domenico Santin
Associación Il Sicomoro
Pordenone (Italia)

12 de agosto 2009

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139