Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
foto_con_vittorinoUNA JORNADA EN EL ARCA ALEA-LORES JUNTO A GIORGIO
Como cada vez que nos encontramos en el Arca Alea-Lores, junto a Giorgio, el tiempo parece detenerse, los pensamientos que te aturden la mente en la vida cotidiana, desaparecen como por encanto, el amor de los hermanos y el amor que Giorgio emana con su sonrisa solar te entran en el alma, la penetran, la funden y como por encanto el mundo parece detenerse.
Sus perlas de sabiduría antigua nos embriagan hasta tal punto que a veces no logramos ni siquiera formular esas preguntas que te habías prefijado y que a lo mejor has estado memorizando desde la mañana como un colegial.
Al final de la velada, como siempre cada uno de nosotros, luego de haberle abrazado con todo el amor que somos capaces de brindarle y del cual a veces tenemos que quizás no pueda percibir cuán inmenso éste sea, emprendemos el camino de regreso aún con el alma llena del amor que él nos ha sabido transmitir, pero esta vez, mientras estoy sentada en el asiento de adelante junto con mi hijo que seguramente se dormirá al hacer algunos kilómetros, instintivamente me pregunto.
¿Cómo sería mi vida si no hubiese conocido a Giorgio? ¿Si no hubiese encontrado en ese camino estrecho y tortuoso que es la vida a él, a Giorgio?
Seguramente no conocería la realidad extraterrestre, o tal vez la habría conocido pero sin el aspecto espiritual que en realidad es su esencia, no habría sabido acerca de la ley de la reencarnación, no habría conocido a hermanos maravillosos, que en el momento que los necesitas tu ya sabes que estarán, no habría abierto mi corazón al Cristo con la esperanza de Su retorno, no habría conocido las múltiples verdades que nos han hecho un poco sabios y más conscientes, conocimientos que le pertenecen a él y que le fueran transmitidos por su padre espiritual.
Probablemente no habría tenido las pruebas que la vida me diera más tarde.
Y no habría conocido al maravilloso ser que es Raúl Bagatello.
En los segundos en los que estuve pensando en todo ésto, me sentí perdida, sentí un dolor dentro mío, tuve la sensación de que me habría perdido de algo maravilloso, que quizás me habría perdido a mí misma, en la búsqueda de algo indefinido, de ese motivo para darle a la existencia, comprendí que me habría perdido de algo llamado verdad, comprendí que la vida sería aún más gris, sin la esperanza ni la certeza de un futuro mejor para la humanidad, sin la convicción de que algún día  las cosas tendrán que cambiar, aunque sea con sufrimiento, pero tendrán que cambiar.
En esos segundos comprendí que no quiero volver atrás, que quiero continuar con él mi camino, con los amigos de siempre y con aquellos que vendrán, con los amigos que no están más en el corazón, con la esperanza de que regresen, comprendí que es una suerte para todos nosotros haberlo  encontrado, comprendí que quien lo haya abandonado ahora en su corazón no podrá tener otra cosa que un vacío en el corazón y quizás sin saber el motivo de porqué lo tiene, por el miedo de admitir tenerlo, pero estoy segura de que es así, abandonar a Giorgio, aunque sólo sea por pocos meses te deja un vacío que tienes que llenar con mentiras e indiferencia, con la búsqueda continua de algo que pueda reemplazar y llenar esa ausencia, porque de otro modo no puedes seguir, no lo logras, pero el vacío está, está ahí esperándote, hasta que dejes caer el muro de defensa que has levantado frente a ti, para no sentir ese vacío dentro tuyo.
Comprendí que tenemos que dar gracias a Dios por habérnoslo mandado, por ayudarnos a creer nuevamente en Él y en el Cristo, por ayudarnos a reavivar ese amor que corríamos el riesgo de perder día tras día en el corre corre de nuestra vida moderna, nuestra vida cotidiana.
Es por ésto que desde mi corazón deseo decir:
Gracias Giorgio, gracias por estar con nosotros.

Bianchin Francesca  
Arca  Alea-Lores
10 de Diciembre de 2010

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139