Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

alea_loresOCHO DE ENERO, PRIMERA REUNION ESPIRITUAL DEL AÑO 2011 EN EL ARCA ALEA-LORES
Por Mara Della Coletta, Sandra De Marco
Con nosotros se encuentra un hermano nuestro y nos explica conceptos del cielo: evolución, humildad, fraternidad, compartir con  entrega a los demás, dar la vida al Cristo.
El precursor de Jesús Cristo nos inicia, si así lo deseamos, a la entrega de nosotros mismos a través de la comprensión de elevados conceptos Espirituales. No hace falta tener algún título, lo importante es discernir para entender lo que está bien de lo que está errado. ¿Cómo discernir? Persiguiendo valores como la honestidad, el respeto, la justicia, el amor “...que tu palabra sea si si y no no”... “por sus frutos los reconoceréis”. Todo lo que Jesús nos ha dejado, su vida, sus palabras, son el manantial del cual sacar el agua, de la cual beber.

El manantial que quita la sed.

Este diálogo que tuvimos comienza con algunas comunicaciones de Giorgio que tienen que ver con las noticias y el trabajo de las demás Arcas de Italia y de Sudamérica:

G.: Os invito a leer una hermosa crónica de los hermanos de Sicilia, relacionada con un premio que ganamos por un fantástico pesebre electrónico artesanal. El pesebre de FUNIMA del Arca de Catania, de altísimo valor profesional y por el cual ganamos el primer premio de entre todos los pesebres de la ciudad, fue un motivo de unión para toda el Arca. Con este premio el Arca y FUNIMA han sido reconocidas. Así como también ha sido reconocida una ciudad como Belpasso, Nicolosi, donde hay mucha rigidez católica. Y éste es un gran éxito. Es hermoso cuando se piensan estas ideas con el objeto de estar juntos. También os recomiendo la lectura de otra crónica de Sudamérica: La memoria de Salvador Medina, periodista y hermano que fue asesinado hace algunos años por la mafia. El juez Jorge Figueredo, nuestro hermano del Arca de Paraguay, lo recuerda. Es muy emocionante. Otra lectura que os recomiendo es el recuerdo de un niño de nuestro dispensario a cargo de Omar Cristaldo en Paraguay, que fue asesinado por el padrastro. Era un niño que cotidianamente frecuentaba nuestro centro médico, venía a comer allí, y los hermanos que se dedicaban al servicio de este comedor se habían encariñado mucho. Un ángel martirizado. Un niño muerto a golpes, asesinado por una paliza de los padres, quienes fueron condenados uno a 35 años de cárcel y el otro a 25 años. Y su madre biológica participó de este parricidio. Ésto es lo absurdo. Leed el relato de nuestro colaborador de Paraguay, es emocionante cómo recuerda al niño. En estas fiestas sagradas recordemos estos sacrificios.

...y continúa con nuestras preguntas. Nosotros, sedientos de Verdad, sedientos de Justicia, sedientos de Amor:

P.: ¿Pero es el harbar lo que impulsa a estos padres a hacer esto?

G.: Claro. ¿Pero tienes una idea de cuántos casos de este tipo hay? No sólo los matan, incluso los torturan... Estamos en la lista negra del Padre Creador. Luego hay otras noticias que debo daros. Hay otro Niño Jesús que llora sangre en Sudamérica y también la Virgen de Paraguay ha vuelto a llorar sangre. ¡Ovbiamente la Madre Santísima llora lágrimas de sangre si mueren los niños!

P.: ¿Podrías decirnos algo sobre la nueva línea de transparencia y anti-lavado de dinero de Benedicto XVI, sobre los fondos que se depositan en el Vaticano?
G.: Es un paliativo para protegerse de alguna forma de los escándalos que lo afectan día a día. En cuanto a la pedofilia, no pudo hacer otra cosa que admitir delante a la evidencia y declarar que tomaría medidas. Pidió perdón, lo cual está bien, es admirable, pero lo hizo sólo delante a la evidencia. En relación al Banco IOR, el presidente del Instituto para las Obras de Religión y el director general del mismo banco vaticano están siendo investigados por la Fiscalía de Roma por violación de las normas anti-lavado. La investigación a su cargo tienen que ver con el secuestro preventivo de 23 millones de euros, de un total de 28 millones, por los cuales no se han señalado las generalidades de los sujetos por cuenta de los cuales se llevó a cabo la operación financiera, y tampoco los objetivos y la naturaleza de las mismas operaciones. Por lo tanto delante de la evidencia del lavado de dinero sucio, descubierta en el ámbito de la investigación, dinero que nosotros de AntimafiaDuemila presumimos que proviene del tráfico de armas o de droga, o símplemente por no pagar los impuestos ¿qué puede hacer el Papa? Puede dimitir, o decir “sin que yo supiera nada mis hermanos desobedientes se han equivocado”, que es lo que dijo. Yo creo que esta es una forma de salvar lo salvable. Porque lamentablemente el Vaticano no ha lavado 25 millones de euros. El Vaticano ha lavado centenares de miles de millones de euros. El Banco del Vaticano fue uno de los principales culpables del crac del Banco Ambrosiano que costó la vida a Roberto Calvi. Gracias a Massimo Ciancimino hemos sabido que su padre, Vito, tenía cientos de miles de millones en el Banco del Vaticano. Era dinero de la mafia. Por lo tanto tenemos a un testigo ocular que acompañaba a su padre dentro de los muros del Vaticano. Delante a estas situaciones un Papa inteligente diría “no sabía, ahora tomaré medidas, tenéis razón, ahora castigaré a mis infieles”. Pero el Papa sabía que su banco lava miles de millones. Entonces lamentablemente cuando regrese Jesús, a nosotros nos pedirá cuentas, lo mismo a mí que a ti por nuestros pecados. Pero nosotros comparados con ellos somos unos santos beatos. No quisiera estar en sus zapatos cuando Jesús regrese. Si tengo que hacer una comparación, me siento bien frente a ellos que han hecho de todo.

P.: Basta con leer la historia de los Papas.

G.: Ellos tienen la convicción errónea y nefasta de que nuestros santos limpiarán nuestros pecados. Es allí que no entienden. ¡No será así! Porque el Evangelio de Juan dice claramente “cuando el Hijo del Hombre regrese sobre la Tierra – Jesús habla de sí mismo – Yo juzgaré según las obras de cada uno”. Entonces si somos dos servidores de Cristo en la misma iglesia, uno santo y el otro pecador, la santidad del primero no salvará al hermano pecador. ¡No, no es así! Entonces no esperemos que la santidad del hermano te ayude a lavar tus pecados. Eres tú quien tienes que realizar las obras.

P.: ¿Pero de dónde han obtenido esta convicción?

G.: De la iglesia católica. La inventaron. Es una manipulación diabólica. Porque Cristo se inmoló para lavar nuestros pecados, es cierto, pero por todos aquellos que se arrepientan. Ésta es la particularidad. Jesús te salva...

P.: A nivel kármico, no a nivel de los pecados.

G.: A nivel kármico y también de los pecados. El pecado te genera un karma. Jesús te limpia el karma si tú  te arrepientes. Si no te arrepientes no te limpia el karma.

P.: ¿Si uno se arrepiente una hora antes de morir?

G.: Si uno se arrepiente una hora antes de morir en una hora tiene que redimir toda su vida. Si eres poseedor de medio país, una hora antes de morir llamas a tu apoderado legal y le dices vendo todo. A tu familia no le dejas nada, se lo das a los pobres. Así te has redimido. O bien si eres un hombre poderoso, una hora antes de morir llamas a un magistrado y en una hora le dices todo: nombres de los culpables, de los cómplices, donde está el dinero, etc. y así te redimes.

P.: ¿Y una persona normal como nosotros?

G.: En tu medida. Llamas al hermano ofendido si has ofendido, al hijo ofendido si has ofendido y te redimes dando lo mejor de ti mismo. Que no necesariamente tiene que tratarse de dinero, sino cualquier cosa que lo haga feliz. Es decir le debes dar tu vida.

P.: ¿Pero no es algo cómodo que te redimas sólo al final?

G.: Pero este es un caso extremo. Desafío a quien sea a que haga en una hora lo que no ha hecho en toda una vida. Técnicamente es posible, pero prácticamente es imposible. Uno tiene que redimirse antes. Incluso Totò Riina que asesinó a miles de personas tiene que decir la verdad sobre todos los secretos que sabe y darle a los niños que mueren de hambre todo el dinero que ganó con la sangre. Entonces seguro que es perdonado. Éste es el error, según mi opinión y la manipulación que se hace.

P.: El personaje de Wikileaks está convulsionando un poco la situación mundial revelando ciertas situaciones. Pero me parece un personaje algo ambiguo.

G.: Nosotros estamos acostumbrados a leer las noticias, y en parte tenemos razón, teniendo presente que siempre puede estar detrás la mano de algo aún más negativo de lo que vemos, un complot. Lo que también podría ser cierto. Pero algunas cosas, como me han enseñado mis hermanos celestes, las tengo que interpretar y discernir en base a las señales. Os doy un ejemplo. ¿Quién está detrás de la Fininvest? La mafia. ¿Quién está detrás de los fondos del lavado de dinero del Vaticano? Los criminales, etc. ¿Quién está detrás de la revelación, en parte, del secreto de los Ovnis? No puedo decir que los criminales. Por más que pueda ser realizado por un personaje ambiguo, extraño, detrás veo la mano del Cielo. Detrás veo que el Cielo hizo aflorar la Verdad sobre los extraterrestres, porque es algo positivo. No tengo que prestar atención al instrumento. Por lo tanto nosotros tenemos que razonar y siempre aplicar el discernimiento. ¿Qué es lo que está provocando este aflorar de noticias de Wikileaks? Provoca la reacción de los poderosos. Si una situación de este tipo provocada por un personaje ambiguo, provoca una reacción de rabia y miedo en los poderosos, yo aquí veo la mano del Cielo. ¿Cuál es el mensaje que los poderosos tienen que entender de este chico? Tienen que entender que ellos son controlados de cerca, por un poder mucho más poderoso de lo que ellos pueden imaginar. Y que pueden terminar mal en cualquier momento, porque los extraterrestres son capaces de entrar en las computadoras de la CIA y de la NASA, quitarles todos los secretos más diabólicos llevados a cabo en estas décadas y mandarlos por e-mail a todas las personas del mundo.

P.: Pero el instrumento es siempre consciente de ésto...

G.: No necesariamente. El instrumento se pone a disposición por pasión por hacer este tipo de trabajo. Este chico es un fanático, un maníaco del robo de informaciones. Por lo tanto han elegido a la persona perfecta.

P.: Giulietto Chiesa expresó una reflexión al respecto, donde afirma que muchas informaciones que tienen ver con Berlusconi, Putin y otras cosas más, son marginales. En realidad la intención primordial es la de hacer emerger los resquemores de los diferentes países árabes con respecto a Irán. Y él supone que detrás esté el Mossad que pretende hacer saber cómo será atacado Irán.

G.: Es cierto lo que dice Giulietto, pero yo todavía soy más cauto. No estaba dentro de los intereses de los árabes que esto se supiera. Tampoco era interés del Mossad al 100 %, porque todavía es una operación secreta. Entonces hay una potencia superior que os hace comprender que ellos, los extraterrestres, controlan a todos. La pregunta es: ¿quién es esta única potencia que controla a todos? Yo conozco una sola y no está dentro del planeta. Y los servicios secretos saben mucho mejor que yo que hay una potencia que los controla de cerca desde el año 47'. Ellos han visto y estudiado a los platillos voladores. Los conocen perfectamente. Probablemente los presidentes no, porque no tienen ningún poder de decisión, pero los servicios secretos si.

P.: ¿Cómo se hace para reconocer quién es el Cristo y quién es Jesús?

G.: Premisa. Yo respondo, pero es una respuesta meramente teológica. No es importante en el ejercicio de la acción de la fe que uno se haga estos problemas, y que caiga en una ansiedad espiritual al tratar de entender quién es Jesús y quién es Jesús Cristo. Pero de todos modos es interesante hablar y comprender teológicamente, porque cuanto más avanzamos nosotros en la teología espiritual y en la comprensión de las personalidades divinas que nos han visitado, más avanzamos en la evolución. Jesús no es Cristo, pero Cristo está en Jesús. Esta es la respuesta. Ésto está muy claro en el Evangelio porque a menudo Jesús pone en evidencia la propia personalidad y Cristo, casi siempre, prevalece sobre la de Jesús. Hay momentos en los que Jesús, el Hijo del Hombre surge incluso teniendo al Cristo dentro suyo. Todos tenemos esta naturaleza doble: la naturaleza humana y la divina. Todos la tenemos en nuestra individualidad, y también la tienen aquellos que por misiones especiales viven en simbiosis. Una misión especial se cumplió hace 2.000 años, donde dos seres divinos vivieron en simbiosis en el mismo cuerpo casi seguro a lo largo de tres años, y luego cuando Jesús resucitó con todo el cuerpo, para siempre. Y Jesús ya no es más sólo Jesús, es  Jesús cristificado. Jesús era sólo Jesús, pero ya era un gran Maestro divino. Yo lo conocí en la Atlántida: Él ya era Jesús, el Maestro Jesús, el más grande de todos nosotros, pero era un hermano mayor. No era el Señor, el Rey. En la Atlántida Jesús era un Maestro de los iniciados, de los alumnos. En este sentido Él predicaba, instruía a las personas, pero no era Cristo. Se convierte en Cristo en el Río Jordán cuando le bautiza Juan el Bautista. Entonces se convierte en Jesús Cristo. De hecho la paloma, el Espíritu en forma de paloma le compenetra y se convierte en el Mesías.

P.: ¿Jesús se encarnó como se encarnó Elías?

G.: Cristo lo dijo claramente “¿Qué salisteis a ver en el desierto? ¿Una caña movida por el viento? ¿A quien habéis oído hablar en el desierto? ¿Un hombre vestido con pieles? ¿Un mendigo? ¿Qué salisteis a ver? ¿Un profeta? Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan, el Bautista; aunque el más pequeño en el Reino de los Cielos es más grande que él. Y si lo queréis creer”, dice en el Evangelio, “él es Elías, el que tenía que venir”. Lo dice claro, Elías ya había existido, entonces si ya había existido, físicamente se había encarnado. Jesús ya había existido y se había encarnado en Jesús. En el Río Jordán se convierte en Cristo, es decir Cristo lo compenetra. Por lo tanto no es sólo Él, están Jesús y Cristo.

P.: Con respecto a este concepto ¿dónde están las pruebas en el Evangelio?

G.: En el Evangelio de Juan Jesús dice a menudo: "el Hijo del hombre, el Hijo de Dios". Son dos personas, pero si uno Lo ve en una sola persona cree que ésto es una contradicción. “Yo voy al Padre y no me veréis más”...”pero estaré con vosotros hasta el final de los tiempos” y luego “no os dejaré huérfanos, regresaré en medio a vosotros” ¿Pero cómo? ¿Si dijo que se va y no vuelve más y ahora en cambio regresa? ¿Cuántas personalidades están hablando? Jesús no se puede equivocar. Cuando Jesús dice 'El Hijo del Hombre regresará en medio a vosotros’ éste es un pasaje en el cual hay dos personalidades contemporáneamente. En ciertos momentos de su vida prevalece la de Jesús, pero con Cristo siempre presente.

P.: ¿Quién está en el sermón de la montaña?

G.: Cristo. En todo el Evangelio está Cristo. Sólo en algunos momentos interviene Jesús. Jesús es nuestro Maestro, Cristo es nuestro Dios. En nuestro caso no es relevante entender cuándo es Jesús y cuándo es Cristo, saber cuándo nos aparece Jesús, si es Uno o el Otro. Es Cristo que aparece, porque el instrumento de Cristo es Jesús. Pero entender lo que ocurrió hace 2.000 años es importante e instructivo. En éste “Yo me voy y no me veréis más... pero estaré con vosotros hasta el final de los tiempos” es el Sol quien habla y el final de los tiempos será cuando el sistema solar se apague. Los tiempos se han acabado. Vamos hacia otro tiempo porque sin el Sol no hay nada. Mientras el cambio de una Nueva Era es el que veremos dentro de poco. Luego Jesús dice “El Hijo del Hombre regresará en medio de vosotros”. Éste es un pasaje en el cual están las dos personalidades. Durante algunas sangraciones interviene Jesús, no soy más yo. Esa es la compenetración. Interviene Jesús, no Cristo, que para mí es lo mismo. Yo quedo anulado, hay otra personalidad que te habla, que te lee en el corazón. Tú ves mi cara, pero el espíritu es otro.

P.: ¿Eso te ocurre sólo durante el éxtasis de la sangración?

G.: Durante el éxtasis de la sangración, pero también en otros momentos.

P.: Al final de los tiempos el Sol se apaga. ¿Qué sucede?

G.: Dentro de 5.000 millones de años el Sol se apaga. En este momento el Sol tiene una edad correspondiente a la mía, 47 años. El Sol cumplirá 85, 86 años dentro de 5.000 millones de años. Este Sol se apagará y el sistema solar se anulará en un agujero negro. Pero todos los seres espirituales del Sol y de los planetas se trasladan a otros soles y a otros planetas. Quienes viven en la Tierra pasarán a la quinta dimensión, los de la sexta dimensión a otros soles. El Sol se apaga, pero no en el sentido estricto de la palabra. El Sol hará exactamente lo contrario, cuanto más crece y se vuelve adulto más se agranda su masa. Dentro de 4.500 millones de años el Sol comienza a agrandarse, su masa llegará hasta la luna y por lo tanto la Tierra será aspirada como un mosquito hasta convertirse en un agujero negro. Pero los seres espirituales cristicos del Sol y los seres espirituales angélicos de los planetas ya habrán emigrado a otros sistemas solares. El Sol físico es el instrumento del Sol astral. Lo que nosotros vemos es el cuerpo físico del Dios Sol, es la casa y el espíritu está dentro. Y cuando la casa es vieja, el Padre se va a otra casa. Pero repito, dentro de 5.000 millones de años.

P.: ¿Por lo tanto nosotros comenzaremos a entrar en cuarta dimensión con la nueva Era?

G.: No. En la Nueva Era nos quedaremos en la tercera dimensión avanzada a lo largo de 1.000 años. Tenemos que hacer 1.000 años de escuela en los cuales se vive en paz, hermandad y amor. Cuando se pasa a la Nueva Era nos será dada una tecnología que en términos de tiempo supera la actual en unos mil años: se volará a través de la energía magnética, de todas las tareas domésticas se encargarán los robots y la vida estará dedicada sólo a la creatividad. Porque el hombre no tiene que ser esclavo de nadie. El hombre tiene que crear artísticamente todo lo que sabe hacer. Ya no se harán trabajos manuales. La tecnología será gratuita y concedida a la persona más humilde así como a la persona más poderosa. El hombre y la mujer crecerán, procrearán y tendrán que ocuparse de crear arte: arte en la pintura, arte en la construcción, arte en la música, arte en la filosofía, arte en la medicina, arte en la pedagogía, arte en la naturaleza, arte en la economía. Estudiarán sólo para mejorar y hacer evolucionar a la sociedad. No tendrás tiempo para las tareas domésticas, porque de otro modo eres involucionado. Por lo tanto los genios de la tecnología nos proporcionarán maquinarias incluso biológicas, que son máquinas privadas de alma pero que parecen personas. La economía no estará basada en la moneda. Ya no existirá el dinero, porque el dinero es la invención más diabólica y salvaje que el hombre haya creado. Ya no será necesario el dinero, porque el gobierno brindará los bienes de primera necesidad a toda la sociedad.

P.: ¡Pero eso es ciencia ficción!

G.: No querida, esta es la civilización de la cual provengo. Ponte por un momento en mi lugar. Yo provengo de esta civilización, y aquí en la Tierra como mínimo me tendría que suicidar. No lo hago porque he visto a Jesús, de otra forma me habría dejado morir encerrado en un manicomio.  Intenta explicar que vives en un mundo en el que no existe el dinero, donde la tecnología está a disposición de todos, donde no eres esclavo todo el día, sino que eres libre en la creatividad en el ejercicio del arte que tu eliges y para el cual tienes capacidades... Si sabes dibujar, serás pintor, si sabes tocar instrumentos serás músico, si sabes escribir serás escritor...en una sociedad que premia el mérito... ¿Pero aquí dónde está esta sociedad? Aquí si quieres ser psicólogo tienes que trabajar en un bar para pagarte la universidad. De donde yo provengo la sociedad garantiza la evolución y premia el mérito de todos los ciudadanos nacidos en ese planeta. Porque si han nacido en ese planeta es porque lo merecen.

P.: ¿Todo esto ocurrirá después del regreso de Cristo?

G.: Claro. En la Nueva Era el nacimiento de un hijo es considerado un mérito de la sociedad misma, porque está recibiendo a un nuevo ciudadano que nos enseñará otras cosas. Es una fiesta, una alegría. Por lo tanto incluso antes de nacer, la sociedad te pone a disposición todo lo que te hace falta para dar un mejor aporte a la sociedad misma. La estructura social pone a disposición lo mejor de esa sociedad para ese ser que ha nacido a nivel científico, artístico, médico, etc. Entonces es lógico que el niño se convierta en un genio, porque puede expresar todo lo que más le gusta, lo expresa al máximo, al 100 %. Y por lo tanto la sociedad sabe que se beneficia: crece. ¿Y en qué se beneficia el ser que se ha encarnado? En que hace su experiencia al máximo de los niveles y se expresa. Pero esta tiene que ser una sociedad con una organización perfecta, una organización altruista, una organización donde no existe la propiedad privada. Quien ejerce la propiedad privada es arrestado y exiliado. No hay nada que te pertenezca, pero al mismo tiempo posees todo. ¿Entonces para qué te sirve la propiedad privada? En este mundo, en cambio a causa del dinero, quien nace ya está castigado, porque ni bien nace ya tiene 40.000 euros de deuda.

P.: ¿Y la enfermedad no existe?

G.: No, existe la medicina de prevención que se basa en la alimentación. No es necesario crear medicinas artificiales, se obtiene todo de la naturaleza. Los extraterrestres me han dicho que todas las hierbas que hay en la Tierra previenen todas las enfermedades que existen en el universo viral y demás. Los seres de luz han dicho incluso a civilizaciones extraterrestres que tomen plantas de la Tierra para sanar las enfermedades en sus planetas.

P.: ¿Entonces existe la enfermedad?

G.: Para los seres como nosotros, no para los seres de luz. En la supercivilización la enfermedad es erradicada gracias a una acción de prevención utilizando estas hierbas. Nunca tendrás fiebre, porque se hacen vacunas naturales. A los niños recién nacidos hasta los siete años se les suministran periódicamente tisanas de hierbas para prevenir cualquier enfermedad. Porque el universo viral, teniendo una vida autónoma, siempre está al acecho. Pero una civilización evolucionada lo neutraliza. Asi que, ¿quien no desea una civilización así? Pero nosotros los hombres no la deseamos, porque entre los hombres existe el deseo de posesión. No se puede entrar en el Nuevo Reino, en la Nueva Era si, incluso nosotros que lo merecemos o que somos candidatos, tuviésemos o sintiésemos en nuestro corazón que poseemos algo. Nosotros no entraremos porque seríamos un estorbo, un obstáculo para todos los ciudadanos de esa era, de esa civilización que han inculcado el sentido de la no posesión.

P.: ¿Por posesión te refieres a apego?

G.: Si. El uso no es posesión, es administración. Veamos ejemplos humanos. Si yo siento mío este teléfono, mío solo, no puedo entrar en la Nueva Era. En la Nueva Era la sociedad es tan rica que pone a disposición de todos el mejor de los teléfonos. Lo utilizo hasta que ya no sirve, pero sólo lo puedo utilizar porque es de la comunidad. Y cuando ya no lo necesito lo tengo que poner nuevamente a disposición de la comunidad. Nadie me lo puede quitar porque eso significaría que lo quiere poseer. Si poseemos algo no podemos entrar en el Reino de Dios.

P.: Entonces ni siquiera la posesión de las personas...

G.: Absolutamente. “Esa es mi mujer”...No, sois una pareja, pero sois de Dios.

P.: ¿Entonces ni siquiera apego a mí mismo?

G.: Exacto. Tienes que sentirte apegado a una sola cosa. A tu alma, para no perderla. Es lo único que puedes decir que es tuyo. Ahí si tienes el derecho. Porque a tu alma, nos enseña Cristo, no tienes que dejar que nadie la toque, excepto Él, porque de otra forma puedes perderte. Es lo único que posees y tienes el derecho de poseerla. Es más tienes que reivindicar la posesión. Mi alma es mía, y no tuya. Tu alma no es común, yo soy yo. Es lo único que el Padre me ha dado y que puedo tener, déjame que la disfrute, es mía y yo la dirijo. Todas las cosas materiales nos han sido dadas en préstamo. Ni siquiera puedes poseer el amor que sientes por tu dulce y hermosa compañera. Es el amor el que tiene que poseeros, no al contrario. Pero si quieres poseer al amor tarde o temprano se rebela y se va.

P.: ¿Nosotros que vivimos en esta sociedad materialista y que todos trabajamos como esclavos, cómo tenemos que comportarnos?

G.: No tenemos que cambiar las cartas sobre la mesa porque de otra forma nos marginan y morimos. El concepto del cual hablé sobre la Nueva Era, aquí no lo puedes poner en práctica al cien por cien. ¿Entonces qué es lo que Jesús quiere de nosotros? La disponibilidad de hacerlo en cualquier momento que nos sea solicitado. Jesús o el Cielo, quiere saber si tú estás disponible. En la Nueva Era es fácil hacerlo. Tienes que estar disponible en la profundidad de ti mismo ahora. No se te pide que lo hagas, pero si te llegara a ser pedido, al menos en parte, lo tienes que hacer. Porque si te niegas no pasarás a la Nueva Era. Es inútil que yo te engañe. Y si tú dices “Pero señor, yo prediqué, yo hice”...pero no has estado disponible con todo tu ser como te ha sido pedido, no vas a la Nueva Era. Te volverás a reencarnar y volverás dentro de algún que otro milenio. Yo puedo hablar por mí mismo, yo soy un ejemplo. A mi Jesús me ha pedido todo y yo dije que si. Una vez en el Arca me hicieron una pregunta con la cual me pusieron la espalda contra la pared. Me preguntaron “¿Pero tú que tienes dificultades económicas, qué haces si le falta de comer a tu hija?” Y yo respondí “No le daré de comer a mi hija, morirá de hambre, pero yo divulgo la palabra de Dios”. ¿Has entendido lo que estoy dispuesto a hacer? Porque yo se quién es el que me ha llamado. Lo conozco. El Señor me pone a la prueba incluso a través de los hermanos. Me vi obligado a responder así. Yo dejaré morir de hambre a mi hija, pero no callo la palabra de Cristo. La divulgaré. “¿Entonces le quitarás el pan de la boca?” Si y lo transformaré en sellos postales, en papel impreso, porque para mi la salvación de un alma vale mucho más que la salvación de un cuerpo. Soy consciente de que podría terminar en un manicomio por frases como éstas, pero yo se lo que digo. Lo se perfectamente. Hasta ahora lo único que puedo hacer es agradecerle porque a mi hija no le falta nada, pero nada. Cualquier dificultad que tengamos no tiene nada que ver con los niños que mueren de hambre. Pero si me obligas y me pones con la espalda contra la pared y me provocas, yo no te puedo mentir. Yo se quién es, lo que este Dios quiere de mí. Lo conozco. Es el mismo que dijo “Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen” y es además el mismo Dios que le dijo a Abraham “Toma el puñal y mata a tu hijo” y luego le detuvo la mano. Era sólo una prueba. Ese es Dios, os guste o no. También es el mismo Dios que dijo “Padre perdónalos”. Parece contradictorio, pero no lo es. Un Dios que dice “mata a tu hijo” y luego le detiene es una prueba dura. Es el mismo Dios que dijo “matadme, os perdono”. ¿Cómo se puede explicar esta enorme y sorprendente contradicción? Es fácil, porque este Dios lo único que pretende de nosotros es la disponibilidad. Lo único que nos pide es que estemos disponibles. No nos pide la luna. El maestro de artes marciales a su guerrero le hace tocar el fondo no porque le quiere destrozar, sino que le quiere hacer expresar la total disponibilidad a no rendirse jamás. Una vez que Dios sabe que tú estás disponible a no rendirte jamás no te volverá a decir “toma el cuchillo y mata a tu hijo”, ya no hay necesidad. Cristo se levantó cuatro veces mientras recibía los latigazos diciendo “perdónalos, porque no saben lo que hacen”. De esta manera demostró su total disponibilidad a levantarse siempre, porque la victoria de Cristo no fue la Resurrección, la cual era obvia. Es el hijo de Dios. La victoria de Cristo fue que siempre volvía a levantarse. Al Gólgota llegó destruido por los golpes y con su comportamiento quiso decir: Yo soy más fuerte que todos vosotros, porque no habéis logrado doblegarme, habéis logrado matarme, pero no doblegarme. Yo siempre he vuelto a levantarme, por lo tanto he vencido.
Luego resucitó: es el hijo de Dios... así ha vencido el Cristo Hombre, resistiendo.

P.: En la Nueva Era el concepto de mío y tuyo no existirá más y por lo tanto la casa, el auto, no son míos; los tengo a mi disposición y puedo ponerlos a disposición de la comunidad.

G.: No, no hay necesidad. Están a tu disposición y basta. La comunidad tiene otras cosas a disposición.

P.: Ésto en cuanto se refiere a la materia. Pero en relación a las personas, nosotros ahora estamos acostumbrados al concepto de “mi hijo, mi mujer, mi hermano, mi primo". ¿Seguirá siendo así en la Nueva Era?

G.: Si, existirá el concepto de mi mujer, mi marido, mi hijo, pero no puede prevalecer dentro tuyo el sentido de posesión o de los celos porque de esa forma ni siquiera te dejan entrar a la Nueva Era. Lo que tiene que prevalecer dentro de ti es el deseo del amor hacia tu mujer o hacia tu marido. El deseo de entregarte, de hacerla feliz y que seas feliz. Porque el amor es dar y recibir. Pero si en medio aparece el deseo y dices "eres mi mujer, haces como te digo yo” o "tú eres mi marido, no mires a esa persona", “¿porqué le prestas más atención a ese hermano que a mi?”... ni siquiera te dejan acercarte a la Nueva Era. Te será dada una familia a la cual tienes el deber de cuidar y de educar, sobre todo a los hijos hasta una cierta edad, porque luego ellos se vuelven libres. Como dije antes, es el amor el que tiene que poseeros. Deben desaparecer la envidia, los celos. Y ésto es fácil porque en una sociedad ideal nadie desea quitarte la mujer o poseerla y por lo tanto no tienes motivos para ser celoso. Si miran a tu mujer o a tu marido es porque ellos expresan belleza, hermandad, amistad. Nosotros, que conocemos la Verdad podemos ser un poco celosos de nuestra mujer o nuestra compañera, aunque sea sólo por tutelarla, pero no tenemos que poseerla. De otra forma no hemos comprendido a Cristo. Ella es mi compañera, es mi mujer y tiene que criar a los hijos, pero no es mía. Es de Cristo. Pertenece a un Ser, Dios, Cristo. Es Suya, y si Él la llama en cualquier momento, yo marido o compañero tengo que decir “gracias por tu sierva, yo también soy tu siervo”. Le pertenece a Él, no a mí. Y ésto también es válido para los hijos. Un hijo no es mío, lo tengo a mi cargo, pero le pertenece a Dios. El  alma se la ha dado Dios. Yo le he dado el envoltorio físico que al final se va. Lo que Dios le ha dado no se va nunca, por lo tanto le pertenece a Él. El profeta Gibran dice “los hijos no son vuestros. Vienen a través de vosotros, pero no son vuestros”.

P.: ¿Cuál es la mejor manera de desapegarnos de estos condicionamientos?

G.: La mejor forma, en la familia y en la comunidad, es estar siempre juntos, amarse y tener confianza los unos en los otros. E inspirar confianza. Tratar por todos los medios de transmitir entusiasmo, seguridad, esperanza, justicia. No es fácil, pero el camino es éste.

P.: Entonces lo que hay que hacer es alimentar sentimientos positivos.

G.: Todos sentimientos positivos. Entre nosotros tenemos que ser positivos, sonrientes, felices. La frustración, la angustia y el miedo no nos ayudan. Uno puede preocuparse, no somos de hierro, pero tenemos que darnos esperanza, seguridad. A veces la gente me acusa de ser un catastrofista. ¡Pero yo soy positivo! Aunque tengo que decir la verdad y si hay guerra no puedo decir que hay paz. Os lo dice alguien que a veces se siente apesadumbrado ¿pero al final porqué estoy aquí? ¿Por qué me veis hablar y sonreír? Porque prevalece el amor Cristico. Yo quiero que prevalezca en mí.

P.: Entonces también dejarnos contagiar positivamente...

G.: Absolutamente. ¿Cuántas dificultades tengo en mi vida cotidiana? Pero al final quiero que prevalezca el amor Cristico, y lo logro. Porque se que al final está Él, está la vida, la eternidad, que no moriremos jamás, que todos los problemas pasan si nos sentimos vivos dentro. No es fácil, pero si hago un esfuerzo lo logro. Por lo tanto entre nosotros tenemos que ser siempre positivos. Yo siempre he enseñado a los hermanos de las arcas que jamás debe descargar su propio victimismo sobre los hermanos. Podemos compartir nuestro problema con el hermano, convivirlo. Pero si yo siempre me pongo en el papel de víctima y pienso que los demás son siempre los que provocan mis problemas, ésto es algo devastador. Porque el victimismo es involución. El maestro espiritual prohíbe el victimismo y la frustración a sus propios discípulos, incluso con amonestaciones muy severas. El hermano no tiene que sentirse en culpa a causa de tus frustraciones. Esto es tratar de trasladar un karma a alguien que no tiene nada que ver. Lo que si puedes hacer es pedir ayuda humildemente al hermano. Cristo enseña “pide”. A menudo se habla de humildad, el ser humildes, hay que donar, perdonar, hay que dar con humildad, dar, dar, dar... pero una vez un Maestro me dijo “escucha, la humildad no es sólo dar, la humildad también es pedir. Saber pedir, sin dar: recibir. Porque a veces es mucho más difícil pedir para recibir, porque para ello hay que humillarse. Es fácil humillarse al dar. Y yo le agradecí. Es cierto, la humildad también es saber pedir y recibir. Y ésto es muy importante.

P.: El concepto de posesión me hace pensar en la frase “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Pero entonces si no logro amar al otro de esta forma, eso significa que no sabemos amarnos y que yo no me se amar a mi misma.

G.: Nosotros no sabemos amarnos, porque todo lo que pedimos y deseamos para nosotros mismos, creemos que nos hace bien, pero en realidad es una ilusión. Porque no miramos en la profundidad de nosotros mismos y no nos preguntamos qué es lo que necesitamos. ¿De qué tenemos necesidad nosotros? ¿Necesitamos un abrigo porque hace frío? ¿O necesitamos que alguien nos ame? Tenemos necesidad de amor. Nuestra gran necesidad es la necesidad de amor, de alguien que nos abrace, nos bese, nos estime, nos haga sentirnos bien, que valore lo que somos. Por lo tanto una vez que recibimos amor o que realmente entendemos que ésto es lo único que necesitamos; o si por encima de todo quieres el amor y el resto, como decía Jesús, viene después, por el resto no tienes que preocuparte... así es, una vez que hemos entendido que necesitamos amor y una vez que este amor nos es entregado y nos llenamos de él como las cubetas, sólo entonces ese amor que has recibido logras entregarlo con la misma fuerza con la cual lo has recibido.

P.: Entonces yo no soy capaz de amarme a mi misma...

G.: Pero no es culpa tuya... Es el sistema que os ha sido inculcado por esta sociedad inmunda que os impide amar. Conociendo a Jesús nos ha sido dada una gran posibilidad. Lo primero que nos amemos entre nosotros. ¿Cuántas cosas logras al colaborar con Funima International, con la Obra? ¿Por qué? Porque eres amada. Siempre tenemos que bendecir al Señor si estamos juntos, porque nos sentimos amados. Si yo me encuentro con alguno de vosotros, me siento amado y soy un hombre feliz. No veo la hora de dar este amor que me inunda. Vosotros soléis decir “si tu no estás aquí, aquí termina todo”. Pero yo digo “si vosotros no estáis, yo estoy terminado, porque estaré solo”. Por lo tanto si no recibiera el amor ¿cómo podría amar, cómo podría enseñar, cómo podría difundir? Ésto es algo que yo he aprendido. Así es, yo digo humildemente que necesito amor. Señor si tú no me das a los hermanos yo no puedo hacer nada por ti. Yo tengo necesidad de amor. Yo logro seguir adelante si alguien me ama”.

P.: En referencia a pedir ayuda. Hay personas que piden ayuda repetidamente con la única intención de recibir sin atesorar la ayuda. Y otros que piden ayuda con la intención de mejorarse a si mismos, para comprender, para poder afrontar o resolver determinadas situaciones al fin de no tener necesidad de volver a pedir.

G.: Es sencillo. Si amo a Cristo, si estoy en el camino de Cristo, tengo que pedir aquello de lo que tengo necesidad, pero ésto no tiene que ser un fin en si mismo, tiene que ser porque le sirve a Cristo, no a mi. Porque en el momento en el cual se que le sirve a Cristo para Su Obra, para Su gloria, para Su amor, Él me dará cien veces más. Sin la necesidad de que yo se lo pida. Y no es una cuestión de inversión, porque Él lee en mi corazón. Él sabe que si te pido algo y lo hago porque quiero enriquecer mi espíritu, no sólo no me dará cien veces más, sino que además me quitará incluso lo que tengo. “A quien tiene le será dado, a quien no tiene le será quitado incluso lo que tiene”, dijo Cristo en el Evangelio. ¿Pero qué significa? ¿Qué quiere decir? ¿Tú pides para Mí? ¿Para mi Obra? ¿Para mi gloria? Humillate. Pide. Cuanto más pides por mi, yo te devuelvo el doble. Pero si por una vez pides para ti mismo, aunque sea por una exigencia tuya, te quitaré incluso lo que te había dado antes. Entonces, cuando pedimos tenemos que tener presente si es algo que puede servir a Jesús. ¿A qué me refiero cuando digo Jesús?: Jesús es quien sufre, Jesús es quien tiene necesidades, Jesús es quien es perseguido por una causa justa, Jesús es el niño que muere de hambre, Jesús es el prisionero privado de sus derechos, Jesús es el obrero que recibe una paga diez veces menor a la que le correspondería. Entonces si yo pido por una de estas causas que te acabo de enumerar, estoy pidiendo por Cristo, no pido por mí. Y entonces al final Jesús te dirá “hijo mío has pedido dos mil veces, has molestado a centenares de personas, tu lo hacías por mi. Ahora bien, recibirás cien veces más de lo que has dado ya sea espiritualmente como materialmente.

P.: Salvatore Borsellino dijo en una conferencia reciente “haría falta un nuevo Ghandi”. ¿Qué es lo que hizo vencer a Ghandi, qué es lo que hizo movilizar a miles de personas en una situación en la que había muchísima pobreza y gente que moría de hambre? ¿Dónde estaba su fuerza, espiritualmente hablando? ¿Cómo logró hacerlo, al menos en parte?

G.: Lo que dije anteriormente de Jesús: la resistencia. La disponibilidad a no doblegarse. Ésta nos hace vencer. Pueden perseguirte, encarcelarte, cortarte la lengua, las manos, los pies, cegarte o causarte la muerte civil, y no te doblegas en tu idea, en tu causa. Ésta se convierte en tu fuerza. Ésta fue su victoria, a través de la demostración de su enseñanza. Porque políticamente, como tu sabes, fue traicionado. Los musulmanes se dividieron de los indúes, y era justo lo que él no quería. La enseñanza de Ghandi es la enseñanza de Cristo. Lo que cuenta es la acción, la ideología es sólo una forma de expresar el amor, con costumbres, filosofías diferentes, pero la llama es única. Yo a Ghandi lo conozco bien, es un Cristo encarnado. Él venció porque siguió el mismo camino de Jesús: la no violencia. La tenacidad, la fuerza y si así lo quieres la violencia en el proclamar las propias ideas, porque no se doblegó. La violencia entre comillas: la violencia de la no violencia.

P.: Por razones incluso profesionales estoy haciendo una investigación sobre la Biblia y me encontré con algo que aparentemente parecería ser una contradicción. Pero probablemente no logro entender el sentido. En el Éxodo encontré un pasaje que dice: “El Señor pasó frente a él proclamando: El Señor, Dios misericordioso y clemente, tardo a la ira, rico en misericordia y fiel, que mantiene su gracia por mil generaciones y perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, pero no los dejas impunes, y castiga la iniquidad de los padres en los hijos y en los hijos de los hijos hasta la tercera y cuarta generación”. Pero luego en el Deuteronomio encuentro “Los padres no serán muertos por culpa de los hijos, ni los hijos serán muertos por culpa de los padres; sino que cada cual será muerto por su propio pecado”.

G.: No es una contradicción. Es una expresión con dos lenguajes distintos de la misma ley: causa y efecto. Dice: “en los hijos y en los hijos de los hijos”, porque a menudo quien se reencarna paga el karma reencarnándose en la propia familia. Por lo tanto paga el hijo, pero en realidad es uno mismo que se está reencarnando. Y dice “nadie tiene que pagar las culpas de los demás, por lo tanto cada uno se paga sus propias culpas”. La ley de causa y efecto. Dos lenguajes distintos, es más, muy distintos para transmitirte la misma ley.

P.: Entonces trabajando sobre un karma familiar, en realidad voy a trabajar contemporáneamente además sobre un karma anímico individual.

G.: Si claro, sobre ambas cosas.

P.: Lo que se siembra se cosecha...

G.: Siempre. De hecho Jesús, hablando justamente del perdón, a menudo recuerda la ley de causa y efecto con un lenguaje diferente. En el Viejo Testamento el lenguaje era más duro “ojo por ojo, diente por diente”. Jesús dice “deja la espada, porque quien a espada hiere a espada morirá”. Te invita a la no violencia, pero te recuerda que si la usas la usarán en contra tuya. Jesús con un lenguaje más suave está diciendo lo mismo. No cambia para nada, es la ley de causa y efecto.

P.: ¿Por qué se reencarna en la misma familia?

G.: Para pagar más rápidamente el karma, pero no es algo obligatorio volver a la misma familia.

P.: ¿Cualquiera puede modificar nuestro karma?

G.: Cualquiera que tenga una misión. Tiene que haber sido enviado especialmente.

P.: ¿Viene ya con la intención específica de resolver ese karma?

G.: Si tiene una misión si.

P.: ¿No es algo que pueda ocurrir por casualidad?

G.: No, por casualidad no. Tiene que haber sido programada por seres superiores e incluso tú que te prestas para esta misión tienes que ser un ser superior, pero no necesariamente eres consciente. Depende del riesgo que implica esta misión. Tú antes de nacer eliges borrar la memoria de la consciencia para evitar traumas, condicionamientos, desesperación, depresión. Imagínate que si yo recuerdo en un 100 % lo que vivo, de dónde vengo. Tendrías que encerrarme en un manicomio. Yo tengo sensaciones visuales, intelectuales y auditivas. Pero no tengo el recuerdo de dónde provengo, de la misma forma en la que recuerdo lo que hice anoche, si así fuera enloquecería. Porque éste es un manicomio criminal. En el lugar del cual provengo existe la beatitud, la alegría. Entonces, por elección mía y de mis hermanos superiores, no tengo que recordar todo. Tengo que tener el valor de lo que llevo, completamente. De lo que si tengo absoluta consciencia es de la ética de lo que soy y de dónde vengo; pero si recordara las imágenes, las sensaciones, las pasiones, los orgasmos de ese mundo, realmente me suicidaría. Es mejor que no recordemos todo.

P.: Si un acontecimiento traumático, que causa mucho dolor, no es superado en el transcurso de la propia vida ¿puede volver a presentarse o repercutir en las generaciones sucesivas?

G.: El karma es una experiencia absolutamente individual. Puede convertirse en familiar o colectivo cuando un grupo de espíritus cometen los mismos errores. Es ahí cuando se unifican bajo una generación, bajo una familia pero el origen, no lo olvidéis nunca, es individual. Tú pagas tus culpas. Luego puede coincidir que él y yo estamos en las mismas situaciones y entonces nos encarnamos, nos encontramos, nos familiarizamos. Pero todo parte de la individualidad.

P.: A menudo se nota que en un sistema familiar tienden a repercutir siempre las mismas dinámicas. Pero en realidad no se entiende bien porqué en cierto momento, en esa familia, éstas dinámicas se repiten.

G.: Exacto. Porque está ese origen.

P.: Más individuos que se encuentran juntos para resolver los mismos problemas. Se convierte en un gimnasio...

G.: Para tratar de superarla.

P.: Hace dos mil años no creyeron en la personificación de María. No era comprendida y por lo tanto no creían. Hoy la historia se repite.

G.: Hace dos mil años ni siquiera se preguntaron si Él era Jesús Cristo. Dijeron 'matémosle' y basta. Para ser más precisos los judíos habrían aceptado más fácilmente que Jesús se proclamara como Jesús, Hijo del Hombre, Profeta. Y no Hijo de Dios. Al final incluso lo habrían aceptado. Esta es la clave. Pero cuando Él dice “soy Jesús pero también el Cristo”, allí se rasgaron las vestiduras. No lo soportaron, no lo contemplaban, no le creían, a pesar de que Jesús se lo hubiera demostrado físicamente. Jesús curó a todos. A todos aquellos que se le presentaban. ¿Sabes lo que quiere decir todos? Incluidos los muertos a los que resucitó. ¿Pero qué tiene que demostrar todavía? Leed el Evangelio. “Acudió a Él una gran multitud llevando consigo cojos, ciegos, lisiados, mudos y otros muchos enfermos, y los pusieron a Sus pies y los curó; de tal modo que se maravillaba la multitud viendo hablar a los mudos y quedar sanos los lisiados, andar a los cojos y ver a los ciegos”. Este señor es inmenso. Los curó a todos. Él había curado a toda Palestina. Puedes imaginar entrar en las reparticiones de un hospital con un Señor que se llama Jesús y que todos los enfermos terminales se levantan y van a casa. ¿No es una prueba? ¿Y cuando Jesús multiplicó panes y peces para dar de comer a la multitud que lo había seguido? ¿Pero qué más tenía que hacer para demostrar que era el Hijo de Dios? “¡¡¡No te creemos, estás endemoniado!!!”...¡Había curado a toda Palestina! Ahora basta ¿no?

P.: Me llevas a pensar en todos aquellos que vieron, en todos aquellos que fueron curados. Pero que luego lo crucificaron...

G.: Eso es lo de menos. Porque cuando Él atravesó el Calvario quienes fueron curados, los judíos, le escupieron. ¿Y entonces qué se merece esta generación adultera y malvada de parte del Señor? Merece que el puño de Dios recaiga sobre ellos. No todos, algunos. Hay gente que le dio la vida a Jesús. Pero que cuando lo arrestaron tuvieron miedo.

P.: Quienes no le escupieron dieron vuelta la cara... Al final no se qué es mejor.

G.: Justamente.

P.: ¿Los judíos esperaban al Mesías?

G.: Le siguen esperando.

P.: ¿Pero qué es lo que esperaban que hiciese en ese entonces?

G.: Que se aliara con Herodes, que fornicara con las prostitutas... Hace dos mil años gobernaba Herodes, porque la mayoría del pueblo de Israel era pervertido, pecador, no se interesaba por el prójimo. Estaban los buenos, y esos buenos son los que se fueron detrás de Jesús, los que le reconocieron. Pero eran cuatro gatos locos. Es más, no, era toda la Galilea mientras les resultaba cómodo, porque este joven maravilloso curaba a todos. Hoy, y estoy hablando sólo de Italia por no hablar del resto del mundo, en el gobierno tenemos la misma situación, porque la mayoría de los italianos tiene esos vicios: el alcohol, la prostitución, la riqueza. Éste es el estado de nuestro país. Menos mal que no todos somos así...

P.: Volviendo a temas contemporáneos, ¿aquí somos todos llamados?

G.: Si, absolutamente.

P.: ¿Para que somos llamados? ¿Somos llamados para ser buenos, mansos, o en una misión? ¿Y porqué somos llamados?

G.: Somos llamados para algo muy importante, es difícil pero no imposible. Somos llamados para ser elegidos. No sólo para ser buenos, no para ser mansos, no para ser justos, no solamente. Somos llamados porque tenemos que convertirnos en elegidos, sino no podemos entrar en el Reino de Dios. Y elegido significa ama a tu prójimo como a ti mismo, dar todo, dar la vida por Jesús. Todavía no somos elegidos, precísamente porque es difícil. Pero tenemos que convertirnos en ello. El hecho de que logremos continuar siendo llamados en el día y en la hora en que regresa Jesús no nos permitirá entrar en el Reino de Dios. Cuando Jesús regrese y aparezca, nosotros ya tendremos que ser elegidos. Para ser elegidos, confieso que es algo muy difícil, pero no imposible. Es por ésto que estamos juntos, es por ésto que tenemos que amarnos. Y es por ésto, tú lo sabes así como lo saben mis hermanos, Dios nos pone frente a dura prueba. Justamente porque es difícil. Es en la materia donde tenemos dificultades, porque Él sabe que en el espíritu le queremos mucho, le amamos, le reconocemos. Y si quiero convertirme en elegido me hará sufrir mucho hasta que lo logre, por lo tanto lo hace por amor. No lo hace porque no me quiere. Si en cambio me deja a rienda suelta, yo incluso con buena fe me puedo dejar condicionar por las cosas materiales y no me convierto en un elegido. Como Él quiere que yo me convierta en un elegido, tú y todos nosotros, no nos deja vivir en el bienestar, seremos puestos siempre a prueba, siempre en dificultades. Pero al mismo tiempo no nos priva de lo necesario. Pobre de mi si digo que estoy muriendo de hambre... Es más tengo que agradecerle porque su prueba, en lo que se refiere a mi, o a todos nosotros, no es tan grave como la de los niños de Raúl. Entonces tengo que decir “Señor me pones a prueba, pero de todos modos te agradezco”. Es una pequeña prueba con respecto a la de ellos. Y así mismo aunque sea grave le agradezco igual, porque me hace estar siempre despierto, para convertirme en elegido.

P.: Y por lo tanto elegido significa...

G.: Digno del Reino de Dios. Digno, elegido. ¡Que no significa candidato!

P.: ¿Pero es mejor ser buenos, justos, mansos, o estar ya en el camino de los elegidos?

G.: Contemporáneamente hay que ser buenos, justos, mansos, beatos, puros de corazón, sedientos de justicia, altruistas, amar al prójimo como a nosotros mismos, pacíficos, misericordiosos. Eso es ser elegidos, y lograr poner todas estas cosas juntas no es tan fácil. Pero Él las pretende todas. Si falta sólo una de éstas eres una buena persona, eres un ser especial, pero no eres un elegido. Por lo tanto irás a un mundo en el cual todavía te tienes que reencarnar porque te falta algo. Jesús parece inalcanzable, pero Jesús en Su grandeza, en Su inmensidad, en este camino tan difícil, te ha trazado un camino muy rápido, que te hace alcanzar todas estas cosas, basta con poner en práctica una sola; dar toda tu vida. Te doy un ejemplo para hacerte comprender mejor el concepto. Un policía amigo mío, correcto, respetuoso de las leyes, un chico vital, generoso, altruista, respetuoso de Jesús, creyente, a quien le gustaba la vida, las mujeres... Él no era elegido, porque le faltaban algunas cosas que nos faltan también a nosotros. ¿Qué es lo que hizo este chico, para ganarse el Nuevo Reino en cinco minutos después de que se las había pasado tan bien?
Un día una niña se subió al techo, patinó y quedó enganchada... si cedía caía 10 metros, se rompía la espalda y moría. ¿Qué hace este muchachote para ganarse la elección en un instante? En un segundo tomó la decisión: si cedía él la niña se salvaba, pero si él no cedía la niña corría el riesgo de caer. Este chico se soltó y se rompió la espalda. Y este muchachote de dos metros ahora está parapléjico. Así es, ahora él no necesita hacer nada más, porque ha dado la vida por ese angelito. Él ya no necesita hacer como nosotros, las arcas, lecciones espirituales, ayudar, la lucha en contra de la mafia, en un instante se convirtió en un elegido. Se llama Angelo, mira qué casualidad. Y yo lo estimo mucho, muchísimo. Y no ha perdido ni la vitalidad, ni la alegría de vivir y es feliz. “Yo no puedo caminar pero soy feliz porque esa niña no merecía morir con ocho años, ni tampoco quedar como estoy yo ahora. En Uruguay conocí a otra persona, que por salvar a un niño de nueve años se ahogó. Él es un elegido, no sufrirá el juicio.

P.: Pero también el sacrificio cotidiano que nosotros hacemos es dar una vida.

G.: Claro, pero tienes que hacerlo hasta el final. Tenemos que ser perseverantes. Tenemos que sacrificarnos día a día, hasta el final. No hay vacaciones. Éste es el precio.

P.: Y como Jesús regresa dentro de algunos años nosotros tenemos únicamente este tiempo para convertirnos en elegidos.

G.: Yo trato por todos los medios de experimentar sobre mi mismo y tratar de ser un ejemplo aunque a veces no lo logro... Lo quiero experimentar en mi, porque es muy fácil decir armémonos y salgamos. Entonces lo que trato de hacer es precísamente ésto. Vivir así, como que no tengo tiempo. Por lo tanto tengo que dar toda mi vida en este breve tiempo y entonces tengo que superar mis conflictos humanos, cotidianos y no me puedo bromear con ello. Porque no estamos en el mil doscientos en la época de San Francisco, que a pesar de que ya era tarde todavía nos quedaban otros ochocientos años. Para vosotros ésta es vuestra última reencarnación sobre la Tierra antes de que regrese Jesús... por lo tanto no quedan más oportunidades. Si nos equivocamos ahora, no en las cosas que nos pueden ser perdonadas, sino grandes equivocaciones, reencarnaremos en quién sabe qué otro mundo.
Una última cosa: Dentro de poco se cumplirá un año que ha dejado este mundo. Quería recordar a nuestra amada hermana Lores, que nos escucha desde la luz ya que ella seguramente, hablando de llamados, justamente, si está en la luz, se ha convertido en una elegida. Ésto puede sólo alegrarnos, inspirar nuestros sentimientos para imitarla en el sacrificio, en el amor, como otros hermanos que nos han dejado en estos años. Entonces pensando en ella se nos hace más fácil ambicionar la elección. He aquí otro ejemplo de cómo se puede llegar a la luz es ese, un ser tan hermoso que nos dio tanto amor y que luego dijo sí al sacrificio porque de todos modos es un sacrificio dejar a quien se ama, por amor nuestro. Recordémosla con un pequeño rito sagrado. La señal de la cruz. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Que Dios la bendiga y que ella ruegue por nosotros desde allá arriba, que nos ayude.


A continuación entrevista:

En esta crónica/transcripción reproducimos también la entrevista realizada a Giorgio por Massimo Bonella, director del noticiero periodístico on-line “Pianetaoggitv”.

M.: Nos encontramos con Giorgio Bongiovanni. Sobre temas de Antimafia. Aquí tenemos un libro muy interesante que has realizado junto a Lorenzo Baldo. Un libro que no es sólo un relato sino también una investigación periodística. ¿Podrías hablarnos de él?

G.: El libro lleva el título de “Gli ultimi giorni di Paolo Borsellino” (Los últimos días de Paolo Borsellino). Ha sido escrito por un colega y amigo mío Lorenzo Baldo y por mí, en el cual con mucha honra hemos incluido el prólogo a cargo de Antonio Ingroia, el juez Antimafia que ya casi todos conocen. El libro narra en especial los últimos cincuenta y siete días de Paolo Borsellino, por lo tanto hemos tratado de hacer vivir minuto a minuto, día a día, hora a hora, los sentimientos, las emociones, lo que Paolo Borsellino pensaba y hacía sobre todo en su trabajo y con su familia. Tuvimos el honor de entrevistar a su hijo Manfredi, en una entrevista casi exclusiva, me permito decir, porque es de público conocimiento la gran reserva, la discreción y la aristocracia de esta familia que ha sufrido en el silencio esta grandísima pérdida del marido, en cuanto se refiere a Agnese, del padre en cuanto se refiere a los hijos, y de un hermano en cuanto se refiere a los hermanos que tenía Paolo Borsellino, y de un hijo para su madre, que estaba viva cuando murió Paolo. Por lo tanto fue una pérdida muy grande a causa de un atentado, de un asesinato mafioso, pero no sólo mafioso. Y entonces Manfredi se abre, sin entrar en los detalles de las investigaciones por el absoluto respeto que justamente la familia Borsellino tiene por las instituciones y dice claramente, al menos lo deja entender, que el padre no fue asesinado sólo por la mafia. Que había algo más. Nosotros hemos investigado a fondo, hemos tratado de leer a fondo las miles de páginas de las investigaciones y de los procesos del atentado de Vía D'Amelio, hemos entrevistado a algunos colaboradores de justicia (mafiosos arrepentidos). Yo personalmente entrevisté al arrepentido Salvatore Cancemi, uno de los jefes mafiosos más importantes de Cosa Nostra. A lo largo de siete meses tuve varios encuentros con él. Hemos hecho nuestro pequeño, pero creo que importante aporte para el hallazgo de una fotografía en la cual un agente de carabinieri, un funcionario del Estado, toma el maletín de Paolo Borsellino, mientras los cuerpos y los coches aún se estaban quemando, unos pocos segundos después del estallido de la bomba; maletín en el interior del cual, según muchos investigadores, según nosotros, según la lógica y sobre todo según la familia que lo ha testimoniado, estaba la famosa agenda roja. De hecho luego del hallazgo de la foto, gracias a una información que nos llegara a los periodistas de AntimafiaDuemila, se abrió una investigación en contra del coronel Arcangioli, quien luego fuera absuelto. Quedó demostrado que es inocente, pero forma parte de los misterios y de las irracionalidades del hecho, ya que este carabiniero toma el maletín humeante de Paolo Borsellino y se lo lleva caminando por Vía D'Amelio mientras los cuerpos todavía están allí destrozados. ¿Pero por qué razón toma el maletín, se lo lleva por Vía D'Amelio y luego lo pone nuevamente dentro del coche? Me gustaría saber al menos una razón por la cual mientras ocurre cualquier atentado, incluso que sea de Estado, pero que de todos modos sea mafioso, en el cual hayan muerto asesinados un magistrado y cinco agentes de la escolta, llegan los funcionarios del Estado, carabinieri y policías, y un carabiniere con un distintivo especial, toma el maletín de adentro del coche y se lo lleva por Vía D'Amelio pasando por sobre los cuerpos de los muertos. Da una vuelta con este maletín, porque luego el carabiniere con el maletín desaparece de las fotografías y de la filmación, y luego regresa con el mismo maletín y lo vuelve a poner dentro del coche. Imputado de robo agravado de una agenda, luego será asbuelto. Me gustaría saber porqué tomó el maletín. Él jamás lo supo explicar ésto. Las explicaciones que dio son absurdas e ilógicas. Yo les pregunto a los telespectadores y al público aquí presente: “¿Pero si explota una bomba y mueren diez personas entre los cuales hay un magistrado... os pasa por la mente tomar el maletín, dar un paseo y luego volver a ponerlo en su lugar, si no fuera que hay algo importante que tenéis que hacer con el maletín? ¿Y si en lugar de preocuparos por los heridos o de ver si podéis salvar a alguien dentro del coche, os preocupáis por lo que hay dentro del maletín, dais un paseo, cien, doscientos metros, regresáis con el maletín y lo volvéis a poner en su lugar, no encontráis algo extraño? Así de absurdas son las cosas que ocurren en Italia, incluso los procesos, querido Massimo, y déjame decir, ya que tu televisión es libre. Nosotros en este libro demostramos que se ha cometido un delito muy grave, y así también que dentro del maletín de Paolo Borsellino había documentos, la agenda roja, documentos candentes que los Servicios Secretos, porque un agente de los carabinieri puede perfectamente formar parte de los Servicios Secretos, tomaron para ocultar determinadas investigaciones o verdades terribles de entre las más graves de la historia de nuestra República, que Paolo Borsellino estaba investigando en esos días. Es más, nosotros creemos que haya sido asesinado justamente por lo que estaba escrito en esa agenda roja. En el libro hablamos también de los últimos colaboradores de justicia (mafiosos arrepentidos). Todavía no se le ha iniciado el proceso, pero iniciará dentro de poco, a un arrepentido llamado Gaspare Spatuzza que acusa a nuevos personajes que participaron del atentado de Capaci y que demuestra que hubo una acción de despistaje del Estado en las investigaciones cuando fueron asesinados Falcone y Borsellino, y que esa brigada de policía creó un falso arrepentido para despistar las investigaciones. Y se descubrió que el jefe de ese grupo de policías, amigo personal de Falcone y Borsellino formaba parte de los Servicios Secretos y también de Estado. Y nosotros hemos escrito ésto, lo hemos demostrado. Esta es una de las cosas más despreciables, más vergonzosas que puedan ocurrir en un Estado. Se ha demostrado que mientras los mafiosos, y ésto lo recordamos en el libro, en un garaje de Palermo preparaban la bomba de 100-150 kg de muy poderoso explosivo militar, para poner en la Fiat 126 verde que explotó en Vía D'Amelio, y mientras la posicionaban en el compartimento del motor del coche, quienes asistían a esta preparación eran los mafiosos y un personaje de los Servicios Secretos. Ésta es otra cosa aberrante de la mafia: que es asistida por el Estado italiano para asesinar a Paolo Borsellino. Esta verdad nosotros no nos la hemos sacado del sombrero. Muchos de nuestros colegas han escrito sobre ello, pero nosotros la conjugamos toda en un volumen. Hablamos de la “negociación”, de las declaraciones de Massimo Ciancimino, la negociación entre mafia y Estado, probablemente la causa, una de las causas que desencadenaron el atentado de Vía D'Amelio. Y finalmente los testimonios de los familiares, de Salvatore Borsellino y de los jueces amigos que trabajaban con Falcone y Borsellino. Todo ésto y mucho más es lo que encontraréis en el libro. Espero que os guste, en realidad no, espero que no os guste, que os haga enfurecer y reaccionar. Ésta es nuestra intención.

M.: Para completar esta interesante conversación... Sabemos que están en curso las investigaciones sobre los ideólogos de estos atentados. ¿Qué es lo que podrías decirnos en relación a ésto? ¿Están avanzando estas investigaciones?

G.: Nosotros estamos convencidos de que Dell’Utri sea uno de los ideólogos del atentado de Via D'Amelio. Por lo tanto yo personalmente pienso que él es un asesino, no un asesino directo, pero que haya participado de esta voluntad de eliminar a Borsellino. Es lógico pensarlo y hay indicios que lo hacen pensar. Contamos incluso con una entrevista concedida por Paolo Borsellino tres días antes del atentado de Capaci a dos colegas periodistas franceses, en la cual Paolo hablaba de Dell'Utri y de Berlusconi.

Obviamente no decía que eran unos delincuentes, pero se intuía un interés muy grande en investigar a estos personajes. De hecho Paolo Borsellino dice claramente, algunos días antes del atentado de Capaci y dos meses antes de su muerte, que Mangano es el cabezilla de Cosa Nostra de Milán en el tráfico de droga. Y cuando le hacen la pregunta sobre Berlusconi y sobre Dell'Utri, no dice que son delincuentes, dice “Bueno, en el Norte la mafia se sirve de estos empresarios para lavar dinero y para invertir”. Es posible pensar que estas declaraciones de Paolo Borsellino puedan haber llegado a oídos de la mafia y también de los señores Dell'Utri y Berlusconi. Paolo Borsellino era el magistrado más conocido del mundo, el más famoso de ese momento, aquél que habría tomado en sus manos la Fiscalía Antimafia. Por lo tanto se habría convertido digamos en un hombre muy poderoso, pero un poderoso justo, incorruptible. Entonces los señores Dell’Utri y Berlusconi jamás habrían llegado a pensar ni siquiera en la más profunda y remota consciencia en construir ese partido que hoy luego de veinte años desangra a los italianos. Porque es el poder lo que desangra a los italianos. Entonces imaginaos esta parábola: Borsellino investiga a Dell’Utri y a Berlusconi antes de que éstos puedan inscribir el partido frente a escribano público. ¿Cómo podéis imaginar que Berlusconi hubiera tomado el poder que tiene hoy, absurdo y loco, si un magistrado como Borsellino le hubiera investigado? En plena Tangentopolis, en casi plena rebelión de Palermo y de Sicilia a causa del asesinato de Falcone. Borsellino era alabado; obstaculizado desde el interior, pero todo el pueblo está con él. Todos quieren que Borsellino sea Jefe de los Fiscales Antimafia. Recuerdo incluso que la derecha de Fini votó a Borsellino para que fuera presidente de la República. Así es que imaginaos la fama que tenía.
Por lo tanto si hubiese llegado a oídos de Totò Riina y Cosa Nostra y de los señores Dell’Utri y Berlusconi, que Borsellino hubiera podido investigar al fundador del partido Forza Italia y al futuro líder del gobierno italiano...

M.: A este punto recordemos la página de internet de vuestra revista periodística.

G.:  www.antimafiaduemila.com. Estas cosas son tratadas ampliamente en nuestra página, con declaraciones de colaboradores de justicia, investigaciones, miles de páginas judiciales y mucho más.

M.: Hemos hecho mención a la relación entre mafia y Estado. A mi me parece que la mafia tiene mucho dinero. ¿Por lo tanto podría amenazar al Estado y por consiguiente crear problemas serios a nuestro país si trasfiriera estas enormes sumas de dinero a otra parte?

G.: Amenazar al Estado en su integridad y en su capacidad económica creo que sea un poco exagerado, mas bien por la capacidad económica que hoy posee la mafia, las mafias. Porque cuando hablamos de mafias en general hablamos de todo y al mismo tiempo no hablamos de nada. Tenemos que explicar quiénes son las mafias. La mafia por excelencia es Cosa Nostra. Por excelencia no lo digo con orgullo de siciliano, lo digo con tristeza. Las cuatro mafias más poderosas de Italia son la Ndrangheta, Cosa Nostra, la Camorra, la Sacra Corona Unita. La más conocida y la más famosa es la Cosa Nostra siciliana. Pero actualmente la más poderosa a nivel económico y militar es la Ndrangheta calabresa. Cosa Nostra ha perdido ese poderío militar que tenía, pero seguramente no el económico. Esto ha sido gracias a los golpes que ha recibido de las fuerzas del Estado, las verdaderas, es decir de aquellos magistrados que buscan a los prófugos con  las fuerzas policiales, los carabinieri, la guardia de finanza, con los secuestros de los bienes, todo el trabajo desarrollado por la magistratura y por la policía judicial. Tenemos que especificar bien, porque si no siempre se confunden los papeles. No es el gobierno el que obtiene resultados contra la mafia. El gobierno, sea cual fuera, de derecha o de izquierda, es afortunado cuando las fuerzas del orden, en primer lugar la magistratura, policía, carabinieri, etc. logran arrestar a los prófugos, cuando los jueces logran condenar a los mafiosos a cadena perpetua, y muchas otras cosas.
Por lo tanto cuando un gobierno reivindica un resultado contra la mafia es propaganda. El único personaje del gobierno al cual se le podría incluso agradecer por su participación, atención, no porque ha coordinado, es el Ministro del Interior Maroni, que por más que pertenezca a un sector político de ideas que no compartimos en absoluto, ha tenido una participación positiva en éstos últimos éxitos que el Estado ha obtenido en la lucha en contra de la mafia. Una vez dicho esto vuelvo a tu pregunta.
La fuerza económica de la mafia seguramente puede poner en serias dificultades a Italia y puede seguramente, si ocurriera que se lleva el dinero que posee a otra parte, poner en riesgo a Italia de salir de la zona del euro. Si no fuera que lo hace salir, seguramente obligaría a nuestro país a dividirse en dos, que es lo que ciertos personajes políticos pretenden, es decir, la división de la República: el Sur caería literalmente a la deriva, como un barco casi hundido, y el Norte tal vez se salvaría y quedaría dentro de la zona euro. Se rompería el país o incluso, esto no lo se, el país saldría de la moneda única. Es decir que nosotros nos pareceremos a países como la Argentina o el Uruguay, volviendo a cincuenta, ochenta, cien años atrás. Esto porque todas las mafias en su conjunto poseen dos mil billones de las liras viejas de patrimonio económico y dinero líquido. Dos mil billones de las liras viejas son la deuda pública italiana, por lo tanto la capacidad de riqueza de las mafias es exactamente igual a la deuda pública italiana. Estos señores que vosotros desgraciadamente, porque habéis sido mal informados siempre, habéis considerado siempre como ignorantes, groseros, campesinos, con los pantalones sucios, las barrigas grandes y la gorra, en realidad son los dueños de Italia. Porque si poseen dos mil billones de riqueza inmobiliaria, sociedades, dinero líquido, terrenos, casas y mucho más, se ve que no eran tan groseros, con la gorra y la escopeta. Se ve que han sido ayudados, apoyados, favorecidos por personajes poderosos que quizás nosotros veíamos todos los días predicar sobre ética y sobre moralidad y en cambio eran y son delincuentes. La facturación anual de la mafia en Italia gira alrededor de los 100.000 – 130.000 millones de euros. Os recuerdo que toda esta facturación es en negro. 130.000 millones son la facturación total de sociedades como la Fiat, la Eni, la Finmeccanica, la Fincantieri... La mafia por sí sola como facturación bate a todas estas sociedades juntas. ¿Cómo? Sin pagar los impuestos, es decir, en negro, con el tráfico de droga, con el tráfico de armas, con la prostitución, con el juego de azar, con los contratos públicos, con la corrupción, con los sobornos. Entonces os podéis dar cuenta de en qué manos estamos.

M.: Una última pregunta. Muchos se preguntan sobre cuál es la relación entre tu experiencia espiritual, es decir, los estigmas y la antimafia.

G.: La relación es simple. Yo soy creyente y cristiano. Soy un estigmatizado, este milagro me ocurrió en Fátima y tengo una experiencia espiritual que casi todos conocen. Para mi luchar en  contra de la mafia no consiste simplemente en dar un aporte a la sociedad, en mi caso de periodista profesional, dando informaciones precisas y tratando de iluminar a los ciudadanos sobre este gravísimo y serio problema que es la mafia. También hay un componente espiritual pero es muy personal, puede ser compartido o no, y es que yo considero a la mafia como el Anticristo, como una parte del Anticristo, ese Anticristo que Jesús en el Evangelio señala con nombres simbólicos: Satanás, demonio, mal, Lucifer. Aquel que en la Biblia el Apocalipsis lo llama la Bestia, el 666. Siendo que mi fe es cristiana yo veo incluso una parte teológica y por tal motivo mi empeño en la lucha en contra de la mafia tiene además una razón espiritual.

M.: Entonces en conclusión, el ayudar a los niños – se que eres uno de los fundadores de una asociación muy importante que es la Funima International – hablar de los secretos de Estado como por ejemplo la ufología, la antimafia, y tu experiencia espiritual aparentemente parece que no estén relacionados entre sí. En realidad hay una relación.

G.: Mi pasión por la vida extraterrestre, el cosmos, el universo, mi fe cristiana, el Evangelio, las profecías, el apocalipsis... todas estas cosas están estrechamente relacionadas entre ellas y aparentemente desvinculadas o si os parece, son la antítesis, de la lucha en contra de la mafia. Y es así en el plano humano, humanístico e histórico. No tienen nada que ver. Pero en realidad, si lo veis desde el punto de vista espiritual, las tres cosas se relacionan. Porque un buen cristiano tiene que anunciar la palabra de Cristo que contempla todo, la teología, la ciencia, el universo, los valores éticos, los mandamientos, el respeto de la vida y mucho más; debe, y esto forma parte de los preceptos cristianos, ayudar a los pobres y a quienes sufren, sobre todo si son niños; y el tercer precepto que muchos olvidan pero que algunos laicos, y algunos cristianos como Don Ciotti y como yo recuerdan, es el de la denuncia de los males del mundo y de los delincuentes. Jesús en el Evangelio, y os invito a leerlo, denunciaba a los delincuentes. Señalaba con el dedo a los escribas, a los fariseos, a los reyes, a los poderosos. Las prédicas de Cristo eran una denuncia continua hacia el poder que oprimía a los débiles. Y además Jesús rezaba y curaba a los enfermos. Esta era la misión de Jesús. Como Jesús nos dijo 'seguidme', tenemos que seguirlo, pero no sólo en las cosas que son más cómodas, como ayudar a los demás y quererse mucho. También en las cosas que son incómodas como dar la cara. Jesús no fue asesinado porque curaba, Jesús no fue asesinado porque invitaba a la hermandad. Jesús fue asesinado porque desenmascaraba a los criminales, porque decía la verdad. Por eso fue asesinado.

M.: Por lo tanto de esta experiencia tuya, de este ejemplo que tú estás dando a la sociedad, surge un mensaje muy importante y es el de la salvaguardia de la vida.

G.: Si absolutamente. De la salvaguardia de la vida, pero con justicia. De otra forma la vida sin justicia es mejor no vivirla.


Mara Della Coletta, Sandra De Marco        
San Giovanni di Polcenigo (Italia)
20 de febrero 2011

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139