Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
ramirocardoso100Por Ramiro Cardoso
Paraguay, esa tierra donde el pueblo no olvida ni su origen ni su idioma. Ese lugar donde los campesinos siguen  labrando la tierra y cuidando el ganado como antaño. Ese sitio perfumado por las selvas y las frutas más ricas y hermosas del mundo. Una patria bendecida con una juventud que admira a su pueblo y lo revive a través de sus costumbres.

Un 12 de octubre del año 2016 partimos hacia el Paraguay Matías Guffanti, Raúl Blázquez, Alejandro Díaz y yo, en representación de Antimafia Dos Mil Argentina. El viaje fue muy largo, en total 15 horas, pero entre risas y anécdotas casi no lo sentimos.

Llegamos el jueves a la mañana, nos recibió Omar Cristaldo, redactor de la revista digital Antimafia Dos Mil Paraguay, y nos alojó en su  hogar; gracias a su gran calidez y la de su familia a los pocos instantes logré sentirme como en  mi hogar. Pero antes de que pudiéramos ponernos cómodos empezaron las actividades. Primero fuimos a presenciar la entrevista que realizó un programa de televisión local al periodista uruguayo Jean Georges Almendras  y al fiscal y director del diario digital Antimafia Dos Mil Paraguay, Jorge Figueredo.
ramirocardoso5A decir verdad era la primera vez que ingresaba a un estudio de televisión, tal vez por eso observé como de repente se encendían las cámaras, el conteo previo y la palabra acción para que la presentadora diera comienzo al programa. Momentos más tarde comenzó la entrevista, en la cual se resaltaron distintos puntos referidos al narcotráfico, a la necesidad de sumarse a la marcha del día siguiente en un pequeño pueblo llamado Curuguaty, para recordar y honrar la vida y las acciones de Pablo Medina y Antonia Almada, víctimas de los sicarios, mártires del Siglo XXI en Paraguay.

Se dijo también que es necesario que la población despierte y obtenga un impacto principalmente en ese pueblo donde vivía Pablo Medina, en el cual se estima que más de la mitad de sus habitantes son cómplices, ya sea por estar involucrados directamente en las mafias locales o por su casi total indiferencia. Otro punto en el cual se insistió en la entrevista fue el gran espacio otorgado en la prensa al ejecutor Vilmar Neneco Acosta, permitiéndosele así cambiar y mejorar su imagen frente al público mucho antes de ser juzgado. Luego de varias preguntas por parte de los conductores el programa concluyó, y me fui del canal con la esperanza de que seamos escuchados por el pueblo paraguayo.

ramirocardoso4Ese mismo día en varios cines de Asunción se presentaba el documental Paraguay: droga y banana, en el cual se relata con destreza la moderna historia del Paraguay, la dictadura, los intereses externos, el narcotráfico y el Plan Cóndor en su máxima expresión. A mí me parece algo fundamental recordar este film, ya que para entender la historia actual del Paraguay necesitamos ser conscientes de la historia y el contexto en que vivió décadas atrás el pueblo paraguayo.

El sábado 14, con ansias y nervios de mi parte, partimos a Curuguaty. El objetivo de ese día era el de presentar el documental realizado por el periodista uruguayo Jean Georges Almendras titulado Pablo. Yo, en lo personal, esperaba que la sala estuviera llena de jóvenes a quienes les va a tocar vivir el mañana y todavía pueden elegir cambiarlo, pero no fue así.
ramirocardoso2Tampoco estuvo presente el diario ABC Color, en el cual Pablo Medina trabajaba. Sin embargo alrededor de 30 personas se hicieron presentes, entre ellos los familiares y amigos de Pablo. En sus miradas se notaba el dolor de haber perdido a un hermano, a un amigo, a un mártir de la justicia, a Pablo. Pero ahí estaban, presentes y con ganas de seguir luchando, para que el nombre de Pablo no sea olvidado. El fiscal Jorge Figueredo dio un discurso señalando la relación entre el Estado con el narcotráfico, del cual quiero recordar lo siguiente: para destruir al narcotráfico primero se debe separar al Estado de la mafia. Así dio comienzo el documental, al que siguieron preguntas de los asistentes.

Al día siguiente se celebró el acto en memoria de los dos años del asesinato de Pablo y Antonia. Y otra vez con mucho dolor, lo tengo que decir, comprobé que los únicos presentes éramos periodistas, familiares y amigos, todas personas que de alguna forma fueron golpeadas por el infame crimen.
ramirocardoso1Pero los habitantes de Curuguaty seguían su vida como si nada, el mercader vendía sus frutas, los jóvenes pasaban en sus motocicletas y las madres jugaban con sus hijos en el parque. Sólo nosotros estábamos ahí, un grupo de 50 personas casi invisibles ante la mirada a lo sumo curiosa de la gente. La única esperanza que me quedaba aquel día era que todos en el pueblo, por lo menos, escucharan a Giorgio Bongiovanni, aquel estigmatizado, aquel periodista, aquel acusador de la mafia, aquel amigo de Pablo que dos años antes viajó miles y miles de kilómetros para hablar a sus conciudadanos. Pero nada, nadie parecía recordar, a lo sumo unas pocas personas.

ramirocardoso3El acto lo abrió el Dr. Jorge Figueredo poniendo en evidencia que la política había tenido una vinculación con el doble asesinato. Luego presentó al director de la revista Antimafia Duemila Giorgio Bongiovanni, el cual comenzó diciendo que lo más importante en este momento es hallar la verdad y que el asesino sea juzgado. También denunció el silencio de todos los políticos, lo que demuestra la conexión entre la política y la mafia, encubriendo así no sólo los asesinatos perpetrados por ésta, sino todo el negocio de las drogas que se extiende desde el territorio paraguayo hasta la mismísima Italia, tierra de la mafia siciliana, desde donde se distribuye a todo el mundo. Pero lo que a mí más me llegó, como joven, fue una palabra, un término que me da fuerza: revolución. Revolución del pueblo contra el estado corrupto, para exigir verdadera democracia y sobre todo verdadera justicia. Y fue así como Giorgio se despidió, pidiendo a la población que se movilice y grite por esos valores. Luego subió al escenario el hermano mayor de Pablo, Francisco Medina, quien firme y con carpeta en mano comenzó a hablar cuestionando por qué ninguna autoridad se había hecho presente aquel día; poco a poco mientras seguía reclamando justicia su voz se iba quebrando, las lágrimas corrían por su rostro y su discurso se hacía más severo. También subió el hermano menor de Pablo, Gaspar Medina, el cual dijo que la mafia le había arrebatado ya a varios integrantes de su familia, y la última víctima había sido su madre quien no soportó vivir de nuevo la pérdida de un hijo. Me asombró no ver ni rencor ni ira en su rostro, solamente tenía la mirada de un hombre agotado, que lo único que quiere es dormir un día en paz, sin más noticias de sangre, sin más narcotráfico. El acto terminó y dio comienzo la marcha, que logró cierta repercusión, junto con el acto fue mencionada en varios medios paraguayos, que anunciaron también la presentación del documental, esta vez en el congreso paraguayo.

ramirocardoso59minutos250El lunes 17 de octubre, fue tal vez el día más caluroso de todos, pero eso no importaba, nada más importaba, solo la alegría de saber que iba a tener la posibilidad de ir al Congreso. El hecho de poder transmitir nuestro mensaje, nuestros recuerdos, nuestro pedido de verdad y de justicia en el mismísimo hogar de los políticos, muchos de los cuales están totalmente vinculados al narcotráfico, se me volvía una situación un tanto paradójica pero igualmente importante. Lo notable es que gran parte de Asunción lo sabía, la noticia había salido en los medios, en la televisión, por eso esperábamos una multitudinaria presencia. Pero la situación esta vez fue más desgarradora, ni una sola persona, adulta o joven, asistió, sólo estábamos presentes los periodistas argentinos, el periodista uruguayo Georges Almendras, el fiscal y director de la revista Antimafia Dos Mil Paraguay, Jorge Figueredo, el periodista y redactor del mismo diario Omar Cristaldo, junto a algunos colaboradores, y también cabe destacar la presencia del Senador Eduardo Petta como representante de la Comisión de Prevención y Lucha contra el Narcotráfico. Se proyectó el documental, al finalizar el cual se pasó a las preguntas de la prensa, a las cuales respondió Almendras, productor y realizador del documental Pablo.

Para concluir esta crónica con lo dicho al comienzo, observo lo que parece una ironía que me cuesta creer, una contradicción, por la cual el pueblo paraguayo que cuenta con una profunda memoria para recordar sus costumbres, su cultura, sus raíces y así mantenerlas vivas y palpitantes, por otro lado olvida a sus mártires, a los grandes héroes que dieron la vida por su pueblo y por un futuro mejor para su patria y para sus hijos.

Ramiro Cardoso
Arca Lily Mariposa
Rosario, Santa Fe, Argentina.
7 de Noviembre 2016

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139