Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
rosarioabril100Por Adriana Navarro
18, 19 y 20 de abril de 2014.
Desde Montevideo partimos hacia la ciudad de Rosario, Domingo, Loreley, Ricardo, Alicia, Graciela y Zulma, acompañados de seres muy particulares, “mamá Raquel”, -como siempre le ha dicho Giorgio-, dos de mis hijos, Fátima, Diego, y su novia Camila. Domingo me sugirió que invitara a estos tres jóvenes mencionados a realizar el viaje con nosotros. Me sorprendió gratamente que los tres aceptaran y que en verdad mostraran que les interesaba acompañarnos, siendo que ellos ya saben que los viajes de la asociación no son viajes de placer, sino que están siempre marcados por un cronograma de actividades a cumplir. Por otro lado era una alegría llevar con nosotros a mamá Raquel, que con sus 80 años, todos los lunes está pronta para cocinar junto a Matilde o María del Carmen la cena que se da ese día a las personas carenciadas que se acercan a nuestro local. Ya en Rosario nos encontraríamos con Erika, Georges, Giorgito y Chacho.
Con todas las dificultades económicas y demás que siempre surgen cuando nos proponemos viajar, pudimos llegar a Rosario sin problemas, y alojarnos en un hostel de una arquitectura antigua, muy bonita. Y desde la primera noche comenzaron las percepciones y enseñanzas.
Observamos que la ciudad  de Rosario estaba cambiada, los taxistas que nos llevaron hasta el alojamiento, nos advirtieron que no confiáramos en nadie, que la ciudad parecía Medellín, que la droga estaba estropeando a los jóvenes. El ánimo de los trabajadores de la terminal, era hostil. En la primera madrugada desde el balcón de la habitación, Fátima y yo pudimos ver cómo se desplazaban grupos de varones a los gritos, pateando todo a su paso, otros jóvenes drogados deambulaban buscando a otros, y hasta un chico ciego, que caminaba borracho. Con una gran angustia traté de que Fátima aceptara dormir y abandonáramos ese balcón. Sé que ella también estaba profundamente dolorida, incluso pensaba en bajar a la calle para hablar con el chico que gritaba el nombre de otro, que ponía en riesgo constante su vida frente a los autos...
rosarioabril1Hemos ido varias veces a Rosario, al encuentro de arcas, pero este año parecía que las ganas estaban intensificadas, era importante al menos estar todos bajo el mismo techo, mirarnos, escuchar lo que cada uno estaba haciendo, aunque quizás el tiempo no permitiera que intimáramos mucho.
Primeramente, antes de la reunión de las arcas  Antimafia tuvo su espacio. Eran días muy importantes en Italia. Al juez Nino Di Matteo intentaban sacarlo con excusas del juicio sobre la tratativa Estado-Mafia, y entonces a la mañana del día 19 nos encontramos a las puertas de la Embajada de Italia, todos juntos para apoyar en la distancia a este hombre valiente y determinado, que lucha por desenmarañar la verdad sobre la muerte de quien fuera su maestro y amigo, el juez Giovanni Falcone, y tantas otras víctimas inocentes de esas organizaciones criminales, las mafias. rosarioabril2Nosotros también estábamos junto a un amigo nuestro que lucha por la misma causa, así que todo nuestro amor, nuestra pasión por apoyarlos -que en verdad es apoyarnos-, confluía, y nos emocionaba, y nos alegraba: estábamos gritando juntos, gritando justicia y renovación.
Acerca de la Reunión de Arcas quiero pedir disculpas por anticipado, no nombraré a todos, porque para ello debería tener una versión grabada, pero al menos quiero dejar en estas líneas lo poco que pude registrar en mis apuntes, en mi memoria y lo mucho en mi corazón para que aquéllos que no lo vivieron, puedan al menos sentirlo en parte, y al mismo tiempo exponer lo medular de las palabras –y como siempre de la enseñanza- que Giorgio nos dejara esta vez en Sudamérica.
…Una de las primeras en tomar la palabra fue Alicia Conti, de Argentina, que expresó que seguiría a Giorgio aún sin estigmas, porque él se pone siempre el último, se sacrifica, lucha en contra de la mafia y nos habla de imitar a Cristo. Fueron muy emocionantes sus palabras.
Ricardo y Silvana, de Argentina, hablaron del principio de la unidad. Este es “saber humillarse ante los hermanos”. “El cuerpo místico es para nosotros necesitarnos, querer saber del hermano”. Así mismo recordaron a otra hermana, Gloria, que no estaba presente físicamente, pero es alguien que lucha todos los días para hacer la obra, y por la unidad de los hermanos.
Recordaron las palabras que nos había dicho Giorgio exhortándonos a la unión y mostrándonos cuán importante es: “Yo les profetizo que si no se unen, yo me voy a hacer crucificar, pero no sólo eso, esta vez me voy a hacer arrancar la piel”.
Como en otros encuentros anteriores, nos comunican que Giorgio había sangrado, y que  llegaría más tarde, así que con muchas ganas de verle continuamos el encuentro, escuchándonos entre nosotros, y reflexionando que en verdad debemos tener tantas ganas de ver a Giorgio, como de encontrarnos entre nosotros si realmente entendemos lo que él nos pide y lo que espera de nosotros.
Paola, de Zárate, Campana, intervino contándonos que principalmente su grupo lucha contra la energía nuclear. Con referencia a la importancia de estar reunidos allí, Paola reflexiona: “Seremos dignos de entrar en las arcas, pero no seremos dignos de entrar en el Reino de Dios, si no podemos estar unidos. Debemos  compartir con el hermano, no estar enfocados sólo en Giorgio.”
En el  Arca de Paraná tratan de interesarse, trabajar y aprender sobre el medio ambiente, la contaminación, y la resistencia a este sistema en el cual vivimos. Son sólo 4 personas. Nicolás, uno de ellos, pertenece a un grupo que lucha por el tránsito costero del Paraná, en contra del fracking. Nos explicó que se ha derogado una ley que lo impedía. Asimismo varias localidades se han declarado libres de fracking para resistirlo.
Además este grupo sale al encuentro personal en la calle. Trabajan en la educación no formal: teatro, circo, buscan el contacto desde la alegría, con base filosófica de lo que quieren lograr. “Con la alegría de no tener nada pero tener todo”.
A esta altura del encuentro llegó Giorgio: “Perdón por el atraso, tuve una sanguinación...hoy vamos a estar juntos, este es nuestro día, quiero escuchar a todos los hermanos...”. Lo primero que hizo fue la oración del Padre Nuestro, la única plegaria que Giorgio nos ha dicho de realizar, ya que es la única que Jesús ha enseñado. Quizás una de las mayores enseñanzas que Giorgio busca dejarnos consiste en saber que siempre la mayor plegaria es la acción, es la ocupación que debemos tener por colaborar con los cambios sociales y de todo tipo, que deberán darse si creemos que esta sociedad cambiará diametralmente; así como también denunciar el mal, porque si no sabemos dónde está el mal, ¿cómo podríamos combatirlo?
Santa Fe: También están trabajando en apoyo con Paraná, para la recuperación de los arroyos. “Con los agroquímicos nos están matando”, -declaran-. Ellos están yendo a los campos, buscando la participación con los pobladores, para llegar luego más profundamente.
Giorgio leyó luego un mensaje de Pascua, en el que Jesús dice que “Ya está aquí”…
Desde Chile subieron al escenario Marco Antonio, Luis Ayala, y Claudio Rojas. Giorgio nombró como vicepresidente a Claudio Rojas. Luis Ayala dijo que la idea de trabajar la unión parece que se nos intensifica a todos y que tenemos que encontrar a Cristo en el hermano.
Estos hermanos recordaron a Francia Pérez que se ha ido a otro plano, pero fue quien formó la base del grupo desde los tiempos de Eugenio Siragusa. Por último Marco Antonio comentó que el director de la Universidad donde él trabaja lo autorizó a difundir la página www.chile-delCieloalaTierra.
Giorgio, trajo a nuestra memoria  una vez más, las palabras que dijo en la conferencia en el hotel  Bauen el día trece de abril: “La unión ya no es una oferta, es una imposición”.
Mara Testasecca se ha hecho presente en este encuentro a través de una carta, en la que nos recuerda que Giorgio siempre repite “yo vine a este mundo para servir a mis hermanos”. Es emocionante escuchar las palabras de esta mujer, que conoce tanto a Giorgio, ella es como una voz sabia que le ha conocido y acompañado desde sus 24 años, siempre, que ha compartido hasta el día de hoy, muchas vivencias, preocupaciones de todo tipo a las que Giorgio ha debido hacer frente, así como intensos viajes por todo el mundo, con sus bellezas y tristezas.
Después han estado en el escenario Omar Cristaldo, su esposa Hilda, y Jorge Figueredo.
Para nosotros ver y escuchar a estos hermanos es muy reconfortante. Despiertan mucho respeto y admiración, porque han sabido seguir adelante con enormes dificultades, realizando todas las facetas de Obra con la misma intensidad. Siempre, con humildad, y agradecimiento a Giorgio y al trabajo de FUNIMA International, han mantenido la coherencia en tantos años.
Este es un momento en el que conocemos más de la íntima relación de los hermanos con la obra, y ejemplo de ello es la anécdota que contara el juez Jorge Figueredo acerca de cuando era niño y preguntaba a Giorgio ¿qué debía estudiar? Y Giorgio le respondió que debía ser abogado.
Una nueva intervención de Giorgio nos llevó al motivo central de su visita de este año.
“La pregunta más importante que me hicieron en Radio Mantra: ¿Por qué estás aquí? Porque el Padre quiere que comparta con mis hermanos...y si el Padre me da la posibilidad cada año de estar con mis hermanos...de “sacar cuentas” de nuestro trabajo, purificarnos, amarnos como ha dicho nuestro hermano Figueredo, yo lo hago. Más tarde les voy a dar indicaciones de cómo tenemos que difundir los dos eventos: la Segunda Venida de Cristo y la Justicia Divina. Pero ahora quiero escucharlos a todos para llenar mi corazón. Es importante para mi que vivo en Palermo, para mi esto es el famoso escudo que yo necesitaré para poder enfrentarme con el anticristo. Uruguay es como mi segunda casa, yo he vivido con esta gente, y para mi llamarlos al escenario es como llamar a mi familia”.
Así es como Giorgio ha convocado a Erika Pais, nuestra representante, y junto a ella han subido “mamá Raquel” y Domingo Silva a pedido expreso de Giorgio.
Erika hizo un raconto de nuestras actividades: la página Antimafia a cargo de Georges Almendras, el Programa de Radio, sobre el cuál Erika explica que se busca la unidad de los distintos temas, las conferencias con disertantes invitados que se organizan, en nuestro local sobre distintos temas como la minería, la energía nuclear, la situación palestina, los diversos temas ambientales y su relación con los poderes mundiales, así como las que organizamos para difundir concretamente la obra tratando de que sean en distintos pueblos o en distintos lugares de Montevideo; la feria americana, a cargo de María del Carmen, que todos los días de lunes a viernes concurre a nuestro local para realizar la venta producto de las donaciones que recibimos, así como el arreglo de la ropa y las distintas prendas. La ayudan en esta tarea Raquel, Matilde y Loreley, y todos cuando se organizan jornadas de limpieza o venta para los fines de semana. Con lo recaudado por la misma se ayuda a pagar algunas cuentas del local y en parte se cocina para la gente carenciada.
Ya en el escenario Giorgio comentaría para todos, “Mamá Raquel me atendía en la casa, cuando yo sangraba” y haría a Domingo una importante promesa: “Te prometo que la Justicia de Dios se va a manifestar en este mundo. Entonces tienes que estar feliz, lleno de rabia siempre, pero feliz”.
Domingo habló de la carta que hemos enviado a casi todos los partidos políticos de nuestro país, con el fin de traspasarles una responsabilidad espiritual, con el fin de que no puedan excusarse al menos en su íntimo ser. Sabemos que quizás no haya sido lo suficientemente difundida, pero eso será responsabilidad de quienes la rosarioabril3recibieron.  “Quiero hacer un homenaje a un amigo que me ha sido fiel por muchos años, el director de la Revista Antimafia 2000, Jean Georges Almendras”, así Giorgio ha convocado al escenario a Georges.
Luego de todas las  emociones, lágrimas y alegría que hemos ido viviendo en todos estos momentos Giorgio leyó un escrito de un hermano titulado “¿Cómo no servirte Señor? de Ramón Gómez y luego llamó a Raúl Blázquez al escenario.
Seguidamente tomó la palabra Juan Alberto para realizar un agradecimiento especial a  Carmen de Huertos, “porque hay trabajos que no se notan, pero se notaría si no estuvieran.” Este agradecimiento de Juan Alberto podríamos hacerlo extensivo a tantos y tantos hermanos que en forma anónima en todo el mundo, realizan trabajos fundamentales, pero que no tienen como consecuencia que sus nombres nos resulten conocidos, pero sin su trabajo la obra no sería la que es.
Nos enteramos que Valeria, hija de Juan Alberto lleva la página de Argentina NO Nuclear y Movimiento Ciudadanos Autoconvocados por la Vida. Se han unido con la Iglesia  Metodista para mover a la municipalidad de Las Parejas y  poder ayudar a jóvenes que se drogan, así como denunciar y luchar contra el narcotráfico.
Fermín trabaja en la preparación de la página Alternativa Hoy y también es integrante de Studio 3.
“En la Tierra la espiritualidad se expresa denunciando, manifestándose a través de las propuestas de la ciudadanía, tenemos que pelear día a día por lo que buscamos”, -reafirmó Juan Alberto, quien recibió junto con Alejandra, su esposa, un agradecimiento de Tati y Diego del arca de Las Rosas porque como dijeron ellos nunca les “sueltan las manos”.
Nico y Kati, pertenecientes al arca de Piedrabuena también dejaron su reflexión en este día tan importante para todos. Nos decían: “¿Cómo se puede sentir él –refiriéndose a Giorgio- de venir todos los años a pedirnos que nos unamos? Nos dimos cuenta hace poco que creíamos de la boca para afuera, pero de la boca para adentro es cuando nos encontramos y sentimos nuestra porquería...no tenemos derecho de cansarnos.” Nico contó además que tienen un programa de radio en el que le gusta mucho provocar, pero que en el grupo tienen dos mujeres que siempre procuran el equilibrio y los guían hacia lo espiritual.
Giorgio: “Esto para mi es una recarga que ustedes no se pueden imaginar, los voy a matar a los mafiosos”. Estas palabras dichas con la pasión que Giorgio pone sobre todas las cosas, son también para nosotros una recarga y un compromiso cada vez mayor.
Siguieron las intervenciones de Jorge Pracilio, de La Pampa, Joel de Neuquén, e Inés Lépori. Todas valiosas, emotivas, y reconfortantes, por  cuanto es el momento del año en el que nos vemos cara a cara todos aquéllos que tenemos esperanzas en un cambio por venir para esta humanidad, que creemos más allá de nuestros infinitos errores en la venida de Cristo, y que creemos y amamos a su mensajero directo Giorgio Bongiovanni. Justamente Giorgio eligió para leer un escrito de Matías Gufantti, titulado “Dios me hizo un regalo”, que revela la emotividad y entrega de este joven de Rosario, que sería nombrado, -junto con Emilia- representantes del Arca de Rosario, “siempre con el consejo de Inés, -agregó Giorgio-, es importante que nosotros disminuyamos y los jóvenes crezcan”.
Matías: “Para mi Inés es el espíritu del arca de Rosario. Agradezco a Juan Alberto que siempre fue un maestro, un mago para mi”, y Emilia visiblemente emocionada agregó: “Que se haga siempre la voluntad del Padre”.
Juan Alberto: “Los hermanos crecen en cantidad y profundidad y me hacen crecer a mi, pero ese crecimiento no es más que una parte... solo intento hacer aquéllas cosas que ÉL a través de Giorgio nos pide, solo intento poner en conocimiento una verdad que tendría que conmover al mundo, la grandeza de la presencia de Cristo entre nosotros, el significado de que él se manifestará entre nosotros, es una gloria poder gritarlo. No me alcanza el cuerpo para poder gritarlo, y por otro lado sentir, -aunque parezca un horror- la alegría de que el Padre va a poner orden, nos va a introducir queramos o no en la armonía universal..., entonces siento alegría porque la Justicia del Padre va a traer armonía al cosmos,..., aunque tengamos que ir a la oscuridad más profunda,... ÉL nunca nos abandona, ni aún en la oscuridad, porque (ésta,  también) es una oportunidad de recomenzar”.
En este día por primera vez vimos a Sonia Tabita con su presentación de “El arte mata la mafia” a través de la exhibición en video de dicho espectáculo. Esta niña que hemos visto crecer a lo largo del tiempo, en los viajes de Giorgio a Sudamérica, es la manifestación viva de la dulzura de su madre y la pasión de su padre. Con pena, tuve que retirarme unos minutos porque Fátima no se sentía bien, y no pudimos presenciarlo, pero recojo la impresión de Diego, mi hijo, que no es asiduo concurrente al arca, y sin embargo se sintió conmovido y motivado a actuar en ese sentido, -quizás porque él también encuentra en el teatro su propia forma de expresión y comunicación- le encantó la idea de hacer obras que tengan como sentido la denuncia.
Junto a Giorgio realizó este viaje Oscar Morosini, un joven italiano -de quien hemos escuchado también sus palabras-. Entre sus actividades se cuentan la ayuda a Funima y a la obra del Padre Scordatto, tratando de evitar que los niños de Palermo terminen en las manos de las mafias.
En este punto del encuentro Giorgio, sonriente convocó al escenario a Sonia Alea, quien nos recordó, siempre con su natural espontaneidad y belleza que “… la obra de Giorgio es siempre más grande y más intensa. Nosotros unidos formamos su cuerpo, su alma, su corazón, que nos llevará a ver un mundo mejor, y a dejar a nuestros hijos un mundo mejor. Ya nosotros, pienso,  que lo tenemos ese mundo mejor, -si lo sabemos ver- con la unión que Giorgio nos pide. Los quiero mucho.”
Luego llegarían esas palabras que todos esperábamos, como ese consejo que nos da un padre muy querido, o un buen amigo, llegaría esa enseñanza que no va solo en las palabras sino en la energía que emanan cuando son pronunciadas por Giorgio mismo, ese consuelo y esa guía: “...el universo, la magnitud del universo, la hermandad cósmica que nos ayuda a entender la metafísica espiritual y el corazón de Cristo. El ejemplo de este joven eterno que yo amo y que descubrí hace 2000 años, -quizás le conocí antes-, pero hace 2000 años lo vi encarnado, es el ejemplo del Amor, de la Justicia,... y prometió regresar. Entonces nosotros tenemos que creer, y no dejar de trabajar, sobretodo ahora que va a empezar la Ira de Dios. Tenemos la seguridad de que muchas personas cambiarán, pero la humanidad tiene un destino fatal, tiene que ser destruida; entonces, cuando vayamos a difundir tenemos que ser humildes y tolerantes y decir que los eventos se van a dar porque el hombre eligió el mal, pero que no depende de nosotros, y anunciar que es importante hacer obras. Entrar a ser parte de nuestra obra no significa salvación o ser más, sino solo acompañar la misión de Cristo. La salvación es de acuerdo a las obras. No es importante ni siquiera creer en Cristo, la cosa más importante es luchar, involucrar a la gente en la lucha social y obviamente explicar nuestra fe. Es importante que cuando nos presentamos no imponemos que Dios va a desencadenar su Ira. Lo decimos con tristeza, no gozamos con ella. Es algo que Dios desencadena para evitar que los Justos, o seres inocentes puedan perderse con la humanidad. Cristo dijo en el Evangelio que el Padre acortaría los días para evitar que los elegidos se pierdan.
El primer mandamiento no es creer en Dios o en Cristo, ni siquiera denunciar al anticristo; el primero es la unión entre todos, nuestra amistad, la obra, compartir, discutir, pero al final seguir juntos adelante. Nuestra obra fracasa si nos dividimos, y tendrá un triunfo si seguimos juntos cueste lo que cueste. Por esto tenemos que ser astutos. Nos van a ofrecer muchas cosas en el futuro, hasta cosas que pensamos que van a ser en buenas... Miles de hombres “tocarán el timbre” en las arcas. Esto, (se refiere a la reunión de las arcas), no lo vamos a poder hacer más porque miles y miles pedirán de saber porqué se destruye el mundo, porqué en el cielo aparecen luces, figuras y tantos eventos inexplicables...  Ellos ya saben, no sólo los gobiernos, sino los ciudadanos y cuando empiecen nuestras señales correrán a preguntarnos y nos preguntarán qué pasa. Hasta el último minuto tenemos la obligación de anunciar la Venida de Cristo y no podemos escondernos. Vamos a salir de nuestros hogares para ayudar a los que están sufriendo el castigo de Dios, para ayudarlos a despertar, hasta que baje el Cristo y entonces se termina toda nuestra misión. El Cielo me ha dicho: “Hasta ahora hemos dicho todo lo que teníamos para decir. Ahora ayuda a tus hermanos, pero no con debilidad”.
Sigan la obra en Sicilia, porque desde ahí va a salir algo importante para nuestra obra. Lo tienen que seguir, será algo que traumatizará sus almas con gran sufrimiento. Lo tienen que seguir. Que Dios los bendiga.”
Hablando con relación a los videntes, Giorgio expresó: “En el mundo hay, -no muchos- pero hay otros mensajeros. De acuerdo a las últimas directivas de Cristo, reconocemos a los videntes, contactados y contactistas pero que hacen obras; éste es el discernimiento fundamental para reconocer si una persona es un contactado. No todos tienen que hacer la lucha en contra de la mafia, pero tienen que hacer obras.
Otra cosa que me han dicho es que ellos se presentarán ante cientos de personas, no harán falta contactados, pero el mensaje hay que explicarlo, hay elementos básicos para no equivocarnos. Gracias con tutto il cuore, porque esto que ustedes me trasmiten es un poco lo contrario de lo que yo recibo (en mi lucha contra la mafia). Aumenta mi fe, mi fuerza, mi seguridad. Y hoy Santa Pascua no me siento digno, porque Cristo estuvo sólo, sus hermanos lo abandonaron, pero yo estoy aquí..., el regalo más grande del Padre es que no estoy solo, para mi es muy importante porque me tengo que encontrar cara a cara con el anticristo”.
rosarioabril4Luego del término de esta reunión, a la noche compartimos la cena todos juntos, aunque Giorgio no pudo asistir porque estaba muy cansado. Nosotros hemos sabido por Erika el sacrificio con el que Giorgio hizo este viaje, teniendo afectada su salud, y sufriendo además del dolor permanente que significan los estigmas, fuertes dolores molares.
Al día siguiente celebramos la Pascua, todos juntos en Las Parejas, en un hermoso lugar que parecía resguardarnos de la locura de esta sociedad depredadora y suicida en la que nos encontramos todos inmersos. En un quincho, con grandes ventanales y rodeado de verde, que en cierta forma recordaba aquél “quincho” mucho más humilde en el que nos reuníamos en el 2004, cuando Giorgio llegara a Uruguay.  Giorgio se mostraba deseoso de tocar su música: bellísima, intensa, mágica como muchos definieron su obra misma. Así fue que disfrutamos de su música, y también de la de Sonia Tabita, que tocó una melodía rusa, hermosísima, que sonaba como un regalo a su padre que se deleitaba en cada nota.
Fue el lugar ideal para que Giorgio realizara una comunión con todos. Altamente emotiva, recuerdo ver como hasta los hombres se quebraban dejando caer las lágrimas, conmovidos, en aquel momento sentíamos a Cristo entre nosotros, con nosotros.
Luego llegarían las despedidas, y todos deberíamos bajar de ese nivel de energía tan alta que sentíamos, que respirábamos, caer a tierra, prepararnos para volver a nuestros hogares, y para continuar la batalla, una batalla sin armas, dura, difícil, pero necesaria si creemos verdaderamente en el Retorno de Cristo.
Ya en el ómnibus de regreso, hablábamos sobre el lunes siguiente en que había que preparar la comida, como todos los lunes. Mamá Raquel-, a pesar de su cansancio por el viaje-, dijo que de ninguna manera dejaría de hacerlo. Entonces fue que Fátima, que junto con Camila se habían transformado en las “protectoras” de “mamá Raquel”-, se ofreció a ayudar los lunes en esta actividad de dar un plato de comida caliente a quienes lo necesitan. Al día de hoy hemos podido sumar un día más, -los jueves-, para dar la cena a los que “no tienen”. Somos otros los que realizamos esta tarea, puesto que no podíamos recargar a María del Carmen, Raquel o Matilde, y contamos con la colaboración de una de mis hijas mayores, Karina –ella no concurre a la asociación Un Punto en el Infinito-, pero cocina con mucho amor en casa, ya que por sus actividades, y por su hijo pequeño no puede hacerlo en nuestro local. Realiza la base de la comida, “el tuco” y que luego nosotros completamos, hervimos la pasta. Fátima, desde ese momento nos acompaña también todos los jueves, recibe a las personas que van llegando a buscar la comida, les entrega los números, los escucha y les entrega el alimento. Para mi, a pesar de que ya conozco la belleza de su alma, es hermoso verla en acción, en interrelación con las personas que llegan. Éste es un “pequeño gran fruto” de ese viaje a Rosario, sin duda habrá muchos otros, y por ello debemos agradecer la hermosa oportunidad que la vida nos da. Gracias Giorgio, por encontrarnos, por guiarnos, por volver a estas tierras, por ser nuestro amigo.
Habría muchas más anécdotas, más vivencias que contar, pero he tratado de hacer solo un extracto para el registro y el recuerdo de estos momentos tan valiosos para todos.
rosarioabril5
Con amor,
Adriana Navarro.
Corrector Domingo Silva.
Montevideo, 7 de setiembre de 2014.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139