Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
GiorgioleggeilVangelo2100Por Sandra De Marco
¡Señor regresa porque se hace de noche!
Aquí el tiempo transcurre cada vez más rápido llevándose con él a millones y millones de víctimas inocentes.
Fragmentos de vida indefensos, abandonados en las orillas de las calles, en la suciedad, sumergidos en el olor nauseabundo de los vertederos, aturdidos por los sonidos ensordecedores de los artefactos. Cuerpos martirizados, mutilados, malformados... víctimas de abusos, violencias, vejaciones, rostros perdidos que intentan en vano abrirse camino entre la hipocresía y la apatía de sus semejantes.
Miradas envueltas de eternos silencios que esperan ser pronunciados, palabras nunca dichas sofocadas por la vileza y la cobardía donde reina la nulidad sin piedad de los mezquinos.
Los encuentras por todas partes, mujeres y niños segregados en callejones que gritan soledad y que esperan en vano el coraje de quien aún se considera decente y se proclama inocente.
¡Señor, regresa porque se hace de noche!
Sus ojos implorantes vagan sin meta entre los jirones infernales de este planeta, donde la igualdad y la fraternidad se hunden en una nauseabunda discreción; acunadas por una arrogancia humana que ha sometido toda verdad a dimensiones personales y por un relativismo tenebroso y cotidiano que satisface únicamente el propio yo y los propios deseos.
Mártires inmolados en el altar de la libertad y de la justicia, condenados por coros indecisos que nunca tendrán voz; por palabras tergiversadas, tragadas, por testigos pasivos, autores y cómplices de un silencio anacrónico exento de cualquier ideal o filosofía, sin un pasado o futuro que defender, que ya es culpable de haber matado incluso a quien todavía no existe.
¡Señor regresa porque se hace de noche!
Vuelve pronto porque los parvulitos y los amantes de la vida no tienen paz. Hazlo pronto porque sobre los justos aletean graves persecuciones y tus profetas respiran solo presagios de muerte; condenados por la indeferencia y por la insoportable abulia de una humanidad que no ha rescatado su elección de aquella Cruz. No ha hallado nunca el coraje y la fuerza de hacer algo, o de reaccionar. O mucho más simplemente, de amar.
 
PALERMO – 1 DE NOVEMBRE 2012
 
El jinete errante que lleva la espada de Cristo prosigue su eterno viaje bajo un cielo que perfuma a libertad y a promesas, entallando caminos de amor y justicia sobre los cuales esparce la semilla incorruptible del Verbo. El espíritu innato errante cabalga el tiempo y el espacio, elevando paso tras paso himnos a la libertad y a los valores universales, mientras su grito continúa sacudiendo al corazón de los hombres e infundiendo el temor de Dios también en esta extremidad de tierra pérfido y falso.
GIORGIO: Desde nuestro último encuentro y me dirijo a los hermanos de la Sicilia, han acontecido muchas cosas. He recibido mensajes muy bonitos que hablan de la eternidad del espíritu y de las naves extraterrestres. Ha habido muchos signos en el Cielo y en la Tierra, entre ellos la filmación de una nave que entra en el volcán Popocatepetl, los cuales nos indican que estamos al final de los tiempos. Tiempos que se concluirán con el signo final, el más importante de todos, que es el Retorno de Jesús Cristo a la Tierra. Hoy lamentablemente la situación en el mundo es muy grave bajo todo punto de vista, los eventos que se están manifestando y que próximamente se manifestarán, tanto por voluntad de los hombres como por voluntad de Dios, que son expresión del nivel de negatividad alcanzado por nuestra civilización, nos impondrán una elección de vida. A pesar de que la manipulación de la información es muy fuerte y los grandes poderes consiguen aún esconder la verdad, es también cierto que ésta está a la vista de todos. Están preparando una guerra internacional, quizás mundial y después de las elecciones en los Estados Unidos probablemente atacarán a Irán. La espantosa crisis económica está involucrando a todos, Europa e Italia incluídas, la contaminación de la Tierra se ha extendido a todos los niveles y la grave crisis social está segando miles de millones de pobres, mientras los ricos son cada vez más ricos. En fin, tenemos los signos celestes a través de los cuales el Cielo, es decir, Cristo, nos está llamando, ahora depende solo de nosotros. Podemos responder ‘si, creo’ y emprender un camino espiritual, o decir ‘no, no me interesa’ y seguir viviendo nuestra propia vida. En la peor de las hipótesis, ignorarlos y perseverar en la apatía y en la indiferencia. Una cosa es segura: no podemos decir que no hemos sido llamados frente a estos eventos y a nuestra conciencia. Cuando nos miramos al espejo no podemos afrmar: “No es verdad, yo no se nada. No he sido llamado. No es verdad que Jesús Cristo me ha llamado a través del signo de los estigmas, una aparición de la Virgen, una nave, un mensaje espiritual o un milagro”. Si la llamada se manifiesta ante nuestros ojos por medio de los signos, que pueden ser personales o públicos como la lagrimación de una estatua, avistamientos de naves o la historia de Giorgio Bongiovanni transmitida en la televisión, nosotros debemos dar una respuesta.
Mientras tanto se prospecta ante nuestros ojos un escenario caracterizado por eventos fuertes, catastróficos, mucho más claros y que dan más miedo: terremotos, maremotos, guerras, crisis económica, eventos que todos pueden ver, aunque el poder mundial lo intenta ocultar, manipulando la información con la promesa de un futuro mejor. Os puedo asegurar que dentro de no mucho, yo hablo de días, semanas y meses, estos eventos se multiplicarán. Hay de todas formas una sorpresa positiva para vosotros los hermanos que estáis aquí hoy, que me escucháis y que en un cierto sentido seguís un camino espiritual o lo estáis buscando: próximamente habrá eventos espectaculares en el cielo y en la Tierra, milagros, apariciones de la Virgen y de seres que vienen de otros mundos, los cuales se mostrarán en todo el planeta y de los que la televisión se verá obligada a hablar. Esa es la señal, yo os lo adelanto, de que los tiempos se han acortado aún más.
Si estás todavía en búsqueda o esperáis no se qué para elegir de que parte estar, a quien servir y qué hacer, estos signos os inducirán a hacerlo.
Para quien ya se siente en misión desde hace tiempo como muchos de nosotros, y me refiero a nuestras arcas, son signos que tienen una función doble: nos dicen claramente y con énfasis que ‘ellos’, ángeles y arcángeles, están con nosotros y nos exortan a estar unidos en las dificultades diarias de la vida, económicas, de adaptación y de sufrimiento incluso físico, de lo contrario nos perderemos...
Para aquellos que en cambio no sienten que tienen una misión, los signos que están apareciendo y que aparecerán tendrán la función de llamar la atención al mundo y al príncipe de este mundo, es decir, a Satanás y al mismo tiempo anunciar la Verdad, el Retorno de Jesús Cristo y el juicio final. Cristo lo dice claramente en el capítulo 24 de Matteo: “Si el Padre no abreviara los días a causa del mal, ni siquiera los elegidos se salvarían”. ¿De que días habla el Señor? Se refiere a estos días, donde sucede que un niño de diez años se ahorque, treinta mil niños se mueren de hambre y hay millones de muertos a causa de las guerras. Cristo habla de nuestros días, de los que estamos viviendo, donde tres mil millones de personas viven con menos de un dólar al día y millones mueren por falta de asistencia médica y de medicinas. Los días de una Tierra que agoniza, devastada por la contaminación radiactiva, por la contaminación, por las enfermedades, donde hay veintidos mil mísiles nucleares apuntados sobre nuestras cabezas suficientes para destruir el planeta veinticinco veces.
Los elegidos son los santos, no somos nosotros, nosostros somos pobrecillos, mensajeros, misioneros que quieren seguir a Cristo con todos sus pecados. En el Evangelio Jesús dice también que pocos se salvarán. Pocos significa algunos millones y sería sectario, fanático y absurdo pensar que Jesús se refiera solo a las personas que están reunidas en esta sala y al centenar de hermanos que escuchan. Es un hecho que, aunque se trate de diez millones, como espero, contando los siete mil millones que hay, son pocos los que salvarán el espíritu, también por el hecho de que la salvación del cuerpo es importante, pero no fundamental.
Hoy os quiero aterrorizar, no para asustaros, sino para que abráis los ojos. Nosotros somos llamados a elegir, a responder a esta llamada. A aquellos que responderán con indiferencia, haciendo como si nada, Dios les dirá: “Así, visto que eres tibio, no eres ni frío ni ferviente, yo te vomitaré de mi boca”.
Obviamente no me corresponde a mi juzgar, porque serán juzgados como Cristo desee juzgarles, pero los que no elijen ni si, ni no, serán castigados más severamente de quien dijo no y sirvió al mal. Elegir el mal no se refiere solo al mal absoluto, como por ejemplo, Totò Riina que ha asesinado miles de personas, sino también a aquellos que no han hecho daño a nadie pero que elijen una vida material, una vida egoista dedicada solo a su carrera, a la familia, a los amigos, a las vacaciones y a sus hijos. También esa es una respuesta negativa a la llamada de Dios, aunque reces y vayas a misa todas las semanas, no es esa la salvación. Después está la elección del si, donde dices: “Si, Señor, tú me llamas y yo quiero servirte”. Ésta es la elección más difícil, aunque no es imposible, porque servir a Cristo significa dejar nuestra vida detrás de la espalda, sin obviamente desatender nuestros deberes personales, sino nos volvemos fanáticos. Hay que abandonar todo, los que trabajan deben seguir haciendolo para mantener a la familia, pero lo harán en función de la elección que hicieron, dedicando su vida a Cristo.
En nuestro caso, si hemos dicho si, después del trabajo debemos dar el máximo de nosotros hasta que se nos cierren los ojos por el sueño, divulgando el mensaje, escribiendo para el periódico, haciendo reuniones, organizando conferencias o lo que sea. ¡Entonces estad atentos! El que todavía no ha tomado una decisión, que se prepare porque no tendrá mucho tiempo. Sin embargo, el que ya la ha tomado, que persevere en su decisión y que esté unido a sus hermanos hasta el final. El que se queda indiferente que tenga mucho cuidado, porque podría pagar con la muerte segunda o incluso ser sometido a prueba y sufrir mucho.
Es todo, pero antes de pasar a las preguntas quiero recordaros una cosa importante, porque se lo debo a la Virgen. Hace veintitrés años, en Porto Sant’Elpidio, en la provincia de Ascoli Piceno, me arrodillé en frente a los tres pinos, frente a la presencia de mil personas se me apareció la Virgen. Hoy es el aniversario de esta experiencia que viví y que nunca olvidaré, porque fue una de las más bonitas de mi vida como místico y estigmatizado. Era joven, tenía veintiséis años y tenía los signos de los estigmas solo en las manos, porque en los pies, en el costado y en la frente todavía no habían aparecido. Desde aquella pequeña colina de Porto Sant’Elpidio, a unos 150-200 metros sobre el mar, se veía toda la ciudad y el mar. Recuerdo también haber visto salir del mar Adriático una esfera de luz que se acercaba a mi con gran velocidad, hasta que llegó sobre mi cabeza y de donde salió una figura que yo ya había visto otras veces y me dio un mensaje. Mi madre estaba presente y también mi hermano Filippo que me sostenía durante mi éxtasis contemplativo. Había además muchas personas de España, Suiza, Francia, Sudamérica. La mayor parte no vio nada, excepto algunas personas que estando en sintonía y dotadas de una sensibilidad como la mia, podían ver, pero no oir. Jesús me dijo muchas cosas, en particular sobre el anticristo y la tarea que estoy desarrollando actualmente aquí en Sicilia. Lamentablemente, aunque esto puede hacer sufrir relativamente a la Virgen, en el lugar de la aparición no han dedicado ni una pequeña estatua, ni una gruta, siendo propiedad del ayuntamiento, no he podido ni siquiera colocar un símbolo de recuerdo. Pero en nuestra arca, donde tuve otra aparición, construímos una pequeña gruta y pusimos la estatua de Jesús y de la Virgen. Ahora hacedme preguntas, estoy a vuestra disposición para explicar, profundizar y aclarar vuestras dudas.
P: En el Evangelio de Mateo, Jesús dice: “Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado”. Quisiera saber si “los que tienen” son los llamados, qué es lo que tienen y qué es lo que les será quitado.
G: Si, los llamados son los que recibieron los talentos. En la parábola de los talentos Jesús dice: “Porque el reino de los cielos será semejante a un hombre que al emprender un viaje largo, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. A uno dio cinco talentos, a otro dos, y a otro, uno. A cada uno dio conforme a su capacidad y se fue lejos. Inmediatamente, el que había recibido cinco talentos se fue, negoció con ellos y ganó otros cinco talentos. De la misma manera, el que había recibido dos ganó también otros dos. Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor. Después de mucho tiempo, vino el señor de aquellos siervos y arregló cuentas con ellos. Cuando se presentó el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos y dijo: ‘Señor, me entregaste cinco talentos; he aquí he ganado otros cinco talentos.’ Su señor le dijo: ‘Bien, siervo bueno y fiel. Sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor."’ Y cuando se Presentó el que Había recibido dos talentos, dijo: ‘Señor, me entregaste dos talentos; he aquí he ganado otros dos talentos.’ Su señor le dijo: "Bien, siervo bueno y fiel. Sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor.’ Pero cuando se presentó el que había recibido un talento, dijo: "’Señor, yo te conozco que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Y como tuve miedo, fui y escondí tu talento en la tierra. Aquí tienes lo que es tuyo.’ Su señor respondió y le dijo: "¡Siervo malo y perezoso! ¿Sabías que cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí? Por lo tanto, debías haber entregado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, habría recibido lo que es mío con los intereses. Por tanto, quitadle el talento y dadlo al que tiene diez talentos. Porque a todo el que tiene le será dado, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Al siervo inútil echadlo en las tinieblas de afuera.’ Allí habrá llanto y crujir de dientes” (Mateo 25, 14-30).
El siervo rico es el Padre y el talento es el conocimiento de la verdad. Todos nosotros los llamados de Cristo hemos recibido talentos, aunque en distinta medida, que debemos multiplicar por medio de la obra de divulgación. Si en cambio lo enterramos bajo tierra, es decir, nos los tenemos para nosotros y no nos dedicamos con todo nuestro ser para hacerla conocer, Cristo nos quitará incluso aquello que nos fue dado y nos mandará al infierno. En efecto, en la parábola Jesús premia a todos, menos que al siervo ingrato al cual le reserva un juicio severo.
Así es que a quien tiene le será dado, a quien no tiene le será quitado incluso lo que no tiene; a quien tiene la verdad y la ha hecho fructificar, Jesús  le dará el Reino, pero a los que se tuvieron esta verdad en el bolsillo o escondida como hacen la iglesia católica y los poderosos, la pagarán cara. Nosotros los llamados debemos dar todo, de lo contrario nos será quitado incluso lo que tenemos. Está clarísimo. Lo digo siempre: “Haber conocido a Cristo representa la salvación. También proclamarse cristianos y creer en Cristo significa ser salvados, pero es un arma a doble filo porque si tú no das todo y no te tomas la cruz como Él dice en el Evangelio, te será quitado todo. Es decir, que conocer a Cristo es la salvación, pero es también un gran riesgo.
P: ¿Qué sucede al que se pierde?
G: Depende de como se pierde. Si se ha dedicado a la buena vida, tendrá la muerte segunda. Está escrito en el Evangelio: muchos los llamados y pocos los elegidos. Jesús, a excepción de los pobres de espíritu que no comprendían, no descontará nada a nadie, mientras nosotros que hemos conocido a Cristo, hemos comprendido y hemos dicho que sí al Señor, si fracasamos no seremos perdonados. No depende de ser buenos o malos, sino de lo que has recibido. Yo puedo ser la persona más buena del mundo, pero si he recibido de Cristo mil millones y me los tengo guardados iré al infierno. Si en cambio estos mil millones, entendidos como evolución espiritual del alma, no como dinero, los transformo en dos, tres, cuatro mil millones, Cristo me premiará. Está claro que puedo ser tentado, puedo incluso caer, pero tengo que levantarme de nuevo. Caer no es un problema. Si te caes Jesús te llama la atención, si te caes de nuevo te llama de nuevo, pero al final, si te caes siempre no te llama más. Si resbalas por el suelo Cristo no es tan malo como para no perdonarte más: el Señor es infinitamente misericordioso con nosotros indignos y miserables que cometemos errores continuamente. Pero hay un límite, a un cierto punto el Señor dice: ‘cuantas veces quieres caer? Ahora basta, vete por tu camino’. Y será un mal camino.
P: ¿Quisieras repetir esa estupenda lección que nos aclara lo que es el espíritu, el alma, la voluntad, la inteligencia, la conciencia, el libre albedrío y el cuerpo físico?
G: El espíritu es eterno y es la verdadera identidad de nuestro ser. El cerebro actúa simplemente de transmisor que trabaja sobre el cuerpo. La elección es aquello a lo que somos llamados a hacer frente a Cristo. En el caso de nuestro grupo espiritual la elección de servir la obra es un compromiso de vida y de muerte, porque seguir a Cristo no es como ir de paseo, a diferencia de otros caminos espirituales, que garantizan felicidad, privada de todo sufrimiento, pero actuando así engañan. Ese no es Cristo, es el diablo. En esta sociedad, para luchar y obtener justicia no puedes no sufrir. El camino de Cristo es el camino del sufrimiento, no entendido como cinismo o masoquismo, pero como sufrimiento en la lucha, en la batalla de los más ricos contra los más pobres, los miserables. Esa es la batalla de Cristo, donde nuestra elección será coronada por la gloria de Jesús que vencerá con la autoridad, con la fuerza y con la justicia, pero hasta que no llegue el día en el que aparecerá con la Gloria del cielo nosotros tenemos que seguir las catorce estaciones de la cruz: latigazos, caídas, coronas de espinas, escupitajos, persecuciones, etc. En el camino del Evangelio la felicidad tiene que ser interior. Muy a menudo somos tentados y nos preguntamos porqué las cosas salen mal, porqué estamos sufriendo y siempre tenemos dificultades, olvidando que ese es el camino de Cristo. Si recibiéramos aplausos, gloria en los teatros o en los estadios, si fuéramos recibidos con rosas o con billetes de cien euros que llueven del cielo, si yo me presentara vestido de blanco, con zapatos y los estigmas en compañía de Bush, Obama o el Papa, en un estadio repleto ante cien mil personas que arrojan billetes, mientras vosotros, mis discípulos, los recogéis felices con unas cestas... ese no sería el camino de Cristo, sino del anticristo. El camino de Cristo es la humildad, la sencillez, la incomprensión, la persecución, el sacrificio, no poseer nada, tener problemas siempre. ¿Dónde está la señal de nuestra victoria? En la unión, en la solidaridad, en el triunfo de la justicia, en el defender una causa justa hasta la muerte, en las señales que aparecen, las que llevo en mi cuerpo. La victoria está en el no ser comprendidos por la sociedad, burlados y seguidos por unos pocos; donde el poder te odia y jamás ningún Papa, Presidente, jefe de Estado o jefe de la mafia se sentarán cerca tuyo. Ésto es seguir a Cristo y esta tiene que ser nuestra elección.
Después de todo, nosotros hemos sido agraciados por la Santa Madre, porque a pesar de las dificultades y el no ser comprendidos, nosotros no estamos viviendo lo que vivieron los apóstoles. ¿Acaso alguno de vosotros alguna vez ha sido encarcelado o arrestado? ¿Acaso os han azotado en la espalda, puesto una corona de espinas, envenenado o disparado? No, y la mayoría de nosotros, hermanos de las arcas, estamos bien y no nos falta nada. ¿Dónde está la persecución? Claro que tenemos problemas, pero no son nada ante lo que nos pide Jesús para seguirlo. Tenemos que agradecer todos los días a la Santa Madre y a Su infinito amor si no somos perseguidos, si no le ha sido quitado el pan de la boca a nuestros hijos, si a pesar de todo todavía estamos trabajando, permitiéndonos seguir a Su Hijo, porque si tuviera que ser como Él ha dicho, para seguirlo no tendríamos que tener nada y ser perseguidos o asesinados, en cambio Su infinito amor permite que no nos ocurra nada. Es por este motivo que a menudo hago un llamado a nuestros hermanos y a mi mismo a que no se lamenten, a que sean felices y que hagan todo lo que les sea posible. Nuestra elección en el momento en el que dijimos que “si” queríamos seguir este camino tiene que ser total, incluso a costa de la vida, de lo contrario es una elección que no ha sido hecha. 
P: Los llamados son también señalados?
G: Si, vosotros los llamados estáis señalados en la frente aunque no sea visible.
P: ¿Cuando hablamos con las personas conseguimos transmitir esta señal?
G: Nosotros transmitimos esta señal crística solo si somos libres. Depende de como te sientas interiormente. Si dentro eres feliz y te explota el corazón, si eres feliz porque eres eterno en el espíritu, porque tienes a Cristo dentro de ti y sigues la verdad, si a pesar de los sufrimientos transmites amor y justicia, entonces transmitirás energías crística y sanarás a esa persona. Si en cambio estás atenazada por preocupaciones, por los recibos que tienes que pagar, si te afanas porque alguien piensa mal de ti o te mira mal, si te lamentas porque tienes dolor de cabeza o porque crees que nadie te quiera, a ese pobre le transmitirás solo tus penas.
P: El huracán Sandy que ha azotado el East Coast de los Estados Unidos representa una llamada?
G: Querido hermano, eso para mi es como si el Padre Adonay se soplara la nariz, porque está empezando a resfriarse; visto que el hombre ha degenerado, en el momento en que empezará a estornudar la Tierra saltará por los aires. Si creeis en la Biblia sabéis también que el Padre Adonay no es solo amor. En la Biblia hay también un Padre Adonay que desencadena Su Santa ira haciendo algo muy parecido a lo que sucedió en New York, alzando los océanos y destruyendo las ciudades donde, hoy como entonces, el Padre nos quiere decir “¡Estad atentos! Yo puedo hacer esto y mucho más”: alzar todo el océano y cuando se retirará no quedará más nada, nada de nada; para mi significa esto. Si yo fuese un poderoso o el representante de una iglesia propondría una bonita reunión para cambiar la situación, porque si el Señor se enfada nos hará desaparecer y después no podremos hacer más nada. ¿Ellos lo han comprendido? Yo creo que no, así que los eventos que acontecerán en base a las elecciones de los poderosos de la Tierra no serán de menor intensidad. Las tempestades serán cada vez más fuertes, cada vez más catastróficas y apocalípticas. ¿Sabes hasta cuando? Hasta cuando los hombres digan: “Bendito aquél que viene en el nombre del Señor”. Mientras no lo digan, la Tierra seguirá exterminando al hombre; es inevitable! Si Dios destruyó Sodoma y Gomorra, abrió el mar Rojo, exterminó a los egipcios ¿por qué pensais que no pueda hacerlo también hoy? Dios no es solo Cristo crucificado misericordioso que nos salvó a todos, también a nosotros aunque no lo merezcamos. Dios no es solo amor infinito. Dios es también aquél que destruyó Sodoma y Gomorra y que desencadenó el diluvio universal. Está escrito en el Evangelio: “Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento hasta el día en que Noé entró en el arca, y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24,37). Jesús regresará mientras la gente mira un partido de futbol, come en el restaurante, se casa, se divierte en los night club, mata, mientras los mafiosos roban, etc. y los exterminará a todos menos a los que obran por el bien y la justicia. Si Dios lo hizo hace miles de años, cuando todavía no existían ni siquiera las bombas atómicas, puede hacerlo hoy que estamos en una situación peor. Los huracanes son una llamada para los presidentes, para las iglesias y para todos nosotros.
P: ¿Qué sintió y que pensó Giordano Bruno mientras caminaba encadenado desde la cárcel hasta el Campo dei Fiori? ¿Y qué hicieron sus discípulos después de la hoguera?
G: Giordano Bruno es una figura universal que tuvimos la fortuna de conocer hace cuatrocientos años, en una de las épocas en la que más reinaba el obscurantismo en toda la historia del mundo. Un tiempo en el que la vida valía menos que nada, como está sucediendo en nuestros días desde el punto de vista de la violencia y del odio. Ahora vivimos un momento peor a juzgar por la cantidad de armas y de guerras, por la ferocidad, pero hace cuatrocientos años había algo más terrible con respecto a hoy.
Giordano Bruno, Tommaso Campanella, el mismo Galileo y otros filósofos pioneros del Renacimiento que trabajaban universalmente con otros revolucionarios, aparecen contemporaneamente en un momento muy grave de la historia. Según mi opinión, Giordano Bruno es la figura más elevada a nivel espiritual, porque rompe todos los esquemas. Él pone en evidencia el momento más obscuro de la historia de la humanidad desde el punto de vista de la ideología y de la ferocidad, donde la Iglesia fundada por Cristo, en aquél periodo, representaba su máxima expresión anticrística. La iglesia de nuestro Señor estaba completamente personificada por Satanás, desde el Papa hasta el último de los sacerdotes, menos algún misionero esparcido, hoy continúa siendo tentada o violada por Satanás en sus instituciones. La iglesia de Cristo era la expresión del diablo en persona, porque no solo perseguía ideológicamente el libre pensamiento, la libre expresión, sino que mataba, violaba y torturaba. Por lo tanto en la metáfora de la historia de Giordano Bruno, Cristo ya no es Cristo: es el anticristo.
El Logos solar manda entonces a la Tierra a la figura más elevada que posee después de Cristo, a aquél filósofo que nosotros identificamos en el apóstol Juan, aquél que manifiesta las ideas de Juan, sobre todo aquellas de Juan el apóstol y de Juan el Bautista, y que encarna el grito de este último en la denuncia del mal en la iglesia y además la filosofía hermética de Juan el apóstol, el Consolador prometido que dice la Verdad. Entonces, ¿qué siente Giordano Bruno mientras camina encadenado? Siente tristeza, cuando le matan en la gloria de Cristo siente alegría y anuncia profecías que hoy se están cumpliendo. Con su filosofía del universo infinito donde todas las cosas tienen un alma, cada punto del universo es su centro y la Tierra no es el único planeta habitado, donde el Sol es la manifestación del verdadero Dios, no existe el dogma, la Trinidad, ni la virginidad de la Virgen, donde Cristo es el Sol y la madre es la Tierra, él provoca a Satanás que posee la iglesia de Cristo.
Cuando la iglesia le condena a muerte, él blasfema y escupe sobre la cruz, porque la Iglesia había hecho un asco de Cristo. Protesta violentamente contra ese Cristo crucificado que salvaba a las almas y después mataba a los indios y torturaba a la gente. Pero si hoy, después de cuatrocientos años, la gente todavía no entiende, imaginemos en el 1600 que es lo que podía entender. Giordano Bruno es el más grande filósofo de la historia que el mundo nos haya regalado, sobre todo de nuestro País, pero es también el Giordano Bruno político que desea la paz y que intenta cambiar a los poderosos, aunque después le traicionarán. Cuando habla de religiones, él critica a todas, desde la religión protestante luterana a los calvinistas, pero al final de su recorrido, que además siempre fue su filosofía, admite que después de todo, la mejor religión es la católica, porque las enseñanzas son reales y sagradas, si bien criticase el fanatismo y el dogma, por los cuales, las personas que no los reconocían, eran torturadas y asesinadas. Después de ese momento obscurantista la iglesia cambió positivamente. Hoy es siempre nefasta, pero ya no mata a nadie, por lo menos no tan evidentemente y de todas formas ya no tiene el mismo poder de vida o de muerte de entonces, cuando las ejecuciones no solo eran legales, sino que se llevaban a cabo en las plazas públicas. Por lo tanto la filosofía de Giordano bruno, que es la filosofía solar, se encarna para poner fin a esta aberración que duraba desde hacía siglos, después de él empezará el inicio del fin de la Inquisición.
P: En estos días el Papa ha hablado de renovación de la Iglesia. ¿Piensas que pueda ser una forma de admisión de todos los errores cometidos en el pasado?
G: Ciertamente. Hablando de signos de los tiempos también el escándalo del mayordomo que substrayó muchos papeles del Papa y los entregó a nuestro colega Gianluigi Nuzzi es una señal de severa amonestación para la Iglesia. Un signo de Cristo para decir: “¡Cuando quiero y como quiero empiezo a juzgar a mi iglesia. Puedo usar cualquier instrumento para juzgaros y mostrar a la humanidad vuestras infamias! Estad atentos, estoy por retornar”. Es un signo para el Papa y para todos los cardenales, pero no se si lo entendieron. Es un mensaje clarísimo: el mayordomo se llama Paolo Gabriele, Gabriele es el ángel anunciador y Paolo es el primer apóstol de la Iglesia, aquél que divulgó el Evangelio más que todos los otros apóstoles.
P: Leyendo los escritos de Eugenio Siragusa, me ha impactado profundamente la humildad con la que se dirije a Dios, que él llama Poimandrés. A través de ellos he deducido que nosotros, chispas divinas emanadas de Su fuente, no solo hacemos el recorrido evolutivo para regresar a Él, sino que al mismo tiempo Le instruimos. De consecuencia, en el momento en el que salimos del recorrido que las leyes cósmicas imponen, Dios se enferma y por reacción defiende a los espíritus que Él hizo encarnar. ¿Es así?
G: Es necesario expresar de forma diferente tu concepto para no caer en el error o en la  mala interpretación. Poimandrés no es una entidad con dos piernas y dos ojos, sino que es la expresión del Santo Espíritu, la fuerza creante. Es una fuerza, una inteligencia cósmica única, individual y al mismo tiempo es también onnisciente y omnipotente. Entrando en la profundidad del concepto, nos damos cuenta de que es también omnipresente, lo cual significa que la fuerza creante es inmanente y trascendente, es decir, al mismo tiempo dentro y fuera de las cosas. Desde el momento que es transcendente, fuera de las cosas, en el exterior, ella gobierna, dirije, ayuda, enseña. Desde el momento que es inmanente, es decir, que al mismo tiempo está dentro, complementa este orden, siente las dos emociones, las sensaciones. O sea que si nosotros erramos y hacemos elecciones equivocadas o, todavía peor, perseveramos en el error y nos volvemos negativos, hacemos sufrir a la fuerza creante, la que está dentro, inmanente. La fuerza creante transcendente sin embargo no sufre, no porque sea cínica, sino que tiene el cometido de reordenar el desorden que nosotros hemos creado. La fuerza transcendente corrije la inmanente y todo vuelve a estar en equilibrio. Por ello el Espíritu Santo es único y vosotros no debéis nunca blasfemar, de lo contrario no seréis perdonados. Si blasfemáis contra Cristo, lo dice Él en el Evangelio, seréis perdonados, si blasfemáis contra el Espíritu Santo no seréis perdonados, porque el Espíritu Santo es la fuerza creante. Entonces, en cierto sentido, no se enferma, sufre.
P: ¿Dar la espalda a Dios después de haber recibido la salvación es una blasfemia contra el Espíritu Santo?
G: Si, porque tracionando abrazas al mal. También ser favorables a la bomba atómica es una blasfemia contra el Espíritu Santo, porque ésta no solo no permite que la vida se exprese, sino que además la elimina completamente. Además la eliminación es desencadenada por la misma fuerza con la cual el Espíritu Santo crea la vida: la energía nuclear. La fuerza creante está en el átomo de hidrógeno, entonces con esa misma fuerza destruyes y blasfemas contra la fuerza creante.
P: Cuando dialogaba con esta fuerza Eugenio decía: “Cuando Tú sufres, yo sufro; cuando Tú eres feliz, yo soy feliz”.
G: Esa fuerza está dentro y fuera de ti, basta que tú tomes conciencia en Él. Si logras hacerlo Él te habla y supera todas las dimensiones. No debes olvidar que la fuerza creante te puede hablar, mientras tú puedes ir a Él solo a través de Cristo, el Redentor. Jesús no dice que el Padre no te hablará nunca; si te escucha, significa que a Él le puedes hablar. Está escrito en el Evangelio: “Pero tú, cuando ores, entra en tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en secreto te recompensará” (Mateo 6,6). Y Jesús dijo también: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí.” (Juan 14,6). O sea que quien sea que diga que está con el Padre y que ve a Cristo como uno de tantos profetas, teológicamente comete un error.
P: ... esto después del Adviento de Cristo. ¿Y antes del adviento de Cristo?
G: Antes del Adviento fueron experimentados algunos ofrecimientos de Redención, pero no fueron los últimos porque el hijo de Dios no se había encarnado todavía. Antes que nada había una ley más severa, ojo por ojo, diente por diente, aunque en verdad nunca cambió. En aquél tiempo era necesaria una ley mucho más rígida, porque las almas no habían alcanzado todavía la individualidad “Yo soy”. Eran almas medio colectivas y medio individuales, si se equivocaba una, se equivocaban miles de almas. Después de la destrucción de Atlántida, los elegidos caídos que se quedaron en la Tierra se mezclaron con otras poblaciones y sufrieron la muerte segunda, encarnandose en el espíritu colectivo no animal, que no era individual, para salir de él tuvieron que hacer muchas reencarnaciones. Cuando Moisés liberó al pueblo de Israel, no solo liberó una parte de seres individuales, sino también a muchas almas colectivas, que en realidad eran doscientas, trescientas, quinientas. Para hacer posible que ese pueblo se librara de la muerte segunda las selecciones tenían que tener lugar a través de leyes muy rígidas. Aquellos que le seguían a él y al Padre eran almas individuales, mientras que las que se hicieron el becerro de oro eran colectivas, porque no conseguían despegarse de la materia, solo después de haber vagado por cuarenta años en el desierto Dios les dio la individualidad. De ahí empezó el lento proceso de las reencarnaciones que les llevó hasta la encarnación de Cristo, donde todo el pueblo de Israel, excepto los endemoniados que Jesús liberaba, tenía ya el espíritu individual. Si no hubiese elegido a Barrabás, hoy no estaríamos aquí, sino en la gloria.
P: ¿El adviento de Cristo es una cuestión cíclica ligada, digamos, a la evolución de los tiempos o es una cuestión debida a los errores cometidos por los hombres hasta ese momento?
G: Es una cuestión ligada tanto a las elecciones de los hombres como a la evolución natural de una civilización. Cada planeta del universo que contiene una civilización humana está sujeto a ciclos de evolución: el reino mineral, vegetal, animal y humano, encarnaciones, crecimiento y por lo tanto la elección entre el bien o el mal. El Redentor viene y ofrece la redención, si la humanidad elije el bien, pasa del bien humano al bien supremo, si en cambio elije el mal, el Redentor se encarna, ofrece la redención y la humanidad pasa del mal al bien relativo, no al bien supremo. A nosotros nos fue concedida la redención del mal absoluto al bien relativo. A los habitantes de Yarga o de Venus, por ejemplo, el Redentor ofreció la redención del bien relativo al bien supremo y ahora viven en el bien supremo. Los atlantideos en cambio pasaron del bien relativo al bien supremo, pero después traicionaron y se hundieron en la muerte segunda. La gente piensa que yo estoy loco, pero para los investigadores y los iniciados la verdad es esta.
P: ¿Cuando llegará el contacto con los seres extraterrestres anunciado por el calendario Maya?
G: En este momento está en acto un fuerte ataque por parte de fuerzas humanas muy negativas y por lo tanto también espirituales, para hacer pasar a estos seres angelicales por diablos, por violadores que matan a los niños. He sabido recientemente que los extraterrestres han tenido el permiso de las jerarquías superiores, los arcángeles, de mostrarse a todo el mundo con un programa bien preciso y lo harán muy pronto. El día en el que habrá el contacto todos los medios de comunicación del mundo, cerebros humanos inclusive, escucharán su mensaje porque lo harán entrar en todas los medios que son transmisibles: cerebros, oídos, computer, teléfonos y celulares, micrófonos, en los canales de todas las televisiones y de las radios de todo el mundo, en los satélites y en todos los medios de comunicación militares del planeta. Todos, incluso el niño que se está muriendo de hambre, escuchará este mensaje. Ellos dirán quienes son, porque vienen y que es lo que quieren. Se mostrarán también físicamente y eligirán a uno de nosotros como portavoz y representante de su confederación en la Tierra. Después de ello desaparecerán de nuevo y todo volverá a ser como antes. Su mensaje no será coercitivo, sino clarísimo. El que quiera creer, creerá; el que no quiera, no creerá, pero cuando Cristo volverá el que no haya creído no será perdonado.
P: ¿Por qué algunas personas pueden ver y otras no?
G: La elección de los extraterrestres está inspirada por la sensibilidad interior de la persona.
P: ¿Qué sucederá el 21 de diciembre de 2012?
G: El 21 de diciembre de 2012 es una fecha de cambio y de elección. Yo estoy preparando a todos los hermanos de nuestros grupos espirituales porque dentro de esa fecha, frente a Dios y por lo tanto al Sol, deben decir: “Yo he hecho mi elección y no vuelvo atrás”. Porque después de esa fecha, interiormente y energéticamente hablando, ya no será fácil elegir. Éste para mi es el significado y lo estoy divulgando desde hace 23 años. Han hablado de ello todos, por todas partes, muchos lo han ridiculizado. Cada uno es libre de elegir.
P: Decir la verdad sobre el Retorno de Cristo hace casi de filtro para las personas que te escuchan.
G: Si decides divulgar la verdad espiritual, no puedes no hablar de la Segunda Venida de Cristo, cueste lo que cueste. Después es responsabilidad de los demás si creerte o no. No puedes decirlo con metáforas, lo tienes que decir y basta, aunque se te rían a la cara. Si sientes que la persona no está preparada o que por el momento no es adapta para escuchar el mensaje, proponte de otra manera: a nivel social. Por ejemplo, yo no hablo de Cristo con todos, aunque sepan que tengo los estigmas. Si veo que no hay predisposición para hablar de espiritualidad, pero hay una predisposición por ejemplo de hablar de la lucha contra la mafia, me pongo a hablar de esto, porque así tenemos en común un ideal que Le gusta a Cristo: el de derrotar el mal. Hay que tener discernimiento, pero si por cualquier motivo surje que hablas de espiritualidad no puedes no hablar de la Segunda Venida de Cristo, de lo contrario cometes un pecado.
P: En la parábola de los talentos el Señor, cuando regresa de Su viaje dijo al siervo al que había dado un solo talento: “"¡Siervo malo y perezoso! ¿Sabías que cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí? Por lo tanto, debías haber entregado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, habría recibido lo que es mío con los intereses. Por tanto, quitadle el talento y dadlo al que tiene diez talentos. Porque a todo el que tiene le será dado, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Al siervo inútil echadlo en las tinieblas de afuera.’ Allí habrá llanto y crujir de dientes” (Mateo 25, 26). ¿El siervo es culpable de ser tibio o indiferente?
G: No, el error es no haber hecho fructificar el talento, que es la verdad de Cristo. Los demás siervos hicieron su deber, mientras él se lo tuvo para él mismo y se calló, pensando que se salvaría igual. Exactamente lo que hace la iglesia hoy.
P: Yo estoy preocupada porque en muchos jóvenes se ve una acentuada sensibilidad interior, pero frente al mensaje de Cristo tienen una actitud evasiva.
G: La elección tiene que ver con la acción que se pueda cumplir dentro del camino espiritual de Cristo, que es un cuerpo inmenso. Es nuestra obra, pero es también la obra de los misioneros, de los verdaderos sacerdotes, de los laicos que no creen en Dios pero que ayudan a los pobres. Es la obra de las monjas misioneras, no de clausura, que obran en África y que ayudan a los niños y es también la obra de los magistrados antimafia, que sacrifican su vida por la justicia; también esto es Cristo. Lo que cuenta es la acción y el empeño y nosotros los adultos tenemos el deber de consolidar las bases: honradez, educación, ética, respeto hacia el prójimo, nada de delincuencia y tener a los jóvenes lejos de ciertos ambientes, de la mafia, etc.
Después de haber recibido todo esto, trabajando o estudiando, el joven decidirá si comprometerse para transmitir la justicia, el amor, la solidaridad a la sociedad. Si tu hijo ha tomado su decisión y se empeña, puedes dormir serena, ser feliz y dar gracias al Señor por haber hecho un milagro. Si se da que hacer en la sociedad para mejorar el nivel de contaminación para que los niños no se mueran de cáncer, o ayuda y asiste a los ancianos, está trabajando para Cristo. Tú tienes que preocuparte solo si no sucede nada. En ese caso hay que ayudarle a formarse, a crecer y después a empeñarse en algo. Si no ocurre así, entonces el problema es grave, espiritual, porque cuando Cristo regrese tu hijo y todos nosotros tendremos que rendir cuentas. No se nos preguntará si hemos creído en Él, porque el Juez Supremo es llamado por Dios, Su Padre, a juzgar las obras. A Jesús no le interesan las oraciones, ni la cantidad de comuniones que tomaste. Ciertamente Él desea que reces y que tomes la comunión, pero en el juicio universal estas cosas no serán esenciales. Si rezaste poco y tomaste la comunión cada diez años, pero hiciste obras buenas, Jesús te premiará igual. Mientras que si tomaste la comunión todos los días del año sin hacer obras buenas, Jesús no te llevará consigo. Nosotros debemos trabajar tenazmente y considerar nuestra labor como una misión, estimular a nuestros jóvenes intentando inculcarles el empeño, porque la sociedad hoy nos llama y no podemos quedarnos indiferentes. Desgraciadamente, si estamos viviendo una situación tan grave, la culpa no es solo de nuestros padres, sino también nuestra. Yo hubiera querido que nuestros hijos nacieran en una sociedad diferente, mejor, donde reina la paz, la armonía, el trabajo, sin embargo han nacido en el momento peor de la historia del mundo. Es decir que no solo no podemos mentir a nuestros hijos, sino que debemos invitarles a dar lo mejor de si mismos y a colaborar para cambiar esta sociedad, enseñarles a respetar a los demás, ser conscientes de que debemos amarnos, querernos, no contaminar la Tierra. De esta forma, frente a tu hijo y sin tener que nombrar la palabra Cristo, estarás predicando el Evangelio.
P: Pero si no podemos dedicar tiempo, podemos de todos modos hacerlo también en el ámbito del trabajo, en las pequeñas acciones, dando el ejemplo?
G: Es un buen comienzo, un buen entrenamiento, pero antes o después serás llamado a jugar la partida, es decir a comprometerte. El Señor no te pide que te cortes las venas, sino que hagas lo que puedes hacer. Delante de  Él no podemos decir: “no lo podemos hacer”, cuando la verdad es que no lo queremos hacer, porque Él sabe perfectamente si puedes hacerlo o no. Si estás en un centro de Emergency en Kabul, estás desarrollando una misión de Cristo, y es ya un empeño. Si en cambio, por ejemplo, trabajas en un banco o en un supermercado, tienes que encontrar un poco de tiempo libre para la misión política, social. Aquí en Palermo una sola cosa podemos hacer todos juntos: liberar nuestra tierra del cáncer que tiene.
P: En Palermo no hay estructuras u organizaciones a las cuales dirigir a los jóvenes.
G: Nosotros tenemos que empujar a nuestros jóvenes a dedicarse a algo. Yo soy muy crítico y quizás puedo parecer un poco obsesionado, porque veo la mafia por todos los lados, pero no es así siempre. En Palermo hay muchos jóvenes dentro de bonitas asociaciones, no solo en nuestra antimafia: los jóvenes de “Addio Pizzo”, “Libera”, en parroquias de barrios de riesgo, etc. Todos nosotros podemos elegir, pero lo debemos sentir dentro, porque si es una imposición después de pocos segundos no resistes más.
P: Si no somos magistrados ni doctores, pero queremos de todos modos hacer algo a favor de la sociedad ¿cómo hacemos para reconocer nuestros talentos?
G: A través de lo que sientas. ¿Sabes que hago yo? Además de vivir mi experiencia mística soy director de la revista AntimafiaDuemila. No soy magistrado ni tampoco doctor. No soy nada, y sin embargo hoy soy lo que soy porque lo sentía dentro. A la edad de treinta años, a pesar de mis deberes con mi familia e hijos, me puse a estudiar y llegué a ser periodista. Si miro atrás, me asusto al ver todo lo que he hecho, solo porque he creído en el empeño y lo hice con toda mi pasión. He leído millones de páginas, he escuchado más de cinco mil horas de grabaciones de procesos a arrepentidos de mafia, he entrevistado a colaboradores de justicia, hasta el punto que algunos magistrados, amigos míos, me definen un investigador sin serlo. No porque yo sea capaz, sino por mi pasión. Si la pasión arde en tu pecho, tendrás seguramente éxito para alcanzar el objetivo que te has fijado, si en cambio eres inseguro no irás a ninguna parte. O sea que no te preocupes, haz todo lo que sientes en el corazón y no te detengas ante nada ni nadie, porque desde arriba hay alguien siempre que te observa y te da energía, un empuje, una fuerza que tú mismo te sorprenderás. Lorenzo, por ejemplo, es vicedirector de la revista Antimafia y escribe artículos extraordinarios, sin embargo no era periodista, pero ha llegado a serlo y hoy es muy respetado por parte de todos los periodistas antimafia; porque él lo quiso y puso toda su pasión. Está claro que debes empezar desde abajo.
P: Al principio de tus experiencias tenías éxtasis a menudo públicamente. Ahora en cambio ya no sucede. ¿Qué es lo que ha cambiado en la relación con lo divino?
G: Durante las apariciones ‘públicas’ en las que yo veía a la Virgen, caía en éxtasis entrando en una profunda contemplación, perdía los sentidos, o casi, pero permanecía siempre consciente de lo que me pasaba. Lo mismo sucedío en Medjugorie, Fátima, Garabandal, porque un plan divino quería ‘traumatizar’ positivamente a los presentes y recoger la sensibilidad de quien en aquel momento percibía a la Virgen. Ahora yo no puedo juzgar si el test haya tenido buen fin o haya fracasado. Pero recuerdo que durante estas experiencias había gente que lloraba, se emocionaba, gente que veía cosas que también yo veía, mientras la mayoría no veía nada. Además, la experiencia mística era particularmente marcada por el hecho de que yo soy un estigmatizado y llevo las señales de Cristo. Después de poco tiempo, con el pasar de los años, la Virgen no me pidió más que convoque a cientos o miles de personas, es más, vivo todas mis experiencias en forma privada, con la presencia de pocos amigos y hermanos. Yo he mostrado los signos en todas las televisiones del mundo, incluso en el Canal 5, la Rai, Italia Uno, y en las televisiones sudamericanas. Soy el estigmatizado más fotografiado de la historia y no lo digo feliz, he obedecido solo. Digamos que la era pública como místico, o mejor dicho, la era de la visión, de la sensación se acabaron, mientras lo que prosigue es la divulgación del mensaje.
De todos modos podría suceder que la Virgen mañana me pida que vaya a la Rai y que sangre delante de las telecámaras para dar un mensaje, y yo lo haría inmediatamente. Padre Pio casi nunca mostró los estigmas y en cincuenta años fueron fotografiados muy raras veces. En cambio, todos creen en Padre Pío. Yo que los he mostrado tanto, ¿que tendría que hacer más todavía? Entonces, quien quiera creer que crea. Hoy las muestro públicamente solo cuando rezo, por respeto de la oración, no porque me haya sido ordenado, pero sigo hablando en nombre de los signos y de Cristo. Cuando no sea ya digno de tener los signos, lo haré por el Signo mismo.
P: ¿Conociste a Natuzza Evolo?
G: Si, la conocía pero no hablé con ella. Los estigmas aparecían en su cuerpo en Cuaresma, no eran permanentes. Yo en cambio tengo los estigmas 24 horas al día, 365 días al año desde hace 23 años. Los primeros años sangraba incluso dos veces al día. Ahora el Señor me da un poco más de tregua y sangro cada cuatro días, pero puede pasar que sangre dos días seguidos y después otros cinco días no sucede nada. Cuando sangro tengo que estar inmóvil en la cama hasta cuando cicatriza temporalmente la herida, hasta que el dolor no disminuye a un nivel que me permite volver a trabajar. No obstante los estigmas los tengo siempre y el dolor está presente constantemente. La herida se cierra milagrosamente y el clavo, digamos, se queda ahí mientras el coágulo de sangre cubre la herida que debajo se mantiene como la lava en ebullición. Además yo soy diabético y la medicina no logra dar una explicación a esto, porque en mis condiciones la amputación de las extremidades debido a la cangrena debería ser inevitable. En Argentina, un médico muy famoso, se convirtió después de visitarme y me dijo: “O estoy soñando o es todo verdad”. De ateo y marxista convencido que era se rindió frente a la imponderabilidad del fenómeno y ahora cree.
P: ¿El fenómeno de la sangración ocurre en concomitancia con otros eventos en el resto del mundo?
G: Durante la sangración sucede siempre algo: hay guerras y miles de niños siguen muriendo de hambre, que es ya otra crucifixión. Otras veces sucede algo que se llega a conocer a nivel mundial, pero no siempre es así. Durante la sangración yo intento uniros a todos vosotros que sois mis hermanos en Cristo y después de veintitrés años puedo decir tranquilamente, sin exagerar, que éste es el signo para tener unidos a los hermanos de la obra de Juan. Representa el caliz de la comunión de Jesús en nuestra obra, que comienza, esto no lo olvidaré nunca y lo diré siempre, con Eugenio Siragusa para continuar aún hoy con nosotros y con otros. Jesús, que es infinito amor, ha elegido a uno de vuestros hermanos, quizás no al mejor, para dar un signo a nuestra obra que anuncia el Apocalipsis y Su Segunda Venida. Por lo tanto el signo es antes que nada para nosotros, a quienes nos ha sido pedido que lo ofrezcamos a todos aquellos que quieren compartirlo y creer que Cristo existe. También por este motivo, y me refiero a nuestra familia espiritual, a las arcas que nos escuchan, debemos exultar siempre de alegría aunque muramos de hambre, porque Cristo nos ha visitado, mientras Berlusconi, aunque posea miles de millones de euros, morirá triste, porque Cristo no le ha visitado. Hay una buena diferencia ¿no crees? Todos nosotros estamos hechos de carne humana, está claro que no somos santos, pero en el fondo, en el fondo, si este signo ha llegado para nosotros, a prescindir de quien lo lleva, debemos exultar de alegria. En la peor de las hipótesis, si un día este signo resultase ser un signo paranormal producido por el demonio, iréis igualmente al Paraíso, porque habéis creído en Cristo. En este signo habéis visto a Cristo, habéis cambiado vuestra vida y habéis hecho el bien y a mi no me importa si ire solo yo al infierno. Si soy el demonio, pero con este signo salvo a muchas almas, después lo dirá Cristo quien era. ¿Acaso no fue dicho no juzgar? O en la mejor de las hipótesis el signo que llevo pudiera resultar verdadero, como yo siento que es. Y os digo también otra cosa: siento que yo y el Otro somos una misma cosa. Elegid vosotros si creer o no.
P: Si un día, por hipótesis, los estigmas desaparecieran de tu cuerpo, ¿cambiaría algo en lo que haces?
G: Dios es siempre claro, no es cobarde. Dado que Jesús no es cobarde, seguramente se me aparecerá y me dirá: “Querido hijo, te quito los estigmas por este motivo...” Aunque yo no soy perfecto y tengo pecados, mi vida se basa en la honradez y en la transparencia, o sea que organizaría enseguida una conferencia pública donde yo mostraría las manos y diría: “He tenido una aparición de Jesús, el cual me ha quitado los signos por este motivo...”. Te aseguro que si sucediera esto no sería porque yo me alié con la mafia, o porque estafé miles de millones de euro a la gente pobre o porque violé a un niño, si no que porque Él considera que yo no estoy preparado para cosas más grandes. Si Él considera que yo no tenga que llevar más en mi cuerpo los signos porque hay cosas que no sería capaz de hacer, puedo solo decir que me siento honrado de haberle servido y que para mi no cambia nada, porque seguiré sirviendole”. En mi lugar habrá otros hermanos más grandes que yo. Si llegara a suceder esto, no me permitiría de hablar en el nombre de Cristo, sobre todo con la autoridad en la denuncia, pero seguiría haciendo lo que hago y es decir denunciar el mal, luchar contra la mafia y anunciar Su Segunda Venida, como un ciudadano común en la espera de ver a Su escogido. Deberá elegir a alguien, porque Jesús no nos dejará huérfanos. La misión, a través mio o de cualquier otro en mi lugar, deberá ser llevada a cabo hasta el día de Su Retorno a la Tierra. Por lo tanto, si una mañana yo no tuviera más los signos, los tendrá otra persona, porque está escrito en la Biblia, si otro fuese elegido en mi lugar, yo no tendré ningún problema en seguirlo.
P: Si un hombre se empeña en algo pero tiene muchos pecados ¿Dios lo salva de todas formas?
G: Depende de cuáles son sus pecados. Si uno se empeña en la lucha contra la mafia y luego participa en orgías y vende droga, su empeño no vale nada. Si en cambio se empeña contra la mafia y luego un día se emborracha y ofende a un amigo o su mujer con una bofetada, pero luego se arrepiente, no es que queda descalificado para la obra que está haciendo. Es algo grave, pero hay pruebas que se pueden vivir y por las cuales se puede ser perdonados. No tenemos que ser tiranos, porque sólo el Señor es perfecto. De hecho Jesús en el Evangelio le permite a Pedro que lo reniegue y por lo tanto que se equivoque para poder decir: “Vosotros sois mis discípulos, tenéis que tener fe en mí, pero si os equivocáis lo puedo perdonar”, de lo contrario quién sabe lo que habría pretendido de nosotros, discípulos de Cristo. Tampoco hay que sentirse satisfechos o pensar que el empeño nos de algo de crédito para suplir nuestros errores, porque es exactamente lo contrario: cuanto más grande es la responsabilidad, menos te es permitido equivocarte. Obviamente siempre hay un límite para todo: la tolerancia y la misericordia del Señor son grandes, pero no ilimitadas, si perseveramos en el error no seremos perdonados.
P: Durante una conferencia en la cual participaste, en Codroipo, hace alrededor de dos meses, vi a un Giorgio diferente y quería saber si era el lugar el que te hizo hablar de esa manera.
G: Yo siempre soy así. Hoy es una excepción, no fue el lugar en si lo que me hizo hablar así, sino la percepción errada y burguesa de la verdad de Cristo. Errado y burgués en creer que Él es hermoso y que estamos mejorando. ¿Cómo puedes pensar que se esté mejorando cuando nos estamos muriendo todos? ¿Cómo puedes pensar que no sucederá más nada?
Como somos todos hermanos, por lo tanto amigos, quería aterrorizarlos y seguiré haciéndolo en todas mis próximas conferencias, porque las personas tienen que entender que estamos en una situación sin retorno y tenemos que ponernos a hacer algo. Es por ello que me enojé. La meditación y la oración son importantes, pero pensar que los niños en África mueren de hambre porque están pagando un karma y con esto justificar el hecho de que nosotros no hagamos nada, eso es Satanás. Por este motivo me desencadené y lo haré cada vez más.
P: Cuando un ser humano se encuentra en un estado de coma y queda suspendido entre la vida y la muerte ¿qué es lo que ocurre desde el punto de vista espiritual?
G: En ese momento se encuentra en el limbo y está viviendo la espiritualidad; si le llegara a ser permitido despertar, dará testimonio de que existe la eternidad del espíritu. Si no fuera así, se liberará.  
P: ¿Es posible que haya un ser que pueda ser candidato a convertirse en un Padre que pueda ser regente en Júpiter?
G: El ser que podrá ser candidato a convertirse en Padre es Cristo. Júpiter es otro sol que se encenderá y tendrá un propio ser crístico: Juan. En la jerarquía tanto el Cristo como Juan dependen del Padre Adonay.
P: ¿En base a qué puedes distinguir si las acciones y las obras que realizamos tienen como fin a realizar algo para nosotros mismos o como fin a Cristo?
G: Tienen como fin a Cristo cuando das sin pedir nada a cambio y a pesar de eso eres feliz; cuando recibes, porque Cristo es dar y haber, lo consideras una gracia, un regalo, no una pretensión. En el momento en que das con el corazón pero pretendes recibir es un acto de amor, pero egoísta, no Crístico. Se convierte en Cristico si te regalo una rosa y regreso a casa feliz de haberlo hecho, pase lo que pase en la vida. Si luego un día llamas a mi puerta para regalarme una margarita, tendré que decir: “Señor, gracias porque permites esto, que reciba una margarita. Gracias, Bendito sea el Señor”. Cuando en cambio al donar tenemos expectativas, es amor egoísta. Cristo es dar sin pedir nada. Ese es Cristo. 
P: He descubierto una música y sonidos que detectan la consciencia con determinadas frecuencias y penetran interiormente, al punto tal que la otra noche dormí divinamente después de haber escuchado una de esas piezas. ¿Dios se comunica directamente con nosotros también a través de estas frecuencias especiales?
G: Dios se comunica además y sobre todo a través de la música. Yo también soy “medio” músico: yo transmito los mensajes espirituales que recibo de los seres crísticos no sólo con la escritura, con la pluma, sino que muchos también los pongo en el teclado donde toco. Según mi opinión la música, cuyas notas son vibraciones, armonía, equilibrio, reflexión, creatividad, es sin lugar a dudas el canal más hermoso de la transmisión divina hacia nosotros. En el vasto escenario musical puedo decir que me gustan casi todos los géneros: Pink Floyd, Genesis, Mozart, Beethoven, Bach, Chopin. Lamentablemente hoy también hay música cuyas notas son caos, anarquía, destrucción, depresión, confusión como el heavy metal y el hard rock, que fomentan el satanismo y la violencia.
P: Nosotros en casa tenemos dos perros y mi hija me preguntaba si los animales tienen un alma y dónde van cuando mueren.
Giorgio se dirige a la niña.
G: Hola niña. ¿Cuánto años tienes tesoro?  
R: Once.
G: Los animales tienen un alma y renacen para convertirse en hombres. Tú tienes que vivir mucho, mientras ellos tendrán que morir antes que tu, de lo contrario iríamos en contra de la naturaleza. Cuando mueran los enterrarás, luego te concentrarás y pensando en sus nombres dirás: “nos vemos pronto. Cuando seáis hombres y mujeres os reencontraré”. Te aseguro que los reencontrarás, porque eres un ser angélico, en su primera reencarnación tus perros se convertirán en personas y te vendrán a encontrar inmediatamente.
P: Anoche La niña me contó que vivió una hermosa experiencia: la visión de la Madre.
Giorgio: ¿Me lo cuentas?  
Niña: Mientras estaba en el coche con mi madre, no recuerdo la calle, vi el rostro de la Virgencita en un árbol.  
Giorgio: ¿Y qué te dijo tesoro? 
Niña: Nada. Sólo la vi. El rostro era muy, pero muy hermoso, era joven y tenía un velo azul. 
Madre de la niña: Yo conducía y estaba concentrada en la carretera. Pero ella insistía en que mirara y me dijo: “¡Está allí!”
Giorgio: La Virgen estaba en sintonía con la niña. 
Giorgio se dirige de nuevo a la niña.
Giorgio: Yo te creo ciegamente, aquí todos nosotros te creemos. Es algo hermoso. ¿Sabes por qué la has visto? Porque eres un ángel y la Virgen se sirve de ángeles para darnos mensajes a los pobres hombres. A través tuyo nos ha dado un mensaje y nosotros te lo agradecemos de todo corazón. Es así.
Sonia Alea se dirige a la niña: Giorgio hace veintitrés años, el primero de noviembre de 1989, vio a la Virgen. Y hoy, 1° de noviembre de 2012, a través tuyo, Ella nos da una señal muy hermosa, un hermoso regalo para todos nosotros, recordándonos que está presente, que lo sigue continuamente en su misión, está cercana a ti y a todos nosotros. Antes de partir para venir aquí a Palermo, mientras me encontraba en casa, mi mirada se posó en el pequeño rosario de la Virgencita, donde tenemos las gasas mojadas con sangre de las heridas de los estigmas de Giorgio. Sin saber porqué, sentí que lo tenía que tomar y lo puse en mi bolso. Lo he llevado conmigo a todos lados, sabía que tenía que dárselo a alguien, pero todavía no sabía a quién. Ahora sé que la Virgencita quería que te lo diera a ti.
Giorgio: La Virgen apareció aquí en Palermo a esta niña para darnos un mensaje: la señal de que Ella apareció realmente el 1° de noviembre y que todavía está entre nosotros. Espero que los hermanos de Porto Sant'Elpidio y todas las arcas que están conectadas en esta reunión a través de internet, entiendan la importancia de esta hermosa señal. Además la nacionalidad sudamericana de la mamá y su hija representan otra conexión, aquella que existe con América Latina, a la cual estoy muy unido y donde he fundado muchas arcas, grupos espirituales en Uruguay, Paraguay, Argentina, Costa Rica, México, Brasil, Chile... incluso en Venezuela tenemos contactos. Esto también forma parte de la señal de la Virgen que ha llegado a través de esta hija: la conexión entre América Latina, nosotros y la Madre Celeste.
Mara T.: Ha sido algo muy hermoso escuchar la voz de este ángel, porque se trata de un ángel: un ulterior consuelo, una caricia de la Madre Celeste. Yo lo he sentido así. 
P: Hace poco has dicho que Júpiter es un sol que se volverá a encender. Hace mucho tiempo un amigo mío me contó que después del fallecimiento de Eugenio Siragusa él lo volvió a ver y le dijo: “Haré llover bendiciones de Júpiter”.
G: Eugenio está muy ligado a este antiguo sol. La bendición de Júpiter es simbólica y se refiere a Cristo, porque Júpiter es uno de los antiguos nombres que se le dio a nuestro sol. En el futuro se encenderá y cuando el Nuevo Reino se establezca sobre la Tierra ofrecerá un espectáculo extraordinario, porque nuestro planeta tendrá una vibración y una luz propia mucho más fuertes.
Los planetas que se encuentran en los confines del sistema solar - como Neptuno, Uranio, Plutón y un cierto Jano, que todavía no han descubierto - se encuentran a seis mil millones de kilómetros de nuestro Padre Sol. A pesar de la distancia reciben la energía psíquica solar, pero la vida se encuentra en dos o tres planetas y todavía hay una decena que están vacíos; me refiero a todo el sistema solar aunque, ya haya algunas bases extraterrestres en ellos. Cuando el Nuevo Reino se haya instaurado en la Tierra nuestro sistema solar tendrá que albergar la vida sobre todos los planetas que lo componen, por tanto la función de Júpiter será la de iluminar esta parte del sistema solar para que llegue energía psíquica y calor y se desarrolle la vida, plantas, flora, fauna; incluso en aquellos planetas donde ahora hay gas y hielo. La Tierra pasará a la cuarta dimensión y nosotros, aquellos que seamos dignos, nos convertiremos en los colonizadores y ofreceremos la redención a aquellas civilizaciones que inician el camino evolutivo hacia la cuarta dimensión. Ocurrirá, está escrito en el Apocalipsis: “En ese tiempo la noche será día y el día resplandor”. Veremos un sol en el poniente y otro en el naciente; cuando el Padre Adonay se esconda Júpiter mantendrá una luz parecida a la del alba y la noche ya no existirá. Cuando el que se esconda sea Júpiter se alzará el Padre Adonay, por algunos minutos asistiremos a un espectáculo maravilloso, porque los dos soles se besarán y los veremos a ambos. Nosotros pasaremos a una frecuencia mayor, por tanto el sueño será regulado en un modo mucho más acelerado.
P: ¿Cuando los soles se apagan pasan a una dimensión superior o se transforman en otra cosa? 
G: Los soles sólo se apagan si han terminado completamente su función. En ese caso son aspirados por un agujero negro y se destruyen pasando a la antimateria. Pero si no son absorbidos por el agujero negro y orbitan en la materia física existe la posibilidad de que se reaviven. Si en la mente del Creador está este plan, serán reactivados con un cometa. En el año 2007 Júpiter fue golpeado por un cometa y por lo tanto es probable que se reavive.
P: ¿Qué función tienen los agujeros negros?
G: Los científicos opinan que el agujero negro, que nosotros vemos como un círculo negro de materia física y antimateria, es una masa inmensa cuya fuerza centrífuga reduce a un solo planeta a una bolita de ping pong. En realidad, según lo que los extraterrestres me han dicho, el agujero negro es una puerta dimensional, a través de la cual se pasa de una dimensión a otra. La materia de soles, planetas y galaxias es destruida, pero el alma y el espíritu van a una dimensión superior.
P: ¿Pero si el Sol ya ha alcanzado la séptima dimensión, adónde va?
G: El sol es el instrumento físico y es de la tercera dimensión, mientras que los seres que habitan en el núcleo central son de la séptima dimensión. Si no fuera así no podrías verlo con el telescopio, porque no puedes ver la séptima dimensión con el ojo físico. Puedes ver la cuarta si tienes los instrumentos extraterrestres adecuados, mientras que a la quinta, sexta y séptima no puedes verlas. El sol, así como el hombre, tienen un cuerpo físico y un espíritu que lo compenetra. El Sol tiene una conciencia divina, mientras que el hombre todavía tiene una conciencia humana, pero la chispa es la misma.
P: Una persona que se reencarna y vive cerca o acompaña a una persona que sufre por karma, automáticamente sufrirá junto a ella. ¿Qué unión hay entre las dos personas? 
G: Si has sido puesto junto a un ser que padece de karma indudablemente hay un motivo. Tu función será la de consolarlo o de maltratarlo. Por lo tanto tiene una doble función: si maltratas a la persona asumes un karma, mientras que ella paga el suyo. Si en cambio la consuelas cumples una misión crística, por ella y por ti que evolucionas. La elección depende de ti: puede convertirse en consuelo crístico o damnación para ambos.
P: ¿La homosexualidad es un karma o es causada por un desequilibrio del organismo debido a la polución terrestre que puede cambiar los deseos naturales del hombre? 
G: Ante todo tengo que hacer una premisa: la homosexualidad no es una enfermedad, no es causada por la contaminación y tampoco es un karma. Si así lo fuera, se convertirían en karma no sólo la homosexualidad, sino también una relación de pareja heterosexual en el momento en que estos dos seres eligieron reencarnarse, encontrarse y unirse, porque en las encarnaciones anteriores han cometido errores y tienen que expiar una pena. Su unión se convierte en sufrimiento, prueba y demás, pero no tiene nada que ver con la homosexualidad, o la heterosexualidad en si. La homosexualidad no es una enfermedad, sino una elección de vida. Quien en cambio nace homosexual es por un reflejo de alguna vida anterior, si quieres lo llamas karma, que le impone a esa criatura, que ha nacido macho, sentirse hembra y viceversa, pero en todos los demás es por elección. Luego mi posición es ésta: hoy vivimos el final de los tiempos, el momento más feo de la humanidad, mucho más feo que los tiempos de Moisés y de Cristo, no obstante Él haya sido crucificado, el peor de toda la historia del mundo. Con respecto a los males que lo afligen, nosotros tenemos que ver y rezar por la salvación de las almas. Hace algunos años Cristo me dijo personalmente que tenía que fijarme en las obras de las almas y en función de este mandamiento recibido, tenemos que fijarnos en las obras y basta. Mi juicio en el caso de los homosexuales es éste: la elección es personal, tienen de mi respeto más alto y los considero mis hermanos o mis hermanas en todo sentido. Yo no soy homosexual y aunque no comparto su elección, los respeto mucho y también valoro el coraje de presentarse frente a la sociedad afirmando: “Yo soy así y me tenéis que aceptar”. Lo que no comparto, es más detesto, es no sólo el exhibicionismo de los homosexuales, sino también de los heterosexuales y de las mujeres que se muestran en posiciones eróticas ante hombres y niños. En el caso de personas serias como Crocetta o Vendola, no puedo más que admirarlos y aceptarlos, hasta incluso soy favorable a su boda y si un amigo mío homosexual me invita yo voy. En cambio soy absolutamente contrario y sobre ésto combato batallas feroces con respecto a la adopción de los niños en las parejas homosexuales. En ese caso me convierto en un enemigo suyo, no porque no lo merecen, sino porque el fanatismo y el egoísmo no les dan derecho a inculcar una situación que va contra la naturaleza a un niño. Al máximo pueden adoptarlo a distancia, cuando el niño haya cumplido dieciséis años y sea capaz de entender, lo encontrarán para explicarle la situación. Cada uno de nosotros, hombres y mujeres, cuando tomamos una decisión asumimos ciertas responsabilidades, no se puede pretender todo, hay reglas éticas y espirituales a las que hay respetar y ésto también vale para las parejas 'normales'. Así como nosotros, parejas heterosexuales, no se puede tener cuatro mujeres o cuatro maridos en la casa, una pareja homosexual no puede criar a un niño en su casa. Por el mismo motivo puedo pretender la boda civil, pero no la espiritual, porque la suya es una elección propia, no una elección en sintonía con el instinto natural; hay que ser humildes en el aceptar las reglas.
P: ¿Qué  piensa Jesús de los gay?
G: Jesús piensa lo que pienso yo, textualmente. Jesús no era gay, sino que estaba a favor de la boda hombre-mujer. Lamentablemente la iglesia ha censurado muchas cosas, pero hace dos mil años también habían gay entre los que seguían a Jesús y nunca los juzgó, ni condenó. Él les decía: “Es una elección. Tú hombre no puedes pretender tener un hijo con otro hombre, porque la naturaleza no te lo permite. Tienes que ser humilde y aceptarlo”.
P: Una mañana mientras estaba cargando en el coche algo de material para los stands de FUNIMA International percibí y vi a un ser distinguido y austero que me miraba muy severamente. Inicialmente me asusté, luego me di valor y recitando el Padre Nuestro seguí cargando el coche y después de un rato se fue. ¿Según tu opinión se trataba de un difunto o de un ser positivo? 
G: ¡No tienes que tener miedo y no te tienes que preocupar! Son nuestros hermanos que os controlan y velan por vosotros. 
P: Cuando Jesús dice: “Bienaventurados los que creen sin haber visto” ¿se refiere a la Virgen, a Jesús, a las astronaves o a otra cosa?
G: Se refiere a todo lo que tiene que ver con lo divino, astronaves incluidas. Si crees sin ver, eres bienaventurado, si luego ves eres doblemente bienaventurado. Jesús se refería a aquellos que habrían creído en Él, en Su Madre, en Sus enseñanzas, en los apóstoles, sin necesidad de ver. En un cierto sentido vosotros sois bienaventurados con respecto a mi porque yo he visto y he tocado. Yo soy afortunado, pero vosotros que creéis sin ver sois bienaventurados.
P: ¿Alguna vez Plutón fue un planeta habitado?
G: No, porque se encuentra a mil millones de kilómetros del sol. De todos modos hay bases construidas por los extraterrestres con finalidades exploratorias y de estudios, porque algún día tendrá que albergar la vida, pero no será pronto. Mucho antes lo harán los satélites de Júpiter, Io y Europa, qué son más grandes que la Tierra. En cambio Marte la albergará bajo tierra, porque los restos del planeta Mallona destruyeron toda forma de vida presente sobre su superficie y ahora lo único que queda son huellas.
P: ¿Porqué los círculos de trigo no aparecen sobre otros tipos de superficies?
G: La elección de los campos de trigo es debida a varios motivos. Primero que nada el trigo es un elemento natural mucho más evolucionado que otros y a diferencia de los mismos puede ser manipulado por una fuerza superior sin perder sus características naturales: la formación, la floración y otras cosas. Si el pictograma fuera hecho en un campo de lechuga o de tomates, el efecto podría ser similar, pero no tendría esa forma geométrica que sólo el trigo puede dar. Además éste obedece perfectamente y sin anomalías a las ondas de pensamiento disparadas por los láser psiquizados de las mentes extraterrestres, que en pocos instantes provocan figuras geométricas que son verdaderos mensajes. La señal es espectacular, pero el lenguaje elegido está dirigido a pocos. En segundo lugar el trigo tiene un significado bíblico profundo y que os lo dejo imaginar.  
Ahora os saludo y os recuerdo una vez más que formar parte del arca significa elegir. No es un pasatiempo sino un compromiso fuerte. Hasta pronto. Un abrazo a todos.  
Sandra De Marco
01 de Febrero de 2013

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139