Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

virgenfatima100Por Salvatore Bova 

¡HE VISTO EN SAN GIOVANNI DI POLCENIGO!”
¡Una “pequeña visión” de la profecía del apocalípsis que nuestro hermano Giorgio nos ha recordado!

Nuestro hermano y maestro Giorgio Bongiovanni nos recuerda siempre muchas importantes advertencias, enseñanzas y profecías de estos últimos tiempos. Se comporta como un pastor cuidadoso que no quiere perder ni siquiera una sola de las ovejas y corderos que le han sido encomendadas. Se comporta como un padre amoroso, serio y determinado, como quien está llevando a cabo la “¡¡¡MISIÓN MÁS GRANDE!!!” ¡El anuncio de la Segunda Venida de Cristo!
El 15 de Agosto, en San Giovanni di Polcenigo fue colocada una estupenda estatua de la Santa Madre, que ha llegado directamente de Fátima, en la gruta construida por nuestra hermana Loretta junto a los hermanos del Arca Alea Lores. ¡Y en la jornada dedicada a este evento nuestro hermano Giorgio nos explicó cómo desde ese momento, en ese lugar sagrado, se habría abierto un muy poderoso e importante “portal energético” de unión con el Cielo!
Asistir junto a todos los hermanos y hermanas a este tipo de acontecimientos es siempre muy emocionante y extremadamente importante para todos nosotros. Probablemente también en nosotros, los hermanos y las hermanas, se han abierto y activado “puertas” de conexión anímico-espiritual con la esfera de las potencias Celestes.
Luego de esa velada tan hermosa e intensa, y de la mañana siguiente, del 16 de Agosto, donde Giorgio nos comunicó otros mensajes recibidos por su ángel de la guarda, Setun Shenar, viajé hacia Roccella Jonica (en la región de Reggio Calabria), donde viven mi madre, mi hermana Rosanna y mi hermano Antonio para pasar mis vacaciones junto a ellos.
Regresé a San Giovanni di Polcenigo el jueves 28 de Agosto y tenía programado emprender viaje hacia Turín al día siguiente. El hermano Marco me vino a buscar al aeropuerto de Treviso y amablemente me acompañó al Arca Alea Lores. Después de haber saludado a los hermanos y hermanas del Arca me dirigí a saludar a la Santísima Madre y me arrodillé para decir una pequeña oración. Apenas cerré los ojos comencé a recitar el Ave María y vi una escena en la que mi espíritu se había retirado a una cierta distancia de la tierra, al punto tal que lograba ver todo nuestro planeta. Detrás del planeta vi a la Santísima Madre resplandeciente de Luz, con los brazos abiertos y con su manto que caía, delante suyo estaba nuestro planeta. De repente, en pocos instantes, desde el Polo Norte hacia el Polo Sur, la tierra quedó cubierta por una nube negra. Lamentablemente esa escena se parecía mucho a lo que ocurre cuando se expande una nube negra después de la explosión de una bomba nuclear, o bien, después del impacto de un gran asteroide contra la tierra.
Mientras la tierra se iba cubriendo mi alma sentía una enorme angustia y desesperación. Pero al mismo tiempo le pedía humildemente con todo mi espíritu a la Madre Santa “¡Ayúdanos!” Sentí que Ella no nos abandonaría y que nos habría ayudado. ¡Y así es! De la misma forma que la nube negra había cubierto la Tierra de Norte a Sur, en forma contraria comenzó a retroceder, del Sur al Norte, dejando que Su misma Luz y la del Dios Padre Sol iluminaran la Tierra.
Abrí los ojos, de inmediato me puse de pie algo sorprendido e intenté comprender si esa pequeña experiencia que había tenido era el fruto de mi imaginación, o si realmente había sido una visión. ¡Luego le cuento lo ocurrido a Loretta, le comento que precisamente allí, en San Giovanni realmente se ha abierto ese Sagrado Portal Anímico-Espiritual!
Al día siguiente, mientras todavía me encontraba en San Giovanni di Polcenigo, nuestro Hermano Giorgio, después de la sangración de los estigmas que ocurre ininterrumpidamente desde hace 25 años, nos habla ni más, ni menos que de la posible llegada de un asteroide a la Tierra, y que eso representa la Justicia de Dios Padre. ¡Esperemos que llegue pronto porque aquí se necesita mucho Su Santa Justicia! ¡Y sigamos esperando los acontecimientos, con las manos firmes en el arado, trabajando en la viña del Señor!
Fraternalmente vuestro en Cristo.  

Salvatore Bova  
Turín (Italia)
31-08-2014
 
 
 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139