Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
alea_lores

ASI JESUS TRANSFORMAS NUESTRO CORAZON COMO EL TUYO
Por Sandra De Marco, Sonia De Marco
El encuentro de hoy con Giorgio Bongiovanni en el Arca Alea Lores se abre con una poesía que el pequeño Maurice, un niño de cuatro años, dedica a Giorgio:
“Para Giorgio,
Así Jesús,
tú nos salvas a todos nosotros
nos abrazas desde la cruz con amor
y desde allí arriba, desde allí los tres
transformas nuestro corazón como el tuyo”.

Los niños, estos maravillosos seres, con su inocencia, con su pureza, nos exhortan todavía a tranformar nuestro corazón como el de Jesús.

¿Qué decir ante una expresión de amor tan grande?
Casi cómo para contrastar un panorama mundial aberrante que ahora ya está en el borde de un holocausto nuclear, ante una humanidad falsa e hipócrita que se ha vendido el futuro de sus propios hijos y de todos los niños, una humanidad que ofrece su sangre, hambre, guerras, muerte, destrucción... ante una humanidad obcecada por el egoismo, por la arrogancia y por la indiferencia ya no tiene ni siquiera la decencia de indignarse... estos ángeles como chispas divinas esparcidas en una noche de tinieblas, nos guían y nos donan su amor incondicionado recordándonos que si no nos convertimos y no somos como ellos no entraremos en el Reino de los Cielos.
La palabra pasa enseguida a Giorgio que sin hacer comentarios deja que nuestros corazones capten la gran enseñanza crística.
Mientras tanto se ultima la conexión con los hermanos del arca de Catania, de Palermo, de Bari, de Crotone, de Sant’Elpidio a Mare, de Varese y del Uruguay. Físicamente distantes, pero unidos en el espíritu, abrazados bajo la guía de nuestro hermano y Maestro Giorgio que incansablemente nos exhorta a amarnos más que nunca, porque la unión en esta última fase de la batalla de Armaghedon será nuestra gran fuerza.

Estamos reunidos aquí en Pordenone. El tema principal de esta reunión es el de siempre, estar juntos, crear la comunión crística entre nosotros hermanos espirituales. Pero esta vez hay una situación importante a nivel mundial que se ha creado, que se está creando y que está en fase de realización. Para empezar  he pedido este encuentro entre todos nosotros, porque me han llegado decenas y decenas de peticiones de profundizar los hechos que están aconteciendo y que han sucedido en Japón.
El mensaje de Setun Shenar que os he enviado con todos los demás mensajes adjuntos, donde en los años anteriores este extraterrestre en nombre de los demás ángeles de las milicias celestes de Cristo se hacía portavoz, preanunciaba este tipo de catástrofe. Nuestro mismo padre espiritual Eugenio Siragusa recibió mensajes de estos seres de Luz, que son los mismos que veo yo y que me contactan a mi, porque la situación del planeta como dicen los extraterrestres se encuentra en el punto hipercaótico, es decir, hay una reacción muy violenta de la Madre naturaleza a todo lo que el hombre ha puesto en práctica en los últimos cincuenta años, sobretodo con las radiaciones, los experimentos nucleares, el efecto sierra, aunque los científicos digan que no tiene nada que ver. Además, como dice el mensaje de Setun Shenar tenemos que tener en cuenta también la deriva de los continentes: este tipo de catástrofes, en esta fase un poco inquietante y dramática, continuará y cambiará incluso la geografía del planeta. Por lo tanto, cuando se nos dice que la geografía cambiará, a mi se me pone la piel de gallina. Si pensamos en Italia, así como en Sicilia, Europa, Africa, la forma de la India, la forma de Asia, la forma típica de Sudamerica que hemos estudiado en la escuela y visto miles y miles de fotografías... ¡si cambia la geografía estamos de verdad en las manos de Dios!
Me han acusado de que nosotros disfrutamos y brindamos sobre las catástrofes. No es así, nosotros no brindamos, nosotros constatamos lo que está sucediendo y damos una explicación, científica por lo que está en nuestro conocimiento, pero sobretodo espiritual. Nosotros no brindamos, estamos tristes, nos apena, pero sabemos que estas cosas tienen que suceder. Algunos lectores de nuestro sitio me han escrito pidiendo que rece, otros que perjure, otros incluso me acusan de hacer proselitismo metiendo miedo a la gente, de ser un sectario y otros dicen que siempre ha habido terremotos y catástrofes.
Pero a estas personas, que de todas formas son muchas, quiero decirles que no es así y que nosotros intentamos constatar, explicar y tomar incluso medidas para afrontan estas tragedias. A pesar de que las tragedias suceden, hay personajes escuálidos, les podemos llamar anticrísticos, que todavía vienen a contarnos la fábula de que la energía nuclear es segura, como ha escrito hoy el periódico de Berlusconi y acusan a los antinuclearistas de que especulan sobre la muerte de los pobres japoneses para hacer política antinuclear. Estas personas para mi no son dignas ni siquiera de ser llamadas personas, porque son ellos los que especulan sobre la muerte y sobre la posible tragedia que puede causar una central nuclear si llegara a explotar o, como ya ha sucedido, si aconteciera un terremoto de dichas proporciones. ¿Habéis visto las imágenes del tsunami? Ese es sólo el principio. ¿Por qué ha pasado en Japón? Ha pasado en Japón porque la ciencia más avanzada a nivel tecnológico que posee el hombre de la Tierra está concentrada sobretodo en Japón. Es decir que es el estado más evolucionado del mundo a nivel tecnológico en la Tierra. En lo que se refiere a todas las innovaciones a nivel tecnológico doméstico, electrodoméstico y por desgracia también militar, de los transportes, de la construcción y demás y sobretodo las innovaciones de avanguardia de la evolución humana en la tecnología los japoneses son el número uno en el mundo. En todos los niveles.
Están treinta, cuarenta años más adelantados que nosotros en la tecnología y cincuenta años en la construcción, de hecho el terremoto no ha hecho caer muchas casas. La devastación ha sido causada por el tsunami. ¿Por lo tanto por qué en Japón? Porque el Cielo quiere demostrar que la tecnología más adelantada que el hombre posee, la más fuerte, la más segura, la más potente, no puede hacer absolutamente nada, ni siquiera cosquillas a las fuerzas de la naturaleza. Este es el motivo principal del porque ha sucedido en Japón. Si hubiese sucedido en Italia hubieran muerto millones de personas porque nuestro País se hubiera destruído y todas las ciudades hubieran sido arrasadas. ¡Todas! No hubiera quedado de pie ni siquiera una con un terremoto del noveno grado de la escala Ritcher que ha durado seis minutos. En cambio allí han quedado de pie la mayor parte de las casas, pero el tsunami ha devastado todo.
Esto significa que el hombre no puede hacer nada contra las fuerzas de la naturaleza y si tuviese el coraje de mirarse al espejo admitiría que hay una fuerza divina que puede echarnos una mano misericordiosa para ayudarnos, como creo que hace desde siempre; pero puede usar también la mano dura para hacernos sufrir al fin de que nos podamos redimir y arrepentirnos de nuestros pecados, por decirlo de alguna manera. O sea que éste es el motivo principal por el que ha sucedido en Japón y sólo en Japón. En efecto, en el 2004 el tsunami afectò y devastò varias naciones: la India Oriental, la Indonesia, la Tailandia, Sumatra y muchas más. Ahora sin embargo exclusivamente el Japón, en un país donde hay genios humanos, científicos competentes y la más elevada y sofisticada tecnología terrestre.
Otra gravísima y severísima amonestación es que ha sucedido en una zona donde hay centrales nucleares para disuadir a los hombres de continuar con este proyecto deletéreo y nefasto, además es una exhortación a cambiar ruta completamente y dedicarnos a las energías alternativas que seguramente son las mejores: la energía solar, fotovoltaica, la energía termodinámica con espejos solares del físico italiano Carlo Rubbia que ya hemos explicado muchas veces y otras más. ¿Ahora nosotros cómo debemos de reaccionar ante este evento aterrador?
Invito a los hermanos que me escuchan a hacer una reflexión. ¿Dónde queremos ir? ¿Qué queremos hacer? ¿Cual es nuestro futuro? ¿Cual es nuestro destino? ¿Os dais cuenta de que somos sólo seres insignificantes delante del cosmos, de la naturaleza, llamadle Dios, llamadle Cristo, porque es lo mismo. ¿Nos damos cuenta de que todos estamos conectados con la Tierra, con el cielo? Estamos conectados con la energía cósmica, estamos conectados entre nosotros. ¿Qué tenemos que hacer?¿Tenemos que pensar en crearnos un futuro lavorativo? ¿Un futuro que dé seguridad a nuestras familias, a nuestras existencias? ¿Un futuro como el que prospectaron nuestros padres, que con amor y buena fe han cometido el error gravísimo de pensar en dar un futuro escolástico, un empleo, una casa, un trabajo? ¿Y frente a estas tragedias? Pero según vosotros los supervivientes de Sendai, en Japón, se están preguntando si mañana vence el recibo o si pasado mañana se debe pagar la cuenta en el banco? O se están preguntando ‘¿pero nosotros para que existimos? ¿Qué nos queda de la vida si la naturaleza nos castiga tan duramente y con una violencia tan inaudita?’
Quizás por esta razón Dios quiere que pensemos en un futuro diferente del que nos ha sido enseñado. La naturaleza quiere que pensemos en nosotros mismos y que La respetemos y nos respetemos entre nosotros y que las cosas materiales, como dice Jesús, tienen que estar, pero en segundo lugar. Mientras no seamos conscientes de que lo más importante de la vida son los valores espirituales y la evolución del espíritu y no de la materia, yo os aseguro, y ahora me tomareis más en seria consideración, que dentro de unos días sucederá otra catástrofe, igual o peor, aún más devastadora. Pero no en un Estado donde las casas se queden de pie, sino en un estado que serà arrasado completamente. Por consiguiente, dado que nosotros hemos sido llamados a asistir al Apocalipsis debemos vivir cada día con los oídos atentos, pensando en trabajar, en mantener a nuestra familia, en crear dentro de nuestras posibilidades un futuro mínimo, es decir mañana. Pero el pensamiento más importante de nuestra vida, día tras día, debe concentrarse en como podemos entrar en sintonía con la Tierra, porque os aseguro que a quien entra en sintonía con la Tierra,  con los valores de Cristo, no le sucederá nada. Si delante de esa ola que habéis visto invadir ese país estaba uno de mis hermanos, el agua se hubiera detenido. Sólo por uno de vosotros. Es decir que nosotros somos potencialmente salvadores de almas. Yo he visto con mis ojos el mar detenerse ante un pequeño ángel, a un niño, o a un mensajero de Dios, o a una persona que tiene que despertar almas. Lo he visto, ha sucedido, además el primero de todos lo hizo Jesús en la barca cuando ordenó a los vientos ¡‘deteneos’!- Jesús ha dicho ‘que si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte que pase de aquí allá y se pasará, que se eche al mar y se echará’. Nosotros somos testigos cotidianos de los eventos, hay que despertar a la gente, despertarse con la gente y hacerla cambiar.
Y sobretodo nosotros debemos realizar una cosa: lo más grave que podéis hacer, que os hace retroceder y que permite a las fuerzas de la naturaleza de agrediros con mucha violencia es el miedo. El miedo de morir, el miedo de perder todo, el miedo de no tener nada, el miedo de qué hago. Cuánto más miedo tengáis, más se abatirá en contra vuestro un huracán, un tsunami, un terremoto. Pero si nosotros nos sentimos seguros, tenemos fe y no tememos nada, el Mar Rojo se abre delante nuestro y pasamos por en medio. Os lo digo porque yo se lo que tiene que suceder, lo se. Intentad alguna vez de poneros en mi lugar e intentad imaginar los dramas que yo puedo vivir sabiendo lo que tiene que suceder. Si yo por ejemplo se que en la falla del Friuli habrá un terremoto que destruirá todo el Friuli... poneros en mi lugar. Si yo lo se ¿cómo puedo vivir cada día? Pero os puedo garantizar que ni siquiera un cabello vuestro será tocado, que todas vuestras casas quedarán de pie, ni siquiera los zapatos que lleváis puestos serán tocados.
Si tenemos fe no os sucederá nada, es decir que no nos sucederá nada a nosotros. Pero no porque no pueda suceder o porque nosotros seamos mejores y tenemos que salvarnos. No. Sino porque tenemos un compromiso con Cristo de despertar almas’. No es que nosotros nos salvamos porque tenemos que meter en una furgoneta todos los bienes, los utensilios, los muebles y marchar a otra parte. Nos tenemos que salvar porque debemos ayudar a las almas en esos momentos, en esas tragedias, que de seguro antes o después, espero después, mejor dicho, nunca, pueden afectarnos como han afectado a los japoneses. Nuestra tarea es la de explicar a la gente el porque acontecen estas catástrofes y despertar sus espíritus, porque de estas catástrofes habrá una cada cierto tiempo, no os digo cuanto pero a menudo.
Ahora estoy a vuestra disposición para vuestras preguntas.

P: Que piensas de las teorías de Raffaele Bendanti, en las que se predice también un terremoto en la ciudad de Roma el 10 de mayo 2011?
R: En Roma quisiera que sucediera mañana por la mañana. También porque he leído el último libro del Papa “Jesús de Nazaret. Desde la entrada en Jerusalén hasta la resurrección” de Joseph Ratzinger y puedo tranquilamente decir que el Papa es el anticristo. Por lo menos su brazo derecho. Y lo diré pronto a voz alta intentando hacerme arrestar e ir a la cárcel. Porque ese libro en el capítulo donde habla de la segunda venida de Crista es el engaño más grande, la manipulación más grande, la mentira más grande y la blasfema más grande que se pueda hacer a toda la obra de nuestro Señor Jesús.
Leed el capítulo, porque es aberrante. El resto teológicamente es aceptable, hay partes pasables, buenas... pero leed el discurso escatológio de Cristo y decidme si no tengo razón.
Dice que Jesús de Nazaret es simbólico, que Su Venida no tiene tiempo pero tiene todos los tiempos. ¡Yo que soy un filósofo no he comprendido nada de lo que dice! ¡Yo que soy un estudioso atento, que he leído miles de libros, no he comprendido lo que quería decir! ¿Qué significa ‘nuestro Señor está siempre presente, pero... se equivocan los que anuncian Su Venida porque no hay venida... pero ya ha venido’. ¿Pero qué está diciendo? ¿Por qué tiene que engañar así a las personas?  Si hubiese dicho ‘volverá’, pero no sabemos cuando...’ o ‘volverá’ dentro de diez mil años...’  yo lo hubiera podido entender. Pero tú así engañas a las personas y entonces yo me desencadeno. Leedlo, os ruego, yo no soy tan irrespetuoso hacia Su Santidad. Yo le respeto como institución. Pero esta vez yo escribiré lo que Jesús ha dicho ¡AY DE VOSOTROS ESCRIBAS Y FARISEOS HIPÓCRITAS! PORQUE CERRÁIS EL REINO DE LOS CIELOS ANTE LOS HOMBRES; NO ENTRARÉIS VOSOTROS EN EL REINO DE LOS CIELOS Y NO PERMITÍS QUE ENTREN OTROS!’. Porque con una afirmación como ésta no sólo no entra él, el Papa, sino tampoco mil millones de católicos. Ahora me dirán ‘pero el Papa en su libro habla de la venida de Cristo como algo simbólico, algo etérico’. Y yo diré ‘Tenéis razón, pero no es así, vuestro Papa se equivoca’. Por este motivo es el brazo derecho del anticristo.
¡Vergüenza! Ni siquiera la ilusión de que en la iglesia católica haya quedado algo de sano. ¡Pero la espada de Dios existe! ¿Qué escribe sobre la segunda venida de Cristo? ¡Nada! ¡Pero es tan claro el retorno de Jesús! Está escrito en el Evangelio: ‘Y VERÁN AL HIJO DEL HOMBRE VENIR CON GRAN POTENCIA Y GLORIA SOBRE LAS NUBES DEL CIELO’.¡ Mientras el Papa dice que no es así’! Pero quien eres tú que sustituyes a Jesús Cristo!? Yo siempre he respetado al Papa como institución. Pero ahora ya no es posible. ¡Al evento más importante de Cristo ‘Profecías y apocalipsis en el discurso escatológico’ se le dedican cuatro páginas de las 350! ¡En un libro dedicado a Jesús, sólo cuatro páginas dedicadas a este evento! Y además distorsionado.
Leed:
Pag. 57: PROFECIA Y APOCALIPSIS EN EL DISCURSO ESCATOLOGICO. Antes de dedicarnos a la que, en el verdadero sentido de la palabra, es la parte apocalíptica del discurso de Jesús, intentamos añadir una visión de conjunto de todo lo que hemos encontrado hasta ahora. Lo primero que encontramos es el anuncio de la destrucción del templo y, explícitamente en Lucas, también de la destrucción de Jerusalén. De todas formas se ha hecho destacar que la parte central del preanuncio de Jesús no apunta a las acciones exteriores de la guerra y de la destrucción, sino al fin del sentido histórico-salvico del templo, que se convierte en la “casa dejada desierta”: cesa de ser el lugar de la presencia de Dios y de la espiación por Israel, es más, por el mundo. Ha pasado el tiempo de los sacrificios según la ley de Moisés. (...).

¿Pero qué quiere decir?
Refiriéndose a Jesús que maldice a Jerusalén ‘Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y lapidas a los que te son enviados’... ‘¡Yo os digo que no me veréis más hasta el día en que diréis: bendito Aquel que viene en el nombre del Señor!’
Aquí sin embargo el Papa dice:

(...) Mientras tanto Israel conserva su propia misión. Está en las manos de Dios, que en el momento justo la salvará ‘por entero’, cuando el número de los paganos esté completo. Es obvio y para nada sorprendente que no se pudiera calcular la durada histórica de este periodo. Se hizo en cambio cada vez más claro que la evangelización de los paganos ahora se ha vuelto la tarea por excelencia de los discípulos – sobretodo gracias al encargo particular que Paolo sabía de haber asumido como peso y gracia al mismo tiempo. (...)

¿Son quizás las mismas palabras que dijo Jesús? ¡Pero yo quiero llamar vuestra atención sobre el retorno, porque en las cuatro páginas del discurso escatológico NO se habla del retorno de Jesús Cristo! Aquí el Papa se explica así:

(...) Otro elemento esencial del discurso escatológico de Jesús es la advertencia sobre un pseudo-mesías y las fantasías apocalípticas. En este sentido es necesario la sobriedad y la vigilancia que Jesús ha desarrollado ulteriormente en algunas parábolas (...). Precísamente estas palabras demuestran claramente lo que entiende decir con ‘vigilancia’: no es la huída del presente, especulaciones sobre el futuro, olvidar la misión de hoy, sino todo lo contrario, actuar de forma justa aquí y ahora, como se debería hacer bajo los ojos de Dios".
Mateo y Lucas refieren la parábola del siervo que constatando el retraso del retorno del patrón, ahora, condicionado por su ausencia, se elije a si mismo patrón, maltrata a los siervos y a las siervas y se dedica a divertirse. El siervo bueno, en cambio, sabe que tiene que dar cuenta de ello. El da a cada uno lo que le pertenece y recibe elogios del patrón por su comportamiento: la verdadera vigilancia es poner en práctica la justicia (...). Estar vigilantes significa: saber que Dios nos está  viendo y actuar bajo su presencia.’

¿Pero qué significa ésto? ¡Yo no lo entiendo! Después el Papa continúa:

‘Otro elemento importante del discurso de Jesús es la mención de futuras persecuciones de los suyos. También aquí está presupuesto el tiempo de los paganos, porque el Señor no dice que sólo sus discípulos serán entregados a los tribunales y a las sinagogas, sino que serán llevados delante de los gobernadores y reyes (cfr Marcos 13.9): el anuncio del Evangelio estará siempre bajo el signo de la cruz – es lo que los discípulos de Jesus en cada generación deben aprender de nuevo. (....) Vamos ahora al tema de la parte apocalíptica del discurso escatológico de Jesús: al anuncio del fin del mundo, del retorno del Hijo del hombre y del Juicio universal (cfr Marcos 13, 24-27). Llama la atención el hecho de que este texto esté en gran parte entretejido de palabras del Antiguo Testamento, en particular del libro de Daniel, pero también de Ezequiel, Isaias y de otros pasajes de la Escritura. Estos textos, de su parte, están relacionados entre ellos; en situaciones difíciles, imágenes antiguas son interpretadas nuevamente y ulteriormente desarrolladas.

¿Y entonces? Después continúa:

‘…dentro del mismo Libro de Daniel se puede observar un proceso tal de relectura de las mismas palabras en la prosecución de la historia. Jesús, en base a ésto, se puede también comprender que la comunidad de fieles – como ya hemos mencionado brevemente – a su vez leyese las palabras de Jesús actualizándolas según sus propias situaciones nuevas, naturalmente de manera de conservar el mensaje de fondo. Pero el hecho de que Jesús ilustre las cosas futuras no con palabras suyas, sino con palabras antiguas proféticas que las anuncie en un modo nuevo, tiene un significado más profundo. Ante todo debemos prestar atención a aquello que constituye la novedad: el futuro Hijo del hombre, del que Daniel (cfr 7, 13 s) había hablado sin poder darle características personales, es ahora idéntico con el Hijo del hombre que ahora está hablando a los discípulos. Las antiguas palabras apocalípticas obtienen un centro personalístico: en su centro entra Jesús mismo, que conecta íntimamente el presente vivido con el futuro misterioso. El verdadero “evento” es la persona en la que, no obstante el pasar del tiempo, es siempre realmente el presente. En esta persona el porvenir está presente ahora. El futuro, a fin de cuentas, no nos pondrá en una situación diferente de la del encuentro con Jesús. Así, centrando las imágenes cósmicas en una persona, en una persona actualmente presente y conocida, el contexto cósmico queda en segundo lugar y también la cuestión cronológica pierde importancia: la persona “es” en el desarrollo de las cosas físicamente mensurables, tiene un “tiempo” propio suyo, “queda”. (....)

¿Pero qué quiere decir? ¿Qué significa? ¡¿Este es el retorno de Jesús?! ¿El Papa está hablando del retorno de Jesús? Yo me enfado muchísimo con estos delincuentes asesinos. ¿Pero qué significa ésto?

(....) El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán (Mc 13,31). La palabra, casi un nada comparado con el poder enorme del inmenso cosmos material. (...) Los elementos cósmicos pasan: la palabra de Jesús es el verdadero “firmamento”, bajo el cual el hombre puede estar y quedarse.
Este centrismo personalísimo, mejor dicho, esta transformación de las visiones apocalípticas, que de todas formas corresponde a la orientación interior de las imágenes del Antiguo Testamento, es la verdadera especificidad en las palabras de Jesús sobre el fin del mundo: es lo que cuenta al respecto.

¿Pero lograis entender algo? ¿PERO EL REGRESA O NO REGRESA? ¡Esto es lo que quiero saber! Y más aún:

‘En base a ésto podemos también comprender el significado del hecho de que Jesús no describe el fin del mundo, sino que anuncia con palabras que ya existen en el antiguo testamento. Hablar del futuro con palabras que ya existen en el Antiguo Testamento. Hablar del futuro con palabras del pasado, sustrae este discurso a cualquier conexión cronológica. No se trata de una nueva formulación de la descripción del futuro’.

Aquí el Papa nos está diciendo que no es una profecía...

‘cómo habría de esperarse de videntes, pero se trata de insertar la visión del futuro en la palabra de Dios que ya ha sido donada, cuya estabilidad, por una lado, y cuyas abiertas potencialidades, por el otro, se hacen evidentes de esta forma. Queda claro que la palabra de Dios de entonces ilumina el futuro de su significado esencial, pero sólo hoy nos muestra el camino justo para hoy y mañana.’
Pero no da una descripción del futuro. ¿Esta no es una mentira? Por qué sin embargo Jesús da una descripción del futuro en los mínimos particulares!
Y añade:

‘Las palabras apocalípticas de Jesús no tienen nada que ver con la clarividencia’

Pero ésta es una gran mentira, porque El es el Profeta más grande de todos los tiempos. El es el que nos está describiendo el futuro. Si no es clarividente El....

‘Ellos nos quieren distraer de la curiosidad superficial hacia las cosas visibles y guiarnos a lo esencial: a la vida sobre el fundamento de la palabra de Dios, que Jesús nos dona; en el encuentro con El, la Palabra viviente.

Aquí termina el retorno de Cristo. Os he leído lo que la iglesia católica explica a nuestros niños sobre el retorno de Jesús cuando van a hacer la comunión. ¡Esto es un engaño! Y el engaño es peor que la traición. Lo siento. De verdad quiero que se desencadene un tsunami en el Vaticano y lo destruya... y después iré donde el Santo Padre y le preguntaré: ¿ésta no es clarividencia? ¿Cómo lo quieres definir? ¿Un retorno etérico? Como queremos definir la destrucción del Vaticano?  ¿Algo simbólico?

P: ¿Por qué escribe un libro así en este momento?
R: Porque sabe muy bien que Cristo está por regresar y dado que el demonio le posee junto a todo el Vaticano, no pudiendo impedirlo intenta hacer perder cuántas más almas posible. El pacto que Satanás tiene con Dios es ‘cuántas más almas tú logras dispersar, más te daré la posibilidad de salvarte’.
Vosotros tenéis una imagen de Dios que no es la verdad. Dios no es misericordia. Dios es justicia y también misericordia. Dios no derrocha nada en el cosmos, no hay basureros o reciclaje de basura. El usa todo para su devenir continuo y Satanás es un instrumento suyo y lo usa para tentar a los hombres. Para hacer que Satanás pueda ser perdonado por la desobediencia, Dios dice “Mejor haces tu trabajo, más yo te perdonaré’! Así es que él se desencadena lo más posible para ser perdonado. Satanás de seguro no hace nuestros intereses. Es Cristo el que hace nuestro interés, el que nos quiere salvar, porque es amor infinito. Satanás es odio, el odio divide, destruye. El odio es el poder y dado que la iglesia está perdiendo almas, intenta reconquistarlas con el engaño. Pero las fuerzas de la naturaleza intervienen para inculcar el temor de Dios en las almas, para que digan ‘pero que está diciendo el Papa? ¡Aquí nos están destruyendo! Y así se alejan de la Iglesia. Nuestra palabra no es la defensa contra el engaño, no puede hacer mucho. La defensa contra el engaño es la intervención de la naturaleza. Muy pronto terminará mi misión: la naturaleza hablará por mi y no os dejará salida. Así que intentamos estar unidos y ayudar a los demás. Atención, mi discurso no es sectario: ¡Ay si nos cerramos en nosotros mismos! Debemos abrirnos cada vez más a los demás, explicar estas cosas a los demás. Si ríen de nosotros no importa. Pero se lo tenemos que decir porque si no lo hacemos después el Señor se enoja con nosotros. Dirá ‘pero vosotros no se lo habéis dicho...’

P: Si tenemos miedo se abatirán en contra nuestro las fuerzas de la naturaleza y si no tenemos miedo no nos tocarán. ¿Es así?
R: Si tenemos miedo frente a esta serie de cataclismas que madre naturaleza está poniendo en acto, seremos aspirados por las fuerzas de la naturaleza. Te hago un ejemplo con un hecho que me pasó de niño. Yo tenía terror de los perros. Un día un criador de perros me dijo que si no quería ser atacado tenía que acercarme a sus perros sereno, sin miedo y me explicó también que si ven que tienes miedo te agreden. Así hice y tenía razón, no me hacían nada, es más me lamían. Este es un pequeño ejemplo... no siempre es así porque ahora los perros tienen el harbar, pero si la naturaleza siente que estamos en sintonía con Cristo, nos respeta y nos ama. Si en cambio estamos en desarmonía, no es que nos odie, pero quedamos absorbidos también nosotros en la catástrofe.

P: Si tenemos a Cristo en el corazón debemos vencer el miedo con el coraje y el amor que Jesús, y también tú Giorgio, nos ha dado. Nos deben llevar a la gratitud por este amor que nos ha sido donado y nosotros lo tenemos que transformar en amor por el planeta, por los justos que luchan también por nosotros, por los inocentes, los niños, las criaturas, los animales. También nosotros debemos tener el coraje de decir la verdad contigo. Nosotros tenemos que crear una onda armoniosa que despierte las almas que quieren seguir la luz de Cristo y debemos hacerlo donando nuestro ser. El cuerpo es un instrumento y tenemos que usarlo para despertar a nuestros hermanos y si estamos unidos el miedo desaparecerá. ¿Estás de acuerdo o tienes algún consejo que dar?
R: Está claro, es lo que intentamos hacer y todos tenemos que esforzarnos de hacerlo. Todos juntos.

P: Es difícil no sentir miedo...
R: Nosotros no somos amorfos. Debes tener miedo. Y después el coraje de afrontarlo y superarlo rápido. También yo tengo miedo. Todos los días tengo miedo, pero es más fuerte la fuerza de voluntad de superarlo. Borsellino dijo: “Es normal que exista el miedo, en todos los hombres. Lo importante es que esté acompañada por el coraje. No hay que dejarse vencer por el miedo, de lo contrario se convierte en un obstáculo que impide de ir adelante”.

P: Lo importante es no dejarse vencer por el miedo.
R: En mi caso el miedo es no tener más la fuerza que tenía antes porque estoy cansado. Por eso me tengo que convencer de que tengo que superarlo. En otros casos el miedo puede ser el de morir, de sufrir...

P: ¿Las personas engañadas son inocentes?
R: Las personas engañadas son inocentes si son inconscientes de ser engañadas. Si son conscientes y se dejan engañar por miedo de reaccionar, por sumisión, por sujeción, por omisión de pecado, por la ley del silencio, por complicidad, entonces son culpables. Pero si son inconscientes son inocentes y serán absueltos.

P: ¿A causa del tsunami han muerto también inocentes?
R: En medio del tsunami habrá habido miles de inocentes que en ese caso no pagan. Si acaso es un premio si Dios se los lleva a la luz. Están aquellos que son castigados en el camino de su vida, como decía Dante, y están los que son premiados en el camino de su vida. Depende de lo que han sembrado. Cuando llegan estas catástrofes, el castigo, por la enseñanza espiritual que hemos recibido, no es la muerte. La muerte no existe. Ves, la muerte nunca es un castigo: el castigo es lo que tu te encuentras en el mundo espiritual. Si ves obscuridad, sufrimiento, lamentos, entonces la muerte ha sido un castigo. En ese caso has sido arrancado con violencia de la encarnación en la que te estabas purificando para volver al mundo de las tinieblas. El que en cambio ha sido tomado del mundo de la material porque sufría y va al mundo de la luz ha sido premiado. Por lo tanto en ese caso las fuerzas de la naturaleza desarrollan un doble papel: premio para que ha sembrado bien, castigo para quien ha sembrado mal. La muerte es una puerta, nada más...

P: Pero quizás nosotros tenemos más miedo del sufrimiento que de la muerte...
R: Nosotros los hermanos no debemos tener miedo de la muerte. Pero en general el hombre tiene miedo de la muerte, sobretodo de la muerte.

P:  ¿Pero el sufrimiento es distinto de la muerte?
R: Nosotros tenemos más miedo del sufrimiento que de morir porque más o menos hemos comprendido que la muerte no existe. La humanidad en general teme la muerte porque cree que después no hay nada. Aún hoy, son cómplices las instituciones religiosas, el noventa y nueve por ciento de la gente, menos los que siguen el verdadero camino espiritual, creen que después de la muerte ya nohay nada. O incluso se les cuenta el cuento de que después resucitan si van todas las semanas a misar a comulgar. La resurrección es la reencarnación...

P: Exite de todos modos un miedo instintivo de la muerte que te empuja a luchar por la supervivencia...
R: Claro que si. El miedo instintivo de morir existe porque el órgano central que gobierna nuestro cuerpo es nuestro cerebro y su función principal, y menos mal que es así, es preservar su vida. Así es que el trabajo que hace el cerebro es puramente, sanamente y legítimamente egoístico, no es altruista. Al cerebro no le interesan los demás, se interesa de si mismo y yo instintivamente debo preservar mi vida y hacer que mi cuerpo esté bien: éste es el instinto de la naturaleza. Es decir que si hay un plato con un trozo de pan, el instinto de mi cerebro me empuja a usar todos los medios a mi disposición para tomarlo, incluso usando la violencia en contra de ti. Este instinto natural donde el cerebro te impone dormir, comer, tener sensaciones, es todo egoísta, todo puro egoismo. Pero de frente a este instinto interviene el espíritu: si es un espíritu evolucionado, si es un espíritu que tiene valores crísticos, dominará el cerebro y le dará órdenes que son contra la naturaleza instintiva del cerebro. El espíritu, que es la inteligencia que controla los tres elementos de los que está formado el hombre, el alma, el cuerpo y el espíritu mismo, impone al cerebro de dar el pedazo de pan a tu hermano incluso si tú morirías de hambre. La inteligencia interviene y dice ‘no, yo soy un discípulo de Cristo y doy la vida para que mi hermano coma’. Si yo se que mi hermano sufre y tengo una cierta evolución mi cerebro me obedece. La energía que alimenta esta orden se llama Amor. Es el amor el que debe dominar al cerebro. El amor no respeta las reglas cerebrales. El amor es la renuncia. Es donar sin recibir y si recibes es una recompensa. Para lograr que nuestro espíritu domine a nuestro cerebro hay que reencarnarse muchas, muchas veces porque el cerebro es duro. Pero es justo que sea así, de lo contrario habría un desequilibrio en el lado opuesto.
El cerebro puede ser dominado también por el espíritu. Muchos guru indios no comen días enteros, años, y están perfectamente porque su espíritu domina el cerebro. También la estigmatizada Teresa Newmann se alimentó durante 36 años sólo con la Eucaristía. ¿Cómo es posible? Porque el espíritu ordenaba al cerebro y le transmitía frecuencias que alimentaban el cuerpo: no era necesaria la comida porque era la inteligencia espíritu la que ordenaba al cerebro que cambiase las reglas. Si el espíritu es pobre, el cerebro le domina, el espíritu le aprisiona y el cerebro hace un montón de tonterías y se vuelve egoista. Esto vale para todos los grandes ricos, porque el cerebro domina a su espíritu, no es el espíritu el que domina al cerebro. El cerebro es sano mientras te da el bienestar. Después se puede enfermar de poder, de avidez y entonces no quieres sólamente estar bien, sino que quieres dominar a los demás. Y cuando sucede ésto el cerebro sale fuera de sus límites. Porque su deber es el de hacerte sobrevivir y estar bien, pero cuando te domina ya no es el cerebro, es el espíritu que está ordenando al cerebro de hacer cosas inauditas: esos son los espíritus perversos. Hay miles de millones de estos espíritus perversos en el mundo. Mientras el cerebro te vuelva egoísta para mantener tu status físico, para estar bien, ésto entra en la normalidad. Pero no es amor, no es evolución, no estás con Cristo, sino que estás dentro de las leyes de la naturaleza. Eres poco evolucionado. Cuando el espíritu te dice ‘somete al prójimo, enriquécete, haz la guerra’, eso no es sólo una preservación de la naturaleza, es dominar a los demás. En este caso el espíritu es diabólico, eres un soldado de las tinieblas, no te estás reencarnando para comprender, pero estás en misión con las fuerzas negativas, con las fuerzas de las tinieblas.

P: El cerebro y la inteligencia son dos cosas diferentes y la inteligencia está ligada al espíritu y a la evolución. Pero cuando afirmas que los japoneses son tan inteligentes, quieres decir que tienen mucho cerebro y que son muy evolucionados?
R: Quiero decir que han desarrollado el valor intelectual. Os explico la diferencia entre cerebro e inteligencia. ¿Qué hace el cerebro cuando tienes una necesidad física? Si te has cansado levantas los brazos para estirarte, lo haces instintivamente porque es una orden cerebral. Después hay movimientos musculares incontrolados como el corazón que es autónomo, y los controlados, depende de tus exigencias. Después hay una exigencia que podemos definir ambiental: tú te vistes, comes, tienes tus gustos personales, tus gustos culturales, etc. Pero no es inteligencia.
¿Sabes lo que es la inteligencia? Lo descubrirás tú misma. Tienes que decir: ‘Yo soy Francesca’.

P: Yo soy Francesca
R: Eso es la inteligencia. Si tu preguntas a un gato o a un perro cómo se llaman, no te contestarán. Pero si al gato le viene el instinto de comer, busca y encuentra. Ese es el cerebro. En cambio la inteligencia es ‘Yo soy. Yo pienso. Yo decido. Esto es positivo, ésto es negativo, ésto lo quiero, ésto no lo quiero, ésto me gusta...’. Esa es la inteligencia. Eso es el espíritu. Inteligencia y espíritu es lo mismo.
Los japoneses han desarrollado el espíritu, pero han desarrollado el valor intelectual que tiene el cerebro, sobre el plano tecnológico. Está claro que depende siempre de la evolución, pero se destacan en ese aspecto. Por ejemplo la raza negra destaca en el lado mágico, la raza roja en el espiritual, la raza rubia o nórdica en el valor sensual-erótico-creativo. Existe asi mismo una genética que reúne las cuatro razas, que somos nosotros los mestizos, que formamos el hombre completo. Efectivamente el hombre será rubio, rojo, amarillo y negro. Los cuatro fundidos en una única persona.

P: Volviendo al concepto del miedo me parece entender que para superarla debemos reconocer que somos Sus servidores, Sus siervos en Su obra.
R: Si, exacto. Si tú eres plenamente consciente de que eres siervo de Cristo no tienes miedo de nada.

P: Por los eventos bélicos en el Norte de Africa, este rumor de guerras,  me  parece entender que hay de verdad una aceleración exponencial de los eventos que, relacionados con los eventos naturales, nos indican que estamos viviendo en el periodo del apocalipsis.
R: Diría que si. Estamos en el periodo apocalíptico, aunque intentan esconderlo. Con los medios de comunicación de hoy las noticias, o bien o mal, nos llegan. Está claro que las más secretas no las sabremos nunca, pero lo más gordo logramos descubrirlo. Es decir que el Apocalipsis está al alcance de todos, todos sabremos lo que está sucediendo. Lo que está sucediendo en Medio Oriente, contemporaneamente con las catástrofes naturales que aparentemente parece que no tienen relación una con la otra, pero la tienen, es el comienzo de esa chispa que desencadenará una guerra. Porque quieren hacer una guerra contra Irán, quieren intervenir en Libia. De hecho quieren preparar un escenario  mundial para promover la guerra contra China, que es el peligro más grave para el Occidente. En resumen, entre catástrofes naturales y guerras no se nos presenta un bonito panorama. Por este motivo antes os he dicho que no debemos tener miedo y nosotros que conocemos la verdad no debemos hacer el mismo error que nuestros padres que han dedicado su vida a garantizarnos un futuro material. Sé que ésto puede desconcertar, alarmar. Seré acusado de catastrofismo, de que os quiero robar el dinero. Porque me espero que las autoridades, los potentes, antes o después me acusarán de ésto.
Pero para mi no hay futuro. Cada uno es libre de creerme o no, pero después los eventos me darán razón. No hay un futuro. Yo no me dedicaré a preparar un futuro a mis hijos, para que lleguen a ser empresarios, comprarse una casa, tener hijos, un trabajo. No les haré estudiar en la universidad para garantizarles un futuro económico. No, no lo haré. A mis hijos intentaré prepararles un futuro espiritual, que se salven el alma, porque no hay nada más que hacer. No subestimeis lo que os digo. También por este motivo no soportarán que yo hable y por ello me querrán matar. Porque yo digo que no hay futuro. Cuando en las conferencias o en la televisión yo digo a la gente que es inútil que ahorren el dinero para comprar una casa, porque no hay futuro, yo provoco irritación, miedo, desconcierto, odio hacia mí.
¡Nuestros padres han errado clamorosamente, porque el futuro no es éste! El futuro es salvarse el alma. Y dado que soy consciente de lo que sucederá yo debo dar lo necesario a quien me ha sido encomendado, pero más allá de ésto puedo enseñarle a rezar, a ayudar al prójimo, a amar a Jesús. Formo su futuro en este sentido. Aunque me acusen de ser un padre desnaturalizado, yo no construyo la casa a mi hijo porque tanto sé que será destruida por una guerra o una catástrofe. Y en mi caso morirán desilusionados y me dirán ‘querido padre estigmatizado, pero tu sabías todo y en vez de enseñarnos como crecer y prepararnos, nos has ilusionado, nos has engañado’.

P: ¿No era quizás a esto a lo que aludía Jesús cuando dijo ‘construid la casa en la roca’?
R: Exacto. Y también ‘construid tesoros en el cielo y no en la tierra’.

P: El cerebro es un instrumento plástico que puede ser modificado sólo si entramos en la conciencia Crística, del espíritu y del alma.
R: Es exactamente lo que hemos dicho antes, con palabras diferentes. Porque el espíritu es la entidad crística que nosotros tenemos. Podemos hacer que se vuelva demoníaco o crístico, depende de nosotros.

P: Cuando dices que nosotros tenemos las características de las cuatro genéticas, te refieres a nosotros los latinos, europeos y gentiles?
R: Si, sobretodo a los mestizos en el pueblo latino, pero también parte del Medio Oriente, de los árabes. Obviamente hay justos también entre los japoneses o los nórdicos, pero la raza del futuro será la concentración de estas cuatro, que ya está en acto porque nos estamos mezclando: se casan japoneses con italianos, nórdicos con rusos, etc.

P: Volviendo al Japón, en algunos filmados del tsunami publicados en youtube se ven ufo...
R: Te tengo que dar una mala noticia, porque hemos analizado las imágenes y te confirmo que se trata de helicópteros. De todas formas siempre está su presencia en estas catástrofes.

P: He visto también que han salvado la cúpula de la central nuclear que estaba por explotar.
R: En casos de eventos catastróficos que pueden comprometer la supervivencia de todo el género humano, si algo no sucede es de seguro gracias a la mano de los extraterrestres que no lo permiten porque no es todavía el momento de destruir todo. Y ésto lo siento, porque si yo fuera Dios no perdería ni siquiera un minuto en destruir a todos los hombres y salvar sólo a los buenos y a los niños. Hubiera hecho una buena limpieza. Ahora en Japón ha entrado en erupción también un volcán. Y os preanuncio que el próximo volcán que explotará será el Vesuvio.

P: En relación con el Apocalipsis de Juan ¿a la apertura de que sello correspondería el tiempo que estamos viviendo?
R: Estamos en la apertura del séptimo sello, el sello de la justicia, donde el ángel verte la copa de la ira Santa de Dios.

P: ¿A quien se refiere el ángel cuando habla del testigo que anuncia la apertura de este sello?
R: A la voz de aquel que grita en el desierto.

P:¿Qué es lo que provocará el desplazamiento del eje terrestre?
R: El desplazamiento del eje terrestre provocará lo que Setun Shenar ha dicho en el último mensaje que os he enviado: el cambio de la geografía terrestre. Os encontraréis el Círculo Polar Artico que llega a Florencia, veréis la Siberia con limones y naranjas, el Polo Norte en el Everest, el Polo Sur en el otro lado. Cambiará la geografía y aquí nos volveremos siberianos.
Actualmente el eje terrestre se ha inclinado 45º Sur-Sureste. Y según los extraterrestres se enderezará. Volverá a su posición actual gracias, o desgraciadamente, depende de los puntos de vista, a estos cataclismas que lo sacuden. El terremoto de Japón lo ha desplazado 10 cm., pero tenéis que pensar que el eje terrestre es un eje magnético y por lo tanto se desplaza. Pero si tú lo provocas repetidamente, siendo una aguja magnética, puede desviarse, resbalar. Y si se endereza, cambia toda la geografía de nuestro planeta. Y según los extraterrestres se enderezará.


P: ¿Entonces cómo será la linea del Ecuador?
R: Cambiará completamente. Yo tengo dibujos hechos por Eugenio Siragusa que muestran el desplazamiento del eje. Después hay otra cosa que no tenéis que subestimar: el Sol. El sol hará desencadenar el infierno en nuestro planeta. Además del cambio geográfico habrá también el sobrecalentamiento del planeta.

P: ¿Lo quemará?
R: No lo se. Pero de seguro lo purificará. Incluso en la profecía Maya sobre el 2012 el Sol es un factor determinante en el cambio. Estas tormentas solares se concentrarán sobretodo a partir de esa fecha. Los científicos dicen que habrá un caos eléctrico, los satélites no funcionarán, pero eso no es nada...

P: Me parece haber entendido que la vibración de nuestro sistema solar está cambiando y nosotros los humanos estamos involucrados naturalmente.
R: Estoy de acuerdo y debemos estar muy atentos. Estas vibraciones que cambian en base a las catástrofes, son vibraciones mucho más aceleradas, mucho más fuertes y quien no está en completa sintonía con la Tierra será agredido por las fuerzas de la naturaleza.

P: ¿Qué significa estar en sintonía con la Tierra?
R: Sintonía significa espiritualidad, justicia, paz, amor, amor hacia el prójimo y respeto por la naturaleza. Amar la naturaleza, amar al prójimo, amar a Dios. Si no hay ésto, y si no es completo, las fuerzas de la naturaleza son atraidas hacia ti y te agreden porque en este momento tienen el cometido de seleccionar. Cuando Jesús dice “...y vendrán los ángeles que recogerán...”, se refiere a las fuerzas de la naturaleza que separarán el grano de la cizaña. Entonces nosotros, individualmente y después como sociedad, debemos entrar en sintonía. Si hay una población que más o menos está en sintonía con la Tierra, no será tocada por las fuerzas de la naturaleza, aunque estén sentados sobre la falla más grande del planeta. Por el contrario, donde nunca ha habido un terremoto se pueden desencadenar fuerzas, porque las fuerzas de la naturaleza en este momento es verdad que hacen su proceso natural, pero también hay un comandante de las fuerzas de la naturaleza que están a las dependencias de Jesús Cristo. Jesús les manda o se sirve de un ángel particular que puede hacer intervenir estas fuerzas para hacer cosas aparentemente innaturales. Asi es que podría desencadenarse un tsunami en el lago de Como, o llega un huracán que destruye la ciudad. Eso parece algo casi artificial, innatural. Por lo tanto nosotros debemos estar en sintonía con la naturaleza donde quiera que estemos, lugares sísmicos o no. La vibración de la que hablas es así.

P: ¿Por donde pasa el tsunami, o donde suceden estos desastres, la Tierra vuelve al estadio denso?
R: Aparentemente denso. Diría limpio, armonioso, en sintonía; incluso con la tecnología más avanzada pero que respeta la naturaleza.

P: ¿Habrá que volver atrás a trabajar con las manos?
R: No es necesario volver atrás para trabajar por fuerza con las manos. Puedes trabajar también con un robot, pero tienes que amar la naturaleza. Si tengo una máquina que puede plantar los tomates y en vez de diez kg. que puedo producir con las manos, me produce mil, yo uso la máquina. Pero tengo que respetar la tierra. Tendré que decir a la máquina que no use substancias químicas, elementos radiactivos... Si hago ésto la naturaleza me respetará. En este momento está en curso una batalla muy violenta donde hay un sólo vencedor. En esta batalla está la naturaleza contra el hombre. Adivinad quien gana...

P: ¿Puedes profundizar el concepto de sintonía con la Tierra?
R: Estar en sintonía con la Tierra significa amar y respetarla, amar y respetarte a ti mismo, amar y respetar a los demás. Porque todo lo que es vida en nuestro planeta, tanto el hombre, como los animales, las flores, el agua... todo pertenece a la Tierra. También tú como ser humano perteneces a la Tierra, tú eres hijo de Dios, tu ser humano es hijo del hombre. Efectivamente Jesús nunca decía ‘Yo soy hijo de Dios’, pero decía ‘Hijo del Hombre’; porque amaba y respetaba la Tierra, porque sabía que El no pertenecía a Si mismo, pertenecía a la Tierra. Era Cristo el hijo de Dios, que estaba en El. Por lo tanto decía las dos cosas. ‘Yo soy el Cristo’, lo dijo al final, el día antes de que le mataran. Pero decía siempre ‘El Hijo del Hombre’.  Nosotros somos hijos de la Tierra y si queremos que la Tierra nos ame debemos amarla y respetarla como a una madre. ¡Nosotros incluso violamos nuestra Tierra! Entonces nos merecemos todos estos tsunamis. Es solo el inicio.

P: O sea que el amor máximo de Dios se expresa en la justicia, no en la misericordia.
R: No. El amor máximo de Dios se expresa en la procreación. El amor supremo de Dios es la creación, que es lo que nosotros hacemos cuando nos unimos a nuestra pareja y tenemos hijos. El se une a si mismo porque es andrógeno y crea universos: ese es el orgasmo del Amor de Dios. En cambio la expresión, no la creación, la manifestación, la acción más grande en la práctica del amor divino es la justicia. Porque la justicia mantiene el orden, la justicia mantiene la armonía, la justicia mantiene la paz, la justicia mantiene la igualdad, evita la marginación, la discriminación, el racismo. Sin la justicia el resto no tiene ningún significado. Lo único que puede prevalecer por encima de la justicia, pero que queda siendo siempre un acto de creación, es precisamente la creación, la procreación. Pero si no hay justicia que coordine después la evolución, ese acto creativo era mejor no hacerlo.

P: ¿Entonces El está justificado, en el sentido de que forma parte de la justicia, que se prive de 4 mil millones de cuerpos?
R: No es que El esté justificado de privarse de cuatro mil millones de cuerpos si acaecerían tantas catástrofes. El debe mantener viva esta célula de Su cuerpo. Por este motivo debe poner en acto la ley universal de la manutención sana y armoniosa de su propio ser, para no ser matado por los virus. El no elimina cuatro mil millones de personas, El elimina cuatro mil millones de virus. Eran personas, pero cuando eligieron de destruir el mundo que es una célula de Su cuerpo, se transformaron en virus. Esto es lo que no logro hacer comprender a la gente y me desespero. Cuando sois agredidos por un virus, no os poneis a discutir y le decís: “Querido virus, te mando a mi hijo Jesús, así tu entiendes...”. Dios es misericordioso, Dios es amor, nos ha enviado a Su  Hijo. Nosotros los humanos, en cambio eliminamos los virus sin rodeos. Estamos matando la Madre Tierra. ¿Pero que debe hacer este Dios para hacernos comprender que si no cambiamos nos tiene que destruir? Al final no es Dios que destruye, somos nosotros los que nos autodestruimos. Queremos absolutamente perecer. No los que estamos en esta sala, pero los hombres si. Quien tiene fe no debe temer nada.

P: A propósito de la profecía Maya Pier explica que en este último Catun hasta el 2012 es tiempo de elección. ¿Qué podrían elegir aún los poderosos de la Tierra para afrontar el gran  cambio?
R: Lo único que pueden hacer los potentes de la Tierra es suicidarse. Yo se lo deseo. Sufrirán menos, porque los potentes de la Tierra no merecen nada. Merecen sólo la segunda muerte, porque no hay casi ningún potente honrado.

P: El Planeta Tierra será poblado por muchos animales que harán la muerte segunda...
R: El planeta Tierra será poblado por muchos animales que sufrirán la muerte segunda ligera, es decir, los asesinos con algún atenuante. Mientras los grandes criminales, los grandes dictadores, los grandes corruptos no son ni siquiera dignos de estar en el cuerpo de los animales de esta Tierra. Irán a planetas donde hay condiciones parecidas a las del tiempo de los dinosaurios y serán animales que tienen que escapar continuamente de la agresividad de animales carnívoros. Deben vivir en el terror de animales, con la plena conciencia de haber sido estudiantes de universidad o de que tenían miles de millones en el banco. Y en cambio tendrán que pensar en como refugiarse en las cavernas. Estará prohibido comer carne y seremos vegetarianos, de lo contrario corremos el riesgo de comer la carne de nuestros parientes.

P: El pueblo indio es definido un pueblo espiritual. ¿Cómo se explican entonces los experimentos nucleares efectuados en el 98’ por este país?
R: La India es la cuna de la espiritualidad, del mundo, de una antigua patria, porque yo la conozco. Pienso que los potentes han vendido la conciencia crística de la India. La han vendido al demonio y yo me refiero al hecho de que han construido la bomba atómica. Te hago un ejemplo y consíderalo como un mensaje que te doy. Lo que hicieron a Jesús Cristo traicionándole, crucificándole en el cuerpo y en el espíritu, se lo han hecho a la India como Tierra. La India es una Tierra crística. Ha sido traicionada, procesada y crucificada por sus mismos jefes poderosos, jefes religiosos, espirituales, políticos. Esto significa que la India ha realizado el mismo camino que hizo Jesús Cristo. La India como espíritu universal, como espíritu crístico. Y así como Cristo resucitó, la India resurgirá, volverá a ser la cuna de la espiritualidad, porque la enseñanza de los grandes genios crísticos que se han sacrificado llevando el estandarte de la enseñanza de la India. Pero la India ha sido traicionada. Cuando fue construida la bomba atómica fue literalmente crucificada, porque era la antítesis del sueño de Yogananda. Por lo tanto el pueblo, si es cómplice, paga; los que no eran cómplices no pagarán.

P: ¿Quien está en sintonía con la Tierra y vive en las costas, no debe alejarse y debe permanecer en su lugar con fe como lo desea Dios?
R: Quien está en sintonía con la Tierra y lo sabe, sabe también cual es su misión. Quien no está en sintonía con la Tierra no sabe nada. Si tu misión es la de estar en la costa, estarás en la costa. Si tu misión es dejar la costa e ir al Etna, dejarás la costa e irás al Etna. Pero si no estás en sintonía con la Tierra, donde quiera que vayas, incluso al monte Everest a 8.848 m., no tendrás escape. Si por el contrario estás en sintonía con la Tierra, te puedes poner en una lancha neumática de dos metros cuadrados nada menos que en el medio de un tsunami y aunque llegue una ola de 1.000 metros de altura, el tsunami se desplaza y deja un vacío de aire alrededor de tu lancha. Debemos saber cual es nuestra misión. Si mi misión es vivir en montaña y me quedo en la costa, estoy desobedeciendo. Debo estar donde tengo que estar y debo de saber donde tengo que estar. Yo puedo de seguro ayudaros y daros alguna indicación, pero no puedo sustituirme a vosotros.

P: Prevés que en breve plazo habrá ulteriores empeoramientos a nivel geológico y nuclear en Japón? Tengo un hermano en Tokyo, en la Embajada que paradójicamente ha demostrado una desconcertante y diabólica frialdad e indiferencia de frente a estos acontecimientos acusando a la mujer de excesivos alarmismos dictados por nuestra ignorancia. Cuando intenté compartir algunos conceptos espirituales me dijo que necesitaba un psicoanalista y que por lo mucho que me quiere lo pagaría de su bolsillo.
R: No te preocupes, te creerá cuando Tokyo será completamente devastada y destruida. Preveo empeoramientos en todo el mundo. De todas formas os he explicado que Tokyo ha sido elegida porque el Cielo ha querido demostrar que la tecnología más avanzada de la Tierra no puede hacer nada ante las fuerzas de la naturaleza. Porque si hubiese sucedido en Africa, nadie hubiera hecho caso, se hubiera hablado un poco pero no con esta intensidad. Dado que sucedió en Japón, en la nación más potente y avanzada a nivel tecnológico, esta es la prueba de que no podemos hacer nada contra las fuerzas de la naturaleza.

P: Durante el proceso de purificación de la Tierra, toda la materia que hemos creado nosotros donde irá a parar?
R: La función de purificar la Tierra por parte de las fuerzas de la naturaleza es muy clara y sencilla: eliminar al hombre. Lo demás se arregla solo. Se ocuparán los extraterrestres de eliminar la radiactividad. La tierra tiene un programa bien preciso. También las fuerzas de la naturaleza en este momento tienen un programa bien preciso y lo quieren hacer con toda la pasión. Quieren quitarse al hombre de en medio, le quieren eliminar. Se detienen o se aplaca en parte la ira de la naturaleza cuando deben ser preservados determinados individuos y me refiero a hombres, mujeres, niños, ancianos, esos individuos necesarios no sólo para repoblarla, sino repoblarla también con la ciencia. Los que no sirven más desde el punto de vista negativo y los que en cambio sirven pero deben irse a la luz, perecen. El motivo principal por el cual las fuerzas de la naturaleza existen con esta violencia no es sólo la purificación. El motivo principal es también y sobretodo transmitir un mensaje Verdad al hombre, podemos llamarla regla, mandamiento que el hombre ha olvidado, del cual el hombre se ha burlado, que es el temor de Dios.
El hombre no debe tener temor de Dios si se comporta bien, si pone en práctica las leyes. Incluso cuando nos equivocamos Dios es bastante tolerante. El hombre tiene que errar para comprender, para conocer lo que significa el bien y el mal. Pero el hombre se burla de Dios, Le pisotea y si pudiera mataría a Dios. Por este motivo las fuerzas de la naturaleza actúan por instinto divino, es decir, natural. Natural y divino para mi son lo mismo, porque la nueva filosofía, la de Giordano Bruno me ha enseñado que no hay que separar Naturaleza y Dios, como en cambio ha hecho la Iglesia blasfemando. Naturaleza y Dios son lo mismo. Es incluso mejor decir ‘Dios está en la naturaleza’, es decir Dios compenetra a la naturaleza.
Por lo tanto, cuando la naturaleza viola al hombre de esta forma, es porque no está en sintonía con la espiritualidad. Los terremotos es verdad que los ha habido siempre, pero hay terremotos y terremotos, hay catástrofes y catástrofes. Las catástrofes de Pompeya y de Ercolano no sucedieron por casualidad: el Vesuvio ha hecho erupción miles de veces pero como esa vez no ha erupcionado nunca. Destruyó dos ciudades en dos horas, porque los hombres se apareaban con los animales: no eran sólo degenerados, eran también perversos. Se apareaban con animales, los padres con los hijos y los hermanos. Otra Sodoma y Gomorra. ¿Y qué hizo la naturaleza? Les eliminó a todos. De hecho en las excavaciones encontramos por todos los lugares dibujos de hombres que montan animales. Las casas de los ‘bunga bunga’ en aquellos tiempos eran algo normal. Un día el volcán se enfadó y se ocupó del asunto. Podrían internarme en un manicomio por lo que digo, pero ésto lo comprenderán los estudiantes del futuro, los que estudiarán esa disciplina que yo llamo ciencia del espíritu. La ciencia del espíritu entrará en el corazón de las futuras generaciones. Pero ahora como puedo hablar de la ciencia del espíritu a esta humanidad?  Antes tienen que llegar tsunami, maremotos y terremotos y quizás, digo quizás, se empezarán a hacer alguna pregunta. Piensa en cuando se ha engangrenado de materialismo... Y después llega el Papa que escribe este bonito cuento. ¿Cómo hacemos nosotros para despertar a las almas cuando los representantes de las Iglesias son más perversos que nosotros ciudanos comunes? Me dan ganas de quedarme sin voz aquí... la voz que grita en el desierto... ¡ésta es la voz que grita en Marte! El desierto en comparación ya es una ciudad grande. Yo os puedo preanunciar que no habrá más signos divinos. Los únicos signos visibles serán las Virgencitas que llorarán, los estigmas de vuestro hermano y de algún otro hermano en el mundo, porque no creo que estoy yo solo, y algún signo del Cielo. Los signos que harán temblar de miedo a la humanidad serán las catástrofes. Es más, estoy seguro de que ciertas catástrofes, ciertos tsunamis, ciertos maremotos o ciertos desplazamientos formarán dibujos en sus movimientos catastróficos para dar a entender a todos quien está detrás. Podríais ver un tsunami que forma un vórtice en forma de cruz, o que lo único que deja de pie es una cruz. Sucederá ésto. Y detrás está Cristo. El dijo ‘y habrá terremotos,  maremotos y guerras en todos los lugares...’ ¿Por qué el Papa no dice ésto? ¿No es éste el tiempo? Pero él dice que es metafórico, es simbólico, está en el eterno presente, que no hay que profetizar, que Jesús no es un clarividente. Si El no es un clarividente, ¿entonces quien lo es? El es el más grande clarividente de la historia de la humanidad. Yo soy sediento de justicia.

P: Efectívamente respecto a cuando te he conocido hay más justicia en tus palabras.
R: Ahora hay más justicia en mis palabras y también públicamente pido a Dios justicia, denuncio con malas palabras a los potentes, al Papa le digo cosas fuertes. Pero también antes estaba sediento de justicia. La diferencia es que ahora pido a Dios delante de todos lo que mi corazón desea, un poco cómo lo hacía Eugenio Siragusa, con deseo de justicia. No en el silencio de la oración.

P: ¿Es éste el último Papa? Uno se va y escapa...
R: No, creo que sea el penúltimo. El que escapa creo que sera el último, escapa porque tiene miedo. Pobre Jesús... De todas formas hacemos la voluntad de Cristo, aunque soy un sediento de justicia yo me remito a sus decisiones, jamás replicando.

P: En un evento catastrófico como el que ha sucedido en Japón, a través del cual la naturaleza pone en acto un plan de selección, ¿pueden ser involucrados también hombres positivos?
R: Yo no tengo el archivo de Dios con nombres y apellidos de los que se han salvado en Japón. La muerte es una puerta, no es un castigo. Quien debe permanecer en vida lo hace por dos motivos: puede continuar haciendo el bien o continuar haciendo el mal. Esto vale también para quien muere: o va a la luz o va a las tinieblas, depende de lo que ha sembrado. Es decir que si en Japón han muerto algunos y otros no, no significa que quien ha muerto ha sido castigado y quien ha quedado vivo ha sido premiado, porque pudiera ser perfectamente lo contrario, ya que ‘los vivos envidiarán a los muertos por lo que sus ojos tendrán que ver’. Entonces quien  muere es mejor que se vaya, aunque tenga que ir a un lugar para purificarse. Mejor que aquí, donde quiera que vayas en este momento, incluso en el más profundo de los infiernos, estarás mejor. Si he hecho errores iré a un lugar con no mucha luz, si he sido bueno iré a la luz. Pero estaré mejor en cualquier lugar que aquí. Aunque termine jugando a cartas con Satanás en el infierno, será un pasatiempo si lo comparamos con lo que hay en este planeta: en este mundo donde niñas como Yara son apuñaladas y sacrificadas, matadas cruelmente, treinta mil niños mueren diariamente de hambre, la mafia, la corrupción, los bancos, la droga, las guerras, las bombas atómicas, la contaminación... ¿Pensáis de verdad que el infierno sea peor que aquí? Así que si llega un terremoto yo pido que me trague rápido, donde quiera que vaya, porque estoy seguro que encuentro un lugar mejor que éste. Yo en este mundo, todas las mañanas cuando me levanto, me siento quemado vivo por las llamas. Me levanto con la angustia. No por mi mismo. Yo estoy sereno. Enciendo la televisión y me pregunto que noticias habrá, que mails recibiré... me dan ganas de terminar con todo y menos mal que está Cristo y sigo adelante. Y mis hermanos. Porque no puedo más vivir en este mundo. Prefiero morir. No tengo ni siquiera la fuerza de luchar. Porque yo apoyo a los magistrados, Ingroia... porque estáis vosotros, porque sois mis hermanos en Cristo. Pero si estuviese sólo me dejaría morir. Si no estuviesen nuestros hijos, nuestros niños me hubiera ido ya hace veinte años.

P: Con referencia a la poesía maravillosa recitada al inicio, donde dice que Jesús transformará todos nuestros corazones como el suyo... ésto significa que tenemos valores crísticos que debemos intentar desarrollar. ¿Pero cuando los tendremos?
R: Cuando regrese Jesús, no tendremos más tiempo para transformarlo. Lo que hay, hay. Así que tenemos que transformarlo ahora. Pero tenemos que hacerlo bien como los niños. El sufrimiento que sentimos a veces sirve precisamente para transformar ese corazón y llevarnos a ser como El desea. Y si no logramos ser así cómo Jesús nos quiere, por cuanto Jesús nos ame, no podrá llevarnos al Reino de Dios. Yo daría la vida con tal de inculcar este sentimiento en vuestra cabeza y en mi cabeza. Porque estoy también yo en este camino. A veces me preguntan “pero tú eres un elegido?” No, yo soy un candidato a ello. Lo seré si doy la vida. Este es el problema. ...Pero tú tienes los estigmas, deberías ser uno de los 144.000... Yo soy uno de los hijos de los 144.000 y seré un elegido si daré la vida. Esto vale para todos vosotros hermanos. Todos tenemos que dar la vida y se puede dar de muchas maneras, tanto en el sentido físico, como dedicando la vida de cada día, minuto a minuto, segundo a segundo, a la causa de Cristo. Y entonces disfrutaremos de este Reino. Habrá la elección, es decir la herencia a este nuevo paraíso, porque en el mensaje de Setun Shenar hay también ésto, no hay sólo catástrofes.

P: ¿Tú has dado la vida también en precedentes reencarnaciones?
R: Yo he dado la vida en todas las reencarnaciones porque he venido aquí en misión, por lo tanto las reencarnaciones son vidas paralelas, no son vidas de karma. La vida paralela es cuando repites la misma experiencia. Cambia la costumbre,  la cultura, la sociedad, el alma colectiva, pero eres siempre la misma persona y cumples siempre la misma experiencia básica: nacer, crecer, difundir la filosofía, persecución, muerte y resurrección, que en mi caso es la reencarnación. En el caso de Jesús no hay reencarnación, El se toma Su cuerpo y lo resucita. La reencarnación vale también en vuestro caso, porque muchos de vosotros estáis aquí por misión, aunque no os lo recordeis; así que si os estáis reencarnando por misión, vuestra última vida es la misma que estáis haciendo ahora, sois predicadores, etc... Y algunos de vosotros estáis aquí porque habéis descontado karmas en las vidas precedentes y ahora estáis conociendo la Verdad; la redención que os ofrece Cristo os cancela el karma instantaneamente.
Si decís ‘Si, Señor, acepto Tu llamada’, aunque hayas sido Totó Riina en la vida pasada y hoy has renacido para purificarte. Jesús con un sólo borrón te borra todo el karma porque tú  has dicho sí a Su llamada. Este es el amor infinito que Jesús nos ofrece. Hemos dado asco en la vida pasada, encuentras a Jesús y si aceptas el arrepentimiento y Le ofreces tu vida, te cancela todo el karma.

P: ¿Qué piensas de la noticia de hoy publicada en el periódico ‘Libero’ que define el drama de las centrales nucleares en Japón ‘una estupidez’. Practicamente dice que todo está bien...
R: Bueno, Libero ha escrito también en primera página que yo soy el extraterrestre de la Fiscalía de Palermo. Y en el periódico de hoy han puesto en primera página la cara de Ingroia, donde prácticamente le han dicho delincuente. ¡Si ésto no es indicar a la mafia el próximo blanco! Entonces pienso de Libero lo que se puede pensar de los piraña que quieren devorar a un niño en una piscina. Esto pienso de Libero. Lorenzo ha escrito conmigo un artículo en defensa de Ingroia. Leedlo y divulgadlo.

P: La descripción de tu misión en las vidas precedentes donde al final has señalado también el mal y te han perseguido y matado, me hace pensar más en una condena o en un castigo. Muchas fatigas, como las fatigas de Sisipo.
R: ¿Estás seguro? Para comprender lo que ahora os diré debéis hacer un esfuerzo mental y espiritual notable, si no no comprenderéis. Pero os lo digo igual porque sois mis hermanos. No es una pérdida si tenemos que cuantificarla como ganancia. Yo agradezco a quien ha sido instrumento para hacerme lo que han hecho contra de mi en vidas anteriores, porque yo he ganado espiritualmente, me he evolucionado. Cuando ganas en un negocio, es una victoria, no es una pérdida. Yo siento ira hacia los asesinos de la vida por lo que hacen a los demás, no por lo que me hacen a mi. Cuando me hacen mal a mi yo se lo agradezco, porque aumentan mi evolución. El Padre, si yo no soporto, si yo reacciono con violencia, me castigará también a mi. Pero si soporto la violencia que padezco por la paz y gritando justicia es un premio que me están dando porque aceleran mi evolución. Yo me enojo con los potentes porque hacen daño a los demás. Y cuando intentan detenerme, y lo han hecho en el pasado, yo al final se lo he agradecido porque me hacen evolucionar, me han hecho acercarme más a Jesús, de seguro no me han hecho alejarme. Os hago un ejemplo. Cuando Giordano Bruno es condenado él es feliz. Es más, dice: ‘tenéis más miedo de pronunciar la sentencia que yo de escucharla’. Le agrada escucharla porque le están ayudando a evolucionar. Lo que Giordano Bruno detestaba era la violencia que ellos hacían a los jóvenes en la cultura, con la inquisición. Pero cuando al final le condenan, él está sereno. Sólo así se puede comprender a Jesús cuando dice ‘Padre perdónales’. Pero Jesús dice ‘Padre perdónales’ por lo que le están haciendo a El. No dice ‘Padre perdónales’ a los asesinos de la vida que están haciendo daño a sus hermanos. En ese caso no lo dice, al contrario, les castiga a todos. En lo que se refiere a Si mismo dice ‘Perdónales porque no saben lo que hacen’. Está claro que Jesús no tiene que agradecerles nada, porque Jesús es lo máximo de la evolución, no necesitaba evolverse para hacer lo que hizo. Mientras yo, aunque soy mensajero, tú y cualquiera, quien nos hace daño nos hace elevarnos en la evolución. Nuestra meta es evolucionar. El que se vuelve instrumento para hacernos daño es un instrumento del Padre que te está dando una posibilidad de evolución. Yo abrazo a mi asesino, le perdono, le doy gracias. Pero al asesino de mi hermano le agredo, le denuncio, le agarro a puñetazos si es necesario para defender a mi hermano. Es un derecho mio defender a los inocentes. Pero si me hacen daño a mí, no me interesa, si acaso lo agradezco.

P: En este caso tendrás que tener un hermano tuyo que te defienda porque tendrá que razonar de la misma manera.
R: Si mi hermano me defiende de mi agresor, yo dejo que lo haga. Es su derecho hacerlo. Pero si en la escritura del Padre está escrito que aquel es un instrumento y yo soy el mártir, te digo ‘detén la espada’, no la uses porque está escrito. Si no está escrito, no es una casualidad que estés tú ahí para defenderme. Pero si está escrito que una cosa tiene que suceder porque se debe cumplir una profecía y por lo tanto la Venida de Cristo, el Reino de Dios, eres tú el instrumento del demonio que quiere impedirlo. Entonces yo te detengo.

P: Entonces tenemos que agradecer a Satanás porque nos tienta y al mismo tiempo tenemos que hacer de todo para eliminarlo.
R: Por un lado debemos agradecer al Padre que nos manda a Satanás, porque nos fortalece. Pero en la batalla entre Satanás y yo, yo le quiero eliminar. Porque si no sucumbo y le elimino dirá ‘Mira que hijo fuerte que tengo’. El Padre es un gran árbitro y es un árbitro justo y misericordioso. Y usa todos estos instrumentos espirituales. Donde el Padre vive una situación difícil con nosotros es en el sentimiento, no ciertamente por la potencia. Tengo la sensación, y ésto está escrito en la Biblia, que el Padre se haya arrepentido de habernos creado. Hay una frase en la Génesis que yo no había entendido, pero que ahora entiendo más porque intento entrar en los sentimientos del Padre Creador. Antes de desencadenar el diluvio universal el Padre dice a Noé que prepare el Arca ‘Yo me he arrepentido de haber creado al hombre y por esta razón le destruiré’. E hizo llegar el diluvio universal. Y hoy creo que el Padre tenga de nuevo esta sensación, por el libre albedrío del que hemos excedido.

P: Pero en el Nuevo Testamento Jesús nos muestra la figura del Padre más tierna.
R: No es verdad porque Jesús retoma el pasaje del diluvio universal. ¿Cómo será la Venida del Hijo del Hombre? Por ésto me siento enfadado casi con odio contra el Papa. Porque Jesús lo dice claramente a sus discípulos cuando le preguntan ‘¿Cómo será Tu venida, Señor?’ ‘Cómo cuando sucedió el diluvio universal’. Mientras comían, bevían, se casaban, llegó el diluvio y les exterminó a todos. Así será la Venida del Hijo del Hombre. Esto es lo que quiero transmitir en mis próximas conferencias. Por este motivo en este poco tiempo que me queda intento infundir el temor de Dios si se me da la posibilidad. El maligno me obstaculiza en todos los modos posibles para impedirme de hablar, pero yo lo lograré igual. Porque el maligno no me puede detener ni matar. Si acaso quien me mata es el hombre, no el maligno. El maligno intenta impedirme de hablar porque sabe que hablando puedo suscitar en las personas el temor de Dios o el despertar. Por lo menos ésta es mi misión. Hay quien debe suscitar el despertar del espíritu con amor y misericordia. Yo devo suscitar el despertar con el temor de Dios. Yo tengo que aterrorizar a las personas con la Verdad. No con las amenazas, sino diciendo la Verdad; se la tengo que poner delante de la cara y hacerles elegir: ¿qué haces, quieres vivir o quieres morir?

P: En efecto al hombre le falta el temor de Dios...
R: Al hombre le falta el temor de Dios, el respeto de Dios y el respeto de las leyes. El hombre se ríe de Dios, blasfema contra El continuamente y trata a la Madre Santísima como a la última mujer en la Tierra. Por eso me siento tan enfadado. Pero obedezco, soy un soldado.

P: Tendríamos que probar a ver nuestras miserias desde lo alto...
R: Lo que yo siento, en lo que se refiere a nosotros, es que la Virgen y Jesús sienten ternura porque leen en vuestros corazones. Leen que tenemos dificultades y que a veces somos, como me digo yo a mi mismo, un poco miserables. Pero al final, dado que son seres divinos y ven lo más profundo de nuestro corazón y ven que de todos modos nos queremos, que buscamos la verdad, que nos esforzarnos de amarnos entre nosotros, si bien tenemos defectos que mejorar, porque no somos perfectos. Y si quieres voy más a fondo. En nuestro caso, ven una cosa, que ya he dicho otras veces y esta vez me permito de decirla en el nombre de Dios, ven los esfuerzos que hacéis todos para ayudarme. Y ellos lo aprecian. Mas allá de todos los defectos que podamos tener. Porque lo que estáis haciendo hoy vosotros, hermanos de las arcas, no lo hace nadie en la Tierra. No le interesa nada a nadie. Visto que Dios es justo, ve estas cosas, Dios no es sólo justo siempre cuando castiga, Dios es justo también en dar su mano afectiva a quien se esfuerza. Está claro que tenemos nuestros límites, miedos y a veces nos agitamos, pero después me véis, me abrazáis, me amáis, véis estos sagrados estigmas, rezáis por mi, estáis aquí, os esforzáis de ayudarme. ¿Esto Dios no lo ve? ¡Si lo ve! Lo aprecia y dice ‘pero este hijo –que soy yo- que tengo disperso en el mundo tiene amigos, tiene hermanos...’ ¡Claro que les proteje! No sería un Dios justo si no viese los gestos de amor que hacéis, porque todo lo que me hacéis a mi, os lo aseguro, lo digo en nombre de Dios, se lo estáis haciendo a El, no a mi.

P: Entonces tenemos la consolación más grande que pueda haber.
R: No se si tenéis la consolación más grande que pueda haber, ésto no me toca a mi decirlo. Pero seguramente tenéis una chispa de Dios con vosotros. Eso si. Porque cuando me hacéis una caricia, me dáis un trozo de pan, u os sacrificáis, os quitáis el pan de la boca para ayudarme, se lo estáis haciendo a El. Un día, cuando regrese, El dirá ‘¿te recuerdas ese día cuando Giorgio, tu amigo, estaba ahí desesperado, necesitaba ayuda... No era él, era yo que me escondía detrás...’
El lo aprecia ésto, así como aprecia también mis esfuerzos porque Jesús lee mi corazón. A veces me siento miserable, porque no soy preciso, no quisiera hacer ni un error, no quisiera retrasar la misión que estoy haciendo. A veces me parece que me pierdo detrás de mi mismo, como cuando se camina en círculos. Pero después encuentro de nuevo el camino, porque lo encuentro siempre. Y después está el otro lado. Veo al Señor que perdona mis pecados, mis errores, porque ve que me esfuerzo, que no me echo atrás nunca. Si me dice ‘sangra’ yo no digo ‘No, hoy estoy cansado’. En veintún años nunca he dicho ‘Señor, hoy no, te ruego’. Nunca. Ni siquiera una vez. Y lo digo con orgullo. Si me dice ‘agarra el coche y marcha rápido a las tres de la mañana’ no digo ‘No, mejor a las ocho de la mañana’. Esto nunca. O si hablo de Jesús, aunque haga cuatro días que no duermo, lo hago. Así es que El aprecia mi disponibilidad y perdona mis debilidades. No hay santos en la Tierra. Hay justos en la Tierra, pero santos creo que no. Después de la muerte uno se vuelve santo, pero durante la vida se hacen errores. Lo que Jesús premia es la disponibilidad. El cuando ve la disponibilidad y la humildad, aunque seas un pecador, El te premia.
Cómo en la parábola de los dos hombres que subieron al templo para rezar; uno era fariseo y el otro publicano. El fariseo, estando de pies, rezaba así dentro de si mismo: “Oh Dios, te agradezco que yo no sea como los demás hombres, ladrones, injustos, adúlteros; ni siquiera como este publicano. Yo ayuno dos veces a la semana; pago la décima sobre todo lo que poseo”. Pero el publicano se estaba a distancia y no osaba ni siquiera alzar los ojos al cielo; pero se golpeaba el pecho, diciendo: “¡Oh Dios, ten piedad de mi, pecador!”.
Jesús premia al pecador, no al fariseo, porque ‘quien se ennoblezca, será rebajado y quien se rebaja será ennoblecido’. Así somos nosotros. Somos pecadores humildes e intentamos esforzarnos para hacer todo lo que podemos hacer. Este Dios observa, guardad ésto dentro vuestro como un tesoro, porque ser humildes es lo más importante. Pero nunca subestimarse. Y al mismo tiempo no ser arrogantes, ésto nunca porque pierdes todo. Es como si yo dijera ‘Señor, te sirvo desde hace veinte años, he dado todo y ahora me tienes que recompensar’. Dios no acepta la arrogancia, no la tolera, es muy violento contra la arrogancia. Nunca reprochar a Dios lo que tú has hecho por El, porque en fondo todo lo que hacemos no lo estamos haciendo por El. No pidas por ti mismo, sino por los demás. El aprecia, ama si tú pides por tu hermano, pero se enfada si pides por ti mismo. No lo aprueba. Y te dice ‘Te he mandado a mi Hijo, ¿no entendiste nada?¿No te ha enseñado que debes pedir por los demás y si tu pides por los demás y das a los demás yo te daré sin que tú pidas nada?’ No es necesario ni siquiera que lo pienses, si tú das a los demás, te llegará aún antes de que lo pidas.

P: ¿Y si pedimos ser fuertes?
R: Esta es otra cosa. No es una petición material. Yo estoy hablando de materia. Esta es una petición espiritual. Y por eso está el Evangelio que te lo dice “pedid y os será dado, llamad y os será abierto”.
Cuando pedis al Señor ‘dame fuerza, dame justicia, dame fe...’ el Señor te ayuda enseguida. Inmediatamente. En el sentido que Le sientes. Te hace encontrar a la persona justa, tienes un sueño, te sientes distinto. Y después, si lo pides por los demás, aún más. Pide fuerza para ti y para los demás.

P: En los últimos tiempos Jesús dice “Os mandaré el Consolador”. Yo me confundo un poco entre Consolador, Jesús Cristo, el momento del Consolador...
R: La figura del Consolador que tenemos todos en las arcas y en nuestras casas es técnicamente la cara del Apóstol Juan, lo debes ver como Aquel que personifica al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Por lo tanto ahì está Cristo, el Espíritu Santo y Adonay.

P: ¿Pero cuando veo al Consolador te veo a ti?
R: Absolutamente no. Yo soy el Consolador en la explicación de la palabra, de la Verdad, del anuncio de la Venida de Cristo, de la visita extraterrestre. Efectivamente cuando yo miro al Consolador no me veo a mi mismo, yo veo al Padre, hablo con el Padre, me enfado con el Padre, porque un hijo se puede enfadar con el Padre. ¿De lo contrario qué hijo es? Después el Padre le calma. Yo no pido nunca nada para mi. Pido siempre para la Obra, para quien sufre. A mi no me falta nada, tengo la Verdad dentro. Quien tiene la Verdad dentro ha conquistado el Universo. No el mundo, el Universo.

P: ¿Qué puedes decir del cuadro de Gioconda?
R: Leonardo pintó la Gioconda viendo al Consolador. Para evitar ser perseguido, porque era un iniciado, medio masón, lo pintó mujer. Pero él lo que veía en sus visiones era esta figura. Pero no lo podía hacer hombre, porque le habrían tomado por hereje y dado que tenía ideas revolucionarias podría ser castigado por la Inquisición.

P: ¿Quien era Leonardo?
R: Leonardo era una de las vidas paralelas de Juan el Apostol. De las que no se conocen. Porque las que se conocen son siete. Después hay vidas intermedias que son siempre importantes. Las misiones son siete, pero las vidas pueden ser más, porque tú debes equilibrar tu estado psicoespiritual. De todas formas siempre vidas positivas. De grandes artistas o de personas importantes, pero que no han hecho nada de mal. Siempre han dado una innovación en el arte, en la cultura o en la espiritualidad a esta sociedad.

Se concluye así otro bonito encuentro. Con mucha humildad guardamos como un tesoro las enseñanzas recibidas. Enseñanzas que quedan grabadas en nuestros corazones. Enseñanzas que nos iluminan, nos fortalecen, nos unen. Enseñanzas que aplacan nuestra sed de Verdad y nuestra sed de justicia y que nos proyectan hacia una nueva toma de conciencia.
En la espera de Su retorno con gran potencia y gloria.

Sandra De Marco, Sonia De Marco
San Giovanni di Polcenigo (Pordenone)
28 de  marzo 2011

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139