Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
georges100x100
por Jean Georges Almendras- Julio 31 de 2014.
Palermo de estos dìas. Dìas de ansiedades, porque en el horizonte (es decir en el Palacio de Justicia) están revoloteando los pájaros de la verdad, iluminando a los protagonistas del proceso judicial en torno a los estragos de Capaci y de Via D'Amelio, en el que los jueces Falcone y Borsellino fueron los mártires del poder mafioso de los años 90. Un proceso judicial que más se asemeja a una caja de pandora, llena de intrigas, de incertidumbres, de riesgos y de esperanzas, y que se puede abrir en cualquier momento, pero sin llegar a empañar esa natural búsqueda -de connotaciones espirituales- que hacen las personas . Y por qué no, también en Palermo?.
 
La prueba es, que como si se diera cumplimiento a un compromiso pendiente, en el ancestral tiempo, cerca de unas cincuenta personas, una noche de finales de mes, se hicieron presentes en el hotel Joli, del centro de Palermo, a escasos metros de la rambla costera de la ciudad, como confabulados para delinear el nuevo perfil de sus vidas.
Motivados por sus más recónditas inquietudes, gentes de bien, almas emprendedoras y de Luz brillante, en una urbe de Tinieblas, aquella noche acusaron recibo de una invitaciòn reñida con la casualidad y cercana, muy cercana, a la causalidad. Y la invitación a la charla que días atrás plantearon Giovanni Micale -de Palermo- y el mismo Pier Giorgio Caria, investigador de reconocida trayectoria internacional, no cayó en saco roto.
Primero fue Giovanni quien rompió el hielo de la platea. Luego, Pier Giorgio, fue el maestro de ceremonias. Acostumbrado a esas lides, no era la primera vez que llevaba a las salas palermitanas valores universales y abundantes conocimientos. Pero en una tierra dividida, entre el bien y el mal; en una tierra de Cosa Nostra, incursionar por esos caminos, resultaba por demás tonificante y esperanzador. Y por qué no, también en Palermo?
 
Abiertas las puertas del conocimiento, la habilidad del investigador Caria fue llevando la charla por todos los senderos posibles: al inicio, hizo como una tomografia computada del dinero en sí mismo, demostrando que el sistema financiero mundial hace parte, muy intensa y comprometida, del poder diabólico imperante en Italia y en el mundo; y de la mano de todas estas reflexiones atenazadas a la civilización del tercer milenio, en una tierra mafiosa, profundizó tambien en la experiencia mística de Giorgio Bongiovanni, el periodista estigmatizado que es emblema de la lucha antimafiosa en Palermo, como director y fundador de AntimafiaDuemila. De esa forma, los palermitamos fueron conociendo la faceta mística de un discurso multifacético, cargado de conciencia social y de conciencia cósmica. Porque hablar del Cristo, hablar de los valores universales, hablar de los visitantes de otros mundos, es hablar de la esencia de una humanidad en proceso de cambio. Caminando hacia una nueva era. Paso a paso, pero caminando al fin. Renovándose.
 
El fresco de la sala contrastaba con el agobiante calor palermitano. Una muy cómoda sala en la que niños, jóvenes, hombres y mujeres, del Palermo de hoy, fueron hilvanando datos e imágenes de la historia del estigmatizado, y del periodista de las luchas sociales, de las luchas del pool antimafia de estos días. Giorgio, este hombre (este mensajero) del presente, vivo, sabio, místico, polémico, luchador y comprometido. Un revolucionario del espíritu?. El anunciador del retorno del Cristo.
La semilla se fue plantando en esa sala. En ese microcosmos circunstancial, donde allà por el 2008 me hospedé en mi primera visita a Palermo. Una semilla cosechada por las palabras sólidas, profundas y científicas del investigador Pier Giorgio, mi amigo querido, que hace de su conocimiento un apostolado y una causa, la causa del saber, la causa de la fè y de la ciencia, juntas como debieron estar siempre.
 
La velada se hace más intensa porque a la repartija de informaciones y de datos que van sacando de la ignorancia a los oyentes, de un milenio sombrío, sobrevienen las inquietudes y los cuestionamientos, siempre reveladores. Con el solo afán de despertar en conciencia se palpa la necesidad de saber, de aprender, de razonar y de atar los cabos sueltos que por años han estado anudados. Y Pier Giorgio, una y otra vez, da las respuestas precisas, quizás en el momento preciso.Y por qué no, también en Palermo.
Y si en el Palermo de hoy se dan estas situaciones es porque el largo brazo de la sabiduría cósmica no ha abandonado su ardua tarea de alumbrar las almas que andan por ahí, en la búsqueda perseverante de las verdades que liberan al hombre. Precisamente en una tierra de mafia.Y si pudiésemos resumir el sentido de ese encuentro en el Joli de Palermo, diríamos que el mismo fue enriquecedor, no solo por el entusiasmo que se podía palpar perfectamente, sino por la presencia de dos jovencitos argentinos, del Arca de Rosario: Matías Guffanti, representante de Giorgio en su Arca, y un hermano espiritual suyo, Patricio Alod. Unidos, por una vieja y profunda amistad (espiritual y humana) formaron parte de la comitiva que viajó desde Sudamérica, para asistir a los homenajes de Paolo Borsellino, organizados por el Movimiento de las Agendas Rojas y por la Asociación Cultural Falcone-Borsellino y Antimafia Duemila.
 
Al momento de dirigirse a la platea no titubearon en sentirse agradecidos por las manifestaciones de los presentes y valoraron ampliamente que la cultura a la legalidad, el espíritu antimafioso y la búsqueda espiritual conforman una muy sólida demostración de unidad. Y a eso se suma la enaltecedora presencia del investigador Pier Giorgio, cuyo perfil y carisma de expositor, rescató del anonimato, ese precioso regalo que fue la conferencia en si misma, en definitiva la muy rica oportunidad de tomar conocimiento de las realidades de otros planetas o el sentido de los círculos de trigo; hablar del retorno del Cristo; hablar de la vida misma, del planeta tierra y de los hombres que la habitan, los unos prisioneros de las debilidades, los otros comprometidos con causas justas y con causas sociales, incluso al punto de haber ofrendado sus vidas por ellas. En el ayer y en el hoy.
 
El tiempo pasó literalmente volando. Imperceptible y tirano, porque cuando se estaban masticando y depurando todas las informaciones del mundo de la mística y de la ufología, y luego de que Pier Giorgio me diera la posibilidad de encarar a la platea para revalorizar, desde mi ángulo, su espíritu de lucha y exhortándola a que el compromiso social fuera siempre de la mano de una suerte de revolución espiritual y no armada, en procura de una nueva era y de un mundo mejor, tomando como ejemplo la entrega y la experiencia de Giorgio Bongiovanni y de otros hombres de la humanidad, como el Che Guevara, el Gandhi, y Madre Teresa entre muchos màs, sobrevino el fin de la jornada. No sin antes, Lorenzo Baldo subdirector de AntimafiaDuemila, hizo tambièn su aporte, pleno de pasión y de múltiples razones que nos hablan de la importancia de los compromisos humanos en favor de la antimafia y en relacion al Cristo.
 
Y fue así que con la armonía necesaria, con la madurez suficiente y con el deseo de volvernos a reencontrar, los minutos cerraron los candados de la alegría del momento. Pero, las puertas quedaron abiertas y seguro estoy, que los compromisos interiores también. Las almas sicilianas vivieron su tiempo, su momento, su hora de entrega. Y por qué no, también en Palermo?  

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139