Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

sonia1

LOS JUSTOS EN TRINCHERA

UNA GUERRA SIN ARMAS POR UNA NUEVA CONCIENCIA MAS TEMIDA QUE LAS ARMAS

(Palermo-Nicolosi 6/9 de marzo 2009)

Palermo. Un gran arcoíris da la bienvenida a Giorgio en el aeropuerto Falcone y Borsellino. El coche de nuestro queridísimo amigo y hermano Giovanni se abre camino en el tráfico de la ciudad. Llueve. El cielo es gris, el olor de la lluvia mezclado con el de la tierra penetra por las ventanillas semi-abiertas del coche, un olor inconfundible y familiar que me da un escalofrío en la espalda, pero que nos hace sentir como en casa. Giorgio habla con Giovanni de la evolución operativa en estos últimos meses aquí en Palermo y en estos días con Lorenzo, que está aquí desde hace una semana por los preparativos del evento, siempre preciso y meticuloso en su trabajo que cumple con una pasión que le hace abrir cualquier “puerta” que sea útil al delicado trabajo de nuestro periódico. Se hace silencio, su mirada se pierde en el alma de esta ciudad. También nosotros absortos en nuestros pensamientos miramos fuera de las ventanillas. Un saludo a la ciudad que volvemos a encontrar… un apasionado abrazo a la amante de la que quisieras escapar pero hacia la que te sientes fatalmente atraído, unido por un vínculo invisible pero al mismo tiempo fuerte y tangible. Nuestra mirada se pierde entre las calles transitadas de la ciudad, calles antiguas, humildes, sencillas, donde reina la pobreza, la degradación y la miseria y calles antiguas iluminadas por muchísimos comercios iluminados, a donde los habitantes de la ciudad van a hacer shopping… Palermo, capital de Sicilia, nacida entre el VII y el VIII siglo d.C., situada en el centro del Mediterráneo, cuna de las civilizaciones más antiguas, de Oriente y de Occidente.
Sus plazas relucen orgullosas su antiguo arte: el bizantino, el aragonés, el árabe, el fenicio, el griego, el normando… el majestuoso y estupendo teatro Massimo, el más grande de Italia, el tercero de Europa, entre los más famosos del mundo, y esa plaza… plaza Politeama, corazón simbólico de la ciudad de Palermo… y las innumerables calles y plazas de los Mártires, de los muchos mártires caídos bajo el fuego sordo de un poder que teme a sus adversarios… que han caído en el campo de batalla en la lucha contra la mafia… una mafia que no es aquella que nos han contado siempre, una mafia que lleva en la mano el cetro del poder… mártires caídos porque el príncipe (el poder constituido), así como lo define en su último libro el Dr. Scarpinato, tiene que reinar soberano, sin molestias. No hay sitio para la democracia. Los súbditos deben servir. No tienen que entender. No tienen que pensar.
Entramos en Via D’Amelio. Delante de esa cancela Paolo Borsellino tocó el timbre de la casa de su madre hace diecisiete años, acompañado por los jóvenes de su escolta. Esas paredes arregladas cuentan el terror de esa imprevista fuerte explosión… de ese fuego… de los pedazos de esos cuerpos carbonizados disparados entre los edificios… y la cara de Paolo intacta con una delicada sonrisa de beatitud… la beatitud de quien ha dado todo, incluso la vida por servir a su propio país, por servir esos ideales que han inspirado la Constitución italiana, que hay que defender cueste lo que cueste. Ideales que nacen de los verdaderos valores. Los valores universales.

Llegamos al hotel donde más tarde tenemos la oportunidad de saludar a nuestro querido amigo y hermano Casimiro que presta servicio de escolta, como carabinero, a un magistrado y que nos presenta más tarde a “su ángel”, el simpatiquísimo Marco. Aquí tenemos la posibilidad de predisponer nuestro centro de redacción, la sala del desayuno se transforma temporalmente en un propio y verdadero centro de prensa gracias a la disponibilidad del propietario que estima y aprecia mucho a Giorgio. Después de algunas actividades operativas, vamos a la cómoda casa de Giovanni y Mary donde estamos invitados a una cena exquisita a base de pescado preparada con mucho amor. Llegan también Giovanni, una espalda segura y firme en el camino de su padre, Anna y Francesco, después de un día largo de viaje desde Le Marche. Una alegría poder mimar al pequeño Lorenzo, un niño precioso y tierno que con sus grandes ojos azules nos mira como un antiguo sabio que ha venido de otros mundos. El orgullo de Giovanni y Mary.
Al día siguiente, el siete de marzo, nos preparamos para el evento de la noche, el día pasa entre varias citas y tareas de redacción. Comemos con Salvatore Borsellino y su esposa Rosi, visiblemente preocupada por la “pasionalidad” de su marido que aumenta en búsqueda de la verdad. Salvatore como siempre es un río en crecida y se consuela con las palabras de Giorgio, palabras de esperanza, es más, de certezas que provienen de planos transcendentales. Para nosotros es siempre un gran honor estar al lado de ellos.
Llega la hora del encuentro. Después de tener el placer de saludar al juez Luca Tescaroli, autor del libro del que se hablará esta noche, que recién llegaba con su escolta a nuestro mismo hotel, nos dirigimos al centro de la ciudad. En una estructura, entre las más antiguas del ateneo palermitano, surge la facultad de jurisprudencia que fue fundada con la denominación de “Real academia de los estudios” a finales del setecientos en los antiguos locales de un convento. Una galería enlosada con mármoles para las licenciaturas, el arquitectónico vestíbulo de la escalera, sostenido por cuatro columnas jónicas que contienen antiguas estatuas. Me parece volver siglos atrás. Subimos las escaleras y entramos en la Aula Magna decorada con un delicioso arte barroco enriquecida con pinturas que decoran el techo. Llegan los relatores con sus escoltas. Nosotros estamos ya listos para filmar y transmitir las noticias de la noche como avance informativo. Anna Petrozzi al lado del palco con su computadora transmite, en tiempo real, la síntesis de las ponencias a la redacción Antimafia para publicarlas con inmediatez en la página web, Giovanni Bongiovanni se ocupa de filmar con la videocámara, Francesco Belvisi se ocupa del servicio de seguridad, Giorgio Barbagallo, que acaba de llegar con nuestros hermanos de Catania, se ocupa del servicio fotográfico, mientras Lorenzo Baldo hace los honores de casa recibiendo a los invitados.
El Director de la facultad de jurisprudencia de la Universidad de los estudios de Palermo abre el encuentro. El aula magna esta llena de gente. Personas vivas, verdaderas, personas que desean la verdad, que piden un cambio, que piden justicia.
«Cuellos sucios» es el título del libro presentado hoy en Palermo por el juez Luca Tescaroli y el periodista Ferruccio Pinotti, cuyo contenido toca el verdadero problema de la esfacelación italiana y no solo: El invisible anillo de conjunción entre Estado y mafias. Financieros colusionados, jueces corruptos, empresarios y políticos en nómina de pago de los jefes de mafia. Viaje en la burguesía criminal guiados por un magistrado siempre en primera linea». La presentación del libro organizada por AntimafiaDuemila es moderada por el periodista Enzo D’Antona, de La Repubblica y empieza con la presentación del director de AntimafiaDuemila Giorgio Bongiovanni: “El 28 de diciembre de 1983 el colega periodista, para mi un maestro, Giuseppe Fava, concedía la última entrevista al periodista Enzo Biagi siete días antes de ser asesinado. Hemos pensado proponer siete minutos de esta entrevista dado que considero que en el contenido del libro que el Dr. Tescaroli presenta hoy aquí esté el corazón del discurso que hizo Pippo Fava entonces. Un discurso realista y profético”. Las palabras de Giorgio son seguidas por la filmación proyectada en una gran pantalla y por esas estremecedoras palabras. Las palabras de otro mártir de la justicia : «Cosa Nostra es una asociación criminal apoyada, sostenida por los poderes fuertes de la alta finanza, de la política, de los servicios desviados de la masonería… es un problema de cumbre de la gestión de la nación y es un problema que corre el riesgo de llevar a la ruina, a la decadencia cultural definitiva a Italia… soy consciente de que reina una enorme confusión acerca del problema de la mafia… los mafiosos ahora no son los que matan, esos son los ejecutores aunque correspondan a un nivel elevado… forman parte de la organización pero están en su lugar y hacen lo que otros les dicen que hagan… una organización que logra maniobrar cien mil millones al año, que está en condiciones de armar ejércitos, de poseer flotas, de tener una aviación propia… esta sucediendo que la mafia ya se ha apoderado en el medio oriente del comercio de armas; los americanos cuentan en esto, pero tampoco ellos tendrían ciudadanía italiana… si no estuviese el poder político financiero que les permite que existan, porque digamos que de estos cien mil millones una tercera parte, una quinta parte se queda en Italia y hay que utilizarla de alguna manera, ¿no? Hay que lavar este dinero, blanquearlo, reinvertirlo y es ahí que entran los bancos, bancos nuevos, un proliferar de bancos nuevos por todos lados, el General Della Chiesa lo había comprendido… y fue esto lo que le llevó a la muerte porque encontró decenas de miles de millones ensangrentados que entraban en los bancos y salían después destinados a las obras públicas, yo creo que muchas iglesias han sido construidas con contratos de mafiosos con las manos ensangrentadas.
Estoy de acuerdo con Nando Della Chiesa, la mafia ha adquirido una impunidad tal que se ha vuelto incluso arrogante, las parentelas se hacen oficialmente… yo he visto muchos funerales de estado… pero muy a menudo los asesinos estaban en el palco de las autoridades… estar protegidos significa poder vivir dentro de esta sociedad… es una ley mafiosa que desde Sicilia ha sido exportada y forma parte ya de la cultura nacional, no se hace nada en Italia si no se cuenta con el consentimiento del político y si el político no es pagado; vivimos en este tipo de sociedad y en este tipo de sociedad la protección es indispensable, si alguien no quiere llevar la vida de lobo solitario que puede ser también una elección y puede ser una elección fascinante, estar solos en la vida y no tener ni adherencias, ni protección por ninguna parte, orgullosamente solos, hasta el último momento, puede ser una elección pero sesenta millones de italianos no la harán nunca…”
Las inquietantes palabras de Giuseppe Fava demuestran que desde hace tiempo había intuido el gran juego que se cela detrás del parabrisas de la institucionalidad. Giorgio vuelve a tomar la palabra recordando que los magistrados sentados a esa mesa son los que se han ocupado de investigaciones más candentes sobre los estragos, los delitos, los secretos, del estado italiano. «Ingroia, Di Matteo, Tescaroli y otros magistrados» dice el director de AntimafiaDuemila, «han tenido a su cargo las investigaciones sobre los ideólogos de los estragos de Falcone y de Borsellino, sobre el lavado de dinero negro, sobre el homicidio de Calvi, sobre Sindona, la masonería, etc…, me parecía justo recordar también a este mártir… Giuseppe Fava”. Un cálido aplauso concluye la intervención de Giorgio. A continuación intervienen los magistrados empeñados en primera línea en la fiscalía de Palermo y de Roma. El Dr. Roberto Scarpinato que alude a su reciente libro: “El retorno del Príncipe” describe la trama de un poder de siglos de antigüedad, donde la corrupción sistemática y el homicidio por fines políticos son la salvaguarda de grandes intereses. Ningún gobierno ha podido gobernar este país, dice el procurador, sin rebajarse a pactos con la así llamada burguesía mafiosa. El Juez Di Matteo recuerda que muchas sentencias definitivas de los Tribunales Supremos han confirmado que los estragos no fueron solo obra de Cosa Nostra. Resulta ratificado por la Corte de Casación, que efectivamente las manos de los mafiosos han sido armadas e inspiradas por alguien por encima de ellos. «Se ha hecho silencio respecto al tema de la lucha contra la mafia apenas se ha investigado sobre el nivel de los ideólogos de los estragos”, dice el magistrado puntualizando que en un país serio se tendría que sentir la necesidad de profundizar inmediatamente el tema. El Dr. Di Matteo pone de relieve el hecho de que actualmente los “arrepentidos” (o colaboradores de la justicia) no se sientan animados a hablar debido a los ataques y a las polémicas contra los magistrados e investigadores que lamentablemente están forzados a ver continuamente como se presentan como candidatos en los partidos políticos personajes en comprometidos o incluso ya condenados. Sigue con su discurso y denuncia la triste ausencia de toma de posición por parte del consejo de la orden de los médicos y de los abogados hacia sus inscritos que hayan sido condenados o sorprendidos pidiendo favores y recomendaciones y que demasiadas personas lamentablemente siguen manteniendo relaciones con fines de sistemática y recíproca ventaja. « Hoy, ya no vivimos la magistratura y las instituciones en las que estábamos convencidos de entrar con gran entusiasmo… Quieren controlar la jurisdicción, como en el período del fascismo, quieren controlar las oficinas del ministerio público… Está clara la tentativa de transformar a la fiscalía en un fiel y anónimo ejecutor del poder de turno mientras se discute el principio de la separación definitiva de los poderes”. Por esta razón, ha concluido diciendo “debemos ser intelectualmente límpidos… van de por medio las garantías de todos los ciudadanos… A pesar de que nosotros los magistrados tengamos que atenernos a nuestro deber de reserva, hoy somos llamados también a un deber de denuncia y tenemos que explicar bien lo que está sucediendo». Un único grito de alarma de esos pocos magistrados fieles a su propio código ético. El Dr. Ingroia describe el período más difícil de este tiempo que por muchos aspectos dice que es más difícil que el período después de los estragos en el que la sociedad civil demostró el fuerte ímpetu de reaccionar mientras hoy nos encontramos con una sociedad prácticamente anestesiada. El futuro depende de como la parte de Italia honrada pueda reaccionar activamente.
El procurador pide a la parte mejor de la sociedad italiana su atención, su apoyo. La palabra pasa al hermano del juez bárbaramente asesinado durante el verano de 1992. Salvatore Borsellino no se da paz por esa muerte de la que no se ve la verdad y tampoco justicia, pertenecen a un nivel demasiado elevado las marionetas que han movido esos hilos, demasiado elevado como para ser encastrados en sus gravísimos delitos. Con la amargura en la garganta y ese dolor aún demasiado fuerte en el pecho, denuncia la gravísima responsabilidad del estado italiano que demuestra cada vez más que  no tiene el coraje de procesarse a si mismo. Acusa después la sujeción de los periódicos hacia un poder que persigue solamente sus propios perversos intereses: «La información no ha presentado con objetividad algunos casos importantes como el de De Magistris o de Genchi, dice Salvatore Borsellino. Este es hoy el instrumento por medio del cual se cumplen “homicidios de un cierto nivel”. Se procede con la deslegitimación que después deriva en la suspensión de muchos magistrados o investigadores honrados de sus propias funciones. Una muerte civil a veces peor que la física. Si hoy un técnico como Genchi pudiese desarrollar sus investigaciones podríamos quizás entrever la verdad sobre el estrago de Estado en el que ha muerto Paolo”. Gioacchino Genchi es un vice cuestor de la policía en expectativa, que ha colaborado con muchos jueces entre los cuales están Giovanni Falcone y Luigi De Magistris, es un experto de informática y de telefonía y se ocupa de relacionar los tabulados de las telefoneadas en los procesos por homicidio, atraco, mafia, extorsiones, estragos, ‘ndrangheta, camorra, etc. Llegó dos horas después al lugar del estrago de Via D’Amelio individualizando en el castillo Utveggio el lugar desde donde se había apretado el radiocomando del explosivo utilizado para el estrago, un lugar donde estaba en función una base del Sisde (Servicio Secreto italiano). Recientemente la prensa y el presidente Silvio Berlusconi le han involucrado en un presunto escándalo de interceptaciones. En realidad Genchi se ocupa de tabulados telefónicos, nada que ver con interceptaciones. El problema es que a través de las investigaciones del Fiscal Luigi De Magistris respaldadas por cotejos cruzados relevados de los tabulados de Genchi los hilos tocaban niveles altos. Por este motivo todos los que están en posesión de pruebas o que están por tenerlas han sido puntualmente dispensados, de una manera o de otra, de sus funciones. En febrero del 2009 se ha dado inicio a un procedimiento penal contra Gioacchino Genchi en la Fiscalía de Roma.
El moderador Enzo D’Antona no soporta bien el ataque a la prensa por parte de Salvatore Borsellino durante su intervención y toma  la defensa por lo menos de su persona y de una parte de esa categoría, pero el público que ha aplaudido continuamente a las palabras de Salvatore demuestra que comparten su denuncia y su rabia, demuestra que no aprecian la intervención del periodista y reacciona gritando contra esas palabras. La tensión de la gente, cansada de que se le tome el pelo, sale fuera con  indignación y Salvatore tiene que intervenir para calmar este vendaval y permitir al autor del libro concluir la noche de presentación de “Cuellos sucios”. El magistrado Luca Tescaroli toma la palabra: “No se logra resolver el viejo problema de siglos de las mafias, dado que la línea de demarcación entre Estado y mafia no es tan neta. Existen amplias zonas de compenetración. Existe un anillo de conjunción entre dos entidades que es una de las causas fundamentales del por que hoy existe esta realidad y esta connivencia. Se ha intentado mediante análisis de casos concretos de describir este anillo que es la causa de la situación en la que nos encontramos hoy. Estos comportamientos de hecho corroen la democracia, las relaciones sociales, el mundo del trabajo y la sociedad en si». Así como sanciona nuestro código de procedimiento penal que textualmente cita «Se habla de implicación externa en asociación mafiosa cuando un sujeto, que no forma parte establemente de la estructura organizativa de la asociación, proporciona un aporte concreto, específico, consciente, voluntario”.
Con un fuerte aplauso del público que se había quedado ahí hasta el final se concluye la conferencia. La gente se acerca alrededor de los magistrados para que firmen en el libro y alrededor de Salvatore Borsellino que sigue hablando con los que le formulan preguntas explicando que la esperanza está en la reacción de la gente.
Giorgio va hacia la salida, le paran las personas que desean saber la fecha de una próxima conferencia espiritual en Palermo o que sencillamente quieren sacarse una foto con él. Vamos a un restaurante cerca para cenar con los relatores, lo cual nos agrada y es un honor para nosotros. Un momento en el que se respira el recíproco sentir, el profundo respeto, la amistad entre estos justos de quienes nos sorprende siempre la pureza de ánimo, hombres que ponen su propia vida en el campo para intentar garantizar a las futuras generaciones lo que Paolo Borsellino definía como: “… la belleza del fresco perfume de libertad que se opone al hedor del compromiso moral, de la indiferencia, de la contigüidad y por lo tanto de la complicidad”.

Hace un día estupendo de sol cuando dejamos Palermo. Es el 8 de marzo, día de la fiesta de la mujer. Mientras recorremos la autovia Palermo-Catania miro la tierra que explota lujuriante con toda su belleza. Es el perfume de primavera que con sus colores tiñe de alegría las luminosas jornadas, es el tiempo del renacimiento, el Padre Sol acaricia el maravilloso cuerpo de la Madre Tierra con Sus rayos luminosos. Pronto sobre Ella, Su Luz se hará de nuevo carne y sangre posando sobre Ella su pie y será el día del renacimiento de la humanidad. Dedicamos a la Mujer más sublime, la Madre Celeste, nuestro pensamiento dedicándoLe nuestra oración, implorando Su protección. Después el pensamiento vuela de esta maravillosa tierra de Sicilia a todas las mujeres, nuestras hermanas, amigas y madres, expresiones de la belleza, de la pureza, de la ternura y de la fuerza de la Creación… Mujeres a los pies de la Santa Cruz… con el ruego de que el celeste manto de la divina Madre envuelva nuestros espíritus, el de nuestros amados hijos y el de nuestros hermanos y compañeros.
El Etna aparece a nuestra vista, vestido de blanco con toda su magnificencia. Tenemos el tiempo de admirarlo mientras nos acercamos a Nicolosi, un pueblo que para todos nosotros, pero sobretodo para Giorgio, es siempre motivo de profundos recuerdos que tienen valor eterno. En el hotel Biancaneve, donde alojamos, nos encontramos con nuestros queridos hermanos de Catania: Angelo, Claudio, Giusy, Valeria, Daniele, los grandes pasteleros Giancarlo y Simona que más tarde ofrecerán a Giorgio y a todos nosotros dos estupendas y sobretodo exquisitas tartas, decoradas con el rostro de Jesús con un pasaje del Evangelio y el rostro de Giorgio, después Saro llega desde Gaggi con su familia; nuestra Miriam llega con su hermano Stefano, Mimma, con su madre, nuestra queridísima Adriana y su compañero Marco, Nunzio y los demás jóvenes de Torregrotta, los viejos amigos de Giorgio, los amigos de infancia Enzo, Nino y Salvo Briga y muchos otros hermanos, como Giovanni y Casimiro de Palermo.
Mientras hablamos de la importancia de nuestra unión, de lo concreto de nuestras actividades, de la importancia de la difusión recordamos a los hermanos presentes que todos nuestros hermanos de América Latina, de América del Norte, de España y de todo el mundo ponen toda su voluntad y su atención en proseguir sus propias actividades dando fuerza y apoyo continuamente a Giorgio y a todos los hermanos italianos, en particular a los sicilianos en esta última parte de la misión, la más delicada, que se realizará en los próximos tres años a partir de ahora. Con Lorenzo hablamos de los detalles de la conferencia del día anterior en Palermo, puntualizando la importancia de sostener y apoyar a los justos en su batalla. En ese mismo momento Giorgio se predispone a vivir el enésimo prodigio de la sangración. Pero apenas logra recuperarse un poco del dolor baja a la sala donde todos los hermanos le esperan para abrazarle. Y aquí está otra vez con su sonrisa, con su determinación para inyectar amor, fuerza y devoción a todos, listo para empezar una vez más en una tierra que hay que organizar de cero, con nuevos hermanos que esperan ser coordinados para poder comenzar a ser operativos. Giorgio y la profundidad de lo que representa habla del importante trabajo que Giovanni Micale ha desarrollado en Palermo donde están unas veinte personas con intención de crear una arca, explica que la difusión espiritual va a la par de la lucha contra la mafia que es uno de los brazos más potentes del anticristo.
“¿Por qué la más potente de las mafias, Cosa Nostra, tiene sede en Sicilia? Pregunta Giorgio.
Y responde: “Porque la Sicilia es un punto muy importante del corazón de nuestra Madre Tierra, por eso es atacada por esta enfermedad que hace de todo para que emerja tiñéndola de obscuridad, de violencia, de odio. Pero nuestra tierra no es solo esto, es también lo que Eugenio Siragusa, que ha sido la guía de nuestra juventud, definía la Galilea de los Gentiles, es decir, esa tierra que habría acogido a aquellos que en este tiempo gritarían Cristo en vez de Barrabás. Tenemos que transmitir la Verdad de que el Cristo está por regresar. Recordad que los últimos que se despertarán serán los primeros en la conciencia de la Verdad. Yo tengo que cumplir la última parte de mi misión en esta tierra donde han sucedido muchos milagros de la Madre Celeste… Las verdaderas misiones hablan por si solas, no necesitan jubileos, son los signos los que indican que la misión en Sicilia ha iniciado. Pero recordemos siempre que Jesús es el punto central, la misión es Suya. Nosotros tenemos que sembrar y despertar al Hombre, despertar en él el fuego de la Verdad más grande de todos los tiempos que los dos Juanes han testimoniado en la Tierra. Este es el tiempo de la segunda venida de Cristo y es el último tiempo. Debo apresurarme, aunque estoy cansado y a veces me tengo que arrastrar pero tengo la contínua sensación de que tengo que hacer las cosas deprisa. Por eso os pido ayuda a vosotros hermanos del pasado y a los que llegarán. En esta tierra la gente no conoce la verdad, conoce una verdad manipulada. No tenemos que desarrollar nuestra tarea operativa de forma fanática, sino seria y organizada para poder ser eficientes. El primer signo que os dirá si el camino que tenéis que seguir es este junto a mi, será el de sentirlo profundamente dentro. En Nicolosi ha nacido un arca y en Palermo está por nacer. Nos hemos encontrado con los que han proseguido el camino. Yo llevo el signo en mi cuerpo y esto molesta mucho, porque acuso en nombre de Cristo pero muchas almas reconocen en esto la presencia de Dios. Yo llevo este signo con gran honor. Pronto me trasladaré aquí, en estos días os diré el lugar donde me estableceré, aunque iré y vendré, como he hecho en Sudamérica. Vendrán conmigo algunos de mis hermanos y parte de mi familia. Serán involucradas todas las 9 provincias de Sicilia en esta Obra, donde se crearán las arcas de base. Algunos de vosotros después me acompañarán a Sudamérica, si el Cielo sigue dándome la posibilidad de hacerlo. Lo que quiero que sepáis es que soy una persona ansiosa en el trabajo, pero estad tranquilos, hoy no os hago ninguna presión, escucharé lo que tengáis que decirme, vuestras propuestas, vuestras ideas, vuestras perplejidades. Pero cuando esté aquí, os lo digo por adelantado, seré un tren en carrera y quien quiera seguirme tendrá que subir corriendo a este tren… Yo necesito guerreros que me ayuden a abatir el mal y preparar el retorno de Cristo. Significa que todo lo que tendré que hacer, yo lo haré cueste lo que cueste, sin importar quienes me seguirán, ciertamente espero que el Padre me mande personas capaces de ayudarme pero si no me las manda yo lo haré igual, aunque me quede solo. No lo toméis como una actitud de arrogancia porque yo, en realidad, os necesito espontáneamente, pero os lo digo para haceros comprender que me ha sido dada una orden del Cielo y yo la tengo que cumplir. Os aseguro que no habrá ningún tipo de degeneración espiritual, no permitiré divisiones, riñas, etc., porque el trabajo nos ocupará tanto tiempo que no tendremos tiempo para poner obstáculos y si alguien intentara hacerlo se irá porque se encontrará solo. El problema será en cambio si estáis verdaderamente convencidos de hacerlo, si no tenéis esta profunda convicción es mejor para vosotros que esperéis. De hecho habrá (metafóricamente hablando) una sala operativa y una sala donde se podrán aprender los discuros espirituales para ponerlos en práctica después en otra misión operativa o en la nuestra que consiste en la difusión del mensaje, en el anuncio de la segunda venida de Cristo, en ayudar a Funima y en la denuncia del crimen organizado. La mafia es un problema espiritual, no es un problema humano, sino social. Nadie podrá formar parte de nuestro grupo si no se ha declarado abiertamente contra la mafia. Es mejor que lo sepáis para tener claro a quien invitar a participar en nuestros encuentros o en nuestras actividades”.
Las palabras no dan lugar a malentendidos o a dudas. La misión ha empezado. Nuestros hermanos escuchan con mucha atención lo que nuestro espíritu tiene que asimilar y absorber. Estamos listos para ir adelante si sentimos fuerte dentro nuestro ese irrefrenable deseo de cambio, ese fuerte ímpetu de querer cueste lo que cueste mutar el futuro de nuestros hijos que en este momento parece devastador, esa profunda voluntad de dar completa disponibilidad de si mismos a un Cielo que mueve Sus instrumentos, que se muestran disponibles, para dar inicio a ese cambio que la manifestación del Maestro Jesús concluirá con Su Retorno.
Giorgio prosigue hablando de la experiencia de Antonio Urzi, anunciando que el próximo mes de septiembre estará en Sicilia en ocasión de la conferencia en memoria de Eugenio Siragusa. Cuenta algunos detalles del viaje a Nevada donde Jaime Maussan ha podido presentar en el Congreso Ufológico Internacional su caso, presentándolo al público y donde Luca y Pier Giorgio han recibido nada menos que tres estatuillas, premios Oscar del año, como mejores documentales, dos con los Mayas y círculos en el trigo y uno con el Caso Urzi. Un viaje bien documentado con crónicas divulgadas en estos días. Después el signo. El querido Salvo Briga regala a Giorgio, su hermano y amigo de la infancia, una fotografía sacada en el monte Sona donde aparece una bonita imagen de una astronave de Luz. Salvo nos dice que pocos días antes había ido a monte Sona-Manfré pensando en Giorgio y en su misión e increíblemente estos bellísimos Seres de Luz se han manifestado dando una clara señal de su presencia, un gran signo que acoge el inicio de esta última parte de la obra mesiánica de los dos Juanes que Giorgio, con quienes le acompañarán en este camino, no solo físicamente, llevará adelante en esta tierra que Dios ha marcado. Giorgio no puede esconder su fuerte emoción mientras Salvo, le dice que él sabía que ese regalo tenía que ofrecérselo ese mismo día.  Después explica la importancia de este signo que ha aparecido en el lugar donde su padre espiritual encontró a los extraterrestres, monte Sona-Manfré que define en el  mensaje escrito al respecto, un monte sagrado. La pasión por el sublime Maestro que  mueve sus pasos se manifiesta en esas palabras: “Todo esto está animado por un personaje que se llama Jesucristo. El es el centro de la máxima atención. El está en la Tierra y antes de que se manifieste en el mundo os visitará personalmente... ¿No ha dicho... donde estéis dos o más unidos en mi nombre yo estoy en medio de vosotros...? ...tenemos que ponerlo siempre en el centro de nuestra vida a este bellísimo Hombre de quien yo estoy profundamente enamorado”...
Mientras tanto llegan otros hermanos de varias partes de Sicilia, la querida Serenella que está preparando la próxima conferencia el 4 de abril en Agrigento y otras personas, entre las cuales hay varios jóvenes que nos dan mucha esperanza, lo cual nos alegra. Y después las maestras Maria Rita y Grazia. Grazia, para los amigos Gray, es una dulcísima  maestra de las escuelas elementales que enseña en una clase de niños muy especiales que a veces hacen preguntas o afirman cosas sobre el retorno de Jesús, sobre la presencia de nuestros hermanos del Cielo, etc. que la dejan sin palabras, pequeños sabios confiados en las manos de un ser especial como ella que  hace posible que estos ángeles expresen su verdadera naturaleza. Grazia, antes de contarnos sus simpáticas y profundas experiencias escolásticas, toma la palabra para decir lo que siente y nos toca profundamente dentro: “Yo, Giorgio, ahora que estoy aquí, en frente tuyo y tu que te demuestras así, con esa sencillez... pero no puedo olvidar esos signos que llevas... lo que representan... lo que representas”. Las lágrimas descienden por las caras de algunos de nosotros. Una Verdad que está grabada con el fuego en nuestros espíritus pero tan grande que no podemos captarla con plena conciencia. El sigue ofreciendo palabras de Verdad, consejos y sugerencias mientras nuestros hermanos siguen haciéndole preguntas o contando sus experiencias, después afronta con los hermanos del arca de Nicolosi algunos problemas que solucionar relativos a la estructura del arca que iremos a ver más tarde. Después invita a Lorenzo y Anna Petrozzi a sentarse a su lado para contar su propia experiencia al lado de Giorgio y la publicación de los primeros números de Tercer Milenio y Ufo la Visita Extraterrestre en 1998 hasta hoy. Después Giovanni, su hijo con Miriam, su novia, hablan de Funima. Hablan del punto central del discurso, las metodologías que dan fruto, las dificultades, las alegrías, pero sobre todo la importancia de la seriedad y de la pasión  que derivan en lo concreto de la actividad operativa. Experiencias que reflejan una profunda seriedad, una gran pasión, valores básicos para poder afrontar este maravilloso pero no fácil camino. No olvidemos que subir al Gólgota por el camino de la cruz no puede ser fácil. Entonces, con nuestra pequeña cruz en la espalda y como el Cirineo ayudando a nuestro Maestro a levantar la de la humanidad, sigamos adelante con pasión, amor, humildad, devoción y obediencia. Solo así, unidos en estos valores universales, tendremos la fuerza de vencer todas las batallas hasta la batalla final que verá la gloria de nuestro amado Maestro Jesucristo.

Vuestra Sonia Alea

Sant'Elpidio a Mare, 18 de Marzo 2009

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139