Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
Gyhermanos100Por Sandra De Marco
Lecciones de Vida Espiritual e Iniciática de Giorgio Bongiovanni
Fraternidad: un concepto del cual hoy se acostumbra abusar, un sabor antiguo para condimentar toda ocasión. Una idea que tendría que verse envuelta por la más grande sacralidad, en cambio hoy se ha convertido en sinónimo de utopía, profanada y menospreciada por una sociedad en la que las cartas han sido inescrupulósamente marcadas, donde la hipocresía y el fanatismo religioso recorren muchas veces la conciencia de cada uno. Todos hablan muy bien, se hacen marchas por un mundo de paz, se hacen manifestaciones en contra de toda forma de abuso, se anhela un planeta Tierra donde reine la concordia y la tolerancia entre los hombres; se discute de ello acaloradamente en los debates, entre la indignación por las injusticias y las atrocidades cometidas, se hace una enorme cantidad de estudios y ruegos para luego acomodarlo definitivamente en ese dedo apuntado hacia las responsabilidades ajenas.
En ese fango de egoísmo y falsedad, algunos intentaron sellar la unión fraterna con la sangre, otros tuvieron la exigencia de hacerla pasar por una confusa convivencia, ignorante y sin dirección. Demasiados tuvieron la ilusión de que fuera suficiente con responder a las necesidades de los pobres, dando besos y abrazos, con dedicarse a cualquier causa a favor de los marginados y de los desheredados, olvidándose de que este gran ideal tiene que llevarse a la práctica antes que nada en la propia casa.
A pesar de que esta palabra suene dulce y fácil de pronunciar esconde un compromiso y una virtud que casi nunca se tiene en cuenta ni siquiera por quien desprecia las lisonjas del mundo y que rechaza agachar la cabeza ante los dictámenes del poder; lamentablemente, ni siquiera por el más ferviente creyente que a menudo se esconde detrás de las buenas costumbres, de las prescripciones y de los mandamientos, incluso buscando un poco de admiración.
Entonces ¿acaso es realmente posible vivir como hermanos? En la vida cotidiana la idea de la fraternidad universal para el hombre sigue siendo ardua e inaccesible, un estilo de vida impracticable, para muchos es un ícono y un modelo insuperable. Los invisibles muros que separan a los hombres son mucho más insidiosos y deletéreos que los materiales: en todos lados se perpetran conflictos familiares, hay una tendencia a crear diferencias, a mirarse unos a otros con desconfianza y distanciamiento estar alejados unos de otros, con desconfianza y desinterés; hay intolerancia, rencores, celos, prejuicios y discriminaciones, ocasiones de peleas y discordia, habladurías.
Si el milagro de este sublime amor se ve raramente significa que tenemos mucho que aprender y la meta aún está lejana. Jesús, por Su infinita misericordia, nos dio el ejemplo y lo sigue dando a través de sus mensajeros más fieles, pero aquel que en este feroz siglo ha ungido con la Sangre del Señor los meridianos y paralelos del planeta, es su perfecta imitación. Es un ejemplo vivo, verdadero y revolucionario, de un Dios que no se deja nada para sí mismo, ni siquiera el amor del Padre, sino que lo da a sus hermanos y a sus amigos, lo comunica, lo vive con todo su furor. Les sirve a uno por uno y no se detiene ante el dolor, la traición, el abandono; los busca de noche y de día, incluso hasta al más lejano, hasta al más indiferente y arrogante. Un Dios que ha roto el silencio y que habla incansablemente a sus corazones; siempre dispuesto para socorrer y alentar, para sacar a la luz lo mejor de cada uno. Que ha venido para servir y no para ser servido, les sostiene y les gana con la fuerza del amor para conducir a todos a la conquista del Reino Prometido. Si en este mundo vivir la fraternidad no solo es posible, sino que además está demostrado, la pregunta que nos tendríamos que hacer es otra. ¿Estamos realmente dispuestos a hacerlo? ¿A qué estamos dispuestos a renunciar? ¿Creemos verdaderamente en este Dios hecho Hombre, al punto tal de querer imitarlo?
Una enseñanza sagrada para ver y tocar de cerca; que derriba cada duda y que necesita de una condición del corazón y de la mente tan grande que no es posible de alcanzarla de repente, que ni siquiera es espontánea, sino que es el fruto de ese largo camino y tortuoso trazado por el Maestro para nuestra evolución. Él dijo: “Éste es mi mandamiento: Que os améis los unos a los otros, así como yo os he amado. Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno dé su vida por sus amigos”, un concepto recordado en la Santa Navidad del Anno Domini del 2011 con un nuevo mandamiento: “Ama a tu prójimo más que a ti mismo”. El mismo Dios que, con su infinita justicia, agrega:
“¡SOY YO OTRA VEZ, ESCUCHADME!  
VIVID EL EVANGELIO, SED IMITACION DE MI CRISTICA PASION. RECORRED EL CAMINO, PERSONIFICAD LA VERDAD Y DONAD LA VIDA A VUESTROS HERMANOS. SI HACEIS ASI YO VIVIRE EN VOSOTROS Y VOSOTROS SEREIS ELEGIDOS POR DIOS Y ENTONCES VIVIREIS EL NUEVO CIELO Y LA NUEVA TIERRA.  
SI NO HACEIS ASI, HIJITOS MIOS, NO PODRE HOSPEDAROS EN EL PARAISO PROMETIDO, NO PODRE ACOGEROS A MI MESA-2.
Nuestro Rey nos invita a vivir una fraternidad que no concuerda con el pensamiento corriente, pero que es coherente con el Evangelio, y donde la vida y los sentimientos se curvan para modelar el Amor más grande de todos los Amores. Todos los días. En todo sentido.
Es a través de la relación fraternal que se puede observar el proyecto de Dios y en ese día tan esperado nadie podrá decir “no sabía”.
 
03 DE ABRIL DE 2014 – PORDENONE
VIVIR LA FRATERNIDAD
 
Esta noche he venido para abrazaros a todos. Dentro de pocos días viajaré a Sudamérica, iré a ver a mis hermanos de Buenos Aires, de Uruguay y de Rosario, porque he dejado todo, he nacido para vivir y para estar con ellos. Gracias a Dios, mi familia me acompañará, pero no es la prioridad.
Para mi mis hermanos son el cuerpo de Cristo. Si mi experiencia se llegara a ver  privada de vivir, de estar con vosotros, de dialogar, discutir, alegrarnos o llorar, para mí significaría que he sido privado del cuerpo místico de Cristo. Como veis, tengo un concepto que se encuentra a la antítesis del vuestro. A pesar de que yo vea, hermanos que me escucháis, vuestros pecados y defectos, vuestros límites, junto a los míos, distingo en vosotros el cuerpo místico de Cristo; sobre todo en vuestros niños y para mi sois la encarnación de mi iglesia espiritual. Lo más importante de mi misión, igual pero no superior, a los estigmas que llevo en el cuerpo, es vivir una relación con mis hermanos: estar junto a ellos.
Quisiera ser el primero en manteneros unidos, y ser el cáliz de esta comunión. Si hay dispersión, vendré a buscaros y siempre estaré listo para luchar por vuestra unión. Sin embargo, aunque la misma existiera, no estaría satisfecho, porque deseo amplificarla, para reforzar nuestra armonía. Si me equivocara, o si pensáis que estoy delirando, os ruego con todo mi corazón que lo digáis. Si creéis que yo soy inalcanzable, que pienso solo en mis asuntos, sin jamás estar presente aquí, que no respondo al teléfono y que me limito a mandar mensajes: tenéis que decírmelo, aunque creo que no es así. Vivir y pasar jornadas enteras con los hermanos hasta las cinco de la mañana, viajar de día y de noche en coche junto a ellos, estar presente en el arca Alea Lores, o en Sant’Elpidio, en Palermo, es mi verdadera y única misión. El resto es secundario, estigmas incluidos, que son nuestra señal. Por lo tanto es inútil que vea a Jesús, a Setun Shenar, a Ashtar Sheran, a la Virgen, que haya tenido visiones de Cristo o contactos con los Extraterrestres si luego deseo disfrutar de todo esto solo. Yo lo que quiero es estar con mis hermanos y sobre todo junto a aquellos con los que no me siento en gran sintonía. Hay algunos de vosotros, como Massimo Bonella, con los que estoy en perfecta sintonía y que trabajamos juntos a pesar de no vernos todos los días. Pero también quiero estar con quienes no me conocen desde hace mucho tiempo y crecer juntos. Quiero vivir la fraternidad como está escrito en el Evangelio. Ésta es mi prioridad y os ruego que no olvidéis nunca este concepto. Mientras esté en el mundo, mientras el Padre no me lleve, jamás me escucharéis decir: “me estoy retirando”, o “no me puedo reunir con vosotros, tenéis que hablar con Mara, Sonia Alea con Lorenzo o con María José, quienes serán mis intermediarios a partir de ahora”. En este momento es así con respecto a las cosas burocráticas, o en las relaciones a través de internet, pero para hablar conmigo, por lo tanto para vivir la fraternidad, me encontraréis siempre, incluso a las cuatro de la mañana. Esta misión me ha sido entregada, soy yo el guía y estoy convencido de lo que digo. Otras personas, que viven experiencias sobrenaturales iguales o superiores a la mía, no son así y es allí donde hay un choque: quienes no hacen como yo y no viven con los hermanos, inevitablemente se separan. Yo siempre estoy en medio de vosotros y siempre estaré hasta que no me quiten del mundo.
Recordad este concepto: la fraternidad universal significa convivencia. Ser discípulos de Cristo quiere decir estar juntos, ser hermanos. ¿Cuántas veces no he comprendido a Jesús, pero sin embargo le he obedecido? El Maestro me ha enseñado que si no comprendo tengo que obedecer; sin embargo siempre he comprendido. Me gusta comprender y asimilar. Vosotros sabéis que soy el hijo de la Justicia, no del Amor, pero se que el amor está por encima de todo, incluso de la misma justicia. Yo soy un espadachín y amo la justicia de Dios que arregla todas las cosas, pero se que sin amor nada existe. Cuando Jesús hablaba con la gente, algunos hermanos discípulos se enfadaban, no comprendían porqué los judíos eran tan duros de cabeza y se Le oponían continuamente. De hecho durante el sermón los judíos estaban tan en su contra que lo acusaban de estar endemoniado, como cuando afirmó que conocía a Abraham. A pesar de que hubiera realizado milagros, de que hubiera resucitado a los muertos y dado la vista a los ciegos, Lo insultaban como si fuera el mismo demonio, tal es así que algunos discípulos y yo, llevados por el sentido de justicia, queríamos golpearlos.
 
AMOR INCONDICIONAL
 
Entonces Jesús pronunció un discurso divino y dijo: “Al que te hiera en la mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, no le niegues tampoco la túnica”. (Lucas 6,29); yo lo miré estupefacto y me pregunté: “¿Tengo que ponerle la otra mejilla a mi enemigo?” Es un dilema que me llevo conmigo desde hace dos mil años, pero que he comprendido en esta encarnación.
Jesús no se refería a Totò Riina, que es un sangriento asesino que mata a los niños. Se refería a los amigos, a los hermanos, a las personas que no son demonios; al demonio no tienes que ponerle la otra mejilla, lo tienes que agarrar, sacudir y ayudarlo a liberarse con la fuerza. Si en cambio un hermano te da una bofetada, tienes que poner la otra mejilla. Es un concepto difícil de entender, yo lo intento, pero a veces me equivoco. Jesús quiere que los hermanos nos amemos. Si entre nosotros se llegara a desencadenar la violencia y si hubiera una incomprensión hacia los hermanos, por amor a esta unión y a esta fraternidad habrá que poner la otra mejilla. Si el hermano te da una bofetada no tienes que defenderte. Poniendo la otra mejilla Jesús hará surgir dentro de ti el sentimiento, tan difícil, llamado amor incondicional, que nosotros no siempre logramos tener, a pesar de que nos esforcemos. Como os he explicado, hay tres tipos de amor: altruista, desinteresado e incondicional. El primero es hacer el bien esperando recibir, el amor desinteresado es amor sin esperar algo a cambio; finalmente el amor incondicional es dar todo, incluso la vida, por un amigo o por los hermanos. Jesús lo ha hecho y lo ha dicho: “Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno dé su vida por sus amigos” (Juan 15,13). No hay nada más grande en la evolución de un hombre. Salvo D’Acquisto, el vice brigadier que se ofreció como chivo expiatorio para evitar que veintidos de sus coterraneos fueran al pelotón de ejecución nazi, es un ejemplo de amor incondicional. Salvo dio la vida y ahora se encuentra en la luz crística. Los casos de los Jueces Giovanni Falcone, Paolo Borsellino y el General Carlo Alberto Dalla Chiesa son de amor incondicional. Nosotros tenemos que pasar del amor altruista (si te doy algo espero que me lo devuelvas), al desinteresado, es decir, dar sin esperar nada. Si actuamos así, con el paso del tiempo el Padre o el Hijo nos darán el doble, sin que nos demos cuenta. Volviendo al discurso inicial, mi misión espiritual (prioritaria) es la de vivir con los hermanos, con mis hermanas y con mis niños de las arcas, invitándolos a servir y a defender a los justos. En la Tierra no todo está podrido, hay justos y tenemos el deber de defenderlos.
 
CONTACTADOS Y CONTACTISTAS
 
Agradezco a los hermanos del Cielo, llamémosles Extraterrestres, Ángeles de Dios, que me han instruido, incluso hace poco, sobre los contactistas y contactados (http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2014/5342-contactistas-y-contactados.html). Estos Seres, por lo tanto, la Virgen, los Ángeles, me han dicho que sus mensajeros son aquellos que trabajan a favor de la sociedad; de lo contrario no pueden ser definidos como tal. Las visiones de la Virgen, de Jesús o de los Ángeles del Señor, son reales si la persona que ve está trabajando a favor de quienes sufren; en este sentido, lamentablemente, hay mucho donde elegir.  
Si nuestro periodista amigo, Massimo Bonella, quisiera entrevistar a un contactado que afirma que ha visto a los Extraterrestres y que ha recibido mensajes de amor y de paz, para saber si se trata de un verdadero contactado es suficiente con que le pregunte de qué se ocupa. No se necesita investigar. Si el contactista trabaja, pero en el tiempo libre no hace nada o se queda en la plaza con sus amigos, no es un verdadero contactista. En cambio lo es alguien que después del trabajo y de los compromisos familiares, como por ejemplo Gino Strada, trabaja según lo que han revelado estos Seres y lo proyecta en la sociedad, sacrificándose por el prójimo. Yo conozco a muchos videntes, algunos viven en el Sur, en la Puglia, en Sicilia, etc. Yo creo en quien ve a la Virgen y trabaja a favor de las personas que sufren, pero quienes rezan y nada más y además reciben ofrendas, no ven a la Santa Madre. En nuestro caso, yo soy la imagen viva, el punto de referencia, pero cada uno de vosotros es un mensajero, tiene una misión personal propia (más allá de que sea pequeña o no, con vuestras intuiciones, mensajes, visiones, sueños, meditaciones y la relación personal con Cristo), que no puede ser la mía, y viceversa. Pero si decidís seguirme el panorama cambia. Todos vosotros sabéis que hoy, en el 2014, no hay más tiempo para no actuar, para seguir esperando y rezando sin hacer nada. Nosotros comenzamos con la oración, pero luego tenemos que hacer acciones: todos, no solo el contactado o el estigmatizado. La misión prioritaria es la de vivir el Evangelio en medio de la masa. El Evangelio de Cristo es lucha, es revolución, rebelión, es anticonformista, anti-institucional, anti-poder. El Evangelio de Cristo está en contra del poder constituido, cualquiera que sea, en el mundo. Hoy no hay una hegemonía correcta, ni siquiera institucional, si no fuera así no nos encontraríamos en la situación en la que estamos. Hay hombres y mujeres justos en las instituciones, entre los ciudadanos y también en la Iglesia, sin embargo sus más altos cargos dejan mucho que desear, ya que la gran masa es materialista. Nosotros somos anticonformistas, no nos conformamos con las instituciones de esta sociedad. Hoy, mientras hablaba en el programa de “Radio Aut”, una periodista me trató de maleducado, porque afirmé que la mafia del Estado (el Estado-mafia) ha permitido el asesinato de los Jueces Falcone y Borsellino y nuestro Presidente de la República no es digno de serlo, desde el momento que en Palermo ayuda a los políticos procesados por vínculos con la mafia. Según ella yo estaba ofendiendo las instituciones, por lo tanto estaba siendo irrespetuoso.
Nuestra misión es la de estar juntos, nosotros tenemos que hacerlo. Si algún día me llegara a alejar de vosotros, significaría que he caído en la tentación; salvo que sea a causa de graves motivos de salud pero con respecto a este aspecto me encomiendo a Dios. Mientras esté en esta condición, sufro y sigo adelante. Si me alejara un solo día de vosotros, mis hermanos, si me aislara y dijera: “Estoy en contacto con Cristo, pero no tengo tiempo para vosotros, tengo que vivir mi experiencia, viajar a bordo de las astronaves”... mientras me buscáis, mientra queréis verme para hacerme preguntas, para saber, para dialogar, para hacer cosas juntos, para ayudar a los que sufren... os ruego que rompáis la puerta de mi casa, que entréis violentamente y que me sacudáis y que me digáis: “tienes que estar con nosotros, era esta tu misión”. Yo estoy seguro de que no ocurrirá, pero os quiero provocar y deciros que si algún día llegara a ocurrir, sería mi tentación. No estoy de acuerdo con quienes ven lo sobrenatural y se quedan solos porque se arrogan el derecho a sentirse superiores a los demás. Para ser un mensajero de Cristo, por lo tanto, para representarlo, tienes que vivir junto a tus hermanos;  “ensuciarte las manos”, como dice Don Ciotti, incluso si hay incomprensiones, gritos, discusiones. Esto es lo más importante, sobre todo hoy que vivimos en un momento grave.
Hasta Septiembre de 2017 no ocurrirá nada, no habrá catástrofes que se desencadenen en contra de la humanidad. Habrá grandes señales importantes, pero no ocurrirá el fin de los tiempos. No ocurrirá lo que querríamos que ocurriera mañana, aunque igualmente Dios puede cambiar de idea; y espero que lo haga mañana por la mañana, que haga regresar a Su Hijo. Si no llegara a cambiar su pensamiento, habrá acontecimientos especiales que nos harán felices: bonitas señales en el cielo, algunas guerras y alguna catástrofe que nos harán sufrir, que serán la señal de que el tiempo ha llegado. No ocrrirá todo lo que esperamos desde hace años. Esta es la noticia que me ha sido dada y os la comunico antes de viajar a Sudamérica.
Cualquier cosa que ocurra tenemos que permanecer unidos, trabajar juntos. No se si habrá sacrificios humanos, atentados o persecuciones, es algo que no me ha sido dicho, pero tenemos que actuar para evitarlos; nosotros no queremos que haya atentados, ni mucho menos catástrofes. Trabajamos en pos del amor, para despertar a las almas, pero no podemos callar el anuncio de la la Ira de Dios y Su Justicia. Yo la anunciaré, diré que Dios querrá destruir al mundo si esto no cambia, pero al mismo tiempo tengo la tarea de afirmar que, si a partir de mañana todos los hombres comenzaran a amarse, Dios cambiaría Su posición. Él no es Hitler, no quiere exterminar a los inocentes. Dios es autoritario, justo y hace respetar la ley cuando no es respetada. Pero si el hombre cambia y se convierte, si el Padre ve que un porcentaje de hombres puede llegar a lograrlo, cambiaría de idea y ya no destruiría a la humanidad. Al contrario, si seguimos así Él eliminará al hombre y salvará solo lo salvable. A partir de ahora y hasta el 2017 Dios no destruirá el mundo, esto os lo puedo asegurar, porque me lo ha dicho y yo creo en Él. Si mañana por la mañana llegara a cambiar de idea yo me alegraría, pero como no creo que lo haga, en estos tres años tenemos que luchar contra todo y contra todos. Habrá manifestaciones y la divulgación de nuestro mensaje será avalada por señales maravillosas en los cielos. Siempre os he dicho que os tenéis que preparar porque las personas os vendrán a llamar a la puerta de vuestras casas. Nosotros creemos que la gente no sabe quiénes somos, porque no conocen la Obra, pero os aseguro que incluso vuestros vecinos, la gente del barrio, saben que vosotros (las arcas), la Asociación “Il Sicomoro”, la Asociación “Terra Mater”, la Asociación “Giordano Bruno”, etc., creed en estas cosas, aunque no hablen de ello ni siquiera delante del espejo. Apenas comiencen a ocurrir cosas extrañas, vendrán a tocaros el timbre, no uno, cien, cincuenta, sino miles de personas y tendremos que organizarnos para recibir a miles de personas, porque todos nos pedirán que les expliquemos lo que está ocurriendo. Habrá avistamientos colectivos, las astronaves no solo serán filmadas por personas individuales, se manifestarán ante cientos de personas y las mismas serán testigos de ese acontecimiento. Los hermanos celestes se mostrarán a todos, ya no habrán protagonistas individuales que corren el riesgo de sentirse superiores a los demás. Esta es una bonita noticia.
 
P: ¿Veremos las astronaves?
G: Si, claro que si, todos vosotros las veréis. Ya hay millones de videos, pero la próxima metodología de los hermanos celestes será la de mostrarse ante grupos de personas. Ya no tendremos que esperar que una persona individual difunda las imágenes. Esto ocurrirá con los Extraterrestres y luego con Jesús, que se dejará ver por todos. El hecho de que Giorgio Bongiovanni ve y vosotros no, termina aquí y estoy muy feliz por ello.
 
P: ¿Cómo reaccionarán los gobiernos?
G: Los gobiernos reaccionarán mal, porque ya no lograrán controlar la situación, desde el momento en el que los Extraterrestres se muestren ante grupos de cien, doscientas, mil personas, se irritarán, intentarán hacernos creer que son malos, pero no podrán hacer más nada.
 
P: Esto significa que están en conocimiento de la presencia extraterrestre...
G: Los Extraterrestres han dejado caer a la Tierra sus astronaves y las mismas están en poder de los Estados Unidos y de Rusia.
 
P: ¿De dónde vienen estos Extraterrestres?
G: A mí me lo han dicho: vienen de otras constelaciones, desde las Pléyades, desde Alfa Centauro, etc. Estos Seres superan cien mil veces la velocidad de la luz, porque han nacido antes que nosotros, no porque son mejores que nosotros. Su civilización ha desarrollado su propia evolución desde hace quince mil millones de años, mientras que nuestro cosmos, según la ciencia, se ha formado hace catorce mil millones de años. Los Extraterrestres que yo he conocido ya existían hace mil millones de años, por lo tanto para nosotros son dioses: energía pura, se desmaterializan, son eternos, inmortales y son los mismos Seres que han acompañado a Cristo hace dos mil años.
 
P: Yo tenía una opinión diferente... siempre me guié por los relatos de Zecharia Sitchin y por sus traducciones de las tablillas sumerias...
G: Yo entrevisté personalmente a Sitchin para mi periódico, pero quizás usted era aún muy joven. Lo conocí hace veinte años, en los Estados Unidos, en un congreso ufológico. Era una muy buena persona, ahora ya falleció, su teoría es semi verdadera. Los Extraterrestres, en cierto sentido, colonizaron a los hombres, pero no los volvieron esclavos como él sostenía. Pertenecían a una de las muchas razas que nos han visitado. No está completamente comprobado que la interpretación de las escrituras de Sitchin sean exactas. Además, si nos hubieran esclavizado, el experimento habría fracasado porque nosotros no somos buenos, ni siquiera para ser esclavos. No somos adecuados para hacer nada: lo único que sabemos hacer es matar, odiar y ser violentos. El ser humano es débil, tiene un instinto animal, pero no es asesino. Si un león hambriento se cruza con un hombre éste le salta y lo mata por instinto de preservación de la especie; no tiene la racionalidad ni la inteligencia que tenemos nosotros, que estamos dotados de espíritu, gracias al cual podemos decir: “Tengo que comer, me tengo que nutrir, pero no tengo que matar a esa persona”. En cambio el animal tiene instinto de conservación y por lo tanto con tal de sobrevivir se come incluso a un ser humano. Por ahora es así, luego, cuando estemos en otro mundo ni siquiera se comerá a sus semejantes. En cambio nosotros ya no somos seres humanos, sino que somos seres violentos. Los Extraterrestres lo ven y lo único que pueden sentir por nosotros es una enorme pena, porque si pudieran intervenir con los medios que tienen a disposición harían desaparecer en dos minutos a nuestra raza de la faz de la Tierra. Pero como son la encarnación del amor, ya que lo han realizado, utilizan la justicia solo en casos extremos. Ellos son amor puro y si ven un mosquito se mueven de lugar.
Los Seres que conozco son vegetarianos, pero no se nutren de plantas, para no matarlas, absorben una parte de su luz. Una vez vi a un Ser alimentarse después de haber tomado forma humana: acercó su boca a una planta de lechuga y la misma se iluminó porque todos los seres vivos tienen energía, incluso las plantas tienen un aura. Sació su hambre absorbiendo una parte de esa energía, pero después de diez minutos la planta se había regenerado. Según me dijo los hombres tendríamos que evolucionar cinco o diez mil millones más de años para alcanzar su nivel. Y de todos modos, como veo que eres un apasionado de esta temática, tendrás una gran satisfacción porque ellos se mostrarán ante ti con las astronaves. Cuando veas un objeto de estos tienes que tener pensamientos positivos y decir: “Queridos amigos, aquí estoy. Se que vosotros amais y quiero ser vuestro amigo”. Cuantos más impulsos positivos envíes, mayor será la posibilidad de que la astronave se encienca y se acerque a ti. Ellos son como la pantera: por un lado si te muerde, te mata; por el otro son como los cerbatillos, si los miras y te mueves dulcemente se acercan, de lo contrario escapan, porque son amor, aunque podrían desintegrarte.
 
P: ¿En qué dimensión se encuentran los hermanos Extraterrestres que aquí se alimentan de pura energía?
G: Cuando estos Seres toman forma humana se alimentan de pura energía porque tienen que materializarse. Después de haber materializado todas sus moléculas “solares”, asumen nuestras características, por lo tanto tienen un corazón, un bazo, un hígado, un estómago, un cerebro, etc. una vez que han descendido a nuestro plano, tienen que alimentar su metabolismo, pero como también son de luz crean una combinación extraordinaria. En lugar de alimentarse, masticar y por lo tanto matar, absorben una parte de energía del animal o de la planta. Todo es energía, incluso la carne más densa, por lo tanto no necesitan destruir la materia, matar a otros seres vivos. Cuando se encuentran en el plano de la luz no necesitan alimentarse, la energía solar los alimenta.
 
P: El 2017 es una fecha muy importante desde el punto de vista geopolítico y estratégico. En 1991 un estudio financiero estadounidense calculó que antes de esa fecha China habría controlado el 75% del PBI norteamericano. ¿Qué podría desencadenar esta situación de colonización típicamente imperialista, tanto financiera como de control a nivel mundial?
G: Es cierto que para esa fecha los norteamericanos han calculado que el PBI público de China alcanzaría el 70%, creo que el porcentaje es menor (digamos un 60 o 65%), sin embargo aunque fuera del 50% ya sería muy grave. No tengo idea de qué ocurrirá. Lo que se es que los Estados Unidos de América e Inglaterra, para evitar el colapso económico, por lo tanto la miseria, atacarán a China. Si fuera posible a nivel económico estratégico, devaluando y bajando el dólar con cualquier agresión salvaje de la economía mundial: si no lo logran irán a la guerra. La situación actual en Medio Oriente, Siria, Palestina, Irak, Afganistán, Crimea, Georgia, y también en Uzbekistan, Kyrgyzstan y en todas las regiones de Oriente tienen como verdadero móvil el rodear a China. Rusia ha dicho que no y no se moverá ni un milímetro de esa decisión, por lo tanto la guerra del Apocalípsis se desencadenará entre Occidente, por un lado, y Rusia y China del lado opuesto. Esperemos que no sea así y de todos modos, pase lo que pase, el plan del Padre Adonay, según los mensajes que he recibido,  es el de hacer arcas y de destruir al mundo. Yo me siento como Noé, y al igual que a él me miran mal. Él no podía mentir. Dios le dijo que se preparara, que juntara a algunos animales, a algunos inocentes y a las personas que Él le había señalado, porque destruiría a la humanidad y crearía la nueva Tierra. Yo digo lo mismo ya que volverá a ocurrir, no habrá guerras nucleares. Podría explotar una bomba, pero cuando llegue la segunda o la tercera se desencadenará la Ira Santa de Dios. Yo espero que comience antes. Todos saben que soy un catastrofista...
 
P: ¿Sabes si en Crimea existe una especie de Área 51?
G: No, no se si hay un área 51, pero si hay bases extraterrestres. En 1993, durante mi viaje a Rusia, recibí el mejor material de la historia de la ufología mundial, incluído un video que traje desde Sebastopol, Crimea; todo ese material lo difundí hasta en los Estados Unidos y por el mismo recibí un premio.
 
 
P: Hoy la Reina de Inglaterra fue a visitar al Papa. Hace poco Obama fue a verlo. ¿Estos dos acontecimientos están relacionados o se trata de una mera casualidad?
G: Creo que ambos le han dicho al Papa que tenga cuidado con lo que dice. Si bien me esfuerzo para seguir positivamente al Papa Francisco, tengo que admitir que su discurso contra la mafia es único en la historia de la Iglesia Católica y me puso muy contento. Estoy muy feliz de que Don Ciotti haya dicho frente al Pontífice: “Defendamos a Nino Di Matteo”. También me pone muy feliz el hecho de que  Lorenzo Baldo, nuestro amigo y hermano, vice-director de la revista AntimafiaDuemila, le haya podido entregar con sus propias manos al Papa una carta de mi parte. En cambio no estoy contento de que reciba a estos payasos, pero es un Jefe de Estado, y como tal no puede negarse a reunirse con el Presidente de los Estados Unidos o la Reina Isabel. Lo único que espero es que les haya dicho en la cara lo que a menudo dice en la Plaza San Pedro. Estoy convencido de que ambos lo intimidaron: “Ten cuidado con lo que dices. A ti se te puede chantajear al igual que a todos nosotros. Por más que fueras un santo, una buena persona, hay cosas que nosotros hemos hecho con tus predecesores que amenazarían a la Iglesia Católica”. Como es sabido, a excepción hecha de algunos santos mártires defensores de los judíos, el Vaticano (cardenales y obispos) ha sido cómplice en la fuga de sanguinarios nazis, abriendo las fronteras y permitiéndoles el ingreso en Argentina.
 
P: ¿Cuál crees que puede haber sido la reacción del Papa Francisco ante estas intimidaciones?
G: Creo que los mandó a que vuelvan por donde vinieron, pero que igualmente acusó recibo. Como vosotros sabéis, es un hombre solo. Si bien ha nombrado a personas justas a su alrededor, en el IOR dio un pequeño golpe, no hizo que emergiera el iceberg. No puedo juzgar, tenemos que esperar y ver qué ocurre. Si esta bonita palabra, este grito a favor de los simples, de los que sufren, de los inocentes, de la pobre gente, se eleva apuntando a los poderosos, a los corruptos, diciendo sus nombres, entonces tomaremos una posición radical a favor de este Papa, así como defendemos a los justos.
 
P: Hace un par de semanas escuché hablar de contactados, contactistas y de gente que ha olvidado el contacto. Cuando te hicieron una pregunta específica tu respuesta fue que era mejor así. ¿Podrías explicarlo mejor?
G: El contacto con estos Seres transforma completamente tu vida, en sentido positivo, y si no tienes una preparación precisa, constante, una disciplina férrea, te vuelves loco, te pierdes, cometes errores graves, te vuelves arrogante. Yo he sido educado por el padre de todos los contactados: Eugenio Siragusa, con una disciplina muy severa, con una gran autoridad, porque sabía lo que más adelante tendría que hacer, en qué me convertiría y el mundo que tendría que enfrentar. A mi Eugenio nunca me exaltó, siempre me reprendía y me hacía estar en el centro del ciclón. Claro está, me amaba y me abrazaba, pero junto a él viví una vida de cuartel. Me decía: “Tengo que prepararte en la disciplina y la obediencia, luego en el amor, en la justicia, en las enseñanzas...”. Con mi maestro viví grandes satisfacciones y alegrías; estoy afrontando el mundo desde hace más de veinticinco años y he conocido a más de mil millones de personas. Jamás me habría imaginado todo esto cuando tenía diez años, pero Eugenio lo sabía, también sabía que él se habría tenido que ir y que habría tenido que echarme antes. Por lo tanto me siento un contactado preparado, porque he sido guiado por un verdadero maestro, a través de la disciplina, de la obediencia, del discernimiento, de la astucia y la humildad, que es la más difícil. Eugenio me trataba con modales fuertes, duros, ya que yo era arrogante y presuntuoso como todos los hombres, sobre todo los sicilianos, para aplastar el ego y para exaltar la humildad. Yo ahora no soy un maestro de esta virtud, pero seguramente no soy una persona arrogante. Soy autoritario, era algo que a él le importaba mucho. Una persona que se convierte en un contactado tiene que contar con una mínima preparación de diez años. Tienes que ir a la escuela todos los días para aprender de estos maestros: yo encontré a Eugenio, pero hay otros, y  es una escuela dura, férrea, es una iniciación. Solo en ese momento te será permitido recordar todo, pero si no recibes esta iniciación es mejor que no recuerdes nada, de lo contrario te perderás sin lograr adaptarte a esta sociedad.
 
P: ¿Con qué modalidad ocurren estos contactos?
G: Yo fui contactado, pero no establezco si tú eres capaz de serlo, aunque te lo deseo y me alegraría mucho si te ocurriera. Los extraterrestres eligen, te llaman y establecen el momento. Mientras hablamos, están haciendo un sondeo en todos nosotros, los que estamos aquí preesntes, sobre el grado de nuestra sensibilidad. Monitorean la sensibilidad en el ser amoroso, pacífico, bueno; hacen un sondeo sobre el amor por la justicia, por la defensa de los débiles, de los pobres y sobre la disponibilidad. Ven cómo te comportas en la vida, con los amigos, con la familia, ven tu estado de disponibilidad para con los demás. Después de haber analizado estos tres aspectos, si a ellos le interesas se acercan y comienzan a darte señales para llamar tu atención. Sólo en ese momento verás alguna astronave, tendrás sueños con estos Seres y con sus naves espaciales, escucharás voces. Luego, poco a poco, si quieren establecer un contacto directo se dejarán ver. Si en cambio tienen la intención de hacerlo indirectamente, te llevan a hacer cosas positivas, a amar la naturaleza, la tierra, a defender el medio ambiente, a los débiles y a los justos, pero no te explicas el porqué. Posteriormente, según su deseo, establecerán el contacto, de lo contrario te ayudan sin mostrarse.
 
P: ¿Al principio tuviste dudas sobre si se trataba de una obsesión tuya, o bien siempre supiste que era un verdadero contacto con ellos?
G: Al principio no sabía. El primer contacto que tuve fue cuando tenía siete años y ahora tengo cincuenta y dos. A los trece años, con mi hermano Filippo, vimos unas luces... luego tuvimos la suerte de conocer a Eugenio siragusa y gracias a sus enseñanzas comencé a tomar conciencia. En realidad mi caso es diferente, porque cuando tenía nueve años fallecí a causa de un accidente de tránsito, y a partir de ahí entró en mi otro espíritu. Por lo tanto no he sufrido una obsesión, me siento uno de ellos.
 
P: ¿Qué recuerdas del accidente de tránsito?
G: Mientras corría detrás de la pelota me atropelló un Fiat 500 rojo, mi cabeza golpeó en el parabrizas, reboté y caí debajo de otro coche. Cuando mi padre me sacó de abajo del mismo yo estaba muerto. Luego vi una luz...
 
P: ¿Viste a álguien?
G: Lo que vi fue que me precipité dentro de un cuerpo. Cuando desperté sabía que estaba dentro de Giorgio Bongivanni y que me quedaría allí hasta una determinada fecha. Ahora soy el uno y el otro en una misma persona: soy Giorgio Bongiovanni porque no puedo demostrar lo contrario, pero soy otro ser que ha tomado el lugar de ese niño muerto. En el hospital resucité y te explico porqué. Ahora os relataré una historia conmovedora. Fui trasladado al hospital civil de Siracusa, en Sicilia, durante la operación de cerebro mi madre se postró en el suelo frente a la estatua de la Virgen de Fátima que se encontraba en el reparto de cirugía y después de rezar el rosario suplicó: “Querida Virgen, Madre mía, te ofrezco este hijo. Tómalo, haz que sea Tu misionero, pero no lo dejes morir. Yo seré la madre más feliz del mundo si mantienes a mi hijo con vida, por más que no lo vuelva a ver, sentiré que él camina por el mundo”. Y así fue que la Virgen me concedió la gracia, dejándome vivir, pero a mi madre casi no la he visto más. Nunca antes me había contado todo esto, me había ocultado esta historia hasta hace dos años, pero vosotros la habéis conocido, como sabéis es mi fan número uno. Esta es otra señal de la Virgen de Fátima. Yo soy uno de estos Seres en misión en la Tierra. Cuando los veo, veo a mis hermanos. A veces me “enojo” y digo: “Estáis quince mil millones de años más avanzados que nosotros. Me parece que vuestros emisarios están casi todos locos. ¿Sabéis elegir a las personas correctas, u os las tengo que señalar yo? ¿Porqué no me descartáis a mi y elegís a personas adecuadas, porque de vez en cuando veo que alguno rueda por el suelo”. Luego mi disciplina me recuerda que son mis maestros. Espero no ceder, pero es muy difícil vivir en este mundo.
 
P: El año 2017 será el centenario de la aparición de la Virgen de Fátima. ¿Podría cumplirse el Tercer Secreto de Fátima que nunca fue revelado por completo?
G: Podría, no se, pero tu pregunta es inteligente y merece una respuesta inteligente. Es posible, porque en el centenario de la Virgen de Fátima, la Santa Madre podría dar una gran señal. Espero que sea de misericordia y de arrepentimiento para loshombres, pero no queda excluído que Dios pueda dar una señal de castigo. En el mensaje de Fátima, quisiera recordaros a vosotros y a mi mismo, la Virgen habla claramente de un gran castigo divino que recaerá sobre la Tierra. Por lo tanto puedo pensar que será un gran maremoto, o el fuego que viene del Sol... o cualquier otra cosa. Mientras tanto tenemos que preparar el arca espiritual, entonces invitemos a la gente a despertar porque creo que Dios destruirá el mundo. Tenéis que ver el film Noé, es una muestra de la Ira de Dios. Se que no me creéis. Mi misión será la de seguir hablando del Evangelio de Cristo y de desarrollar, dentro de lo posible, la lucha contra la mafia, pero la parte más difícil será la de anunciar la Ira Santa de Dios, que se desencadenará inexorablemente sobre la Tierra. No me creerán, pero no puedo hacer nada al respecto.
 
P: La historia del hombre ha sido terrible, siempre ha habido guerras, el hombre ha asesinado siempre, y ha sido malvado. ¿Por qué Jesús no intervino antes?
G: A lo largo de la historia el que intervino fue Su Padre, pero de todos modos Cristo es lo mismo, cuando ya no había nada que hacer, como en Sodoma y Gomorra. Incluso antes, la Biblia nos habla del profeta Abraham en el bosque de encinas de Mamré, que vio a Dios bajar de una luz con dos ángeles, hacia los cuales se les acercó diciendo: “Que se traiga ahora un poco de agua y lavaos los pies, y reposad bajo el árbol. Y yo traeré un pedazo de pan para que os alimentéis, y después sigáis adelante” (Génesis 18, 4-5). “Tomó también cuajada y leche y el becerro que había preparado, y lo puso delante de ellos; y él se quedó de pie junto a ellos bajo el árbol mientras comían” (Génsis 18,8). “Entonces ellos le dijeron: ‘¿Dónde está Sara tu mujer?’ Y él respondió: ‘Allí en la tienda’. Y aquél dijo: ‘Ciertamente volveré a ti por este tiempo el año próximo; y he aquí, Sara tu mujer tendrá un hijo’. Os recuerdo que Dios le permitió a Abraham que fecundara a una sierva, joven y bella, de la cual tuvo un hijo al que dio la orden de llamar Ismael, del cual descienden los musulmanes. Mientras tanto, Sara, que en ese momento estaba en la tienda a unos veinte metros de distancia, se puso a reir escuchando esas palabras.
Dios no se dignó ni siquiera de contestar a la mujer y le dijo a Abraham: -'¿Por qué se ríe Sara? ¿No cree que pueda tener un hijo a pesar de su edad? ¿Hay quizás algo tan difícil que el Señor no pueda hacer?’ Después de haberla fecundado, Dios envió dos ángeles para que destruyeran Sodoma, porque la corrupción era enorme. Y a este punto entra en juego Abraham con su oración de intercesión. Él no niega que sea justo condenar el delito e infligir una condena, pero afirma que “sería injusto castigar de manera indiscriminada a todos los habitantes”: -‘¿De verdad vas a destruir a los inocentes junto con los culpables? Tal vez haya cincuenta personas inocentes en la ciudad. A pesar de eso, ¿destruirás la ciudad y no la perdonarás por esos cincuenta? ¡No es posible que hagas eso de matar al inocente junto con el culpable, como si los dos hubieran cometido los mismos pecados! ¡No hagas eso! Tú, que eres el Juez supremo de todo el mundo, ¿no harás justicia?’ (Génesis 23-25)
Dios otorga a Abraham la salvación de la ciudad si se encuentra una cierta cantidad de personas buenas y justas que durante el diálogo continuá disminuyendo: cuarenta y cinco, cuarenta, treinta, veinte, diez... pero ni siquiera diez justos serán encontrados y la ciudad será destruída.
¿Por qué Dios no interviene? Dios está esperando porque en la Tierra, además de usted, todavía quedan algunos millones de personas buenas. Cuando el Padre verá, y ya estamos en este tiempo, que los buenos podrían ser condicionados y llevados hacia la degeneración porque se ven oprimidos, perseguidos, privados de un espacio para vivir, etc., corriendo el riesgo de perderse, entonces serán tomados y llevados a un lugar seguro en las arcas, como hizo con Noé. Después destruirá el mundo. A pesar de todo, a pesar de que damos asco, la misericordia de Dios todavía sigue esperando. Nadie me cree, lo se, y éste es mi mayor sufrimiento, mayor al de los estigmas. Es increible, pero Él me lo ha dicho. Dios me habló, a mi que soy un ser insignificante, un ciudadano común, no soy un Papa, ni siquiera un presidente y me reveló lo siguiente: “Destruiré el mundo. No te digo cuando, pero he decidido hacerlo y poner a salvo a todos los buenos”. No tengo ninguna prueba, ninguna fotografía o señal, porque las Señales que llevo son de Su hijo el Cristo, del amor, del Evangelio, de Su retorno glorioso, del Juicio Universal. Eso es lo que Dios me reveló, no tiene nada que ver, pero lo afirmó, estoy seguro y estoy dispuesto a dar mi vida, ya que tengo la certeza de que Él lo hará. Depende de vosotros si me creéis o no. Lo único que puedo deciros es que sigáis siendo buenos, de lo contrario no os salvaréis, no habrá piedad. Dios eliminará a todos los hombres porque lo han desobedecido, lo han blasfemado, han violado y asesinado a Sus niños, han vendido sus órganos... han blasfemado en contra del Espíritu Santo. Actualmente hay algunos hombres buenos, pero cuando este número quede cerrado Dios desencadenará su Santa Ira. Os preguntaréis porqué el Padre no se lo ha dicho al Papa o a otro poderoso del mundo. Yo no se lo preguntaré, porque tengo la duda si realmente lo habrá hecho, pero estos personajes tienen miedo de gritar la verdad. Nosotros tenemos el libre albedrío y el Padre, por más autoritario que sea, no impone sino que ofrece, sin embargo tarde o temprano cerrará la cuenta porque Él es Dios.
 
P: Si, pero yo sigo con mis dudas.
G: Está bien, espero que con la oración, junto a la mía, usted pueda disipar todas sus dudas. Tiene que acostumbrarse a creer que Dios ha creado el mundo y lo ha hecho con un gran acto de amor.
Dios es el dueño del Universo, le pertenecen todas las cosas por lo tanto puede todo. Como yo se que es amor, nosotros tenemos que ser humildes y decir: “Señor, que sea hecha Tu voluntad”. Él puede hacer cualquier cosa, incluso destruirnos, pero no lo hará si nosotros Lo imitamos con amor. Él está por encima de la ley, los diez mandamientos son para nosotros, no para Él y hasta incluso puede llegar a no respetarlos porque es el Padre Eterno. Nuestro mayor pecado, señora, no es ni siquiera el de ser violentos, porque es algo que está en nuestra naturaleza, luego nos arrepentimos. Nuestro mayor pecado es la arrogancia, nosotros no somos humildes. No reconocemos que tenemos un dueño, un Rey que nos gobierna. Nosotros somos Sus súbditos, pero Él nos da todo: la tierra para cultivar, la casa, podemos tener hijos, pero esta propiedad es Suya, le pertenece a Él y nosotros queremos a toda costa arrancársela, hacerla nuestra: Jesús dijo: “Ningún servidor es más que su señor” (Juan 15,20) cuando es humilde y le sirve, de lo contrario no es más que un servidor ingrato. Nosotros tenemos que estarle agradecidos solo por habernos dado la vida, comprender que no habríamos existido, y que si solo reinaba la nada no habríamos podido decir: “Yo soy, hago, digo, amo...”, y ahora en cambio existimos y lo haremos eternamente. ¿No es un regalo enorme? Dios nos ha dado la vida y nosotros pretendemos ser como Él. Tenemos la posibilidad de crear la vida con los espermatozoides fecundando a nuestras mujeres, pero de la nada no lo sabemos hacer. Le desobedecemos y blasfemamos en su contra, por lo tanto nos destruirá. Luego creará al hombre nuevamente, después de haberlo cambiado. A mi me gusta la filosofía y os digo que, en Su perfección, Dios ha logrado manifestar, a Su imagen y semejanza, un ser imperfecto, dándole la libertad. No lo obliga a obedecerlo sin comprender, para estar bien y en paz con el universo; le da la libertad de hacer el mal para desarrollar su propia identidad. En la imperfección Dios ha sido perfecto: lo más hermoso que nos ha dado, más que la vida, es la libertad. Es por ello que ofrezco mi vida en este mundo, para ganarme la libertad. Si un día muy lejano Dios nos dio la libertad ¿cómo puede un hombre dictador, un fascista, o un mafioso, imponerse y quitársela a su hermano, cuando a su vez él mismo la ha obtenido del Padre Eterno? Entonces es por ello que el Padre se la puede quitar.
 
P: Anoche soñé con una astronave. Al principio era pequeña y abajo de ella había algunas esferas. Luego se fue agrandando y de repente se giró y se alejó como si fuera un globo. ¿Tengo que considerarlo como una señal? ¿Soñar con astronaves es siempre una señal de comunicación con ellos? ¿No puede ser una sugestión de nuestra parte porque nos interesan y queremos verlas?
G: Si los sueños son en colores son señales verdaderas, de lo contrario no.
 
P: Los fariseos del templo estaban siempre en contra de Jesús, mientras que los apóstoles y las personas que Le apoyaban creían en Él. ¿A quiénes tenemos que considerar como hermanos?
G: Quienes seguimos a Jesús somos hermanos y si peleamos tenemos que poner la otra mejilla. En cambio a los enemigos de Cristo no le ponemos la otra mejilla, los acusamos delante de Dios.
 
P: ¿Es posible saber el contenido de la carta que Lorenzo Baldo le entregó al Papa Francisco de tu parte? ¿Has recibido una respuesta?
G: En la carta que Lorenzo le entregó al Papa le escribí una síntesis sobre mi historia, sobre mi lucha en contra de la mafia y le pedí que limpiara a nuestra Iglesia de los personajes mafiosos que la han contaminado. En la misma le pedí la posibilidad de hablar con él, de tener el honor de contarle mi experiencia de estigmatizado para dialogar juntos sobre la Segunda Venida de Cristo al mundo. Todavía no he recibido una respuesta, pero la tendré, estoy seguro de ello. Lo que no se es si será positiva o negativa.
Os abrazo a todos. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Nos vemos en los primeros días del mes de mayo.
 
04/05/14 SANT’ELPIDIO A MARE
 
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.
Acabamos de regresar de Sudamérica y os transmito el saludo y el abrazo de todos los hermanos que viven allí. El extraordinario trabajo que ellos desarrollan es algo que tenemos que tomar siempre como una enseñanza, porque nosotros, a pesar de las dificultades, tenemos muchas más posibilidades con respecto a ellos. Con  menos que nada logran llevar a cabo la Obra, transmitir el Mensaje, desarrollar la unión y las mismas arcas. Lo hacen sin mí, teniendo en cuenta que me ven solo una vez al año; les he prometido que de ahora en adelante, una vez por mes, haré reuniones a través de skype de manera que puedan escuchar mi voz. Estoy muy contento por Uruguay, Paraguay y Argentina, son los lugares en los que pasé más tiempo; estoy muy feliz por todos mis hermanos, por los jóvenes que he visto crecer desde que tenían 12 o 13 años y que ahora han cumplido veinte años. Hasta incluso nombré a uno de estos jóvenes, Matías, como director de un Arca, por su seriedad, por su trabajo, obediencia, humildad y sentido de la justicia y de la unión... Es una inmensa satisfacción ver a estos chicos crecer, pero no me sorprende porque siempre supe que en Sudamérica surgiría un mundo nuevo.
Mis hermanos que se encuentran aquí presentes, que vienen desde Argentina y desde Sudamérica, se alegran por un lado y por el otro probablemente no. En lo que respecta a la Obra del Cielo, en este caso a mi misión, Sudamérica le ganará ampliamente a Italia, porque tiene un alma diferente, un tipo diferente de madurez. Nosotros tendremos que hacer un gran esfuerzo, hemos tenido el privilegio de gozar de un cierto bienestar, pero hemos tenido la desgracia, el castigo de Dios de tener el Espíritu algo más ofuscado, que piensa más en las cosas materiales que en las espirituales. Quizás tengamos razón desde el punto de vista humano, pero nos equivocamos con respecto al aspecto espiritual. Personalmente prefiero equivocarme desde el punto de vista humano, y tener razón desde el punto de vista espiritual. La evolución que estos chicos se han ganado es realmente notable. No estoy diciendo que aquí no se haya hecho nada, es más, estoy muy feliz por las arcas italianas, pero afirmo con humildad que tenemos que aprender de Argentina, que ha creado muchas de ellas, así como también sus naciones vecinas, como Uruguay y Chile. Yo he vivido en Uruguay, donde está la base de mi Obra y estoy feliz, pero tengo que decir que Argentina les ha ganado a todos y estoy muy contento; por lo tanto tenemos que tener un gran reconocimiento hacia ellos, démosle un aplauso. El resto de lo vivido en este viaje lo leeréis en las próximas crónicas, hemos realizado muchas transmisiones radiales, algunas televisiones nos dieron un espacio, y realicé algunas conferencias. Allí hay jóvenes valientes, los veteranos siguen llevando adelante la misión y son felices, extraordinariamente humildes al ver que estos chicos pueden coordinar, ordenar y ocupar su lugar, como es justo que sea. Espero que también ocurra aquí, que los viejos se conviertan en sabios consejeros y que le den paso a los jóvenes. ¡Chicos, vosotros todavía tenéis mucho por recorrer! A propósito de las arcas, hoy, después de haber visto las fotografías y los increíbles videos de la tormenta que se desencadenó violentamente sobre nuestra región Le Marche, escribí un mensaje dirigido sobre todo a mis chicos y a todos mis hermanos.
 
HE ESCRITO EL 4 DE MAYO 2014:  
 
LA NATURALEZA AMIGA NUESTRA
 
LAS INUNDACIONES QUE HAN AFECTADO VIOLENTAMENTE A LA REGIÓN DE LE MARCHE EN ITALIA APENA A NUESTROS CORAZONES POR LA GENTE HERIDA Y QUE SUFRE POR SUS FAMILIARES FALLECIDOS. HEMOS DICHO Y ESCRITO EN ESTOS ÚLTIMOS 25 AÑOS QUE LA NATURALEZA REACCIONA VIOLENTAMENTE CONTRA LA CONTAMINACIÓN CAUSADA POR EL HOMBRE. ÉSTA, PARA NOSOTROS, ES LA JUSTICIA DIVINA.  
A PESAR DE ELLO EN LAS RESIDENCIAS DE NUESTROS HERMANOS ESPIRITUALES Y EN NUESTRA ARCA DE SANT’ELPIDIO A MARE NO HA HABIDO NINGUNA CATÁSTROFE, GRACIAS A LA MADRE NATURALEZA Y SOBRE TODO A QUIEN LA DIRIGE: NUESTRO AMIGO Y MAESTRO JESÚS CRISTO Y EL PADRE SUYO Y NUESTRO ADONAY ARAT RA.  
La catástrofe que ha afectado a Le Marche  ocurrió mientras estábamos haciendo una reunión. Nos reíamos y bromeábamos, al punto tal que ni siquiera nos dimos cuenta de lo que estaba ocurriendo. De la misma forma será con las cosas grandes, si hacemos la Voluntad de Dios, no se si lo lograremos siempre, ni siquiera nos daremos cuenta de que Su mano estará castigando al mundo, porque sobre nosotros resplandecerá el Sol. Por dicho motivo, hoy quiero daros una noticia: yo me mudaré del apartamento en el que vivo en Sant’Elpidio a Mare y vendré a vivir aquí, en el arca. Todavía no se cómo haré, pero lo tengo que hacer. Evidentemente está llegando el Diluvio Universal y como Noé entró en el Arca, simbólicamente, yo quiero venir aquí. Es un sueño que he tenido desde hace veinticinco años, y lo cumpliré, os lo juro por Dios. ¿No es una bonita noticia? Si luego llega el castigo de Dios, vendréis todos aquí y no os tendréis que preocupar, porque este Arca flotará sobre las aguas. Lo haría incluso si me tuviera que venir solo. Esto es lo que quiere el Padre y yo le obedezco. Superaré todas las dificultades y si se me llegaran a cerrar las puertas, pondré un colchón en el suelo para dormir y comeré con vosotros. Esta es Su voluntad y así lo haré, no se cuando, dentro de cuatro, cinco o seis meses, pero lo tengo que hacer. Quienes vengan a ver a Giorgio Bongiovanni, si no estoy en Palermo donde desarrollo mi misión primordial, no necesitará buscarme en otro lado. Si vienen aquí me encontrarán en esa casa de madera. Antes de viajar hasta Sudamérica recibí un hermoso mensaje, que no se lo transmití a nadie, ni siquiera a Sonia Alea. El Padre Adonay me dijo que tengo que venir aquí. Yo le pedí una señal y Él me respondió: “Te daré una Señal, derramaré una lágrima en la región en la que vives”, y ayer la recibí. Derramó una sola lágrima, imaginaos qué habría ocurrido si se hubiera puesto a llorar... Es una Señal muy grande: si yo vengo a vivir aquí, realmente puede llegar a ocurrir de todo en la Tierra, y pienso que así será. Quienes no están muy de acuerdo conmigo seguramente estarán insinuando que la tormenta que calló sobre Le Marche es un castigo de Dios para Giorgio Bongiovanni y que yo me tendría que haber escapado, en cambio vendré a vivir dentro del Arca, para demostrar que el diluvio no llegará aquí. El Cielo siempre me ha pedido que dé el ejemplo, por lo tanto no doy un paso atrás sobre esto, es más, estoy muy contento. Es algo maravilloso, ya veo mucho entusiasmo. De todos modos siempre hablo por mí, no lo puedo hacer por todos, ni tomar decisiones por mis hermanos más cercanos. Estoy seguro de que lo haré y si Sonia Alea y Sonia Tabita me llegaran a decir que no sienten que tienen que seguirme les permitiré que se queden donde están, pero yo vendré aquí.
Es lo que quiere el Padre Adonay y es lo que haré. No se lo he contado a nadie, pero muchas veces he dormido en el coche, en la carretera, donde, a pesar de todos mis sufrimientos para ir al baño tenía que recorrer doscientos metros a temperaturas de 10ºC. Si ahora me tocara hacerlo en el lugar donde vi a la Virgen seré capaz de dormir debajo de la encina, en una tienda de campaña, para siempre. Si eso es lo que quiere el Señor habrá un motivo. Y si me ha elegido, como dice Noé en la película, hay un motivo. Tenéis que ir a ver ese film, a muchos de mis amigos no les ha gustado, a parte de que es bonita, sensacionalista, pero vosotros tenéis que observar constantemente la figura de Noé. No tanto sus acciones, sus sentimientos, o ciertas cosas que generan dudas, tenéis que dejar todo lo que ocurre en segundo plano. Tenéis que ver la película Noé porque esa es realmente mi historia. Cuando Dios quiere algo, hay que hacer Su voluntad, porque Él tiene Sus planes. Para ser sincero, jamás había contemplado ese aspecto. Tengo perfectamente claro que tengo que estar en Palermo, que quiero hacer la redacción antimafia y la espiritual en Via D’Amelio, se que tenemos que estar juntos y lo que tenemos que hacer, pero esta novedad me tomó de sorpresa. Si el Cielo lo ha querido así se ve que el arca se lo merece, a pesar de todos nuestros pecados, de nuestras faltas, de los problemas, lo merecéis y estoy contento por vosotros. Si el Padre ha decidido así no es una prueba. Permitidme que os diga: tener a un estigmatizado que duerme dentro del arca no es una prueba, sino un gran consuelo. Por lo tanto el arca tendrá que ser humilde y recibir a todos los hermanos del mundo, porque aún más se convertirá en el punto de referencia máximo para todo el Planeta Tierra: el Arca en la que vive Giorgio.
Si es necesario dormiré en el suelo, pero lo haré aquí. Quiero obedecer porque el Señor me ha dicho: -“Te daré toda la Palabra, las Señales que quieras, incluso algunos medios materiales para hacerlo porque vives en el mundo pero no tienes que tener nada. Tienes que vivir como un huésped, como un peregrino, no tienes que vivir en una casa que sea tuya, todo lo que te daré es mío y lo puedo tomar nuevamente en cualquier momento que lo decida, y no quiero que me repliques”. Yo respondí: -“Claro Padre ¿qué quieres que haga?” Y él me dijo: -“Tienes que ir a vivir en las Arcas, tienes que ser un huésped, sin tener una casa”. Y si algún día las Arcas se llegaran a cerrar, significará que habrás fracasado y me convertiré en un vagabundo e iré a vivir debajo de los puentes de Palermo o de Sant’Elpidio, etc. Es Su voluntad, quizás quiera que yo de el ejemplo, ya que existe un plan que Él tiene en la mente. Además muchas veces, quizás cientos de veces, he dicho que no hay futuro, que el futuro es la salvación del alma y yo esto lo tengo que vivir. Si viviera en una casa bonita me estaría programando un futuro y no sería coherente. Tengo que vivir en la emergencia, tengo que dar el ejemplo de este futuro, no tengo que encontrarme en el fango, sino junto a mis hermanos, he venido a este mundo para esto. Tengo cincuenta años, no tengo exigencias de privacidad ni de intimidad, soy de todos y de nadie, y del Padre al mismo tiempo. Tengo que obedecer, no discuto las órdenes que me da el Cielo, ni siquiera me interesa saber porqué me las dan. Si soy un predicador de estas enseñanzas no puedo replicar una orden. Gracias a Dios he sido entrenado para vivir en condiciones de comodidad, como le gusta a todo el mundo, y en condiciones extremas: cualquier cosa que me sea dada será Su voluntad. Si llegara a contar con alguna comodidad para aliviar mis sufrimientos, lo único que puedo hacer es agradecer y arrodillarme, de lo contrario igualmente agradezco a Dios. El Señor me tiene que dar la posibilidad de difundir la Obra y de desarrollar la lucha en contra de la mafia, por lo demás, que sea hecha Su voluntad, siempre.
 
P: ¿Porqué un hermano, después de haberte alabado frente al mundo, logra separarse de ti con tanta facilidad por cosas humanas que no son para nada graves?
G: El Padre espiritual, si realmente lo es, puede hasta incluso darte una bofetada de vez en cuando, hasta sin motivo, con el objetivo de ponerte a prueba. Un padre espiritual, para ver si el hijo espiritual es un verdadero discípulo, pone a prueba su reacción de humildad y de respeto, para ver si puede aceptar sin comprender. Esto lo enseñan los maestros de todas las escuelas y de todas las religiones del mundo. No existe una prueba más grande que una reprimenda por un motivo aparentemente equivocado que no conoces. Si yo te diera una reprimenda por una razón que tú sabes que es equivocada, no te pondría a prueba tu humildad, sería algo justo. El discípulo demuestra humildad cuando no comprende lo que está haciendo el Cielo, o su supuesto padre espiritual; y a pesar de que reciba una reprimenda sin motivo dice: “No comprendo, pero si lo dices tú que eres mi padre espiritual, lo acepto igualmente. Dime lo que tengo que hacer y sigamos adelante”. De todos los que están aquí presentes son muy pocos los que dicen: “Giorgio es mi maestro, es mi guía”, y hacen bien. De hecho, apenas lo declaran yo los pongo inmediatamente a prueba para ver si lo que han afirmado es la verdad o es la adulación de los demonios. Si hoy asumes la responsablidad, escribiéndolo en Facebook, de afirmar frente a todo el mundo que yo soy tu padre espiritual, tu maestro, tu guía, la próxima vez que te vea te trataré mal. Si, cuando me preguntas el motivo por el cual te he tratado así, sin una razón clara, yo no llegara a querer darte una explicación, y tú lo aceptas con humildad, tres segundos después Giorgio Bongiovanni te abrazará, diciendo: “Querido Franceso, has hablado con el corazón, no te comportabas como un fanático al decir esas cosas en público”. El padre espiritual no es tal solo cuando te abraza y te acaricia. Yo fui educado así. Eugenio Siragusa, mi maestro, me acariciaba, me consolaba, pero también me sacudía, a veces sin ningún motivo. Yo lo llamaba papá y le decía a todos que para mi era el instrumento del Padre, ni siquiera del Hijo, que ya es lo máximo. Solo luego de treinta años de misión me separé de él, pero esto ocurrió por un Designio bien preciso, que es un motivo muy diferente.
 
P: ¿Puedes comentar el Mensaje de hoy?
G: Tengo que amonestar en una forma un poco indulgente al Papa. De la misma forma que transmito las cosas buenas que dice y que comparto, protesto y denuncio sus comportamientos erróneos. El Papa Francisco ha santificado a Juan Pablo II y no estoy de acuerdo, pero éste no es el motivo de mi amonestación. Durante la santificación recibió al dictador Mugabe y le dio la mano, prefiriéndolo frente a muchas personas enfermas y humildes que anhelan un contacto con él. El Papa se acerca a los niños, pero nunca les permite que ellos alcancen el altar, como se lo permite a los poderosos. Éste es un ejemplo absolutamente equivocado. Mugabe no sólo es un dictador que mata a sus niños, también es un asesino criminal que se burla de Jesús Cristo con declaraciones públicas. Si le da la mano a un dictador ¿dónde está la humildad? Queda claro que no podía haberle impedido que viniera a la Plaza San Pedro, pero tampoco habría tenido que avalarlo, besándolo y abrazándolo. Yo soy como Juan el Bautista, no le dejo pasar una.
 
P: ¿Realmente Noé construyó el Arca?
G: Noé construyó el Arca gracias a los Extraterrestres, simbolizados por esa especie de hombres de piedra.
 
P: ¿Había varios Noé en la Tierra?
G: Está escrito en la Biblia: “Noé se encontró con otros”, que son los varios Noé esparcidos por todo el mundo.
 
P: ¿El diluvio afectó solo a una civilización o a todos los habitantes de la Tierra?
G: El afectó a todos los que tenía que afectar.
 
P: ¿Los que se salvaron forman parte de los seis millones?
G: No, absolutamente no. Los siete millones se multiplicaron desde hace dos mil años hasta ahora.
 
P: ¿Existe un número preciso de terrestres que tienen que permanecer en la Tierra?
G: Claro, hace dos mil años eran 144.000 elegidos acompañaron a Jesús, se encarnaron con Él. En sus siguientes reencarnaciones se multiplicaron y se convirtieron en alrededor de siete millones de personas.
 
P: ¿En la época de Noé cuántos eran?
G: En esa época era otra historia. Noé, el arquetipo de Israel, salvó a los que tenía que salvar; en China estaba el arquetipo de otro pueblo, etc.
 
P: Es por ello que algunas civilizaciones, entre ellas la Maya y la de los Aztecas, relatan la misma historia que llaman de manera diferente, todas con sus “Noé”. ¿Las arcas eran las astronaves?
G: No, las arcas fueron construidas por los arquetipos con material extraterrestre, la diamantita y con la ayuda de ingenieros que no son de este mundo.
 
P: ¿Por los Ángeles caídos?
G: No, los ingenieros eran Ángeles de Dios. Los Ángeles caídos, en la película de Noé son un invento, pero en la trama de la misma son muy apropiados. Esta civilización siempre ha sido ayudada, pero todo intento de renovación por parte de estos Seres ha fracasado, porque el libre albedrío ha prevalecido sobre el mal. Como consecuencia de cada fracaso llegó una destrucción y una renovación. A diferencia de hace diez mil años, cada plan establecido para nuestra civilización afecta a toda la humanidad, porque hoy, con la globalización, la comunicación entre los pueblos es inmediata.
 
P: Yo creo que obedezco a Dios en el momento en que realizo acciones a favor de la vida. ¿Es correcto?
G: Realizar acciones a favor de la vida no es obedecer a Dios, sino que es la regla que Él te ha dado para crecer. Es también obedecerle, porque lo estás haciendo gracias a un mandamiento que Él te ha dado. Si quieres es la primera regla y las reglas son los diez mandamientos. Pero Dios no se comunica con todos en cada momento, sino que elige, por razones que tienen que ver con Su designio, instrumentos a los que les ordena, transmite o entrega proyectos. Dios no nos elige a todos nosotros juntos, sino a un único instrumento para comunicar Sus designios para nuestra comunidad, porque habrá cambios en el mundo y nos quiere avisar. Si te elige a ti es una gracia y te conviertes en un instrumento de Dios: en ese momento la obediencia no es simplemente trabajar a favor de la vida, sino que todos nosotros tenemos que seguirte porque has sido elegida. Si el Padre hoy te dijera que tienes que dejar de cultivar patatas porque están envenenadas, sino sólo lentejas, nosotros tenemos que obedecerte y si comeremos patatas seremos unos desobedientes. Dios nos pondrá a prueba, pero si no las superamos, las mismas nos castigarán. Él quiere ser escuchado, porque lo que decide no és para Si mismo, Él no necesita de nada: es Dios, lo que decide es para nuestra evolución y si desobedecemos seremos castigados. Ésta es la obediencia, sin peros. Claro está que tienes que estar segura de que es Dios y no alguien que te engaña. No tengo dudas de que si Dios te eligiera, como hace siempre, no enviará pocas señales. Así hizo cuando eligió a los profetas o a Sus mensajeros, uno de ellos está frente a vosotros y lleva las Señales. Si luego alguien las quiere tergiversar o interpretarlas a su modo será un problema suyo.
 
P: ¿Nosotros tenemos la posibilidad de obedecer a través de los mensajes que nos das?
G: Desde hace veinticinco años creo que tendría que ser así, si habéis cambiado algo me tendríais que avisar así tomo medidas. Hay que obedecer. Yo no impongo la obediencia a los mensajes que llevo, para nada. Si a ti no te interesan te digo: “Querida Lara, puedes trabajar a favor de la vida conmigo o siguiendo otro camino. Podremos encontrarnos en el mismo sendero y tú podrás llegar a la misma meta aunque sea siguiendo un camino diferente. Pero si quieres recorrer el mío, tienes que hacer lo que el Cielo me dice”. Ahora te doy un ejemplo pero tienes que intentar no entender mal mi comparación. En su tiempo a Jesús lo seguía todo el pueblo, tal es así que Barrabás pretendía incluso que se convirtiera en el jefe de su revolución. Barrabás trabajaba a favor de la vida y no en contra, ayudando a su pueblo esclavizado por el nazismo de los Romanos, es decir, del Gobernador, del Emperador. Jesús estaba de acuerdo con su causa y estaba dispuesto a apoyar la revolución, con la condición de que se abandonaran las armas. Jesús dijo: “¿Quieres derrotar al Imperio? ¿Quieres liberarte de la esclavitud? Barrabás, sígueme”. Barrabás no aceptó Sus condiciones, pero el Señor no lo condenó, le dio libertad para que siquiera su camino, hoy conocemos todos cuál fue su destino. Por lo tanto el ejemplo a seguir es el siguiente: si quieres servir a la Vida junto a mi, tienes que hacer lo que me ha sido dicho, de lo contrario tienes que servirla de otra forma. Por ejemplo: el Padre me ha dicho que tengo que venir a vivir aquí, que no tengo que tener nada y que tengo que ser huésped de las Arcas. Si me dijeras que no estás de acuerdo, porque según tu opinión el Arca no puede cumplir además la función de casa, lo aceptaría, sin juzgar, pero te diría que no puedes seguirme, te invitaría a seguir otro camino.
 
P: Buenas noches... Cuando un indio combate en la Sierra e intenta llevar adelante su misión para garantizarle a su pueblo el derecho a vivir en su tierra, no tiene mucho tiempo como para pensar en Jesús Cristo, en Dios. Desde hace años la población Guaraní lucha desesperadamente, a costa de la vida para denunciar el cultivo de semillas transgénicas impuesto por las multinacionales, viéndose obligada a soportar hambre, carestía y muerte... pero al final te sientes practicamente solo...
G: ¿En qué País se encuentra combatiendo?
 
P: En el estado brasileño del Mato Grosso, hasta todo el Sur de Argentina, Paraguay... y la situación es trágica. Los Guaraníes seguimos siendo víctimas de violencia y de ataques puntualizados por parte de los sicarios, como represalia por los intentos de nuestra tribu de recuperar nuestras tierras. Mientras uno camina por la calle se acerca una camioneta y sabes que tu momento ha llegado. Incluso muchos niños han muerto, algunos ni siquiera sabían qué era un coche. Nos insultan con desprecio... Hay muchas personas que me hablan de Dios, de Jesús Cristo, y yo les respondo que quizás Jesús llegará dentro de quinientos años, porque ahora está ocupado en otro lugar y todavía no ha llegado a nuestra tierra, todos nosotros somos mensajeros de Dios, somos una sola cosa.
G: Dios te ha hecho llegar hasta aquí porque tengo que decirte algo que te gustará mucho. Si crees en ello tendrás que transmitirselo a tus hermanos indígenas. Yo tengo un gran respeto por todos vosotros, he vivido en Paraguay por mucho tiempo y he hablado con muchos Guaraníes... No se hablar tu idioma, pero lo comprendo y tengo que decirte algo de parte del Padre Dios: “Regresa a ver a tus hermanos. Tienes que decirles que el Padre Adonay ha decidido destruir al hombre y el mundo, ha decidido salvar solo a aquellos que han sido perseguidos por una causa justa. Vosotros, los Guaraníes, junto a muy pocos más, seréis salvados y permaneceréis en la Tierra para heredar el Reino de Dios”. Esta vez nadie lo detendrá, los océanos se elevarán y las grandes ciudades serán destruidas, millones de personas morirán, todas, incluso sus hijos, sus familiares... Él salvará solo a los niños que pertenecen a familias que no son de la progenie del demonio y vosotros estáis entre ellos, porque amais a vuestros hijos, la Tierra y respetais la naturaleza. Has venido aquí para escuchar a un Mensajero de Dios que te dice que el Padre salvará a la gente justa, y a los niños que llegaran a morir se los llevará al Paraíso, porque son inocentes, pero los hombres no sobrevivirán a Su Ira. No habrá perdón, no habrá una negociación, ni diplomacia, no habrá guerras, lo único que habrá será la mano de Dios que exterminará al mundo. Esto es lo que tenéis que hacer: orar y seguir amando la Tierra, porque ahora es inutil llevar adelante batallas en contra del hombre blanco.
 
P: No, ya no es posible...
G: No lo es ¿sabes porqué? Ahora hay un gran personaje que se ha convertido en el enemigo del hombre: Dios. Esto tiene que ser suficiente para ti y te tiene que hacer feliz. Él hará justicia, espera y ten fe. Si yo no creyera en esto no haría lo que estoy haciendo, sino que me quedaría sentado en un apartamento, en una casa cómoda para pasar una buena vida. En cambio yo no quiero tener nada, lo único que deseo es gritarle a esta humanidad que pronto Dios destruirá el mundo y salvará lo salvable. No me interesa si me asesinan, yo lo tengo que decir.
 
P: Los mercenarios de la selva nos matan a nosotros y a nuestros niños...
G: Tienes razón hermano, lo que tienes que decirles a los mercenarios de la selva es: “Nosotros estamos serenos, porque Dios os exterminará a todos”. Quienes están en contra de Dios serán eliminados, mientras que todos los hombres buenos serán salvados. Tienes que decirles a tus hermanos que has conocido a un hombre blanco, con barba blanca, que dice que habla con Dios. Este hombre os dice a todos vosotros que tenéis que esperar y sufrir un tiempo más, porque la Justicia de Dios llegará y os salvará.
 
P: Nos han impuesto otro Dios. Nosotros creemos en Dios y es siempre el mismo, no hay otro...
G: Si, es el mismo, tu Dios es el Gran Espíritu, la Gran Inteligencia y es el mismo que el mío... Cuando veas que los océanos destruyan varias ciudades, recordarás que te he dicho la verdad. Ocurrirá seguro y muy pronto, tan pronto que Dios me ha dicho que tengo que entrar en el arca.
 
P: Bien, espero verte en un futuro, no se donde...
G: Yo se donde nos veremos, tú no, pero quédate tranquilo que nos veremos. Gracias querido, tu mensaje para mi es una señal de que tus hermanos son la verdadera Humanidad. Tú eres una señal de que, a pesar de todo, una parte de esta humanidad se salvará. A veces tengo la duda de que sería mejor exterminarla completamente, eliminar todo y dejar vivos solo a los animales. Luego se me pasa, al ver a hombres como tú o como el Padre Don Franco, y todas esas almas que hay que salvar. Te aseguro que vosotros sois la esperanza de la Madre Tierra. Vosotros estais salvados, sois los elegidos, mientras que nosotros desapareceremos porque Dios ha decidido que de la civilización del hombre blanco no quedará ni siquiera memoria. Los indígenas y los demás pueblos que habitarán en futuro en este hermoso mundo, en paz, ni siquiera recordarán que el hombre blanco existió: Dios eliminará de su memoria la existencia de ese ser demoníaco, salvaje, violento, odioso, blasfemo, desobediente.
 
P: Lamentablemente estás diciendo todo lo que los indios piensan del hombre blanco... y me da mucha tristeza...
G: Yo soy un hombre blanco que os ama y vosotros tenéis razón al pensarlo. Si no logras creerme, piensa solo que todo lo que he dicho es posible.
 
P: Mientras tanto sigo luchando...
G: Bien, yo también mientras espero seguiré luchando para liberar a mi pueblo del odio. Yo he nacido en este planeta, pero no soy de esta Tierra. Cuando veas el Océano Atlántico que destruye ciudades como Salvador de Bahía, Río de Janeiro, New York, Miami... cuando veas que Dios habrá castigado al hombre blanco, entonces dirás: “Ese hombre tenía razón”. Entonces reunirás a tus hermanos, harás un rito de oración y dirás: “Señor, gracias por esta Justicia tuya”.
 
P: Nos has hecho ver realmente lo que esperábamos desde hace mucho tiempo...
G: Mi tarea es la de anunciártelo.
 
P: Nosotros no le deseamos la muerte a nadie...
G: Si, lo se querido, porque sois buenos, pero Dios la desea y nosotros tenemos que hacer Su voluntad, de lo contrario jamás seréis libres, el germen del mal que se encuentra en el hombre blanco está tan arraigado que es necesario exterminarlo completamente. Si yo fuera un indígena, no sería creíble pero Dios ha elegido a un hombre blanco para que le diga a los blancos que serán destruidos. Es la verdad y así será. Yo estoy aquí para ayudar a mis hermanos a comprender que tenemos que hacer la voluntad de Dios: amarnos entre nosotros, como lo hacéis vosotros, ser hermanos, amar la Tierra, criar a nuestros hijos y no desear las cosas materiales. Quisiera que mis hermanos os imitaran, porque vosotros no sois celosos. Nosotros tenemos problemas, cometemos pecados, como vosotros, pero somos mucho más tentados por el germen del poder, de la envidia, de los celos, del deseo de someter siempre a los demás. Mis hermanos saben que no tienen opción, si quieren que Dios los salve tienen que dar todo su corazón y su alma por la unión, por la fraternidad, porque si piensan que un solo plato les pertenece serán exterminados sin piedad. Yo no podré hacer nada, éste es mi drama, Dios quiere la prueba de que nosotros nos amamos y de que estamos unidos, y quiere que yo de el ejemplo. ¿Qué demostración daría si me quedara sentado en un trono?
 
P: Es difícil encontrar la fraternidad...
G: Hoy, en esta casa la encuentras sin lugar a dudas. ¿Cómo te llamas?
 
P: Atucá Guaranil, que significa “pierna fuerte” o “hijo del viento”, que corre paralelo al viento. Lo único que deseamos los Guaraníes es la justicia... […] Nosotros decimos así: cuando ya no llegue la luz del Sol y cuando el agua llegue adonde no imaginas, los Indios ayudaremos a los blancos a caminar en la oscuridad y comprenderéis que siempre habéis sido nuestros hermanos. Todo terminará para comenzar de nuevo, juntos, con amor.
G: Atucá, hijo del viento, no te preocupes, porque vivirás aún mucho tiempo para ver la Justicia de Dios, te lo prometo. No tengo nada más que decirte, ya que mi Padre ya ha actuado para ayudarte. Tus ojos verán algo de justicia, antes de regresar al Gran Espíritu.
 
P: ¿Kadar-Laku, la computadora cósmica, registra además todas nuestras acciones y nuestros pensamientos?
G: No, Kadar-Laku se encarga de la seguridad de toda la Confederación. La Confederación Interestelar de los extraterrestres utiliza esta computadora como una ayuda para la acción defensiva, los proyectos y los programas que tienen que ver con la civilización que tiene que ser ayudada. En lo concerniente a la Tierra, puede actuar en el plano militar, psicológico y espiritual, es decir, que puede intervenir programando coches, personas y elementos de la naturaleza. Cuando llegue, si así lo deseará, Jesús se podrá servir de esa computadora para mostrar, por ejemplo, imágenes contenidas en su memoria sobre los acontecimientos provocados por esta Humanidad. Kadar-Laku no necesita hablar con Jesús, está coordinado por comandantes extraterrestres. En un último caso será Jesús quien la utilice para comunicarse con los comandantes para que muestren todas las infamias cometidas por el hombre. Kadar-Laku puede utilizar astronaves sin pilotos, enviar sincronizadores, entrar en tu mente e insertar un programa secreto que ni siquiera los hermanos celestes conocen, solo los Arcángeles. Por voluntad de Dios puede incluso entrar en la mente del hombre y hacer que se autodestruya. Como Dios quiere demostrar Su fuerza, no lo hará con este sistema, porque interiormente nadie lo comprendería. Lo hará con las Fuerzas de la naturaleza o a través de Sus instrumentos y entre ellos podría encontrarse también Kadar-Laku. Todo se mueve por voluntad de Dios.
 
 
P: ¿Durante el Juicio final seremos juzgados únicamente por esta encarnación o también por todas las anteriores?
G: Seremos juzgados solo por esta encarnación, que es la resultante de todas las anteriores.
 
P: ¿En esta encarnación nos estamos jugando todo?
G: Si, absolutamente. Incluso Totò Riina, si mañana por la mañana se arrepintiera y diera los nombres de los ideólogos de la negociación, si confesara cuántos miles de millones posee y si los donara a los pobres, obtendría la salvación. Si hubiera vivido todas las demás vidas como un demonio y en esta última se arrepintiera, se salvaría, pero para hacerlo tiene que dar todo, incluso la vida física, es decir ser asesinado, si fuera necesario. En el fondo, nosotros somos pequeños Totò Riina, todos tenemos que arrepentirnos y hasta incluso dar la vida, si queremos salvarnos. Es solo un ejemplo, claramente no os puedo comparar con Totò Riina porque os amo mucho.
 
P: Un día dijiste que Dios utiliza el mal para luego llegar al bien. ¿Podrías dar un ejemplo?
G: El hombre elige el mal. Lo que Dios usa no es el mal, se llama Justicia. Si Dios hiciera que ocurriera una catástrofe y destruyera una ciudad, sería un mal, porque morirían ancianos, niños, pero no era un fin en sí mismo. Si Dios utilizara como instrumento a un hombre para destruir una nación, sería un mal, pero no es un fin en sí mismo, ya que deseaba alcanzar un objetivo, que es un bien. El mal provocado por Dios es un medio, si ha sido puesto en práctica por el libre albedrío del hombre, es un fin en sí mismo, por lo tanto es diabólico. Es importante comprender de quién proviene. Si viene de Dios, sobre ese mal aparente se construirá algo armonioso. Si en esta casa llegaran a entrar hombres para matarnos, para destruir todo y tú, para defendernos, los mataras, provocarías un mal pero salvarías a mucha gente inocente, permitiéndole a esta comunidad que pueda seguir sobreviviendo. Aparentemente has cometido el mal, pero el fin era el bien. Si Dios destruyera el mundo y a miles de millones de personas, la causa no es destruir o hacer mal, sino defender a los inocentes oprimidos por estos miles de millones de personas. Sería algo inteligente preguntarse: si los ricos y los adinerados del mundo son alrededor de ochocientos millones ¿cómo puede ser que Dios no los destruya solo a ellos? ¿Por qué motivo tendrían que morir miles de millones de pobres? La respuesta es: “Porque son asesinos y delincuentes como los ricos, por lo tanto no se lo merecen”. En Kinshasa, un lugar en el que yo he estado, viven cinco millones de habitantes, entre ellos solo mil son multimillonarios y alrededor de un millon son personas buenas. Todos los demás son delincuentes, asesinos que querrían ser como los ricos, asesinan a sus hermanos, hacen prostituir a sus hijas y por lo tanto serán exterminados, a pesar de que sean pobres. El pobre que ama a Jesús ruega y dice: “Señor, no me merezco esto. Yo lucho en contra de los tiranos, crío a mis hijos en la oración, la acción, el amor a la Tierra, no hago prostituir a mis hijas”, si roba tendrá algunos atenuantes, pero no será perdonado. En la Tierra no hay personas, me ha dicho Dios, que no sepan lo que es el bien y lo que es el mal, excepto los enfermos mentales, las personas que no pueden pensar y los niños que mueren de hambre. Por lo demás todos saben la diferencia entre el bien y el mal, a pesar de que no lo hayan elegido. Un joven de Kinshasa no puede decir: “No es mi culpa si he nacido aquí. Tú puedes estudiar y yo no, por lo tanto puedo robar”. No, no puedo robar, al máximo tiene que luchar por su País, por la libertad. Si matas a alguien mientras luchas por la libertad es una cosa, si lo haces para robar es otra cosa. Es importante aprender este concepto, de lo contrario no somos justos, sino los habituales débiles y misericordiosos, hijos de esa educación católica devastadora y nefasta que nos ha destruido. El revolucionario indígena que lucha por su Tierra y por sus hermanos, para defender tiene también que matar si es necesario, pero ni siquiera les está permitido por sus leyes robar, asesinar y violar.
 
 
P: Para nosotros, esto no existe. Los blancos lo hacen contra nosotros y nos defendemos como podemos.
G: Así es, la Ley es la ley, por lo tanto Dios salvará solo a los justos y a los que se comportan bien. Y que así sea Señor, porque ya no se puede seguir soportando. Yo quiero difundir el Mensaje y tratar de salvar a las almas, pero no quiero que Dios cambie de idea. Él todo lo puede y yo obedezco haga lo que haga, pero a esta altura este hombre ha marcado su destino. ¿Habéis visto lo que ocurrió durante la final de la Copa Italiana de fútbol? Los 69.000 ultras que estaban presentes no se merecen una sociedad limpia, son personas egoístas, materialistas, absolutamente irresponsables, inciviles, ignorantes, violentas, porque con tal de ver el partido han aceptado estar a las órdenes de un criminal perverso (Genny ‘a Carogna). ¿Creeis que si durante el partido hubiera llegado una violenta tormenta de viento Dios habría salvado a los ultras? ¿O que habría dividido a los buenos de los malos? No, porque toda la humanidad, desde el delincuente mafioso hasta las personas honestas que en cambio van todas las semanas a misa, ha decidido que era justo, ha decidido que era algo correcto permanecer allí. El Dios que yo conozco no perdona, elimina a todos. Si hubiera habido una reacción en contra de la injusticia Dios habría salvado a las personas que, con un gran sentido de la democracia, se hubieran levantado y hubieran salido del estadio de fútbol. ¿Qué tipo de gente somos? ¿Acaso no merecemos la justicia divina? ¿Qué enseñamos a nuestros hijos? ¿Dónde están los revolucionarios? ¿Dónde está la revolución juvenil, el deseo de libertad, de democracia, de paz?... ¿Dónde están las banderas del arcoiris? ¿Dónde están las protestas civiles? Cuando vamos a protestar en contra de la guerra somos cincuenta, cien. Recuerdo que en mi época eramos 80.000, 100.000…, una persona africana, en Washington, reunió a dos millones de personas para decirles: “Yo tengo un sueño”... ¿Dónde están estos hombres? Los jóvenes de hoy tienen adoración por una pelota de fútbol, por dos senos, por una dosis de cocaína... Esta es nuestra civilización y si yo fuera Dios la habría destruido hace mucho tiempo. ¿Qué esperanza de cambio le estamos dando a Dios? Tenemos a un cómico que protesta (Beppe Grillo) y a un Papa que dice algunas lindas palabras, así es que estamos en una situación muy grave. Nadie se opone porque estamos todos bien, pero llegará una gran catástrofe en la que nos golpearemos el pecho y diremos: “mea culpa, mea culpa”. Llegará una gran inundación como advertencia, luego se desencadenará una enorme lluvia de fuego y será el fin. Nosotros tenemos que hacer como “hijo del viento”, seguir combatiendo hasta obtener justicia. Si el Padre Adonay llegara a ver una revolución de jóvenes y de intelectuales que protestan, hasta incluso si empuñaran armas, por más errado que esto sea, pero que realmente quieren un cambio, os aseguro que Él esperaría, no permitiría que se desencadenara el diluvio. Lamentablemente hay algún pobre desgraciado que grita en el desierto como yo, nada más. Algún hijo, familiar de una víctima de la mafia, que levanta una agenda roja y que protesta, alguna asociación, algunos curas misioneros, hay algún que otro Padre como Don Ciotti, o como Don Franco; todo el resto da asco. Los chicos adolescentes que violan, que matan y que se comen las entrañas de las víctimas. No hay nada que hacer... en nuestras civilizaciones occidentales los padres matan a sus hijos y los tiran a la basura, maridos celosos que asesinan a sus niños de pocos años... ¿Ésta es la civilización? Como alternativa se habla y se lee solo sobre el dinero… dinero, finanza, dinero, economía... ¿vosotros leéis algo diferente en los periódicos? Entonces es justo que Dios intervenga con las fuerzas de la naturaleza. Está claro que además hay buena gente, dentro de esta habitación veo mucha buena gente, así como también está en otros lugares, son algunos millones de personas, pero no podremos salir adelante porque estamos siendo oprimidos y os aseguro que dentro de algunos años, si Dios no se decidiera a intervenir, nosotros terminaremos como los Guaraníes. Nos suicidaremos, no aceptaremos esta sociedad, o nos deprimiremos y nos dejaremos morir.
 
P: Volviendo al tema de la obediencia ¿cuál es el riesgo de que el hombre pueda entender mal la Voluntad Divina? Como ser humano ¿es posible que puedas entender mal lo que Dios te pide que hagas?
G: Yo se que Dios ama y, si soy consciente de ello, haré lo que Él dice. No tengo miedo de entender mal lo que me pide, lo hago hasta el extremo, hasta el punto tal de levantar un cuchillo y acercarlo a una criatura porque se que luego Él detendrá mi mano, como ya ha ocurrido. Si no se entiende esta sintonía no se entiende nada. Dios no es una cuestión abstracta, está dentro de ti, además de estar afuera. Un verdadero profeta, un verdadero mensajero tiene que hacer esto, luego se convertirá en el uno y el Otro, en una misma cosa. Tiene que hacer siempre lo correcto, es decir, la Voluntad de Dios. Parece un juego de palabras, pero no lo es.
 
P: Lamentablemente hay muchas formas de fanatismo que el hombre cree que provienen de Dios...
G: Todo lo que hace Dios tiende al Amor, a la evolución. Cuando Dios quiere algo lo comprendes, lo sientes, y haces. En la película Noé al final el protagonista comprende que Su Voluntad era la supervivencia del género humano. La historia de Noé está escrita en la Biblia; hay detalles de más, pero la historia es esa. Noé cumplió hasta el final con la voluntad de Dios, al igual que hizo con el patriarca Abraham, a quien el Padre le pidió que sacrificara a su hijo Isaac. Si Él lo ordena tienes que hacerlo.
 
P: ¿Como se hace para comprender que es Dios quien te lo ordena?
G: Lo haces o no lo haces, sin peros. Puedo decir que si o que no, éste es el secreto. Si mañana se me apareciera el Padre Adonay y me pidiera que le dispare a mi hijo Giovanni, lo haría. Es por ello que me ha elegido: Él sabe que puede contar conmigo, sea lo que sea que me pida, no soy como vosotros que le hacéis cien mil preguntas. Yo se que, una vez que hubiera maniatado a mi hijo, Él me diría: “Deja, Yo se que lo harías”, es por ello que nunca me ha dado una prueba de ese tipo. A Abraham evidentemente se lo pidió porque él discutía con Dios, y lo puso a prueba. Yo no tengo problemas ni discusiones con Dios. Él me podría decirme: “Mañana te quedarás en la miseria, pasado mañana nadarás en la riqueza, luego en el fango, luego te haré arrestar, torturar y al final haré que te maten”. De todos modos yo haré sea como sea lo que Él dice. No lo olvidemos: “Si me ha elegido es porque cuenta conmigo, yo no le hago preguntas”. Se que él me detendrá la mano, porque en mi corazón está el Padre Adonay, el Padre del Amor, que elige a las personas como Él, conscientes. Yo he hecho algo que me ha pedido, pero para nuestra Obra parecía absurdo, inverosímil, anticrístico, fuera de cualquier lógica: la lucha en contra de la mafia. Yo no entendía nada, sin saber ni siquiera por donde comenzar, sin embargo nunca me detuve. Yo cumplo con lo que Él o un mensajero suyo quieren. Si el “Franchino” de la Confederación Interestelar, que se llama Setun Shenar, alguien que frente a los Ángeles y los Arcángeles del Padre no es tan importante, me viniera a decir: -“El Padre quiere esto” ¿pensáis que yo le diría?: -“¿Pero tu quién eres? Yo quiero hablar con los Jefes”. Esto es lo que hacéis vosotros porque siempre queréis hablar con Giorgio. En cambio yo lo he comprendido: me arrodillo ante cualquiera que venga en Su nombre, incluso si es el último de Sus servidores, porque es Él quien me está dando órdenes.
 
P: El Padre Adonay que prepara, con Su Ira, el camino del Hijo, exterminará a miles de millones de personas y, cuando Jesús regrese, todos seremos juzgados en el más allá. ¿A quién encontrará?
G: Nos encontrará a todos, no te preocupes. Los seres humanos están hechos de carne y hueso, pero Cristo juzgará el espíritu. Aunque Dios extermine al hombre, el Espíritu quedará encadenado para escuchar a Su Hijo. Lo tendrá que escuchar a la fuerza y bien, comprender y obedecer. ¿Cuántas veces os he dicho que el mundo sobrenatural se desgarrará y se unirá al nuestro? El Juicio de Cristo será espiritual, pero no excluyo que todavía puedan quedar personas capaces de sentirlo, de entenderlo y de escucharlo: los justos.
 
P: ¿Los Extraterrestres tendrán que llevarse también gente con el cuerpo?
G: Es necesario tener un cuerpo para repoblar la Tierra, por ahora no se puede dejar todo en Espíritu.
 
P: ¿Los espíritus se quedarán encadenados a la Tierra a pesar de las catástrofes?
G: En la superficie terrestre habrá un desastre, pero en el mundo espiritual de la Tierra no ocurrirá nada. Los espíritus escucharán el juicio de Dios, que es el de Cristo. De lo contrario ¿porqué habría dicho: “Los vivos y los muertos”?... Los vivos son los espíritus que han despertado, los muertos son los que permanecen dormidos, no dijo: “Juzgaremos a los cuerpos”.
 
P: Habrá un gran silencio...
G: Él juzgará a las almas. Incluso la Virgen respetará ese silencio, dejará de hablar. Cuando Jesús dijo: “Regresaré con potencia y gloria” significa que Lo veremos con el cuerpo, pero inmediatamente después seremos exterminados por un gran castigo, porque ésta es Su potencia. De hecho nadie morirá porque el espíritu es eterno, pero la raza humana tendrá que ser eliminada y luego juzgada.
 
P: Antes de Su Retorno tendrá lugar el gran contacto extraterrestre...
G: Está previsto, pero si Dios no quiere, ni siquiera los Hermanos Celestes nos contactarán. Recordad lo que Moisés dijo a los adúlteros: “Solo uno está por encima de la Ley y puede cambiarla”. Desde ahora hasta el 2017 habrá grandes acontecimientos y señales, habrá grandes cambios y guerras mundiales. La cruz en el cielo será el aviso de que Cristo se mostrará con el cuerpo resucitado de hace dos mil años, el mismo que he visto yo. Lo ha prometido: “No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros”. Todo el mundo lo verá, como señal de Su Gloria, e inmediatamente después llegará el diluvio universal, como señal de Su potencia. El planeta no será destruido, sino la humanidad, y todos nos quedaremos con el espíritu hasta el juicio universal. El Noé no es Giorgio Bongiovanni, es Jesús, yo ni siquiera soy digno de atarle Sus sandalias. Cristo dará la orden a Sus Ángeles de que lleven a los elegidos hacia las Arcas, es decir, a las astronaves, para luego hacerlos regresar cuando el planeta haya sido purificado, mientras que los demás miles de millones que han quedado encadenados aquí, en espíritu, serán todos juzgados. La luz Crística aparecerá ante nosotros: aquellos que lo merezcan se reencarnarán aquí, aquellos que no lo sean se encarnarán en otros mundos, algunos en aquella estrella, otros en una de más allá, muchos irán a la segunda muerte, en la que tendrán un vivo recuerdo de todo. El Reino será abierto cuando termine el juicio. Los espíritus que han perdido el cuerpo y que han sido castigados por Dios, serán juzgados en el espíritu. Los elegidos que hayan quedado con su cuerpo no tendrán que padecer el juicio porque ya habrán sido salvados, todos los elegidos serán salvados, porque tienen que repoblar la Tierra, también físicamente, si Dios no tuviera este proyecto habría matado incluso a los justos. El Planeta habría quedado en la desolación, habría enviado a los espíritus justos a la Luz y a los malvados a las tinieblas. Como Él quiere que la Tierra sea poblada nuevamente, también físicamente, ese es el motivo por el cual salvará a estos millones de personas en carne y hueso.
 
P: ¿Cuando reencarnes en el Nuevo Reino, el cuerpo físico durará por la edad prevista?
G: Si te llevan con ese rostro vivirás así por mil doscientos años.
 
P: ¿Qué se siente cuando cambias de cuerpo? ¿Recuerdas la apariencia que tenías?
G: Cuando cambias de coche, porque ya no funciona, no haces ningún ritual, ni una oración, no llamas al cura y tampoco se hará un funeral, ni una extremaución. Cuando alcances una cierta conciencia, cambiarás tu cuerpo de la misma forma que cambias el coche. Irás a la concesionaria, que es la Madre Tierra, y le pedirás uno nuevo. Allí termina el ritual. ¿Quieres saber qué se siente al cambiarlo después de mil doscientos años? Te respondo: nada, de la misma manera que no sientes nada al cambiar tu coche. Desde el momento en que pasas a la cuarta dimensión, recuerdas todo, es el Espíritu el que recuerda cada cosa. Tienes derecho, de lo contrario no podrías ser ciudadano de esa civilización.
 
P: ¿Los niños recién nacidos también serán juzgados?
G: Jesús juzgará a sus espíritus para la Luz, no para las tinieblas. Y lo hará solo si son idóneos para repoblar la Tierra. Nosotros tenemos que comprender la lógica de Dios, que no es la nuestra. Dios no mira los cuerpos, sino las almas. Cristo quiere que lo amemos, que lo adoremos, pero si decidiera el cambio de una civilización es Su voluntad lo que finalmente se hace. Dios no ordena a Sus profetas que asesinen a sus niños, jamás lo haría. No es mi Dios, es el Dios de otros. Con las Fuerzas de la Naturaleza decidirá cómo hacer. Lo que puedo decirte es que los niños que mueren de hambre y a causa de las catástrofes ya se encuentran en la Luz Crística y esto os tiene que alegrar. El Padre podría decir: -“¿A ti qué te importa si Yo quiero llevarme a los niños a Mi Luz? ¿Porqué los tengo que dejar con vosotros que sois miserables?” Y tú podrías responder: -“¿Te llevas a mis hijos?” Y Él: -“…¿tus hijos?” Esto es lo que nosotros no entendemos. Y yo creo en Él, en el Diluvio Universal murieron millones de niños, pero se los llevó a Su seno. Yo creo.
 
P: En el Evangelio a Santiago se lo señala como el “hermano del Señor”. ¿Además de ser un apóstol también era Su hermano?
G: Santiago es hijo de Zebedeo y hermano de Juan. Hermano se entiende en cuanto a lo espiritual, no hay ninguna relación de parentesco físico con el Señor. Los hermanos carnales de Jesús por parte de José, los que nosotros llamamos erróneamente hermanastros, pensaban que era un falso profeta, y se equivocaban. Lo dice el Evangelio: “Algún tiempo después, Jesús andaba por Galilea. No tenía ningún interés en ir a Judea, porque allí los judíos buscaban la oportunidad para matarlo. Faltaba poco tiempo para la fiesta judía de los Tabernáculos, así que los hermanos de Jesús le dijeron: -Deberías salir de aquí e ir a Judea, para que tus discípulos vean las obras que realizas, porque nadie que quiera darse a conocer actúa en secreto. Ya que haces estas cosas, deja que el mundo te conozca. Lo cierto es que ni siquiera sus hermanos creían en él. Por eso Jesús les dijo: -Para vosotros cualquier tiempo es bueno, pero mi tiempo aún no ha llegado” (Juan 7, 1-5). Su hora llegaría en la Pascua siguiente. A veces Jesús se reunía con Su familia, pero a pesar de ello, Sus hermanos no creían en Él. De hecho Él les respondió: “Subid vosotros a la fiesta. Yo no voy todavía a esta fiesta porque mi tiempo aún no ha llegado. Dicho esto, se quedó en Galilea. Sin embargo, cuando sus hermanos se hubieron subido a la fiesta, fue también él, no públicamente sino en secreto” (Juan 7, 8-10).
 
P: Durante una reunión con el Dr. Francesco Castrica él nos invitó a reflexionar sobre el hecho de que la habitación en la que nos encontrábamos reunidos estaba prácticamente vacía, porque nuestros Espíritus se encontraban en otro lugar. Según su opinión en el momento que miramos a una persona nosotros no vemos cuál es su ser, sino que simplemente vemos un cuerpo guiádo por un espíritu que se encuentra en otro lugar. Lo que vemos no es la realidad, ésta se encuentra en otro plano...
G: Si el Profesor Castrica ha dicho eso lo respeto pero está cometiendo un grave error, no es la verdad. Cuando miro a Stefano se que él es un ser vivo, tiene una identidad espiritual única y cósmica que está allí, no se encuentra en otro lado. Yo tengo que verla dentro suyo, percibir dentro de su corazón, yo tengo que entrar en sintonía con su sangre, porque en ella encuentro su espíritu. La Verdad es lo que uno ve, siempre. Lo que uno ve puede ser manipulado y Stefano me puede engañar, pero no es cierto que no lo veo. Lo que todavía no veo es su espíritu. Yo tengo que decir: “Veo el cuerpo de Stefano, pero su verdadera identidad está dentro de él”.
 
P: Por lo tanto no estás “conectado” con otra dimensión...
G: En tu cuerpo lo único que está es tu espíritu, tu identidad está dentro de ti. Tú puedes estar conectado con un Ego Sum, otro ser superior a ti, que te guía. En este sentido el Profesor tiene razón: si estás en contacto con un ser superior, ese ser puede encontrarse en cualquier lado, puede hablarte desde una astronave, o desde el Sol, o si se lo permites, puede personificarte. A mi me hablan varias entidades, entre ellas Setun Shenar, Ashtar Sheran y Adoniesis, con las que existe una conexión. Luego, cuando un Ser Solar me pregunta si me puede compenetrar, quiere decir que he ganado la lotería: en ese caso no soy únicamente el espíritu de Giorgio sino también el del Genio Solar. Entonces tengo que ser humilde y ya no escuchar al hermano, sino al Maestro que está dentro de mi. Excepto cuando estoy durmiendo, cuando el espíritu se desdobla, Giorgio se encuentra dentro de mi cuerpo y ahora os está hablando. No excluyo la posibilidad de que hayáis comprendido mal al Profesor. Una persona tan culta y que ha tomado un camino espiritual no puede sostener que el espíritu se encuentra en otro lugar. No somos títeres de otros títeres, no de nuestro espíritu.
 
P: De todos modos el espíritu no está vinculado a la dimensión espacio tiempo...
G: Te equivocas, el espíritu está muy vinculado al espacio tiempo, es por ello que sufrimos. El espíritu está encadenado dentro de tu cuerpo y tienes que permitirle a tu cerebro que lo libere y que le deje hacer lo que quiere. Por ejemplo yo soy perfectamente consciente y contento de estar encarnado. Cuando duermo me desdoblo y doy un paseo en el Universo, cuando me despierto mi espíritu está dentro de mi y yo tengo que gobernar mi cuerpo. El problema es dejarlo libre de expresar la Voluntad de Dios y mi misión, pero en mi caso creo lograrlo.
 
P: La filosofía de Platón que afirmaba que el cuerpo es la tumba del alma...
G: Si, pero un Ser más grande que Platón, inmenso, que se llama Jesús Cristo, echando a los mercaderes del Templo, a los judíos que lo interrogaban por la autoridad con la que hacía lo que hacía, Él respondió: “’Destruid este Templo y en tres días lo levantaré’ (Juan 2,13-25) Los judíos le contestaron: ‘Cuarenta y seis años se han tardado en construir este Santuario, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?’ Pero él hablaba del Santuario de su cuerpo”. El Templo de Mi Padre es el cuerpo del hombre y dentro del cuerpo está el Espíritu. (http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-1999-1990/mensajes-1991/3946-la-casa-de-mi-padre-no-esta-hecha-de-piedra.html) Cristo no condicionó a Jesús, se encarnó en Él y quiso vivir toda la naturaleza humana: sangre, pasiones, dolores, alegrías, orgasmos, etc. La quiso vivir completamente y le ganó diciendo: “Aleja de mi este cáliz. No obstante, no se haga mi voluntad”, esta es la grandeza de Cristo y es la razón por la cual tenemos que servirle y amarle para siempre. El cuerpo, por lo tanto la naturaleza humana le dice al Espíritu: “Debe ser tu Voluntad”, mientras que la mente querría salvarse. Dios se hizo Hombre a través de Cristo y por lo tanto nos ha demostrado que nosotros podemos vencer todos los defectos materiales, únicamente si hacemos Su Voluntad.
Os beso en el corazón a todos: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.
 
Esta noche, una vez más cayó el enésimo telón en el teatro de la vida, sobre la historia infinita de un hombre y de Su Dios... El increíble valor de amar hasta el extremo. El valor de osar, en contra de una humanidad que se arrastra con esfuerzo y sin escapatoria hacia su trágico epílogo. Un hombre que hasta el final cree en su hermano, en su amigo, que está inmerso en ese optimismo protagonista de cada uno de sus pasos, con esa fe obstinada que ilumina cada batalla. Es la historia de un Dios hecho Hombre que nos invita a amarnos unos a otros, como Él nos ha amado, a permanecer unidos, con la humilidad de la vida cotidiana, en contra de toda lógica humana. Un mensajero del Cielo llevado por la absoluta certeza de que la fraternidad es posible, sin pensar jamás, ni siquiera por un instante, que sea mucho pedir. Si, un amor sublime hecho realidad, debajo de sus alas, con impávida conciencia, según los designios del Padre... Un sueño cumplido. ¡El milagro del amor, la locura de una cruz... el máximo, ofrecido por amor, solo por amor!
Y este máximo es la posibilidad ofrecida a cada uno de nosotros, frente al que tenemos que arrodillarnos. Hoy, mañana, eternamente.

Sandra De Marco
04 de Agosto de 2014
San Giovanni di Polcenigo (PN)

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139