Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
CRONICA DE MONTEVIDEO, SAN NICOLAS, LAS PAREJAS Y BUENOS AIRES, OCTUBRE 2007
“PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN LOS CIELOS… VENGA TU REINO HAGASE TU VOLUNTAD EN LA TIERRA COMO EN EL CIELO”


¡Venga Su Reino! Sus hijos encarnados en esta célula madre llamada Tierra han venido aquí para preparar el advenimiento del Rey de los Reyes que gobernará Su Reino, los habitantes de este planeta serán escamondados de sus ramos, abatidos para re-limpiarlos y para que sus raíces puedan arraigarse firmes en el terreno de la vida. En ese día su Madre Tierra se vestirá de fiesta y Su esposo el Sol la iluminará con una luz luminosa que exaltará sus colores mas bellos y el perfume será tan intenso como para enhebrar la mente y el corazón de los espíritus a fin de que el Hijo del Hombre, Jesús cristificado, pueda posar sus pies de nuevo en Su suelo. Los hombres de buena voluntad, los humildes, los sencillos, los pacíficos, los puros de corazón estarán en la presencia del Rey de Reyes y tendrán el honor de celebrar con Él el inicio de una Nueva Era. Una Era en la que el hombre nuevo vestirá indumentaria nueva, tejida con hilos de tela dorada de Justicia, Paz y Amor y, renovado por una dignidad redescubierta, avanzará el paso hacia el estupendo viaje de la Evolución. ¡Es tiempo de despertar las conciencias! ¡Es tiempo de cambiar! Los hijos de este Padre, que vemos a menudo tan lejano y etéreo hasta el punto de perder la conciencia de su constante presencia en cada uno de nosotros. Ha enviado a sus hijos predilectos para preparar el retorno de Su hijo predilecto Jesús Cristo. Hijos conscientes del Camino, de la Verdad y de la Vida que viven llevando sobre sus espaldas el sufrimiento de la miseria del hombre. Hijos que viven con la conciencia de tener poco tiempo para terminar su misión porque el tiempo ha llegado. Les podéis reconocer por su pasión, por el ansia de dar siempre lo más que pueden de sí mismos, por su premura, por la constancia, la tenacidad, la honradez, la transparencia, la donación completa de su propia vida… No son muchos… Uno de ellos ha sido elegido para personificar la Santa Cruz, el Cáliz Viviente de la comunión crística, aquel que une, con el sufrimiento de la Cruz, la comunión de los espíritus. Un Hombre que desde hace 18 años, estigmatizado, lleva adelante una gran misión, intensa, rica de viajes en todo el mundo, encuentros, conferencias públicas, transmisiones en radio y televisión, edición de periódicos, creación de páginas web, de asociaciones culturales, de asociaciones Onlus, todo con miras al anuncio de la segunda venida de Cristo y al despertar de la conciencia de las almas. En estos últimos tres meses de permanencia en Italia le he visto viajar a Sicilia donde hemos contado con la presencia de los hermanos de Latinoamérica, de España y de Italia para un encuentro importante, ha viajado a España, Pordenone, Torino, Varese. Ha organizado encuentros y reuniones en la región Le Marche, sede de la Asociación Falcone y Borsellino, de la Asociación Giordano Bruno, con la redacción de AntimafiaDuemila, con la redacción internacional de “Del Cielo a la Tierra”, con los responsables de Funima International, con los socios de las distintas asociaciones, con la presencia constante de su amada familia. Y llega el momento de partir de nuevo a América Latina. La fiebre vence ese cuerpo marcado por las heridas sagradas, un cuerpo cansado pero la tenaz voluntad de aquel que vive en él cela los signos de ese cansancio. Le vemos levantarse una vez más, como muchas otras veces, con dificultad, con fatiga, después de otra sangración; vemos su voluntad de dominar ese cuerpo que reclama sus derechos básicos y le vemos una vez más tomar ese avión que le llevará a la otra parte del mundo. Una gran alegría para los hermanos de Uruguay presentes en la sede de Montevideo poder abrazarle, escucharle una vez más. Giorgio agradece con amor su devoción y habla como siempre de la importancia de la unión que es indispensable para llevar adelante la misión. Una misión que en sí es anunciar el retorno del Cristo, pero también manifestar con coherencia el ejemplo de una vida alternativa en una civilización que prefiere resolver sus propios problemas con las guerras y con la violencia. Se detiene sobre la importancia de dar la cara, de tener el valor de denunciar la ilegalidad, la violencia también en las formas aparentemente más pequeñas, apoyando hombres justos, organizando manifestaciones de protesta, si es necesario, como lo ha hecho recientemente nuestra queridísima Chantal con nuestros hermanos de Paraguay. No queremos hacer política sino dar un mensaje a la política, un mensaje fuerte y constante denunciando lo que va mal. Los jóvenes le hacen preguntas de naturaleza filosófica y espiritual de la vida, del cosmos, sobre su evolución. No hay cosa más emocionante y bonita que ver en un joven esa sed de saber que le proyecta hacia el futuro de su existencia. Me emociono y pienso en todos los jóvenes del mundo dejados a sí mismos, con sus problemas, su inconsciencia, su desolación, su infinita soledad. Jóvenes que deberían ser amados, tutelados, acompañados, iniciados a la vida, por parte de los adultos de una civilización que quiere tener el honor de ser definida así. Los adultos de nuestra incivilización no hacen esto. A ellos no les importa el futuro, no les importa como están sus niños, ni qué necesitan sus jóvenes, les importa sólo ellos mismos. Giorgio contesta como un padre a preguntas profundas: “El Espíritu Santo creó el Principio del Universo… El Espíritu Santo es la Causa del principio… Es el Increado… Jesús es la proyección humana del Cristo… La Tierra debería ser como el Cielo: cada nación suya debería tener un gobernador, el más sabio y preparado, que gobierne por el bien de su propia tierra y todos los gobernadores unidos por valores altruistas, deberían ser los hermanos mayores de la población…” Una joven mujer le pregunta: “Jesús cuando habla al joven rico y le dice que deje todo, ¿Quería decirnos que para servirlo es necesario ser pobres?” El contesta: “Si el Cielo de da mil en la vida, tu das mil para servirlo, si el cielo te da uno, debes dar uno...” Los jóvenes… Los jóvenes… Nuestro amigo y hermano Georges Almendras, representante de la asociación “Un punto en el infinito” trae noticias que llegan de la calle y que él como periodista denuncia en sus crónicas periodísticas en Canal 4, habla de los jóvenes que no teniendo la posibilidad de consumir drogas que cuestan mucho, se refugian en la llamada droga de los pobres, la pasta base, el residuo de la cocaína, un residuo tóxico del que se vuelven dependientes y están dispuestos a todo para obtenerla. Vidas tiradas en la calle, en los años más bonitos en los que se debería solo soñar y aprender, vidas tiradas bajo la indiferencia de los gobiernos, de la gente. Pasamos el primer día en Montevideo y partimos de nuevo hacia Argentina y precisamente a San Nicolás, donde Giorgio participa en un Congreso Espiritual como relator. Lo presenta el conocido periodista Eduardo Marrazzi. El precioso teatro está lleno de gente, la luz sumisa, el faro ilumina la cara de Giorgio quien, después de las palabras de Juan Alberto, que está sentado a su lado, inicia su relación con el carisma que le caracteriza. La presentación del mensaje que trae es clara como siempre y las almas presentes no pueden hacer más que llevarse a casa un verdadero tesoro. Un tesoro que para apreciarlo en lo profundo debe tomar vida en lo concreto de las obras de cada uno. Una vez más imágenes, palabras, vibraciones, que el público recibe con un religioso silencio interrumpido por el aplauso final lleno de sentimiento para despedir a Giorgio. Pasando por un cordón de gente llega a la salida del teatro. Muchos hermanos de Buenos Aires y de otros centros de Argentina han venido no solo para asistir a su presentación en el Congreso sino también para saludarle en el Hotel donde Giorgio hace una pequeña reunión organizativa. Como siempre, están presentes nuestro misionero Raúl Bagatello y su compañera Gaby, Juan Alberto quien con todo su gran dolor por la situación física de Liliana no cesa de dar ejemplo con la humildad y la profundidad de espíritu que su ser siempre ha manifestado y que también en un momento como este encuentra la fuerza para donarse a los demás. Raúl Blázquez con su compañera de vida Silvia y la pequeña Lourdes que han venido del comedor de Chancani, Inés, Carmen, Jorge con su hijo, Edgardo que nos han acompañado siempre. Está también un grupo de jóvenes de Santa Fe, operativos con Funima quienes presencian la conferencia con una gran voluntad de saber y de obrar y después van al Hotel para hablar con Giorgio. Dejamos a nuestros queridos amigos y hermanos y nos damos cita para el domingo siguiente en la reunión con toda el Arca de Buenos Aires. Vamos a Las Parejas. Llegamos a casa de Juan Alberto, una morada bendita, rodeada de naturaleza y entramos en la habitación donde Liliana está en la cama desde hace muchos días. El cuerpo extenuado refleja todo su sufrimiento pero su espíritu nos transmite su grandeza. La mirada de esos ojos profundos, llenos de amor y dulzura, su forma de manifestar ternura y delicadeza quien esta a su lado, nos llena con la Luz de un Ángel. Giorgio está a su lado dos días enteros, la acaricia, la consuela, después nos dirá que, en realidad, es él el que se ha sentido consolado y amado. También Raúl habla con ella y le da todo su calor espiritual antes de marchar a los muchos comedores que le esperan. Nos quedamos allí, con su familia que vive con una indescriptible aristocracia espiritual este sufrimiento doloroso. Cómo se puede no aprender de ciertos seres que el cielo nos envía como ejemplos suyos. La serenidad, la conciencia, la entrega completa a la voluntad del Altísimo, ésto es lo que se percibe con los niños que corren, ríen, las mamás que juegan con ellos, papás que trabajan, jóvenes que se aman, abuelos que siguen su misión al servicio del Cristo. “El sufrimiento de Liliana”, dice Giorgio “es una donación de su Espíritu, es un sufrimiento Crístico. Hay seres que son estigmatizados por un sufrimiento físico para cumplir su misión que es la de lavar los pecados de sus propios hermanos. Tenemos mucho que aprender todavía, pero debemos tomar conciencia de que tenemos una deuda hacia el cielo y hacia sus Ángeles y por lo tanto la obligación de superar nuestras debilidades con la unión hacia nuestros hermanos”. Dejamos Las Parejas con los ojos de nuestra hermana Liliana en nuestro corazón rezando al cielo de que no la haga sufrir más. Juan Alberto, este gran siervo de Dios, viene con nosotros, acompaña a Giorgio una vez más al encuentro con los hermanos de Buenos Aires. Llegamos por la tarde al Arca. Giorgio con Juan Alberto Rambaldo y Raúl Bagatello a su lado empieza el encuentro ante la presencia de todos los hermanos en una atmósfera que nos deja sin respiro. Los estigmas son evidentes en sus manos, los guantes blancos están apoyados en la mesa. Pide que se acerquen los que nunca han visto de cerca ese signo que sella el valor trascendental de quien lo lleva. Sus manos le tocan, le acarician, lágrimas de conciencia surcan sus caras. Ahora se sientan de nuevo en su sitio. “Imitad la naturaleza. El viento no es la lluvia. El agua no es la tierra, los animales no son las plantas y sin embargo se respetan, se toleran, se aman en su diversidad. El uno necesita al otro y juntos se complementan. Así debéis hacer vosotros en vuestro obrar juntos. Respetad vuestras diversidades, toleraros y amaros”. Hay una gran vibración. Encantada por sus palabras me dejo transportar por la sublime esencia emanada por el Ser que está detrás de él. La reunión sigue con la profundización sobre algunos temas internos, Giorgio, Juan Alberto y Raúl expresan, complementándose, los conceptos que llevan a todos a alcanzar una única esencia, la verdadera Unión. El diálogo con los hermanos termina con una cena rápida a base de buenísimas “empanadas”. Intercambio de abrazos y sonrisas entre todos, damos un aplauso a la joven Camila, la hija de Claudia y Alberto que ha intervenido en la reunión con la sencillez de una joven de 15 años, un ejemplo para los adultos. Una demostración de la madurez espiritual que tienen nuestros hijos, a quienes deberíamos escuchar más y por quienes tendríamos que allanar el terreno de nuestra obra para que puedan heredarlo y cultivar ese futuro que les pertenece. Regresamos a Montevideo donde Giorgio y Raúl se reúnen con el grupo interno de Funima para organizar el comedor “Un rayo de Luz”. Gracias a la colaboración de algunos hermanos el comedor ha podido realizar en estos días los baños nuevos para los niños que en estos meses han aumentado de 30 a 90. El trabajo sigue con más empeño por parte de las personas que han aceptado este cometido pero también muy satisfechos de los resultados que se han obtenido. Seguimos adelante. Padre nuestro que estas en los cielos, en rodillas te imploramos que Venga pronto tu Reino, que se ponga fin al sufrimiento de Tus hijos inocentes. Que se haga, finalmente, Tu voluntad en la Tierra así como en el Cielo.
Con profunda devoción Sonia Alea Montevideo (Uruguay) 20 de octubre 2007

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139