Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

Matias-Guffanti100Por Matías Guffanti

Cada encuentro con Giorgio es un momento único en el Todo, inefable, extraordinario y maravilloso. Con sus palabras el mundo se detiene y todas las prioridades ajenas a ese momento se desvanecen. Sólo importa estar ahí, donde todo a su alrededor desaparece. Un punto perdido en el infinito que se convierte en su centro y en el que se reduce todo el universo.  Un momento mágico, con palabras mágicas y sentimientos que esa misma magia hace germinar en cada uno de nosotros, haciéndonos sentir que ahí está la vida, brotando como el agua de una fuente, iluminándolo todo con su luz.

emilia100Por Emilia Cardoso
Finalmente llegó diciembre, y con él vino el calor que se vuelve cada vez más fuerte a medida que nos acercamos al solsticio de verano que dará comienzo a una nueva estación.

Diciembre siempre tiene algo de fantástico, es el cierre del año con la proximidad de las fiestas lo que lo hace contener semanas tan especiales, cargadas de muchas emociones.

También son semanas emotivas para los niños y familias que viven sobre la Cordillera de los Andes, en la provincia de Salta de nuestra amada Argentina.

matiasguffanti1002Por Matías Lucas Guffanti
Durante miles de años, a través del tiempo, un espíritu recorre el mundo portando consigo un mismo mensaje y una misma voz, la llama del fuego sagrado y eterno que muta de cuerpo en cuerpo y renace de vida en vida, atravesando generación tras generación. Con sus palabras, profundas, suaves y fuertes, que se plasman y retumban en la inmensidad del cosmos, recorre cada rincón de este mundo, cumpliendo así la voluntad del Padre que es uno con él en su interior.

Su mensaje es la Vida, su mensaje es el Todo, su mensaje es el sentido de lo que existe y de lo que aún no, su mensaje es la evolución que expande las estrellas, es el amor que mueve los mundos y hace brillar cada sol, es el canto de las aves, el rugir de los volcanes, el romper de las olas y la belleza que emana la naturaleza en toda su expresión. Su mensaje que, como una trompeta despierta a los hombres y resuena en sus corazones, llama con fuerza y firmeza a la divina revolución.

Aquélla, que ardió en el pecho de los santos y de los mártires, que soñaron con la justicia, la verdad y la liberación. La revolución de los santos evangelios, que Cristo dejó para su pueblo y ejército, que antecederá el camino de su redención. En el tiempo de la última batalla, el tiempo de la vanguardia, en el que sus servidores, resistiendo, anunciarán al mundo entero el día de su llegada, como el Rey del universo, nuestro Maestro y libertador.

Mas el tiempo es este y pocos son los que se incorporan a la lucha en el instante de la última elección, en el que cada uno deberá elegir entre dejar todo o desistir. El instante en el que la vanguardia se forma, firme y decidida, para luchar en la causa por la que desde siempre existió. Este es el momento en el que el Cielo elegirá a sus combatientes, y señalará con una cruz en la frente a los preparados para vivir bajo un nuevo cielo y  un nuevo sol. Una tarea, que aquel espíritu prepara desde el origen y que culminará en esta última generación.

En la visita de Giorgio a Uruguay, su aparición causó muchas emociones, transformando todo a su alrededor. La energía, cada vez más fuerte y movilizadora, iniciaba nuevos sentimientos, necesarios para poder comprender y transitar los diseños que el Cielo traza progresivamente al avanzar. Su voz proclamó nuevamente los últimos llamados a quienes conocieron la verdad y pelearán por ella.

Ahí estaba, una vez más, presente entre nosotros como un igual, ofreciendo su vida, su sangre, y toda su grandeza. Una vez más, luchando y gritando por sus hermanos, los justos y todos los que sufren en esta humanidad, como un gran ejemplo que nos señala el único camino que nos conducirá a la gloria de nuestro espíritu y el de los demás. Ahí seguía, dando cada segundo de su tiempo por amor y misericordia a nosotros, reavivando la fe y la esperanza que el mundo nos intenta arrancar, haciendo reuniones con sus amigos y hermanos, programas de televisión y de radio con quienes lo siguieron desde toda la vida sin abandonarlo, respondiendo cada pregunta y rompiéndonos con cada palabra suya, la ilusión de la materia, para que por un instante, podamos salir del engaño.

Pero detrás de todas sus palabras, sus miradas y sus gestos había un sentimiento que me recorría por dentro, llevándome desde la tristeza a la más reconfortante alegría, que me decía y repetía insistentemente: él nunca abandonará, porque su amor es demasiado grande, él peleará hasta el final, porque su fuerza viene desde lo alto, él estará aquí eternamente, como estuvo desde el principio de esta humanidad. Pero la decisión de seguirlo o dejarlo, que puede salvarnos o condenarnos, traer el nuevo Reino o retrasarlo, es nuestra. Sólo hace falta querer hacerlo, sólo hace falta creer en lo que pensamos y decimos y no dudarlo, sólo hace falta tener fe en Cristo y dejarnos caer sin miedo hacia su lado. Decidirnos a ser revolucionarios.

Porque no hay acto más revolucionario que pueda hacer un hombre que dar la vida por Dios, no hay grito más fuerte que el que pide justicia al Creador, no hay sueño más grande que la espera de Cristo, ni sentimiento más fuerte que el amor por la verdad. Por lo tanto, llegó el momento de tomar fuerza y decidir hacerlo. Dejar nuestra vida, entregarlo todo por los demás y juntos defender la última esperanza de esta humanidad, venciendo al enemigo que habita en nosotros, haciendo estallar los cristales que nos aprisionan, para salir corriendo en busca de ese horizonte que un día regresará a encontrarnos. La decisión es nuestra.

Matías Lucas Guffanti
12 de diciembre del 2015
Arca Lily Mariposa
Rosario - Santa Fe - Argentina
zombie100 Por Marco Marsili
¿Por qué los Genetistas Cósmicos, los “Señores de las Estrellas” y “Jardineros del Cosmos”, afirman que más del 90% de la humanidad terrestre a esta altura ya está tristemente encaminada hacia el abismo de la auto destrucción?
¿Por qué Ellos afirman que la “peste de las neuronas del cerebro” (llamada “HARBAR”) a esta altura ya ha invadido la psiquis del Hombre?
¿Por qué Ellos afirman que sin Su intervención ya no somos capaces de salvar al Planeta ni tampoco a nosotros mismos?
¡Responded vosotros mismos a estas preguntas!

claudia-marsili-3-100Por Claudia Marsili
El hospital es una concentración de energías y emociones, lamentablemente por lo general son dolorosas. En este último año a mis hermanos y a mí nos tocó afrontar la separación terrenal de nuestros dos abuelos. Marido y mujer que se estuvieron siguiendo mutuamente, en un subseguirse de enfermedades y sufrimientos. Afortunadamente breves. Ambos transcurrieron un período en el hospital, durante el cual los familiares nos turnábamos para no dejarlos solos ni un instante. El nosocomio se encuentra aproximadamente a quince minutos del centro de la ciudad de Gubbio, y ese camino mi coche ya lo recorre como por inercia... por la cantidad de veces que he tenido que pasar por allí para hacer nuestro relevo de amor.
Mi fuerte conciencia interior me mantiene serena frente a la muerte. Se dónde están ahora... se que su viaje continúa... el vacío por su ausencia quedará cubierto pronto gracias a estas firmes certezas que tengo en el corazón. Pero lo que queda es el peso del dolor. Del sufrimiento. Incluso aquel que es necesario, pero nunca estamos completamente listos y preparados como para mirarlo a los ojos.
Dios quiso darme un regalo para ayudarme a que desaparezcan estos agobiantes recuerdos antes de que la nieve se lleve consigo a este 2015...
¡El 5 de Noviembre, acababan de pasar las 17:00 hs. y mi amiga Cristina me avisó que estaba viajando hacia el hospital para dar a luz a su tercer hijo! Mi corazón temblaba de emoción y me empecé a preparar para dirigirme a ese lugar en el que el aire es tan denso, a ese lugar de lamentos y de sufrimientos, en el que pude tocar con mis propias manos la fragilidad del ser humano y su pequeñez ante la inmensidad del plan divino... ¡pero esta vez era diferente, esta vez me encontraba corriendo para ir al encuentro de la Vida!
El milagro de la vida está allí... esperando poder manifestarse una vez más. Mi coche recorrió ese camino que ahora ya es amigo, pero esta vez mis ojos estaban llenos de lágrimas de agradecimiento, por haberme dado la oportunidad de “estar”.
Madre, eres tan bella, tan perfecta, demasiado grande para ser captada por completo por la mísera mirada humana.
Una guerrera que desafiaba al todo... que se desafiaba a si misma, con tal de llevar a cabo su misión. El papá estaba allí, asistiéndola, acariciándola. Tomándola por la mano y rezando por ella. Por ellos. Por sus mujeres.
Todo se cumplió. En una extraordinaria normalidad.
Y allí estaba... la escuchamos desde el pasillo, mientras hacía sentir al mundo por primera vez su voz. El papá salió a nuestro encuentro y aún con los ojos húmedos y el rostro pálido nos transmitió la emoción del prodigio que acababa de manifestarse una vez más en sus vidas.
Entré en puntas de pie y pude asistir a la escena más hermosa que Dios haya podido pintar en el lienzo del mundo. La niña, pequeña e inocente, ya estaba prendida al seno de su madre. El cansancio la hacía aún más hermosa. Se miraban. Se sentían. Corazón con corazón. La imagen era más intensa que cualquier cuadro que jamás haya sido pintado. Los colores eran vívidos y brillantes e iluminaban la habitación.
Dios se volvió niño una vez más. Para darnos su mensaje de amor y esperanza.
Bienvenida pequeña gota de Espíritu Santo.
Claudia Marsili
Gubbio, 20.11.15
claudia-marsili-1-100Por Claudia Marsili
Corazones unidos como gotas de un río en creciente que recorre la última curva antes de desembocar en el mar. Esa plaza es el mar para nosotros. Reencontrarnos como hermanos, hijos del mismo Cielo, mientras reclamamos gritando con fuerza el derecho a la VERDAD, a la JUSTICIA y a la PAZ.

marcoyfrancesca100Por Francesca Panfili y Marco Marsili

El sábado 7 de Noviembre se realizó en Cinisello Balsamo (Milán) la conferencia espiritual titulada “LA PRESENZA DEGLI ESSERI DI LUCE NEL VANGELO” (La presencia de los seres de luz en el Evangelio), organizada por Antonio Urzi, Simona Sibilla y todos los jóvenes del grupo denominado “Contatto Massivo” (Contacto Masivo) de la ciudad de Milán. La misma tuvo lugar en la sala de conferencias del Cosmo Hotel Palace y contó con la participación de muchas personas venidas desde toda Italia y del extranjero.

plazamedina100Por Patricio Alod

Y les refería Jesús una parábola para enseñarles que ellos
debían orar en todo tiempo, y no desfallecer, diciendo:
Había en cierta ciudad un juez que ni temía a Dios ni respetaba
a hombre alguno. Y había en aquella ciudad una viuda,
la cual venía a él constantemente, diciendo:
“Hazme justicia de mi adversario”. Por algún tiempo él
no quiso, pero después dijo para sí: “Aunque ni temo a Dios,
ni respeto a hombre alguno, sin embargo, porque esta viuda
me molesta, le haré justicia; no sea que por venir continuamente
me agote la paciencia”. Y el Señor dijo: Escuchad lo que dijo el juez injusto.
¿Y no hará Dios justicia a sus escogidos, que claman a Él día y noche?
 ¿Se tardará mucho en responderles? Os digo que pronto les hará justicia.
 No obstante, cuando el Hijo del Hombre venga, ¿hallará fe en la tierra?

Hola querido Pablo ¿Cómo estás? Desde la Tierra te escribe un amigo, un admirador tuyo. Si bien no nos conocimos en esta vida, seguro en algún momento del eterno presente nuestras vidas se cruzaron, vos para enseñarme y yo para aprender, como hoy me enseñás desde el más allá.

placa100Por Paola Becco
A Pablo Medina, nuestro hermano mártir (27-11-1960   16-10-2014)La impronta de la virtud crística de la justicia  siembra las semillas exactas que nuestro Ser requiere para desarrollar las cualidades precisas en su inagotable transitar.

¿Qué sería de la rosa, si en su magnificencia no existiera quién para  inhalar su indescriptible perfume?

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139