Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
tierraviva100Por María José Lastra
El viernes 17 de Enero el programa de radio “Tierra Viva” que se emite desde la ciudad de Rosario, Argentina, contó con Giorgio Bongiovanni como invitado, en una entrevista realizada a través de internet. Dicho programa, nacido en 2008, tiene mucho éxito de audiencia: cada semana miles de personas sintonizan la transmisión en directo, pero éste también se retransmite en otras radios como Visión Radio Online de New York (Estados Unidos), alcanzando a millones de oyentes de habla hispana. Así como también desde hace algunas semanas Radio Mística de Miami (Estados Unidos), Radio Antorva Cantabria de Santander (España) y Radio Serenidad de Quito (Ecuador).
Algunos problemas técnicos, causados por un corte general de energía eléctrica debido a la gran demanda de la misma por las altas temperaturas que están afectando a toda la Argentina en este período veraniego, provocaron una demora de algunos minutos para la conexión con Giorgio, quien se encontraba en Italia, y una vez que ésta fue establecida saludó con gran estima a todos los oyentes que desde hace mucho tiempo esperan su participación, que lamentablemente se ha visto postergada varias veces a causa de los compromisos imprevistos que tiene que cumplir como director de la revista Antimafia Duemila. Sobre todo en este momento que en Italia se encuentra en pleno desarrollo el proceso judicial sobre la negociación Estado-mafia, a cargo de Jueces por los cuales Giorgio y toda la Redacción de Antimafia sienten una profunda amistad y una gran estima profesional y humana.
Daniel Rodrigo, uno de los conductores del programa plantea el tema que aparece frecuentemente en los mensajes recibidos en los últimos meses de parte de las Potencias Celestes y que, como el mismo Giorgio ha dicho, será el tema central de sus próximas conferencias públicas: “La Ira de Dios”. La gente común tiende a rechazar este argumento ya que se ha creado un Dios que siempre es misericordioso y amoroso, que perdona todo con tal de que uno se arrepienta, incluso antes de morir: “Entiendo que no es fácil comprender el concepto de la Ira de Dios, pero si somos creyentes no podemos escondernos hipócritamente buscando y venerando un solo aspecto de Dios: el Amor y la Misericordia. Hay otra parte que tenemos que contemplar y comprender, es decir, la Justicia de Dios. No es una venganza, sino un sublime acto de Amor hacia las personas que no tienen justicia en el mundo, es decir, alrededor de 5.000 millones de los 7.000 que somos: niños que mueren de hambre, personas que viven en una guerra permanente, personas enfermas que no tienen acceso a la asistencia médica y que mueren porque no pueden pagar las medicinas. (...) Existen países que podrían ser más ricos que todo el Occidente y que Estados Unidos porque tienen diamantes, recursos preciosos, pero viven en la pobreza, ya que no tienen acceso a los mismos. Los dictadores que los gobiernan son corruptos y venden estos recursos al Occidente y por lo tanto padecen la injusticia. Hay personas sin trabajo a causa de la corrupción y de la mafia. La pregunta que me hago es:¿acaso estas personas no tienen derecho a la justicia? ¿Tienen derecho a esperar un mundo mejor? ¿Acaso no tienen derecho a que alguien los libere? ¿O tienen que callarse, soportar y esperar que los poderosos los destruyan? ¿Es justo que Dios perdone siempre y que no imparta justicia a aquellos que la merecen y que la piden? (...) Si no hay justicia humana ¿acaso no tienen derecho a pedirle Justicia a Dios? ¡Dios existe y también es justo! La Ira de Dios no es una venganza en contra de los pecadores, sino un acto de amor para liberar a aquellos que jamás han obtenido justicia”.
Giorgio precisa que “la justicia de Dios no es una justicia humana, sino que es global, cósmica, planetaria: la misma juzgará las obras de miles de millones de personas, no será individual. El castigo, en realidad, es una purificación. Cuando en nuestro cuerpo hay un virus que atenta en contra de la vida de nuestro sistema fisiológico, los glóbulos blancos, ayudados por los medicamentos, atacan al virus y lo matan. No es una venganza, mucho menos es odio, es una intervención natural para la preservación de la vida. (...) Dios actúa de la misma forma con nosotros: cuando una catástrofe natural afecta a una parte de la humanidad, por primera vez  las personas involucradas pasan a ser todas iguales: y así es como en ese momento ya no hay ni pobres ni ricos, ni buenos ni malos, somos todos hermanos. Este es el valor que Dios quiere que entendamos, pero hace falta una catástrofe para que nos demos cuenta de que somos hermanos. Cuando el millonario, que cuenta con millones de dólares, se encuentra con el agua al cuello no piensa en sus millones, sino en darle una mano a su vecino que se está ahogando”.
Daniel pregunta cómo se manifestará la Ira de Dios en este tiempo. “Ya lo hemos vivido. Quienes somos creyentes, a diferencia de los no creyentes, tenemos que tener cuidado porque en la Biblia la Ira del Padre se manifiesta muchas veces. Hay intervenciones de Dios que son muy duras, como por ejemplo, en el Diluvio Universal. La Biblia dice que un día, Dios estaba enojado con el mundo porque veía corrupción, acciones en contra de la naturaleza, personas que se apareaban con animales, que mataban sin motivo... Entonces se le apareció al patriarca Noé mientras dormía y le dijo: ‘Levántate, prepara un arca’. En realidad sabemos que se trataba de una intervención extraterrestre, porque es ridículo pensar en que un arca de madera que alberga a cientos de personas pueda resistir ante un tsunami. Se trata indefectiblemente de una tecnología muy avanzada. Dios le dijo que al arca tenía que entrar gente justa y buena, y decidió destruir el mundo con el Diluvio (tsunami y huracanes). Después del Diluvio Noé salió del arca con todas las personas y los animales de todas las especies y repobló la Tierra. Por lo tanto Dios le dio otra oportunidad a la humanidad para restablecer la armonía en el planeta. Esto ocurrió hace diez mil años, en una situación claramente grave y degenerada, pero no tanto como la de hoy en día porque incluso tenemos las armas atómicas que son capaces de destruir el planeta. En los tiempos de Noé tenían flechas, piedras, ni siquiera fusiles, sin embargo Dios destruyó el mundo. ¿Acaso pensáis que hoy que tenemos las bombas atómicas no podría llegar a hacerlo con más fuerza? Yo creo que si, si somos creyentes, en cambio si somos hipócritas y pensamos que Dios perdona todo, somos como los fariseos que creían ser justos solo porque llevaban puesta una túnica. ¡Se equivocaban!”
   
En el estudio se encuentra el joven Matías Guffanti, quien también pertenece a la Asociación “Del Cielo a la Tierra” y que junto a otros jóvenes de la misma produce y conduce un programa que se transmite por la misma radio rosarina denominado “Frecuencia Joven”.
Matías se hace portavoz de una pregunta que a menudo se le plantea sobre la actitud que hay que tener ante la Ira de Dios y si es suficiente con el arrepentimiento, porque muchos creen que ocurrirán acontecimientos catastróficos, pero precísamente por este motivo dicen: “ya que moriremos todos vivo la vida de la mejor manera que puedo”. “Ante todo la muerte no existe. Cuando una persona cree que muere en realidad está viva, porque somos eternos, por lo tanto los frutos de lo que hacemos aquí los recogemos en el más allá. Es por ello que la mejor forma de prepararnos para la Ira de Dios es hacer buenas acciones y arrepentirnos. En las arcas que no conocerán las aguas entrará la gente buena, incluso los que no creen. Dios me lo ha dicho personalmente: ‘No me interesa si no creen en Mi, me interesan las obras. Los errores de mis iglesias han sido muy graves, la enseñanza negativa, la manipulación de la información, que Yo perdono a quienes no creen en Mi’. No entiende y no perdona a quienes no quieren hacer las acciones. Entonces Matías ¡hagamos acciones! Trabajemos con sentido de Justicia y así en las arcas entrarán aquellos que quieren un mundo mejor. A mi, que soy un revolucionario de la libertad, da alegría conocer a un Dios que mira mis obras y no mis ideas. Es el Dios más grande y maravilloso que podamos llegar a conocer”.
Daniel pregunta si la Santa Ira de Dios ya ha comenzado, porque en algunos mensajes recibidos últimamente por Giorgio parecería ser que haya comenzado en este 2014: “Si, ya ha comenzado, lenta pero inexorable. Día a día, mes a mes, año a año, será implacable. El hecho es que la Ira de Dios la sienten quienes la padecen en carne propia; pero sabemos que hay una contrainformación que trabaja para que las noticias graves no salgan a la luz, a pesar de que en internet sea posible encontrarlas. Por ejemplo, todas las playas que se encuentran a lo largo de la costa occidental de los Estados Unidos están contaminadas por la radiactividad de Fukushima, pero nadie informa a la gente que se mete al agua en esa zona. Hay enormes volcanes que podrían entrar en erupción y provocar grandes catástrofes... las noticias se saben, pero la enorme mayoría está a oscuras, porque hay una ‘parte’ que está en contra de Dios y que trabaja para limitar la información: es el Anticristo, a quien conozco personalmente, y que controla la información mundial”.
Daniel pregunta si los Seres de Luz han intervenido de alguna manera para contener los daños provocados por Fukushima y Giorgio responde: “Han intervenido por amor a las almas que tienen que entrar en las arcas que no conocerán las aguas, bajando el nivel de radiactividad, de lo contrario habríamos muerto todos. El nivel que ha alcanzado el Océano Pacífico es mil veces superior al alcanzado por Chernobyl. Recuerdo que cuando ocurrió la catástrofe de Chernobyl las autoridades europeas dispusieron que no había que consumir verduras o leche fresca por varios meses, lo único que se podía consumir eran productos congelados o no perecederos que hubieran sido producidos antes del desastre. Hoy no hay nadie que haya ordenado no pescar o no consumir determinados alimentos”.
Matías, haciendo referencia a un pasaje del Génesis en el que dice que Dios se ha arrepentido de haber creado al hombre, se pregunta si acaso Él no sabía que el hombre habría llegado a este punto: “Dios sabe todo, es el director de una película que tiene dos finales y dice: ‘el espectador elige el final de la película que Él ha escrito. El Padre conoce ambos, nosotros no. Lamentablemente hemos elegido el final negativo”.
Un oyente de los Estados Unidos pregunta sobre el futuro de la economía de su país. “En el futuro de la economía de los Estados Unidos lo que ocurrirá es la organización de una guerra mundial, de lo contrario tendrán que pedir limosna a los Países Sudamericanos... no tienen dinero, están quebrados, el único recurso que tienen es vender armas y fomentar las guerras, hasta incluso si fuera necesario una guerra nuclear”.
Otro oyente le pregunta a Giorgio qué piensa del Papa, ya que ha dicho cosas justas, pero aún no ha llegado el gran cambio que todos esperamos: “Precisamente en estos días el Papa ha hecho referencia al Retorno de Cristo, pero en un contexto que no me ha gustado, es por ello que no he escrito nada. Ha dicho que hace dos mil años que es el tiempo del Retorno de Cristo... nada nuevo. Tenía que decir que este es el tiempo de la Segunda Venida de Cristo. Repito que el Papa Bergoglio, una persona a la que he criticado y acusado en las conferencias que he realizado en Buenos Aires, porque no había hecho nada durante la dictadura argentina... en realidad si hizo algo, pero no todo lo que tenía que haber hecho. Es él mismo quien lo dijo en una carta en la que pide perdón en nombre de la Iglesia argentina: ‘No hemos hecho lo que teníamos que hacer’. Algo que es un acto admirable de su parte. Me cae simpático, me hace emocionar, me gusta su sencillez, pero también me preocupa cuando dice que Dios perdona todo. Él sabe que no es cierto y no está contemplado por la teología católica que Dios perdone todo. Él perdona si hay un verdadero arrepentimiento, de lo contrario castiga... Yo quiero que salga a la luz el rostro de la justicia del Papa, no solo el rostro del misionero franciscano”.
Matías le pide a Giorgio si puede aclarar un concepto expresado durante una reunión espiritual: “Dios me ha dicho que además de mi no hay nadie que tenga el valor de decir la Verdad y de hablar de la Santa Ira de Dios, porque diciendo la Verdad pone en juego su vida”: “Si” responde Giorgio “lo confirmo, pero quiero aclarar que me refería al sentido teológico, porque hay muchos que dicen la Verdad y que son más grandes que yo. No creo, aunque me haría muy feliz si me equivocara, que haya personas místicas, videntes, estigmatizados, contactados, que anuncien la Ira de Dios como la estoy anunciando yo. Tienen miedo o piensan que Dios no es más que perdón, o bien tienen un camino diferente... Si conociera a alguien, le daría la bienvenida al club de los revolucionarios que piden la Justicia de Dios”.
El otro conductor del programa, Juan Carlos, le pregunta a Giorgio sobre una frase de los últimos mensajes “y vosotros, súbditos de las grandes babilonias del tercer milenio, que vivís de sus migajas, no sois menos cobardes e indiferentes que las antiguas Babilonias”: “Tenemos que tener presente que la gente común, como nosotros, a veces acepta con indiferencia o porque ama esta sociedad incivilizada, violenta, negativa. Los culpables de la situación mundial son sobre todo los poderosos, pero no solo ellos: nosotros tenemos una gran responsabilidad porque no hemos hecho nada para cambiar la sociedad, nuestra generación ha fracasado. Durante los años ’60, una generación se reveló en un modo, aunque no haya sido perfecto, hasta incluso a veces violento, a veces con un exceso de libertad, pero de todos modos salió a las calles, a las plazas, desnudándose: ‘la generación de los hijos de las flores’ en contra de la bomba atómica, la guerra de Vietnám. En cambio, la generación siguiente, la mía no ha hecho nada... No recuerdo que haya habido una generación de jóvenes y de hombres que haya puesto en riesgo su vida para cambiar las cosas. Lo que veo es una gran indiferencia, y una gran resignación y esto es algo que no le gusta a Dios. Dios quiere reacción: Su Hijo era un revolucionario, curaba a la gente, gritaba, hacía política, denunciaba... no era alguien que se quedaba sentado predicando, estaba en la calle, en las plazas, es por ello que tuvieron que crucificarlo porque estaba cambiando a toda una generación en Galilea”.
La entrevista llega a su fin y concluye con una pregunta sobre el anticristo: “El anticristo tiene mi edad, ya se ha manifestado, pero no es público. Mi misión es provocarlo a través de nuestra obra pública, masiva para que tenga que salir al descubierto... Se presentará como una persona que puede resolver todos los problemas de la humanidad, todos lo adorarán; venderá un producto que alargará la vida unos 40 años... por lo tanto la gente lo adorará, pero este fármaco tendrá efectos colaterales y aumentará el Harbar (la peste de las neuronas del cerebro)”.
El tiempo a disposición vuela. Una nueva semilla ha sido lanzada a los corazones de las personas, con la esperanza de que todos salgamos de la apatía y que hagamos “buenas acciones”. Es lo único que nos pide el Buen Dios...
María José Lastra
23 de Enero de 2014

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139