Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

chiesa-giulietto

UNA ULTIMA POSIBILIDAD

El tiempo que nos queda es poco, pero es necesario intentarlo todo por el todo, enseguida.
Esta es, muy en resumen, la esencia de la relación muy aplaudida y muy participada (cerca de 150 personas) de Giulietto Chiesa, en el segundo día del convenio que se ha celebrado en la universidad de Rosario en la Facultad de Derecho.
El “todo por el todo” para el periodista y ex euro parlamentario tiene perfiles bien definidos. Lo primero es necesario tomar conciencia verdadera de la grave crisis en la que todo el mundo se ha precipitado, una crisis no solo económica y financiera, sino también climática, de los recursos, de la alimentación y del agua. La mayor parte de la población mundial ignora la real situación de las cosas, no tiene ni idea de los resultados de los estudios y de las investigaciones que convergen en afirmar que tenemos al máximo 20, 25 años de tiempo para convertir radicalmente nuestro modelo de desarrollo. El ecosistema, de hecho, después de este tiempo dejará de reproducirse arrastrando a todos los seres humanos hacia la autodestrucción.
Los gobernantes del mundo, según la visión de Giulietto Chiesa, no pueden decir la verdad a sus propios ciudadanos por dos razones esenciales: la primera es que deberían decirles que el tenor de vida al que están acostumbrados ya no es sostenible y que por lo tanto deberían aprender a vivir en un modo completamente distinto, la segunda, mucho más grave, es un elemento de análisis nuevo e inquietante, es que los verdaderos potentes de la tierra han perdido el control de la situación. Es decir, que ya no están en condiciones de manejar, como lo han hecho hasta ahora, las causas y las consecuencias de sus acciones. Esto nos lleva, en consecuencia, a un estado de riesgo elevadísimo en el que estos potentes perversos, convencidos de poder sobrevivir y seguramente interesados en salvarse solo a sí mismos y a sus familias, pueden desencadenar una guerra con millones y millones de muertos.
Para hacer frente a un cuadro así de devastador que provoca consternación y sensación de impotencia, según Chiesa es necesario actuar en dos direcciones diferentes. Ante todo intentar hacer conocer a cuantas más personas posible la gravedad de la situación y esto se puede hacer solo a través de las emisoras televisivas y radios que tengan muchos oyentes. Y después pensar en una nueva teoría del desarrollo del mundo y de la civilización. Una nueva sociedad que se contenga en los consumos y en los derroches y que se alimente con la única fuente de energía posible: el sol.
Es un objetivo difícil y utópico, pero según Chiesa cualquier persona que haya comprendido la importancia de este delicadísimo pasaje de época de la historia de la humanidad no se puede echar atrás. Debe luchar y colaborar al fin de que la gente se prepare y se dé cuenta del cambio al cual irá al encuentro inevitablemente. Guste o no.
La tesis de Chiesa ha provocado inevitablemente un encendido debate también con los demás relatores del convenio que durante la mesa redonda se han confrontado de forma constructiva e inteligente. Entre ellos Giorgio Bongiovanni que ha traducido magistralmente a Giulietto para que el público sudamericano comprendiese no solo las palabras, sino también el espíritu con el que el periodista vive y transmite su mensaje, Juan Alberto Rambaldo, Georges Almendras y un abogado muy famoso en Argentina y de verdad notable por sus artes oratorias, Ricardo Moner Sans.
El proyecto que ha propuesto Chiesa, al cual nos hemos adherido enseguida como ANTIMAFIADuemila, es el de establecer a nivel mundial un grupo de intelectuales y de formadores de opinión que estén en condiciones de formular esta nueva reflexión sobre el mundo y obrar en consecuencia.
No será fácil, pero Giulietto Chiesa ha sido muy claro, el factor tiempo es determinante. Y es de seguro la última posibilidad.

Anna Petrozzi
30 de octubre 2009

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139