Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

Maestro_3PREDICAR A CRISTO A TRAVES DE LOS HECHOS
Por Sandra De Marco 2 de Septiembre de 2011

Agosto de 2011. Incluso los últimos perezosos pensamientos en cuanto al absurdo incremento de las guerras y conflictos armados en un escenario mundial cuyos equilibrios de fuerza apenas logran sostenerse al borde del abismo, reposarán plácidamente bajo el ardiente sol de este caluroso verano. Incluso el incesante repertorio de catástrofes y desastres naturales, que han sido divulgados con púdica parsimonia y que aleteaban indolentes, se desvanecerán como un espejismo a medida que se dejen atrás las cabinas de peaje, las estaciones de servicio, las agencias de viaje, los vuelos low cost y tour operators...  
Hasta el espectro de una economía mundial en colapso, el derrumbamiento de las bolsas y la quiebra de los bancos a causa del peso de deudas y especulaciones programadas diabólicamente, desaparecerán bajo el efecto embriagador del enésimo hechizo, al pronunciarse la palabra mágica: vacaciones.
Y aún más... catástrofes nucleares, enfermedades, contaminación, harbar, esclavitud, pobreza, pedofilia, delincuencia, hambre, corrupción, destrucción... una verdadera antología de los horrores que en estos días sofocantes serán congelados por un refrescante cóctel de egoísmo y cómoda resignación. Nada parece desanimar al impávido siervo de mammona. Desde el más grande al más pequeño, desde el ateo al creyente, desde el más pobre al más rico. Da casi la impresión  de que sus adeptos siguiendo un instinto de preservación de la especie y para salvaguardar el gozo de los mismos privilegios hayan adquirido, desarrollado y refinado un don realmente especial: la memoria selectiva. Una clase de antídoto de alta protección contra el aflorar de cualquier pensamiento que moleste, fastidie, o no sea agradable. Un dispositivo fascinante que conjuga perfectamente un miserable cinismo, con indiferencia y vil oportunismo. Capaz de activarse en cualquier lugar,  en las playas, en los refugios alpinos, en los oasis naturales,.. cruceros, montañas, lagos, safaris...  disponible ante cualquier eventualidad para calmar desde el comienzo el último síntoma de intolerancia de la propia conciencia. Y mientras un planeta Tierra atormentado y agonizante sigue aún esperando en vano nuestra voz, nuestra oposición y nuestra indignación, he aquí a millones de familias que acompañan alegremente en este clima vacacional a sus propios hijos, Sus parvulitos, en una última vuelta de carrusel antes de alcanzar el patibulo. He aquí a millones de jóvenes convenientemente adiestrados para seguir todo lo que es fútil y efímero, zambulléndose en un mar de apatía y llenando estadios, discotecas, cines, teatros... He aquí a millones de hombres y mujeres dedicándose a los pasatiempos más frívolos y a las diversiones más mundanas... Todos juntos, despreocupados, hacia la autodestrucción. Todavía sordos, todavía ciegos, cada vez más hipócritas.
Y de esta forma, abandonando sólo por un día este macabro escenario de inaudita locura, nos encontramos aquí, en este oasis de paz que es nuestra arca, para escuchar al Verbo, para nutrir nuestros corazones, para alimentar nuestros espíritus. Hoy el Cielo nos llama, el Cristo nos llama. Un nuevo llamado, una nueva etapa, unidos bajo un único estandarte y listos para una nueva orden. La salida a escena está próxima y hoy Cristo llama a todos sus soldados para que armados de pluma y boca salgan a despertar a las almas a la Verdad, y a anunciar al mundo entero Su regreso. A nosotros nos queda el deber de llevar a los justos, y a aquellos que tengan la humildad de escuchar, Su mensaje de esperanza y la certeza absoluta de Su venida. Para advertir que este tiempo es el tiempo de la elección, el tiempo de alinearse con el Bien o con el Mal. Porque no nos queda mucho tiempo. Los días del Apocalipsis ya han sido abreviados. Cristo mantendrá Su promesa y regresará con la espada y las cadenas de fuego. A los asesinos de la vida, a los tibios y a los indecisos ya no les serán concedidos nuevos llamados, ni la confesión, ni las indulgencias de la Santa Sede lograrán lavar sus culpas. La oscuridad de las tinieblas será su recompensa, mientras a los puros de corazón y a quienes trabajen a favor de la vida les corresponderá la salvación del espíritu y la luz del Nuevo Reino.
Giorgio toma la palabra:

¿Porqué estamos aquí hoy? ¿Y vosotros porqué habéis venido aquí? ¿Qué habéis venido a hacer, a ver qué? Me dirijo sobre todo a las personas que han recorrido muchos kilómetros para estar aquí. ¿Porqué habéis venido aquí? Si estáis aquí hay un motivo, ahora tratemos de entender el porqué. ¿Habéis venido a buscar dinero? No. ¿Habéis venido a buscar la salvación de vuestro cuerpo porque alguno de vosotros no está bien físicamente, o a lo mejor en nombre de algún pariente que está mal? Podría llegar a ser ésto también, pero no es el motivo principal. ¿Entonces porqué hoy con este calor no habéis ido al mar? No habéis ido al mar, no os habéis ido de vacaciones... O igualmente habéis renunciado a un día de vacaciones y habéis venido aquí. Y aquellos que aún trabajan en agosto os habéis pedido un día de permiso y mañana tendréis que regresar. ¿Qué os empuja a venir aquí? ¿Qué pretendéis de mí? Tenéis derecho a pedir. Vuestro espíritu tiene derecho a saber y yo tengo el deber de responder a vuestro reclamo interior. En este momento ninguno de vosotros está hablando. Ninguno de vosotros en este momento está haciéndome preguntas con la boca, con la voz. Pero yo siento vuestros corazones, la mayoría de ellos. Siento que queréis saber. Queréis  algo que os dé una esperanza, una certeza, una indicación, una respuesta. Y tenéis el derecho a preguntarme. Habéis venido a propósito, ninguno de vosotros está aquí por casualidad. Queréis saber y tenéis el derecho. Y las señales que llevo me dan el derecho a responder. El derecho a hablar de Cristo. Porque os hablaré de Él. No oiréis otra cosa de mí. La palabra de Cristo es sobre todo Su vida, Sus enseñanzas, Su mensaje. Pero es también lo que está viviendo el mundo hoy. Si Cristo es el centro del mundo, o incluso el centro del Universo, no pueden no ser importantes los acontecimientos que se están manifestando en el mundo. Estos acontecimientos están perfectamente relacionados con el Evangelio y no sólo con el Evangelio sino también y sobre todo con otro que los encubridores de la Verdad, que residen sobre todo en el Vaticano, nos ocultan: el libro del Apocalipsis de Juan. Y por lo tanto hoy hablaremos de ésto. Hacedme preguntas, estoy a vuestra disposición. Puedo responder a todas las preguntas inherentes a la grave situación que estamos viviendo, y a cuáles son los proyectos del Cielo para nuestro mundo. Pero antes veamos que nos quiere decir Jesucristo. Yo pido que sea Él quien hable, quien os responda. Y lo vemos del Evangelio. Porque el Evangelio es una enseñanza moderna, no es antigua. Y yo os lo explico en clave moderna.
 
Giorgio abre el Evangelio, una página “al azar”, y después de algunos instantes de silencio comienza a leer:

“Mientras iban caminando, alguien le dijo a Jesús: '¡Te seguiré adonde vayas!'. Jesús le respondió: 'Los zorros tienen sus cuevas y las aves del cielo sus nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza'.  Y dijo a otro: 'Sígueme'. El respondió: 'Permíteme que vaya primero a enterrar a mi padre'.  Pero Jesús le respondió: 'Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú ve a anunciar el Reino de Dios'. Otro le dijo: 'Te seguiré, Señor, pero permíteme antes despedirme de los míos'. Jesús le respondió: 'El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios'.” Después de estos hechos el Dios designó a otros 72 discípulos y los mandó de dos en dos adelante suyo a cada ciudad y lugar a donde estaba a punto de ir. Les decía: “La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos.”

Giorgio levanta la mirada y añade: “Este pasaje es para todos vosotros que me estáis escuchando. ¡Para todos!” y continúa...


Por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies. Id; he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado; y a nadie saludéis por el camino. En cualquier casa donde entréis, primeramente decid: Paz sea a esta casa. Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros.  Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa. En cualquier ciudad donde entréis, y os reciban, comed lo que os pongan delante; y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.” Hoy habéis venido aquí para escuchar estas palabras. Esto significa que el Señor os llama. El Señor nos llama. Vosotros que estáis escuchándome no sois 72, sois más de 100. Habéis venido aquí porque Él os ha indicado el camino para escuchar a un mensajero Suyo. Porque soy un mensajero, no un Maestro. Soy Su mensajero, que os está preparando el camino. Si habéis venido aquí es porque potencialmente podéis predicar la palabra de Dios, convertiros en mensajeros de Cristo. Pero esto significa que deberéis dejar todo, toda vuestra vida material, y dedicaros sólo a Él y a vuestra familia, si tenéis una. Porque servir a Cristo significa lo que dijo a Su discípulo 'Deja que los muertos entierren a sus muertos'. (Lucas 9.60). La muerte no existe, nuestros seres queridos están cercanos a nosotros y son felices ya que viven en la luz. Nosotros estamos tristes porque les echamos en falta y es legítimo que les echemos en falta. Pero ellos nos indican el camino que tenemos que recorrer hasta que nuestra tristeza se convierta en alegría. Ellos nos indican el camino y el camino que nos indican es el de Cristo. No pueden indicarnos el camino del diablo. Y por lo tanto si queremos que ellos sean felices tenemos que serlo también nosotros. Si nosotros queremos su felicidad, tenemos que ser felices de servir a Cristo. Tristes por lo que ocurre en el mundo, ésto si. Pero felices por lo que Cristo pretende de nosotros: Servirlo. Y por lo que nuestros seres queridos quieren de nosotros, para que no lloren en la Luz, para que estén alegres. Pero si nos ven sufrir, ellos también sufren y no se lo merecen. 'Después de ésto, el Señor designó a otros setenta y dos discípulos'. (Lucas 10.1) Con el símbolo de los setenta y dos discípulos Jesús también se está dirigiendo a vosotros. Los setenta y dos discípulos de Cristo estaban por afuera de los doce y representan simbólicamente a todos aquellos que creen en Él y que se convertirán en Sus discípulos. Por lo tanto Cristo llama a setenta y dos 'los envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar', los envió al mundo. Por lo tanto Cristo os manda al mundo, Cristo nos manda al mundo a predicar Su palabra. Y Su palabra no es la liturgia de la misa que celebran los sacerdotes. Puede hacerlo quienquiera: el laico, el hombre casado, el soltero, vosotros... Si sois cristianos podéis divulgar el mensaje. Y Jesús también dice que advirtamos que Él regresará a instaurar el Nuevo Reino. Y luego maldice algunas ciudades: '¡Ay de ti,  Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Que si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que sentadas en cilicio y ceniza, se habrían arrepentido.' (Lucas 10.13) Y anuncia la justicia divina. Por lo tanto a vosotros que estáis hoy aquí, os es anunciado que pronto regresará Jesucristo con Potencia y Gloria. Y que será acompañado por seres que vienen de otros mundos. Es decir que estamos escuchando dos revelaciones: que Jesucristo regresa a la Tierra y que el Universo está habitado por seres humanos y espirituales que son Sus Ángeles. Entonces tenemos que prepararnos para ello y preparar a todo el mundo que nos rodea para este acontecimiento. Desde el momento en el que habéis venido hasta aquí estáis asumiendo una gran responsabilidad, que es la de decirlo a todo el mundo. Y al decir 'todo el mundo' no se os pide que atraveséis a lo largo y a lo ancho la Tierra, porque no tenéis la posibilidad, ni el dinero, ni los medios, y tampoco el poder de hacerlo. Cuando el Evangelio, es decir Jesús, os dice: 'Id a todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura' quiere deciros 'id y predicad a todo vuestro mundo mi Mensaje'. Al mundo que os rodea. El mundo nuestro y vuestro, que no es toda la Tierra. Es el lugar en el que habitáis, es la familia con la que convivís, los amigos con los que os encontráis, los colegas con los que trabajáis. Las personas con las cuales os encontráis por casualidad y con quienes entabláis un diálogo. Ese es vuestro mundo. Cada uno de nosotros tiene alrededor un cierto número de personas. Veamos un ejemplo. Digamos que cada uno de vosotros quién más quién menos, puede tener alrededor de unas ochenta personas que giran alrededor de su propia vida. Y haciendo el cálculo de todos los parientes de todos los amigos, de todos los conocidos, y de todos los colegas de trabajo, quizás sean hasta incluso más. Entonces en el momento en que vosotros sabéis acerca de un hombre que lleva los estigmas de Cristo y que se llama Giorgio Bongiovanni – pero podría llamarse también Paolo Rossi, o bien Padre Pio o San Francisco, porque no es la persona lo que cuenta sino lo que vuestros ojos han visto y vuestros oídos han escuchado -... en el momento que habéis dicho 'voy, escucho'... desde el momento en el que habéis escuchado el pasaje del Evangelio que abrimos juntos en el que dice 'id y predicad a la gente' significa que ya no sólo tenéis el derecho a escuchar. Tenéis también el deber de contar. En el momento en el que salgáis de este lugar, tenéis el deber de informar. Y lo tenéis que hacer a pesar de que no creáis en nada de lo que tengo que deciros. Porque tenéis el derecho a elegir, la libertad de decir 'no creo en nada' pero tenéis el deber de informar sobre lo que habéis visto y escuchado. Aunque no nos creáis. Esa es la verdadera libertad, la verdadera hermandad, la verdadera democracia. Hacer conocer lo que una persona ha conocido y que otros no han conocido. Y ésto está dirigido a quien de vosotros es laico, para quien quizás no cree en lo que digo y lo respeto. Pero vosotros que estáis aquí y que me escucháis y que sois la mayoría de quienes están aquí dentro, desde el momento en el cual nos hemos saludado,  no importa si volveremos a vernos o no nos veremos nunca más, tenéis que decir lo que habéis escuchado porque tenéis que despertar a las almas. El derecho a escuchar que habéis adquirido se transforma en deber de divulgar el mensaje que habéis escuchado. Porque de lo contrario significa que habéis venido aquí por egoísmo, por miedo a perder la vida, para tratar de salvaros a vosotros mismos. En el Evangelio está escrito: 'Quien intente salvar la propia vida la perderá'. Es decir que si habéis venido aquí para salvaros a vosotros mismos habéis cometido un grave error. Si en cambio estáis aquí para salvar vuestra alma y la de los demás, habréis vivido una linda experiencia. Yo no soy el Salvador. No soy Jesucristo. En absoluto. Pero soy un mensajero y mi misión está a punto de terminar. Faltan pocos minutos para el final de mi misión. Pocos minutos universales, es decir, algunos meses, algunos años. Y después no sé si habrá alguien más que seguirá anunciando el Regreso de Cristo. Lo que sé es que Él vendrá. Y antes de que Él regrese habrá catástrofes que ni siquiera podéis imaginar, en las cuales a causa de cada una de ellas morirán decenas de millones de personas y no treinta mil como ocurrió en Japón. Por cada catástrofe, por cada golpe que darán las fuerzas de la naturaleza, morirán millones de personas. Cuanto mayor sea el empeño del hombre en tomar el camino de la violencia, de la guerra, del hambre, del odio, de la desesperación, de la división, del abuso, del dominio y de la tiranía, más aún las fuerzas de la naturaleza desencadenarán su violencia. Cuanto más se programen crisis como la económica financiera actual que lleva a las familias pobres al abismo de la destrucción y la pobreza, mientras los ricos se vuelven cada vez más ricos, más aún se desatarán y se abatirán con violencia las fuerzas de la naturaleza sobre los países ricos. Ahora, a partir del próximo año, los ‘incidentes naturales' ya no ocurrirán sólo en los países pobres. Se abatirán con una violencia devastadora incluso en los países ricos. Y esto a causa de que el hombre no tiene intenciones de modificar su propia metodología. No habrá nada que hacer, no hay potencia humana que pueda detenerlas. ¿Por lo tanto qué es lo que tenemos que hacer? Este pasaje del Evangelio nos dice lo que tenemos que hacer: tenemos que predicar a la gente. Y la predicación espiritual nos garantizará la preservación de nuestra vida. Efectivamente el Evangelio dice 'Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá' (Lucas 21.17) si tenéis fe. Entonces tenemos que tener fe y seguir adelante en el trabajo que estamos haciendo. En nuestro país pasaremos por pruebas muy duras, incluso económicas, pero esto no tiene que asustarnos. Si tenemos a Cristo en el corazón no tendremos miedo. Tenemos que continuar y tenéis que prepararos para estas catástrofes inmensas que dentro de poco, sobre todo a partir del próximo año, ocurrirán. Mirad todo el mundo me pregunta: '¿Giorgio. qué ocurrirá en el 2012?'. El 2012 es la última elección, es la elección definitiva, para elegir de que parte estar. Si eligís el bien, tenéis que trabajar por el bien, tenemos que trabajar por el bien. Dejar todo lo que es material, todo lo que nos tienta en la materia. Y hablo concretamente para aclarar mejor el concepto. ¿Qué es lo que nos tienta en la materia? La ambición de una carrera profesional es un ejemplo. Si se lleva adelante con un fin positivo, con la intención de ayudar al prójimo y mejorar la vida de los demás, entonces es una ambición positiva. Y es lo que yo les digo a los jóvenes de mi asociación que estudian en la universidad o que ya se han graduado: 'Tenéis que tener la ambición por una carrera pero vuestro objetivo tiene que ser el de mejorar la vida del prójimo. Porque si la ambición se basa en un deseo de hacer dinero y enriqueceros, estaréis perdidos e iréis a la muerte segunda. Es decir, que Dios os abandonará’. Vuestra carrera tiene que servir para ayudar en proyectos de solidaridad, porque es lo único que nos ha quedado, queridos amigos y hermanos que me estáis escuchando. En este mundo lo único que nos ha quedado es la solidaridad. Se ha terminado todo. Todas las grandes productividades en el arte, en la historia, en la música, en las matemáticas, en la física, en la arquitectura, en la literatura... todas han caído. Son todas prostitutas. Sólo ha quedado la solidaridad. Sólo si os ponéis a trabajar en la solidaridad y a través de ella expresáis el arte, la cultura, la literatura, la historia, la filosofía, las matemáticas, la física, la poesía... entonces tendréis éxito, seréis ganadores. Pero no tenéis que hacerlo por dinero. Tenéis que hacerlo para conquistar almas. Porque si esta sociedad no cambia, será destruida. No quedará nada. He sabido una noticia terrible y os la quiero decir, hoy que es 7 de agosto. Hay grandes esperanzas en el mundo. Los extraterrestres, que yo conozco y os puedo decir quienes son y de donde vienen y porque vienen,  me han dicho que han visto el futuro. O mejor dicho, han visto dos futuros. En la primera hipótesis, si nos llegáramos a arrepentir de inmediato, ellos harían un aterrizaje masivo en una zona neutral del mundo. En el desierto del Sahara o un país de América Latina, o incluso en Italia. Se dejarían ver por todo el planeta y nos ayudarían a resolver inmediatamente todos nuestros problemas. Entonces nuestra civilización se salvaría y seis mil millones de personas ya no tendrían ningún problema porque se proyectarían hacia una super civilización en alrededor de noventa días. En  noventa días pueden solucionar todos nuestros problemas: desde la energía, a la economía, a la supervivencia alimentaria, a la educación escolar, a la descontaminación del planeta Tierra. Es decir que sería desterrado el hambre en el mundo y todos estaríamos bien. Esto depende de nosotros. Ellos tienen este proyecto en reserva: noventa días y nos salvan el planeta. Pero también me han dicho, querido hermano, que si ésto no llegara a ocurrir, si los hombres no se arrepienten, si seguimos así o empeoramos como ya estamos haciendo, 5.500 millones de personas morirán físicamente a causa de tragedias, guerras nucleares y catástrofes naturales. Cuando me dijeron ésto me puse a llorar. Pero ésto es lo que me han dicho y lo que debo deciros. No podrían salvar a todos. Sólo podrían salvar a 500 millones de personas. No porque no tengan la tecnología, sino porque así les es impuesto por aquél a quien vosotros llamáis Dios. Y de estos 500 millones de personas sólo siete millones heredarían el Reino de Dios. Los demás irían hacia otros mundos para vivir en paz, pero no están en condiciones de vivir en el Reino de Dios. A mí gustaría que se salven todos. ¿A vosotros no?  Es una utopía, pero aprovechemos este poco tiempo que nos queda para hacer conocer a los demás el mensaje de Cristo. Porque cada alma que se salva es una posibilidad más de que todo el mundo se salve. Entonces poneos a trabajar.
Ahora haced las preguntas.”

P.: ¿Qué piensas de la teoría de la masa crítica espiritual y de comportamiento? ¿Es posible que en determinado momento nuestra situación cambie?
G.: “A pesar de que seamos manipulados, burlados, boicoteados, o engañados, somos nosotros quienes hemos puesto en el poder a determinados criminales. Somos nosotros los italianos, los americanos, o los chinos quienes los ponemos a gobernar. Es así. Por lo tanto si llegara a ocurrir que todos los poderosos se pusieran de acuerdo y la mayoría de los Estados del mundo milagrosamente optaran por una política económica y ambiental basada en el amor hacia el planeta y en la hermandad, los extraterrestres a quienes conozco personalmente, llevarían a la práctica un plan de salvación, gracias al cual todos obtendríamos beneficios. Incluso quienes eventualmente se opusieran a este acuerdo pacífico. Porque gracias a la mayoría de los hombres de la Tierra que quiere la paz y la solidaridad, ellos por amor se dejarían ver por todos y nos resolverían los tres problemas fundamentales que nos afligen: La energía, la alimentación y el problema de las armas, de las guerras. Por lo tanto basta sólo con quererlo. No hay una masa crítica. Si quieres saber específicamente, la masa crítica la podemos identificar con la mayoría de estos poderosos que nos representan y que se tienen que poner de acuerdo por un mundo de paz. Pero por los resultados veo que no nos interesa que el mundo cambie. Por más que seamos manipulados o engañados, cada uno hace su vida. Porque no veo protestas en las plazas, no veo salir a millones de personas que no aceptan la guerra en Irak. No veo a millones de madres y padres que le impongan a Berlusconi que retire las tropas de Irak. Lo que veo es a millones de italianos con bicicletas y barcos, en sus autos que dicen 'no me importa nada, me voy de vacaciones.' Por lo tanto no podéis pretender que alguien os cambie la vida si esta vida os gusta así como es. ¿Qué tienen que pensar los extraterrestres frente a una humanidad que pretende que se le cambie la vida y en una situación tan catastrófica se va de vacaciones en barco? Yo, al igual que ellos, sentiría que me están tomando el pelo. En este momento está ocurriendo una catástrofe económica, Italia está viviendo cuatro guerras y nadie echa a patadas al criminal que nos gobierna. Yo sólo puedo pensar 'Señor, se ve que hay seis mil millones de personas que desean ésto'. Y veo a un Papa que no dice nada frente a mil millones de cristianos que están muriendo de sed y de hambre. ¿Pero si Jesucristo estuviera sobre la Tierra haría lo que está haciendo el Papa? Si fuera realmente así preferiría aliarme con Satanás, al menos tendría más satisfacciones.
¡Pero acaso habéis visto lo que hizo Jesús! Jesús dió la vida por nosotros. Por nosotros que somos indignos.”

P.:  Hace un mes comencé a recopilar varios mensajes de audio de los hermanos extraterrestres, que considero que son verdaderos y a publicarlos en una página de internet que estoy administrando. Pero no me explico porqué los Señores de las Estrellas no se muestran masivamente a la gente. Creo que algo así cambiaría totalmente la forma de vivir y de pensar del hombre.
G.: “Si ellos no lo hacen seguramente hay un motivo. Estas civilizaciones que nos visitan no pueden intervenir directamente porque no son independientes en sus acciones. Tienen que obedecer a una jerarquía que está por encima de ellas. Y siguiendo esta jerarquía, por encima de ellas están los seres de luz, quienes a su vez obedecen a un personaje que nos visitó hace dos mil años, que se llama  Jesucristo. Es Él quien no quiere que se muestren. Es Él quien no quiere que intervengan directamente. Porque Su misión está inconclusa. De hecho cuando Él resucitó no se mostró a nadie. Se mostró sólo a dos mujeres y a doce personas. Y quiso que la Humanidad pague por la errada decisión de haberlo crucificado ya que tiene que vencer la fe y el corazón si queremos ser perdonados, y no la mente. Entonces Él ordena a los extraterrestres que hablen a los humildes, a los niños, que se dejen ver, fotografiar o filmar por la gente simple. También por los poderosos, pero de todos modos no escucharán. Pero no se mostrarán masivamente hasta que Él no de la orden.”

P.: ¿Y cuándo Jescristo dará la orden?
G.: “Cuando la humanidad esté con el agua al cuello. Dentro de algunos años, no más, porque ya nos encontramos con el agua al cuello. Los extraterrestres están aquí en misión y tienen que respetar nuestro libre albedrío. Cuando en 1984 estuvo a punto de estallar una guerra nuclear que podría haber comprometido la estabilidad del planeta, ellos intervinieron en las bases soviéticas y americanas. Yo les he visto, estuve dentro de sus astronaves... Por lo tanto tienes que tener paciencia, porque ellos se dejarán ver por todos. Apuesto mi vida por ello a cambio de un centavo. Puedes decir tranquilamente a todo el mundo que se dejarán ver y que son pacíficos, justos. No son caníbales como nos quieren hacer creer. Somos nosotros quienes nos comemos a nosotros mismos.  Hoy también frente a mi casa tuve una visita. Había tres grandes astronaves y las fotografié personalmente, pero no eran de metal, eran nubes en forma lenticular.”  

P.: Buenas tardes a todos. Soy Emanuele y represento junto a los chicos de Perugia y Véneto a una asociación que se llama 'rayo de luz activa'. Antes que nada te agradezco por la señal de la obra que estás llevando adelante. Nosotros también estamos trabajando en primera línea de acuerdo a los límites de nuestras posibilidades. Nosotros también estamos intentando dirigir el timón de la conciencia colectiva y hemos venido además para pedir vuestra colaboración. Estamos trabajando en un proyecto muy complejo, muy articulado en el cual está comprendido también el protocolo de primer contacto con las civilizaciones extra solares que han venido aquí de visita para ayudarnos. Ya estamos procediendo a entregarlo a todas las administraciones municipales, a los intendentes, a las policias, a todas las sedes de los gobiernos provinciales, a los periódicos, a las televisiones, a las radios y  algunos de ellos nos están escuchando. Pero necesitamos tener más visibilidad para informar a cuanto más personas sea posible, ya que nuestras conferencias al ser todas completamente gratuitas no logran cubrir todo el territorio nacional. Os invito sobre todo a una unión de intenciones, para perseguir el objetivo final que nos aúna a todos, que es el bien supremo del hombre.  
G.: “Muy bien. Mientras tanto quiero leer una copia del protocolo y trataré de daros algún consejo como veterano de los extraterrestres. Luego os daré una respuesta.”

P.: He tenido oportunidad de leer algunos artículos sobre los estudios de Corrado Malanga, un profesor de química orgánica, que hace regresiones hipnóticas con los abducidos. ¿Los consideras atendibles?
G.: “Las regresiones hipnóticas tienen que ser realizadas por los médicos, por los psiquiatras y por los psicoterapeutas. No por los autodidactas. ¿Si yo me declarara autodidacta en medicina y te dijera que tomes pastillas, lo harías? No. Entonces quien hace estas regresiones hipnóticas y no tiene el título para hacerlo es una persona que tiene que agradecer a Dios que todavía no haya sido denunciada por ejercicio ilegal de la medicina. Conozco personalmente a Corrado Malanga. Tiene actitudes de las cuales me disocio totalmente. Y en lo concerniente a su trabajo de investigación, creo que no es válido en absoluto. Porque ha sido demostrado científicamente que en las regresiones hipnóticas la persona puede decir parte de la verdad y esa parte que reside en su subconsciente. La teoría que él difunde declarando que los extraterrestres son personas un poco cínicas que abusan de nosotros, es una teoría absurda, que no tiene nada que ver con la realidad. Desde el punto de vista de la lógica. Una civilización que ha alcanzado la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz tiene que haber alimentado además los valores de la ética de lo contrario se habría autodestruido. Nosotros por ejemplo hemos alcanzado una evolución tecnológica notable, fuerte, pero estamos muy lejanos de la velocidad de la luz. Efectivamente, a pesar de tener esta evolución tecnológica notable, estamos al borde de la autodestrucción. ¿Te imaginas qué armas construiría el hombre si descubriera los motores que van a la velocidad de la luz? El hombre se autodestruiría antes. Entonces creo y sé que las civilizaciones extraterrestres que nos visitan son positivas. Los negativos somos nosotros. De hecho hay gente que mata a las personas y las conserva en el refrigerador. Pero no son extraterrestres. Son terrestres.”

P.: ¿De dónde vienen los extraterrestres que has conocido?
G.: “Los que yo he conocido provienen de las Pléyades, que son siete hermosas estrellas de la constelación de Tauro. Pero también de Alfa Centauro, de Orión, de Proción, de la estrella Sirio y de muchos otros cosmos. Físicamente he conocido a dos tipos, uno de Alfa Centauro y otro de las Pléyades, Son seres como nosotros es decir sus cuerpos también están compuestos de materia.  Mientras que los de las dimensiones superiores son seres de luz que ya no tienen la materia, son dinámicos. Y cuanto más arriba se va más aún estos seres gobiernan las dimensiones inferiores. Son dueños de la materia, pueden materializarse, desmaterializarse, viajar a la velocidad de la luz. Construyen las astronaves con la misma sustancia de la cual están producidos sus cuerpos y cuando entran en ellas asumen la misma forma de la astronave misma y se convierten en un único cuerpo. Y cuando salen manejan la astronave de la misma forma que tú manejas los dedos de tu pie y que está en sintonía con tu cerebro. Ésta es la ciencia fantástica que tienen estos seres. Así es como les he visto. Y Jesús es dueño de ellos. Ellos adoran a Cristo como Hijo de Dios, teóricamente como nosotros. Porque en cambio nosotros lo matamos. ¡Tendríamos que avergonzarnos!”

P.: Es muy lindo hablar con todos del Evangelio, pero muchas veces me percato de que las personas siguen mis discursos hasta un cierto punto y luego abandonan. ¿Cómo hacemos para comprender si alguien que nos escucha está tomándonos el pelo o si realmente quiere llegar a la Verdad?
G.: “Te lo explico con un ejemplo. Si quieres plantar muchas flores en tu jardín lo primero que haces es ir a comprar las semillas. Las semillas te parecerán todas iguales y por lo tanto las plantarás a todas de la misma manera, cuidarás de ellas y las regarás con el mismo amor. A aquellas que no crezcan las dejarás secar, mientras que a las demás las verás florecer y sentirás su perfume.”

P.: ¿A partir del 2012 iniciarán los castigos?
G.: “No se si habrá un castigo en el 2012. Realmente no lo se, pero lo deseo porque estoy cansado de luchar en esta humanidad. No deseo el castigo, sino que comprendamos que nos estamos equivocando y padeciendo los sufrimientos que nosotros mismos nos estamos causando. No se si en el 2012 habrá un castigo. Lo que se es que el 2012 es el último tiempo para elegir. Tenemos que elegir definitivamente porque no tenemos mucho tiempo. Pero luego todo lo que sucederá puede ocurrir en el 2012, en el 2013, en el 2014... y sé que ocurrirá. Es más, ya está sucediendo. Porque yo veo muchas señales en el mundo que se refieren al libro del Apocalipsis. La crisis económica mundial está en el Apocalipsis con el número 666. El número de la bestia es la economía mundial que termina siendo destruida, o que se autodestruye, no es el diablo con la cola. Y veo otras señales del Apocalipsis. También una probable guerra nuclear en los territorios santos de Medio Oriente, porque Irán está construyendo la bomba atómica, mientras que Israel ya la tiene... veo señales bíblicas, que sólo alguien que no quiere ver no las ve. Incluso los laicos las ven. Tengo muchos amigos laicos con los que hago muy lindas batallas sociales, la lucha contra la mafia y también en la política exterior, y ellos están totalmente de acuerdo conmigo, no en la religión que ellos no profesan, sino en la situación mundial. Estamos en una situación apocalíptica. Porque los recursos energéticos están a punto de agotarse, hay una lucha frenética en las grandes súper potencias para acaparar lugares como el Ártico, donde hay inmensos yacimientos aún vírgenes. Y oh casualidad en Noruega estallan bombas y los Servicios Secretos permiten masacres, para que este país democrático pueda convertirse en poco tiempo en una base militar. ¿Os habéis preguntado porqué? ¿Acaso eso no es el Apocalipsis? Por no hablar de Somalia, de todo Medio Oriente, de la crisis de los Estados Unidos de América donde el imperio americano ha sido incluso degradado. ¿Acaso no os hacéis estas preguntas? A esta altura ya no es una cuestión de creer o no creer, de tener fe o no tener fe. ¡Aquí se trata de tener interés por nuestra vida, por la vida de nuestros hijos.... Algo que va mucho más allá de lo que es el 2012! Ya estamos en el Apocalipsis, sólo que no la vemos, no la queremos ver. Estados Unidos es el país más endeudado del mundo ¡hasta Somalia es más rico! El problema es que no tienen el ejército más poderoso del mundo y es por ello que todos mueren de hambre. Estados Unidos sigue siendo el país que es porque tiene el ejército más poderoso del mundo, de lo contrario ya lo habríamos tirado a la basura. Es el único país que puede combatir diez guerras al mismo tiempo y ganarlas todas. Y tú no puedes decir nada, tienes que quedarte callado.”

P.: Quizás cuando no tengan el dinero para pagar su ejército solucionaríamos el problema.
G.: “Emitirán más billetes que obviamente no tendrán ningún valor, y como tienen el ejército más fuerte de todo el mundo nadie podrá quejarse. Ésto es lo que están haciendo estos señores. Y Obama también se  tiene que quedar callado si quiere seguir sobreviviendo dos o tres días más.”

P.: A través de un referendo el pueblo de Islandia rechazó el plan gubernamental de reembolso que habría hecho pesar el derrumbamiento de los bancos sólo sobre el pueblo islandés. Una clara toma de posición que impidió que les cargaran las deudas de los bancos privados y de los manager europeos que ubicaron los títulos en riesgo.
G.: “Nosotros también logramos vencer en el referendo en contra de la energía nuclear. Por lo tanto cuando el pueblo se une obtiene resultados. Pero probablemente haya alguna masacre, cambiará el gobierno y el ejército tomará el País. Entonces es cierto que en algunos países se ha dado una toma de consciencia envidiable. Pero luego cuando intervienen ciertas fuerzas no podemos hacer nada. A los italianos, por ejemplo, no nos han dicho la verdad acerca de ninguno de los atentados que hemos tenido desde Portella della Ginestra hasta los de Falcone y Borsellino. Ni un solo atentado: Portella della Ginestra, Italicus, Piazza Fontana, Ustica, Banca Nazionale dell'Agricoltura, Piazza della Loggia, Strage di Bologna, Falcone y Borsellino, Generale Dalla Chiesa, todos homicidios político mafiosos... ni siquiera una verdad, solo los killer. Y aún seguimos creyendo en estos payasos. Estre país tiene que quemarse para luego resurgir. Pero tiene que quemarse todo.”

P.: ¿Y los magistrados?
G.: “Los magistrados son el último baluarte de nuestra democracia. Sin ellos ya habríamos sido pisoteados. Y en este país los siguen atacando y ofendiendo. Sin duda también hay magistrados y carabinieri corruptos, pero para mí esa parte de la justicia, la policía judicial, todavía está sana. También hay ovejas negras entre ellos, pero seguramente no podemos comparar a los magistrados con los políticos. No es que quiera tomar partido pero es suficiente con mirar los hechos. De 8.000 magistrados hay 6 o 7 que están siendo investigados. De 600 políticos, 599 están siendo investigados. Por lo tanto me parece que es una diferencia notable.”

P.: En Arabia Saudita se condena a muerte por la fe, pero parece que a la administración americana, a las compañías petrolíferas y al Pentágono no les importa mucho.
G.: “Arabia Saudita es uno de los países dictatoriales más feroces del mundo, y de toda la historia de la humanidad. Allí los derechos humanos son violados continuamente incluso el simple hecho de convertirse al cristianismo y profesar la fe cristiana se condenan con la pena de la muerte. Pero la impunidad saudita está garantizada por los acuerdos estratégicos con la política americana. Ellos son intocables porque son uno de los mayores acreedores de los Estados Unidos. Y cuando los Estados Unidos no tiene dinero para pagar sus propias deudas entonces Arabia Saudita pide que le paguen con armas, de hecho ha ordenado alrededor de 120 mil millones de dólares en armas solo en el transcurso de este año. Por lo tanto a Kadafi lo bombardean para salvar la democracia, mientras en Arabia Saudita, donde hay dictadura...”

P.: ¿Dónde aterrizarán los extraterrestres?
G.: “Los extraterrestres aterrizarán donde no tengan que intervenir con la fuerza, porque ellos son seres pacíficos, no violentos. Hay una regla de la Constitución del Universo que prevé la legítima defensa en el caso de ataque. Si son atacados, tratan de evitar por todos los medios el ataque.  Pero si no lo logran porque el ataque llega desde varios frentes, ellos tienen que defenderse y si es  necesario destruir. Dado que no quieren destruirnos, no aterrizarán ni en la ex Unión Soviética, ni en China, ni en los Estados Unidos, ni en el mundo árabe medioriental o Israel, porque se verían obligados a defenderse en caso de que alguien tuviera la brillante idea de atacar. Por lo tanto irán a países más o menos pacíficos, donde no exista la orden de atacar a los OVNIs como México, o América Latina, incluso Italia, a pesar de que demos asco. Otro lugar en el que aterrizarían de muy buena gana sería Alemania, que con el decreto para la abolición inmediata de todas las centrales nucleares ha dado una señal muy positiva.”

P.: ¿Por qué tu misión está concentrada sobre todo en Italia?
G.: “Hay un motivo. Italia es la Jerusalén del siglo XX. La Galilea son todos los pueblos latinos y el nuevo imperio de Roma son los Estados Unidos. Tal es así que la palabra de Jesús obra en una lejana provincia del imperio, que son los pueblos latinos... Como hace dos mil años.  E Italia es la capital. Y aquí, y especialmente en Sicilia, está el Mal más grande, la mafia y el Bien más grande que sois todos vosotros, buenas personas que tenéis dentro la llama cristica. ¡Pero os tenéis que despertar! ¡Protestemos, salgamos a la calle, ayudemos a los justos, ayudemos a las personas que quieren la legalidad, liberémosnos de los corruptos, mandémoslos a su casa a patadas, denunciémoslos en internet... ¡Necesitamos tener el coraje para hacer ésto! Porque se predica a Cristo a través de los hechos. Es inútil ir nada más que a rezar. Yo soy un hombre de oración, antes incluso realicé una oración. Pero nosotros tenemos que poner acciones en práctica, tenemos que defender a los justos. ¡Cada año,, cuando son los aniversarios de nuestros mártires en Palermo, tenemos que ser millones los que vamos hasta allí! Tenemos que ser millones los que levantemos esa 'agenda roja' en las manifestaciones.  Tenemos que echar a patadas a esos políticos que vienen a pasar sobre los cadáveres de Falcone y Borsellino. Tenemos que escupirles la cara. Mandar a su casa a todo este Parlamento. Todo. ¡En las próximas elecciones tenéis que votar  sólo  a personas que tienen un apellido que no habéis oído nombrar nunca, de lo contrario no vayáis a votar! No quiero seguir viendo los rostros de D'Alema, Veltroni, Berlusconi, Schifani.. Quiero ver gente nueva. ¡A esos echadlos a patadas! Ellos también son asesinos porque cuando ocurrieron los atentados ellos estaban allí. ¿Habéis visto a Violante, el paladín de la antimafia, que se acordó de haber oído algo acerca de la 'negociación' entre mafia y estado después de veintidós años? ¿Tenía que escuchar a Massimo Ciancimino, el hijo de un mafioso, para recordar? Él que tanto se cubre de medallas de  la antimafia, ha ocultado una de las más grandes verdades. ¡Payasos! Ésto para mí es servir a Cristo. Decir la verdad y defender a nuestros curas misioneros que dan la vida por la iglesia. Y denunciar a esos criminales asesinos pedófilos, perversos, pederastas que están en el Vaticano. Tenemos que echarlos de nuestra iglesia, como hizo Cristo cuando echó a los mercaderes del Templo. No tenéis que ir a aplaudir hipócritamente al Papa. Tenéis que ir hacia él y decirle: '¡Santidad, echa a todos los criminales pedófilos de la iglesia!' En el momento que 'hayáis hecho ésto' podré decir que os habéis despertado. ¡De lo contrario pienso que a pesar de que seáis todos honestos, aún estáis todos durmiendo! Os pido disculpas, pero yo soy como Juan el Bautista y grito en el desierto. ¿Soy extremista, no es cierto? Efectivamente me cortarán la cabeza otra vez.”

P.: ¿Porqué Lucifer es portador de Luz?
G.: “Lucifer era un arcángel muy cercano a Jesucristo. Luego desobedeció y por lo tanto fue hecho precipitar a la Tierra  por un tiempo para pagar esta desobediencia. Pero no es que es eterna. Él está trabajando y ahora es el jefe de los demonios es el tentador del espíritu. Tened mucho cuidado porque es muy inteligente y os tienta en el espíritu.”

P.: ¿Pero si es portador de Luz significa que tienta con la luz?
G.: “No. Tienta con el sentimiento. Y también tienta en la materia, a través de Satanás. Pero su nombre es Lucifer porque era un arcángel. Le quedó el nombre y Dios no se lo quitó porque su castigo no es eterno. Es temporal. Pero no tienes que maravillarte si te digo algo. Porque si entiendes lo que te digo ahora,  la Verdad de Cristo triunfará dentro tuyo.  Lucifer no trabaja para si mismo. Trabaja para una persona que está por encima de él. ¿Y sabes quién es? Dios. Lucifer es un mensajero de Dios. Porque si Lucifer viene a tu encuentro y te tienta, quien te lo está enviando es Dios. No está viniendo por su voluntad. Y te pone a prueba en la fe. Lo único que tienes que hacer es rechazarlo. Cuando Jesús fue al desierto de Galilea, Dios le envió a Satanás. De hecho el Evangelio te lo dice. Jesús es inspirado, guiado, o empujado por el Espíritu Santo a ir al desierto. ¿Cómo es posible? ¿Si allí fue Satanás, porqué Dios le dice que vaya al desierto? ¿Si Satanás es el mal, porqué Dios empuja a Su Hijo para que vaya hasta allí? Porque Dios lo envió a tentar a Su propio Hijo en la fe, en la materia. Y Cristo respondió positivamente. ¿Y entonces dónde está esta división entre Dios y Satanás? El Reino es único. El Reino es uno. Existe el Paraíso, que es este lugar hermoso donde hay plantas, animales, personas que se aman... y luego hay una especie de cuartel donde se tienen a los prisioneros, pero que siempre se encuentran dentro del reino. Entonces Dios es dueño del bien y del mal. Cuando os ocurre algo feo, encontráis algún demonio, alguna persona que os odia, quien os la está mandando es Dios porque quiere ver si sois fuertes en la fe. Cuando has comprendido ésto, has ganado el mundo, eres discípulo de Cristo, y nadie podrá hacerte nada. Has vencido. Si en cambio piensas que estás en guerra contra los demonios sufrirás siempre. En todo caso tienes que pensar que estás en guerra, si, pero contra el hombre. Porque es mucho más fácil reconciliar a Satanás con Dios, que al hombre con Dios. El hombre se ha convertido en enemigo de Dios. El hombre ha desafiado a Dios. El hombre ha desobedecido a Dios. El hombre ha blasfemado a Dios. El hombre ha crucificado a Dios. El hombre ha usado la misericordia que Dios  le ha dado, la libertad, el libre albedrío. Lo ha pisoteado, lo ha mofado, lo ha burlado, lo ha escarnecido. Destruye la vida, asesina a los niños, a los parvulitos. Y está tentando a la creación de Dios destruyendo la Tierra con las armas atómicas. Y entonces ahí si que Dios va a la guerra. Porque este hombre no forma parte de su Reino. Y entonces lo aniquilará, lo destruirá. Así como lo ha creado, Dios destruirá al hombre si no cambia. Estad muy atentos porque ocurrirá y sólo salvará a los hombres que no hagan abuso del libre albedrío. Porque el hombre es libre, pero no de destruir lo que Dios ha creado. Ésto también es una Verdad. A Satanás lo justifico. Cumple con su deber, te tienta y tu debes rechazarlo. Pero al hombre no lo justifico y no lo perdono. Por lo tanto tiene que ser amonestado duramente. ¿Qué hace un buen padre a un hijo drogado, delincuente, que roba bancos, que viola mujeres, que viola niños?... Cuando vuelve a casa toma el cinturón y le da cintazos como para decirle '¿Qué haces?  ¡Estás deshonorando lo que te he enseñado!'. No porque lo odia, sino porque quiere hacer que se arrepienta. Ésto es lo que Dios hará con nosotros. Pero Dios no se limitará a darnos unas bofetadas. Dios nos destruirá completamente como hizo con Sodoma y Gomorra. Soy consciente de que cuando hablo de estos temas no me soportáis. En cambio tendréis que acostumbraros porque mientras lo siga haciendo con la boca todavía estamos a tiempo. Cuando llegue el terremoto o la ola de mil metros ya no tendreis tiempo de golpearos el pecho y de decir `mea culpa, mea máxima culpa'.”

P.: He oído hablar de una probable manipulación genética alienígena ocurrida en la Tierra hace miles de años. ¿Son ellos quienes nos han dado el libre albedrío?
G.: “Así es. Ellos han mejorado nuestra vida. De seres primitivos, grotescos, nos han convertirdo en personas levemente más dignas de vivir, pero no son ellos quienes nos han dado el libre albedrío. Sólo el Eterno puede hacerlo. Ellos han mejorado nuestra biología y nuestro status para vivir mejor en nuestro hábitat a nivel humanoide. Y tenemos que agradecérselo. Pero a estos seres divinos no les interesan nuestros agradecimientos. Lo hicieron para obedecer a las jerarquías cristicas superiores.”

P.:  En cambio yo creía que la habían empeorado, no mejorado...
G.: “Ellos no tienen este poder. Llevan a cabo las tareas que les mandan a hacer los seres de luz cósmica. Lamentablemente nuestra naturaleza humana siempre nos empuja a buscar la causa de nuestras obras funestas en el exterior, porque somos arrogantes. No somos humildes en decir 'damos asco, nos hemos equivocado'. Siempre buscamos un chivo expiatorio. Lo buscamos cuando pensamos que siempre es culpa de los demás si nosotros hacemos cosas malas. Mira, por ejemplo, todos los delitos de Italia. A nosotros nos gusta pensar que son todos culpa de Totò Riina, que nosotros somos todos inocentes... que fue Totò Riina quien perpetró los atentados y que no hubo ningún político involucrado... Eso es lo que hacemos nosotros. Y ésto también vale para la iglesia católica de la cual queremos creer que son todos santos, víctimas de nuestros pecados y que las obras funestas del Vaticano sean todas culpa de los pecadores, todas culpa de los fieles. Siempre tratamos de dar a los demás la culpa de lo que hacemos. Y no han sido los extraterrestres quienes nos han transmitido esta actitud. Reside en la naturaleza del hombre, por las elecciones que ha hecho. Porque nosotros hemos tenido la visita de un Señor, un joven maravilloso y eterno a quien yo amo más que a mi vida, que se llama Jesucristo, que nos ha enseñado y nos ha dado el ejemplo de como esta libertad tiene que ser ejercida en el amor, en la justicia, en la amistad. Él que tenía el poder de aniquilarnos y de destruirnos se dejó crucificar por nosotros que no somos nada. Entonces después de que Dios te ha dado esta enseñanza ¿qué más quieres? Después de la llegada de Jesucristo, ya no tendremos nada con qué justificarnos. Podemos ser perdonados sólo si nos arrepentimos, de lo contrario seremos castigados. Si no hay arrepentimiento Cristo nos juzgará y nos enviará a sufrir a las tinieblas. Cuando Jesús regrese, lo hará con la espada, con las cadenas de fuego. Él dijo que sería así. 'Volveré a la Tierra con gran potencia y gloria, y juzgaré a todos'.  Por lo tanto tenemos que prepararnos para este juicio.”

P.: He leído muchos libros de Zecharia Sitchin, famoso estudioso del origen alienígena del hombre y famoso experto en la civilización Sumeria, al punto tal que era uno de los pocos estudiosos capaces de poder descifrar las inscripciones de bajorrelieves y de las tablillas de arcilla halladas en Medio Oriente. Entre las varias teorías él sostenía que los extraterrestres se vieron obligados a aterrizar en la Tierra porque su planeta se había sobrecalentado. Y según sus estudios habrían venido a la Tierra para favorecer a la humanidad pero también incluso para aprovecharse de ella. Es decir que ellos habrían creado al hombre nuevo de la bestia, o casi, que hicieron un producto útil para tenerlos como esclavos. Algunos opinan que el pecado original sería debido a la desobediencia de estos seres que creciendo descubrieron el sexo... los extraterrestres no querían que se multiplicaran, les bastaba el número de trabajadores esclavos que habían creado.
G.: “Conocí personalmente a Zecharia Sitchin durante un viaje a los Estados Unidos, y eramos amigos. Hay una parte de sus investigaciones que yo no comparto, y con ésto no quiero decir que él no haya descifrado correctamente, porque estoy de acuerdo contigo en que fue el mejor intérprete de las escrituras sumerias, sobre todo de estos hallazgos. Pero si hoy que vivimos en la era de los vuelos espaciales tenemos que contar con la manipulación de la información, imaginemos hace quince mil años cuando quienes escribían estos manuscritos podrían obedecer tranquilamente a cualquiera que tuviera intenciones de manipular la verdad, para luego hacerla llegar al día de hoy de forma casi burlona o casi inverosímil para ocultar la más grande de todas las verdades, que es la de la presencia extraterrestre. Por lo tanto no es seguro que quien escribió haya dicho toda la verdad.  Incluso las informaciones que recibo directamente de los extraterrestres confirman esta tesis mía. De hecho en una conversación directa que tuve con Zecharia le dije que en mi opinión la verdad podía ser otra tranquilamente, es decir que los extraterrestres vinieron a la Tierra para mejorar nuestra raza. Y que luego, sucesivamente, siempre por razones de poder, que hoy son  las mismas, alguien haya manipulado la verdad. Y él respondió con orgullo que estaba seguro de haber descifrado e interpretado correctamente todo el material, pero que al mismo tiempo no podía asegurar la veracidad del contenido. Y ésto lo declaró abiertamente en un debate frente a una platea. Es decir que compartimos la existencia de una presencia extraterrestre, su aterrizaje en la Tierra y la manipulación genética. Y que el espíritu, la inteligencia, el alma, vienen de dimensiones espirituales, las mismas dimensiones que han dado vida a los extraterrestres. Por lo tanto en sus investigaciones hay grandes verdades, pero estoy convencido de que también ha habido manipulaciones. Como ha habido en todos los textos, incluso en la Biblia.”

P.: ¿Cómo se manifestará Jesucristo en Su retorno?
G.: “Como Él lo prometió, sobre las nubes con el mismo cuerpo con que resucitó. En el primer capítulo de los hechos de los apóstoles está escrito como regresará: 'Dicho ésto, los Apóstoles lo vieron elevarse, y una nube lo ocultó de la vista de ellos. Como permanecían con la mirada puesta en el cielo mientras Jesús subía, se les aparecieron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: "Hombres de Galilea, ¿por qué seguis mirando al cielo? Este Jesús que os ha sido quitado y fue elevado al cielo, vendrá de la misma manera que lo han visto partir'. (Hechos de los apóstoles 1.11) Y cuando resucitó se mostró a sus amigos, a Magdalena y a la Virgen con Su cuerpo físico. De hecho, cuando entró en el cenáculo ordenó a Tomás que le metiera el dedo en el costado. Y luego comió pescado, por lo tanto el cuerpo era físico.”

P.: Tu misión es la de desenmascarar al anticristo. ¿Luego nos dirás quién es?
G.: “El anticristo ya está en la Tierra. Está encarnado en el jefe de una gran corporación económico militar. Yo sé quien es, pero no puedo decirlo. Y de todos modos lo veréis. Pero también veréis a Jesús que os enseña su cabeza porque Jesús le cortará la cabeza. Lo único que tengo que hacer es decir dónde está. Y a Jesucristo lo veréis todos con el cuerpo de hace dos mil años. ¿Y adivina a quién va a ir a visitar primero? Irá a buscar a su iglesia y dirá '¿Dónde está mi iglesia? ¿Acaso yo no había dejado una iglesia? ¿Dónde se encuentra mi iglesia? ¿Habéis hecho lo que os encomendé?' También irá a pedirles cuentas a los poderosos. Y luego también vendrá a nosotros los pobres desgraciados y nos pedirá cuentas. También a ti. Pero si tú has hecho el bien le dirás 'Señor, haz de mi lo que quieras. Sabes que soy un pecador... perdóname aquello que puedes perdonarme, pero he tratado de dar la vida por mis hermanos. Lo importante es que has regresado y que puedas establecer tu Reino en la Tierra, y que eches definitivamente a los asesinos de la vida. Ésto es importante... ya no quiero ver a estos niños torturados'. Pero lo verás, querida. Prepárate, porque Él tiene que vernos dignos de recibir al Esposo.”

P.: Hace poco has dicho que tenemos que estar atentos porque Lucifer nos tienta en el espíritu. Puedo entender la tentación de la materia, incluso en el sentimiento, pero no comprendo la tentación del espíritu. ¿Puedes darme ejemplos? 
G.: “Claro. Si en un sueño te visita Setun Shenar o el arcángel Gabriel y te dice 'Hola Giampietro, soy el arcángel Gabriel. Tienes que fundar una asociación a la que llamarás: Cielo azul. Te ruego que divulgues estos mensajes. La solidaridad y la lucha en contra de la mafia se las dejas a los pobres desgraciados... En cambio tienes que dedicarte a la meditación y a la oración porque la acción no sirve para nada'. Y cuando me lo vengas a contar a mí te responderé: 'Giampietro, haz lo que sientes'. Ésta es una tentación del espíritu.”

P.: ¿Es posible que estos seres de luz se hayan encarnado y hayan permanecido inconscientes hasta la llegada de estos tiempos, y que ahora estén despertando?
G.: “Si. Tienes a uno enfrente de ti. Se llama Nibiru Arat Ra. Yo soy un extraterrestre en misión sobre el planeta Tierra y ese es mi nombre. Vengo de las Pléyades, de una estrella que se llama Maya y estoy en la Tierra desde hace catorce mil años, desde los tiempos de la Atlántida. He sido un discípulo de Barhat que fue mi maestro. También he vivido en Egipto, en Galilea, he sido un filósofo italiano y además un filósofo francés y he sido el pastorcillo de Fátima.  He pasado por muchas reencarnaciones, pero siempre con el mismo espíritu. Y vengo de aquella estrella. Y como yo hay otros siete millones sobre la Tierra. Quizás tú eres uno de ellos, lo único que tienes que hacer es tomar más conciencia de ello. Si divulgas estos mensajes con esta pasión, con esta fe no puedes ser de este mundo. Tienes que ser un extraterrestre. Espero que puedas continuar así, con este entusiasmo, con esta pasión, y que mantengas la fe total en lo que estás haciendo. Y que no tomes conciencia totalmente como yo, porque si no corres el riesgo de caer en depresión. Todavía estoy aquí porque tengo estas Señales y porque cada día o casi cada día, soy visitado por Cristo. De lo contrario me habría ido de este mundo. Porque no es mi mundo.”

P.: Desde hace algunos meses se habla del pasaje del cometa Elenin. Querría saber si los hermanos extraterrestres te han dado información al respecto y si anuncia alguna catástrofe.
G.: “Los hermanos extraterrestres me han dicho que el cometa lleva consigo una nueva vibración, una nueva genética que tiene a que ver con la Nueva Era. Nueva Era también significa el pasaje de una vieja Era a una nueva.  Y el Sol será la causa principal de nuestro cambio, porque el Padre es el Sol. Y el Sol provocará una gran purificación sobre la Tierra como nunca antes ha ocurrido en la historia de nuestro planeta. Porque en la Tierra todo tendrá que ser purificado, la nueva civilización que se establecerá, formada por nosotros y por quienes lo merezcan, tendrá que heredar un mundo limpio. La Tierra se convertirá en el planeta principal de todo el sistema solar. Este planeta se convertirá en una especie de templo divino, donde los seres divinos vendrán a adorar a Dios. Por lo tanto la civilización que se establecerá tendrá que cuidar del planeta como si fuera una iglesia. Todas las civilizaciones extraterrestres que vendrán aquí, vendrán a orar al Padre Eterno. Es decir que la Tierra de un infierno se convertirá en una Iglesia de Dios. Luego me han dicho muchas otras cosas, pero sólo podré decirlas después de una fecha determinada.”

P.: La NASA sostiene que entre el 2012 y 2013 habrán tempestades magnéticas. ¿Es cierto?
G.: “Si, es cierto. Pero ésta es apenas una pequeña verdad. Porque ocurrirán muchas otras cosas.”

P.: ¿Entonces la película “2012” es un mensaje?
G.: “Es un mensaje subliminal de lo que podría suceder.”

P.: Dicen que el cometa pasará entre septiembre y noviembre, a 300.000 km entre la Tierra y la Luna. ¿Es la señal de la que habló Conchita?
G.: “Podría ser. Lo veremos cómo una inmensa pelota de fuego de dimensiones iguales a las de la Luna.”

P.: He oído hablar de que los poderosos pretenden constituir un nuevo orden mundial gobernado por una única persona poderosa, el anticristo. ¿Tú que piensas?
G.: “El nuevo orden mundial ya está. Yo lo vivo, no sólo lo pienso. El anticristo del cual habla Juan en el Apocalipsis, que lleva el número de la bestia, no es sólo una persona. 'Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.' (Apocalipsis 13.16-18). En este pasaje está indicada cuál es el arma del anticristo, con la que todos somos sometidos y pisoteados y a la cual todos tenemos que demostrar adoración, obediencia, devoción, alegría y dolor: el dinero. Ese es el anticristo, el 666. ¿Acaso hay algo que se pueda hacer sin dinero? ¿Podéis decirme al menos una sola cosa? Y todos somos conscientes de ello, y lo disfrutamos.”

P.: En el Apocalipsis el dragón con su cola arroja un tercio de las estrellas del cielo a la Tierra. ¿Las estrellas son las astronaves?
G.: “Jesús dice en el Evangelio 'las estrellas caerán del cielo' (Mateo 24.29). Las estrellas de las que habla Jesús en el Evangelio son las astronaves. Mientras que en el Apocalipsis las estrellas del dragón son las armas que éste quiere arrojar contra la mujer vestida de Sol, que es la Virgen 'También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra.' El Evangelio es una cosa, el Apocalipsis es otra.”

P.: La Magdalena es una figura muy importante que la iglesia ha ocultado. Ella fue el décimo tercer apóstol y era una de las que tenía que llevar adelante la palabra de Dios. Creo que haya llegado el momento de que esta mujer regrese y recobre su rol. ¿Cuándo piensas que ocurrirá?
G.: “Ocurrirá cuando Jesús se manifieste al mundo, porque Magdalena estará con Él.”
P.: ¿Entonces la Magdalena está con Él? ¿Es posible que haya reencarnado?
G.: “No puedo decirte la forma, pero estoy seguro de que la Magdalena está con Él. La Magdalena no se puede reencarnar porque es la parte complementaria de Jesucristo. Pero ella Lo acompaña. La Magdalena puede guiar a las personas, puede guiarte a ti, puede ser el espíritu guía de un ser femenino que la quiera servir. Yo no soy Jesús, pero Él puede ser mi guía. Lo mismo vale para Magdalena. Obviamente no puedo excluir, es más estoy convencido, que en la Tierra haya seres femeninos que son guiados por María Magdalena. Ella no necesita reencarnar porque acompaña a Jesús en su dimensión astral. María Magdalena era la compañera espiritual de Jesús, Su esposa. Y nosotros sabíamos que Jesús era acompañado por este ser femenino que Lo adoraba. Y aquellos apóstoles que estaban preparados espiritualmente sabían además que esa mujer era una especie de mujer espiritual de Jesucristo. De hecho, cuando María Magdalena se apartaba con Él sabía, al igual que los demás, o incluso más que ellos, que Jesús no era Jesús. Era Cristo, el Hijo de Dios. Es decir, personificaba a Cristo. Por lo tanto, por un lado se sentía compañera espiritual, su mujer y por el otro se sentía una servidora de Cristo y de quien Jesús era Su habitáculo y lo personificaba. De hecho cuando Jesús resucita la primera persona que lo ve es ella, María Magdalena. Y cuando ella quiere tocarlo le dice: “No me toques”, porque habría tocado el aire.  Porque en ese momento Jesús estaba en astral, se estaba materializando. Entonces María Magdalena toma consciencia de la naturaleza humana de Jesús y la naturaleza divina de Jesús, que era Cristo. Y Cristo le dirá que haga el mismo trabajo que hacían los apóstoles, que es precisamente lo que el Vaticano ha ocultado. Pero María Magdalena no tenía privilegios con respecto a los demás. Recibió la tarea que recibieron los apóstoles, con algunas características especiales, como estar cerca de la Madre Celeste, la Virgen y la de divulgar el mensaje de su compañero espiritual que era además su Maestro.”

P.: Pero no lo ha podido cumplir...
G.: “Al principio no pudo cumplirla porque la enfrentaban. Pero luego le fue permitido porque María Magdalena tenía  amistades muy elevadas: Juan el Apóstol, San Pablo... Ésto no nos lo han contado, pero es así, te lo aseguro. No porque lo haya leído, sino porque estuve allí. Lo que es diferente.”

P.: Volviendo a la tentación de Satanás en el espíritu, en todo caso tú nos indicas el camino de la acción social más allá del de la oración.
G.: “Yo os indico el mismo Camino que Jesús os ha indicado en el Evangelio. No quiero hacer cosas que Jesús no haya hecho en el Evangelio. Jesús era un predicador, pero también era un revolucionario social. Jesús llevó un proyecto político revolucionario a esa región en la que estaba  la dictadura fascista militar del imperio romano y donde regía el sectarismo fanático religioso de los escribas y los fariseos. Provocó una revolución. Dijo 'Si no ayudáis a los pobres y a los débiles... si no denunciáis el mal con la boca, con el verbo, con la escritura, no sois dignos del Reino de Dios'. Jesús era enemigo de los poderosos. Y decía la verdad. Pero hoy en las iglesias veo desfilar a hombres poderosos, ricos, multimillonarios para tomar la comunión... y veo bendecir las armas. Esos son todos enemigos de Cristo. Los amigos de Cristo eran los pobres, los desamparados, los que tenían hambre, y a los ricos les decía que vendieran todo. Mira, mis hermanos sacerdotes, no en el sentido que yo soy sacerdote, sino en el sentido de cristiano, que les dan la comunión deberían hacer como hizo Jesús y decirles ¡Deshaceos de todo y dádlo a los pobres! La primera que tendría que deshacerse de todo es la Iglesia. De todos los miles de millones que hay en el Vaticano, incluidos aquellos depositados por la mafia. Por lo tanto es la acción lo que cuenta.  Si no hacéis la acción, no estáis con Cristo. La acción es la lucha social, ayudar a los pobres, y también rezar. Porque Jesús rezaba, pero no sólo eso. Él terminaba la oración y se ponía a luchar. Era un combatiente, era un compañero. Cuando los amigos me preguntan de qué partido soy, yo respondo 'Soy un comunista cristiano de derecha'. Para mí Jesús era un comunista cristiano: profesaba la religión de Si mismo porque es el Hijo de Dios, de derecha porque era justo.”

P.: Yo a través de la meditación he encontrado a Cristo y me ha cambiado la vida. Ha cambiado la vida de mi familia, de mis hijos, de mis amigos, en mi lugar de trabajo. Perdono a todos aquellos que no logran comportarse bien. Pero tienes razón tú. La acción es importante. Porque hace falta ponerse en juego, ensuciarse realmente las manos para levantar a quien no puede hacerlo. Pero al principio, el trabajo principal debe ser hecho sobre nosotros mismos. Justamente por tener un encuentro fuerte con Cristo. Porque si tienes un encuentro fuerte, luego comprendes todo el resto. Es más fácil. Incluso convertirse en un batallador, fuerte. Eso es lo que yo entendí.
G.: “Lo entiendo perfectamente, para quienes necesitan ésto. Pero también es necesaria la acción. Ambas cosas juntas.”

P.: Hay artistas de alto nivel que han trabajado a lo largo de años y años, intentando desde su lugar detener este desastre cósmico. ¿La música tiene además este gran poder?
G.: “La música tiene el gran poder de despertar el alma, de transformar tu vida. Pero no tiene el poder de detener los acontecimientos. Sólo Dios lo tiene. El único que está por encima de la Ley es Dios. Nunca te olvides de ello. No hay nadie más por encima de la Ley. Sólo Dios puede cambiarla. Si quiere Dios puede incluso apagar el Sol ahora y volverlo a encender mañana por la mañana. En el Universo no hay otros seres que tengan esta posibilidad. Sólo el Eterno. Y otro ser, que es como Él, que se llama Cristo.”

P.: La música es el contacto más directo que tiene el hombre con Dios. Pero también hay artistas que tocan para las bajas energías. Conozco a un joven artista que de veras tiene mucho talento. Él logra componer piezas hermosas que abren realmente el corazón. Y otras veces compone música realmente infernal, sosteniendo que tiene que tocar para estas entidades y que tiene que pasar por el infierno, para luego componer algo celestial.
G.: “Sin lugar a dudas la música es uno de los contactos más directos. De hecho a veces me gusta entrar en sintonía con Jesús y tocar música. Pero también hay músicas que son diabólicas. Y las encuentras en todos los géneros, desde la música clásica al rock.  Pero no es cierto que tu amigo deba tocar esa música. Es él que quiere tocarla. Porque no hay nada que 'debas' hacer. Nosotros, gracias a Dios, hasta el día de hoy somos libres de decidir. Yo no 'debo' hacer nada. Si yo estoy aquí hablando contigo es porque quiero hacerlo. No por obligación. Cuando Jesús me dice que haga una cosa, para mí es una orden. Pero si le digo que quiero estar con Satanás, Él me deja libre. Entonces si este chico te dice que tiene que tocar música infernal, tienes que decirle que está poseído. Yo que soy un pequeño músico puedo ponerme a tocar música infernal en cualquier momento, pero no la quiero tocar. De todos modos hay artistas que han vivido el infierno y otros que han vivido el paraíso. Y hay personajes que han vivido ambas cosas. Nosotros tenemos que tener la capacidad de discernir y tomar ese tipo de música que alimenta el espíritu, que eleva el espíritu, y descartar la que es nefasta. Éste es nuestro trabajo. La música es muy importante.”

P.: ¿Pero si un artista toca música infernal, aquellos que están cerca suyo pueden absorber las entidades negativas?
G.: “Claro que si, mucho. ¿Sabes cuál es la cosa más importante de la vida que incluye todo? La música, la alegría, tener hijos, amar... todo. La cosa más linda de la vida que siempre tienes que hacer triunfar por encima de ti mismo es la Verdad.  Y la verdad, cuando es verdad, debe ser dicha. A tu hijo, a tu mujer, a tu marido, a tu novio, a tu compañero, al hombre que te ha dado la alegría más grande, a tu padre... aunque haga mal la verdad es el único valor que libera al hombre. Tal es así que cuando Jesús habla en el Evangelio de nuestra libertad no nos dice 'serás libre cuando conozcas a Dios, serás libre si crees en mí, serás libre si formas una linda familia, o serás libre si amas a tu hijo'... Él nos dice 'serás libre si conoces la verdad, si dices la verdad, porque sólo la verdad te hará libre'. Por lo tanto si tu amigo toca música desequilibrada tienes que decirle que no la debe tocar. Esa es la verdad que libera a tu amigo. Sin rodeos. La verdad es esa. Sólo ella nos libera de todos los males del mundo. La verdad es la que tiene que triunfar, siempre. No lo olvides jamás. Y ahora te toco una canción.”

Giorgio se levanta, y acercándose al teclado añade:  
“Yo no sé tocar, es decir, que nunca estudié música. Las notas que toco son tristes, melancólicas, pero al mismo tiempo llenas de amor, de pasión. Digamos que mi música está inspirada en escenas visionarias que tengo de la Pasión de Cristo, de la vida de Cristo, de como era Su vida, cuando lloraba, cuando reía, cuando amaba, cuando bromeaba, cuando hacía milagros. He creado algunas  composiciones, que he registrado en un CD, pensando en el sufrimiento, pero también en ese gran amor que Él tiene por toda la humanidad. Por lo tanto hay una mezcla de sentimientos que caracterizan esta música. También hay un poco de pasado, de Beethoven, Mozart, de barroco, música sagrada... pero siempre basada en esa carga melódica típica de los enamorados.”

Es difícil describir las emociones de esos instantes. Cada pieza es un estilo diferente, un tiempo diferente, un mundo diferente, una visión diferente. Una vibración muy alta, un estallido de sensaciones muy fuerte en una rapsodia de pensamientos e imágenes proyectadas hacia un hombre que en cada nota, en cada acorde expresa la fuerza, el valor, su amor cósmico, su determinación, su obstinación en servirlo, en servirnos. Y acompañada por las notas de Giorgio, Mara toma el micrófono, y todavía quebrada por la emoción, abre su corazón a todos nosotros.

“Además de agradeceros por haber venido, querría compartir con vosotros un pensamiento mío, una reflexión mía. Colaboro con Giorgio desde hace muchos años, y de ésto estoy realmente honrada y feliz, junto a tantas otras personas que están aquí desde hace mucho tiempo. Ésta es un arca, es una sede que hemos intentado con todos nuestros esfuerzos de vivificar en el transcurso de los años y que representa, si así se puede decir, el corazón estructural de nuestra obra. Está acercandose el 2 de septiembre, que cada año nos pone de frente a este hombre que con una fuerza inmensa, con gran fuerza espiritual, continua, trata de superar lo que él sabe que está a punto de ocurrir. Y que al mismo tiempo se ofrece. Hoy también ha sangrado, y las marcas están en su remera, en sus guantes... Se levantó, vino hasta aquí y sigue repitiéndonos que Cristo regresa. Hoy pensé en una sola cosa, muy profundamente... en estos días que para mí son un poco especiales... pensé que quizás, el ímpetu que nos daría una gran fuerza, una fuerza inmensa, consiste en vivir como si Él, el Maestro, ya estuviera aquí. Y lo digo primero a mí misma y luego a todos nosotros que tanto amamos al Cristo, a nosotros que estamos trabajando por su retorno, a nosotros que no sólo queremos entender algo, sino que queremos hacer algo. Si viviéramos y lo sintiéramos aquí, en el corazón, como si Él ya estuviera aquí, qué sucedería dentro de nuestra alma, dentro de nuestro corazón y en nuestro cuerpo. Creo que nuestra alma estallaría de alegría, y nuestro espíritu superaría todos los miedos en un instante. Que nos pondríamos a trabajar mucho, mucho, pero mucho más, de modo tal que Lo vean a Él de la misma manera en que Lo estamos sintiendo nosotros, de la misma manera en que Lo estamos viendo nosotros. Probablemente incluso nuestro cuerpo se curaría. Quizás pueda ser éste el salto cuántico del cual se habla, que no es más que energía. Son las células que tienen que vibrar de forma diferente... Ésto es lo que pensé hoy y lo quería compartir con todos vosotros. Os amo a todos, y gracias por estar aquí.”

Después de un largo aplauso Giorgio retoma la palabra: 
 
“Ahora quiero deciros también algo que quizás os escandalice. Pero sólo es una provocación, porque me gusta provocar a la gente en el sentido positivo. Yo no creo en Dios. Yo creo en Jesucristo. Por lo tanto es gracias a Cristo que yo creo en Dios. Jamás alguno de vosotros ha visto a Dios, pero hemos visto a Cristo. Y cuando conocimos a Cristo, recién allí podemos decir 'Yo creo en Dios'. Yo no soy como otros hermanos de otras religiones que creen en Dios y no creen en Jesucristo. Yo creo en Dios porque vino Jesucristo. Pero como vino Cristo y lo conocí personalmente y también tuve el honor de haber sido visitado por Él, creo en Dios. De hecho, durante la última cena Tomás le preguntó a Jesús 'Señor, no sabemos adonde vas, ¿cómo vamos a conocer el camino?' (Juan 14.5) Y Jesús le respondió: 'Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino a través de mi. Si me conocierais a mí, conoceríais también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.' Felipe le dice: - 'Señor, muéstranos al Padre y nos basta'. Jesús le replica: -'Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: 'Muéstranos al Padre' ¿No crees que yo estoy en el Padre y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace las obras”.

Una vez dicho esto quiero enseñaros un montaje que tiene un sentido muy especial. Son imágenes que hablan del amor de la Madre Celeste, que es el ser al que amo más que a nada después de Jesús. Porque antes que nada amo a Jesús, y después viene todo el universo. Son imágenes tomadas de una película muy buena: The Passion, de Mel Gibson, que ha sido criticada por todos, pero muy alabada por mi, ya que según mi opinión expresa totalmente la pasión de Cristo y el amor de la Virgen, la Madre Celeste, hacia su Hijo. La Madre Celeste que dio a luz a Jesús que luego se convirtió en  Cristo el Hijo de Dios. Aquella que me ha estigmatizado, que me ha elegido como su mensajero y sobre todo como mensajero de Su Hijo.  Esta película expresa el amor de la Madre Celeste y de la Tierra, porque la Madre no es sólo la Madre de Jesús-hombre, sino que es la Tierra que quiere proteger y salvar al Hijo perfecto, al hombre verdadero, de la muerte. Y Jesús, que no era sólo Jesús sino también Cristo, dirá 'Yo hago nuevas todas las cosas'. En estas imágenes se ve el amor cósmico, la virilidad, la fuerza y la potencia de nuestro Maestro al soportar la Cruz, en la cual Él ha vencido. Y donde nuestro llanto de dolor se tiene que transformar en alegría, en aplausos. ¡Donde Cristo vence a sus verdugos con la resistencia física y espiritual y nos salva a nosotros indignos! Porque gracias a esa Cruz nosotros podemos hablar juntos esta tarde, podemos tener hijos, podemos reír, morir. Podemos tocar música, podemos crear. En una palabra, vivir. Gracias a este ser que se crucificó y luego resucitó, nosotros estamos aquí. No sólo tenemos salvo el espíritu, sino que también sencillamente existimos como especie viviente. Ésto es algo que los teólogos no dicen, porque no lo saben o porque lo quieren ocultar para no contradecir a la ciencia hipócrita. Si Cristo no hubiera resucitado el Sol no habría iluminado la Tierra. La Tierra sería un planeta frío, oscuro, que orbitaría alrededor de la nada. Y no habría vida.”

Acompañadas por la música de Giorgio, transcurren las imágenes de la Pasión. Giorgio cerrará el encuentro con un último pensamiento que encierra el infinito amor hacia el Maestro en la luz de Su divina Justicia.

“Cuando os vayáis esta noche mirad el Cielo, mirad las estrellas, y veréis los infinitos universos y las infinitas galaxias. Ni siquiera lograréis contarlas. Es solo una pequeña parte del Universo. He aquí ese ser que acabáis de ver, es el Rey de todo el Universo y vosotros en la Tierra habéis cometido el más grave de los delitos que pudisteis haber cometido. Si no pedís perdón, si no decís 'Bendito aquel que viene en nombre del Señor', nosotros os aniquilaremos. No dejaremos vida en este mundo. Por lo tanto estad atentos. Recordáoslo. Os doy un beso en el corazón a todos.”

“He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos”. Con estas palabras el Señor de los Ejércitos envía esta noche a sus tropas al mundo. Ha llegado la hora de predicar Su palabra, y de poner en práctica todas Sus enseñanzas. Los valores y los ideales serán nuestra luz. La voz y la pluma nuestras armas. La unión y la fe nuestra fuerza. Su retorno la certeza de nuestra victoria. La inmensa alegría de servirlo nuestra recompensa.
Gracias Giorgio. No habrás amado en vano a tus hermanos. 


Sandra De Marco
San Giovanni di Polcenigo-PN (Italia)
2 de Septiembre de 2011

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139