Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

erikapaisPor Erika Pais
Como poder trasmitir con nuestras limitadas palabras las sensaciones que se agolpan en el alma. Como poder utilizar nuestro primitivo lenguaje que responde a una mera conexión entre químicas cerebrales, conexiones neuronales e impulsos musculares, para expresar los conocimientos del alma, la trascendencia del espíritu, la luz que emana de esta tierra y envuelve nuestro ser. Como dar forma al etéreo sentimiento y la información ancestral que nuestro cuerpo esconde. Como atravesar la barrera del tiempo de la misma manera que hemos atravesado el océano para reencontarnos con esta tierra, mi tierra, nuestra tierra y completar el puzzle de este entramado capricho de la historia humana. Piezas liberadas al azar y vedadas a los ojos de los gentiles, piezas que si logramos encastrar en este laberinto de misterios harán relucir la verdad sobre esta tierra más allá del Jordán. La nueva Jerusalén.
¡!Sicilia, tierra de luz, de sombras, de sangre que baña tus mares, de almas emergentes de las calles soleadas, de espíritus anclados en las obras de los pocos justos que aún luchan por la dignidad del alma!¡
¡!Sicilia tan misteriosa y pasional como el oceáno que te envuelve, tan agresiva como las montañas que te rodean, tan luminosa como el sol que te abraza, tan libre como la omertá que te envuelve, tan oscura como las intenciones de quienes te someten, tan ingenua como los quijotes que te sostienen y que te buscan liberar, tan bondadosa como los maestros que han pisado tus tierras, tan egoísta como los sentimientos que emergen de tus fauces, tan mística como la energía que te crea, tan soberbia como los mafiosos que te abruman, tan mía, tan nuestra, tan Sicilia!¡
Tu emanas solo poesía, poesía alegre, poesía triste, erótica poesía, violenta poesía que nos hace estremecer hasta el alma, hasta dejarnos mudos de incertidumbre, ciegos de la verdad que atesoras. Poesía estremecedora, poesía relevante, mística poesía que habla de luchas y horrores, de conquistas y mártires, de amor y de odio, de claro u oscuro, de noche o de día. De amantes y asesinos en las penumbras de tus calles, de justos y corruptos en los pasillos de tus aulas. De nosotros que venimos a buscarte y de El que nos encuentra.
Tomamos el avión con la ansiedad de buscar respuestas y con la incertidumbre que esas respuestas traerán, con la alegría del espíritu de alcanzar ese abrazo protector que nos llena, nos da fuerza, nos guía. Ese abrazo que necesitamos y hasta criticamos, el abrazo de nuestros hermanos y la sonrisa de aquel que envío quién nos prometió volver. Dando vida a las letras muertas del antiguo evangelio, volviendo certeza las palabras vagas trasmitidas hasta ahora por una Iglesia corrupta, haciendo nuevas, una vez más, todas las cosas.
Respirar el aroma de alquitrán, de aceites rancios y loca energía del aeropuerto de Palermo dibuja una sonrisa en mi rostro, doy gracias a Dios porque, a pesar de no merecerlo, me da una vez más la oportunidad de ser testigo de una nueva llamada. Pido al Cielo la claridad de interpretación de los signos, miradas, gestos, ocasiones, risas, llantos, palabras, vivencias para poder trasmitir a aquellos que no están fisicamente todo lo que envuelve esta Tierra, este nuevo evento, este punto de inflección. Es que hay tanto para sentir, para ver, para amar, para abarcar que siento mi cabeza explotar y en cada noche que he pasado hasta este momento en el que me siento a escribir, pido serenidad.
Sentada en la oficina de la redacción de Palermo frente a las fotos de los Justos asesinados y de mis hermanos sumergidos en la dura tarea de llevar esperanza, una energía extraña me abraza y pareciera que me eleva, una sensación que quisiera nunca abandonar, es esa suave melodía que suena cuando los hechos fortuitos toman forma de información para poder ser trasmitidos. Viajamos con Loreley a estas tierras debido a un llamado hecho por Giorgio para acompañarlo en un nuevo aniversario de sus estigmas, de su vida en esta tierra y de la muerte en físico de su maestro Eugenio Siragusa.
No hace mucho que Giorgio ha abierto definitivamente una base y centro de operaciones aquí en Palermo y a la que se ha trasladado para dar cumplimiento a la última parte de su misión. Íntimamente relacionado con la lucha antimafiosa, además de un profundo y complejo carácter espiritual, este bastión de luz erigido en la cima de un cerro y desde donde puedes observar toda la ciudad, desarrolla día a día todo un entramado de contactos, investigaciones, publicaciones y apoyo relacionado con la lucha contra la mafia. Para muchos aún es difícil comprender la relación con la faceta mística de Giorgio, pero para otros el desmesurado esfuerzo por hacer comprender que no se puede hablar de facetas, si no que de una única misión con diferentes componentes, poco a poco está dando sus frutos. ¿Por qué Sicilia, porque Palermo, porque la mafia como parte de una Obra que habla del Retorno del Cristo y de los Seres de las galaxias? Son preguntas que se responden cuando dejamos que este Ser con forma de Isla nos compenetre, nos trasmita día a día en sus calles cargadas de muerte; si permitimos que su aroma a pasión nos abrace y su voz aúlle en los recónditos y olvidados lugares por los que hemos caminado. Su aliento a Dios nos transporta y como suaves ráfagas intenta comunicarnos los secretos que se esconden en sus entrañas vomitándolos en cada esquina por la que nuestro hermano Lorenzo con amor se detenía a enseñarnos la marca de un cuerpo caído por los atroces actos cometidos por el anticristo para contaminar la tierra desde donde Nuestro Maestro anuncia su pronta e inminente visita. En el eco de la sombra suenan los disparos con los que las vidas se han cegado y ante nuestros ojos de la memoria, traída por la dulce voz de Lorenzo, esos cuerpos vuelven a caer una y otra vez. El sonido de sus huesos cayendo sobre el asfalto nos abruma, pummm otra vez, pummm, y otra, pummm la sangre que santifica corre despacio hacia alguna alcantarilla y nosotros quisiéramos retenerla, quisiéramos que no hubiera sucedido nunca. Pero para el Cielo es necesario el sacrificio de estos mártires para impregnar con el las tierras fértiles desde donde podrán brotar las esperanzas de un nuevo reino. Como seres débiles y egoístas quisieramos que todo fuera de una manera más fácil de asimilar, que las cosas salgan a la luz de manera que la comprendamos sin el esfuerzo del sacrificio. Pero el Cielo posee desde antes de los tiempos su propia metodología y nosotros almas desperdigadas por el planeta, solas y vagando viajamos a encontrarnos, uruguayos, chilenos, argentinos, paraguayos, italianos bajo el manto protector de la sombra del águila de Juan y los seres de Luz que guían nuestra Obra, en medio del recorrido y como una caricia estelar Matías imprime con su cámara fotográfica el majestuoso y formidable vuelo de un águila, mientras que Andrés el de una luz extraña en el Cielo que nos regala una guiñada de amor, de sólida compañía y recelosa observancia.
Todo es posible que suceda en esta Tierra, donde las estrellas, la Verdad y el Cielo juegan a las escondidas, nosotros debemos buscarlos, hurgando en la memoria de los tiempos conjugando todas nuestras fuerzas emocionales, debilidades humanas, historias personales como cruces sobre nuestras espaldas  y Sicilia cómplice por excelencia los esconde entre sus verdes valles, azules océanos y rojos amaneceres. La verdad está allí en algún recóndito rincón, en el éter de los tiempos, en la histórica presencia de estos “ángeles” y en el andar errante del que nos llama. Corramos a abrazarla, a llenarnos de ella, a exprimirla y enamorarla, a cortejarla y conquistarla para que nos acompañe de la mano a entregársela a los que nos esperan en casa.

Erika Pais.
30 de agosto 2012.
1a parte.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139