Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

adriananav21DIARIO DE VIAJE AL CORAZÓN DE UNA ESCUELA ESPIRITUAL
Segunda Parte: Palermo
Por Adriana Navarro - Domingo Silva
8 de enero de 2012
Después de muchas dolorosas despedidas, dejando atrás rostros que quizás nunca volvamos a ver partimos hacia Palermo. El viaje lo hicimos en auto, conducidos por Daniele Maculan y su compañera Valeria Di Blasi, mientras Pier Giorgio Caria conducía otro auto en el que viajaron Erika, Georges y Giorgito. Querían que disfrutáramos del paisaje, pues prácticamente hay que recorrer media Italia hacia el sur partiendo de Sant´Elpidio para arribar a Palermo. Bellísimo viaje en el que lentamente nos alejamos de las suaves colinas y alternamos llanos y montañas con sus cimas nevadas. Las nubes parecían jugar con las montañas, a imitarlas, mientras que azules, blancos y verdes contrastaban. Como un leimotiv las autopistas se transformaban en túneles que se internaban atravesando las montañas. Nos llama la atención a lo largo de las cadenas montañosas que nos acompañan los enormes recortes existentes en las mismas que son la huella de la actividad minera. Nos quedamos pensando…si aquí, en este país mucho más largo que Uruguay, con enormes montañas, la huella es tan imponente, ¡qué será del Uruguay, nuestro país de origen, cuando se convierta en víctima de la minería a cielo abierto, tal como pretenden los grandes capitales que desean instalarse en Uruguay para realizar sus actividades extractivas! Nuestro país, no tiene estas imponentes montañas y su extensión se limita a una pequeña extensión de unos 600 por 500 km aproximadamente, por lo tanto pasarán a formar parte de su paisaje no montañas “recortadas”, sino inmensos cráteres hacia el interior de la tierra, destruyéndose además las capas freáticas que nutren todos los arroyos y ríos que dan vida a la fertilidad de nuestra tierra, que se ha caracterizado siempre por ser  una tierra productora de alimentos. Pero hoy por hoy el gobierno uruguayo anuncia que cambiará la matriz productiva del país… ¡cuánta monstruosidad!...
adriananav1 Así, alternando paisajes, pensamientos, pequeñas charlas, y la compañía de la música italiana, que eligiera Daniele como una forma más de agasajarnos, llegamos hasta una zona de profusos valles y montañas, donde el paisaje majestuoso se impone a la vista. En ese lugar ya cercano al cruce a Sicilia, Pier nos informa que ese es el dominio de Ndrangheta, uno de los grupos mafiosos, que por supuesto ha cobrado muchas vidas. En esos valles que nosotros contemplamos tranquilamente, mientras hacemos una parada y tomamos un café, este grupo arroja sus víctimas hacia los precipicios de las montañas, donde concebir la búsqueda de un cuerpo es muy difícil. Pier nos agrega que muchas veces la policía busca cuerpos en las profundidades de esos valles, que nuestra vista no alcanza a detectar.
Luego de cruzar a Sicilia, llegamos a la ciudad de Messina, en plena noche, y desde allí todavía nos faltaría una hora y media más para arribar a Palermo. Ya en medio de un tráfico rápido, que pone de manifiesto las diferencias con la estaticidad de Sant’Elpidio, por calles estrechas, que avanzan en curvas cerradas en todas direcciones y con profusas subidas y bajadas, llegamos hasta la casa de Giorgio, o también podemos decir, llegamos a la redacción de Antimafia en   Palermo. En la entrada una placa con la inscripción “Bongiovanni-Baldo Associazione Culturale Falcone e Borsellino. Redazione Antimafia Duemila”. Lo creemos porque lo vemos.
  La emoción de encontrar nuevamente a Giorgio y a Sonia, Sonietta, nos corta un poco el pensamiento, y a su vez nos reencontramos con Lorenzo y María. Conocemos a nuevos personajes de esta obra, Giovanni Micale, Mónica, una mujer con un ánimo muy alegre, excelente cocinera y el caribinieri Giuseppe. También allí Antonella, visiblemente contenta de vernos, y ofrecernos su hospitalidad. Cruzando la puerta de la casa de Giorgio, se encuentra una cocina-comedor grande, con una gran mesa y muchas sillas, como para que puedan darse cita muchos comensales, o puedan darse charlas de sobremesa profundas, o quizás resolver temas relativos a Antimafia. Hacia el fondo de la habitación un ventanal, con puertas a un balcón inmenso, desde donde se aprecia todo Palermo. Vista desde ahí, con las lucecitas de la noche brillando, uno se pregunta ¿pero aquí es la cuna de la mafia? Un sentimiento de pena, de incomprensión ante el desperdicio que hacemos los seres humanos de todas las cosas.  La casa está situada en la cima de un cerro, en lo alto, y se puede apreciar gran parte de la ciudad, y de fondo el mar, realmente se conjuga una vista bellísima. Apenas llegamos Domingo, con su natural emotividad ha dicho: adriananav2“Giorgio, vives como las águilas”…entonces Giorgio, comienza a decirnos que desde ahí puede ver todo Palermo y a señalarnos hacia un lado y otro y explicarnos que vive rodeado por las familias de los mafiosos... No se puede describir exactamente el sentimiento…pena, rabia, incredulidad, melancolía, admiración por la valentía que demuestran Giorgio y todos quienes le acompañan aquí en Palermo. Parece más una película que una realidad lo que estamos viviendo. Giorgio aquí en Palermo nos recibe con su característica sonrisa para sus amigos, queriendo mostrarnos todo en un instante, pero su ánimo es mucho más serio y concentrado que en Sant´Elpidio. Descendiendo las escaleras al otro lado de la habitación, llegamos a las oficinas de antimafia. Allí cada uno en su puesto de trabajo, el ambiente es de concentración y entrega, pero está lleno de amor, quizás mezclado con el apuro de la lucha, con la tensión de los hechos, con la sed de justicia de Giorgio que parece emanar de él como queriendo atravesar las paredes. Todos se unen a él en sus sentimientos, aunque todos aportan algo diferente, como las notas de una melodía, notas, notas de amor, de sonrisas, de seriedad, de concentración, de temor, de alegría, de valentía, de rabia, de recibimiento, de unión, de confianza en el amigo que llega…como esas melodías que nos encantan pero que no podemos recordar para tararear.
9 de enero de 2012.   
Domingo y yo nos hemos alojado durante la noche en el Hotel Bell 3 cercano a la casa, en una habitación con una vista casi gemela a la del balcón de la casa de Giorgio, así que seguimos apreciando y sintiendo la vibración de Palermo, y nuestras almas buscaban comprender cómo es posible que Giorgio se encuentre instalado en esta ciudad. En la noche hemos leído una noticia que nos ha dado Giorgio, “La marcha hacia el abismo”, de Fidel Castro, una denuncia que este hombre hace y en la cual habla, entre otras cosas acerca del gas de esquistos, como la tecnología que se está usando para extraer gas o petróleo altamente contaminante y peligroso.  Para nuestra sorpresa y quizás siguiendo un paralelismo sorprendente, a nuestra llegada a Montevideo nos enteraríamos que la ADMINISTRACION NACIONAL DE COMBUSTIBLES, ALCOHOLES y PORTLAND (ANCAP por su sigla), organismo estatal uruguayo, está haciendo llegar cedulones a productores del interior del país para hacer prospección de los terrenos para extraer gas de esquistos. Obviamente parece que sí quieren, cambiar la matriz productiva de nuestro país. En la noche escuchamos informativos italianos, y a pesar que el idioma nos falla todavía, podemos comprender que hay lugares de Italia que están contaminados con energía radioactiva, y que nadie se preocupa, o al menos no se toman medidas para salvaguardar a la población que vive cerca de esos lugares, y que obviamente comienzan a enfermarse. Los políticos de Italia dicen palabras que nos resultan conocidas, se tomarán medidas, no es fácil encontrar las soluciones y bla, bla, bla. Mientras tanto la gente se enferma y muere.
En la mañana nos pasó a buscar Lorenzo Baldo para recorrer Palermo y explicarnos el trabajo antimafia. En otro auto, iban Erika, Georges, Giorgito y Pier.
Lorenzo no ha desperdiciado ningún momento del viaje en auto, y mientras que comenzábamos a recorrer las calles de Palermo nos relató quizás el hecho que fue el móvil, el inicio, parte de su despertar, que lo llevaría a estar hoy al lado de Giorgio en el trabajo de antimafia. Cuando ocurre el atentado contra el juez Giovanni Falcone el 23 de mayo de 1992, que le causó la muerte a él, a su esposa Francesca Morvillo, y a los escoltas Rocco Dicillo, Antonio Montinaro, y Vito Schifani, Lorenzo quedó muy impresionado y conmovido al  escuchar a la viuda de Vito Schifani. Una mujer de 24 años en aquél entonces, madre de un bebé de cuatro meses, que en medio del velatorio en la basílica de Santo Domingo en Palermo dijo: “Me dirijo a los hombres de la mafia, porque estáis aquí adentro. Yo os perdono pero tendréis que poneros de rodillas, tenéis que tener el coraje de cambiar, de cambiar vuestros planes asesinos”.
Si reflexionamos un instante sobre estas palabras, las mismas tienen un sentido crístico. Esta mujer, sumida en el dolor está dispuesta a perdonar, siempre que haya justicia, que haya verdadero arrepentimiento, es decir, si verdaderamente se está dispuesto a cambiar, a cambiar las acciones, y reparar los daños. Dios es misericordioso, pero para ello debe ser justo, es decir poner un fin, un coto a las acciones negativas.
Lorenzo nos cuenta que las palabras de esta viuda provocaron el arrepentimiento de algunos mafiosos, así también él sintió que tenía que hacer algo.
Buscando en la prensa de aquél entonces hemos visto que esos momentos fueron terribles, que en el funeral había miles de personas que aplaudían los féretros y silbaban a los políticos.
Es decir parecería que en Palermo todos saben la verdad de la complicidad entre los hombres que están en el gobierno y los integrantes de la mafia, aunque pocos hablan, y algunos luchan dando toda su vida.
Falcone pagó con su vida por haber luchado incansablemente contra la mafia, llegando a realizar lo que se llamó el Maxiproceso, por el cual se condenó entre otros, a dirigentes de la mafia siciliana, encabezados por Luciano Liggio, Nino Salvo, Michele Greco y Toto Riina. Las condenas sumaron en total 2665 años de cárcel. Además se implantaron normas muy severas para la reclusión, tendientes a impedir que desde la cárcel se continuaran realizando actividades mafiosas. A este conjunto de normas se lo conoce como el 41 bis. Falcone contó con la colaboración de un hombre de la mafia Tommaso Buschetta que fue un arrepentido y a través del cual se pudo conocer sobre la realidad de Cosa Nostra.
Para orientar a quienes puedan necesitar información complementaria sobre Cosa Nostra, podemos decir que la mafia era una sociedad secreta.  Habría surgido a mediados del siglo XIX en el oeste de Sicilia. Allí tuvo siempre su centro de gravedad, entre las provincias de Palermo y de Trápani. Sus miembros eran conocidos al principio con el nombre de carbonari y después con el de beati Paoli. Los más viejos decían que la sociedad había sido concebida sobre los valores de la amistad y de la familia, del silencio, de la solidaridad y del respeto a la palabra empeñada. Así lo aprendían todos los recién iniciados cuando sus padrinos, al revelarles los principios que normarían sus vidas, les herían la mano para manchar con su sangre la imagen de la Madonna Dell´Annunciata, patrona de la Cosa Nostra. En ausencia del Estado, muy débil en esa región, era fácil para ellos imponer su ley en Sicilia. Los habitantes de la isla tenían muy a menudo que recurrir a Cosa Nostra. Sus miembros les ofrecían “justicia”, les daban protección, aunque muchas veces eran ellos  mismos, los mafiosos, la causa que los obligaba, fatalmente, a reconocer esa “justicia”, a buscar esa “protección”. Hacia principios del siglo veinte, muchos comenzaron a salir de Sicilia. Algunos llegarían a Estados Unidos, donde formarían un imperio de criminalidad que nunca rompería sus lazos con Italia.
Hoy por hoy la mafia persiste –nos decía Lorenzo- aunque no tiene tanto carisma, porque existe la “tratativa” con el Estado y la connivencia con los políticos.
adriananav3 A medida que avanzábamos en el auto, con Domingo buscábamos entender, llegar al inicio. Vemos el trabajo que se realiza aquí en Italia por parte de Giorgio, Lorenzo y todos los que trabajan con ellos, pero es difícil imaginarse cómo comenzó todo, así que se lo preguntamos. “No ha sido fácil, ha tenido que ser un trabajo constante. Terzo-Millennio ya nos preparó – decía Lorenzo-  y en radio Radical Giorgio empezó a escuchar los procesos a los mafiosos”…Han sido horas de escuchar grabaciones de los procesos a los acusados, horas de leer, de investigar, de entrevistarse con distintas personas. Entonces, se comienza a comprender lo difícil que ha sido para Giorgio, y la tenacidad, la valentía, y la determinación, que ha debido tener. Ésta no es una lucha romántica, sino que hay que sumergirse en una maraña de leyes, de procesos, hay que sumergirse en los peores aspectos del ser humano, en sus bajezas más hondas. Asimismo Giorgio ha debido tener una gigantesca paciencia para explicar a quiénes quizás no entienden la conjugación de la parte mística de su experiencia, con esta lucha tan ardua y comprometida, que es la lucha contra la mafia, contra las relaciones de estas organizaciones criminales y personas del Estado, en definitiva contra el mal que se esconde bajo la forma de corrupción, de violencia, de muerte, de traiciones, de predominio por el poder, de ganancias económicas.
También se ha dado lo contrario, y hombres como los jueces Nino Di Matteo, o Antonio Ingroia, no se han dejado condicionar porque Giorgio tuviera el estigma de la cruz en la frente, y ha surgido una colaboración y apoyo mutuo en la lucha antimafia.
Otra cosa que nos contó Lorenzo antes de llegar “al árbol de Falcone” es que la primera dirección de la revista Antimafia, la hizo la periodista Andreina Di Tomassi, periodista del periódico La Republica, mientras que todavía Giorgio no podía realizarla, hasta tener los títulos habilitantes como periodista.
adriananav4 Así llegamos hasta la que fuera la casa de Giovanni Falcone. Ya con un nudo en la garganta, porque la pasión con la que Lorenzo nos hablaba nos había inundado, a la vez que Palermo también nos había ido envolviendo, con sus colores y sus edificaciones, que nos resultaban conocidas, seguramente por el “aire a Montevideo” que tienen, con su historia que se nos revelaba a  cada instante y que también nos parece conocida, porque también la historia uruguaya es una historia turbia, de guerras, de predominios, de muchas cosas escondidas. Tal vez es que así es la historia del hombre, y uno no puede no preguntarse, ¿cuándo terminará todo este estado de cosas?
En la puerta de la casa donde vivió Falcone, en Vía Notarbartolo No.23, existe una magnolia muy grande, cuyo tronco se haya recubierto por fotos, notas, cartitas pidiendo ayuda, socorro a este mártir, recordándole, sumándose a su lucha. Cientos de recordatorios, muchas cartitas o dibujos de niños, incluso. Esta es la forma como muchas  personas se reconocen en un hombre justo, en un hombre que representa altos ideales. Mientras que nos concentramos en reconocer el lugar, no pasan inadvertidas las miradas de algunas personas que están ahí, miradas, sólo miradas…En el árbol hay una emblemática foto de Falcone y Borsellino, en la que ambos están sonriendo como compinches, y Domingo comenta que ésta le recuerda una foto de Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, -en una actitud similar- dos senadores  que perdieran la vida a causa de la represión durante la dictadura uruguaya en el año 1976.
También se observa aquí sobre la vereda el recinto blindado donde estaba el custodia de Falcone.
Todo parece envuelto en un velo terrible. Ya alejándonos del lugar, a una cuadra exactamente, Lorenzo nos llamó la atención para que miráramos una lápida que se encontraba  en la esquina, recordando un carabinieri que fuera asesinado por la mafia. Nos dijo que la ciudad era un cementerio… “tanta sangre derramada hay en esta ciudad, que te quita la energía”.
Seguíamos nuestro viaje por las calles de Palermo y también nuestro viaje interior para tratar de comprender el trabajo antimafia. Preguntamos  sobre la familia de Falcone, ya que sabemos que la familia de Borsellino, está en contacto con el grupo de antimafia, pero no así la de Falcone. A esto Lorenzo nos ha respondido que María Falcone, hermana de Giovanni Falcone, no es una luchadora en contra del sistema, en contra del sistema político, sino que hace una lucha institucional, y en la conmemoración del asesinato de Giovanni, cada año, ella invita ministros y autoridades oficiales porque sostiene que su hermano era “un agente del gobierno”. Sin embargo esta no es la postura de Giorgio o Lorenzo, ya que para ellos es casi una herejía que estén presentes en esa fecha colaboradores de Berlusconi, por ejemplo.
adriananav5 Sobre la familia del juez Paolo Borsellino, que trabajó en estrecha colaboración con su amigo Giovanni Falcone, y que fuera asesinado poco tiempo después que él, Lorenzo nos cuenta que en el año 2006, su hermana, Rita Borsellino se presentó como candidata a la presidencia de la región de Sicilia, y que fue derrotada por Salvatore Cuffaro. Cosa Nostra hizo campaña contra ella en los barrios pobres. Cuffaro es un político y médico italiano, perteneciente en sus orígenes al partido Demócrata Cristiano, que fuera condenado en el año 2011 a siete años de prisión por colaborar  con Cosa Nostra. Este hombre se perfilaba como un líder, ya desde su juventud, dentro de los movimientos estudiantiles. Ocupó variados cargos en el gobierno y más tarde apoyó la coalición a la que pertenecía Silvio Berlusconi.
Mientras que estábamos en estas conversaciones pasamos por el teatro Massimo, uno de los más lindos de Europa, donde se filmaron escenas para la película “El Padrino”. En sus escalinatas se filmó la muerte de la hija de El Padrino. Ficción y realidad no parecen tener mucha diferencia, ya que cerca de allí, cruzando la calle mataron a un juez, en el año 1980.
De nuevo estábamos en el auto cuando Lorenzo nos explicó que con la reciente caída de Berlusconi, el gobierno, el poder, pone a un tecnócrata al frente, Mario Monti, que no es de ningún partido, pero que responde a las necesidades del nuevo orden mundial. A Berlusconi lo obligaron a irse, pues en verdad él no quería abandonar el gobierno. Cuando cae un gobierno, y no hay elecciones, se coloca al frente un hombre como Monti, que es un economista. El gobierno actual de los tecnócratas está aliado a los banqueros, a Goldman Sachs, la Federal Reserva, etc. “Como dice Giulietto Chiesa, es un plan global que adhiere a una teoría económica. Es un plan mundial para someter a los gobiernos europeos y a todo el mundo. Los recursos se acaban y ellos lo saben”, nos explicó Lorenzo.
adriananav6 

adriananav7El siguiente destino fue la calle Vía Isidoro Carini No.34, donde asesinaron al general Carlos Alberto Dalla Chiesa, a su mujer y a su escolta. A la mafia no le interesaba matarlo, fue un móvil político, porque Dalla Chiesa investigaba al presidente Giullio Andreotti y sus relaciones con la mafia. Este hombre quería eliminar a la mafia política. Este fue el primer lugar al que se dirigió Giorgio cuando llegaba a instalarse a Palermo, en la madrugada del 17 de julio de 2011, acompañado por Sonia, Sonietta, Lorella, Antonella, Emanuelle y Francesco. En silencio bajó del coche y arrodillándose besó el suelo en el lugar donde se cometiera el atentado contra el general, renovando entonces la promesa que le hiciera hace muchos años, un 4 de setiembre de 1982, el día siguiente de su asesinato, de que volvería a vivir en esta tierra y a bregar porque se  le hiciera justicia.
Así  en esta charla junto a Lorenzo fuimos comprendiendo lentamente entre historias de dolor, pero también de amor, de amor que no olvida, de amor que vuelve por su promesas, una historia de negociaciones, conversaciones y presiones entre mafia y Estado, pero también una historia de hombres valientes gracias a los cuales todavía podemos creer que vale la pena vivir, que vale la pena defender los valores positivos, de hermandad y de justicia.
La última de las negociaciones (mafia-Estado) habría llevado al triunfo del partido Forza Italia, del cual políticos como Dell´ Utri son los titiriteros, hombres de confianza de Cosa Nostra. Él sabía de los atentados. Esta es la lucha de Giorgio, dejar al descubierto a los mandantes externos de los atentados mafiosos. Es decir a aquéllos hombres que desde cargos políticos o públicos, usan las relaciones con estas organizaciones criminales, como brazo armado para eliminar a quienes se les interpongan con su delirio de poder, en cualquier forma que sea.
adriananav8 Hay medio país a quien no le interesa nada, y otro medio que no apoya a la mafia. Se han votado leyes en contra de los magistrados, para entorpecer su trabajo, para detenerlos.
Nos dirigimos luego a las puertas de la casa de la madre de Paolo Borsellino, donde ocurriera el atentado que terminara su vida. En este lugar sigue viviendo aún Rita Borsellino, su hermana. Parados en la puerta hemos visto un olivo que fuera plantado aquí por la madre de Paolo. Este olivo vino desde Jerusalén, se trajeron siete plantas y esta mujer decía: “si lo sacan, planto otro”.
Un episodio repetido, sobre este olivo cuelgan también inscripciones, fotos, gorros, pedidos de justicia, recordatorios al igual que en el árbol de la casa de Falcone. Muchas voces ahogadas, muchos seres se hacen presentes de esta forma, silenciosa, en alguna medida hacen su resistencia a la mafia. Quizás sienten la impotencia de no poder confiar en nadie, de no encontrar hombres honestos e incorruptibles que los representen, por ello es tan importante la lucha contra la mafia, porque en su forma más profunda es una lucha por la libertad del hombre. Por eso la lucha de Giorgio, Lorenzo, y los jueces que emprenden esta tarea, junto a muchísimos familiares de víctimas es tan necesaria.
Si no sabemos identificar el mal, podemos inocentemente caer en la trampa, es decir seguir colaborando sin darnos cuenta con emprendimientos nefastos, con ideas aparentemente buenas, que esconden otra cosa, con hombres que pueden parecer honestos y que sin embargo sean corruptos.
Puede observarse cerca de ahí, sobre el monte Pellegrino, el Castello Utveggio, desde donde durante mucho tiempo se pensó habría sido el lugar “en que se tocó el botón para detonar la bomba en el atentado contra Borsellino”. Hoy se sabe que no fue desde aquí, sino desde un edificio gris, -que pudimos observar- que se encuentra mucho más cerca de la casa. Ahí estaba Giuseppe Graviano esperando la señal para el atentado. El castillo quizás haya sido una oficina de los servicios secretos para estudiar la situación. El único sobreviviente de aquella tragedia contó que ese día se “sentía observado”. Existen videos de los bomberos en que se ve el cuerpo de Paolo Borsellino en dos partes, pero con una sonrisa en el rostro.
 Desde este punto parte la marcha que organiza anualmente, Salvatore Borsellino, hermano de Rita y Paolo, desde el año 2009, recordando aquél trágico 19 de julio de 1992, pidiendo justicia y verdad hasta el Monte Pellegrino, hasta el Castello Utveggio. La marcha de las agendas rojas.  A este hombre –Salvatore-, saber que existe adriananav9Giorgio le ha dado mucha fuerza para seguir su lucha.
Continuaron durante todo el día alternando las charlas dentro del auto, y la llegada a distintos lugares significativos para esta lucha antimafia. Es así que Lorenzo vuelve sobre la figura de Giovanna Chelli, una mujer que también a él lo impresionara fuertemente, -al igual que a nosotros-,  por su rostro impregnado de una tristeza, y un sufrimiento permanentes, que conocimos en la conferencia antimafia en Tolentino a la que asistiéramos a poco de llegar a Sant’Elpidio a Mare.
“En estos once años –decía Lorenzo- hemos visto realizarse verdaderos milagros, pues hemos hecho cosas realmente más grandes que la fuerza que teníamos en cuanto a medios y personas y mucho más grandes que lo que pensábamos, cosas que no podíamos creer. Y eso ha sido por la disponibilidad, que es lo más importante. Y ahora que nos hemos profesionalizado, debemos dar otro paso...llevar nuestro trabajo a un nivel más alto, pero el problema es económico, y somos pocos en Palermo y en Sant’Elpidio”.
Durante estos años del trabajo en la revista Antimafia se han ido ganando la confianza de quienes realizan la búsqueda de la verdad.
Un ejemplo tiene que ver con la historia de la fotografía que llegara a la redacción, del carabinieri que se lleva el maletín de Paolo Borsellino, momentos después del atentado, para sustraer su agenda (roja).  Lorenzo nos explicó: “Una fuente confidencial que conocíamos y confía en nosotros nos dijo: “Existe esta fotografía del bolso de Borsellino, pero tengan cuidado, no den nombres”. Fuimos nosotros que dimos esta información a la Justicia. Esa información a la policía provocó un impacto, porque ellos empezaron a investigar. No lo dimos a la prensa, que hubiera obstaculizado la investigación… Nunca quisimos sacar rédito, por eso nos ven diferentes.” Gracias a la entrega de esta foto a la justicia, las investigaciones han podido proseguir, y no han sido obstaculizadas por la prensa.
Borsellino durante los cincuenta y siete días que transcurrieron desde la muerte de su amigo Giovanni Falcone hasta la suya propia vivió sabiendo que “le tocaría a él”. La necesidad de sustraer la agenda roja de Paolo, en el mismo momento del atentado, demuestra la existencia de otros intereses, de otros poderes, pues a la mafia no le interesa la agenda roja. La mafia mata y se va.
Lorenzo continuó llevándonos en esta historia de horror y de muerte, pero también de amor y de valentía, y nos contó que después de los atentados del 92, en el año 93 los atentados fueron dirigidos hacia personas comunes, a víctimas inocentes. Debemos tener presente que por aquéllos años comenzaba la Segunda República, con el emblema del cambio, del viejo al nuevo.
 adriananav10Sintéticamente, diremos que la corrupción descubierta en todo el sistema político italiano era tan grande, que era necesario un cambio de autoridades total. Debían aparecer nuevos rostros, al menos, aparentemente confiables. Así, que había que encontrar nuevas alianzas. En el sistema político se unificaron distintos partidos para formar dos grandes coaliciones, L´Unione de Centro Izquierda, y la Casa de las Libertades de Centro Derecha.  Los mayores partidos de L'Unione son Demócratas de Izquierda, La Margarita, Refundación Comunista, Comunistas Italianos  y Socialistas Democráticos Italianos. Por su parte, la Casa de las Libertades está formada principalmente por Forza Italia, Alianza Nacional, Liga Norte y el Partido Republicano Italiano. Había que encontrar nuevos contactos. Dentro de los grupos mafiosos existía una lucha por el predominio, y por determinar cómo sería la relación con las personas en el gobierno. Había un apuro en que una nueva tratativa Estado-mafia, quedara consolidada.
Hubo atentados en el centro y norte de Italia, en Florencia, Roma, Milán, hacia ciudadanos comunes. En el estrago de Florencia murió  una familia entera, y entre las víctimas se halla un bebé de ochenta días. Este fue el último llamado de atención de la mafia para que se firmara la tratativa. La mafia decía: nosotros si quieren terminamos con esto, pero tenéis que escuchar lo que pedimos. Porque en aquél momento se estaba reconstruyendo todo, los viejos políticos ya no estaban, estaban otros.
Otra actividad que realiza el grupo Antimafia es la visita a escuelas u otros centros cuando son invitados. Lo hacen como periodistas investigadores. También a veces son entrevistados por otros periodistas.
El siguiente lugar por el que pasamos fue el barrio Porta Nuova, donde Giorgio entrevistó a Salvatore Cancemi, un arrepentido de la mafia.
En este lugar Salvatore fue iniciado en la mafia. En 1976 Cancemi se conoce en prisión con Tommaso Buscetta, quien se haría cargo del recién llegado. Veinte años más tarde, cuando Cancemi se reunió con Buscetta en uno de los muchos procesos judiciales de los 90, confesó que él había participado personalmente en el estrangulamiento de dos de los hijos de Buscetta en 1982, a petición de Toto Riina. Buscetta lo perdonó diciendo que sabía que Cancemi no podía negarse a ejecutar una orden.
En 1996, Cancemi declaró que  Silvio Berlusconi y su mano derecha Marcello Dell´Utri estaban en contacto directo con Riina, quien ordenó los atentados que mataron a los magistrados antimafia, Giovanni Falcone y Paolo Borsellino. Después de una investigación de dos años, los magistrados cerraron la investigación sin cargos en 2002. No adriananav11encontraron pruebas para corroborar las denuncias de Cancemi. Del mismo modo, se cerraba una investigación de dos años, también puesta en marcha a partir de las revelaciones de Cancemi por una supuesta asociación de Berlusconi con la mafia.
Salvatore Cancemi reveló que Fininvest, a través de Marcello Dell'Utri y el mafioso Vittorio Mangano, había pagado a la Cosa Nostra 200 millones de liras (100.000 euros) anualmente. Los supuestos contactos, según Cancemi, dieron lugar a una legislación favorable a la Cosa Nostra, en particular, revisando el duro régimen penitenciario (artículo 41-bis). La premisa subyacente era que la Cosa Nostra apoyaría al partido político de Berlusconi Forza Italia a cambio de favores políticos.
 A pesar de las condenas por participar en varios asesinatos, por ejemplo los del político de la Democracia Cristiana (DC), Salvatore Lima, los magistrados Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, y el oficial de policía  Ninni Cassará, Cancemi no fue encarcelado. Y cuando se le preguntó acerca de la aparente situación actual de 'pax mafiosa', Salvatore Cancemi dijo: "Creo que este silencio es más aterrador que las bombas.” Y cuando Giorgio le preguntó por la conexión mafia-Vaticano, contestó: “¿usted quiere morir, y hacerme morir a mi?”. Salvatore Cancemi falleció hace poco. Lorenzo nos decía: “lástima que murió antes de contar otras cosas a Giorgio”.
Luego tomamos rumbo a la estrada donde asesinaron a Giovanni Falcone y a su esposa. Al llegar se observan dos obeliscos recordatorios con los nombres de las víctimas a cada lado de la carretera, así como la pequeña construcción,  desde la cual detonaron las bombas debajo de la estrada. Nos quedamos allí, un rato largo, observando, sin saber ni qué decir, qué hacer, qué pensar, la tristeza nos une, y el respeto a estos hombres y esa mujer...Alrededor las montañas, y el paisaje son imponentes, y uno se pregunta porqué tantas muertes, para qué, con qué sentido, porqué amar tanto el poder, el dinero.
 adriananav12adriananav13 Unos minutos antes de llegar a este lugar Lorenzo nos contaba, que el chofer que sobrevivió al atentado recordaba que el día del atentado era un bello día, y a medida que se acercaban a lugar el sol se iba ocultando tras unas nubes muy oscuras, como en un presagio terrible.
 La siguiente parada fue en la iglesia donde se velaron los restos de Falcone y sus escoltas, la basílica de Santo Domingo. Absolutamente imponente, en sus dimensiones, en sus esculturas, en su decoración, en todo. Sin embargo, mentiríamos si dijésemos que ahí sentimos a Cristo, o a Dios. Comentando con Pier nuestras impresiones, él a su vez nos explicó que para crear un sentimiento de superioridad sobre los fieles, cosas como la acústica y las dimensiones colosales eran estudiadas por los creadores de estos edificios imponentes.
Otro de los lugares que nos ha mostrado Lorenzo fue el Palacio de Justicia, un lugar muy conocido por él, ya que casi todos los días llega hasta aquí, para preguntar, o averiguar sobre las investigaciones de los distintos casos. Viene en su calidad de periodista. El Palacio de Justicia se ocupa de los juicios en primer y segundo grado, porque la casación se hace en Roma.
adriananav14Domingo pregunta a Lorenzo, sobre el valor de los jueces antimafia, que sabiendo que es dentro del propio Estado que hay corrupción, igualmente deciden hacer la lucha antimafia. Lorenzo nos dice: “son jueces que creen en el valor de la justicia. Son laicos pero creen en ese valor, y eso tiene aún más valor que en caso de quienes son creyentes”.
Luego hemos ido hacia la parte vieja de la ciudad de Palermo. Lorenzo nos ha referido la historia de Libero Grassi, un comerciante que fue el que por primera vez dijera a la mafia: “No quiero pagar el pizzo”, y por este motivo fue asesinado. Este hombre no sólo se opuso a este chantaje sino que además denunció públicamente la extorsión y se mostró colaborador de la justicia. El pizzo es la tasa que la mafia cobra a los locales comerciales para que puedan funcionar. Desde hace unos años ha surgido un grupo de jóvenes que denuncia, y protesta contra esa práctica injusta y aberrante. El lema de este movimiento es  “un pueblo que paga el pizzo no tiene dignidad”. Hoy por hoy son una asociación con abogados, que siguen los procesos y donde los comerciantes pueden denunciar si reciben amenazas.
adriananav15 Nuestro viaje continuó en dirección al mar y llegamos al barrio La Kalza, lugar donde nacieron Falcone y Borsellino. Desembocamos en una gran plaza, con mucho verde, una estatua del Padre Pío y algunos recordatorios. Ya casi la tardecita en el cielo se observaban bandadas de pájaros que formaban extraordinarias figuras, que cambiaban constantemente, haciendo una danza admirable, conformada por aquél vuelo conjunto. Tal cual parecían un único ser, transformándose y desplazándose por el cielo. Mientras que observamos el lugar, y escuchamos los gritos de unos jóvenes que juegan al fútbol en una canchita cercana, sentimos la misma vibración con un lenguaje diferente, nuevamente surge ese “aire conocido”, que parece el aire de algunos barrios de Montevideo. De nuevo surge el misterio, la añoranza dulce, y el sentimiento terrible en el que nos preguntamos si la vida de esta gente será como la de esos barrios de Montevideo, que encierran historias de hambre, de corrupción, de pobreza, de olvido, de esfuerzo y de trabajo, de esperanzas rotas y de alegrías simples, pero también de espíritus que se fortalecen y que anhelan y luchan por la libertad de tantos sometidos por esta cultura y por este sistema de vida que da prioridad absoluta al capital y la propiedad privada. Espíritus como el de Paolo Borsellino y Giovanni Falcone. Es así que llegamos hasta las puertas de la casa en que transcurriera la infancia de Paolo Borsellino. En una callecita humilde, de un barrio humilde. Al recorrer esas callecitas, hemos podido ver hacia adentro de pasillos estrechos, y casas ruinosas, y hemos sentido la tristeza de imaginar vidas de unos que someten y otros que son sometidos, vidas que transcurren en el olvido de este mundo. Sí, esta es una cara de Europa, que en América muchos desconocen o no quieren conocer. Cuando hablan de Europa, la ponderan, la añoran, la admiran por sus construcciones, por su desarrollo, ignorando estas facetas que hemos visto ante nuestros ojos.
Uno de los últimos lugares que hemos recorrido fue el puerto, donde hemos visto bellísimos yates, y hemos llegado a Castelvetrano, la ciudad de Matteo Messina Denaro. A este lugar fue transferido un cura que luchaba en contra de la pedofilia dentro de la Iglesia, que como forma de liberarse de él lo mandaron a este lugar.
adriananav16 Nuestro último lugar en este recorrido es Mondello, una ciudad turística, donde asesinaron a Salvo Lima, que fuera el brazo derecho de Giulio Andreotti. Salvo Lima pertenecía a la facción de la Democracia Cristiana. Aparentemente dada la coyuntura política, habría optado por romper lazos con Cosa Nostra. La mafia responde con su muerte. Giovanni Falcone sabía que la muerte de Salvo Lima era el fin de una etapa. Por ello cuando se enteró del asesinato dijo: “si la mafia mató a la gallina que pone huevos de oro, es porque ya tiene otra”.
Otra persona muy valiente y comprometida sobre la que hemos profundizado con Lorenzo es Letizia Battaglia. Letizia es una fotoperiodista, que ha dedicado su vida a denunciar a la mafia, así como las relaciones de la mafia y el Estado. Una mujer que jamás se resignó a la existencia de la mafia, y se vio empujada por la vida a realizar la denuncia a través de la fotografía en blanco y negro. En los setenta trabajaba para el periódico L´Ora, y ya desde entonces su alma se vio acosada por la constante de fotografiar muertes injustas, víctimas de la mafia, ser testigo del derramamiento de sangre al que nunca pudo acostumbrarse y por ello a pesar de ser hoy por hoy una mujer anciana, sigue luchando, denunciando.
adriananav17Buscando información complementaria de esta mujer hemos encontrado una fotografía terrible, una de las tantas que esta fotógrafa ha realizado. Es de  una niña de unos doce o trece años con un arma en la mano, en una de esas callecitas, con una media de nylon en la cabeza. A través de la media puede verse que la niña sonríe, casi como si estuviese jugando. Sólo que su juguete es un arma de verdad. Recordamos entonces que en la última charla con Giorgio en Sant´Elpidio, alguien le preguntó como hacían los mafiosos para atraer a los niños. A lo cual respondía: “Los dejan en la calle con todo lo que ello implica. Los “mejores” sobrevivirán y otros sucumbirán. Los mafiosos van siguiendo este crecimiento y luego los atraen hacia sí cuando sean más grandes, hacia sus negocios. Esto se puede hacer en barrios pobres, y se hace adrede”.
  Cuando Letizia Batagglia llegó a Vía D´Amelio, luego del atentado contra Borsellino, no pudo sacar fotos por la impresión que le causó esa terrible escena. Más tarde se arrepintió debido a que no pudo dar testimonio. Esta mujer nacida en Sicilia, sabe muy bien que las relaciones entre la mafia y la política han sido constantes, así como tampoco la iglesia ha denunciado a la mafia. Además sigue siendo una forma rápida de ascender, o sobrevivir socialmente recurrir a la ayuda de la mafia, en una Sicilia pobre, y “separada” de Italia. 
adriananav18 Después de este día, que pareció varios, por la intensa información y por la enorme carga emocional que recibimos, nos reunimos para la cena en casa de Giorgio. En la cena estuvimos: Giorgio, Sonia Alea; Sonietta; Erika y Giorgito; Daniele Maculan; Valeria Di Blasi; Casimiro, un carabinieri; Giuseppe, otro carabinieri;
Giovannone; Mónica; Georges Almendras; Lorenzo Baldo; María Loi; Antonella Morelli; Adriana Navarro, y Domingo Silva. 
Después de comer Giorgio se retiró a trabajar. Pudimos observar que no se detiene nunca.
10 de enero de 2012
 
adriananav19Este fue el día de nuestra partida hacia Catania. Previamente recorrimos una feria en Palermo, buscando algunos recuerdos para obsequiar a nuestra llegada a Uruguay. Nuevamente los puestos, las caras, los gritos de los feriantes, los variados artículos que iban desde pescado hasta ropas, nos recordaba las ferias en Montevideo. Sin embargo nos preguntábamos sin decirlo, ¿qué saben ellos de la mafia? ¿cómo viven esta realidad?, y tantas otras preguntas. Pero al mismo tiempo observábamos que en los recuerdos que hay para los turistas, con distintas simbologías de Italia, si los damos vuelta en muchos encontramos la leyenda “hecho en China”. También en otros productos de más valor en Sant´Elpidio se encontraba la misma leyenda. No hay duda que China ha conquistado el mundo. Nos seguíamos preguntando: ¿dónde están las mafias?...
Fue difícil despedirnos de ese hombre con quien habíamos compartido tan sólo un día pero que significó y significará tanto en nuestras vidas. Lorenzo nos dijo: “me llevo vuestra emoción”, “he sentido vuestros corazones”.  Nosotros también te hemos sentido Lorenzo, hemos sentido tu alma, y también a María, Giovanone y Mónica, que nos despidieron con una franca sonrisa. A todos les estaremos siempre más que agradecidos.
 A las 18  horas partíamos en tres autos hacia Catania, junto a Giorgio, Sonia, Sonietta, Antonella, Georges, Erika, Giorgito, Daniele, Valeria y Pier. Giorgio quería llevarnos quizás al lugar más emblemático de toda la Obra, el Etna. Un torbellino de pensamientos en la cabeza, un remolino de emociones en nuestro corazón, un sentimiento hermoso de partir conducidos por Giorgio. Ver los tres autos marchar coordinados, uno detrás de otro, sintiendo que vamos todos juntos, unidos por los  mismos ideales, nos remonta en el pensamiento, ¿cuántas veces Giovanni Falcone, habrá marchado seguido de su amigo Paolo Borsellino, por esas mismas calles que nosotros dejábamos, unidos por los mismos ideales…ideales que tienen un único sentimiento de fondo, el único sentimiento que puede unir de verdad, el amor, y de la mano del amor, el deseo de justicia.

adriananav20


Montevideo, 11  de noviembre de 2012.
Adriana Navarro.
Domingo Silva.



DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139