Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

camila100Por Camila Ocampo, con la colaboración de Domingo Silva y Adriana Navarro

REUNIÓN DE ARCAS en Montevideo, Sábado 2 de julio de 2016

Se nos convoca a una reunión de “emergencia” en el arca, y se nos comunica que Giorgio llegaba a Uruguay en apenas unos días.

Quedamos todos muy sorprendidos, se nos transformaron los rostros, nadie entendía nada. Surgieron muchas preguntas en cada uno de nosotros, ¿Por qué tan repentinamente?, ¿A qué venía? Y allí empecé a sentir cosas tan lindas, como cada vez que viene el maestro. Pero esta vez era algo especial, fue repentinamente, nadie esperaba su visita. Una mezcla rara de sentimientos invadió mi cuerpo, alegría, nervios,  me puse eléctrica, me llené de una energía inmensa, indescriptible. Solo Adriana puede decir como estaba, ella vio todos los efectos causados en mí ser con esa noticia tan gratificante. Saber que viene a nuestro país, como bien Giorgio dice que se recarga de energía de estar con todos sus hermanos de Latinoamérica te hace sentir honrado. El viene a la Galilea, se llena de amor, energía y luego vuelve a Jerusalén a seguir combatiendo con todos los hermanos guerreros que allí lo esperan.

Junto con Giorgio, llegaron hermanos de Argentina, Paraguay y Chile, ya que fuimos convocados a una reunión en el Arca de Montevideo el sábado 2 de Julio a las 19:00 horas.

Allí estábamos, empezamos a llegar uno a uno, a reencontrarnos con nuestros hermanos, que a la mayoría desde la reunión de Arcas en Las Parejas no los veíamos. Algunos solo nos conocíamos de vista, entonces empezamos a entablar más vínculo entre todos. Se sentía una energía inmensa, alegría y nervios por ver a Giorgio que venía acompañado por Sonia, su fiel compañera y hermana, que lo cuida y acompaña a donde el Cielo los lleve, un ser que lo invade todo con su amor y energía a donde quiera que esté. Y llegó el momento que todos anhelábamos, llegaron, acercándose y saludando a cada uno de sus hermanos como siempre. Se sentó frente a nosotros y con su mirada penetrante, observando a todos comenzó a hablar. (Estaba un poco débil, se estaba recuperando después de una sanguinación  y como no quería hacernos esperar se apuró, sin dar tiempo a su cuerpo a recuperarse).

“Buenas noches a todos, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Tenemos la presencia de Dios, porque los niños son Dios, la manifestación más alta de Dios la tenemos aquí, ¡mira ahí!, es extraordinario, ¡DIOS! Les pido perdón por mi retraso, pero sangré, y esta vez fue difícil recuperarme, pero por ustedes estoy aquí; mejor compartir que hacerlos esperar mucho tiempo, y no me gusta, el sacrificio que ustedes hicieron, no se puede esperar. Un saludo a todos los hermanos de Sudamérica y de Europa conectados... Daniel, muchos ¡eh! De verdad esto me emociona mucho, somos una familia, somos amigos, no somos de este mundo, vivimos en este planeta, vinimos a este planeta para ayudar a este planeta, a la gente que vive aquí. No somos perfectos, no somos los mejores, pero somos honestos, creemos en Cristo. No somos los mejores amigos del Cristo, pero somos fieles a ÉL. ÉL nos ama, no somos sus predilectos, hay gente mejor que nosotros, pero Él confía en nosotros. No somos los más evolucionados, pero ÉL sabe que no lo traicionamos nunca. No sé por qué ÉL nos eligió, pero se que no se equivocó eligiéndonos. No sé si llegamos todos al final esta misión que termina con su Segunda Venida, pero sé que estos niños van a llegar todos. No sé si nos salvamos, pero haremos todo lo posible para hacerlo, y para despertar más almas posibles. Sé que no nos podemos volver atrás, en el lugar donde estamos en este momento  todos nosotros, es un lugar de doble filo. Un filo, el primero,  que nos hace percibir, tener el privilegio de estar cerca del Cristo, a pesar de que –insisto- no somos los mejores. Y la otra parte del filo, y que podemos perder todo lo que hemos conquistado, lo que hemos logrado en evolución espiritual, en conciencia, en sabiduría, en cultura cósmica, lo que hemos logrado con muchos sacrificios, renunciado a todo, al éxito; muchos de nosotros renunciamos a los mejores años de su propia vida, de su propia juventud para dedicarse a esto. Toda la evolución que hemos logrado la podemos perder en un instante si nos volvemos atrás. Si pensamos que fue todo inútil, si pensamos que estamos fracasando, estamos perdiendo la guerra, y nos convencemos de que es así, lo perdemos todo. Pero no es así, vale la pena  lo que estamos  haciendo, vale la pena porque lo que estamos haciendo a  pesar de que somos los mínimos, los pequeños, los locos, los utopistas,  aquellos que sueñan, vale la pena porque lo que hacemos nos hace sentir vivos, nos hace sentir dignos de existir, lo que hacemos a nosotros que no somos nada, nos hace sentir  importante, nos hace sentir buenos, esto, ¿qué es ésto?, la obra, la causa. Nosotros que no tenemos nada, no tenemos dinero, no somos ricos, no tenemos un lugar de poder,  somos desconocidos de la sociedad, somos un número, lo que hacemos nos hace sentir importantes, nos hace poner delante  a la gente importante, y provoca a mucha gente importante, envidia, celo, odio, porque nos ven a pesar de nuestro sufrimiento, nos ven felices, sonrientes, que expresamos amor a los demás, sentido de la  justicia para aquellos que son perseguidos.  Esto, lo que hacemos es la riqueza más grande que un hombre puede tener. Luchar por su propia causa. Yo lo digo en verdad, no lo digo porque estoy aquí, o porque quiero hacer adulaciones como hacen los demonios, NO, lo digo porque lo creo. Antes, personajes importantes, justos, guerrilleros, maestros, no tuvieron lo que tengo yo hoy, lo que ustedes son, Padre Pío, San Francisco, Mahatma Gandhi, Ché Guevara, los dejaron solos, no tenían cientos de hermanos en las arcas prontos para darte la vida. Ellos en el más allá sienten envidia crística de su hermano Giorgio, habrían deseado lo que yo tengo, por eso, todo esto vale la pena. Y más, “Nosotros”, no Giorgio, “Nosotros” tenemos a los seres del Cielo, están aquí, y nos acompañan, nos protegen, y nos dan enseñanzas. Nosotros no somos los mejores, es cierto, pero somos la última esperanza para civilizaciones extraterrestres que quieren salvar este planeta. Nosotros no somos los elegidos, pero para los seres que vienen del Universo, somos un motivo para que ellos estén aquí, y no se vayan. Nosotros no somos los Santos, no somos los ungidos de Dios, pero somos también un test positivo, un tentativo positivo para civilizaciones que tienen miles de millones de años más adelantados que nosotros para insistir a visitar este mundo y convertirlo en un mundo de paz. Nosotros no somos los apóstoles de Cristo, pero somos aquellos que en este momento tienen vivo el espíritu de la Madre Tierra. Somos aquellos que el Padre Adonay, cree ÉL que vale la pena no aniquilar al mundo. Entonces tenemos que seguir adelante así cómo somos, mejorarnos, convencer definitivamente al Padre Adonay, que lo que Él piensa es verdad, para demostrarle a Él y a su Hijo, que no lo vamos a desilusionar, y que vamos a resistir, a poner nuestra vida, a ofrecerla a nuestra hermana muerte, ofrecerla a una persecución, pero que no vamos a cambiar nuestras ideas, nuestras utopías, poesías,  nuestras fantasías, nuestro sentido de la justicia, nuestro anhelo a un mundo mejor. Mi promesa es firme, yo la cumplo, siempre van a escuchar en cualquier lado del mundo, desde Palermo donde yo vivo ahora, hasta el último rincón del planeta, van a encontrar en una pantalla adentro de vuestras casas, mi voz, mis estigmas, la voz que grita en el desierto. No  se va a apagar. No se va a morir. El Cielo puede hasta  callarse un día, el cielo puede poner a prueba el mundo, y no va a mandar ni una señal más, pero lo que el Cielo le promete delante a todos ustedes, es que nunca va a callar la boca, de la voz de aquel que grita en el desierto, y nunca va a secar los estigmas sangrantes de Cristo hasta que Él no regrese. Entonces ustedes un día mirarán el Cielo y no hay nada, mirarán a la tierra y no hay nada, mirarán los cuadros y no lagrimarán, y no va aparecer nunca más aparentemente una nave, pero esta “Voz” sigue gritando. Y  esto para ustedes es la señal de que el Cristo está en la Tierra. Esto es una promesa - pero en la peor de las hipótesis-, porque esta voz y esta señal puede estar acompañada por muchas señales en el Cielo, por muchas señales en la Tierra. Entonces no tienen que tener miedo, no tenemos que tener miedo. Van a pasar cosas graves y grandes pronto, empezando por el año próximo, catástrofes, crisis políticas, guerras, atentados, y ustedes siguen adelante, firmes,  porque son protegidos por el Altísimo Padre Adonay.

(Ustedes) son la nueva semilla. El campesino cuando tiene una nueva semilla fresca para sembrar en su campo árido, sabe que esta semilla la tiene que guardar y proteger, porque cuando el campo empieza a convertirse fértil, guardando la nueva semilla, puede sembrar y cosechar mucho. ¿Cuál es el campesino estúpido que tiene una semilla buena, fresca y no la guarda para cuando el campo árido se convierte en campo fértil? Y si ustedes son la nueva semilla, el campesino lo está protegiendo, no tienen que tener miedo. Tienen que tener fe, porque ustedes son la nueva semilla, pero si la nueva semilla no tiene fe, muere, y el campesino la tiene que tirar a la basura. Aquella semilla que se convierte en estéril, la tiene que tirar y separarla. Entonces tenemos que tener fe, y creer que somos la nueva semilla.

Cada vez que vengo a aquí, espero de ser vuestra fuerza, y  vuestra esperanza, porque para mí ustedes son mi fuerza y mi esperanza. Y me siento afortunado de tener tantos hermanos, después de veintisiete años, y tantos niños. ¡Fuerza y adelante, eh! La batalla se hace más cruel y más dura. El maligno sugirió en la oreja de mis enemigos, quiénes somos, quien soy, dónde estoy, dónde están. Los asesinos saben lo que antes no sabían, saben identifican ahora nuestra personalidad. A mí me da alegría, me hace sentir importante, me hace sentir vivo. Cuando el poder, cuando el enemigo potente, te mira, y te considera un enemigo, tú te sientes importante, te sientes amigo del Cristo. El problema para todo el mundo, es cuando el potente, el enemigo te ignora, eres un nada, eres insignificante, y ahora si a nosotros el enemigo nos identificó, significa que somos importantes para él, que somos un peligro, esto me da honor, nos da honor. Significa que somos  amigos del Cristo. Los verdaderos amigos del Cristo son aquellos que el enemigo identifica y odia. Entonces tienen que ser alegres. Si vuestro amigo Giorgio les dice en Italia somos atacados por la prensa, es una buena noticia, extraordinario, estamos logrando el objetivo. El problema es cuando te ignoran, como si tú no existes. Pero eso no está pasando. Por eso más fuerza, divulgar más, más presencia. El mal no soporta en  este momento que yo no estoy solo, no lo soporta, investiga cuántas personas están conmigo, con nosotros, y a pesar que delante el mundo somos poquísimos, para ellos somos muchos, porque cada uno de nosotros para ellos representan una posibilidad que miles de personas puedan tomar conciencia de la verdad.”...

“Para ellos es un peligro político, un peligro espiritual, un peligro económico, un peligro ideal. Ellos irónicamente son más prolijos que nosotros, que somos ingenuos, y que somos a veces tontos, y que nos subestimamos, ellos hacen cálculos perfectos, porque sino yo no entiendo la razón, de porque en Italia,- un ejemplo, la prensa mafiosa me ataque, ¿por qué?, si no somos nadie, somos estúpidos, fanáticos, insignificantes, (entonces) ¿cuál es el motivo? Porque la prensa dice: “El antimafia de los estigmas”, burlándose, significa que tienen miedo, sino ignoraban, como siempre, ignoraban. Entonces hemos logrado un partido, hemos pasado las eliminatorias, ahora vamos a las finales, y tenemos al goleador que es el Cristo, sino,  no ganamos. Tiene que bajar y meter los goles. ¡Mientras tanto seguimos adelante amigos, hermanos! El año próximo, el 2017 yo sé, y creo que vamos a intensificar nuestra obra con mucha más potencia, y con mucho más éxito, que en el idioma extraterrestre, no es hacer plata o  fama de Hollywood, éxito en el idioma extraterrestre significa que el poder pasa de la  metodología de la burla, en la cual se encuentra hoy en contra de nosotros, a la metodología de las amenazas. Porque nuestra obra va a despertar miles y miles de almas más y levantar la tapa de las ollas, para que empiecen a caer varias máscaras del poder. Esto es lo que vamos a lograr. Sé que vamos a quedar solos. Ya empezamos a estar solos, pero creo que la gente nos va a apoyar. Entonces, tenemos que ser más fuertes, siempre más felices, vivir la vida con toda la pasión, y el amor, quejarnos porque somos hombres, no somos los mejores no somos los elegidos, entonces, vamos a pecar, vamos a equivocarnos, pero insisto, el punto de referencia nuestro que es el Cristo nos tiene que hacer sentir vivos,  felices, con todo el amor hacia nuestra gran  familia, que ahora no es una familia la nuestra,  ahora se convirtió en una gran familia. En este momento aquí no estamos solo en el Arca de Montevideo, en principio, Daniel (Rodrigo) hizo una lista infinita de lugares en el mundo donde hay gente nuestra, de Europa y Sudamérica. El Poder tiene que tener miedo. Porque nosotros no somos terroristas, no tiramos bombas, pero infiltramos ideas a la gente. Tenemos una ventaja, que tengo un amigo de arriba, que en la oreja me dice: “Oye, el Señor Fulano no está bien, aléjalo, pertenece al Mossad, a la Cía” entonces, es imposible que se infiltren de la mafia. Se puede infiltrar “el tentador”, ¿es el peor de todos? ¡No! El obedece al Padre, y si el Padre es nuestro amigo “el tentador” al final es un empuje para fortalecer nuestra fe. No es nuestro enemigo, se convierte en nuestro enemigo si nos dejamos tentar en nuestra debilidad, pero si nosotros nos mantenemos fuertes,  nos hace más fuertes, y el Padre se pone más contento. El enemigo nuestro, lo que puede hacernos daño, lo que yo no puedo controlar, este enemigo somos nosotros mismos que decimos:  “Ya está no quiero más, no me interesa más, Giorgio, no me importa nada de ti, de la causa”, y ahí, el enemigo ganó. Cuando nosotros mismos decidimos de cambiar el camino, el enemigo que está dentro de nosotros mismos, ganó la batalla. Por eso yo me defiendo de este enemigo, con mi presencia ante ustedes, desafío a nuestro enemigo, presentándome con todo el amor y la amistad diciéndoles: “Yo estoy aquí. Entonces el enemigo que está adentro de nosotros es mucho más difícil que no ataque. No se hasta cuando el Padre me tolera hacer esto, depende de vosotros, si tienen la llama esté fuerte adentro. Si esta llama empieza a apagarse, a disminuirse,  el Padre dirá: “desaparece”, y esto no quiero que pase. Pero no tengo miedo, yo siento que somos fuertes, que somos más unidos, quizá estoy loco, no importa,- yo veo estos niños aquí, veo esta bellísima gente.”

En ese momento le realizaron una entrevista a Giorgio desde el programa Enigmas Radio Sarandí.

Luego de la entrevista que realizo la radio a Giorgio, se realizaron alguna serie de  preguntas, y entre ellas cabe destacar lo que Giorgio respondió a unas de ellas: ¿los poderosos del mundo, los más inteligentes, tienen ellos idea de que van a la segunda muerte?: “Los potentes del mundo, aquellos inteligentes, o evolucionados, o amigos del anticristo, ellos no piensan que van a hacer la segunda muerte, ellos creen y el amigo nuestro le hace creer que el Cristo no regresará, que este es su reino, que van a gobernar por mil años más, y luego vemos. Entonces están muy tranquilos, que su jefe va a cumplir la promesa, que el Cristo no regresa, y que los mensajeros de Cristo los van a matar a todos, para que su reino siga reinando por mil años más, luego veremos. En realidad su reino esta por acabarse, él tiene la sensación que se va a acabar, pero va intentar todo lo posible para no perder este reino, pero el único que sabe toda la verdad completa, es satanás, su hijo el anticristo no lo sabe, porque satanás le miente a su padre, sin embargo el  Cristo no le miente a su padre. Esta es la dualidad”

¿Cualquiera de nosotros con todo lo que sabemos, si no cumplimos, vamos a la segunda muerte?: “Si nosotros, cualquiera de nosotros, no cumplimos vamos a hacer la segunda muerte, si o si, porque nosotros no podemos regresar atrás. Porque nosotros fuimos aquellos que hemos visto al Cristo, que hemos comido con ÉL, que le hemos visto llorar, que lo hemos visto sangrar, nosotros somos aquellos que pasamos noches, días, con ÉL, hablando, compartiendo. Nosotros hemos visto al Cristo sonreír, llorar, compartir, hacer bromas, nosotros sabemos, lo hemos tocado con nuestras manos, lo hemos abrazado, nos hemos enojado con ÉL, porque ÉL nos considera un amigo, un hermano, nosotros hemos olido el olor de su piel, de su carne. Si no cumplimos, cuando Él regrese nos va a decir: “Pero estuviste conmigo, ¿no cumpliste?, mereces la segunda muerte, porque mucha gente no me vio, no comió conmigo, no me escuchó, no me reconoció, no sabía, no entendía, estaba dormida, veía pero estaba ciega, tú no, Giorgio Bongiovanni ¿no cumpliste?, mereces la segunda muerte”. Esto es lo que el Cristo me va a decir a mí si no voy a cumplir,  y a ustedes si no van a cumplir.

¡Bien!, nos vemos pronto, nos encontramos otra vez. Me lo prometen que están unidos,  entonces gracias con todo el corazón y con toda el alma, por estar presentes conmigo.”

Después que Giorgio se retiró del Arca, nos quedamos haciendo una merienda compartida con todos los hermanos presentes. Fue muy lindo, la hermandad se potencia aún más cuándo estamos todos juntos, hay una energía única, demuestra la unión que hay entre todos.

Agradeciendo a Giorgio por su visita y por sus palabras, con mucho amor le dedico esta crónica a él y  a todos los hermanos del mundo.

Montevideo 15 de julio de 2016

Camila Ocampo, con la colaboración de Domingo Silva y Adriana Navarro

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139