Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
jac100Por Thomas Matteucci

Aquí estoy, queridos hermanos, una vez más, como el año pasado, frente a vosotros, frente a gran parte de vosotros, para contaros una experiencia magnífica. Otra perla rara para sumar a mi nuevo y resplandeciente collar de renacimiento. Una vez más, el Cielo ha querido darme un nuevo regalo y este año aún más rico porque quien acompañó mis pasos, además de nuestro impagable hermano Jacopo, fue la mía y nuestra dulce y brillante “Hadita”. Una vez más se repitió la indescriptible alegría, ese sentimiento de infinito agradecimiento a Alguien allá arriba que nos mira pero que no habla, que escudriña en nuestro interior pero que no osa, de poder acompañar a los Estigmas Sagrados. Los Estigmas Sagrados... ¡Padre mío te pido que me hagas ser consciente, siempre, de dónde estoy y con quién estoy! A veces creemos saber que somos conscientes de aquello de lo que estamos participando, de aquello de lo que nos toca formar parte y de lo que por gracia infinita tienen la posibilidad de ver nuestros ojos, pero en realidad creo que solo el Padre contiene verdaderamente en Si la real importancia de aquello para lo que sus Hijos han sido elegidos. Destellos de repentina sabiduría recuerdan que aquello que para nosotros es el presente y que a menudo se da por descontado en el universo habitado, en realidad  es algo espasmódicamente deseado sin que sea concedido.

Señor tus Estigmas que encierran el Amor de todos los Amores han robado mi corazón y el Espíritu toma Vida en la dimensión de ese Antiguo Canto desbordando virtudes insaciables. Podría perderme en el Cosmos infinito de este glorioso regocijo pero el aquí y ahora nos invita, es más, nos impone estar presentes en un mundo en el que la avidez desenfrenada de los valores materiales ha roto el pacto santo.

A menudo escuchamos hablar en nuestras Arcas de los problemas sociales a nivel mundial y de todas las atrocidades que esta humanidad cruel, egoísta e indiferente perpetra constantemente. Giorgio Bongiovanni, Pier Giorgio Caria y todos los demás misioneros de esta obra y de otras siempre nos han hablado y han intentado sensibilizarnos sobre las condiciones deplorables, por decir poco, en las que más de las ¾ partes de la población se ven obligadas a vivir. Incluso podemos haber visto algún documental sobre el destino de esta gente que, por más que en ese momento pueda haber tocado nuestros sentimientos no había, ni lejanamente, llegado a mi alma como lo hizo esta experiencia. Lo que creo que el Cielo quiso que comprendiera, que comprendiéramos, era que una cosa es hablar de ello sentados en una silla cómoda, en la sala de una conferencia, o en los cálidos ambientes de las amadas Arcas, inmersos en nuestro confort, y otra cosa es tocar con nuestras manos estas crudas realidades.

JacMontevideo

Los amables hermanos de Latinoamérica se convirtieron en instrumentos de lo inmenso que fue para nosotros comprender, espero que plenamente, el verdadero valor de la igualdad, de la verdadera hermandad que si o si tiene que hacer nacer en nosotros el verdadero sentido de la Justicia a la que consideramos el valor fundamental en el que se apoya el Amor dándole vida a las cosas creadas, fecundando el Eterno devenir. Nuestros hermanos sudamericanos junto a los pobres miserables que fuimos a visitar para mi fueron el vehículo que me condujo al valor indispensable para nuestra salvación, ya sea espiritual como física que es el de asumir las enormes responsabilidades que tenemos y que nosotros tenemos que sentir, sobre todo, por el grado de bienestar en el que vivimos, por nuestras comodidades, nuestra posibilidad que cada uno de nosotros tenemos de aplicar el libre albedrío porque esa gente no tiene libre albedrío, esa gente ni si quiera se puede permitir pensar, deducir, ni determinar algo. ¡Nosotros si! Nosotros hemos recibido el impagable regalo del conocimiento encima a los pies de la Cruz de Jesús Cristo, Rey del Infinito. Él nos habla a través de su solerte mensajero, nos forma, nos educa, nos corrige, nos dice lo que ocurrirá, nos dice lo que tenemos que hacer cuando llegue el inevitable momento en el lleguen los acontecimientos. Digo nosotros pero lo digo por mi.

La pregunta que me hago es: “¿ahora que he visto a tus Hermanos que no tienen nada, ni siquiera para comer, que viven en medio de la basura, que duermen debajo de pedazos de cartón, en el piso, en las calles, he visto a los niños que juegan en el barro entre los excrementos de los animales, he visto a tus hermanas madres amamantando a sus hijos, que son tus Hermanos, en la suciedad más absoluta en la que el mejor perfume que logran sentir es el del tremendo hedor del plástico quemado: estás dispuesto, por más que no tengas nada, por ejemplo a vender tu cocina, tu juego de dormitorio y por lo tanto sacrificarte y dormir en el suelo para ayudar a estos pobres Hermanos para que puedan comer y para que al igual que tu tengan un lugar decente en el cual vivir?”

Ahora, frente a esta pregunta, si la respuesta es “no” creo que todavía me queda mucho camino por andar para ser como Cristo desea que sea. En cambio si la respuesta es “si” y es sincera creo que no será necesario ni vender la cocina, ni el juego de dormitorio, ni mucho menos que enviemos nuestro dinero, si tuviéramos, o hasta incluso que nos precipitemos en esos lugares dejando todo, además porque nosotros sabemos, gracias a la ciencia del espíritu, que nos ha sido transmitida fielmente cómo el Padre Sol hará llegar su providencia, al recibir la información de muy alto tener ético de nuestra decisión de Amor y devoción, para consolar brindando a través de la ley de compensación todo lo que nosotros habríamos podido dar físicamente por medio de nuestras acciones a esas pobres personas. ¡Creo que nuestro lugar es aquí! ¿Cuál es la señal? Que cada uno de nosotros ahora se encuentra aquí o, no en un bar a jugar a las cartas, o en una cancha de bochas. Aquí donde recibimos el baño de las Heridas sangrantes de la pasión de Cristo que están presentes y operantes, con nosotros. ¡Aquí donde los Hermanos Celestes dan claras e inconfundibles señales de su presencia, primero a nosotros, a esta gran familia a la que le han confiado la ardua y delicada tarea de difundir las Verdades del Cosmos relacionadas con el Retorno de Jesús Cristo a este mundo, siendo ésta la causa de su visita! La Señal más grande es que tenemos que estar aquí inmersos en una infinidad de Señales divinas que nos invitan a formar parte de esta inmensa Obra encarnada por Giorgio Bongiovanni, aquel Elías que tenía que venir, que ya vino y que pocos lo reconocieron. Esta vez nosotros no podemos permitirnos no reconocerlo.

Por lo tanto desde donde nos encontramos, es decir, aquí, si nuestra respuesta es “si” creo que lo que tenemos que hacer es adherirnos sin frenos, con la más firme e inquebrantable convicción, dedicar toda nuestra vida a esta causa, todos los días hasta el final, cueste lo que cueste; abandonar totalmente nuestro libre albedrío y entregarlo al Cielo para estar a disposición, con la certeza de que seguramente Éste no dudará en prepararnos para asignarnos la tarea más justa y ser idóneos y trabajar en Su proyecto. Si estos valores son auténticos en nosotros no podemos hacer más que cambiar el rumbo de nuestra vida e invertir todos nuestros recursos, todo lo que el cielo nos ha dado, no podemos hacer más que ser la voz que le ha sido quitada a esta parte de humanidad indefensa. No podemos hacer más que luchar con todas nuestras fuerzas para encontrar la forma de arrancar, en este sistema anti-crístico que hace de todo para distraernos y quitarnos tiempo, el tiempo necesario para dedicarlo a nuestro crecimiento espiritual para que podamos ser capaces de servir. No podemos hacer otra cosa que, incluso a costo de la vida física si fuera necesario, intentar no desear otra cosa que realizar un aporte positivo para el mejoramiento de esta sociedad, en pos de los Justos y, sobre todo, de estos hermanos nuestros que tienen el talón del tirano apoyado en su sien.

Humildemente creo que sin este espíritu será muy difícil estar a la altura de lo que los Señores de las Estrellas nos pedirán que hagamos para seguirlos hasta las puertas del Nuevo Reino por lo elevada y sutil que será la dificultad de las pruebas que encontraremos a nuestro paso. Por lo tanto lo que siento es el deber de intentar transmitiros y que he comprendido además gracias al ejemplo de nuestros hermanos sudamericanos en este viaje, pero que seguramente todos vosotros ya habréis comprendido antes que yo, es que el Cielo nos invita a actuar sin miramientos, sin vivir el Arcam o la Obra, como un pasatiempos, o como algo aleatorio, sino con la firme decisión de que sea la razón de nuestra vida porque si no tomáramos esta decisión, ahora acompañados por la verdadera comprensión de los valores crísticos, los acontecimientos futuros nos harán separar y nos harán caer en el terrible destino del destino común.

Es por ello que os agradezco ton toda la fuerza de mi espíritu a todos los que participaron para que este celestial dibujo tomara color como por hechizo en el cuadro de mi vida para transmitiros esto que es tan grande y que creía saber pero que en realidad no sabía nada. Por encima de todas las cosas agradezco a nuestros Inmensos Hermanos del Cielo que, a veces, presa de la más alta tentación nosotros creemos que Ellos ni siquiera saben quiénes somos, en cambio luego comprendo que Ellos están más presentes en nosotros de lo que nosotros podemos llegar a pensar mínimamente de estar en nosotros mismos.

Thomas Matteucci

20 de Marzo de 2017

Arca Montevideo

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139