Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
agustins100Por Agustin Saiz
Cuando leo en los mensajes que recibe Giorgio la expresión “salvar lo salvable”, me imagino a los amigos de Setun Shenar buscando atentos en los monitores de sus naves espaciales, alguna pequeña luz que aparezca, aunque sea débil, en medio de un océano de almas. Cuando leo a Giorgio explicando que debemos apoyar a los justos, comprendo que nos delegan a nosotros, la co-responsabilidad de llevar a esa semilla-luz, que fue identificada en el espacio tiempo del presente de “la guerra del Armagedón”, hacia ese otro espacio tiempo referido como “el reino de Dios sobre la Tierra”. Sin esta semilla, no hay promesa de retorno porque no hay reino de Dios en la Tierra.

Recuerdo la representación mística de muchos videntes en la que Satanás pide permiso ante el trono del Padre para demostrar que el proyecto del hombre divino es un fracaso, y el Padre, en simultáneo, mientras le concede todo el poder para salir a tentar a los habitantes de la Tierra, acorta los tiempos porque, si no fuese así, ni siquiera los justos se salvarían. Es decir, que debo concluir que en algún lado, nosotros, hermanos de las arcas, tenemos depositados los recursos espirituales capaces de hacer que los valores Crísticos que portan apenas una delicada porción del género humano, sobrevivan al tormento de la opresión de la fuerza del mundo. Y si no los tenemos, seguramente “Ellos”, desde arriba, estarán dispuestos a complementar nuestro mejor esfuerzo. En esto resumo lo que parece ser una especie de pacto implícito que tenemos con el Cielo desde el momento que nos consideramos arca. Eso es lo que hace Giorgio y lo que están diciendo los mensajes en esencia, más allá de la información para poder decodificar que estos son los tiempos en que retorna el Cristo.
Fuimos convocados para tomar lugar y formar parte de un programa que el Cielo nos tiene preparado. Todos nuestros éxitos operativos y locales son relativos en la medida que no se sustenten en los valores de hermandad que se están buscando. Se supone que el Cielo en su misericordia nos permite articular diferentes tipos de actividades operativas que si bien tienen un fin en sí mismas, más lo valen por la posibilidad de poder mantenernos unidos en la acción.

Debemos observar el riesgo que puede abrirse o estar sucediendo respecto a que nuestros trabajos en la obra terminen como unidades compartimentadas que no puedan articularse de manera funcional a la construcción de una sola gran arca. Nuestros grupos operativos, delegaciones, radios, programas, y demás actividades, cuando se sustentan solo en la racionalidad interna que le da sentido, no se dejan traspasar por aquella otra racionalidad, que es la espiritual y la que nos une y a partir de la cual nosotros debemos construir. También sobra explicar que estos seres que custodian a Giorgio, de un momento a otro pueden programar al individuo menos pensado (¡como lo fue San Pablo!) para abrir un espacio en televisión en cadena nacional, o inducir a una persona rica para que haga una donación multimillonaria de manera espontanea y anónima para la obra. Se me ocurren muchos de otros ejemplos infantiles en los cuales nuestros programas de radio y actividades de financiamiento pueden quedar descalificados de un momento a otro, porque, nuestros hermanos del cosmos, no están obligados a canalizar la misión que les fue encomendada por el Padre a través de los dispositivos y medios que nosotros proponemos, a menos que podamos demostrarles que nos lo merecemos. Con Justicia la Ira de Dios caerá fuertemente sobre las arcas en la medida que no germinen los frutos para los que fueron hechas.

Recuerdo el mensaje divino del 2013 dirigido a las arcas, http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2013/5030.html , y desde aquel entonces al presente veo que nuestros desentendimientos, dudas, conflictos no fueron observados dentro de ese marco, en el de una prueba a partir de la cual, de acuerdo a nuestras decisiones, pueden gravitar nuestras divergencias hacia una deriva irreconciliable. Tampoco me pasa desapercibida la internación clínica que sufrió Juan Alberto a la que llegó prácticamente sin signos vitales, como un punto casi de no retorno al plan de arcas en la Argentina y en Sudamérica.

Por eso creo que es necesario aprovechar la visita de Giorgio en pascuas, para replantearnos de manera honesta, nuestro lugar en la obra y conceptualizar la construcción del cuerpo crístico como misión espiritual. En el carácter de sagrado, y solo desde allí seremos capaces de poner a disposición nuestros recursos materiales y espirituales para afrontar las dificultades que se levanten. Y para ello debemos desechar todo aquello que está demostrado que es obsoleto, incluso nuestro actual entendimiento de la obra.

En Cristo, Agustín.
Zarate 27/03/14

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139