Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
04100Por Sandra De Marco
SEPTIEMBRE – OCTUBRE 2012
Recordad la ley de Moisés, mi siervo, a quien yo di en el Horeb mandamientos y normas para todo Israel. Yo os enviaré al profeta Elías antes de que llegue el día grande y terrible del Señor. Él hará volver el corazón de los padres a los hijos y el corazón de los hijos a los padres, para que cuando yo venga no tenga que exterminar la tierra. (Malaquías 3, 22-24)
Si bien desde los orígenes toda ley natural hubiera sido innata en el corazón de cada criatura, el hombre ha infringido deliberadamente las leyes del Altísimo, el Artífice de todas las cosas; ha perseguido, burlado y matado a los profetas mandados en Su nombre, ignorando advertencias y castigos. Así, por siglos se ha burlado de aquel pacto de Alianza con Dios, señal intangible de amor desbordante e infinita gracia, traicionando todo lo que fue ordenado:
YO SOY EL SEÑOR TU DIOS: El orgullo y la soberbia han vuelto al hombre incapáz de someterse a su Rey, dando espacio a la duda, a la incredulidad, a la apostasía para cultivar únicamente indiferencia, tibieza y una pertinaz y calculada ingratitud.
NO TENDRÁS OTRO DIOS FUERA DE MI: La arrogancia ha dado a luz un delirio de omnipotencia y ostentada vanagloria. En el incansable intento de reemplazar a su Creador, el hombre se ha dejado fascinar por prácticas de adivinación, espiritismo y magia, ha consultado tarots y bolas de cristal con tal de ejercer cualquier poder sobre el presente, futuro, hombres y cosas. Ha divinizado el dinero, criaturas, hasta el demonio, comprado y vendido realidades espirituales y profanado las cosas más sagradas.
NO DIRÁS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO: Sin ningún tipo de temor, el hombre ha blasfemado, imprecado y ha hecho de Su nombre testigo de interminables mentiras. En el nombre de Dios se combatirán guerras, infligirán atroces torturas y persecuciones. También los principios de la Iglesia se mancharán de sangre y de graves infamias, de las cuales se convertirán en cómplices con el silencio los gobiernos y sus seguaces.
ACUÉRDATE DE SANTIFICAR LAS FIESTAS: Postrado ante el dios Mamona el hombre ha aplastado el calendario, homologando los distintos lugares del planeta y sus credos  a exigencias de una bulímica propensión al consumo. Finalmente lo reemplazó por ocasiones de diversión y distracción, ahogando toda profesión de la fe, nutrición del espíritu y la práctica de Su palabra a través de las obras.
HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE: El respeto y el deber de gratitud por los que, con el regalo de la vida y su amor han traído al mundo a sus hijos, hoy son recompensados con el abandono en condiciones de indigencia extrema, enfermedad y soledad. Una miríada de ancianos serán encerrados en campos de concentración llamados geriátricos como inútiles fardos a la espera de la muerte, mientras los padres matados y masacrados por sus propios hijos, también por motivos fútiles, se convertirán en una “normalidad” de la crónica de todos los días. 
NO MATARÁS: La sangre será derramada en todas las épocas, culturas y latitudes. Hoy hay treinta y cinco conflictos en curso, genocidios, matanzas, masacres de civilizaciones enteras serán perpetradas durante los siglos en nombre del propio Dios, de la democracia y de la paz. Ningún pueblo será inmune a la patología del odio, del desprecio y de la discriminación: el hermano matará al hermano con inaudita ferocidad, también por motivos fútiles o hasta por juego, los niños serán obligados a empuñar las armas, mientras que la eutanasia, la pena de muerte y el aborto serán legalizados. 
NO COMETERÁS ADULTERIO/ACTOS IMPUROS: El valor fundamental que Dios ha asignado al vínculo sagrado  del matrimonio y a la sexualidad, como la máxima expresión del amor en la pareja, será ahogada por la necesidad de transgresión y perversión. Jesús dijo: “Que el hombre no separe lo que Dios ha unido”. Sin embargo la pureza interior de aquella eterna promesa, que disciplina sentimientos e imaginación, será ofuscada por la perfidia y por el engaño de pensamientos, fantasías y miradas maliciosas; una ofensa a aquel regalo del Cielo, confiado para que fuera custodiado para crecer, construir juntos y obrar en Su nombre. Y, en un mundo donde la deprabación impera y desborda, la pornografía y la prostitución se volverán una costumbre, mientras la abominación de la pedofilia, incluso revestida por hábitos talares se extenderá como una mancha de aceite, entre silencio e hipocresía.
NO ROBARÁS: ¿Acaso Dios no había creado el universo y la tierra para que todas las criaturas gozaran de sus frutos? Y en cambio apareció un sistema económico mundial basado en la acumulación de capitales en el cual la mafia, la corrupción y las especulaciones financieras se han infiltrado y propagado de manera transversal en todas las clases sociales...; donde la avidez, la sed de dinero y de poder de unos pocos han privado a pueblos enteros del derecho a la vida, a la libertad, a la salud obligándolos a someterse a condiciones sociales, humanas y psicológicas aberrantes…; donde el pupular de solidaridades mentirosas e irresponsables garantizan la injusticia y el narcisismo, mientras el espectro del hambre, la pobreza y la violencia sostienen la imagen de buenos a los indiferentes, a los tibios y a quienes todavía viven en lo superfluo, cegados por la codicia, la avidez y la avaricia.
NO DARÁS FALSO TESTIMONIO: Del supremo don de la palabra, cual instrumento de conocimiento, comunión, crecimiento y testimonio, el hombre lo ha utilizado como instrumento de perjurio y mentira. En un mundo en el cual la hipocresía, la maledicencia, la lisonja y adulación se multiplican lozanas, nacerán hombres fabuladores de palabras vacías y engañadoras, que provocarán daño en la mente y el corazón, en el cuerpo y en el espíritu de sus afines. Cada vez menos capaces de comprender y de comunicar, de unir con coherencia sus propias palabras con sus obras, en este desierto espiritual la verdad se disolverá como un espejismo y serán muy raras las voces que expresen justicia y amor universal.
NO DESEARÁS LA MUJER DE OTROS: El carácter sagrado del cuerpo femenino, umbral de la vida y fuente de nutrimento, serán violados por una imagen de mujer carente de toda dignidad y valor. Convertida en objeto de posesión y objeto de amor, será arrastrada a una espasmódica carrera hacia la ostentación del cuerpo y la apariencia. Por todos lados se esparcirán desnudos y semidesnudos con explícitas alusiones sexuales, excitantes y provocadoras, siempre listas para satisfacer los instintos sexuales del hombre. Símbolos de transgresión y pecado perpetrados por los medios de comunicación, y no les será permitido ningún derecho a la palabra o a la réplica, y que alimentarán el crecimiento exponencial de violaciones, molestias, maltratos físicos y discriminaciones en todo campo social.             .
NO CODICIARÁS LAS COSAS AJENAS: No hay riqueza en el mundo que pueda compararse o reemplazar al amor, y sólo Dios podía colmar los deseos infinitos del hombre. A Él le pertenece la infinita Creación y ese hombre, creado para dar y no para poseer, habría tenido que disfrutar de todas esas cosas en el equilibrio armónico de una vida al servicio del prójimo. En cambio, lejanos años luz de todo valor y toda moral, ha quedado oprimido por un vacío interior abismal, hundiéndose cada vez más en el ansia desmedida e insensata de acumular bienes, de dominar el mundo y a los demás, aferrado a necias preocupaciones y falsos afanes.
Leyes infinitamente claras, a lo largo de los siglos han llegado a la mente de los hombres; instrucciones para el uso del libre albedrío reveladas por un Dios infinitamente misericordioso, el mismo que hace dos mil años mandó a Su Hijo el Cristo para salvarnos de una condena inapelable. Encarnando las leyes del Padre, Jesús las enseñó al mundo y se hizo testigo absoluto del amor y de la Justicia divina, luego las encerró en una única orden y en una única ley universal. De hecho, contestando a la pregunta que le fue hecha sobre el primero de los mandamientos, Jesús respondió: “El más importante es: ’Escucha, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es; y amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con toda tu fuerza’. El segundo es éste: ‘Amarás a tu projimo como a ti mismo.’ No hay otro mandamiento mayor que éstos.”
Y así, después de haber desobedecido…, después de haber renegado incluso al Hijo venido para ofrecer la salvación de la esclavitud de la materia a una humanidad indigna..., después de haberle engañado, traicionado, burlado, escupido en la cara, torturado, azotado, flagelado y crucificado.., el hombre le ha desafiado durante dos mil años. Ha cedido a todas las adulaciones del demonio, superándolo en crueldad y maldad, sin considerar que algún día todo esto terminaría, así como lo haría Su Misericordia y Su Gracia. Porque hoy, al final de los tiempos, Dios acogerá el llanto de sus parvulitos, el grito de los justos y de los oprimidos e iniciará Su terrible Justicia.
No, no habrá perdón y a ese hombre no le quedará más que arrodillarse, golpearse el pecho y gritar: “Mea Culpa, mea culpa, mea máxima culpa”, hasta el veredicto final. 
La justicia de Dios será perfecta e imparcial. Los justos, los buenos, los puros, los niños y los amantes del amor heredarán el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra. Los asesinos de la vida serán deportados a otros lugares donde durante milenios tendrán que purificar su espíritu a través del sufrimiento. 
 
CODROIPO - 29 DE SEPTIEMBRE DE 2012
 
Como entonces el espíritu de Elías anunció Su primera Venida, hoy el profeta anuncia Su regreso y lanza palabras de condena y amonestación para despertar las conciencias de los pueblos. Su grito irrumpe como un rayo en cielo sereno sobre esta humanidad mal acostumbrada a todo tipo de mal, que ha dado un puño al Cielo y con una ferocidad inaudita, todo posible ataque contra toda forma de vida. Testigo fiel y valiente de la fe y de la verdad, señal viviente de la presencia de Cristo en el mundo, esparce su mensaje profético infundiendo el temor de Dios y anunciando la ira que está por encima nuestro, para que el día del juicio, que ya es inminente, nadie pueda decir “no sabía”.
Y así hoy la sangre de Cristo ungirá también este lugar de paz y su grito de justicia retumbará en las paredes del alma de todos los presentes.
Enzo, “estudioso practicante, divulgador en el campo de la agricultura eco-compatible y la ciencia del espíritu” además de fundador de la Asociación “Arca della Vita”, realiza la apertura del evento…
ENZO:Si yo pudiera, por lo que entiendo, decir lo que está ocurriendo aquí y ahora, es decir esta semana, no estoy hablando de este año 2012. Ésta es la semana en la que ha habido un salto epocal, porque todas las almas humanas están listas para recibir la chispa de amor y encenderse en el amor. Si los que han hecho un trabajo adecuado, suficiente, - os dejo a vosotros encontrar las palabras - logran en el encuentro personal, íntimo, profundo, en el intercambio que hay entre las personas, llevar el testimonio (no como palabras, porque el encuentro íntimo profundo es de corazón a corazón) de una chispa de amor y encenderla en las otras personas, el purísimo amor del Cristo puede estallar. ¿Acaso no nos ardía el corazón cuando nos hablaba Él? Esto es lo que hay aquí y ahora esta semana. Es una cosa única, esto lo puedo decir. Nosotros como comunidad hemos trabajado durante meses y meses, hemos dado nuestro aporte, así como otros grupos, para llegar a sembrar esta fuerza de amor […] Y ahora que estamos listos ¿qué hay que hacer? Hace falta que los hombres lo testimonien libremente. Éste es el punto, no tenemos que esperar un elemento salvador externo. Cómo hacer lo tenemos en nuestras manos: lo que hay que hacer ya ha sido decidido, el cómo somos nosotros. Antes estuve hablando de esto con Giorgio: de informaciones recibidas frescas frescas esta semana, según las cuales los planes divinos han cambiado. Si hasta hace una semana el plan “A” preveía la Venida de Cristo y que la humanidad padecerá una catástrofe, porque si no está lista experimentará el amor como ira: terremotos, maremotos, extraterrestres, todo lo que queráis..., ahora éste se ha convertido en el plan “B”. El plan “A” es que todo ocurra, como dice el Evangelio “mi juego es suave y decidido”. Pero es fundamental que se multiplique en llevar amor, testimonio de amor, encontrarse en el abrazo profundo. Estamos acostumbrados a vivir en un mundo en que el abrazo es superficial, [...] un formalismo. Está claro que el abrazo profundo no se puede dar siempre, también hace falta discernimiento a pesar de que la mirada a veces pueda ser un indicio. Ahora, el cómo y lo que ocurrirá ¿de quién depende? Depende de nosotros. En este punto, cuando este “cómo” se haya desarrollado en el modo, como decir, lo más “incruento” posible, se decidirá el cuándo. Es por ello que ha sido escrito que solo el Padre conoce la hora, ni siquiera el Hijo la conoce. El qué lo decide Cristo, el cómo lo decide la Madre, el cuándo lo decide el Padre. Sólo Él decide el cuándo.
Nuestro trabajo […] en esta vida tan única, en esta fase excepcional sobre la Tierra, en el momento en el cual Cristo regresará, será una responsabilidad. Si nosotros hemos decidido estar presentes en este momento ¿qué queremos hacer? ¿Qué queremos dar? ¿Me lo guardo para mi, me purifico, ayuno, hago abluciones sagradas? ¿Es esta la manera? ¿Acaso Jesús no decía amad a vuestro prójimo? ¡¿No dijo “Amaos a vosotros mismos”?! Entonces dónde está nuestro prójimo? Nosotros somos un prójimo, es aquel a quien tenéis cerca, aquel que os ha quitado la silla, aquel que está sentado en el suelo... Nosotros somos el prójimo y todos tenemos a uno. ¿Si en las relaciones con él pusiéramos este gesto de amor? Es una palabra muy grande, lo sé. No siempre somos tan buenos. […] Todos nosotros sabemos que somos imperfectos, así como lo sabe el Señor. Cuando puedo… si al menos una vez al día he logrado ser un portador de amor, luego serán dos, luego tres… Porque el cómo se basa principalmente en un punto: tenemos que llegar a superar, y es algo fundamental, la dicotomía entre bien y mal. Nosotros estamos impregnados; desde el día en que comimos el fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal entró en nosotros el pensamiento dual. Somos simétricos, un árbol con dos frutos, bien y mal, […] Nosotros somos duales en la laterización. […] En mí hay dos naturalezas: en el tres soy imagen de Dios, en el dos soy imagen de Lucifer. Está el ser superior imagen y está el hombre caído que es simétrico. Todos vosotros sabéis que Lucifer está presente en la simetría, porque cuando os miráis en el espejo os veis al contrario, la imagen engaña. Si yo levanto la mano derecha, veo que la que se levanta es la mano izquierda. Tenéis que pensar en el espejo... hay muchísimo que aprender del espejo. Cuando eramos niños nos decían: “No te mires al espejo porque adentro está el diablo” y no lo decían porque eran estúpidos. Nosotros estamos impregnados de pensamiento en el bien y en el mal y eso presupone, si ésto fuera cierto, que son dos identidades, una del bien y una del mal. Para mí existe un solo Dios, no puede haber dos dioses. ¿y entonces dónde nace el mal? Nace cuando nosotros hemos caído y Dios para alzarnos y hacernos reflejar de todo lo que tenemos que hacer, tomó una parte de las jerarquías, sacrificándolas con las fuerzas del “estado” (transcripción incomprensible ndr); aquí damos con Lucifer, Arimane, Satanás, el mal, mal… y lo combatimos. Pero estad atentos: combatirlo es como el juego del tiro de la soga, donde yo soy el bien y él es el mal. En realidad, en el tiro de la soga estoy sujetando ese mal, porque si lo dejo cae. Si yo dejo, el mal deja de estar, si salgo del pensamiento dual, se manifiesta en su verdadera naturaleza, son jerarquías sacrificadas; ¿qué hacen las jerarquías sacrificadas cuando son reconocidas como partes de Dios? Se entregan con sus fuerzas para hacernos elevar. Yo puedo decir que las fuerzas para subir no están en mí, “hombre caído”, sólo me son dadas por las jerarquías que se descubren antes, como fuerza del estado. Cuando las he reconocido y he obrado por esta superación, para volver al pensamiento único donde el Señor es Uno, purísimo amor, no puedo continuar en el pensamiento dual. Entonces todo esto se disuelve y me dan sus fuerzas para elegir. Si queremos un cómo diferente, se podrá tener únicamente superando el bien y el mal, de lo contrario nos quedamos en el pensamiento dual bien-mal y nos ocurrirá el bien o el mal. Si lo superamos, volvemos al uno. Dios es uno, todos lo decimos, pero lo olvidamos y no se pone en práctica. He aquí éste es el mensaje que os quería dar.  Si a la noche, cuando os recogéis en vosotros mismos, os dirigís al  purísimo amor diciendo: “Dona mis fuerzas espirituales, para que en la humanidad se pueda superar el bien y el mal”, ésto desaparece solo, porque en el plan divino el mal es un instrumento que nos sirve para crecer. Esto es algo que nunca nos dicen, es el motivo por el cual hemos caído en esta seducción y ésta es la fuerza o el mensaje que quisiera dar. […] Os invito entonces a pensar. La madre de todas las madres, que nosotros llamamos mal es el poder farmacéutico (vacunaciones, transplantes, especulaciones, lobbies, etc). La madre de todas las madres no es la mafia, no es la masonería: ellas están al servicio de este poder que es el más grande que hay. Si a la noche, en nuestra libertad, donamos ese poco que hemos desarrollado durante el día para reconocer que, aquello que llamamos mal no es otra cosa que un aspecto de estas fuerzas del estado, habremos disuelto todo. A este punto, el cómo será llevado al Cielo y el cuándo será como beber un vaso de rosolí. Esto lo digo por lo que estamos tratando de hacer y por las pocas experiencias realizadas hasta hoy. Nosotros somos no solo instrumentos de Dios, sino que estamos destinados a ser los co-creadores de la evolución. Co-creadores quiere decir que somos socios, Él en una mayoría y nosotros en una minoría; para hacer una cosa, como Él respeta a todos, tenemos que llegar a la unanimidad. El Señor está esperando que se llegue a esta unanimidad, para hacer partir estos tiempos que para mí son inminentes de la completa manifestación del Cristo. Pero depende de nosotros. Mi mensaje es éste: salimos de la visión pasiva en la que yo rezo por estas cosas y espero salvarme y entro en cambio en una visión activa, en la que nosotros somos el instrumento bisagra, porque Él, el Génesis lo dice claramente, el séptimo día se detuvo frente al hombre y le dio la libertad. El séptimo día descansó y espera nuestra libertad. Estamos libres de convertirnos en co-creadores o de permanecer atados a las reencarnaciones; depende de nosotros. Mi mensaje ha terminado: intentemos salir de este pensamiento dual, si no quedaremos siempre atados, porque encontraremos al Cristo solo en la plenitud cuando seamos libres. Él nos dijo: “Si buscáis la verdad seréis libres”, pero si no tengo la verdad del bien y del mal nunca seré libre. Si nunca llego a ser libre ese día será amargo. He aquí, ésto es lo que quería decir. Ahora dejamos espacio a Giorgio, que ha venido a hacernos este gran honor.
GIORGIO: Un abrazo para todos vosotros... yo siempre inicio las conferencias al menos con una señal de la cruz: “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”.
He escuchado al amigo y hermano en Cristo Enzo. Ante todo puedo decir que concuerdo con él sobre el hecho de que nosotros somos hermanos: si Cristo nos llamaba hermanos, imaginémonos si no lo tenemos que ser nosotros. En lo concerniente al accionar de Cristo Enzo y yo estamos de acuerdo en todo, no hay divergencias, por lo tanto todo hombre es libre de creer o no. Sin embargo, ante personas importantes como Enzo, portadores de un mensaje que viene del Cielo, no puede no haber un intercambio de puntos de vista, incluso opiniones diferentes, en relación al lado espiritual-humano de la vida. Pueden ser muchas las metodologías, a pesar de que en la esencia cuando se habla de amor no hay divergencias: el amor es amor y nada más. O amas, o no amas. Por lo que concierne a la interpretación de la evolución del espíritu en la dimensión humana, se pueden tener ópticas diferentes. Yo puedo interpretar los mensajes que recibo del Cielo o del mismo Jesús Cristo y al mismo tiempo otros hermanos pueden tener una interpretación aparentemente diferente o en todo caso diferente en el camino humano, aunque en la profundidad del concepto no lo es. Una vez dicho esto, quiero recordaros además que, como es sabido soy conocido en todo el mundo como un provocador y ésta es mi metodología para sacudir a la gente y hacerla refleccionar. Todos vosotros conocéis mi historia... Yo llevo un mensaje de Fatima y las señales de los estigmas de Jesús crucificado. Una crucifixión que Cristo eligió, porque Cristo es dueño de la vida de todos los seres del universo, pero que podía también no haberla elegido. Desde ese momento inicia el camino de la evolución humana y se llega hasta hoy, donde el hombre ha elegido rechazar la redención a excepción de algunos, entre los que, según mi opinión, también estáis todos los aquí presentes, que la habéis aceptado. El sacrificio de Cristo es muy importante para entender la evolución del espíritu. Yo estoy muy unido a la figura de Juan el Bautista, aquel que gritaba en el desierto y anunciaba la Venida de Cristo; hoy estoy imitando ese mandato de la Virgen y de Jesús, anunciando Su Venida, gritando, haciendo un llamado al arrepentimiento y denunciando los males del mundo.
Y ahora hablamos de mal. Yo uso el término “mal” y “bien” no porque siga estando ligado a la dualidad, sino para facilitaros la comprensión, de lo contrario no me entenderíais. Durante los treinta minutos en los que habló Enzo, saqué una cuenta: murieron unos 1500 niños. Hoy, mientras hablábamos y me llenaba tranquilamente la barriga con una buena pizza y una lasagna, preparado por los hermanos de este hermoso centro, murieron 3000 niños. No murieron porque Dios les hizo morir: murieron porque nosotros les matamos a causa del hambre y de estos niños mueren treinta mil por día. ¿Ésto es bien o es mal? No estoy seguro, pero indudablemente el Padre Adonay, nuestro Señor no está de acuerdo con que nosotros matemos a treinta mil de sus parvulitos. Por lo tanto señores ¿ésto es bien o es mal? ¿Si un mafioso matara a vuestro hijo disparándole en la cabeza, os detendríais a reflexionar con su asesino sobre la dualidad o intentaríais detenerlo? ¿Entonces es bien o es mal? Si hoy tengo sed, para calmar la sed tendré que beber un vaso de agua. Puedo pensar hasta arrancarme el cabello la forma de vivir sin agua, pero si no bebo moriré dentro de seis días. Cuando vayáis a casa reflexionad sobre esto. Nosotros tenemos que ser prácticos para entender a Cristo, porque Cristo es muy práctico. Cristo no es más bien y mal, Él es una sola cosa y sobre esto estoy de acuerdo con Enzo. Pero cuando se encarnó en el Hijo del hombre, enseñó claramente que Él era dos cosas: el Hijo del hombre Jesús, aquel que comía, iba al baño, besaba, lloraba, etc., Aquel que dijo: “¡No quiero ir a la Cruz!” y luego estaba el Cristo el Hijo de Dios, aquel que acariciaba y que decía a los hermanos: “¡Arrepentíos!” Os guste o no, por lo tanto en la materia, en nuestra dimensión, existe la dualidad: Jesús, el Hijo de Dios había profetizado todo, pero luego en el huerto del Getsemani se arrodilló y dijo: “¡Padre aleja de mí este cáliz”.
¿Cómo es posible? ¿En la última cena dijo que era el Hijo de Dios y que no se puede llegar al Padre si no a través de Él ¿ahora en cambio tiene miedo de ir a la cruz? Si Cristo es una sola cosa con el Padre ¿porqué primero dice: “Aleja de mí este cáliz” y luego “Padre sea hecha Tu voluntad y no la mía”? Aparentemente es una gran contradicción, pero no es así. Hermanos vosotros tenéis que abrir los ojos, de lo contrario “bebéis” y no entendéis nada. Jesús es dual en la materia, no es todo uno: es el hombre que sufre y tiene miedo, es Dios que está dentro de Él. Como Enzo decía anteriormente  en la quinta dimensión, en la paradisíaca, es todo uno, pero en esta dimensión ¿cómo puedo serlo si ante mí hay un niño que está muriendo de hambre? Yo tengo que salir a buscar para comer, tengo que luchar contra los poderosos para salvar la vida a esa criatura, ese Cristo que muere de hambre. Por lo tanto nosotros no somos para nada todo uno: tú eres el mal que mata a los niños y yo soy el bien que los salva; entonces después entiendo que llegando al Padre me uno y me convierto en todo uno. Mi Señor, mi Maestro y Maestro de todos, es ambos: el Hijo del Hombre y el Hijo de Dios. Cuando Cristo deja la cruz es todo uno, pero Aquel que tiene que redimir al mundo y salvarnos a todos en la cruz dirá: “Padre porqué me has abandonado?” ¿Cómo es posible? No me sabéis responder, pero yo digo la verdad. He nacido para decirosla y me haré matar por decir la verdad. Cristo hacía todo esto a propósito. Cuando se quejaba nos enseñaba. Cuando lloraba nos enseñaba. Cuando sudó sangre nos enseñaba, cuando gritaba como estoy gritando, nos instruía. Cuando acariciaba a los niños nos enseñaba. Cuando le dijo al Padre: “¿Porqué me has abandonado?” Jesús no se estaba lamentando con Dios. Ya que Él es perfecto, significa que estaba enseñándonos algo que teníamos que entender, que estaba dándonos un mensaje. El mensaje es: ¡SED VERDADEROS, NO SEÁIS HIPÓCRITAS! ¡Yo soy verdadero y a Cristo digo que quiero el amor! ¡Quiero la justicia! ¡La pretendo! No le pregunto si por favor puede darmela. Yo la justicia la quiero y Él me la debe dar! Entonces el Padre quiere la sinceridad y solo Él hará justicia en el mundo. Yo estoy a favor del plan C, aquel en el que no ocurra nada; pero quiero que el plan A se realice lo antes posible. ¡Quiero que mañana por la mañana Cristo destruya todo el mal! ¡No me pongo a rezar para que la gente cambie, porque la gente no quiere cambiar y no cambiará! Para cambiar es necesaria la espada de Dios, así como ocurrió en Sodoma y Gomorra, como cuando separó el Mar Rojo y mató a sus enemigos. Él es el mismo Dios que cerró las aguas del Mar Rojo matando a cientos de miles de egipcios. Contestadme: ¿era Dios o no era Dios? ¿Está escrito en la Biblia o es algo que me estoy inventando? ¿Acaso no era el Padre de Cristo, el mismo que se apareció a Moisés, que mandó una pestilencia sobre la ciudad de Israel y transformó el agua del Nilo en sangre? ¿No era el mismo Padre de aquel Hijo que vino con el amor? ¿Acaso era otro Dios? No, era el mismo Padre. Entonces Dios también es dual en la materia: es el amor y es la justicia. Estoy de acuerdo con Enzo, cuando afirma que la justicia es otra forma de amor y que todo es amor. También cuando me enfado mucho, sólo lo hago por amor, porque ya no quiero ver a los niños violados. En Palermo deseo ver a la gente que camina tranquila por la calle, sin que nadie le dispare. Yo conozco a la mafia como mis bolsillos y conozco a muchos mafiosos arrepentidos. Si a un mafioso le hablas de bien y de mal y de dualidad, él se te ríe en la cara; después de haber hablado contigo, si tiene que matar a un niño y disolverlo en el ácido sale y lo hace. Podéis rezar todas las noches que queráis, pero él lo hará de todas formas. Por lo tanto recemos desde la noche a la mañana, pero si tenemos la posibilidad de detener el mal y el Padre Adonay nos da el poder de hacerlo, lo tenemos que hacer; incluso usando la fuerza, no con la violencia. Yo no tengo armas, ni espadas ni ametralladoras y aboliría todas las armas del mundo. Soy pacifista y he firmado por todas partes por el “NO a la guerra, sin peros”. Ya que Dios puede usar Su justicia, yo estoy a favor solo de algunas armas: el aire, el agua, la tierra y el fuego. Éstas son mis armas, las que tienen que destruir a este hombre si no respeta la ley de Dios. El agua, el aire, la tierra y el fuego os destruirán. Desde el momento que os quiero mucho y que he venido a este mundo para dar mi vida por vosotros, queridos hermanos, os anuncio que habrá muchas catástrofes y os golpearéis la cabeza contra el muro diciendo: “¡Señor, basta ya!”. Pero estas no cesarán. Entonces para evitar todo esto, os invito a REZAR Y ACTUAR, a estar serenos, porque si estáis trabajando como hacen estos chicos maravillosos, en este lugar sagrado de paz, que se aman dando su vida por el prójimo, el tsunami llegará hasta aquí y las aguas se dividirán, salvando este lugar. Trieste será invadida, Roma se hundirá y Dios hará explotar el Vaticano porque los hijos de Satanás que lo ocupan merecen ese fin. ¡Digo esto en el nombre de Dios! En cambio aquí, me arrodillo y digo: “¡Señor, perdona este lugar! Éstos son mis hermanos. No desates Tu cólera aquí, estos chicos aman a Tu Hijo”. Ésta es mi verdad.
Preparaos, porque este año o el año próximo habrá una guerra: no hay un plan A, B o C. Ésto es seguro, porque me lo ha dicho Mi Padre y cuando suceda me llamaréis por teléfono diciendo: “Giorgio tenías razón”. Ocurrirá sin lugar a dudas, podéis rezar y sacudiros la cabeza cuánto queráis, pero el plan no cambiará, porque el Padre ha decidido destruir al hombre como lo hizo con Sodoma y Gomorra; salvará únicamente a los elegidos. ¿Porqué tendría que mentiros sobre lo que sé? ¡Preparaos! No os quiero preocupar: quiero aterrorizaros, que es diferente. No quiero que hoy regreséis a vuestras casas pensando: “bueno... quizás hay una posibilidad”, porque no hay ninguna posibilidad. El Cristo regresará con la espada de la justicia y no tendrá perdón para los asesinos de la vida. No tendrá perdón para el Papa, para los príncipes del Vaticano, la masonería, los fomentadores de guerras, los multimillonarios, los materialistas. Muchos me dirán en aquel día: “’¡Señor, Señor! ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?’ Y entonces les declararé: ‘Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad’.” (Mateo 7,23) ¡Esto es lo que hará Cristo!
“Y serán reunidas delante de él todas las gentes: y los apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a la izquierda. Entonces el Rey dirá á los que estarán á su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui huésped, y me recogisteis; Desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán, diciendo: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos? ¿o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos huésped, y te recogimos? ¿o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuando te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?’ Y respondiendo el Rey, les dirá: ‘De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, a mí lo hicisteis’.” (Mateo 25, 32-40). Este es Jesús Cristo, el Hijo de Dios.
Concluyo diciendo que os amo mucho, pero yo soy un sediento de justicia. Quiero justicia, no la ruego. La quiero porque es un derecho del cosmos, del universo así como la armonía, la caridad, la hermandad, la solidaridad, la amistad…  
Cuando Jesús Cristo, el hijo de Dios, frente al que todos nosotros nos tenemos que inclinar, resucitó y se le apareció a Maria Magdalena y dijo: “Ve, advierte a mis hermanos que me mostraré en Galilea”. ¿Mis hermanos? Si Dios le dice a una mujer: “Ve, advierte a mis hermanos”, Jesús es realmente el Maestro, porque Él, el Rey, llama “hermanos” a sus esclavos. Por este motivo le amo más que a toda mi vida. Y creedme: Él no quiere que yo esté calmo, sino que grite así. Si mañana comenzara a hablar con calma, Jesús me aparecería y me diría: “Ya no eres tú. ¿Qué te sucede? No preparas mi Venida gritando... te has dejado condicionar por la materia?”. Yo quiero ser así y gritar al corazón de la gente, porque quiero que Él regrese. No quiero la justicia para mí mismo y de la misma forma vosotros no tenéis que pedir justicia para vosotros mismos. Si os persiguieran, callad; si os hicieran algo malo, ignoradlo; si quieren robaros dinero tenéis que dar todo lo que tenéis. Pero si tocan a un niño o a uno de vuestros hermanos no lo permitáis: tenéis que defenderle incluso a costa de la vida, gritando, protestando... Haced algo porque Dios premiará a los valientes, mientras que a los débiles les vomitará de Su boca.
Concluyo diciendo que nosotros somos considerados por las civilizaciones extraterrestres como langostas, parásitos, que ni siquiera merecen vivir. A pesar de eso, la misericordia de la Madre Celeste le pide al Padre que nos deje vivir aún, pero muy pronto la Madre Celeste no hablará más y entonces se desencadenará la Ira de Dios. Si ¡la Ira de Dios! Y entonces hermanos os ruego: haced que os encuentre haciendo el bien. Os aseguro, y por esto me juego la vida, que si Dios encontrara a alguien que está haciendo bien no sólo le perdonará, sino que le dará el Reino de Dios. Por lo tanto bienaventurados todos los que vienen a esta estructura y que conocen a Enzo, porque ellos serán salvos, bienaventurados todos aquellos que se acercan a un grupo espiritual de cualquier hermano del mundo, incluso de aquellos a quienes no conozco. Malditos en cambio todos aquellos que todavía viven en la materia y todos aquellos que han desobedecido a los diez mandamientos; para todos ellos no habrá perdón.  
Y ahora hacedme preguntas. 
P: A nosotros Enzo nos ha enseñado a tratar de leer, entre líneas  las profecías y  las escrituras del Evangelio, significados que puedan justificar las palabras que se leen. Tu discurso, lo digo con todo respeto porque no comprendo, ha sido una repetición de lo que se lee. ¿Hay alguna manera de entender que lo que dices es la verdad?
G: Si, yo no soy de este mundo y tengo las señales de Cristo en mi cuerpo. Vosotros sois de este mundo, yo no. Ésta es mi verdad y estoy contento de haber dicho todo lo que tengo que decir. No me corresponde a mi afirmar en qué tenéis que creer, sois vosotros quienes tenéis que discernir. Hermano, tú tienes el derecho a respetarme, a amarme y a no creerme. Yo quiero que tú no me creas, pero tenéis que ser honestos y no hipócritas. Cuando ocurra todo lo que he dicho esta tarde, porque esta tarde he dicho muchas cosas, tendréis que decir: “Bendito aquel que viene en nombre del Señor”. Por lo tanto esperad que se cumpla al pie de la letra lo que os he dicho, porque he profetizado la verdad hasta los más mínimos detalles.  
 
P: Ésta es una crónica, pero haría falta una explicación.
G: La explicación más grande es decir la verdad, sencillamente. Ésta es la explicación más grande: Dios hará justicia y esta humanidad será destruida, sólo los elegidos se salvarán, los buenos. Los extraterrestres aterrizarán, civilizaciones de otros mundos y todos vosotros les veréis. Más claro que esto, no se ¿cómo lo tengo que decir? ¿Qué interpretación le tengo que dar a estas claras palabras que me ha dado el Padre Adonay? Él me ha dicho que diga esto y esto os estoy diciendo. Algún día os acordaréis de las palabras de aquel desgraciado siciliano que vino a visitaros un día como hoy, porque estoy diciendo la verdad y se cumplirá íntegramente. Estoy dispuesto a jugarme la vida por 50 céntimos, porque yo no recibo mensajes a través de la canalización: yo he visto y tocado, yo hablo con Jesús, Él me dio la comunión y vino a mi casa. No tengo visiones, veo físicamente. ¿Según tú es lo mismo? Podría ser también que me haya inventado todo.
P: Tú has repetido las Escrituras.
G: He repetido las Escrituras, ya que esas son las Escrituras. ¿Por qué las queréis cambiar? Si Cristo ha dicho: “Ay de vosotros escribas y fariseos, hipócritas”, está diciendo que son hipócritas y asesinos. ¿Qué es lo que tenéis que interpretar? Cristo dijo: “bebed y comed todos de él”, porque dentro del cáliz había algo. Podría haber habido incluso energía espiritual, pero el hecho es que algo había. ¿Por qué queréis cambiar las Escrituras? En cambio hay otros puntos que si tienen que ser interpretados, como cuando dice: “Si tu mano te hace pecar, córtatela”. Está claro que no nos tenemos que cortar la mano.  
 
P: ¿Por qué algunas veces hay que interpretar y otras no? 
G: Porque allí está claro. Tesoro, para mí está claro, porque yo no soy de este mundo. Tú eres terrestre, pero yo no soy de aquí, tengo las señales de los estigmas: ¡míralas! O tengo que decirte como a Tomás: “¡Ven aquí y mete el dedo en el costado!” ¿Quieres que te diga esto?
P: No hace falta. Yo pregunto el motivo porque no podemos cortarnos la mano, porque dices que es no, en cambio hay que matar a todos porque dices que es si...
G: No hables con voz diabólica: no he dicho que hay que matar a todos. Yo sé lo que digo y no he dicho que hay que matar a todos. He dicho que Dios matará a todos y puede hacerlo. Ya lo ha hecho.
P: Pero Él hace lo que quiere, no lo que yo quiero, simplemente porque lo pido…
G: Dios puede todo y lo hará. Pero yo pregunto. Está en las escrituras: “De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará” (Juan 16, 23). Y yo pido justicia.
P: En cambio yo pido que les salve. 
G: No, porque los asesinos de la vida no lo merecen. Si ponen una bomba y hacen volar los sesos de tu hijo, quiero ver si le pides a Dios por su salvación. Hay que ser sinceros, no hipócritas. ¡La Iglesia nos ha destruido con la hipocresía!
P: Según mi opinión, por lo que he vivido, hay pocas personas que se pueden salvar. Yo mismo jamás habría empezado mi redención si no hubiera amado...
G: Señora pocos se salvarán. Jesús dijo: “Muchos los llamados, pocos los elegidos”. Y yo creo en Cristo, si dice pocos, serán pocos. Por lo tanto son pocos y no podemos hacer nada.
P: Lo importante es ponerse en camino... luego también llegarán los demás... quizás seamos salvados o quizás no, pero de todos modos habremos contribuido. A Dios no le interesa el número.
G: A nosotros no nos tiene que interesar nuestra salvación sino la salvación de los demás. Lo que os tiene que interesar es que hay que decir la verdad. He recorrido el mundo y he visto la muerte, la guerra, la manipulación y la mafia con mis propios ojos. Soy director de una revista y las investigaciones las hago solo. A mí no me hace falta ver la televisión, porque voy directamente al lugar y lo que digo lo demuestro con los hechos. No no me lo dicen presentadores de televisión como Mentana o Santoro y mucho menos Ferrara. Tomo un avión y voy a ver. No juzgo, constato y si hay niños que viven entre las letrinas a cielo abierto, yo digo que existen. A mí no me importa si estos niños tienen un karma que pagar, porque Cristo eliminó el karma con Su crucifixión. Cristo dijo que el karma existe, pero también explicó como podemos eliminarlo: sacrificando la propia vida por los demás. ¿Si detengo la mano de un poderoso y sacrifico mi vida para salvar a un niño, no estoy haciendo la voluntad de Cristo?
P: Si, pero ellos la están haciendo... al sacrificarse muriendo...
G: Claro que si, ellos son Cristo en la cruz, pero yo no estaba de acuerdo con la crucifixión. No hice como Pedro, que negó jurando: “¡No conozco a ese hombre!”. Yo me hice matar por Cristo, por lo tanto tengo derecho a gritar siempre. En cambio Pedro tiene derecho a pedir perdón, siempre.
P: Estás diciendo cosas diferentes, mucho más lindas. ¿Adónde irán las almas que no se salvarán?
G: Irán a la muerte segunda, el universo está lleno de planetas que les acoge.... La segunda muerte es una reencarnación al revés, donde reencarnas en un animal recordando haber sido hombre. De hecho, en el futuro, no podréis comer carne, de lo contrario comeréis la carne de vuestros hijos y vuestros parientes, de los poderosos y de vuestros curas. El Padre Adonay les mandará allí adentro para sufrir y ellos recordarán haber sido obispos, cardenales, mafiosos y para expresarse lo único que podrán hacer será maullar o ladrar... Juan el Evangelista habla de la muerte segunda en el Apocalipsis. Yo hablo con las Escrituras, porque si dijera cosas mías el Padre Adonay me lanzaría un rayo y me dejaría seco inmediatamente; tiene el derecho de hacerlo.
P: Yo te agradezco, porque nos traes un testimonio importante y esta comparación es muy significativa. Lo que querría entender mejor es cómo se puede conectar el Regreso del Cristo con la libertad de elegir y de actuar que hemos recibido.
G: Dios nos ha dado la libertad, pero también nos ha dado los diez mandamientos y para mi esto significa que la ha limitado. Ha dado la libertad limitada y vigilada. ¿Quieres saber cómo?
-Amarás a Dios sobre todas las cosas. 
-No pronunciarás el nombre de Dios en vano. 
-Santificarás las fiestas. 
-Honrarás a tu padre y a tu madre. 
-No matarás, etc...
Por lo tanto Yo, Dios, te estoy poniendo límites y si matas te detengo. ¿Dónde está la libertad? Si no hubiera dado los diez mandamientos hoy yo no estaría aquí, sino predicando en otro planeta. Si mi Padre hubiera dado la libertad ilimitada, me habría asombrado y habría dicho: “¡Qué suerte que tienen!”. Y en cambio no. Él me dijo: “Les he dado los diez mandamientos y se los tienes que recordar a todos, porque los infringen todos. ¡No ponen en práctica ni siquiera uno! Honra al padre y a la madre… y matamos a los padres;  no mates… y provocamos miles de millones de muertos; santificar las fiestas… y todos blasfeman; no robarás… y se ha convertido en la profesión más importante, sobre todo para nuestros políticos. ¿Queréis hacer carrera en política? Tenéis que robar y seréis elegidos inmediatamente, pero si sois honestos seréis eliminados. Por lo tanto la libertad se hermana con el Juicio final: Él se ha convertido en magistrado, se puso la toga y ahora irá a castigar a los culpables de crímenes y a absolver a los buenos. Esto es lo que está sucediendo.
P: ¿Cómo se conjuga la libertad con el miedo?
G: Cuando conoces la Verdad, no tienes miedo. ¿Tú me ves como un hombre que tiene miedo?  ¿Sabes porqué no tengo miedo? Porque soy libre. Es más, Enzo dijo antes que es anárquico. Yo también lo soy, en el sentido metafórico, en realidad soy monárquico: tengo un rey, Cristo, y nosotros somos súbditos conscientes.
P: En ti siento fuerte la libertad del Bautista y te agradezco porque sacudes las conciencias y es algo hermoso. Sin embargo, pienso que aterrorizar no tiene mucho que ver con la libertad, porque si estoy asustada o aterrorizada no estoy en mi yo interior, pero quiero estar en mi yo interior, porque sé que sólo en el yo se encuentran la verdad y el instinto.
G: ¿Claro tesoro, pero según tú, si yo no aterrorizo a la gente que pisotea a los niños por placer, los dos brazos de la balanza están en equilibrio?
P: Pero en este lugar no hay gente que aterrorice a los niños.
G: Sí, pero hay gente que se deja acunar por el pensamiento de que ese niño se está muriendo de hambre a causa del karma, y yo no quiero que se acune en él. Quiero que no podáis dormir de noche pensando en los niños que mueren de hambre: yo tengo que sacudiros para que les ayudéis, por más que ellos tengan un karma.
P: Quien sea que tenga una cuenta corriente tiene que sacudirse y hacer algo…
G: No sólo con la cuenta corriente. También cuando vamos a votar. También cuando ante vosotros se presenta alguien que es un delincuente tenéis que decirle que cumpla con su deber. Porque podrías incluso no tener ni una sola moneda en el bolsillo, pero siempre puedes protestar con la boca o con la pluma. Éste es el sentimiento que quiero suscitar en vosotros, hermanos: la justicia.
P: Si actúas así, alguien podría tirarte algo a la cabeza…
G: No querido. ¿A mí nadie me tirará algo a la cabeza y sabes porqué? Te lo he dicho antes: porque detrás de mí hay un hombre con la barba y el cabello largo, que se llama Adonay y, si alguien se permitiera tomar una piedra, Él es capaz de destruir toda la ciudad para protegerme. Creedme, nadie se permite levantar la mano. Se que puedo parecer fanático, pero tengo que obedecer a lo que me ha sido dicho. Yo hago así en todos lados, incluso en mi centro espiritual, que Enzo conoce.
P: Pero según mi opinión, la evolución del hombre tiene que ser tomada como un hecho que tiene que ser auto-consciente según el espíritu crítico...
G: Has pronunciado una palabra hermosa: evolución. Pero ésta no existe, sólo cuando exista hablaré como un cordero. Ahora lo que existe es la involución, la ferocidad, el narcisismo, la sodomía, el cinismo… ¿a cuál evolución de este hombre te refieres? Hablemos en cambio del asco que existe y de cómo mejorarlo. Amémonos gritando justicia, denunciando a la mafia… Incluso cuando los mafiosos me ven se aterrorizan, porque temen realmente que Dios les manda al infierno ¡yo quiero que se aterroricen!
P: La estrecha unión entre espiritualidad y la mafia no es una fatalidad.
G: Claro, yo soy uno de los críticos más feroces del Vaticano, a tal punto que dos cardenales me querían matar. Me lo dijeron los mafiosos y como el trabajo sucio lo tenían que hacer ellos, la considero una fuente atendible. Entonces dije: “Señor, que sea hecha Tu voluntad”. Por el motivo que acabo de mencionar, inmediátamente se desencadenó el escándalo del mayordomo y se olvidaron de Giorgio Bongiovanni. Por ahora. 
P: Esta mañana se dio el ejemplo del tiro de la soga y se dijo que, por una parte está el bien y por la otra está el mal que empuja en sentido contrario.
G: Yo estoy en el medio: hago caer el mal y dejo el bien. 
 
P: ¿Pero no podrías ser en cambio aquél que, de la otra parte de la soga, provoca que el mal continúe?
G: No soy yo el instrumento. No es mi tarea. El padre Adonay tiene muchos instrumentos, incluso Enzo es uno de ellos. ¿En esta hermosa asamblea me has oído decir que Enzo tiene que hacer lo que digo yo? No, porque se que esa es su misión y yo tengo la mía. Tengo que pisotearle los pies a los tiranos y tengo que infundir el temor de Dios en el hombre, que ya no lo tiene. Tiene que haber temor de Dios, de lo contrario hacemos pasar a este Dios que nos ha creado por un payaso y es algo que no me gusta.
P: Giorgio, gracias por haber venido aquí. Siento una gran empatía contigo, mientras hablabas sentí miedo de alguna forma, algo que nunca me ocurre cuando escucho a Enzo. Por lo tanto lo que siento es que éste es tu camino, no el mío. 
G: Has tenido miedo, pero es un miedo falso porque te veo sonreír.  
 
P: Probablemente porque se entra en el ego, en la dualidad.
G: No mi tesoro, no está en el ego. Quizás yo con mi vehemencia corro el riesgo de no ser lo suficientemente claro. Por lo tanto en la claridad tengo que ser aún más claro. Quiero haceros ver, porque a veces no queréis ver, cual es la verdad del mundo. Cuando entráis en el dinamismo espiritual de estas grandes enseñanzas que llegan a través de muchos maestros, incluso de Enzo, corréis el riesgo de dormiros y de olvidaros que en el mundo hay muchos de vuestros hermanos que mueren injustamente. Entonces tenéis que despertaros y yo soy uno de aquéllos que, como he demostrado, no quedan dudas de que no os dejo dormir.
P: Estoy de acuerdo, desde que tenía cinco años, cada vez que veía a los niños que morían de hambre lloraba y me preguntaba porqué yo podía comer y ellos no.
G: Esta no es la pregunta que hay que hacerse. Yo no me pregunto: ¿Porqué un niño muere de hambre y yo no? Porque yo me siento en lo correcto, como estoy seguro que es correcto lo que está sucediendo en este mundo. Escucha atentamente lo que te digo: se que, si a ese niño le está ocurriendo eso, en la voluntad de Dios es justo, por ello lo que estoy haciendo es correcto. A lo que yo me opongo, es decir, lo que yo hago, es no dejarme tentar por Satanás por voluntad de Dios. Yo tengo que reaccionar. Dios de mi pretende la verdad y la verdad es que ese niño muere por culpa de los hombres. Dios esto lo siente, mi vibración va hasta el Sol, el Sol la recibe y dice: “Mira a ese hijo mío: es justo”, entonces la transforma y salva al niño. ¿Has entendido el secreto? Por lo tanto cuanto más grito hasta perder la voz, recojo más almas que me apoyan, esta energía va hasta el Padre Sol, se la elabora y permite que menos niños mueran de hambre. ¿Cómo lo llamáis a esto? ¿Amor infinito? Vosotros me escucháis gritar como un loco porque quiero la justicia, pero ésto es amor: yo amo a los hombres y no me habría encarnado si no amara a la humanidad.
P: Giorgio, de todos modos yo siento que el amor existe y que desde la mitad de agosto en adelante algo ha cambiado en el mundo…
G: No, no ha cambiado nada. ¿O acaso eres ciega? ¿Han aumentado los niños que mueren de hambre, de las 27 guerras en curso han pasado a ser 35… ¿Qué les vas a contar a tus hermanos? Si dices que hay amor Dios te podría decir: “Disculpame hijita, pero estás mintiendo”. El mundo no ha cambiado. Se han despertado más almas, pero el mundo ha empeorado hacia el mal. A mí no me interesan las almas que se están despertando, porque yo no he venido por los sanos: de ellos se encarga Enzo Nastati. He venido por los enfermos; veo más mal, por lo tanto para mí la situación ha empeorado, no ha mejorado. Se han despertado cien mil almas más y es una hermosa señal de la Madre Celeste y de Jesús Cristo; esos son mis hermanos que espero que rueguen por mí, para que pueda cumplir mi misión. Pero yo no me acuno y no me quedo sentado pensando que el mundo ha cambiado, que ya no ocurrirán catástrofes, porque las catástrofes ocurrirán y las veréis. ¿O bien pensáis que es una manipulación? Tenéis que ir a los lugares y veréis a las personas que mueren como las moscas, y claramente no es algo que ocurra por voluntad mía.
Si el Padre me preguntara qué es lo que quiero hacer, le diría: “Salva al mundo, Señor. ¿Porqué  lo tienes que destruir? Salva el mundo, Señor”. Entonces Él me diría: No lo puedo salvar, porque si no acorto los días ni siquiera los elegidos se salvarán... ¿Querido Giorgio sabes quien ha dicho esto? Mi Hijo, cuando habló de los últimos tiempos, en el capítulo 24 de Mateo: “En verdad os digo: Si estos días no fueran acortados, ni siquiera los elegidos se salvarían” ¿A qué días terribles se está refiriendo Jesús, durante los que ni siquiera los elegidos se salvarían, porqué serían aspirados por Satanás? Se refiere al día de hoy, porque hoy existe el mal total.
P: Giorgio, hoy es el día de San Miguel.
G: Es el arcángel de la justicia, no del amor, en todas las representaciones del mundo tiene la espada.
ENZO: Esta casa está dedicada al arcángel Miguel y aquí está representado sin la espada. Yo lo he querido representar así, después de la batalla. 
G: Exacto, es precisamente después de la batalla. Pero ahora estamos en batalla. 
 
SANT’ELPIDIO A MARE - 21 DE OCTUBRE DE 2012
 
Desde las áridas montañas de Jordania, el antiguo y contemporáneo profeta bíblico sigue preparando el camino para el regreso del Rey de reyes, el Dios de los Ejércitos. Trazando un camino espiritual formado por el extremado valor de sus propias acciones y por su absoluta dedicación... empujado por un amor que no conoce pausa ni confines, su grito sigue sacudiendo las almas adormecidas y endurecidas de los hombres. Un nuevo amanecer y un nuevo sol hoy también harán de fondo a su eterno viaje, para despertar a las almas a la verdad, convertir “el corazón de los padres hacia los hijos y el corazón de los hijos hacia los padres”, para que el regreso con potencia y gloria del Juez Supremo no les tome desprevenidos.
GIORGIO: Éste es un momento muy importante de nuestra vida y hay muchas señales que nos involucran a nosotros. Ahora la situación mundial es tan grave que también nos afectará a nosotros. Dado que hemos sido llamados ya desde hace mucho tiempo por Cristo, tenemos que responder con integridad, fe y coherencia. Sobre todo con la conciencia de que todo lo que está sucediendo es apenas el principio de lo que ocurrirá y que luego se completará con la Venida de Cristo, a quien estamos esperando desde siempre. Al mismo tiempo es un momento de prueba para todos, mientras se manifiesta la prueba de fe en el camino de nuestra vida también habrá señales espirituales, divinas, que nos iluminan el camino. Luego depende de nosotros aceptarlas o rechazarlas.  
Hoy Antonio Urzi filmó una esfera que se materializa, desmaterializa y lanza pequeñas esferas: un video extraordinario y una ulterior señal de la presencia de los hermanos extraterrestres. Otra señal importante fue el aluvión en la ciudad de Lourdes, casi un “diluvio universal”. La gruta de Lourdes fue invadida por las aguas, evacuaron a miles de personas y una de los pocas cosas que quedaron en pie fue la estatua de la Virgen.  
Ahora quiero compartir con vosotros el mensaje que recibí en relación a ello y que indudablemente dará lugar a vuestras preguntas.
LA GRUTA SAGRADA DE LOURDES INUNDADA POR LAS AGUAS. “Mi casa es casa de oración y vosotros la habéis convertido en una cueva de ladrones” (Lucas 19, 45-46).
HABÉIS PROFANADO LOS LUGARES SAGRADOS DONDE LA CELESTE MADRE SANTÍSIMA MIRIAM HA APARECIDO PARA CONSOLAR Y ANUNCIAR LA VOLUNTAD DE CRISTO SU HIJO.
EN LOURDES LA SANTA VIRGEN CREÓ EL MILAGRO DEL AGUA SANADORA Y CONFIÓ A BERNADETTE EL MENSAJE DEL APOCALIPSIS DE JUAN, ASÍ COMO EN FÁTIMA, EN LA SALETTE Y EN MUCHOS OTROS LUGARES DEL MUNDO.
EL AGUA SANTA DE LOURDES QUE SALVA MUCHOS CUERPOS Y DESPIERTA MUCHAS ALMAS, OS HA AMONESTADO SEVERAMENTE INUNDANDO LA SAGRADA GRUTA. LO CUAL HA ACAECIDO POR CULPA VUESTRA. VOSOTROS CON VUESTRO ABSURDO COMERCIO MORBOSO DE DINERO Y DE CORRUPCIÓN.
¡ESTAD ATENTOS, ÉSTO ES SOLO EL INICIO!
POR ORDEN DEL PADRE ADONAY Y DE CRISTO SACUDIRÉ EL FUEGO, SACUDIRÉ LA TIERRA, SACUDIRÉ EL AIRE, SACUDIRÉ EL AGUA Y GOLPEARÉ SEVERAMENTE TAMBIÉN LOS LUGARES SANTOS PARA IMPEDIROS A VOSOTROS, PRÍNCIPES DEL VATICANO, Y A VOSOTRAS ALMAS SIN FE, QUE PROFANÉIS LOS MISMOS. GOLPEARÉ CON LAS FUERZAS DE LA NATURALEZA TODA LA TIERRA Y OS PONDRÉ DE RODILLAS A FIN QUE PODÁIS NUEVAMENTE ASIMILAR EL TEMOR DE DIOS Y TEMER SU SANTA IRA.
LOS TIEMPOS SE HAN ACORTADO. ÉSTO A CAUSA DE LOS ELEGIDOS, PARA IMPEDIR SU PERDICIÓN, SALVAGUARDAR LA INTEGRIDAD DE LOS JUSTOS Y LA PUREZA DE LOS BUENOS.
TODOS AQUELLOS QUE AMAN LA VIDA, LA TIERRA Y A SU PRÓJIMO COMO A SI MISMOS QUE NO TEMAN.
TODOS AQUELLOS QUE TRABAJAN A FAVOR DE LA JUSTICIA QUE SE ALEGREN, EL REINO DE DIOS YA ESTÁ EN LA TIERRA Y CAMINA ENTRE VOSOTROS.
PRONTO, MUY PRONTO, EL HIJO DE DIOS JESÚS CRISTO SE MANIFESTARÁ A TODOS, INSTAURANDO EN VUESTRO MUNDO EL PARAÍSO PROMETIDO, ECHANDO DEFINITIVAMENTE DE LA FAZ DE VUESTRO PLANETA A LOS DEMONIOS-HOMBRES CON SU PRÍNCIPE Y TODAS LAS LOCURAS HOMICIDAS QUE HAN COMETIDO A LO LARGO DE LOS SIGLOS Y DE LOS MILENIOS.
¡ESTAD SEGUROS!
¡TENED FE!
¡PAZ!
 
UN DIOS SOLAR, UN ARCÁNGEL DE LA JUSTICIA
 
Sant’Elpidio a Mare (Italia)
21 de octubre 2012. 14:22 horas
G. B.
Quiero recordaros a todos que la Iglesia escéptica y descreída, desde 1858 hasta hoy, a pesar suyo ha reconocido 68 milagros; aunque en realidad los milagros y las curaciones de males incurables han sido miles. Hoy esa misma agua milagrosa, que ha salvado a muchos cuerpos y ha despertado a muchas almas, lanzó una severa amonestación.  
 
Ahora leo un mensaje: es para vosotros, queridos hermanos.  
LA ALEGRÍA DE EXISTIR EN EL AMOR Y EN LA ETERNIDAD.
LA MÁXIMA REALIZACIÓN DEL ESPÍRITU CUANDO OBRA EN LA MATERIA, ES DECIR CUANDO EXPERIMENTA LA ENCARNACIÓN, ES VENCER LA MUERTE Y POR LO TANTO SER CONSCIENTE DE LA PROPIA ETERNIDAD.
SI VOSOTROS, POR UN SOLO INSTANTE, PENSÁSEIS EN ESTA GRAN VERDAD TODOS VUESTROS AFANES Y VUESTRAS DEPRESIONES MATERIALES SE DISOLVERÍAN COMO NIEVE AL SOL.
“EL QUE CREE EN MI NO MORIRÁ JAMÁS (Juan 11, 25-26), DIJO EL AMADO MAESTRO Y REY DEL UNIVERSO JESÚS-CRISTO. QUERÍA DECIR QUE HABIENDO ÉL LIBERADO DEL KARMA A MUCHAS ALMAS HUMANAS Y SALVADO A LAS MISMAS DE LA MUERTE SEGUNDA, LA ETERNIDAD DEL ESPÍRITU EN TODAS LAS DIMENSIONES HABRÍA SIDO INMUTABLE Y ETERNA. “EL QUE CREE EN MI NO MORIRÁ JAMÁS” ¿PERO CUÁNTOS HAN CREÍDO? ¿CUÁNTOS HAN LIBERADO SU PROPIO ESPÍRITU DEL LAZO DE LA MATERIA CORRUPTIBLE?
¡POCOS! POQUÍSIMOS HOY EN EL MUNDO HAN ASIMILADO SU ETERNIDAD Y SU DIVINIDAD EN EL EGO SUPERIOR.
NUESTRA ESPERANZA ES QUE VOSOTROS, ESPÍRITUS DESPIERTOS EN LA OBRA DE JUAN, PODÁIS FINALMENTE VOLVEROS CONSCIENTES DE DICHA SUPREMA VERDAD, TRIUNFANDO SOBRE LA CARNE Y POR LO TANTO EXALTANDO LA ALEGRÍA DE EXISTIR EN EL AMOR Y EN LA ETERNIDAD.
¡PAZ!
¡UN DIOS SOLAR!
 
Sant’Elpidio a Mare (Italia)
20 de octubre 2012. 13:56 horas
G. B.
 
Este mensaje es hermoso, para vosotros y también para mí. Imaginaos apenas por un instante, que la muerte no existe, que sois eternos. ¿Qué os podría deprimir? ¿Si sois eternos qué os puede crear pesar o tristeza? Cualquier carencia, por más legítima, verdadera, que sea en la vida material no es nada frente a la solución de la eternidad. Sin embargo, incluso nosotros que creemos en la Verdad nos dejamos atropellar por las preocupaciones, por las depresiones, por las exigencias de la materia y nos dejamos condicionar por el miedo a que nos puedan faltar determinadas cosas o afectos y de poder perderlos para siempre. Nosotros seguimos pensando que algún día moriremos, que luego terminará todo. Si en cambio fuéramos conscientes de que no sólo no termina nada sino que nuestra Eternidad continua y se desarrolla ¿qué tristeza podríamos tener? Ninguna. Cristo era consciente cuando le crucificaron, es por ello que Jesús dijo: “Padre perdónales”. Él sabía que no moriría. Incluso los apóstoles después de los errores cometidos fueron personificados por el Espíritu Santo y todos murieron martirizados, alegres porque eran conscientes de su eternidad. Cualquier aflicción, cualquier preocupación tenemos que vivirla y superarla con esta conciencia. Los extraterrestres nos hacen un llamado a la alegría de existir en el amor y en la eternidad, porque saben perfectamente que vivimos en un mundo infernal y no es fácil ser felices. Para superar cualquier prueba tenemos que ampararnos en la fe de ser eternos y de serlo gracias a la redención que Cristo nos ha ofrecido, porque si no fuera así, estaríamos en la oscuridad de la segunda muerte. Siempre vivos, pero es mejor haber muerto y que termine todo, en lugar de ir a la segunda muerte. Haced la prueba de imaginar el sufrimiento del cual os estoy hablando...
P: ¿Es posible saber lo que decidió la Iglesia con el Concilio de Nicea respecto al concepto de la reencarnación?
G: Os aconsejo que leáis el libro “La Reencarnación” escrito por la periodista y escritora Manuela Pompas, que explica muy bien lo que ocurrió en el Concilio de Nicea, cómo fueron abolidas por razones meramente políticas las obras de Orígenes, obispo de la Iglesia de aquel tiempo, quien era el portador de la tradición de la reencarnación de los Evangelios. Todo esto para contrastar la afirmación de la Iglesia cristiana de oriente, que era portadora de tradiciones herméticas, típicas filosofías orientales, dando inicio al cisma de la Iglesia Universal: la ortodoxa se separó de la Católica. Posteriormente la ortodoxa se volvió más sectaria que la misma Iglesia Católica. Pero, como sabéis, en el Evangelio Cristo también habla de forma inequívoca sobre la reencarnación. El año pasado escribí un mensaje que os invito a leer, en el cual explico los pasajes del Evangelio que hacen referencia a la Reencarnación.
Además del pasaje en el cual Nicodemo le pregunta a Jesús cómo un hombre puede renacer otra vez en el vientre de su madre, está aquel en el que declara explícitamente que Juan el Bautista es la reencarnación del profeta Elías. “A su paso, Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: 'Rabí, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él o sus padres?' 'Ni él pecó, ni sus padres —respondió Jesús—, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida’.” ¿Porqué los apóstoles preguntan si la culpa es suya? ¿Dónde pecó? Eso confirma que la cultura de la reencarnación traída de oriente también era una tradición presente en la cultura judía de aquel tiempo. Finalmente, para citar algunos, el pasaje más sorprendente es aquel en el que el Arcángel Gabriel se le aparece a Zacarías, el padre de Juan el Bautista y le dice: “No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y lo llamarás Juan”. […] Muchos se alegraron de su nacimiento […] porque será grande a los ojos del Señor. […] Precederá al Señor en su venida con el espíritu y el poder de Elías”. El concepto de reencarnación está expresado claramente en el Evangelio. ¿Porqué el Vaticano tiene que ser tan hipócrita y delincuente al tergiversar la Verdad? 
P: Nicodemo también le hizo una pregunta al Maestro sobre la reencarnación. 
G: Si, de hecho cuando Nicodemo le preguntó a Jesús: “¿Cómo puede uno nacer siendo ya viejo? ¿Puede acaso entrar otra vez en el seno de su madre y nacer?” […] Jesús le respondió: “Tú eres maestro en Israel y ¿no sabes estas cosas?” Por lo tanto Jesús deja entender que, esa doctrina era innata en la religión judía y luego explicó: “Te aseguro que, si uno no nace de agua y Espíritu, no puede entrar en el Reino de Dios”. Si Jesús hubiera dicho “si uno no renace en cuerpo y espíritu” hubiera dicho una falsedad y no habría sido Cristo. En cambio Jesús ha sido científicamente perfecto, porque el cuerpo está formado predominantemente por agua; en el recién nacido por ejemplo ésta constituye casi el 80% del peso corpóreo.
P: ¿Está compuesto predominantemente por agua porque contiene el átomo de hidrógeno, que es la memoria del Espíritu Santo?
G: Toda la materia viviente contiene el átomo de Hidrógeno, no sólo el agua. En cualquier cosa que se manifiesta está el Espíritu Santo, que está contenido por el átomo de hidrógeno y es omnipresente, omnipotente, omnisciente.
P: ¿También registra las sensaciones? 
G: Hace todo: registra, piensa, elabora, coordina, crea. El átomo de hidrógeno es el software, el programador de todo el Universo y el que trabaja con el teclado se llama Espíritu Santo. Pero Él no queda en el exterior de la computadora, entra y navega en el interior y en el exterior. Por lo tanto es transcendente e inmanente, ambas cosas al mismo tiempo. El Espíritu Santo puede todo, sin excepciones.
P: Jesús, en una situación puramente humana ¿dijo alguna vez una mentira con un fin positivo?
G: Jesús no escondió casi nada a sus discípulos. Sin embargo a las multitudes les escondió todo: nunca les reveló ninguna Verdad directa y les hablaba en parábolas. El que quería entender, entendía, pero para mucha gente que tenía la mente cerrada eran discursos incomprensibles. El que por el contrario tenía la mente abierta entendía, esto es verdad, de hecho hasta los apóstoles se sorprendían y un día Le dijeron: “Por qué les hablas en parábolas?” Y Él les contestó: “Porque a vosotros os ha sido concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no”. [...] Porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensible, y con los oídos han oído torpemente. Han cerrado sus ojos para que no vean con los ojos, ni oigan con los oídos, ni entiendan con el corazón, ni se conviertan. Y yo los sanaré”.
Jesús no dijo nunca ninguna mentira a los apóstoles, explicó todas las parábolas y no escondió nunca nada. Dijo la Verdad respecto a toda Su vida de aquél tiempo, incluso que habría sido arrestado, encarcelado, crucificado y que resucitaría, y aún diciendolo claramente, ellos no comprendían. Su incapacidad de comprender se debía también a otro motivo: el Padre de Cristo, Adonay, ponía un velo en los ojos de los apóstoles y no les hacía razonar, porque no estaban preparados para ello y podían perderse. Jesús, para mantener de todas formas la palabra de que Él nunca habría escondido nada, decía toda la Verdad. Si acaso Jesús les negó solo aquellas verdades que no estaban en grado de soportar. Hay un pasaje del Evangelio que responde a tus preguntas: “Todavía tengo que deciros muchas cosas, pero ahora no las podéis sobrellevar. Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; pues no hablará por sí solo, sino que hablará todo lo que oiga y os hará saber las cosas que han de venir. (Juan 16,12)
P: La mentira es el lenguaje contrario al propio pensamiento con la voluntad de engañar. Pero Jesús dice siempre la Verdad, en cualquier caso.
G: Jesús dice siempre la Verdad. Si no la revela es porque no estamos preparados. La mentira sin embargo es del demonio. Si yo supiese que hoy ha de llegar un tsunami y os dijera en cambio que hará sol, eso sería una mentira.
Jesús de todos modos no vivió situaciones “puramente humanas’. En Cristo no había nada de humano, ni siquiera cuando hacía pis y según mi opinión, como modesto discípulo de Cristo, también en ese momento el Señor nos daba una enseñanza; incluso a través de sus aparentes contradicciones humanas. Él dejaba siempre comida en el plato, aunque la gente se moría de hambre. También esa era una enseñanza, nosotros los apóstoles tomábamos y nos dividíamos lo que el Señor dejaba. Nosotros en cambio, que colamos el mosquito y nos tragamos el camello como los fariseos buscamos el pelo al huevo para atacar a los santos, Le habríamos condenado echandoLe en cara todos los niños que se mueren de hambre.
Lo mismo pasó cuando Maria Magdalena esparció con aceite perfumado muy caro el cuerpo de Jesús, tanto que algunos, celosos y envidiosos, se indignaron y se enfurecieron en contra de ella y decían entre ellos: “Para qué se ha hecho este desperdicio de perfume? ¡Porque podría haberse vendido este perfume por más de trescientos denarios y haberse dado a los pobres! Pero Jesús les dijo:‘Dejadla. ¿Por qué la molestáis? Ella ha hecho una buena obra conmigo. Porque siempre tenéis a los pobres con vosotros, y cuando queréis les podéis hacer bien; pero a Mí no siempre me tenéis. Ella ha hecho lo que podía, porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura. De cierto os digo que dondequiera que sea predicado este evangelio en todo el mundo, también lo que ésta ha hecho será contado para memoria de ella”.
Jesús tenía aparentes contradicciones humanas. En realidad nosotros buscabamos el lado humano del Hijo de Dios, que sabíamos que era espritualmente perfecto, algún defecto para poder justificar nuestros fracasos, nuestras miserias, nuestra pobreza interior; para permitirnos nosotros mismos de hacer esto y otras cosas. Damos un poco de asco, lo sé, pero así somos. A pesar de todo el Señor nos ha perdonado y salvado igual.
P: Entonces Jesús nunca dijo una mentira...
G: Jesús nunca dijo una mentira: cualquier cosa que haya hecho, inclusive aparentes mentiras, eran enseñanzas. Jesús cumplía acciones que, a juzgar desde un punto de vista racional, parecían comportamientos discriminadores. En la transfiguración, que es el signo más grande que dio de Su divinidad, se apartó con los discípulos Pedro, Santiago y Juan pero esto no significa que fueran mejores y los otros nueve no valían nada. Simplemente debía encomendarles una misión particular y también en este caso enseñaba.
Lo mismo sucedió durante la resurrección de Lázaro, Jesús llevó consigo solo a Judas, dejando a los demás apóstoles relativamente distantes. No se trataba de seguro de una discriminación, sino que lo hizo por un motivo preciso. De hecho Judas, una vez a la presencia del Sinedrín para traicionarle, dijo: “Mirad que yo Le hevisto resucitar a Lázaro! ¡Él es de verdad el Hijo de Dios! Así que vosotros debéis recibirle aquí y escucharle”. Jesús asumió comportamientos, por decirlo de alguna manera, ‘contradictorios’, pero en realidad, Él rompe los esquemas que crea el hombre. Y yo hago lo mismo. El Señor es perfecto. Aparentemente para nosotros puede haberse equivocado, pero en realidad Él no cometió jamás un error.
P: El mensaje que leíste antes está firmado TU PADRE ARAT RA. ¿Puedes explicar la diferencia entre Arat Ra y Adonay?
G: Arat Ra es también tu Padre y es el Padre de todos. Y después está el Espíritu Santo, que es el Padre de todos. El Sol es el cuerpo físico del Padre y en nuestra galaxia los soles como el nuestro son infinitos.
Todos los Soles son divinos, como el que tú adoras y por lo tanto son hermanos. Arat Ra es el Padre que ha dado origen a una generación de hijos espirituales en una constelación particular, Adonay es un Padre que ha generado hijos particulares en esta zona del Universo. Ambos, como todos los demás cientos de billones de Soles, tienen dentro el Espíritu Santo. Cuando te habla un Dios Solar, un Ser Crístico y te dice “Soy tu Padre”, no es Él el que está hablando como entidad, sino que es el Espíritu Santo quien lo hace a través suyo.
Si estudiando la astronomía te apasionaras de Sirio y dijeras: “Yo amo más a Sirio”, no estarías blasfemando, porque esa estrella posee la misma substancia del Padre Adonay. Pero si te ha generado Adonay tienes que reconocerle. Ser conscientes de ser ‘hijo de’ es una toma de conciencia. Lo importante es que tú adores a un solo Dios, que es el Espíritu Santo. Cuando Adonay dice “Yo soy el Señor tu Dios” es Él el que habla en nombre del Espíritu Santo, tampoco Adonay puede hablar en nombre de si mismo, ni siquiera Él exisitiría sin el Espíritu Santo. Así que atención. Cuando cualquier Dios dice “Adórame” por si mismo, es Satanás porque es egoísta. Cristo es un Dios y Él te dice “Adórame, vengo en el nombre de mi Padre... Ámame, yo soy tu Maestro... Yo vengo en Aquél que me ha mandado”, es decir que está viniendo en nombre de otro más grande que Él.
P: A nivel de jerarquía, Arat Ra es más alto que Adonay?
G: Arat Ra no es para nada más elevado que Adonay. Ra significa Sol, Él y Adonay son la misma cosa, la misma substancia. Tu tienes una hermana gemela y por lo tanto la comparación es perfecta. Físicamente sois iguales y sois amadas de la misma manera. El hecho de que tú hayas nacido unos minutos antes no significa que seas mejor o más evolucionada, ni te da derecho a considerarte superior. Arat Ra y Adonay son dos gemelos solares: Arat Ra nació diez mil millones de años antes, pero no significa absolutamente nada y no sucede nada si les confundes.
P: ¿Qué son los sonidos del Apocalipsis que se escuchan en varios lugares del planeta, sobretodo en concomitancia con los terremotos?
G: Son los gemidos de la Madre Tierra. Pero hay otro sonido que está gritando fuerte en toda la Tierra: es la voz de Aquél que grita en el desierto. También éste es un sonido.
P: ¿Qué son los fuegos de Caronia?
G: Los fuegos de Caronia, en Sicilia, están causados por la presencia de una puerta dimensional, donde la materia choca con la antimateria, dando lugar a fenómenos de autocombustión, aparentemente inexplicables. Son lugares muy sensibles que deberían ser  evacuados totalmente, porque la puerta dimensional se abre y se cierra continuamente provocando la autocombustión. De todas formas el Cielo permite la manifestación de este fenómeno para dar otro Signo.
P: ¿Por qué Jesús se transfigura delante de los Apóstoles?
G: Jesús se transformó en cuerpo de luz, porque en ese momento era necesario un contacto físico entre Él y los Seres de Luz. Él se llevó consigo a los apóstoles Pedro, Santiago y Juan para dar un testimonio más de quien era realmente, además que para traumatizarles, en cuanto les encomendaría una gran misión: la evangelización del mundo. No se llevó consigo a los demás apóstoles, porque no estaban preparados para asistir a ello.
P: El mensaje de la Salette dice: “Los demonios del aire, con el Anticristo, harán grandes prodigios en la Tierra y en el aire y los hombres se pervertirán cada vez más”. ¿Quiénes son los demonios del cielo?
G: El mensaje fue publicado en el 1879, en un tiempo en el que no existían aún los aviones. Por lo tanto la Virgen se refería a los cazabombarderos terrestres y a los aviones que transportan armas atómicas. No podía llamarlos de otra forma. También Juan en el Apocalipsis, refiriendose a la fuerza de la Bestia, hablará de langostas, saltamontes, granizo y caballos, porque el arsenal apocalíptico no podría ser comprendido antes de que aparecieran dichas armas, que en esa época eran impensables: “Y del humo salieron langostas sobre la tierra, y les fue dado poder como tienen poder los escorpiones de la tierra. Y se les dijo que no hiciesen daño a la hierba de la tierra ni a ninguna cosa verde, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tienen el sello de Dios en sus frentes. Se les mandó que no los matasen, sino que fuesen atormentados por cinco meses. Su tormento era como el tormento del escorpión cuando pica al hombre. En aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero de ninguna manera la hallarán. Anhelarán morir, y la muerte huirá de ellos. El aspecto de las langostas era semejante a caballos equipados para la guerra. (Apocalipsis 9, 3-11) Y riferiendose a las bombas atómicas: “Y del cielo cayó sobre los hombres enorme granizo, como de un talento de peso. Y los hombres blasfemaron a Dios por la plaga del granizo, porque la plaga era grande en extremo. (Apocalipsis 16,21) “Sobre sus cabezas tenían como coronas, semejantes al oro, y sus caras eran como caras de hombres. Tenían cabello como cabello de mujeres, y sus dientes eran como dientes de leones. Tenían corazas como corazas de hierro. El estruendo de sus alas era como el ruido de carros que con muchos caballos corren a la batalla”. (Apocalipsis 9, 7)
P: ¿Qué relación hay entre la estirpe de Arat y los 144.000?
G: Los 144.000 elegidos vienen de las Pléyades, que es la estirpe de Arat, de Sirio, Orion, Proción y Alfa Centauro. Todos han colaborado en la proliferación de la estirpe de Adonay, que es la nuestra.
Digo la nuestra porque ahora estoy en la Tierra, pero ya conocéis mi origen. Yo amo este Sol bellísimo, amoroso, lleno de ternura, justicia y lo adoro como si fuera mio. Mejor dicho, es el mío, no hay ninguna diferencia. La antigua estirpe de Arat Ra ha colaborado en la colonización de este Sistema Solar, de esta Célula Solar Cósmica. A su vez, también ellos fueron concebidos: en el Universo es todo un dar y recibir, no hay quien es mejor que otro. Solo uno lo es, y es el origen de todos: el Espíritu Santo, que todos debemos adorar y venerar. Ese es el único Dios de las Sagradas Escrituras, como lo entendéis vosotros. Él es la Unidad y es el Espíritu Santo, mientras las entidades que se manifiestan en Su nombre, desde Adonay a Cristo, Ángeles, Arcángeles, etc. son seres divinos. Por esta razón Jesús dijo: “Si blasfemáis en contra de Mi seréis perdonados. Si blasfemáis contra Dios seréis perdonados, pero si blasfemáis contra el Espíritu Santo no seréis perdonados”. Él pone a esta entidad por encima de todo. Haciéndose a si mismo muy semejante a Dios dijo: “Yo y mi Padre somos la misma cosa. Yo traigo la palabra del Padre mio... Quién me ve a mi, ve al Padre”, entonces Él se ha diferenciado del Espíritu Santo, el Creador, Aquél que debemos adorar. Y dado que es invisible y debe utilizar un instrumento, te arrollidarás delante de cualquiera que hable en Su nombre; no de quien te está hablando, sino de la Esencia que lleva dentro, que es el Espíritu Santo.
P: ¿Si nos arrodillamos delante de Cristo no es lo mismo?
G: Si, claro. Pero si quieres crecer es necesario que tú entiendas cómo se manifiestan ciertos fenómenos divinos. Dado que es bonito crecer, os explico la naturaleza del Universo. Si adoras a Cristo, Adonay, al Sol de Metaria, de Sirio o de las Pléyades, estás adorando al Espíritu Santo. Cualquier cosa que exista proviene de Él; tú lo llevas dentro en pequeña medida y también los dioses han sido emanados de Su seno. ¡Pero atención! El Espíritu Santo puede personificar a quién quiera, no tiene reglas que respetar; todos nosotros si, pero Él no. Él puede  hacer que se alze una piedra y hacerla hablar y tú debes arrodillarte, porque es el Espíritu Santo el que está hablando, aunque esté valiéndose de un ser de la primera dimensión. Es bonito esto ¿verdad?
P: También los signos de los Zigos son instrumentos del Espíritu Santo?
G: Cuando los Zigos dan señales, son el Espíritu Santo. El Espíritu Santo puede dejar la coordinación de los zigos en manos de los Arcángeles o hacerlo en primera persona. Él puede hacer lo que quiere: no pongáis nunca límites a Dios, que todo lo puede, nada excluído: puede incluso apagar este Sistema Solar con un click y hacernos desaparecer en un instante.
P: ¿Si fuesemos conscientes de verdad de la reencarnación y de lo que nos espera con la muerte segunda, crees también tú que obraremos solo por el bien?
G: Si, pero hay otra verdad que nos haría obrar siempre por el bien, si tomásemos conciencia de que somos eternos. Si eres consciente, se te pasan todos los afanes materiales diarios. Está claro que no debes quedarte pasivo, es más, debes luchar para superarlos y si no lo logras no te tienes que suicidar, sino que esperas con fe que cambie algo. Lo que en cambio te lleva al suicidio, es decir, a la autodestrucción y te proyecta hacia el sufrimiento también en el más allá, es la pérdida de la Fe, el odio, la venganza, el odiar las propias elecciones, poner en discusión la Verdad. Si estamos en la Verdad, sabemos que debemos sufrir y que Cristo nos pone a la prueba para fortalecernos, por lo tanto debemos tener paciencia, fe y creer que somos eternos.
P: Rol mariano y rol crístico. ¿Qué interacción existe entre los dos roles? Quisiera saber si en el pensamiento de Dios existía ya el rol mariano y si este último nació por Su propia voluntad o porque habría servido para la Humanidad?
G: Por las dos cosas. Todo lo que hace por su propia voluntad el Padre Adonay es porque puede servir a la Humanidad que Él ama. La Humanidad es hija del Padre, pero el Padre puede también ser severo. El rol mariano es el de la misericordia, del perdón, de dar una posibilidad y es típico de la Madre, de la ternura materna. En el Juicio Universal de Miguel Ángel, la obra majestuosa de la capilla Sixtina, veréis a un Cristo Juez, fuerte, musculoso, con las heridas en las manos quien, con el brazo derecho hacia abajo, aparta a la Virgen Madre, la que, con una mirada materna y piedosa, mira hacia la izquierda; Ella, de hecho, no puede intervenir más en la decisión, sino solo esperar el resultado del Juicio.
La acción de la Madre Celeste termina con la Segunda Venida de Cristo y el Juicio Universal. Actualmente, estamos todavía bajo la influencia de la Obra Mariana, pero lo estaremos todavía por muy poco tiempo más. Dentro de esta obra Cristo ha puesto un Signo, que advierte que la Obra en si misma está por terminar. Un Signo que la misma Madre Celeste ha elegido por orden de Su Hijo: el Signo de los estigmas y de la anunciación, que yo estoy desarrollando anunciando el Juicio Universal. Es decir que la obra de la Madre Celeste disminuirá hasta desaparecer mientras yo crezco para tender la espada del Juicio Universal al Maestro. Si estudiáis bien la misión del Cáliz de la Comunión, que empezó en el 1989, veréis que la Madre lo anuncia y después, en los años siguientes, retrocede a pequeños pasos para permitir al Cáliz que grite la Justicia Divina hasta cuando Ella deje el brazo de Su Hijo. Aún hoy la Santa Madre aparece y grita, pero queda poco tiempo, casi nada.
P: Tomemos en consideración nuestro Sistema Solar conocido, que está compuesto por un Sol y otros planetas: el Sol es la parte masculina y fundadora, mientras los planetas son la componente femenina que crean Vida. En la Creación existe siempre esta constante, constituida por una parte masculina que contiene el semen de la Vida y muchísimas partes femeninas que gravitan en torno al mismo y son fecundados?
G: En la creación física de la tercera dimensión, si. Actualmente en el Sistema Solar es posible ver un Sol y doce Planetas, aunque en realidad son once, porque Júpiter no es un planeta, sino otro Sol apagado. Los científicos de la Nasa no saben explicarse el cambio de color de sus estrías, pero en verdad Júpiter se está volviendo a encender y su función será la de iluminar la perifería del Sistema Solar, donde están Neptuno, Plutón, Urano, etc. y Giano, que es el duodécimo planeta que resulta desconocido para nosotros. Júpiter los iluminará y dentro de algunos centenares de millones de años en esos Planetas se formará la vida, así como sucedió en nuestro planeta, el más bello del Sistema Solar. Aquí Jesús instaurará el Reino Prometido y la Tierra tendrá una evolución superior a la de Venus o Marte, en los que ya hay vida extraterrestre. La Tierra, como os he dido, es la alma gemela de este Sol. Éste es el Sistema Solar físico, donde existe la materia orgánica e inorgánica física, es decir tridimensional, existe siempre el dualismo masculino y femenino: Uno, el Padre Creador y los Seres Femeninos. A esos niveles de cosmicidad existe la poligamía y el Creador puede fecundar varias féminas, que son los Planetas. Obviamente estamos hablando de Leyes Cósmicas, no de leyes humanas. En nuestro Sistema Solar el Padre Creador, es decir el Sol, es el gobernador absoluto: no tiene rivales y es el Rey de aquellos planetas. Esto es lo que sucede en el dualismo. En cambio, en la quinta dimensión, no existe solo un sistema físico material que coordinar y por consiguiente que personificar y compenetrar. Existe otro Universo, el espiritual que es paralelo y aún más grande que el físico, donde existen mundos, estrellas, galaxias en una dimensión que ya no es física. De ese mundo vienen los Maestros Cósmicos de los extraterrestres: Jesús Cristo, Khrisna, Yogananda, etc.
P: ¿Son de la misma dimensión?
G: Estos seres son de la quinta, sexta y séptima dimensión, son patrones del Universo físico, mientras nosotros los hombres no somos patrones de nada. Si fuésemos sabios, seríamos patrones del universo mineral, vegetal y animal; pero dado que nosotros maltratamos con violencia y odio las fuerzas menores de la naturaleza, hemos sido privados de esta patronanza. Jesús dijo: “Yo no soy de este mundo”, “vosotros sois de aquí abajo, yo soy de allí arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo”, porque se refería a otro tipo de Universo: el Solar, de la Luz. Nosotros los hombres, por cuanto asco damos, ni siquiera hemos descubierto toda la Tierra: pensamos solo en el dinero, en odiarnos y maltratarnos.
P: ¿Dónde está ahora José, el padre terreno de Jesús?
G: Giuseppe es un ángel de Luz de la Legión de Cristo. Él era guiado por el Arcángel Gabriel y tenía el cometido de criar al niño y tutelarlo.
P: Cuándo se desencadenen las fuerzas de la naturaleza y falte el agua, la comida y la electricidad será difícil llegar a las personas que sufren. ¿Cómo haremos para ayudarlas?
G: Cuando suceda te tendrás que predisponer a obedecer a todo lo que el Cielo te pida que hagas y lo hará claramente. Si te dice que dejes todo y que te vayas, te vas; si te dice que te quedes, te quedarás allí. Lo que tienes que hacer es estar tranquilo y tener fe,  porque “ni uno solo de sus cabellos perecerá”. Está escrito en el Evangelio. Yo no me creo ningún problema y si el Señor me dirá que vaya a Montevideo, debajo de los puentes, entre el barro y los muertos para hablar de Él, yo iré. Aunque tenga los estigmas y sé que podría morir envenenado; si Él me lo dice yo voy enseguida. Si me dise que vaya al Etna y que me quede ahí esperando, iré. Haré lo que me diga que haga. En mi caso, estoy convencido que hasta cuando no se desgarre el Cielo y aparezca el Hijo del hombre, deberé hablar de Él. Y quizás morir por Él. La muerte no existe de todos modos, así que vivamos lo que venga y veremos.
P: Cristo es Aquél que escudriña los riñones y el corazón (Apocalipsis 2, 23), y cuando regrese con sus ángeles, quebrará los riñones y los corazones a toda la humanidad. ¿Por qué se habla de riñones y de corazón?
G: Cristo está hablando del Juicio universal. El corazón es la morada del espíritu y en la sangre reside el alma; los riñones en cambio hacen de filtro y purifican la sangre, por lo tanto tienen la función de protectores del espíritu. Jesús quebrantará los riñones y los corazones, es decir que juzgará en base a las obras.
P: En el mensaje que has leído está escrito que los lugares dónde la Madre ha aparecido serán golpeados.
G: Esto te lo puedo asegurar al 100%. También Medjugorie será golpeada, así como Sant’Elpidio. Yo me refiero a lugares públicos, no a las arcas. Aquí la Virgen ha aparecido en privado, mientras en Porto Sant’Elpidio ha aparecido en público y será golpeada por un naufragio o por un terremoto. Ésta será la señal de que se ha comercializado el Signo o incluso que ha sido completamente ignorado.
P: ¿Entonces las catástrofes con castigos?
G: Son Signos. No se puede permanecer pasivos ante un Signo tan gigantesco, aunque no hay referencia de ello en las noticias, son miles los fieles que se están preguntando si Dios nos ha castigado. También el Papa, en silencio, se ha hecho la pregunta. ¡Lamentablemente todavía no ha sucedido nada!
P: ¿Proseguirá este tipo de eventos?
G: Claro que si, y llegarán otros aún más fuertes. Fátima acabará completamente inundada, así como todos los lugares de las apariciones más famosas.
P: La oración del Padre Nuestro que Jesús nos ha enseñado está dedicada al Espíritu Santo?
G: Está dedicada al Padre Adonay que está personificado por el Espíritu Santo, pero no cambia nada porque el Espíritu Santo está en Él. Se refiere también a Si mismo, porque Cristo está personificado por el Padre. Es toda una compenetración. La expresión más elevada del Espíritu Santo en la Tierra es Cristo y después de Él hay otros Maestros elevados: Krishna, Budha, Confucio, etc. Quien se arrodilla delante de Cristo para abrazarle y adorarle, está adorando contemporaneamente al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Los hombres no recibirán más allá de esto. Es más, no Le volverán a ver mientras no digan: “Bienaventurado Aquél que viene en el nombre del Señor”.
P: Faltan solo dos meses para el 21 de diciembre 2012. ¿Debemos esperarnos ese cambio interior que cambiará la historia?
G: Los cambios interiores ya están en acto. Este es el tiempo de la elección profetizado por los Mayas dentro del cual nosotros debemos elegir definitivamente a través de las acciones, de alinearnos con el bien; una vez elegido, no volver más atrás. Esto vale sobre todo para nosotros y después para toda la Humanidad. No se lo que sucederá, pero cada uno de nosotros debe elegir por si solo, consigo mismo, ni siquiera con su propia pareja, si seguir o no al Señor. Solo después todos los signos nos serán más claros.
P: ¿Aquél que en este tiempo elije alinearse con el bien, no corre el riesgo de perderse después del 2012?
G: El que ha elegido el bien ya no se pierde. Si después se pierde es porque no había elegido, sino que estaba engañando.
P: ¿Puedes explicar el significado profundo de “Bendito Aquél que viene en nombre del Señor”?
G: Todos los seres que Cristo manda en Su nombre son benditos: ellos son Dios que te visita. Si recibes una gracia, te has despertado y te has redimido: en el momento en el que dices “Bendito Aquél que viene en el nombre del Señor” tú abrazas la redención, resucitas de la materia y vivirás la eternidad del Espíritu. Por lo tanto, desde el momento en el que reconoces a un bendito del Señor, el proceso de la reencarnación acaecerá por misión, no por karma, y serás llamado a redimir a los hombres. Si en cambio rechazas la redención marchitarás en la materia por los siglos de los siglos.
P: ¿Puedes explicar a los jóvenes porque la eternidad no puede ser usada como pretexto para vivir cualquier tipo de experiencia?
G: La eternidad no te permite hacer todo lo que te parece: todas las experiencias que haces en la materia ayudan a la evolución de tu eternidad. Por consiguiente evolucionas, de lo contrario te quedas rudo e ignorante, aunque seas eterno no entiendes nada. Sería estúpido porque se sufre más en la ignorancia que en el conocimiento.
P: Hoy hemos organizado una jornada para los niños y los jóvenes. Y han decidido hacerte preguntas, Angelica las leerá en nombre de todos los demás niños.
A: ¿Cuando nació la Tierra, Jesús sabía que hoy sucederían catástrofes?
G: Claro que lo sabía. Él sabe todo, sabía lo que habría sucedido en base a las decisiones del hombre: si el hombre hubiese elegido amar habrían sucedido cosas bonitas; si el hombre hubiese elegido odiar habrían sucedido catástrofes. O sea que conocía ambas posibilidades.
A: ¿Por qué Jesús ha permitido las catástrofes?
G: Jesús lo permite, porque el hombre ha elegido negativamente y estas cosas son necesarias, para que se purifique.
Margherita: ¿Cómo has hecho para ver a Jesús?
G: De la misma manera en la que tú vienes a verme a mi casa. Tocas el timbre, te abro y te veo. Asi mismo Jesús vino a verme: yo le abrí la puerta y le vi.
Dafne: Yo temo que un día el arca no exista más...
G: Y tienes todas las razones del mundo para tenerlo, pero intentaremos por todos los medios, cueste lo que cueste, que el Arca sobreviva. Depende de cada uno de nosotros. Necesitamos la colaboración de todos, porque en este momento hay una grandísima crisis económica y no podemos sostener los gastos. Hacemos todo lo posible para no hacerla cerrar. Yo tengo fe.
Fiordaliso: ¿Es bonito conocer a Jesús?
G: Es lo más bonito que te pueda suceder en todas las vidas y en todas las reencarnaciones.
Violetta: Las personas malas que le pusieron la corona de espinas a Jesús e hicieron llorar a la Virgencita serán perdonados por Él?
G: Ya fueron perdonados. Pero los que no se arrepienten no serán perdonados.
Margherita: ¿Dónde has visto a Jesús?
G: Yo he visto a Jesús miles de veces en lugares distintos: en mi casa, en el mar, en la playa, por la calle, etc.
Dafne: ¿Cuándo viste por primera vez a los extraterrestres?
G: Se me aparecieron por primera vez a 500 m. de mi casa, en Floridia, mientras estaba jugando. Tenía solo seis años.
Jasmine: Tú has dicho que nosotros los pequeños veremos a Jesús y que Él nos llevará a El Dorado. ¿Lo puedes describir?
G: Os prometo que en otra lección espiritual os explicaré detalladamente como es El Dorado que yo he visto. Hoy me limitarè en decir que es una ciudad grande como Milán. El área donde se encuentra se extiende desde el Polo Sur hasta la América Central, además está constituida por otras pequeñas bases. El Dorado es la capital de este immenso y gigantesco continente y está construída por completo de cristal transparente, indestructible, donde hay muchas astronaves y muchos extraterrestres.
A: ¿Cómo ha nacido el hombre de la serpiente emplumada?
G: En esa época la serpiente emplumada tenía plumas de oro, era un animal que ya existía en la Tierra. Junto a él vivían la serpiente con las plumas de plata, los chimpancés, los gorilas, los leones, las jirafas, los rinocerontes, los dinosaurios y muchísimos otros animales. Esta serpiente marina tenía el cerebro, el instinto psíquico y una sensibilidad más desarrollada que los demás: por este motivo los Seres de Luz lo eligieron. Por medio de operaciones quirúrgicas en la cabeza, su cuerpo se transformó, en cientos de millones de años, en una persona como nosotros a quien le fue dado el Espíritu, el ego sum, la individualidad.
F: ¿Dónde van los animales cuando mueren? ¿Les volveremos a ver?
G: Si el animal tiene un espíritu individual, cuando muere se reencarna en una persona. Si en cambio forma parte de un alma colectiva, primero debe llegar a la cabeza de la manada, compenetrarse en él y solo después se reencarnará en un hombre. Entonces les veremos como almas, no como animales. Te hago un ejemplo. Cuando comes la carne, una parte del alma de ese animalito que ha sido matado entra dentro tuyo, se transforma y evoluciona a través tuyo. Los hombres que comen la carne sin saber lo que comen, hacen sufrir a los animales.
F: ¿Pueden influir negativamente sobre nosotros?
G: Si, pueden influir negativamente sobre nosotros. Si eres un ser llamado, divino, serás tú el que les harás evolucionar. Si en cambio eres rudo, el animal violento influye sobre ti a través de la violencia.
F: ¿No nacemos siempre en la misma familia?
G: A veces si, a veces no, depende de lo que hemos hecho y de lo que tenemos que hacer. Yo creo que todos nosotros llamados que seguimos la Obra renacemos en la misma familia.
A: Gracias. Con esto hemos terminado y te agradecemos.
P: ¿Por qué a algunas personas les es dada la posibilidad de despertarse y a otras no?
G: Porque a lo largo de sus varias reencarnaciones han madurado su propia conciencia a través de las experiencias que han vivido alcanzando la preparación para despertar. Todas las demás han tenido reencarnaciones de experiencias más relativas y por lo tanto no están preparadas. No puedes conocer el dolor si no conoces la alegría y no puedes conocer la alegría si no conoces el dolor. Debes pasar por todas las experiencias duales: amor odio, alegría dolor, pobreza riqueza, belleza fealdad, etc. y solo después estarás lista para despertar. Después de haber vivido reencarnaciones donde has experimentado todos los sentimientos y todas las experiencias que sirven para madurar, eres llamada. Si aceptas, vas hacia la Luz, si rechazas, te conviertes en un espíritu soldado de los demonios. Todos los soldados de los demonios han hecho reencarnaciones suficientes como para poder comprender el bien, pero han elegido el mal. Y viceversa. Los soldados de Riina, por ejemplo, son todos seres evolucionados que han elegido el mal. Por esta razón está en acto la batalla de Armaghedon. El pobre de espíritu, sin embargo, no conoce todavía la experiencia humana y encontrandose en las primeras reencarnaciones debe en consecuencia asimilar muchas cosas.
P: Si Cristo sabe todo ¿sabía lo que habría elegido el hombre hace dos mil años?
G: Si. Cristo ve el futuro de todos. Imaginad que Él en la memoria tenga dos Dvd. En Su conciencia tiene impresas todas las imágines, de una o de otra elección, es decir que Él conoce el futuro de lo que debe ocurrir en los mínimos detalles, lo mismo con una que con la otra elección. Ahora, yo no te puedo contestar y decir que Él sabe lo que sucederá con Verdad absoluta.
Puedo afirmarte lo que yo, como Ser de Luz, he comprendido y vivido con Cristo. Él sabe todo, siempre, pero no porque sea el patrón de tu destino. Lo eres tú, pero Él lee en lo profundo de tu corazón y sabe lo que elegirás, incluso cuando tú te sientes todavía confundido: sabe lo que quieres y lo que elegirás al final. Si interiormente eres propenso hacia el mal, hacia el odio, y deseas someter el prójimo, pero finges y te esfuerzas en no hacerlo, Él sabe que tú someterás al otro. Por esto sabe todo; lo sabe por el simple hecho de que lee en profundidad, no solo de tu cerebro, que no es poco, sino también en la profundidad de tu corazón. Ahora señores y señoras hablemos claro. Cuando te miras al espejo sabes todo lo que deseas de tu vida, sabes también de lo que estás convencida al 100% y de lo que no estás convencida al 100%. Si lo estás y tienes fe al 100% Jesús lo sabe y te sitúa en la Luz; si sin embargo estás convencida al 90% Él lo sabe y no te sitúa completamente en la Luz. Entonces ¿cómo hace Jesús para saber todo? Lo puede saber porque lee en lo profundo de tu corazón, más de cuanto lo puedas hacer tú mismo. Por este motivo sabe todo. Pero también Jesús se sorprende positivamente si hay un cambio instantáneo en tu elección. Éste es el misterio del hombre. Es la gracia que Dios nos ha donado con el libre albedrío. Mientras Jesús lee en la profundidad de tu corazón de que te perderás, se puede encender dentro de ti una chispa de fe capaz de cambiar el destino de tu vida. Él lo sabe siempre un segundo antes de que suceda, pero Le sorprenderá positivamente de todos modos.
Cuando Jesús estaba en la cruz uno de los ladrones le injuriaba diciendo: “Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros”. Pero el otro le contesta diciendo: “¿No tienes ni siquiera temor de Dios, viendote sufrir la misma condena? Nosotros en realidad somos justamente condenados, porque recibimos la debida pena por nuestros malos hechos, pero éste no ha cometido ningún mal”. Después, dirigiendose a Jesús dijo: “Señor, recuerdate de mi cuando irás a tu reino”. Entonces Él le miró sorprendido y le dijo: “En verdad te digo: hoy tú estarás conmigo en el paraíso”.
Jesús sabía que él era un criminal y habría ido al infierno, pero ese gesto instantáneo cambiará el destino de ese hombre. Cristo dijo: “Vosotros sois dioses y hareis cosas más grandes que yo”, por lo tanto podemos cambiar nuestro destino. Jesús reconoce en nosotros la divinidad; por desgracia somos nosotros los que la rechazamos.
P: ¿Puedes profundizar el hecho de que después de mil años será liberado de nuevo por un breve tiempo el tentador?
G: El Reino de los mil años es el blanco móvil, la apoteosis del Paraíso Terrestre donde habrá un Reino de paz, hermandad y justicia. Durante este tiempo no habrá guerras, sino justicia, paz, amor y evolución científica y espiritual. Nos será dada una ciencia diez mil años más avanzada que la que tenemos actualmente. Yo digo a todos que estaremos siempre juntos, porque con la tecnología y los medios a nuestra disposición será posible recorrer veinte mil km. en menos de ocho minutos. El sistema económico y la moneda no existirán más. Durante este tiempo habrá selecciones y examenes para entrar en la cuarta dimensión; el tentador será el instrumento que te pondrá a prueba.
P: ¿Durante estos mil años seguiremos reencarnandonos?
G: Si, durante estos mil años seguiremos evolucionando. Habrá una ciencia capaz de hacer envejecer las células del cuerpo muy lentamente, tanto que la vida ya no durará 90 años, sino quinientos o seiscientos años. Haremos una o dos reencarnaciones, las mujeres darán a luz hasta los 350 años y se harán viajes intergalácticos; al final se pasará a la cuarta dimensión. De ser estudiantes noveles de la Confederación se pasará a ser estudiantes a todos los efectos y seremos absorvidos por la Confederación intergaláctica. Ya no habrá enfermedades, sufrimientos, todos los estudios y los experimentos serán solo positivos, proyectados hacia la evolución. Jesús se quedará con nosotros bastante tiempo y después regresará a Su Luz, dejándonos con Sus representantes.
P: ¿A que edad inicia para el Espíritu la responsabilidad de sus propias elecciones?
G: La responsabilidad es del padre hasta los 14 años, pero la elección es siempre suya. El espíritu debe empezar a elegir ya desde el segundo ciclo, pero debe ser guiado para que madure y para que le puedas corregir, si se está equivocando, y encauzarle hacia la dirección correcta. En el tercer ciclo en cambio, hasta los ventiuno años, debe elegir autónomamente y tú puedes solo indicarle el camino.
P: ¿Qué es la parusia intermedia?
G: La parusía intermedia es la que estamos viviendo. Es el tiempo de la preparación, en la espera de la visita del Hijo de Dios, de Su manifestación con justicia. Él ya está entre nosotros, camina entre nosotros, visita... Ha sido dicho en los mensajes: el Reino de Dios camina entre vosotros. El Reino de Dios es Cristo y nosotros tenemos que prepararnos para Su manifestación con potencia y gloria.
P: ¿De donde se deduce que este es el tiempo?
G: De los signos que Jesús ha profetizado: Jerusalén rodeada por ejércitos, terremotos en todo el mundo, naciones contra naciones, una guerra mundial inminente, apariciones de la Virgen, estigmatizados, signos en el Cielo, guerras, enfermedades, pestilencias, ecc. También hay voces que gritan en el desierto y una se llama Giorgio Bongiovanni, estigmatizado. Está claro que este es el tiempo: está todo escrito en el capítulo XXIV de Mateo.
P: ¿Recordar las vidas precedentes puede ayudarnos a entender a que punto estamos?
G: Recordar las vidas precedentes en este momento puede ser una arma de doble filo. Si te acordaras de haber sido el apóstol Santiago, seguramente serías feliz; pero si recordaras que fuiste el soldado que crucificó a Jesús, caerías en depresión. Por ello los extraterrestres me han pedido que os diga que es mejor no recordar. Si yo os lo revelo, pero es una excepción, es para ayudaros en la misión que debéis desarrollar. Lo más importante es siempre saber lo que somos y lo que hacemos hoy.
P: Jesús hace dos mil años dijo que si no se hubieran acortado los tiempos, ni siquiera los elegidos se salvarían. Si los Seres de Luz, a pesar de su fuerza, corren este riesgo, nosotros los llamados que es lo que debemos desarrollar ulteriormente para estar en condiciones de superar las pruebas de la vida y llegar a la meta?
G: Bien, queridos hermanos... YO EN VERDAD OS DIGO QUE VOSOTROS SOIS MUCHO MÁS AFORTUNADOS QUE LOS ELEGIDOS DEL SEÑOR, PORQUE VOSOTROS HABÉIS TENIDO AL SEÑOR ENTRE VOSOTROS, Y SI NO SOIS FUERTES VOSOTROS, OS PERDERÉIS MÁS QUE LOS ELEGIDOS. Y con esto os deseo buenas noches.
 
Sandra De Marco
Pordenone, 17 Dicembre 2012

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139