Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
estgmas1REUNION EN EL ARCA ALEA LORES
Arca Alea-Lores, esta noche nos reunimos para un saludo especial.
Giorgio Bongiovanni se prepara para partir para la tercera y última parte de su misión: señalar y desenmascarar al anticristo. Por este motivo muy pronto se trasladará a Palermo con una parte de la redacción de la revista fundada por él mismo: Antimafiaduemila (www.antimafiaduemila.com) para trabajar directamente “en el campo”.
Sicilia, tierra de enormes contradicciones. Apariciones Marianas (ej.: la Beata Virgen María del Socorro: 1306 Palermo, al padre agustino Nicola La Bruna. Nuestra Señora de la Luz: 1722 Palermo, a una mística. Reina de la Paz o de la Roca: 1986 Belpasso, a un chico, Rosario Toscano...) lagrimaciones de la Virgen (ej.: 1953, imagen de la Virgen llora lágrimas humanas en Siracusa), región que vio nacer a Eugenio Siragusa, Padre Espiritual de Giorgio Bongiovanni, además de ser el lugar donde naciera él mismo (en Floridia, provincia de Siracusa) y por el otro lado, la cúpula de una “institución” ramificada en el territorio que reúne en sí los valores negativos anticrísticos: la mafia, sinónimo de criminalidad, de homicidios, de tráficos ilícitos, e incluso de connivencias con otros poderes.
Una misión anunciada.
En la página de Antimafiaduemila, en el sector de Redacción todos pueden leer claramente las razones que han motivado su nacimiento …nuestra principal intención es la de transmitir las informaciones que tienen que ver con las mayores mafias que infectan a nuestro país: Cosa Nostra la primera de todas, luego la ‘Ndrangheta, Camorra y la Sacra Corona Unida, etc. y sobre todo la de explicar cómo éstas actúan y proliferen en estrecha conexión con el poder político, económico, institucional desviado y oculto.
Y más aún:...justamente sobre los atentados que destrozaron los cuerpos de Giovanni Falcone, Paolo Borsellino, de sus agentes de escolta y de los inocentes, está concentrado nuestro esfuerzo investigador y periodístico. De hecho, estamos profundamente convencidos, basados en los actos procesales y en nuestras investigaciones, de que detrás de éstos haya habido una dirección bien precisa apta para establecer determinados equilibrios internos y externos de nuestro país. Estamos convencidos de que entre aquellos que nos gobiernan hoy se esconden los ideólogos de esos atentados, quienes planificaron la Segunda República con el objetivo específico de mantener y de empeorar el estado de desequilibrio social en Italia y en el mundo a beneficio de esas poquísimas personas, que según sus planes tendrán el derecho de aprovechar los limitados recursos que nuestro Planeta, explotado desmesuradamente, pueda aún ofrecer.
Para perseguir ciertos objetivos, como dice Bongiovanni, es necesario dejar todo, dar todo. Hacen falta personas honestas, unidas, compactas entre ellas, siempre listas y él tiene a estas personas. Forjadas por años de duro empeño, de aquí para allá en los tribunales para presenciar procesos, leyendo interminables páginas de actos procesales... todo debe ser evaluado, investigado en los mínimos detalles. Sus muchachos son respetados por los magistrados, por las fuerzas del orden, por los periodistas, etc.…debido a su profesionalidad y dedicación.

El motivo de la venida de Giorgio al Arca Alea-Lores se sintetiza en un saludo porque las ocasiones de reunirnos junto a él para adquirir ese conocimiento Espiritual-Cósmico, que con tanto amor nos ha donado y nos dona ya no serán tan frecuentes como lo han sido en estos últimos tiempos. Momentos de profundo crecimiento.
Allí donde la sociedad ha matado y sigue matando al Espíritu del hombre con continuos apremios por una vida que se expresa únicamente a nivel material y privada de valores, nuestro amado Giorgio ha colmado este desequilibrio donándonos en cada encuentro perlas de sabiduría, pero sobre todo mostrándonos un estilo de vida que todos puedan imitar, el cual habla de servicio, de humildad, de verdad (siempre por encima de todo), de justicia y de amor. Valores Crísticos.
Valores que no tienen precio, por lo cual no pueden comprarse, valores que nos hacen recuperar la pertenencia a ese “Yo Soy” verdadero, no pronunciado desde hace demasiado tiempo, ese “Yo Soy” que nos recuerda nuestro origen, nuestra procedencia pero sobre todo nos recuerda nuestras responsabilidades, donde sea que estemos.
Giorgio abre la velada leyéndonos el mensaje recibido para la Navidad.
Es Cristo que nos habla:

SANTA NAVIDAD 2010

CUANDO VUESTROS SERES SON ACARICIADOS POR EL SOPOR DEL SOL Y VUESTROS OJOS VEN SU LUZ CREAR LOS COLORES DEL ARCO IRIS, SABED ¡ESE ES MI PADRE!
¡EN SU SENO YO MORO! ¡PORQUE EL Y YO SOMOS UNA Y UNA SOLA COSA!
¡EL PADRE SOL, SIN EL, NINGUNA COSA PUEDE EXISTIR!
CUANDO CADA DIA OS CRUZAIS CON LOS OJOS DE UN NIÑO PLENOS DE LAGRIMAS Y ESCUCHAIS SU GRITO DE DOLOR POR  EL HAMBRE Y LAS VIOLENCIAS PADECIDAS.
SABED ¡ESE SOY YO!
CUANDO CADA DIA VUESTROS OJOS VEN EL ROSTRO TRISTE Y DE SUFRIMIENTO DE UN ANCIANO ABANDONADO A SI MISMO, MARGINADO, INCOMPRENDIDO Y CONSCIENTE DE HABER VIVIDO EN UN MUNDO DE ODIO, SIN AMOR Y CON PALIDAS ESPERANZAS PARA LAS JOVENES GENERACIONES.
SABED ¡ESE SOY YO!
CUANDO CADA DIA VUESTRO CUERPO, VUESTRA ALMA Y VUESTRO ESPIRITU SIENTEN, VEN Y TOCAN EL GEMIDO DE DOLOR DE LA TIERRA, SABED ¡ESA ES MI MADRE!
PERO EL TIEMPO HA LLEGADO. EL TIEMPO EN EL QUE ESE YO, DEL SOL, DEL ANCIANO Y DEL NIÑO SE MANIFIESTE ANTE VUESTROS OJOS Y PERSONIFIQUE AL HIJO DEL HOMBRE JESUS, QUIEN CON MI POTENCIA Y MI GLORIA, ANIQUILARA AL IMPERIO DEL MAL Y A SUS SUBDITOS, CON SU EJERCITO CELESTE Y CON SUS ARMAS DE SIEMPRE: EL AGUA, EL AIRE, LA TIERRA Y EL FUEGO. EL SERA JUEZ Y FUNDADOR DEL NUEVO REINO DE DIOS EN LA TIERRA. PARA LA GLORIA DE LOS JUSTOS, DE LOS PUROS DE CORAZON, DE LOS MANSOS, DE LOS PACIFICIOS Y DE LOS ELEGIDOS.
¡EL TIEMPO HA LLEGADO!
¡SABEDLO!
¡TENED MI PAZ!
POR BOCA DE MI SIERVO.

S. Elpidio a Mare (Italia)
19 de diciembre 2010. 13:54 horas
Giorgio Bongiovanni
Estigmatizado
Un justo momento de reflexión sobre el mensaje Crístico y luego, a pesar del evidente cansancio, Giorgio nos incentiva a hacer preguntas y es así que a través de sus aclaraciones llenamos nuestras lagunas y adquirimos conocimiento.

Transcripción:

P.:...sobre los llamados y los elegidos.
G.: ...tienes que dedicar toda la vida al prójimo hasta la muerte, natural o violenta o hasta el final de esta encarnación. De hecho Jesús advierte: “Muchos los llamados, pero pocos serán los elegidos”.
Los apóstoles son elegidos y todos aquellos que siguen a los elegidos son llamados. Nosotros formamos parte de una tribu que está relacionada con el apóstol Juan y con Juan el Bautista... Todos nosotros, aquí dentro somos potencialmente elegidos pero lo seremos realmente sólo si completamos la misión.
Te conviertes en elegido si permaneces íntegro hasta el regreso de Cristo. Pero si te dejas tentar por situaciones materiales, aunque sea en el último día, pierdes el llamado la llamada. Luego están también los otros hermanos que siguen al apóstol Mateo, Bartolomé...

P.: ¿las tribus son 12?
G.: Simbólicas si. Nosotros somos del discipulado de Juan.

P.: ¿Antes de esta reencarnación yo ya era seguidor de Juan?
G.: Si, de otra forma no nos encontrábamos. Pero eso no significa que los demás apóstoles sean menos importantes. Nosotros tenemos esta consciencia. Formamos parte de la tribu de Juan. La Verdad que Jesús anuncia, es una Verdad con la palabra, que se adaptaba a ese tiempo. Luego Él promete la venida del Consolador “Yo os mandaré al Espíritu de Verdad que os explicará las cosas. Os dirá aquello que Yo no os puedo decir”. Hoy nosotros hablamos de Cosmos, dimensiones... ¿cómo hacía para decirlo hace 2000 años? Le dio esta tarea al Consolador. Los demás apóstoles tienen una gran función, pero la Verdad es anunciada por los apóstoles de Juan. Juan el Evangelista, el principal, y Juan el Bautista. Aunque al último le hayan cortado la cabeza él es apóstol de Cristo. Jesús, Juan el Evangelista y Juan el Bautista tienen una unión muy fuerte, eran ciudadanos de la Atlántida. Luego Jesús se convirtió en Cristo, se convirtió en hermano-Maestro.

P.: En la parábola de los talentos, en el Evangelio, Jesús habla de un hombre que teniendo que partir a un largo viaje confía sus bienes a sus siervos. ¿Cuáles son los talentos?
G.: Los talentos son los valores que tu llevas. Doy algunos ejemplos. Si tu eres especialmente bueno, generoso, altruista, justo o valiente, tienes que hacer fructificar estos valores. Por lo tanto si tu eres potencialmente bueno, justo, valeroso, tienes que hacer fructificar estos valores Crísticos. Si en cambio no los haces fructificar y te los tienes dentro, te serán quitados y tendrás que sufrir mucho reencarnándote. De hecho el siervo que ha recibido cinco, los ha hecho fructificar y se han convertido en diez. “¡Muy bien siervo fiel! Te daré medio reino.” Al siervo que le había dado uno “Aquí está Señor, yo se que tu eres un patrón muy severo y por ello, con el miedo de perder todo, lo conservé y te lo he devuelto”. Entonces le quita el talento y se lo da al que ha hecho fructificar diez. A quien tiene le será dado, a quien no tiene le será quitado incluso lo poco que tiene.
¿Comprendes lo que significa?

P.: Que hay que sacar hacia afuera los talentos.
G.: Cada uno de nosotros tiene talentos. Tenemos que vencer a la materia para ponerlos en práctica. Si no lo hacemos el patrón se irrita.

P.: En el Evangelio, el siervo que devuelve la moneda dice una frase, que luego repite el patrón, que siempre me ha dejado perplejo. Dice “Señor, se que eres un hombre duro, que siegas donde no has sembrado y que recoges donde no has esparcido”. ¿Qué quiere decir?
G.: Esto es simbólico, hay que comprender lo que significa. Jesús nos hace entender en su medida exacta cuán justo es el Padre, que no es débil. Y que si nos promete la eternidad, la divinidad, la beatitud, nosotros tenemos que devolver el doble de lo que nos ha dado. Es un símbolo, no lo tienes que tomar al pie de la letra. En un punto del Evangelio está escrito “si tu mano es para ti ocasión de pecado, córtala”. ¿Qué hacemos? ¿Nos cortamos la mano? No, tenemos que interpretar.

P.: En definitiva, ¿quiere dar sólo una imagen de severidad?
G.: Y de la justicia.

P.: Pero esto se refiere al hecho de que el siervo hace fructificar los talentos. ¿Pero porqué le dice al patrón que recoge donde no ha sembrado?
G.: Le dice “Tu eres un patrón severo y muy duro. Recoges donde no has sembrado nunca” es decir, eres tan duro que pretendes hasta lo imposible.
Cada uno tiene talentos, hay quienes tienen más, hay quienes tienen menos. Él quiere que los hagamos fructificar y esto vale para aquellos que tienen pocos y para aquellos que tienen muchos. En cambio el siervo que tiene uno, lo ha escondido. Significa que ha sido egoísta, que no ha amado a los demás y que ha pensado sólo en sí mismo.

P.: ¿El tener más o menos talentos es el resultado de otras vidas?
G.: Claro. Es siempre el resultado de la reencarnación y de la evolución que se adquiere en el transcurso.

P.: ¿Nuestro objetivo, el motivo por el cual nosotros existimos es el de servir a Cristo, siempre? No existimos por nosotros mismos. Estamos para hacer Su voluntad.
G.: Claro, nosotros existimos para servir a Cristo, pero también para ser servidos. Cuanto más crecemos en la evolución, más Dios nos sirve a nosotros. Éste es el misterio, la belleza. Cuanto más obediente y consciente de la Verdad eres y que por lo tanto obedeces a Cristo, más te acercas a Él y más Él te sirve a ti. Es un dar y un recibir. Por lo tanto el verdadero objetivo por el cual existimos es que tenemos que tomar consciencia de nuestra real identidad divina. Porque también nosotros nos convertiremos en Cristo, dentro de algunos miles de millones de años. Por lo tanto un día seremos soles. Ahora somos sus humildes servidores, pero Él sabe que algún día seremos como Él. Él quiere acelerar este proceso.

P.: Cuanto más hacemos su voluntad, más nos acercamos y aceleramos este proceso.
G.: Absolutamente. Cuanto menos hagamos su voluntad, más nos atrasamos. Lo importante es vencer la materia. Todo lo que es materia tienes que superarlo. No te tienes que dejar condicionar por la materia, tienes que ser tú el que la condicione. Y por lo tanto recorres el camino de la evolución. Cuando somos oprimidos por las cosas materiales nos quedamos estáticos. No es que tienes que menospreciar o desviar la materia. Somos nosotros quienes tenemos que condicionar a la materia y no que la materia nos condicione a nosotros. Pero a veces no lo logramos  porque vivir en este mundo es un infierno. El Señor lo sabe y sobre algunas cosas nos tolera.

P.: ¿Puedes explicarnos algo más sobre el dejarnos vencer por la materia?
G.: Observemos nuestra vida en esta sociedad. Nosotros dormimos, nos levantamos, comemos, trabajamos y tenemos que combatir con la cotidianeidad. Estamos sometidos al régimen económico del dinero, donde todo se vende y todo se compra. Esto en cuanto se refiere a la rutina. Luego están los sentimientos humanos. Nosotros queremos sufrir, justamente, y por lo tanto corremos detrás de todas las vicisitudes cotidianas. Tienes que desplazar el punto de referencia. La cotidianeidad, dejarse agarrar por este remolino descuidando al Espíritu, significa dejarse vencer por la materia. Si en cambio utilizas la cotidianeidad, las pruebas, los obstáculos, el trabajo, todas las situaciones que te presenta esta sociedad para la difusión del mensaje, para vivir a Cristo, eres tú quien condiciona a la materia. No siempre es así, porque a veces, y no siempre por culpa nuestra, tenemos problemas que debemos superar. Pero en la mayoría de los casos no podemos usar la materia para alcanzar el resultado espiritual. Es una cuestión de elección. Porque si tu condicionas a la materia, si tu la usas para alcanzar tu fin espiritual, te distingues y por lo tanto eres un marginado, a menos que no encuentres otro como tu. Y entonces es necesario tener el coraje de soportar el agravio de aquellos que en cambio viven en la materia y por la materia. Utilizar la materia: demos ejemplos comunes. ¿Nosotros usamos el auto o es el auto que nos usa a nosotros? Nosotros utilizamos el auto para trasladarnos según nuestra comodidad. Nunca escuché a un auto decir “no mira, no tengo ganas, no te acompaño. Ahora no me enciendo y no te llevo a donde te tengo que llevar”.
Pero a veces, lamentablemente, nosotros estamos condicionados por la materia, tenemos miedo de perder algo, tenemos miedo de quedarnos solos, tenemos miedo de que nos pueda faltar algo. A veces sucede, pero no tenemos que tener miedo. Y además no tenemos que dejarnos condicionar por todo aquello que es material. Incluso el sentimiento: el sentimiento espiritual es infinito, mientras que el sentimiento humano pasa, es relativo, no es absoluto. Es decir, como decía Jesús, dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios. Y nunca convertir en Dios a la materia. El hombre de este mundo ama al dios dinero, se ha olvidado del Creador. Pero nosotros estamos en el buen camino, todavía tenemos mucho que mejorar pero si tenemos la idea de que nuestro futuro es Jesús, de crear una sociedad mejor, estamos en el buen camino.
Claro que todavía estamos condicionados por muchas cosas y tenemos que superarlas, si queremos ser libres, como decía Jesús, pero libres de verdad. ¿Qué significa libres? Libres de la materia. Incluso si vives en la materia, eres libre. La usas pero no te dejas condicionar.

P.: Matías un chico de 17 años del Arca de Rosario en la Argentina, escribió una crónica en la que dijo que durante las reuniones en el arca se alcanza la cuarta dimensión.
G.: Es una expresión entendida como el paraíso, la beatitud. Utilizó un lenguaje 'técnico'. En lugar de decir “hoy ha sido un paraíso” dice “hoy ha sido una cuarta dimensión”...

P.: También porque en la cuarta dimensión, aquella verdadera, ya no somos esclavos, somos libres.
G.: Nuestros hermanos extraterrestres vienen de la cuarta dimensión, que es la angélica.
Está la cuarta dimensión inicial y la cuarta final. Nosotros ni siquiera estamos en la inicial. Estamos en el final de la tercera. Los hermanos extraterrestres están en el final de la cuarta, aún tienen una parte de materia muy sutil.

P.: ¿En cambio los hermanos qué es lo que tienen que tratar de vencer para ascender?
G.: Allí ya no es una batalla contra ti mismo. Allí es servicio, operatividad. En la operatividad creces. Cuantas más acciones realizas más asciendes de categoría. Por ejemplo un ser de la cuarta dimensión que se encarna en la tercera con varias encarnaciones paralelas (se llaman vidas paralelas, porque no son reencarnaciones por karma, son siempre por el mismo motivo) puede ser un mensajero, pero tal vez antes es pescador, luego profesor, luego sanador, pero hace siempre lo mismo, habla de Cristo. Quien se encarna por misión y que por lo tanto toma cuerpo con todos los anexos y conexos al cumplimiento de la misión hace un salto de dimensión. De hecho si yo me comporto bien iré a la dimensión superior. Como todos vosotros si cumplierais con vuestra misión. Jesús llama Reino de los Cielos o vida eterna a lo que es la dimensión superior.

P.: ¿Entonces también sobre la Tierra, de alguna manera, el servicio es una forma para superar la materia?
G.: Absolutamente. De hecho una acción a favor del prójimo vale más que mil plegarias. La plegaria es válida. Incluso Jesús rezaba, pero Él recomendaba ser operativos porque el espíritu evoluciona más rápidamente. Luego, si eres perseguido por una causa justa llegas a ser un beato.

P.: ¿Si un Espíritu evoluciona y está en la luz puede ser de todos modos atacado por el mal?
G.: No. Pero cuando te encarnas si eres atacado.

P.: Se ha hablado de cuarta dimensión. ¿Cuál es la primera o la tercera?
G.: La primera es el reino animal, la segunda es el reino vegetal, la tercera es el reino animal-humano. La cuarta dimensión es el valor humano que sale del planeta, angélico. La quinta es el ser de luz. La sexta es la Cristica. La séptima es cósmica.

P.: ¿Y luego de esa fase se continúa aún hacia la luz?
G.: Siempre, hasta la séptima dimensión, donde eres espíritu puro, eres un creador.

P.: ¿Entonces volvemos a donde hemos partido?
G.: Si, pero conscientes. Antes habías partido sin saber donde vivías. Vuelves y eres consciente.

P.: Entonces yo estaba en la séptima dimensión y en lugar de seguir a Dios seguí a Lucifer...
G: No, Lucifer no estaba en la séptima dimensión, sino en la quinta.

P.: Seguí esa luz luciferiana y volví aquí... ¿Es éste el trayecto?
G: No, el trayecto es que tú vienes de la luz divina, te encarnas, y comienzas a tener experiencias. Todas: alegría, dolor, verdad, mentira, lágrimas, sonrisas. Y creces reencarnándote.

P.: Pero no entiendo porqué descendí si antes estaba bien.
G.: Pero donde estabas bien tienes que considerar un pequeño detalle querido Lino. Donde estabas bien no podías decir Yo soy Lino. Estabas allí, amalgamado a todos los demás pero no podías decir “Yo soy Lino” porque no tenías esta consciencia. Tenías la percepción de la existencia. Cuando te separas dices: “Yo soy Lino”, eres una personalidad. Por lo tanto cuando regresas eres Yo, y también Dios. Las dos cosas. Esto es lo más hermoso que nos ha dado Dios, la individualidad que antes no teníamos.

P.: ¿En la evolución al pasar del reino mineral al vegetal se adquiere experiencia?
G.: Casi ninguna. En el reino animal un poco. Pero cuando te conviertes en hombre pasas a ser un individuo y allí comienzan las reencarnaciones.

P.: ¿La experiencia mineral y vegetal es necesaria?
G.: No es que hay necesidad. Ésta es el origen, es indispensable. Todos estamos amalgamados en la creación. Cuando este Dios, Espíritu Santo, decide liberar tu individualidad, es aquí que eres concebido. La chispa se separa de Dios, el Espíritu individual entra cuando el niño nace. Pero eres parte del todo, no estás ausente. Tu primera encarnación ocurre cuando has salido del Espíritu colectivo animal. Con el Espíritu colectivo mineral y vegetal estás amalgamado con el todo. Yo -Anna no soy un pedazo de piedra, estoy amalgamada. Comienzas a separarte a partir del reino animal. Los hermanos celestes me han explicado que el Espíritu antes de convertirse en animal, es decir encarnarse en un animal, tiene la percepción de la existencia. Percibes que existes pero no puedes auto llamarte, proclamarte “Yo Soy”. Cuando eres un animalito estás dentro de un grupo, empiezas a tener esta individualidad.

P.: Hay un dicho de los indios de América que dice “Dios duerme en la piedra, sueña en la flor, se despierta en el animal y toma consciencia de si en el hombre”.
G.: Es por esto que deberíamos respetar a la naturaleza. La naturaleza está viva. La naturaleza son nuestros hermanos potenciales que nacerán. En cambio nosotros la estropeamos, la destruimos. Pero también tiene otra función. La de llevar a la práctica la ley de causa y efecto, es decir, de volverse en contra nuestra.

P.: Con respecto a la reencarnación.
G.: La reencarnación comienza cuando te separas del Espíritu colectivo animal y te encarnas en un hombre o una mujer, eres idóneo para convertirte en hombre porque en ese grupo animal has realizado una experiencia inteligente. Luego eliges una familia. Claro, la primera encarnación es como un nacimiento. Estás empezando. Tienes que aprender todo. Antes haces una experiencia y luego otra, pero eres siempre tu. En la primera encarnación estás un poco desorientado. Pero Jesús a los de la primera encarnación los pone en el Reino de Dios: “Beatos los pobres de Espíritu”, porque de ellos es el Reino de los Cielos. ¿Por qué lo dice? Porque son puros.

P.: No entiendo porqué.
G.: Porque los pobres de espíritu no han cometido pecado contra el Espíritu Santo, entonces lo merecen.

P.: ¿Quién puede ser un pobre de Espíritu?
G.: Alguien que está en la primera encarnación, o en la segunda, o en la tercera. Que tiene que adquirir, no sabe muchas cosas, no conoce la experiencia humana.

P.: ¿Entonces porqué nosotros tenemos que reencarnar más cantidad de veces para adquirir más consciencia?

G.: Porque adquiriendo más consciencia evolucionas, de otra forma no lo haces.

P.: ¿Entonces porqué los beatos y los pobres de Espíritu?
G.: Porque aquellos que han adquirido conocimiento han desobedecido y serán castigados. Ellos no, por lo tanto son beatos.

P.: Pero entonces cuenta lo mismo permanecer siendo siempre pobres de Espíritu porque al menos siempre te va bien.
G.: No, porque el pobre de Espíritu no lo es en las palabras, sino en los hechos. Es alguien que no sabe, no conoce. Pero si tu dices “yo soy pobre de Espíritu, Señor yo no sabía nada”. A Jesús no lo engañas.

P.: No puede estar bien seguir siendo pobres de Espíritu porque nuestro objetivo es la evolución y la evolución se obtiene con el conocimiento.
G.: Si, pero Jesús dice “beatos los pobres de Espíritu”.

P.: Pero lo dice porque se refiere al momento en el que Él regresa.
G.: Claro. Los que se encuentran allí formarán parte del Nuevo Reino si son útiles para ayudar el crecimiento de la súper civilización, si no irán a reinos pacíficos donde siguen su evolución. Son reinos positivos, no son los ínferos.

P.: ¿En este momento, en este mundo, hay Espíritus que están en la primera encarnación?
G.: Hay, en un porcentaje mucho menor con respecto a los ricos de Espíritu que desobedecen y que no serán perdonados.

P.: ¿Podremos comparar a los pobres de Espíritu con los niños?
G.: No, los niños son mucho más evolucionados que nosotros. Nosotros somos pobres de Espíritu con respecto a ellos. Pobre de Espíritu no significa que no sabes nada, que no sabes leer ni escribir, sino que no has tenido muchas encarnaciones. Puede ser que seas un profesor universitario.

P.: Todavía no logro entender en qué consiste la pobreza de Espíritu.
G.: Significa que no has tenido muchas encarnaciones y no has podido, por ley cósmica, adquirir consciencia. Entonces, si cuando regrese Jesús te encuentras en la primera encarnación no te juzgará. Y por lo tanto ya es un gran premio no ser juzgados por Jesús. Si soy pobre de Espíritu Jesús no me juzgará.

P.: ¿Entonces hay personas que están en la primera encarnación y no han sido muy compenetrados por la materia?
G.: No, ellos están absorbidos por la materia, pero no son violentos, son pacíficos.

P.: ¿Podemos compararlo con el enigma de Kaspar Hauser? Kaspar Hauser era una persona muy simple que lograba entender a los animales, tenía esta relación con la naturaleza...
G.: No, entonces no era pobre de Espíritu. Te doy un ejemplo. Muchas de las personas que viven en nuestra sociedad son pobres de Espíritu, no saben nada, no entienden nada. Están empezando su evolución.

P.: ¿Pero si están en la búsqueda se enriquecen?
G.: Absolutamente. Pero lo harán con el tiempo.

P.: ¿Pueden nacer con problemas físicos?
G.: Si, si han cometido errores en la vida anterior.

P.: ¿Incluso en la primera encarnación?
G.: No. Antes le haces hacer experiencias, luego le haces pagar.

P.: ¿Pueden estar en misión en la primera encarnación?
G.: No.

P.: En efecto, sobre la beatitud, lo que jamás logré comprender era precisamente el significado del pobre de Espíritu. Mientras que es clarísimo para los beatos, aquellos que traen paz, quien tiene sed y hambre de justicia...
G.: Y son más sensibles que nosotros. La situación que ha creado esta sociedad necia, donde existe la violencia, el asesinato, la tristeza, la traición, el odio, es que los pobres de Espíritu se han convertido en guías.

P.: Y esto lo entiendo menos aún.
G.: En esta sala comenzamos a pelear, todos nosotros, todos nosotros que somos intelectuales. Divisiones, peleamos verbalmente o por carta... y en esta habitación hay una persona que no comprende muchos de nuestros argumentos, no lo logra, pero es pacífica. Nos abraza, nos da una palmadita en el hombro, nos dice que nos quedemos tranquilos, que no nos preocupemos. Ese se convierte en un maestro nuestro. Nosotros los ricos de Espíritu nos peleamos, nos escupimos en la cara, nos hacemos juicio por dinero. Y el pobre de Espíritu quizás no entiende de lo que estamos hablando, no comprende, pero aporta armonía entre nosotros. De pobre se ha convertido en rico y nosotros de ricos nos hemos convertido en pobres. Algunos responsables de nuestros comedores, son pobres de Espíritu. Nosotros ricos de Espíritu no somos capaces de ser misioneros y dejamos morir a los niños de hambre. Ellos heredarán el reino y nosotros con todos nuestros intelectualismos, con nuestra cultura, nuestra sabiduría que nos viene de la reencarnación, nos iremos al infierno. Y cuando llegue Jesús se los llevará al nuevo reino.

P.: Jesús dice también “de esta vida, vida eterna”. Por lo tanto no haremos todas las encarnaciones si  seguimos el camino recto.
G.: No, en cierto punto ya no serán necesarias. Pero mientras exista la materia tendrás que renacer en la materia. Aunque la tuya sea una materia sutil. Pero mucho menos.

P.: ¿Nuestro fin es el de participar en la nueva súper civilización o de pasar a la cuarta dimensión?
G.: Nosotros tenemos que convertirnos en una súper civilización.

P.: Pero entonces ya no nos hace falta la cuarta dimensión. Por lo tanto tendremos un cuerpo humano libre de la materia.
G.: Nosotros somos dueños de la materia. Luego, cuando Jesús establezca el nuevo reino sobre la Tierra nosotros estaremos en la tercera dimensión, en la parte final. Por mil años y luego pasaremos a la cuarta. La cuarta dimensión es una materia sutil, como los bebés recién nacidos.

P.: ¿Entonces tendremos un proceso de adaptación de mil años hasta llegar a la cuarta dimensión?
G.: Mil años de tecnología, de bienestar, de paz, de armonía, de todo aquello que es positivo. En el Nuevo Reino estaremos entre la tercera y la cuarta. Mil años de escuela para sublimar el cuerpo.

P.: ¿Nosotros le hemos dado una definición de mil años, pero qué quiere decir mil años? El tiempo no existe. Es una infinidad, una serie de experiencias.
G.: Pero como aún estarás en la materia el tiempo se medirá.

P.: ¿Con respecto a los inicios de este ciclo Cósmico (un ciclo de alrededor de 25.625 años), ya había una civilización humana?
G.: Si, la civilización humana proviene de una serpiente marina. Hace 100 millones de años. Hace 25.000 años estaban la civilización lemuriana y la atlantídea. La civilización Atlantídea vivió el pico más alto de su potencia hace 15.000 años, pero lamentablemente decayó. Un asteroide cayó en el océano Atlántico. Era un archipiélago grande como el Océano Atlántico. La más bella, en el centro, se llamaba Poseidon. Yo viví allí. Teníamos la teletransportación, la telequinesis, pero luego comenzaron a utilizarla mal para conquistar. Y empezaron a ser arrogantes, tiranos para conquistar a otros pueblos. La Tierra estaba habitada: estaban los negros, los amarillos. La primera vez que vine fue hace 14.000 años. Lo que a veces me pregunto es cómo el Padre Eterno esta salvando todavía a la raza humana.

P.: Sobre el concepto de que tú no eres de este mundo. ¿Esto significa que todos nosotros somos de este mundo?
G.: No querido. Tú tampoco eres de este mundo.

P.: ¿Pero si somos todos hijos de Dios, qué significa no ser de este mundo?
G.: Nosotros pertenecemos al ejército del Rey que frente a Pilatos dijera: “Yo no soy de este mundo”. Por lo tanto nosotros vamos detrás de Él. Y por este mundo Jesús quiere decir el reino del príncipe del mal. Entonces nosotros no somos de este mundo.

P.: ¿Es un concepto relativo a la decisión que uno ha tomado?
G.: Porque uno ha tomado una decisión y porque tu origen no es de aquí. Tal vez no lo sabes o no te acuerdas, pero es así.

P.: ¿Entonces quién es de aquí, sólo los hijos de Lucifer?
G.: Generalmente si, pero pueden convertirse en hijos de Cristo.

P.: ¿Entonces los de aquí también son quienes vienen desde Mallona?
G.: Si. También. De hecho, no todos somos de aquí. Pero Jesús lo quería decir porque el mundo pertenece al príncipe de este mundo.
P.: Entonces nosotros que conocemos al Cristo no somos de este mundo.
G.: No. Por ahora. Cuando se instaure el Reino de Dios sobre la Tierra, podremos decir con honor “somos de este mundo”. El reino de Dios todavía no está.

P.: Entonces en nuestra pequeña consciencia podemos decir que no somos de este mundo, porque no queremos ser de este mundo.
G.: Claro. Nos distinguimos.

P.: ¿Quién era María como mujer en aquél tiempo? Incluso antes de que dijera que si. ¿Quién era como ser, como Espíritu? Y luego quería preguntarte si puedes contar alguna experiencia tuya de cuando tuviste una aparición suya.
G.: Tuve una aparición en Montevideo, cuando escribí el mensaje del 8 de diciembre de 2005. Generalmente yo tengo esta visión. Cuando ella aparece yo no la quiero mirar a los ojos, a la cara, porque no me siento digno. Pero le miro los pies y mientras ella habla yo miro sus pies. En la visión veo estos zapatitos blancos, todo blanco, de luz. Ella se acerca con la mano y me levanta el mentón y quiere que la mire. Éste es un detalle. Tiene una rosa en el pecho: no se si es pintada, no se si es verdadera. La Virgen que se me aparece tiene una rosa en el centro del vestido. Tiene una rosa rojo sangre como si estuviese tatuada, pero no está sobre la carne, está sobre el vestido. Pero es exactamente una rosa, como la rosa que florece sobre la cruz. El pimpollo clásico, que brota como si fuese real. Luego a su rostro no lo veo definidamente. Es una figura femenina, entre mujer y niña, más mujer que niña, pero joven. Sin velo. Normalmente los videntes ven a la Virgen con el velo. Yo jamás la vi con el velo. El manto es blanco con un sutil cordón de color azul y la túnica es larga hasta los zapatitos. No por casualidad el Arcángel Gabriel le dijo a María “bendita entre las mujeres”. Así como Jesús fue elegido por Cristo para personificarlo, porque era el ser más evolucionado del planeta Tierra. La Madre Celeste Miriam, o María era la mujer más evolucionada que existía en la Tierra, en el sentido de evolución, no sólo de pureza.

P.: ¿La rosa tiene algún significado?
G.: Es el símbolo de Cristo y el símbolo de la Tierra juntos. Es un símbolo doble.

P.: ¿Y la cruz qué símbolo es?
G.: El de la redención. La oferta de redención a nosotros los hombres.

P.: ¿También la Virgen fue concebida de forma milagrosa, es así?
G.: Si, así dicen y yo lo creo. Entonces era especial. No era de este mundo. En el momento en el cual el semen crístico concibe, ella ya no es más sólo María, se convierte en la Madre Santísima porque el Espíritu de la tierra la compenetra. Se convierte en la madre de todos nosotros. En el momento en el cual el semen entra en su útero sagrado, ella es compenetrada por el planeta. Ya no es sólo Miriam, sino es ambas cosas.

P.: ¿Pero es cierto que desde niña fue confiada a un templo, o es una de esas partes de la historia que son puestas en discusión?
G.: La historia de la Virgen no es tan misteriosa. Es más misteriosa la de Jesús. Porque Jesús fue alguien a quien hoy lo llamarían sectario. Desde los diez a los treinta años Él obraba oculto. Obraba, pero no públicamente. Viajaba por el mundo, como ya os he dicho, no con el carro y el burrito, sino con la astronave. Inició a otros pueblos, a otras tribus. Él personalmente estuvo en la India, en Pakistán, con los indios de América...

Muy bien, aprovecho para saludarlos a todos: Feliz Navidad.

La velada llega a su fin y para nosotros es siempre difícil volver a la cotidianeidad, a los compromisos de la vida que nos obligan a separarnos, a volver cada uno a su propia casa, ir a trabajar, etc. …Un último saludo a Giorgio, tal vez aún tiempo para alguna confidencia, una pequeña duda que aclarar, una sonrisa. Poco a poco los hermanos dejan el Arca.

El gran cansancio obliga a Giorgio a postergar para los próximos días la entrevista programada con nuestro hermano Massimo Bonella, director del programa periodístico tv on-line www.pianetaoggitv.net.

Al día siguiente Giorgio siente que se aproxima un nuevo llamado de Cristo al prodigio de la sangración y obediente espera el momento. Sangre vertida y que aún vierte cada vez que sucede este milagro.

¿Maestro porqué esta sangre?
(Sobre la estela de una profunda reflexión Giorgio me revela haberle hecho esta pregunta a Jesucristo)

PORQUE TE PRESERVA DE LA TENTACIÓN Y DE LA PERDICIÓN Y SALVA TU ALMA.

Y aún extenuado por la sangración apenas ocurrida me explica que esta respuesta no es sólo para él, también vale para nosotros, para quien lo sigue y lo apoya.
Entonces esta sangre es vertida también por nosotros, por nuestras faltas, por nuestras dudas, por nuestra poca fe. Cristo nos perdona y purifica de las tentaciones en las que caemos, a través del bendito sufrimiento de nuestro hermano Giorgio. Cada vez una redención, sólo si la aceptamos arrepintiéndonos, pidiendo perdón por nuestras debilidades humanas.
Ésta es la grandeza de Cristo, a través del donarse a sí mismo, mediante un mensajero suyo.

Gloria a ti Señor Dios del Universo, Gloria a ti.


Paron Valter, De Marco Sandra, Della Coletta Mara
25/12/2010
S. Giovanni di Polcenigo (PN)

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139