Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

bidPor Adriana Navarro - Domingo Silva.
El pasado viernes 16 de marzo de 2012, nuestra Asociación Un punto en el Infinito junto a otras Organizaciones sociales y políticas, participó de una concentración y posterior marcha en contra de la 53° Asamblea de Gobernadores del B.I.D. , y 27° Asamblea de Gobernadores de la Corporación Interamericana de Inversiones, que se desarrolló en nuestro país, en la ciudad de Montevideo, los pasados días viernes 16 al lunes 19 de marzo.
No nos llamaría la atención, si estas reuniones  se desarrollaran en otras circunstancias, pero en el año 2005 en el Uruguay triunfó en las elecciones nacionales un partido político que se postulaba  de izquierda, bajo la presidencia del doctor Tabaré Vázquez. Partido político que aún sigue gobernando, pero a partir del año 2010 bajo la presidencia de un ex guerrillero, el líder tupamaro José Mujica. Demás está decir que como todo gobierno de izquierda -por lo menos los de este hemisferio-, uno  de sus postulados es el antiimperialismo, y una acérrima denuncia y crítica a la oligarquía financiera representada por los organismos internacionales, entre ellos el Banco Interamericano de Desarrollo (B.I.D) y el Fondo Monetario Internacional (FM.I), culpables del deterioro de los trabajadores de los países de América Latina y el Caribe, con sus políticas de recortes en obras sociales para poder “ahorrar”, y tener siempre fondos para poder pagar los compromisos internacionales de deuda externa. Políticas que como todos sabemos, no hacen más que fomentar la desesperanza, y explotar la violencia social.
En una entrevista publicada en el diario “La Juventud” de Montevideo el mismo viernes 16 de marzo, el sociólogo y crítico norteamericano James Petras decía: “... Hace años yo estuve en Washington entrevistando a funcionarios del BID y uno entiende varias cosas a partir de eso. Una es que por ejemplo, si uno analiza el directorio del BID, los Estados Unidos tienen una representación desproporcionada, y no hay ninguna propuesta del BID que no tenga que ser aprobada por los EE. UU. En otras palabras, todos los préstamos que el BID hace están condicionados por las políticas económicas de los EE.UU. (...) El BID forma parte del triángulo Fondo Monetario- Banco Mundial y BID. Mientras el Fondo Monetario hace políticas totalmente condicionadas por las ventajas que consiguen los capitalistas externos, el BID a veces financia proyectos para aminorar,  limitar el daño social.  Hay que ver la política del BID como  complementaria con la depredación del sector privado, porque muchas veces las políticas del Fondo Monetario hacen un impacto muy desastroso sobre los sectores populares, por ejemplo las privatizaciones que resultan en algunos despidos, desocupación, limitaciones sobre el mercado de trabajo, entonces el BID entra con un proyecto de préstamos para generar algún empleo de los desocupados. Ahora con la dinámica de las exportaciones y el crecimiento de la economía en función de las exportaciones agrícolas, vinculado con eso hay una enorme desigualdad en los beneficiarios porque los dueños de las exportaciones son una pequeña elite de capitales extranjeros y domésticos. Como encuentra grandes desigualdades el BID entra para dar algún colchón a este problema dando algunos préstamos para proyectos sociales. Estos proyectos sociales son típicamente complementarios con la política de depredación...”
Por eso no se entiende que hoy el señor Presidente de la República, José Mujica, junto a su esposa Lucía Topolansky, la primera dama, que integraban aquél MOVIMIENTO DE LIBERACIÓN NACIONAL TUPAMAROS, que en la década del sesenta y setenta luchaba en contra de una política de entrega  y sumisión a estos Organismos Internacionales (con sus recetas de una política neoliberal de privatizaciones, de extranjerización de la tierra, y  forjador de inversiones contaminantes, chatarras y depredadoras del medio ambiente), hoy se convierten en sumisos anfitriones, dando la idea de que el BID, en ocasión de esta visita- fuera nuestro benefactor, como si nos fuera la vida en ello.
Es por eso que estamos en contra de este “circo neoliberal”, de estos instrumentos de dominación económica, que parecen hacer que el mundo sea en definitiva “un gran Banco”.
Toda ideología que sirva de sustento a este sistema globalizado de dominio del capital-financiero, todo organismo internacional que avale en los hechos la continuidad de este sistema, lo único que hacen es esconder, solapar, proteger los intereses de quienes detentan el poder mundial, de quienes planean cómo deben vivir miles de millones de hombres en el mundo, qué deben comer, qué y a quién deben escuchar, cómo deben educarse, en qué deben trabajar, y por supuesto: cuándo y cómo deben morir.
Es así, que la gente se detenía frente a los carteles, nos interrogaban o se solidarizaban con las distintas consignas manifestadas, todas ellas relacionadas –directa o indirectamente-, con la acción de estos organismos internacionales.
Otros, miraban desde lejos, quizás con ganas de participar, pero contenidos por esa fuerza poderosa, que es el autocontrol social, que nos inculcan desde pequeños, para no realizar acciones que salgan fuera de lo “común”, quizás se cuestionaban cómo un grupo de alrededor de 300 personas rompíamos la monotonía de la propia cotidianidad, o la idea de que “nada puede hacerse para cambiar las cosas”, y nos manifestábamos, hacíamos uso del verdadero derecho a la pacífica expresión, buscando no sólo una protesta, sino principalmente informar, convocar, criticar este sistema que se auto-reproduce llevándonos hacia el abismo.
Los manifestantes portaban carteles con consignas como: “Fuera BID, no más entrega y sumisión”; “Defender los monopolios del Estado…”; “Si al ALBA”; “IBD We Don´t  need you”; “Contra los proyectos del Capital, BID go home”;“Fuera el BID, enemigos del pueblo trabajador”; “Juera BID CHO”; “Arriba los que luchan, abajo los que entregan”; “Banqueros, ayuden a España, Grecia, Portugal, Acá no, Gracias”; “¿Somos una República Bananera?”; “Inversores, estamos blindados” (aquí se aludía sin duda a las declaraciones realizadas meses atrás por el Ministro de Economía, que hacía referencia a que el pueblo uruguayo no se preocupara por la “crisis económica”, porque nuestro país –frente a la misma- estaba blindado), etc.,  etc..
Casualmente ese viernes 16 de marzo también recordábamos el nacimiento del “bebe” Raúl Sendic, uno de los fundadores del Movimiento de Liberación Tupamaros en la década del sesenta, cuyos ideales de un hombre nuevo y una sociedad más justa, lo gritó a los cuatro vientos hasta el día de su muerte en 1985. Compañero de ideales del Presidente Mujica, fue junto a él uno de los nueve rehenes de la dictadura del Plan Cóndor. Por eso esa fecha para nosotros tenía un doble sentido, que hacía helar nuestra sangre, y rabiar frente a este acontecimiento, que para el mundo entero no tendrá  ninguna importancia, pero sí para nosotros que la conocemos. Sentíamos que lo negativo se sonreía de la historia y de nosotros mismos. ¡Qué homenaje de Mujica a su ex compañero! ¿Los tiempos habrán cambiado?
Por eso nos llamó la atención, y nos alegramos que este acontecimiento no pasara desapercibido por una señora –que no es la primera vez que la encontramos en alguna marcha de protesta-  portando un cartel que lucía esta leyenda: “BEBE SENDIC, Tu Cumpleaños lo celebran con el BID ¡Qué compañeros!”
Sabemos perfectamente que no somos quiénes para juzgar, sabemos que Mujica forma parte de un proyecto político que está por encima de él. No sabíamos qué sentimientos lo embargaban ese día frente a esta cachetada de la historia.
Pero sabíamos sí lo que sentíamos nosotros, lo que nos dolía y nos duele aún.
Porque una vez que conocimos a Giorgio, e hicimos nuestro el mensaje milenario que porta, es imposible no querer informarte, investigar, leer, salir de la indiferencia que nos tiene a todos nosotros atados frente a un sistema anticrístico, que nos hace morir poco a poco como seres humanos.  Él es un catalizador, que te empuja a querer gritar las injusticias. Claro, las verdades que él difunde, hacen de a poco ampliar tu conciencia, e intentar ser un poco mejores como personas, pero también querer actuar contra lo establecido, contra un sistema injusto. Pero al mismo tiempo es necesario adquirir paciencia , tolerancia, porque todo este conocimiento que se adquiere puede ser contraproducente, en el sentido de que  al observar que los acontecimientos humanos a nivel mundial no toman ningún rumbo positivo, eso puede aquietarte, desanimarte, porque es como vivir una pesadilla. Todos los gobiernos mundiales piensan mucho en los pobres, pero hacen poco o nada por ellos. Vivir en una sociedad violenta, egoísta, con plena conciencia de que otro mundo mejor es posible, y que hermanos del Cosmos nos quieren ayudar a salir de este terrible oscurantismo con solo quererlo de corazón, es como vivir una especie de segunda muerte.
Por eso Giorgio nos enseña a no detenernos, y a estar unidos entre nosotros, y unirnos a otros a denunciar, y anunciar que otro futuro es posible.
De esta manera, una vez más nos hacemos presentes en una concentración, porque más allá de toda idea partidaria, la dignidad de los hombres, los ideales altruistas de solidaridad, de justicia, y el anhelo de la felicidad social, NO DEBEN MORIR, son parte inherente al espíritu humano, y al sentido mismo de la evolución. Hoy en día los hombres y mujeres del planeta nos encontramos en una gran encrucijada: pensar un mundo para todos, donde la solución a toda crisis no genere víctimas y más pobres, o, sucumbir haciéndonos la guerra: sea compitiendo por el empleo, por los recursos naturales, por las ganancias financieras o de capital, etc.  La primera opción nos llevaría a dar un salto cuántico: abandonar para siempre las guerras, reemplazándolas por el respeto a todas las culturas, emplear las fuerzas para obtener el conocimiento y las tecnologías verdaderamente al servicio del hombre y no de las multinacionales, y el cultivo de la solidaridad entre los pueblos. Aprenderíamos a vivir bajo otros intereses, sin competir con el prójimo, y la capacidad creativa del hombre sería empleada para aportar soluciones a todos los grandes temas sociales y económicos en vez de para la creación de armas de guerra cada vez más sofisticadas, armas que solo sirven para la muerte.
 
Montevideo, 9 de abril de 2012.
Adriana Navarro
Domingo Silva.

bid3bid2
Volantes convocando a la concentración confeccionados por las asociaciones UN PUNTO EN EL INFIN ITO y ALIANZA PACHAMAMA URUGUAY.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139