Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски
domingoyadrianaPor Adriana Navarro y Domingo Silva
Estos últimos meses del año han sido muy intensos en lo que a la obra se refiere, especialmente en cuanto a las actividades en las que está directamente involucrado Giorgio Bongiovanni. Él mismo había requerido la presencia de Georges Almendras para los eventos que se darían durante el mes de julio en Italia, especialmente en lo que tiene que ver con antimafia, ya que es el momento en que se recuerda a los mártires de la mafia en este país.
Nosotros aquí en Montevideo aguardaríamos la llegada de Georges Almendras luego de su estadía en Italia, y le solicitamos que viniera a contarnos cómo fueron esos días allí, y más precisamente en Palermo, queríamos vivenciarlos a través de él, para tener una mayor comprensión del desarrollo de los acontecimientos.
Algunos habíamos escuchado vía streaming -desde la ciudad de Fray Bentos, oportunidad en la que viajamos para reunirnos con el arca de esta ciudad-,  la transmisión del evento del 18 de julio de 2014 en la Facultad de Jurisprudencia de Palermo, titulado: “Un país sin verdad” (Un Paese senza veritá).
 
El día 11 de agosto  del 2014, reunidos todos –el arca de Montevideo- escuchamos atentamente el relato de Georges, para intentar comprender más claramente todo ese entramado Mafia-Estado, Estado-Mafia, que tiene como escenario central Italia.
 
“Este viaje tuvo dos partes, yo participé sólo en la primera, en la segunda no, que fue el viaje a Inglaterra. El viaje a Palermo fue la parte central, el homenaje a Paolo Borsellino ya es algo tradicional en Antimafia Duemila. Ésta organizó todo junto al movimiento Agendas Rojas, que lidera el tema de Paolo Borsellino para que apoyen, para que se aclare quién robó el portafolio de Paolo, que aparece luego en el lugar de los hechos pero sin la agenda roja”.
 
Es importante recordar que el portafolio del juez asesinado Paolo Borsellino fue retirado y vuelto a poner en la escena del crimen, pero sin su agenda, en la que él realizaba sus anotaciones, que se consideran de vital importancia, con respecto a sus investigaciones, que nos llevarían a saber, qué descubrieron Giovanni Falcone y Paolo Borsellino acerca de, -en definitiva- las relaciones entre la mafia y el estado.
 
“Antimafia Duemila, está trabajando en forma conjunta, con el movimiento Agendas Rojas; hay una relación entre  Borsellino y  Antimafia 2000. Salvatore ya es un anciano, es un hombre mayor sostenido por jóvenes, pero tiene un encono especial con el Estado Italiano. Quiero aclarar, la mafia desde el año 1989, comenzó a tener un fuerte acercamiento a las instituciones, empezó a tener un nexo muy fuerte con el estado italiano -que es precisamente, lo que descubrió Giovanni Falcone-. Entonces Giovanni pone en su contra a la mafia y la mafia pide – es la ideóloga del asesinato-, apoyo logístico al Estado y éste es quien aporta los explosivos para el asesinato, éste apoya a la mafia para volar en pedazos a Falcone. Y la mafia cumple su cometido. Pero, acá viene la parte más denigrante para el estado italiano  -se están poniendo en riesgo las caras más importantes del estado, carabinieris, etc., etc. -  y es que entonces el estado italiano será el ideólogo del asesinato de Paolo Borsellino, se lo pide a la mafia a cambio de ciertas prebendas, por eso hoy se habla de crimen de Estado. Busca a la mafia, busca la ayuda de Totó Riina, y Riina dice: “pero están festejando el asesinato de Falcone y nos piden..., no nos conviene”...
Pero como es el Estado que pide que el autor sea Cosa Nostra, es decir piden matar a Borsellino, la mafia cumple el pedido. Y nadie imaginaba que esto se iba a ventilar 20 años después.
En el Palermo de hoy, Antimafia Duemila sirve de apoyo logístico a Nino Di Matteo junto con el diario  Il Fatto Quotidiano. Ambos apoyan a Nino Di Matteo, pero la mayoría  de la prensa no.  La prensa está dividida y el apoyo de la gente es parcial.  La gente de Palermo vive su siesta cotidiana,  su turismo, sus quehaceres,  y el sistema político formalmente hace actos en contra de la mafia, pero es algo light. Giorgio Napolitano habla en contra de la mafia, pero él  entiende que el Estado tiene que salvaguardar todo tipo de situaciones que pongan en riesgo la imagen del Estado Italiano.  Crucifica la verdad para salvaguardar al Estado. Si el proceso continúa – el juicio Tratativa Estado-Mafia-, va a comenzar a exponer las caras que tuvieron que ver con los atentados.”
 
En Palermo es donde se desarrolla este juicio sobre la Tratativa Estado-Mafia, es decir según el resultado de este juicio, se podrá demostrar cómo hombres del gobierno han pactado con la mafia, cómo recurren uno al otro, el Estado a la mafia y la mafia al Estado, y  cómo se han extorsionado mutuamente. A su vez, igual que el efecto que se produce cuando se golpea una pequeña ficha de dominó, que comienza a derribar todas las demás, así puede ocurrir si comenzaran a salir a la luz nombres de personajes públicos, poderosos, integrantes del gobierno, o de otros poderes, incluso el religioso, revelándose una gran cadena de corrupción, que en definitiva es la que determina la existencia de un sistema corrupto, que solo produce infelicidad e injusticia.
 
Actualmente uno de los hombres más comprometidos en este juicio es Nino Di Matteo, que junto a otros magistrados, buscan valientemente llegar a la verdad.
 
Georges tuvo la oportunidad de presenciar las declaraciones durante una de las audiencias de este proceso durante su reciente estadía.
 
“El que corre más riesgo es Nino Di Matteo. Lo conocí personalmente, nos recibió, a mi, a Giorgio, Juan Alberto, y a los dos jóvenes Patricio Alod y Matías Guffanti. Es un hombre joven, de rostro aindiado, muy simple, muy bueno, de mirada transparente, y hasta tiene un dejo de indígena americano; es un guerrero. Tiene que pelear a varias puntas.
Prácticamente, tiene un concepto y un sentido muy elevado y muy profundo  de la justicia y de  la verdad, una gran ética en ese sentido. En Vía D´Amelio no aceptó diálogo con la prensa, subió y dio un discurso muy fuerte: “...De nada sirven los homenajes si no se respeta el trabajo de Paolo”.
Entonces, Palermo vive su rutina, pero Antimafia vive un proceso distinto, ...hay varias asociaciones civiles que apoyan a Nino. El proceso se lleva también con apoyos civiles, como el movimiento de las Agendas Rojas, el movimiento civil de Scorta Cívica, la asociación cultural Falcone-Borsellino, etc, y con el apoyo de Antonio Ingroia, que es una figura  emblemática,  pues si bien ahora no es magistrado, antes, fue el principal involucrado en las investigaciones y fue “alma de Paolo Borsellino”;  uno de los principales jueces que estuvo investigando lo de la agenda roja, alumno de los jueces asesinados. Entonces Antonio Ingroia tiene un problema muy personal y por eso busca la verdad, por eso quiere ayudar.  Y esto está en un estado culminante porque  poco a poco van llegando datos a Nino Di Matteo, aportados por Antimafia Duemila y otros.  Pero -quiero explicar bien-, irónicamente, los interrogatorios que hacen en este proceso, se han hecho en el mismo bunker en que se llevó a cabo el maxiproceso. O sea que,  la toma de las declaraciones de los testigos en los días que estuve, se hizo en la sala bunker de la cárcel de Ucciardone.  Es una cárcel antigua, donde  en el 86, en el costado se construyó un bunker a prueba de balas, de bombas, misiles.  En esa misma sala se realiza el proceso actual y ahí entramos con Matías Guffanti. Y está intacta, como en el 86, la misma sala, el mismo crucifijo inmenso y se siente la vibración porque ahí en el 86,- donde nos sentamos, arriba-, se sentaban los familiares de los trescientos y pico de mafiosos y abajo estaban los presos. La única diferencia que hay con aquél entonces, son las cámaras y la parte de vidrios blindados.
Ese día que fuimos, los cuatro fiscales  que están con Nino Di Matteo tomaron declaraciones  a fiscales del Estado por estos temas, para demostrar que una de las personas imputadas, el ex Ministro del Interior, Nicola Mancino, pidió a amigos del gobierno de Giorgio Napolitano,-entre ellos a Giorgio Napolitano-  que “muevan los piolines” para sacar del medio a Nino Di Matteo, que hagan lo posible por sacarlo de la investigación. Los jefes de Di Matteo mandaron mails, y en el 2013 la prensa publicó esos mails, (Il Fatto Quotidiano) más las escuchas telefónicas, y entonces Di Matteo se juega el todo por el todo y cita a declarar a sus jefes y al secretario personal de Giorgio Napolitano.
Nosotros estuvimos ahí y advertimos entonces el grado de hipocresía, de alto nivel, que se maneja en ese ambiente, todos estaban nerviosos y negaban todo: “No recuerdo hacer esa llamada”, “No, yo no hablé con nadie, hablé con fulano pero no sabía que era fulano”. Era un cinismo tan grande que a Di Matteo, en un momento lo sacan de sus casillas y entonces dice: “¿Usted me está negando esto? ¿Entonces por qué dos días después le llega la respuesta, y por qué entonces deslinda responsabilidades públicamente en la prensa?”.
Nino Di Matteo se jugó una parada muy complicada, llamar a sus jefes a declarar.
Giorgio hizo una intervención muy breve.
Ese diálogo fue toda la mañana y los jefes mafiosos –Riina y otros- escuchaban por streaming, -porque tienen la obligación de escuchar-, y entonces en determinado momento se ve a Totó  Riina, desde la cárcel; -el abogado de Riina- que pide la palabra y pregunta: “Mi defendido y yo queremos saber ¿qué tiene que ver esto con nosotros?”. El presidente del Tribunal contesta que es un tema colateral. El abogado buscaba hábilmente poner “a salvo” a Riina, poner en evidencia todo eso, para que se vea el entramado.
Y hay otra anécdota. El día 18 de julio en la mañana hubo un homenaje a Paolo Borsellino en el Palacio de Justicia de Palermo, estaban los jueces antimafia, estaba el Juez Roberto Scarpinato,  y el hijo de Paolo Borsellino, que tiene un alto rango en la policía. Di Matteo tiene que enfrentar varios frentes, porque tiene que ir en contra de las sutilezas de sus colegas, que por envidia, por rabia,  lo miran hasta con asco. Entonces él concurrió con sus guardaespaldas –tiene 12-, estuvo unos minutos y se fue. Ya es algo público que Giorgio Bongiovanni lo apoya, que está muy vinculado a Di Matteo, entonces los fiscales que odian a Di Matteo, odian a Giorgio; entonces hemos visto como algunos saludan a Giorgio –entre los magistrados-, pero otros no,  y otros apenas dicen “buenas tardes”. Por eso la hipocresía que reina en ese ambiente es tremenda.
Di Matteo cuenta con doce agentes de escolta, que le protegen a él y a su familia permanentemente.
Hablaron con él Matías Guffanti y Patricio Alod, que se emocionó muchísimo. Di Matteo se puso contento, agradeció que Uruguay y Argentina lo apoyaran. Dijo que la impunidad es un mal que está entrando en el Estado y que tenemos que combatir.  Vimos que  tiene una profunda devoción a Giorgio y a Lorenzo Baldo, aunque sabe que eso puede caer mal a otros colegas. Sabe también que Giorgio no pacta con nadie, como otros periodistas. Cuando dijo que la impunidad es un mal que está entrando en el Estado, yo lo asocié a lo que pasa en otras partes, como el Estado uruguayo con respecto a la violación de los derechos humanos”.
 
Georges nos cuenta también que en Nápoles hay otros jueces llevando a cabo esta lucha antimafia, y todos están con guardia, porque están amenazados de muerte.
 
...“También conocí a Don Ciotti que realizó el casamiento de Beatrice, un casamiento un poco distante del religioso. Es un cura antimafia, que ha fundado la Asociacion Libera (http://www.libera.it/flex/cm/pages/ServeBLOB.php/L/IT/IDPagina/1132) que también  tiene guardaespaldas. Una maravilla de persona que vive amenazada de muerte”.
“En Catania Giorgio nos llevó a una ciudad balnearia –Guida- que él iba de niño con Saro Pavone y Tino Favazza, nos llevó al río Alcántara, de aguas transparentes y allí nos mostró el lugar, en el que Eugenio Siragusa en el año 1979 los bautizó.
 Saro Pavone, como Santo Tomás, quería ver para creer, y en ese lugar entonces,  él vio una nave, y llamaba a todos los que estaban con él, para que la vieran.  Ahora estábamos con nuestros hijos, con una nueva generación de la Obra, con otra generación de jóvenes de la obra.
En fin, se habló un poco de aquellos años.”...
Después se fueron para Inglaterra y yo me vine para acá.
Giorgio vive una vida muy estresada, y quienes le rodean también. Están preparando una reunión con Pordenone donde van a llevar una virgen de Fátima. Las jornadas fueron muy cansadora, y con el calor, peor. Esta vez no llegué a Sant´Elpidio a Mare. Me alojé en la redacción con varios y luego en un convento. Fuimos a un balneario más barato que Punta del Este, y más barato incluso que acá, las sombrillas 5 euros, y en las playas mucha gente. El setenta por ciento son italianos, y hay muchos vendedores ambulantes que son negros, y la policía los agarra de forma violenta, y allá la gente ni da bolilla, -molestan, y no es como acá que se produce un cordón de defensa-, es  muy triste ver eso, los milicos corriendo a todos ellos. El turista no se entera de que existe la mafia.
En los balnearios no existe el “pizzo” porque a la mafia le interesa el turismo, pero en Palermo sí, lamentablemente es una regla, se cobra el pizzo a todos los negocios establecidos y hasta los vendedores ambulantes, los pasteleros, etcétera. A los puestos les cobran 15 y 20 euros por día. Es un impuesto colateral al Estado y si no lo pagas, al tercer día vienen y te prenden fuego. La mafia tiene una red de informantes y de observadores que ni la policía la tiene. Conocen los movimientos financieros que tú haces. Esto no es legal, pero el Estado no se mete con el pizzo, se mete cuando alguien denuncia a la justicia. A una empresaria conocida de Giorgio, el Estado le puso una custodia en su casa, y a quien ella denunció, está libre”. 
 
Es así entonces que esta persona se deber cruzar a diario, con quien fuera acusado por ella, y seguramente también vivir a diario con el miedo de saber amenazada su vida y la de su familia.
Esta es una de las consecuencias de la existencia de los sistemas criminales organizados y de la corrupción a nivel de Estado, que repercuten en la vida de todos, todos los días, y en todas partes del mundo. En algunos lugares generando guerras, destrucción y muerte, y en otros, generando el miedo, el silencio, convirtiéndonos en hipócritas, denigrándonos como seres humanos, convirtiéndonos en víctimas de la mafia, de asesinos que también por miedo o ambición han optado por seguir valores nefastos y han condenado su espíritu. Lamentablemente esto es parte del mundo en el que vivimos, y en el que viven nuestros hijos y nuestros nietos, y no ocurre sólo en Italia, ocurre en todas partes de este planeta.
 
Montevideo, 29 de octubre de 2014.
Adriana Navarro.
Domingo Silva.

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139