Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
cruz_02“CARGA TU CRUZ”
Me desperté agitado y con un ataque de asma, como si algo me desgarrara el pecho. Yo no soy asmático pero cada tanto me sucede, y siento dentro de mi una advertencia, un sacudón, pidiéndome que haga algo aunque no lo quiera hacer. Lo que sentí en mi pecho oprimido esta mañana, fue la expresión y el sentimiento fuerte del significado de “carga tu cruz”, que no es sólo con alegría, es también con mucho dolor que pega muy duro al físico y al espíritu.
No soy digno, ni el más indicado para decir a mis hermanos y a los amigos que transitamos este camino junto a Giorgio, el significado de “carga tu cruz”, que es mucho más profundo de lo que podemos imaginar; por eso tómenlo como algo que siento y debo hacer, aunque yo tampoco entienda porqué.
Imaginemos en estos días de diciembre y en los primeros del 2011, que somos capaces de poner en nuestras espaldas aquélla cruz pesada que cargó en su cuerpo nuestro maestro Jesús-Cristo. Tratemos de sentir su peso y cómo nos duele la espalda, las piernas, los brazos, la piel, cómo nuestro corazón se esfuerza por bombear la sangre, cómo el agua de nuestro cuerpo se pierde a través del sudor y que un intenso calor nos agobia, hasta el punto de no poder caminar. Ahí en ese instante alcemos la mirada porque quizás lo veamos a Él, con su dolor, con su sufrimiento, con su súplica para que entendamos de una vez, el significado de “carga tu cruz”.
Cuando veamos que la sangre cae de su cuerpo mutilado, cuando podamos ver que el cargó su cruz hasta el sacrificio y que dio la vida por nosotros, cuando le veamos cerrar sus ojos y nosotros con nuestro dolor, nuestra carga, nuestra cruz en la espalda, ahí en ese momento nos daremos cuenta que estamos vivos y que quizás aún no lo merecemos.
Pero, si fuimos capaces de cargar la cruz y de sentir el dolor, mirándolo a los ojos podremos decirle que no hemos entendido el significado de “carga tu cruz”. Lo que si le podemos mostrar, es que la pesada cruz, ya la tenemos en nuestras espaldas y que cada uno hará lo que pueda y lo que le dé su capacidad, concientes de nuestras limitaciones.
Es el momento de “cargar la cruz”, no importa si hasta ayer hicimos poco y nada, si el de al lado hace más o menos que nosotros, si perdimos el tiempo o si nos dieron algún premio, o si hice mucho, entonces ahora me quedo sentado.
No, no importan las apariencias con las que nos vestimos todos los días, o el temor de hacer algo y quedar en ridículo, o si me reconocen el esfuerzo o no.
No, no importa, lo único que importa es ir para adelante pero no a los tumbos, tropezones o a la deriva como quien no sabe a dónde va. No, es tiempo de trazar un camino y hacerlo paso a paso, día a día, pero con un rumbo cierto, sabiendo que el peso de la cruz en la espalda, es el temple y el termómetro para tomar las decisiones correctas.
Y al final del camino nos esperará ÉL, para decirnos personalmente que no hemos entendido el significado de “carga tu cruz” y, acto seguido nos dirá, no lo han entendido, lo han vivido...

Daniel Amaral.
Montevideo, 14 de diciembre de 2010.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139