Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
mara1MI VIDA, NUESTRA VIDA
“¡Esta es mi vida, la vida de aquellos que quieren cambiar este mundo!”
Giorgio Bongiovanni.
El 18 de abril, nos reunimos alrededor de 40 personas en Belpasso, en la nueva sede del arca de la Sicilia oriental: El Arca del Aguila.
Todos juntos con el recuerdo vivo todavía de una gran jornada transcurrida bajo el emblema de dar testimonio, gracias a un evento fuertemente deseado por un joven profesional de Taormina: el periodista  Emanuele Cammaroto. Angelo Aiello, uno de los jóvenes de este grupo abre la reunión agradeciendo a todos los presentes: de hecho hoy se inaugura oficialmente la sede de la nueva arca. Angelo, visiblemente emocionado, afirma que la esperanza es la de que cuando Giorgio se instale en Sicilia por períodos prolongados, pueda contar con la colaboración de este nuevo grupo, para organizar otras cosas, más y mejor de cuanto se ha hecho hasta ahora. Antes de dejarle la palabra a Giorgio, Angelo le dice: “Necesitamos directivas, ya sea espirituales como operativas”.
Giorgio está cansado, pero evidentemente satisfecho por la sede en la que este grupo de jóvenes fuertemente motivados ha cuidado hasta el más mínimo detalle y que junto a Rosario Pavone, su amigo fraterno desde los años '70, pretenden llevar adelante la puesta en práctica del mensaje de Cristo, como propia elección de vida.
“Yo también os abrazo a todos y quiero deciros muchas cosas importantes – dice Giorgio-. Os agradezco y os rindo homenaje, en especial a quien se ha tomado la responsabilidad en primera persona de organizar la conferencia de ayer 17 de abril en Taormina, Emanuele Cammaroto, pero también a cada uno de vosotros que lo han apoyado”.
Giorgio le transmite su estima a Emmanuele: “Eres un chico extraordinario, además de ser un profesional serio, te lo digo hoy en este lugar y en esta ocasión, que para mí es sagrada. Jesús decía que donde se reúnen dos o más de dos Él estaba en medio de ellos. Yo no se quien o qué haya hecho exactamente cada uno de vosotros para la realización del evento de ayer; sé que todos han hecho lo posible para que el evento salga de la mejor forma y es por eso que ha salido bien. La prueba ha sido la presencia de tanta gente y su gran interés a lo largo de toda la jornada”. El flujo de los presentes no bajó nunca a menos de 100 personas y a través de la conexión vía streaming registramos alrededor de 110 contactos, desde distintas partes de Italia y de Sudamérica. Desde Belgrado, donde a través de la conexión estaban traduciendo la conferencia en simultáneo, ya que había un nutrido grupo de personas interesadas en formar un nuevo centro. También ha sido un verdadero éxito la conexión a través del blog de Emanuele Cammaroto, al cual se conectaron alrededor de 36 países del exterior (él mismo nos dará los datos de los accesos). Fue muy lindo tener en la sala del Palacongresos de 500 butacas, casi toda llena de jóvenes de escuelas medias, en el transcurso de la mañana, gracias a la Dirección didáctica y a los profesores que – quizás por primera vez en Italia – han respondido a nuestra convocatoria y consideraron de interés los temas tratados.
Giorgio felicita a Saro, por cómo ha desarrollado el papel de moderador, ayudado por Emmanuele, quien en algunos momentos ha compartido las dos funciones tanto de relator como de moderador. Los comentarios de las personas han sido todos positivos y el nivel de su atención fue alto a lo largo de todo el tiempo, especialmente durante la presentación de Giorgio. El joven Emmanuele toma la palabra para remarcar el carisma de Giorgio, que él lo define como “atrayente”.
Giorgio sigue diciendo: “Este resultado para mí representa una señal positiva, iluminadora, especialmente para el arca de Catania, incluso si también las demás arcas sicilianas han participado  con su presencia. Creo que ahora están los elementos, las condiciones para que este grupo se transforme en operativo oficialmente. He visto espíritu de colaboración, puntualidad, laboriosidad. No quisiera pecar de benévolo, pero tenéis que saber que si yo os lo digo es porque he visto los frutos”.
A Giorgio le ha gustado muchísimo el arca: ...“esta casa está llena de luz y esto es importante porque significa que hay orden, limpieza, armonía. Realmente el Cielo os ha ofrecido todas las condiciones como para que este grupo sea operativo. Mi discurso no será largo, estoy a vuestra disposición y deseo escucharos, para profundizar y aclarar todo lo que queráis. Advierto que no tengo que afrontar problemas de naturaleza personal, si hay personas que tienen problemas personales que no logran superar y que significan un obstáculo para las actividades y para el grupo, es mejor que no se tomen responsabilidades operativas y que se tomen su tiempo para resolverlos. Los problemas no faltan en ningún lado, todos podemos tener incomprensiones, alguna situación podría incluso implicar a algún otro, pero no tiene que detener el trabajo. Si esto llegara a suceder, me vería obligado a intervenir, incluso desde lejos, sin parcialidades, aunque la situación estuviera relacionada con hermanos de vieja data. Por otro lado es necesario superar, sobreseer y seguir adelante lo mismo cuando la incomprensión depende de las diferencias de carácter, de distintas aplicaciones de la metodología, pero que tiene que ser siempre la misma. Así se hace también en  Sant’Elpidio. Somos seres humanos, no somos perfectos y es normal que cometamos errores.
En este momento interviene Valter Paron, de la Asociación el Sicomoro, de Pordenone, para decir que también en su sede surgen discusiones debidas a incomprensiones que se afrontan y se resuelven. Por ejemplo un grave problema de naturaleza personal ha involucrado a un querido hermano, uno de los fundadores de su asociación. Él mismo tomó la decisión de dimitirse. Obviamente podrá volver a ser operativo como antes cuando se resuelva su problemática. Esta es una gran demostración de respeto por parte de este hermano con relación a la obra y de todo el grupo.

Giorgio dice: Queridos, ésta es una Directiva: “Los problemas personales no tienen que comprometer por ningún motivo al grupo, al arca o a la asociación. Esto vale para todos los grupos y para todas las arcas del mundo. Un ulterior consejo, más que una directiva, es éste: formar una asociación (cultural o de otro tipo) es importante por el sentido de responsabilidad, su función es la de la transparencia y es útil para poder hacer solicitudes de patrocinios y facilidades en el propio territorio. Como han hecho en Varese, podéis constituir la asociación “Dal Cielo alla Terra Catania”, “Dal Cielo alla Terra Palermo”...y así sucesivamente. Nuestro querido Valter interviene para hablar de la importancia de constituir una asociación, porque es necesario legitimar los encuentros y las reuniones que se realizan, para organizar actividades y eventos en una sede que sea legal.
En éste momento interviene Antonio D'Agata: “El arca para mí es un punto de encuentro, un punto para crecer espiritualmente, para intercambiar, etc. Yo desearía que cada persona asumiese sus propias responsabilidades, que manifieste claramente su disponibilidad”.
Giovanni Micale, responsable del arca de Palermo, expone algunas situaciones que han creado problemas a su grupo, con la separación de algunas personas. Está muy emocionado y nos transmite cómo él vive y siente esta misión. Según él el escollo más grande que se debe superar es el de sentirla en el corazón, más que en la mente. Le pregunta a Giorgio ¿cuáles son los parámetros de evaluación para quien desee frecuentar y formar parte integrante del arca?
Pasa la palabra a Giorgio: “Para evitar desde la raíz algunos problemas es necesario:

1) Instituir un Grupo Operativo, que de hecho tiene que estar formado por aquellos que se asumen responsabilidades directas, con facultad de tomar decisiones y de hacerlas respetar;

2) Luego instituir una lista de socios y simpatizantes que se reciben con el objetivo de formación personal y de estudio, que incluso pueden comprometerse con iniciativas operativas, pero que de hecho no tienen un rol de representación ni el derecho de legislar en el interior del arca.

Así nos hemos organizado en  Sant'Elpidio – continúa Giorgio – donde simbólicamente ha sucedido que de las cenizas de un “conflicto nuclear”, que sufrimos, nos levantamos e hicimos florecer nuevamente la obra. De hecho en cada ocasión está previsto por ley que debe haber un grupo Directivo, que administra y gestiona y el grupo de los miembros y los socios que comparten objetivos y finalidades, aceptan y suscriben las reglas y las diferentes responsabilidades. El Grupo Directivo-Operativo del arca tiene que estar formado por aquellos que después de su trabajo y sus propios compromisos familiares, se dedica completamente a ella, tiene que dejar todo. Se puede incluso estar comprometidos en tiempos de festividades o de vacaciones. Este aspecto debe estar bien claro. Es en base a esta disponibilidad que se asumen los cargos y las actividades operativas.
El hecho de que una persona forme parte de la obra desde hace 30 años no es un valor agregado, sólo si el “veterano/a” se dedica plenamente a ella puede formar parte del grupo Directivo. Aquellas personas que no tienen mucho tiempo para dedicarle a la obra, aquellos que desean inscribirse y participar sólo una vez a la semana y quienes quieren colaborar con una oferta incluso onerosa, son libres de hacer lo que sienten, pero no pueden formar parte del grupo Directivo y no tienen el derecho de interferir en las decisiones tomadas.
Las discusiones en todo caso son colegiales, pero las decisiones tienen que ser tomadas por los responsables y de todos modos las decisiones finales las debe tomar el responsable principal.
¡Atención! Enfadarse con un hermano, con un socio, discutir, no tiene que generar reservas mentales, rencor, falta de amor. Si eso sucediera intervengo yo mismo y cierro el arca, disuelvo el nuevo grupo. Sólo así se evitan muchos problemas.

Entre vosotros todo tiene que estar guiado por la humildad, sin ninguna presunción.
Disculpen si me extiendo sobre este punto, pero se trata de un aspecto muy importante.
Prefiero que no se forme inmediátamente el grupo Directivo, ni en ésta, ni en ninguna otra arca, incluso a mí me parece bien que os inscribáis y que seáis todos simpatizantes. Pero si entre vosotros hay al menos tres que decís y que queréis ser operativos tenéis que dejar todo... todo significa precisamente todo.

Como sucede en las familias mafiosas donde el padrino le pide a sus hombres que dejen todo. En nuestro caso, nuestro padrino es Jesús Cristo; cuando uno es llamado por Jesús tiene que estar disponible al 100%. La discusión es natural y está permitida, pero siempre tenemos que ser hermanos en Cristo. Una vez que se aclara lo sucedido, la disputa, se debe seguir adelante. Sin esta condición se fracasa.
Tengamos presente que cualquier cosa que hagamos somos siempre indignos con respecto a Cristo y este pensamiento nos tiene que ayudar a superar los problemas. Cuando nos pasa algo feo, cuando sufrimos por causa de un hermano se debe aclarar todo con espíritu de humildad, no se tiene que perder la unión. Por más de que se tenga razón no hay ningún derecho de encarnizarse con el otro o de pretender una “satisfacción”. Si se pretende o se actúa de esta manera os digo que no tenemos que olvidar que el Señor Jesús Cristo desde Su Cruz podría pedirnos cuentas por los pecados que hemos cometido y por los que cometemos.
Él mismo, el Hijo de Dios, el Cristo, como Ser perfecto que es, se hizo crucificar por nosotros.
Sin esta condición no se va a ningún lado. Sin el amor no se puede resolver ningún problema”.
Giuseppe de Palermo toma la palabra para decir que el grupo se ha apenas formado y que está de hecho en sus primeras experiencias, por lo tanto lo que sucede es una experimentación, un crecimiento.
Enzo Ranieri, otro amigo y antiguo hermano espiritual de Giorgio pide la palabra: “¡Intervengo en calidad de experto en fracasos! La causa por la cual los problemas que existen no se resuelven depende del hecho de que se pretende tener razón a toda costa. ¡Hay división cuando falta el justo equilibrio entre corazón y razón! Se tiene que sentir dentro cuando se está sobrepasando el límite; se tiene que entender qué está sucediendo y se tiene que cortar el problema para hacer prevalecer la paz. La falta de este valor ha causado todos los fracasos de los grupos que he frecuentado en estos años, ya sea en Sicilia, como en toda Italia”. Valter confirma plenamente las profundas expresiones de Enzo y añade: “Además de las dos cosas que has dicho, mente y corazón, se le debe agregar la tercera cosa: la auto disciplina. Las crisis se resuelven sólo si se unen las fuerzas, no solo las fuerzas espirituales, sino también las materiales, si nos consideramos todos hermanos esta es la unión.”
Michele Puglisi ofrece a los presentes su experiencia adquirida de varias asociaciones y nos dice: “Las reglas que de todos modos desde el punto de vista legal se tienen que seguir, de hecho nos ayudan en la disciplina que tiene que ser aplicada”.
Maria Stella nos dice que: “Somos un grupo joven. Pienso que dentro del grupo de Catania se tenga que formar un gruppo compacto de personas, unido, que como segundo paso se podrá ocupar de problemas de otro orden y de activar iniciativas presentadas colegialmente”.
Antonio le pregunta a Giorgio, cómo y qué cosa se puede hacer para ampliar el círculo de las personas. Giorgio responde: “Estableced en base a vuestros tiempos el día y la hora para organizar reuniones abiertas, donde se reciban a todos aquellos que deseen conocer mi historia y nuestra obra. Elegid entre vosotros a quien tenga el talento de la oratoria y que es claro en la exposición. Lo cual no necesariamente coincide con el responsable que yo he elegido”.
Gracias a la participación de nuestra querida Elisabetta, que junto a María José y Vanesa es plenamente operativa en la redacción espiritual de Sant'Elpidio, Giorgio aclara que aquellos que ya mantienen una correspondencia con la sede central, tienen que ser recibidos como si fuese la primera vez que vienen al arca, ofreciéndoles la posibilidad de saber quienes somos y qué hacemos y darnos a nosotros mismos la posibilidad de conocer las verdaderas intenciones de quien dice que quiere colaborar y que quiere formar parte de la organización.
Flavio Ciucani toma la palabra y enumera una serie de tareas y compromisos que ha asumido a nivel territorial desde cuando era joven. “Desde el momento en el cual conocí a Giorgio comprendí que tenía que crearme una cultura espiritual que antes no tenía, a pesar de ocuparme de la cultura. Y me he dado cuenta de que ya no tenía el tiempo, porque el espacio que le dedico a aquello de lo que me ocupo en la obra me ocupa completamente. No desatiendo los compromisos familiares, pero he comprendido que no se puede formar parte de tantas asociaciones. Comprometerse es fundamental y es loable entrar, por ejemplo, a formar parte de la Cruz Roja. Pero mi primera elección de vida fue esta. Si hubiese seguido siendo director de mi compañía teatral, no habría podido hacer lo que hago ahora. Con esto quiero decir que es necesario reflexionar para después poder discernir sobre lo que se quiere hacer realmente. Una cosa es formar parte del arca, otra es ser miembro del grupo operativo”.
Giorgio, con esa intensidad que toca en los corazones de quien lo escucha habla nuevamente: “Yo os digo lo que siento en base a las experiencias tenidas con Jesús y con la Virgen. Hermanos, yo tengo que venir a establecerme aquí en Sicilia. Esto significa que frecuentaré uno por uno todos los grupos que se hayan formado. Conmigo vendrán aquellos que tendrán que trabajar para la obra a tiempo completo. El proyecto es tan grande que sé que los caminos se abrirán para poderlo cumplir, así como sé con certeza que el Cielo me y nos asistirá para tener lo necesario para vivir. Quien tenga poco tiempo disponible para esta obra me podrá ver cada tanto, no  asiduamente. Ésta es una cuestión muy seria para mí. Yo lo tengo que hacer y estoy dispuesto a dejar hasta a mis hijos por esta misión. Tengo que darme por completo a Cristo por esta misión. Incluso me podrían asesinar, pero mi vida es ésta. Os estoy diciendo antes estas cosas; os las digo ahora porque quiero ser claro.
Para mí existe sólo Cristo, en Cristo y por el Cristo.
Aunque sea solo yo seguiré adelante... hace 2000 años le dije las mismas cosas a mis discípulos de ese entonces. Les dije que tenían que preparar conmigo el camino al Maestro. Yo conozco todos los problemas y las carencias que tenemos, las dificultades económicas, pero igual estoy aquí.
Yo voy fuerte y quien está conmigo tiene que saber que no tengo tanto tiempo. Yo tengo que divulgar el mensaje y hablarle a todos los sicilianos. Quienes me acompañan tienen que saber que tienen que dejar todo para poder estar y trabajar conmigo. Yo os ayudaré a resolver vuestros problemas; es por esto que vendrán conmigo hermanos que trabajan a mi lado desde hace 20 años y por lo tanto a su vez ellos pueden ayudarme a ayudaros. Las iniciativas y las oportunidades de hoy son una preparación para el mañana, para lo que vendrá. Pero os tengo que advertir que el ritmo que habéis mantenido en estos días para el evento de Taormina, será el ritmo de cada día. Atención: cuando os digo que tenéis que dejar todo no significa que las familias se dividan. Esto a mí me causa mucho sufrimiento. Pero os quiero decir que la nuestra no es una elección dominical. ¡Esta es mi vida, nuestra vida, la vida de aquellos que quieren cambiar este mundo! A mí no me interesa frecuentar a quien es indiferente. Frecuento sólo a aquellos que se comprometen conmigo, a los justos, a los misioneros. ¡Yo estoy en guerra con el mundo! Ésta para mí es una revolución. La más grande de todas, porque es sin armas y en ella está Cristo.
Quien me sigue tiene que estar conmigo.
Si no está conmigo con el tiempo se cansa, se retracta.
De este Cristo no se recibe nada. Yo no poseo nada, pero los hijos preciosos que tengo son la respuesta de DIOS para mí. Poder contar con amigos como por ejemplo Valter de Pordenone. Para mí significa tener otra respuesta de Dios. Nosotros tenemos que cumplir la misión de despertar las almas. Cuando venga aquí con el equipo que me acompañe lo veréis, porque una cosa es estar juntos por una ocasión cualquiera, o incluso por una semana y otra cosa muy diferente es frecuentarse por un tiempo más prolongado”...
Giuseppe pregunta: “Yo sé que si estoy aquí es porque lo 'siento' dentro, pero yo no soy como tu. Yo trato de sentir mi esencia, pero al menos para mí no es tan simple. Sé como funcionan las cosas y todavía estoy buscando las respuestas. Quisiera encontrarlas a todas pero no sé si alguna vez las encontraré. ¿Me podrías ayudar?”
Giorgio: “Es necesario mirarse por dentro y hablar con uno mismo. Hay que preguntarse hasta qué punto se siente dentro al Cristo. Hasta qué punto creemos que este mundo puede cambiar. Tú, quizás mejor que otros, puedes comprenderlo si eres como esos soldados que forman parte de la vanguardia, que van caminando adelante para luchar con el enemigo. Nosotros somos esos pocos que el Rey ha mandado en primera línea, el gran ejército viene luego. Así es, tenemos que entender hasta qué punto sentimos ésto. Es como si fuesen tres niveles; sentir a pesar de los propios límites y las propias incertidumbres, sentir totalmente y encomendarse al Cielo. He aquí, que hay que preguntarse con honestidad y se debe reconocer, admitir el propio nivel. El mensaje más importante que os dejo hoy es éste: tenemos que saber si no estamos seguros de lo que sentimos dentro. Si esta seguridad no existe, la relación entre vosotros y yo será muy difícil. Se llegará de seguro a una ruptura. Pero así como yo me siento el pionero que va adelante en el descubrimiento, quien me sigue y no siente lo mismo que siento yo, me dejará, se quedará solo en el desierto mientras yo seguiré adelante”.
El querido y amado Salvo, él también es amigo de Giorgio desde hace muchos, muchos años, nos dice con profunda sinceridad: “Giorgio siempre dijo que en la última parte de su misión estará en Sicilia. Durante su camino se han manifestado muchas señales y quien forme parte de este movimiento a su vez tendrá Señales. A través de estas señales y con estas señales nosotros superaremos todas las dificultades. Cuando Giorgio sea operativo aquí, nos moveremos todos con la misma velocidad y será normal. Lo acompañarán, como ocurrió ayer en la conferencia con esas personas que le dieron el video de las esferas. Si Giorgio está con Jesús – y lo está – nosotros no nos quedaremos atrás. El conocimiento no servirá de nada, porque tendremos conciencia de este último tiempo de testimonio”.

Giorgio: “Para mí éste es el Tiempo de Su Retorno, yo estoy seguro de esto. Y es así como desaparecen las dudas. Si no fuese así, como mínimo me tendrán que encerrar en un manicomio. Creo que Él puede regresar de un momento a otro. Todo el resto es discutible. Ésta es la única razón”.
Enzo recuerda: “Giorgio me dijo una vez: ¿No es  hermoso que dentro de nuestra obra se haya manifestado una Señal de Jesús? En ese momento – confieso – me pregunté porqué motivo me habría tocado a mí... A continuación tuve un sueño: había un grupo de soldados, de militares y yo era uno de ellos. En el sueño vi a Jesús que me decía: «Vosotros sois mi ejército y os llamaré uno a uno por vuestro nombre». Cuando llegó a mí no me llamó, simplemente me miró y en ese momento no entendí. Luego, al despertarme reflexioné: evidentemente estando en ese lugar tenía por lo menos la potencialidad de ser un soldado de Cristo, pero probablemente no actuaba suficientemente en ese sentido. Lo que significa que Cristo puede llamarnos a pesar de nuestras imperfecciones. Si nos pone a prueba continuamente, si se entienden los significados de las señales que se nos presentan, si comprendemos lo que vivimos, nos volvemos cada vez más transparentes y virtuosos y tenderemos a afinar todas nuestras virtudes. Si nosotros tenemos fe, Dios lo ve y provee. A través del sacrificio se crece. Eugenio Siragusa nos decía «a pesar de que hoy no pueda comer, igualmente haré lo que tengo que hacer»”.

En ese momento, mientras trato de transcribir en tiempo real lo que se dice, mi pensamiento vuela hasta aquellos que no están presentes y siento que crece dentro de mí la usual emoción fuerte, profunda como el amor por la vida, con el cual he educado a mi hijo y al cual he consagrado mi vida y... hasta el final.
El sentimiento y las lágrimas de Giovanni contribuyen ulteriormente: ... “en el momento en el cual tu mismo amas al Cristo y tratas aunque sea en tu pequeña parte de hacer algo para el Cielo, Cristo te señala dentro... y es como si tuvieses los estigmas dentro... cuando sientes esto es allí cuando comprendes Su grandeza y tu nulidad”...
Donde seáis dos o más de dos, reunidos en mi nombre allí estoy yo – pienso – mientras disfruto de la armonía del momento en este infinitesimal punto del universo. Se ha hecho de noche, a nuestros hermanos de Palermo les queda un largo camino de regreso y es precisamente Giorgio es quien cierra el encuentro:

“Quiero expresar un último sentimiento:
...en el momento en el cual se logra llevar adelante cualquier actividad/función, de la propia vida, con el corazón y con el entusiasmo, porque lo que se está haciendo es un Servicio al Cristo;
...cuando se nutre el deseo de encontrarse con los hermanos para establecer JUNTOS las actividades a desarrollar por amor al prójimo y para despertar las almas, nosotros sufrimos, pero no por nosotros mismos.
Si nunca perdemos la serenidad, incluso cuando no poseemos nada, se abren todas las puertas.
El Cristo, nos ha dado la Verdad ¿pero sabéis cuántos son los que odian la vida, incluso viviendo en el bienestar? La riqueza que tenemos es de un valor incalculable, comparable a algunos cuadros de Caravaggio que hoy son considerados inestimables.

Justamente. ¡La Verdad de Cristo tiene un valor inestimable!
ÉL regresará gracias a esta consciencia. Tratemos de no estar tristes, de no perder la fe y lograremos superar problemas de cualquier naturaleza. Yo sufro, pero aprovecho plenamente la vida. El Cristo me dijo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”... ¡mientras lo crucificaban Él tenía al UNIVERSO dentro!”

Queridos amigos y hermanos.
Hoy 1º de mayo de 2010 recuerdo cuando desde niña mi madre Bianca me enseñaba a dedicar “una buena acción” cada día, por todo el mes de mayo, que para nosotros los cristianos está dedicado a la Virgen, a la Madre Celeste...
Hoy con el corazón inundado de tristeza, por la enésima desgracia que se está abatiendo sobre nuestra Humanidad y sobre todas las especies vivientes en el gran Golfo de México, a causa de la incontenible “marea negra”, dirijo la mirada al cielo y sumida en el temor de Dios ruego: Sea hecha Tu Voluntad Señor y tu Justicia.
Ruego al Gran Espíritu, cuya voz escucho en el viento, cuya respiración da vida a todas las cosas... mientras puedo observar hoy también Su atardecer.
Ayúdanos a todos nosotros y a nuestros hijos a encontrar acciones y pensamientos puros en este Apocalipsis, para seguir ayudando a los demás. Que en esta atmósfera de muerte que avanza, la FUERZA esté con todos tus hijos para combatir a los enemigos de Cristo, sin olvidar a nuestro más grande enemigo: nosotros mismos.
Que estas preciosas enseñanzas queden esculpidas en las almas de quien las haga propias. Giorgio Bongiovanni ha dedicado y dedica toda su vida de misión por ellas... en Cristo, por el Cristo y con el Cristo. Que así sea.

Con amor
Mara Testasecca
1º de Mayo de 2010

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139