Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

Vincere-con-Cristo1aPor Sandra De Marco

Fátima 2014. Un sol otoñal que aún necesita acariciar los rostros y las cosas, deja que sus rayos, de costado, iluminen un nuevo prodigio divino. Una cruz de sangre aparece en la frente de Su Servidor; envueltos por el manto de la Santísima Madre, alrededor de un nuevo Calvario, se arrodillan, en posición de oración, Sus discípulos y hermanos: la enésima llamada, otro sacrificio ofrecido por nuestra salvación...

Solo algunos instantes y el resplandor de los reflectores ya se eleva en el asfalto ardiente y polvoriento de las plazas de Palermo, hasta las de Asunción, para acompañar Su grito de justicia a los pies del Omnipotente. Desde las orillas opuestas del Océano sus soldados toman posición espada en mano, en defensa de los justos y de los más débiles, a causa del nuevo mártir que ha caído, mientras que al día siguiente lucharán para evitar que ocurra una masacre que ya ha sido anunciada...

Llega la noche, pero el indómito guerrero no conoce tregua y se hace cargo de innumerables trabajos, transformándolos en fuerza... Sobre el manto asfaltado que transpira el rostro podrido de una humanidad derrotada, se reflejan las noches sin estrellas que hacen helar la sangre. En una carrera en contra del tiempo y de las distancias, su cuerpo martirizado se alza una vez más y superando todo el cansancio comenzando su nueva batalla...

Pocos instantes y los primeros claros del alba comienzan a trazar un nuevo itinerario, refugiados por una noche que ya ha quedado abandonada a la indiferencia y a la ignavia de quienes ya no sienten piedad, ni remordimiento. Y así se abren las puertas de un arca, luego de otra y de otra más y las de todos los corazones que esperan deseosos escucharlo y seguirlo en su lucha en contra del mal. Siempre dispuesto a socorrer, para consolar, para levantar la cruz de quienes han abierto su corazón, dispuestos a recibir hasta lo que no esperan: la Verdad más grande jamás anunciada desde la noche de los tiempos, hasta la voz de un Dios infinitamente justo al que ya nadie busca ni quiere.

Un amor inmenso, incondicional, un amor ilimitado; una entrega total de si mismo por aquellos que han elegido el camino de la redención, por todos los hombres que caen, que se levantan y que no se rinden, por los que sienten vergüenza por sus pecados y miserias no tienen vergüenza de arrepentirse ante el Señor.

Un amor sorprendente frente a las muchas debilidades humanas, a los miedos más recónditos; fragmentos y rayos de luz divina que conviven, se superponen, se entrelazan hasta suscitar un dolor incontrolable, ese sentimiento vehemente e inquieto que desde la profundidad del corazón impulsa prepotentemente al hombre  hacia un nuevo renacimiento: el cambio.

Será la impetuosidad, la vitalidad de un Amor arrasador y desacralizador lo que desentierre el trágico recuerdo de un pacto violado, lo que provoque el deseo, incluso a costa de la vida, de un nuevo encuentro con Dios, después de muchos años de distancia.

Y así se revela, día a día, el rostro de un Dios que logra hacer germinar hasta el corazón más árido entre las ruinas de este mundo, un océano de ternura que abre una brecha en la corteza de nuestro orgullo y de nuestra autosuficiencia, que siente más alegría por un pecador que se convierte que por cien justos que ya gozan del premio de su fidelidad al Cordero.

El rostro de un Dios hecho Hombre que llora lágrimas de alegría y de dolor, dispuesto incluso a ser traicionado, pero que se conmueve ante el arrepentimiento, que perdona los pecados y las carencias de quienes aún están dispuestos a dejar todo para seguirlo.

Hoy, como en aquel entonces, ha llegado Juan el Bautista para predicar en el desierto de Judea, diciendo: “El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el Evangelio” (Marcos 1;15).

No podemos fingir, ignorar la puerta angosta que nos ha indicado el Maestro, ni alejar con presunción cualquier certeza, buscando una salida menos difícil, o a un Señor que no nos pida nada o que nos de siempre la razón; o, aún peor, perseverar en ese arrepentimiento típicamente católico. Pero, por más que el maligno quiera hacernos creer lo contrario, el tiempo apremia, el Rey de los Ejércitos está por regresar y Su Justicia será implacable, no solo para los impíos, para los asesinos de la vida y para los tibios. Lo será también para aquellos que han respondido a la Llamada, que se han jactado orgullosamente de haber visto y tocado, que se han sentido incluso merecedores de la divina benevolencia, para luego seguir siendo los de siempre, cómodamente encadenados a sus miedos y a la más absurda lógica humana.

12 DE SEPTIEMBRE DE 2014 – PORDENONE

Giorgio:Hace poco le decía a Lorenzo, nuestro maestro de artes marciales, que incluso yo me sorprendo por lo que ocurre en mi vida, en el sentido humano, porque espiritualmente estoy preparado para esta misión. Yo sabía lo que iba a ocurrir, tal vez vosotros lo habíais intuido. Glorifiqué a la Virgen cuando me apareció esta Señal en la frente, de la que me siento honrado. Sabía que duraría algunos días, es más, me sorprendí por haber vuelto hasta aquí, donde vosotros, con la Señal. Pensé que todo ocurriría en Fátima y que lo documentaría con fotos, en cambio permaneció visible durante una semana completa para luego desvanecerse en la última sangración de los estigmas. Es importante que vivamos estas señales y es de lo que os hablaré hoy.

Por la tarde, me encontraba en el arca, y oí a Antonella, que estaba sola en el jardín, que exclamaba: “¡Qué bonito! ¡Qué bonito!”. Por un instante me pregunté si había enloquecido, luego vi que una familia de cerbatillos se arrimó a la ventana. Si, vinieron a visitarme (digo “visitarme” porque comprendí la señal). Salí y asistí a una escena estupenda: los cuatro se acercaron a la estatua de la Virgen, rumiando un poco de césped, mientras que un cachorro incluso se recostó. Di unos pasos hacia ellos y pedí a quienes estaban presentes que sacaran fotos. Fue una señal maravillosa, toda una familia, aquí en el arca. Es una señal de Dios, yo se lo que me querían decir. Es un mensaje realmente bonito. Los cerbatillos son animales muy tímidos y miedosos, en cambio estos se movían con una familiaridad increible. Sentían nuestra presencia, sobre todo la de la Virgen. Como sabéis estuve en Fátima. Esta noche, al regresar a vuestros hogares, o mañana por la mañana, os pido que leais el mensaje “La señal de Fátima y el Apocalípsis de Juan 25 años después” http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2014/5512-la-senal-de-fatima-y-el-apocalipsis-de-juan-25-anos-despues.html, en el que cuento toda mi experiencia en una forma más detallada de lo que os he adelantado. Os invito a leer además la entrevista exclusiva mundial que me concedió Sor Sofía, una de las asistentes de Sor Lucía. En la misma publico una foto inédita que obtuve en el monasterio, en la que se ve a Sor Lucía, la vidente de Fátima más famosa del mundo, mientras apoya su mano en el hombro de Sor Sofía, y esa es la prueba de que era realmente su asistente. Allí encontraréis las fotografías tomadas en el monasterio, frente a la reja a través de la cual Sor Sofía me concedió la entrevista. La Virgen me envió a Fátima para darme la Señal en la frente, la misma que habéis visto todos, y para darme un mensaje. Un mensaje que pasaba incluso a través de esta monja diminuta, humilde, sencilla y dulce. Lo más extraordinario es que la monja no es una de nosotros, es decir que es muy devota a la Iglesia, que nadie se la toque, y en su ingenuidad y pureza le confía todo, cualquier cosa. Ante mis preguntas incisivas nunca llegó a responderme que llegará el fin del mundo, ni habló de catástrofes o del Retorno de Cristo. Respondía: “Nosotros no podemos decir nada, el Papa (la Iglesia) tiene que interpretar todo. No podemos pronunciarnos, lo único que tenemos que hacer es rezar, tener esperanza en que la misericordia de Dios ponga fin a todo el mal del mundo”. Detrás de estas aparentes contradicciones, que forman parte de la ortodoxia de las monjas de clausura que sirven al Papa y a la Iglesia católica, encontré una extraordinaria coherencia. Eran frases pronunciadas por una de las responsables del monasterio en el que durante cincuenta años vivió Sor Lucía Dos Santos, yo no las comparto, pero son coherentes con la línea de la devoción y consagración que estas hermanas carmelitas han dado a la Iglesia. Es precisamente esto lo que hace grande al mensaje que me dio Sor Sofía. Frente a mis preguntas ella afirmaba que, si bien todo tiene que ser interpretado por la Iglesia y por el Papa (también Sor Lucía le confiaba todo a él), en el secreto de Fátima Lucía escribió otras cosas, y todo lo que fue divulgado en el libro (Un camino bajo la mirada de María) es cierto.

Cuando le pregunté si en estas memorias biográficas había escrito que, antes de que Lucía escribiera a mano el Secreto de Fátima la Virgen se le había aparecido, me respondió que si, y honestamente, esto es algo que también había sido publicado por dichos diarios inéditos y secretos.

Confirmando lo que escribió Lucía en 1944, afirmó que se trata además de una visión apocalíptica, cincuenta y cinco años más tarde, yo iría a Fátima y repetiría esas mismas frases. En la visión oficial publicada por la Iglesia católica, Lucía Dos Santos describe el Tercer Secreto de Fátima. A la que ahora se le agrega una parte a la que tenéis que prestar mucha atención porque es la parte esencial del Secreto, el motivo principal por el que el 2 de Septiembre de este año la Virgen me pidió que hiciera este viaje. En la primera visión Lucía y los dos pastorcillos vieron a un ángel con una espada en llamas, las que, por orden de Dios, están por ser catapultadas hacia la Tierra para destruir al mundo. Pero las mismas son detenidas por la mano de la Virgen quien intercede para que esto no ocurra, mientras que el ángel de la justicia de Dios grita: “¡Penitencia, penitencia, penitencia!”. En cambio en la visión que tuvo en Enero de 1944 Lucía vio la llama de Dios que se proyecta sobre la Tierra, tocando el eje magnético y provocando la destrucción de naciones enteras. Muy lejos de la hipocresía católica Sor Sofía reconoció la gran diferencia entre ambas versiones, en su pureza le confía la interpretación al Papa, pero honestamente confirma que lo que escribió Lucía es verdad. Después de su muerte sus asistentes recuperaron estas memorias de los cajones que habían quedado cerrados con llave. Y es éste el milagro de la Virgen: nadie pudo detener a esta mujer. ¡Éste es el Secreto de Fátima! Las serpientes que están en el Vaticano habrían podido ocultar, o hasta incluso destruir las cartas, y en cambio nadie pudo impedirlo. De hecho Lucía no mintió. En la primera visión sigue habiendo la posibilidad de que si la humanidad se arrepiente, las llamas de Dios que castigan al mundo sean detenidas por la mano de la Virgen; en la segunda visión, si no fueran escuchadas Sus advertencias, la llama de Dios se proyectará sobre la Tierra. Espero que podais comprender profundamente todo esto. Lucía de Fátima es la vidente más importante del mundo, así como lo fue Bernadette Soubirous (la vidente de Lourdes), a pesar de las muchas contradicciones que tuvo al tomar decisiones personales. Ésta es una gran verdad: ella vio la justicia de Dios y lo escribió en el Secreto de Fátima, usando el mismo lenguaje de los mensajes que la Virgen nos ha transmitido: la llama del Padre que se proyecta sobre la Tierra y que toca el eje magnético será el gran castigo que Dios les impondrá a los hombres. Confiarle al Papa la interpretación no es más que el fruto de su obediencia. El hecho de que yo haya podido entrevistar, filmar y fotografiar a una monja de clausura ya es un milagro en si; por ese simple hecho podrían  haberla echado del convento, pero eso no ocurrió porque fue la Virgen la que permitió todo esto.

Además Sofía confirma la presencia de miles de páginas del diario secreto de Lucía y que ella es su custodia, pero que todavía no han sido publicadas a causa del proceso de beatificación que está en curso; al final del mismo, según ella asegura, se darán a conocer a todo el mundo. Creo que esta mujercita tiene una misión muy grande, parece una niña, pero tiene una potencia muy grande. Me encariñé mucho con ella, a pesar de que no comparto absolutamente nada de esta restricción, el ser moderados y restar importancia a los acontecimientos, pero reconozco que forma parte de un acto de devoción, y más allá del mismo veo una gran sinceridad y honestidad. ¡El mensaje de Fátima es ese! Y es el motivo principal por el que fui a Fátima: la Virgen me dijo que a Lucía le había revelado lo que yo grito alrededor del mundo desde hace más de veinticinco años. Este mensaje nunca antes había sido publicado porque dentro del Vaticano está el anticristo, que niega el Retorno de Cristo y Su inminente justicia. Desde el momento que soy aquel que tendrá que desenmascarar al anticristo yo lo saqué a la luz. Fui llamado por la Virgen, que me hizo llegar este libro publicado por las hermanas carmelitas descalzas. Un libro divulgado en italiano, castellano e inglés, pero que paradójicamente en el monasterio de Fátima, adonde llegan millones de devotos por año, todavía no está. ¿Cómo puede ser? ¿Acaso tienen miedo? ¡Serpientes! Se lo hicieron publicar a las hermanas carmelitas descalzas, a pesar de todas las editoriales con las que cuenta el Vaticano. El Papa tendría que dar una conferencia de prensa y anunciar la publicación de los diarios secretos. En las próximas conferencias divulgaré el mensaje de Fátima que viene de manos de Sor Lucía, es decir, el antecedente de dicho mensaje, no en la versión de Giorgio Bongiovanni, que para muchos es un exagerado, un charlatán y un blasfemo como para muchos lo era un tal Jesús Cristo hace dos mil años.

P: ¿Cómo es posible que todo esto haya sido permitido?

G: Mi opinión es la siguiente: el Papa se ha arrepentido. Joseph Ratzinger, que ahora vive su nueva vida de Pontífice emérito en el Vaticano, según creo sigue siendo muy poderoso. Con las conexiones  de hombres de poder del Vaticano y el consentimiento tácito del Papa Francisco, él permitió que todo esto saliera a la luz. La primera señal de arrepentimiento la tuvimos con su renuncia y por ello ahora le odian y tiene muchos enemigos. En Junio de 2000 él fue quien redactó el Tercer Secreto de Fátima. Ratzinger mismo fue quien explicó en vivo y en directo, en la Sala de Prensa del Vaticano, el mensaje de Fátima manipulado, incompleto. Creo que él conoce todas las cartas de Lucía, pero el hecho de tener gente en contra no le garantizó el sustento financiero ideal. El Papa es el hombre más rico del mundo, pero al haber renunciado, por más que haya sido un caso único, se convirtió en un pobre desgraciado, ya no administra los miles de millones en dinero con los que cuenta el Vaticano. Estoy convencido de que es así y quiero demostrarlo: le pediré una audiencia al Papa Ratzinger, no a Francisco, que es extraordinario, grande, excepcional, y a quien quiero mucho. Este último no me necesita y ni siquiera creo que quiera reunirse conmigo. Yo soy un desconforme y siempre estoy con los más débiles, por lo tanto iré a verlo y si me recibe le pediré que me conceda una entrevista. Estoy convencido de que es el autor de esta extraordinaria revelación. Nos dio algunas señales ya antes de su renuncia, así como en la entrevista que concedió en el avión que lo llevaba a Lisboa, durante su peregrinaje a Fátima, en el que declaró que el Tercer Secreto de Fátima anuncia el pecado del mundo, pero sobre todo el pecado dentro de la Iglesia: “En cuanto a las novedades que podemos descubrir hoy en este mensaje, es también que no sólo de fuera vienen los ataques al Papa y a la Iglesia, sino que los sufrimientos de la misma derivan precisamente de su seno, del pecado que existe en la Iglesia. También esto se ha sabido siempre, pero hoy lo vemos de modo realmente tremendo: que la mayor persecución de la Iglesia no procede de los enemigos externos, sino que nace del pecado en la Iglesia y que la Iglesia, por tanto, tiene una profunda necesidad de volver a aprender la penitencia, de aceptar la purificación, de aprender, por una parte, el perdón, pero también la necesidad de la justicia. El perdón no sustituye la justicia”... Son palabras de fuego. Muy pronto publicaré un libro con la señal de Fátima y el Apocalípsis de Juan, veinticinco años después. En el mismo se encontrarán todos los mensajes que el Cielo nos ha transmitido primero a Eugenio y luego a mi, sobre el desplazamiento del eje polar, incluidas las fotografías que ya he publicado en mi página de internet, la Segunda Venida de Cristo, el contacto con los Seres celestes, la Tercera Guerra Mundial y la crisis de la apostasía de la Iglesia. Este es el Mensaje de Fátima, todos los argumentos que las serpientes del Vaticano han ocultado, pero que Lucía, después de su muerte confirmó con la salida a la luz de sus escritos.

P: ¿La Atlántida volverá a surgir?

G:Después. El eje polar magnético se desplazará unos 45 º. El Polo Norte será el centro del Océano Atlántico y el Océano Atlántico será el Polo Norte. El Polo Sur será Australia, que quedará completamente aplastada. El Ecuador estará en el Sur de Argentina, donde se morirán de calor. Los límites del Círculo Polar Ártico estarán en Europa, España quedará lindante con el mismo y en

Italia se alcanzarán los -30º C, o -40º C durante siete u ocho meses al año. Mucha gente morirá, el clima que habrá en Sicilia será el que actualmente existe en Alemania, mientras que en Rusia se cultivarán los cítricos (mandarinas, naranjas, etc.). En la Siberia se derretirán los glaciares, toda la costa occidental de los Estados Unidos quedará sepultada por el hielo, así como toda la costa occidental de Europa, hasta Florencia, que pasará a ser como Reykjavík, la capital de Islandia.

P: ¿Dónde nacerá el sol?

G: El Sol nacerá siempre en el Este. En cambio lo que cambiará será el movimiento de la Tierra que gira alrededor del Sol. Al cambiar el eje magnético por consiguiente se modifica la temperatura.

P: Por lo tanto no cambiará el movimiento de la Tierra.

G:No, lo que cambiará será la temperatura. Actualmente en los lugares que hay temperaturas cálidas pasará a haber un frío polar, en los lugares que hay frío glacial habrá un calor insoportable. Esta inversión involucrará a Europa (Inglaterra, Francia, el Norte de Italia, España y el Norte de África), a toda la costa de los Estados Unidos y al continente australiano, mientras que el Desierto del Sahara será invadido por el hielo.

P: ¿Será algo muy repentino?

G:Si, pero no será de un día para el otro.

Ahora os leo el hermoso mensaje que recibí en Fátima:

DEL CIELO A LA TIERRA

ESENCIAS DIVINAS PARA LOS SERVIDORES DE CRISTO

EL TIEMPO DEL HIJO DEL HOMBRE, EL MESÍAS JESÚS CRISTO, Y EL TIEMPO DE SU PADRE ADONAY, PADRE DE TODOS NOSOTROS, HA LLEGADO.
LOS PRODIGIOS DE FÁTIMA Y LAS PROFECÍAS DE LA SANTA VIRGEN LO CONFIRMAN.
PREPARAOS Y CUIDAOS. QUÉ LA UNIÓN, LA FE Y EL SERVICIO SEAN EL PAN COTIDIANO DE VUESTRA VIDA. VOSOTROS, POR VOLUNTAD DEL ALTÍSIMO, ESTAIS CONTENIDOS EN EL CUERPO MÍSTICO DE CRISTO, DONDE LOS JUSTOS Y LOS ELEGIDOS VIVEN EN PAZ Y ARMONÍA.
CUIDAOS. RENUNCIAD A SATANÁS Y A TODO AQUELLO QUE QUIERE DEPRIMIROS, ATORMENTAROS POR LA INSATISFACCIÓN Y POR LOS SENTIMIENTOS MATERIALES.
NOSOTROS, CON TODO EL AMOR DE DIOS, MANIFESTAMOS ENTRE VOSOTROS LOS SIGNOS DE NUESTRA PRESENCIA A TRAVÉS DEL ESCOGIDO DE CRISTO QUE LLEVA LOS SIGNOS DE SU PASIÓN EN LA CRUZ.
ÉL Y TODOS VOSOTROS ESTÁIS DESIGNADOS PARA ANUNCIAR EL RETORNO GLORIOSO DE JESÚS Y LA SANTÍSIMA MADRE OS PROTEGE CON EL MANTO SAGRADO.
CUIDAOS Y PREPARAOS, EL MILAGRO CONTENIDO EN EL SECRETO DE FÁTIMA Y SUS PROFECÍAS NO SE HAN CUMPLIDO DEL TODO TODAVÍA. EL PASTORCILLO RENACIDO EN ESTE TIEMPO, VIDENTE DE LA CELESTE MADRE MYRIAM, SERÁ EL INSTRUMENTO DEL ÚLTIMO PRODIGIO DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA QUE MANIFESTAREMOS AL MUNDO POCO TIEMPO ANTES DE QUE CRISTO DESGARRE LOS CIELOS.
¡SI! EL GRAN SIGNO QUE HARÁ TEMBLAR LAS VENAS EN LOS PULSOS DE LOS ENEMIGOS DE CRISTO Y QUE HARÁ EXULTAR DE ALEGRÍA A LOS ELEGIDOS Y A LOS LLAMADOS QUE GLORIFICARÁN A DIOS.
¡CUIDAOS!
¡PAZ!
SOY EL ARCÁNGEL SOLAR DE LA ANUNCIACIÓN.

Fátima (Portugal)

3 de Septiembre de 2014. 12:00 horas

El pastorcillo de Fátima será instrumento de la última señal que Fátima todavía no ha dado: esta es la revelación No diré cuál será.  La cruz (cuando Cristo desgarre los Cielos) no es el prodigio de Fátima. Antes de ello habrá otro milagro, anunciado por el Arcángel Gabriel, que quiere hacer la Virgen a través mío y que todo el mundo lo podrá ver. No se puede tratar de los estigmas, porque el mundo entero ya los ha visto. También tú los has visto, así como lo han hecho cientos de miles de personas, y tú lo podrás documentar con tu cámara de video, los fotoreporter se agolparán para lograr encontrar un lugar desde donde poder filmar. Será documentado por todos y todos comprenderán que es una señal que no es de este mundo, que viene del Mensaje de Fátima, porque yo soy hijo de Fátima y Su mensaje está relacionado con la misión de Juan. Una de las primeras cosas que hizo Eugenio en su misión fue difundir el Tercer Secreto de Fátima, aquel con el cual contaba, y si bien era simplemente una versión diplomática, incompleta, decía la verdad. Por lo tanto nosotros estamos conectados con Fátima. Este mensaje del Arcángel Gabriel se unirá a todo lo que os he dicho esta noche: no habrá más revelaciones de Fátima. A esta altura hemos dicho todo y os he explicado cuál es el Secreto, pero el Arcángel dice que todavía no se ha cumplido, que falta la última señal.

P: ¿Regresarás a Fátima?

G:No te puedo dar una respuesta certera, porque es la orden que he recibido; sin embargo no me ha sido ordenado que no diga nada. Os doy algunos indicios con una parábola, que puedes interpretar con tus hermanos. En Fátima comenzó mi experiencia. Aquí renací, aquí moriré, pero no por muerte corporal. Tengo una unión muy fuerte con Fátima y con la ciudad de Palermo. Parece un crucigrama, pero en el futuro podréis comprender el porqué.

P: ¿“Morirás” significa que te irás?

G:No, en sentido de renacimiento y de cumplimiento. Para nosotros que contemplamos las dimensiones espirituales la muerte tiene un sentido completamente diferente: es el cumplimiento de una misión, la vida. Nosotros somos eternos, todos lo somos.

P: Me vino a la mente que en el pasado dijiste que alguien te filmaría mientras subías a una astronave y te ibas...

G:No, lo que dije fue que probablemente Antonio Urzi, u otra persona filmaría un encuentro físico que yo podría llegar a tener con los Seres Solares (así como cuando me habló el Arcángel Gabriel), quienes se dejarían ver. En este mensaje el Arcángel me habla, me anuncia algo; él es el mensajero de Dios que revela los acontecimientos que cambiarán la historia del mundo. Incluso lo hizo cuando, por voluntad del Padre, se le apareció a la Virgen, la Madre de Cristo y le dijo: “He aquí concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo”. A mi se me apareció porque lo envió el Padre para anunciarme que yo, así como María, a la que no quiero compararme en absoluto, tengo que hacer algo. Lo que se me ha pedido es mi disponibilidad para vivir un prodigio que Él y todos los demás Seres Solares quieren realizar por orden de Dios. Ahora, como tiene que ver con la Virgen, no os puedo decir nada más, la gente tendrá un infarto porque es un prodigio que la Madre Celeste realizará personalmente.

P: ¿Lo realizará en Fátima?

G: No se, pero dará a entender que es la Virgen que apareció en Fátima y que está unida al Secreto de Fátima. La Virgen de Garabandal, de Medjugorje, de Lourdes, etc, es siempre Ella y si prestáis atención descubriréis que en cada aparición suya dice: “Aquí haré un milagro que todo el mundo verá”. Significa que en todos los lugares en los que aparece la Madre Celeste, en ese punto específico, se producirá un milagro y la protagonista será Ella, eso ocurrirá en un lugar de la Tierra que no os puedo revelar, yo estaré involucrado, a menos que Satanás me logre conquistar, en dicho caso lo hará sola, sin mi. Si yo llegara a caer o a firmar un contrato con el anticristo, de todos modos las Escrituras se cumplirán, porque nadie detiene el plan de Dios. Si Su servidor, Giorgio Bongiovanni, fracasa, el Padre ordenará a las piedras que se levanten y hablen. Si sigo estando disponible el milagro será el que Dios ha planeado, de lo contrario el mismo será aún más grande porque el Padre hará hablar a una piedra y la humanidad tendrá que creer a la fuerza. No tenéis que alabarme, ni adorarme, como si fuera infinitamente indispensable, porque no es así. Yo seré necesario solo si mi disponibilidad es total, de lo contrario lo que os he dicho esta noche se cumplirá pero con una piedra, que quizás sea mejor que yo.

P: Entonces a partir de esta noche somos libres...

G:Vosotros sois libres, siempre, así como lo soy yo, pero aquí corremos el riesgo de entablar una lección espiritual que no terminaría nunca. Yo creo que soy libre pero en realidad ¿es real mi libre albedrío? ¿O el hecho de que yo sienta que tengo que servir a Dios es real porque Èl me lo ha quitado? Es un argumento filosófico, muy interesante. Está claro que yo puedo demostrar que soy realmente libre si dejara a Dios, pero no quiero hacerlo. La libertad es la prueba más grande que el Padre le ha dado al mundo, de hecho el hombre desobedece, Le traiciona y blasfema en su contra. Yo no necesito traicionar a Dios para demostrar mi libertad, la misma se manifiesta en el error y en los pecados de mis hermanos, según mi opinión somos libres si así lo deseamos.

P: En el Mensaje de Fátima de 1917, Lucía habla de un rayo que se detiene gracias a la Virgen. Luego en 1944 da otro mensaje...

G: En la visión de 1917 la Virgen, con Su manto, detiene la llama del ángel que grita “¡Penitencia!”, por lo tanto intercede por nosotros. En 1944 Lucía escribe el mensaje que más tarde difundiría la Iglesia, pero antes de hacerlo, en el diario, afirma que no logra escribirlo. Luego la Virgen le toca el hombro y le dice que puede hacerlo, dándole una visión en la que ve la llama que llega a la Tierra. Lucía ve el cumplimiento del Mensaje de Fátima. No es una contradicción, nada cambió. Ella es una vidente, como un profeta que ve el futuro: en 1917 distingue la posibilidad de que la Madre misericordiosa salve el mundo; en 1944 ve el final de los tiempos, es decir, hoy. Quizás somos absolutistas, no quiero decir que no haya ninguna otra posibilidad. Dios todo lo puede, pero hay grandes probabilidades de que la llama llegue a la Tierra. De hecho en 1960 Lucía comienza a asustarse y se pregunta irritada cómo puede ser que el mundo no cambie, que el hombre no quiera escuchar a la Virgen y que hasta parece desear ser castigado por Dios.

P: Sin embargo desde 1917 hasta 1944 si hubo un cambio.

G:Si. Vino la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente ella también vio la Tercera Guerra Mundial, es decir, la llama…

P: En este mensaje repites varias veces: “Cuidaos”. ¿Qué quiere decir?

G:No soy yo el que habla. “Cuidaos”, porque nosotros nos vemos tentados constantemente y por lo tanto tenemos que cuidarnos, tenemos que cuidar nuestro espíritu y nuestra alma. No se nos pide la perfección: nuestros pecados son perdonados pero solo aquellos que son tolerables, pero no lo serán si nos dejamos llevar por la depresión, por la desesperación, por la insatisfacción, por el victimismo, por la frustración, por el sentimiento de que siempre nos falta algo, por el odio, por la envidia, por los celos, por el deseo de ser como otra persona mejor que nosotros, etc, en lugar de estar contentos porque ella nos ayude a crecer. El Arcángel Gabriel dice esto. Nosotros tenemos que estar unidos, estar juntos, solos jamás podremos salir adelante. Tranquilamente Satanás podría derrotarme a mí, a quien vosotros consideráis un elegido, si no tuviera a mis hermanos y vosotros no me tuvierais a mí. Tenemos que estar unidos espiritualmente: ser amigos, compañeros de batalla, respetarnos, amarnos, participar en los rituales cristianos (de Cristo).

Nosotros no tenemos muchos rituales como los tiene la Iglesia católica, no vivimos una unión morbosa, ni nos encerramos en una secta; nosotros decimos algunas oraciones, hacemos la comunión... Tenemos que estar unidos en esto. Él nos pide que nos cuidemos también individualmente porque al final nos encontraremos solos ante Dios. Mi invitación es la del Arcángel, en este mensaje, es la de estar serenos, solo así podremos comprender las señales, pero si nos dejamos tentar no entenderemos nada, no creeremos en nada, o menospreciaremos todo. En cambio tenemos que vivir en armonía, con todos nuestros pecados y nuestras batallas, porque el Cielo jamás nos pediría que vivamos en un lecho de rosas en este mundo infernal, ni que miremos hacia otro lado cuando hay problemas en el mundo, o que nos divirtamos a lo grande y organizemos fiestas, porque todo lo que nos rodea es bonito. El Cielo nos dirá que suframos, que lloremos, que gritemos, pero no por nosotros mismos, porque con Su sublimación en la Cruz Cristo nos salvó el alma. Nosotros tenemos que sufrir por los hermanos que duermen, por la Tierra devastada, tenemos que gritar, enojarnos, enfurecernos, pero no por nosotros mismos, porque si le hemos dicho Si a Jesús, Él nos ha salvado la vida. Entonces ¿qué puedes pretender de Aquel que te ha salvado la vida? Si te encontraras frente a un pelotón de fusilamiento formado por soldados del demonio alineados y listos para hacer fuego, y en ese momento llegara alguien y te dijera: “Iros a casa ¡liberad a esta mujer!” ¿acaso no Le deberías todo? Cualquier cosa que te pueda ocurrir: sufrimientos, problemas, enfermedades, incluso obstáculos, nada podrá ser motivo de sufrimiento porque estás viva. Si estuvieras muerta, estoy dando un ejemplo, no habrías podido ser feliz, ni sufrir. Alguien llamado Jesús una vez les dijo a los gendarmes: “Matadme a Mi y liberad a esta mujer. No os preocupéis, yo no tengo ningún problema” y ellos lo hicieron y te liberaron. Cristo ha salvado nuestra vida espiritual que es lo más importante más allá de la carnal. El Arcángel dice: “cuidaos” de lo contrario esa crucifixión para salvarle la vida a los vagabundos, a los indignos y a los miserables, fue inutil. Nosotros siempre tenemos que decir: “Gracias Señor que nos has salvado la vida, quiero pagarte haciendo cosas hermosas por Ti. Si lo has hecho porque pensabas que yo era digno de vivirla, lo mínimo que puedo hacer es el bien. Si en cambio sigo viviendo como un desgraciado, soy un indigno y por lo tanto eso me será quitado hasta lo que tengo”. “Porque a todo el que tiene, más se le dará, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará” (Mateo 25,29), significa que si Cristo me ha salvado la vida yo tengo todo y si no pongo todo esto en práctica, incluso eso me será quitado, hasta lo que no tenía, porque lo he obtenido gracias a la crucifixión y a la Resurrección.

P: Yo siento un profundo amor hacia Orígenes, cuya teología fue condenada como herejía durante el II Concilio Ecuménico de Constantinopla del 553. Su doctrina afirmaba que todas las criaturas volverán al Uno, porque un padre lo es también incluso para los hijos más insensatos. Habrá castigos, o mejor dicho purificaciones, pero también Lucifer con sus ángeles regresará a donde Él. Ésta es su grandeza. “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos: el nombre de Jesucristo” (Hechos 4,12). Será este gran océano de caridad, por lo tanto los buenos deben estar con los buenos y los demás tendrán que afrontar un camino durísimo, pero regresarán al padre. Éste es el sentido escatológico según mi opinión.

G:El camino por recorrrer puede ser abreviado Si hay arrepentimiento, no hay otro camino. El Bautista estaba obsesionado por esto, decía: “¡Arrepentíos! Yo sé que mi amigo Jesús os perdonará; si no lo hacéis, tendréis problemas”. Él sabía que dentro de la infinita misericordia del Padre está también Su fuerte justicia, que no se debe al hecho de que nosotros pequemos, sino a que no nos arrepintamos.

Es sutil... El Padre no es un tirano, sabe que tenemos nuestros límites, humanos y muy pequeños, pero no soporta cuando no hay arrepentimiento y esto provoca Su ira Santa. ¡No solo eso, además Le desafiamos! Es por eso que yo grito: “¡Arrepentíos!”, porque se que a quien se arrepiente Dios le perdona todo. Lástima que una gran cantidad de los seres humanos no lo haga, y además Le desafía, y éste es el drama, el motivo por el cual la gran purificiación será necesaria. Está claro que al final todos volveremos a Él, porque la Creación es perfecta. El mal no existe como fin a si mismo, es un medio que Dios ha creado para hacernos llegar al bien. Depende de nosotros la carretera que queremos tomar la provincial, o la autopista.

P: En el mundo hebreo también esto es “Elohim”, la voz que Él crea, la voz de la severidad, de la intolerancia. Empieza como Elohim, pero después se da cuenta de que no puede existir, no puede funcionar y se convierte en Rahaim (misericordia). Pero al principio Él es Elohim, porque el orden es perfecto.

G:Esta misericordia infinita, en la que yo creo, está condicionada por un elemento (el arrepentimiento), si nosotros lo usáramos Dios es tan bueno y puro que nos perdonaría. “¡Arrepentíos!”, decía el Bautista en el Jordán, “¡Arrepentíos, raza de víboras!”, decía Jesús “¡Arrepentíos!” decía Giordano Bruno. Lástima que somos estúpidos de verdad... éste es el drama del hombre.

P: Y debido a esta falta de arrepentimiento la Virgen ha dejado libre el brazo de Jesús...

G:Claro. Cristo ha salvado a una parte de la humanidad que se ha arrepentido, pero hay otra gran parte que no lo ha hecho. A Totó Riina le chillarán los oídos, pero es el ejemplo perfecto del mal. En las interceptaciones telefónicas, Riina se alardea orgullosamente de haber matato y asevera que Dios está de acuerdo con él, entonces no hay arrepentimiento. En este caso tú rezarás por esa alma y sentirás pena, porque sufrirá mucho durante la purificación. Dios no quiere nada de nosotros: nos ha creado libres por amor, solo por amor. Él quiere solo que nos arrepintamos, cuando no respetamos la Ley. No pretende que seamos perfectos, incluso, según lo que pienso, desea que pequemos y que nos equivoquemos. Yo tengo la duda sagrada de que Dios no toleraría otro ser perfecto como Él. Nosotros no podemos serlo, visto que provoca incluso el pecado en nosotros, pero no tolera la desobediencia y la falta de arrepentimiento.

Si delante de Dios asumimos una actitud de auto-justificación, Él nos castiga. En el Evangelio, Cristo narra la parábola del fariseo y del publicano, ambos habían subido al templo a rezar. El primero dice al Señor: “Soy feliz de servirte, sabes que yo soy perfecto,  y Tu ojo ve bien en mi. Creo en Ti, doy la limosna, todos me aman. No soy como este pobre desgraciado que blasfema contra de Ti, quien sabe cuantos pecados tiene, lo siento por él, pobre desgraciado”. El publicano dice en cambio: “Señor, yo doy asco, soy miserable, me he equivocado, pero Te pido perdón. Yo creo en Ti y quiero mejorar, ayúdame”. Jesús en el Evangelio deja perecer al fariseo y salva al criminal: ¡más claro que así! Si no hay arrepentimeinto no es bueno. Arrepentimiento no significa decir siempre que si y tomarle el pelo, sino que tenemos que cambiar. Si el criminal mafioso se arrepintiera, si cambiara, diciendo la verdad y poniéndose a hacer cosas buenas, iría al Paraíso aunque haya matado a cincuenta personas. Si nosotros, todos lindos y buenos, con nuestras hipocresías, no nos arrepentimos de nuestros pecados, iremos al fuego de la Gehena, es decir a la purificación, como dice el Evangelio.

P: Es decir la humildad en el perdón y la arrogancia de no perdonar...

G:Yo tengo un sentimiento dentro, que me llevo en esta vida, donde grito como un loco y se que proviene de Dios: soy intolerante hacia la arrogancia. Si tengo algún pecado, os revelo éste: no tolero la arrogancia. Si un hombre es capaz en todo, pero es arrogante y no acepta su imperfeción, yo me elijo a un criminal asesino que admite haber errado y que quiere cambiar, porque este último busca a Dios. Él tolera los pecados, sabe que nos equivocamos, pero no la arrogancia y que no nos arrepintamos, quiere un cambio. Si te arrepientes, tienes que cambiar, si sigues matando significa que te estás burlando de Él. Otra cosa que Dios no tolera es el engaño de Sus representantes. En el Evangelio Jesús Cristo, el Hijo de Dios es intolerante hacia los fariseos, no les soporta porque representan a Dios, pero son serpientes, víboras, envidiosos. Hoy Sus sacerdotes, que pertenecen a la Iglesia católica y no solo a ella, no serán tolerados porque han hecho en Su nombre cosas abominables y han cometido actos impuros con la cruz colgada al cuello. Solo los que se arrepentirán serán perdonados. Dios no soporta la traición y de hecho dice: “Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que quieren entrar” (Mateo 23, 13), porque la pobre gente tomará ejemplo de ellos y se perderá escuchándoles.

P: ¿Cuánto tiempo pasará desde el comienzo de los cataclismas hasta el cumplimiento del nuevo asentamiento de los continentes?

G:No lo se, quizás ciento cincuenta años; nunca di fechas, pero los tiempos son estos. Para daros una indicación os doy una fecha de una cosa importante que pudiera suceder entre mayo y octubre del 2017, el centenario de la aparición de Fátima. La Virgen dijo a los pastorcillos que desde aquel momento Satanás habría tenido el poder de gobernar el mundo durante cien años, después le sería arrebatado. En el 2017 esperaros grandes sorpresas: Dios intervendrá con Su potencia directamente para abrir el camino a Su Hijo Jesús Cristo, que tendrá que deponer al príncipe de este mundo. Yo Le conozco, no hará despegar los F16 de la base de Aviano, lo hará a través de Sus ángeles celestes y de las fuerzas de la naturaleza, los jinetes del Apocalipsis, que son Su Ejército: aire, agua, tierra y fuego, los cuales serán los ‘abrepista’ de la venida de Jesús al mundo. La Virgen ha hablado de cien años. El Cielo no me ha dado nunca ninguna fecha, pero estoy casi seguro que en el 2017 se desencadenará la ira de Dios y el príncipe de este mundo empezará a caer. Yo ruego todos los días que en ese año el reino de Satanás termine y que empieze el reino de Cristo en la Tierra. Como ves mis tiempos son muy limitados; si fueran prolongados (desde mi punto de vista, no el de Dios, que desde la noche de los tiempos ya ha establecido Sus tiempos), yo estaré siempre a disposición para servir a esta Obra. Yo estoy dispuesto a morir a los ciento cincuenta años sin ver nada, porque Cristo me ha salvado el alma, pero estoy seguro de que regresará y lo hará en este tiempo, durante esta generación, porque el hombre ha devastado el planeta Tierra hasta el punto que no tendrá la fuerza por si solo para vivir por los próximos cincuenta años. Si Dios existe, tiene que intervenir. Si no fuera así, Satanás destruiría el mundo, lo cual significa que Dios nunca existió. Pero dado que yo Le he visto, este concepto para mí ni existe. En pocas palabras, dentro de los próximos cincuenta años todo se tendrá que cumplir matemáticamente, de lo contrario la Tierra moriría. Lo han establecido también los científicos ateos: en el 2050 el ecosistema cesará de reproducirse, la Tierra ya no dará frutos, moriremos todos a causa de la contaminación y demás. No tengo ninguna intención de desafiar a Dios y mucho menos siento curiosidad o morbosidad en cuanto a Sus designios, pero si antes del 2050 Jesús no regresa y la situación del mundo no cambia, eso haría que se destruyan los buenos y los malos, confirmando que Dios no existe. Pero visto que Él ha dicho que salvará a los elegidos, estoy convencido de que el tiempo es éste, no solo por fe, sino por razones lógicas muy prácticas. Después de todo, los que no creen en Cristo piensan igual que yo, mis amigos laicos, periodistas y estudiosos. No estoy loco si digo que científicamente, a este paso, llegará el fin del mundo, no podremos cambiarlo, hasta este punto lo hemos devastado. Si queremos ser pesimistas, digamos que todo se cumplirá en el arco máximo de treinta y seis años.

P: En relación con el Vaticano, no he entendido qué es lo que ha impulsado al Papa Bergoglio a visitar oficialmente Corea. ¿Quizás intereses económicos?

G:No se. Se en cambio que Corea del sur es un País católico, anticomunista. Se trata de todas formas de visitas programadas antes de las elecciones, y que hay que respetar. Seguramente habrá otros intereses, pero creo que depende de su agenda de viajes a los lugares donde desea hacer escuchar su voz.

P: En la visión de Fátima se ve a un obispo vestido de blanco que sube a una montaña de ángeles y demonios. En la cumbre de la montaña hay una cruz y el Papa es asesinado con otros obispos  por algunos militares. Mañana el Papa Francisco, que se define obispo, presidirá la celebración del centenario del comienzo de la primera Guerra Mundial en el sagrario militar de Redipuglia, un monumento dedicado a la memoria de más de cien mil soldados caídos durante la guerra. En la cima del santuario hay tres cruces, ¿simple coincidencia?

G:No, no es una coincidencia. Si mañana el Papa es asesinado la profecía se refería a él, si no no tenía que ver con ella.

P: El 2 de diciembre de 1942 Enrico Fermi obtuvo la primera reacción en cadena controlada en una pila atómica. A partir de ese momento, en Estados Unidos y en todo el mundo se han construido miles de bombas atómicas que pueden destruir completamente la Tierra y todo el sistema solar. El Padre no lo permitirá y la Santísima Madre, instrumento y esposa de Dios, llama a la vidente Lucía el 3 de enero del 1944 y se le aparece en una visión. Trece meses mas tarde, la Santa Madre se hace mensajera de Dios y profetiza: “...Él (Satanás) logrará seducir los espíritus de los grandes científicos que inventan las armas, con las cuales será posible destruir en pocos minutos gran parte de la humanidad. Dominará a los poderosos que gobiernan a los pueblos, y los incitará a fabricar enormes cantidades de armas...”

G:Es así. La Virgen habla también de la bomba atómica y dice que Satanás hará construir armas que en pocos minutos pueden destruir el mundo, refiriéndose claramente a las armas atómicas.

P: En una crónica del 11 de febrero del 2012 han sido retomadas algunas palabras de Giordano Bruno: “Satanás será presente en la Tierra y engañará a muchos. Y muchos serán los que le seguirán. Y muchos serán los que sentirán su presencia. El hábito de Satanás será siempre seductor. Y será el hábito de los seres que provienen del cosmos...”. Esta última frase me ha dejado perpleja.

G:Yo se lo que quería decir Giordano Bruno. El gran filósofo de Nola afirmaba que no existían seres fuera del cosmos; todo lo que vive en el universo está dentro del cosmos. Es decir que se refería a entidades demoníacas que para él son seres que vienen de otros mundos. Para Giordano Bruno no existían entidades espirituales, ya que esa era su misión, no porque no creyese en ello: él tenía que explicar que el universo es infinito, dentro del cual existe el bien y el mal. En un tiempo donde la brujería y la magia negra fomentaban el fanatismo de la gente, Bruno llamaba “seres venidos de otros mundos” a las entidades satánicas, luciféricas, dando a entender que Lucifer y Satanás son extraterrestres caídos en la Tierra porque fueron castigados por el cielo; pero también ellos son del cosmos, no de fuera de él. Ésta era su herejía: él consideraba a todos los ángeles nuestros hermanos del cielo que venían del Cosmos. Quería decir que Lucifer y Satanás han caído en este mundo y se apoderaron de él, pero no vienen de aquí. Cuando dice que vendrán seres de otros mundos a encarnarse, no se refiere a nuestros hermanos celestes, sino a las entidades demoníacas.

De hecho, cuando Cristo está por liberar a un endemoniado, las entidades demoníacas reconocen a Jesús, el Mesías y se rebelan contra Él diciendo: “¿Has venido aquí antes del tiempo para atormentarnos?” Solo quien no es de aquí y pertenece a un mundo sobrenatural, diferente, aunque sea endemoniado, puede reconocer a Cristo. Ni siquiera los apóstoles lo habían reconocido y nosotros desgraciados somos aún menos que los demonios. Giordano Bruno no solo no se limitó a decir solo eso, escupió y blasfemó contra el crucifijo. No porque no lo amase, sino para provocar a la Iglesia, que era más serpiente que hoy. Una Iglesia que se había convertido en la casa de Satanás, que mataba, violaba, sus papas tenían concubinas, tenían hijos, mataban... Giordano Bruno era un fraile dominicano que amaba a Cristo, pero era un provocador, provocaba por la Verdad. Después de haberle torturado durante años y condenado a la hoguera, Bruno escupió sobre el crucifijo en manos del fraile que se acercaba para bendecirlo, porque precisamente en ese Cristo no creía. Hoy no ha cambiado, es siempre provocador.

P: En algunos mensajes la Santa Madre habla aún del periodo comunista inherente a la Rusia y nunca del peligro capitalista que ha hecho mucho daño.

G:No en mis mensajes. No puedo decir nada respecto a los otros videntes. Te puedo explicar sin embargo porque la Madre en Fátima habló del comunismo. En los mensajes habla también del capitalismo porque quiere hacer entender que Dios castigará al mundo capitalista y pecador si no se arrepentiera, por medio del brazo violento de los que no creen, del ateo; entonces nos amonesta. Tened presente que el mensaje de Fátima no se ha cumplido. La Virgen habla siempre de la Rusia, no de la Unión Soviética, sabía que después de setenta años ésta habría caído; entonces mira hacia el futuro.

El Occidente está bromeando con el fuego, nuestra arrogancia capitalista, respetable y materialista quiere desafiar a Rusia. Yo no soy amigo de Putin, pero la Virgen me ha dicho que si no hay un cambio positivo la Rusia, con todos sus pecados, destruirá el mundo. Nunca fue conquistada por nadie y nadie la conquistará. Nuestra arrogancia occidental ha llegado a un punto tan carente de sabiduría, de cualquier forma de diálogo, nos creemos padres eternos. Ahora estoy hablando de política, pero no quiero distanciarme del Mensaje. Cuando los periodistas escriben que Putin es un dictador, un fascista o un nazi, yo no estoy de acuerdo; es un poderoso, todo lo que quieras, pero para mi es un gran sabio, porque otro en su lugar nos habría hecho oler sus mísiles nucleares, amenazándonos así: “vosotros bromeáis con el fuego, pero yo con las quince mil ojivas nucleares que poseo os haré desaparecer de la faz de la Tierra en tres minutos. Moriré también yo, pero os elimino a todos”. Nosotros en cambio somos sabios... mira a Merkel, Obama... a ese cretino de Renzi que incluso llama a Putin y le amonesta por la gravísima situación actual, amenazando con posibles sanciones.

Nosotros hormigas, que frente a Rusia ni siquiera existimos... Putin, aunque sea un dictador criminal, ha dicho a nuestro Primer ministro que quizás no es precisamente así, y que probablemente Rusia no se deja intimidar. Yo, si fuera él, le habría contestado: “¡Escucha jovencito, vuelvete a Florencia a recoger fresas!” Es como si la hormiga se presentase ante el elefante africano, con sus cincuenta quintales y colmillos de dos metros de largos, amenazando que lo mata. El elefante miraría a la hormiga pensando que es tonta. Esa es la comparación con Italia y Rusia. Bien, ahora dejemos la política y volvamos a la Santa Madre, que está preocupada de que Rusia pueda desencadenar un castigo si Dios no interviene. Si seguimos amenazándola o incluso la agredimos, maldeciremos a todos los políticos porque terminaremos mal, seremos eliminados. He vivido en Rusia durante diez años y os aseguro, no porque yo sea ‘filoruso’, que no atacará nunca a nadie, pero se defenderá y nosotros seremos destruídos. Ahora estamos simplemente hablando, pero si fuera atacada de verdad será el fin del mundo, porque Rusia no permitirá jamás a nadie que la invada, preferirá hacer como Sansón que murió con todos los filisteos. Lo digo con mucho dolor y pena, pero este pueblo posee armas capaces de destruir el mundo y yo, como occidental, capitalista, democrático y liberal, no bromearía mucho. La Virgen sabe que ese es el mal, en el sentido de que es la respuesta a nuestros pecados, entonces quiere la reconversión de Rusia, porque eso significaría la paz en el mundo. Pero todos nosotros tenemos que cambiar.

P. Durante la conferencia del 7 de septiembre, he sentido un fuerte impulso de arrodillarme ante ti, besar y acariciar los estigmas de los pies. No logré hacerlo, pero fue difícil para mí frenar ese impulso.

G: No, no tienes que hacerlo. El sentimiento es bonito y te lo agradezco, pero yo soy un hermano vuestro. Tenemos que hacerlo con Jesús y la Virgen, pero sobre todo con Jesús. Somos solo siervos suyos. En cambio la próxima vez me darás un fuerte abrazo, eso si. Los signos que llevo son sagrados para mí y siento adoración y devoción hacia ellos, no hacia la persona.

P: Ayer visité a una paciente que sufre mucho, siente que su cuerpo no es suyo. Nació prematura, tuvo varias transfusiones de sangre que le cambiaron el grupo sanguíneo. Yo me sorprendí mucho, pero desde el punto de vista osteopático, anatómico, fisiológico no encontré nada de importante. ¿Cómo puedo ayudarla?

G:Si ella es sensible al mensaje espiritual puedes ayudarla con una terapia espiritual. Verás que todo su cuerpo se armonizará, es lo único que puedes hacer, no se que más decirte.

P: ¿En este caso qué significa terapia espiritual?

G:Hablar de la Verdad, de Jesús Cristo, de la Virgen, de la salvación del mundo, del futuro, de nuestro Mensaje. Si lo asimila, podrá cambiar su sufrimiento físico, de lo contrario no existen medicinas que puedan modificar una situación tan grave.

P: ¿Qué sucede a nivel de alma?

G:Se ha encarnado un alma que necesitaba purificarse a través de este sufrimiento.

P: Tú siempre dijiste que la sangre es el vehículo del alma. Si se cambia la sangre, ¿donde va el alma que estaba antes?

G:No, la sangre es como el cobre. El cobre es un conductor y si no enciendes la luz no cuenta nada. Si en cambio enciendes, le das dinamismo y entra el espíritu. No sucede un cambio de identidad, pero su espíritu será incompatible con ese conductor, y para que sea  compatible debe encontrar el espíritu despertandose  a la verdad. Jesús dijo: “Conoceréis la Verdad y seréis libres”. Si abrazará la verdad de Cristo y la salvación estará en sintonía y armonía con la nueva sangre. De lo contrario sufrirá toda la vida. Esto es lo que te puedo contestar.

P: He soñado que tú y yo tomábamos un avión hacia el norte. No se a donde íbamos y al final no lográbamos regresar, de hecho llegaste en coche.

G:Es un sueño bonito y te explico el significado contándote una cosa. En el siglo XXVIII vivía en Francia un importante personaje que se llamaba el Conde Alejandro de Cagliostro, fundador del rito egipcio de la masonería, la verdadera, no el asco que hay hoy. En realidad era la encarnación, en esa época, del apóstol Juan y él decía siempre: "Como el viento del Sur, como la brillante luz del mediodía que caracteriza el pleno conocimiento de las cosas y la comunión activa con Dios, voy hacia el Norte, hacia la bruma y el frío, abandonando, por todas partes a mi paso una parcela de mi mismo, abandonándome, disminuyéndome en cada estación, más dejandoos un poco más de claridad, un poco más de calor, un poco más de fuerza, hasta que yo haya llegado y fijado definitivamente el fin de mi carrera, entonces la rosa florecerá sobre la Cruz. Yo soy Cagliostro".

Hago mía su respuesta, evidentemente tú me acompañabas a esos lugares del Norte, donde se necesita que yo lleve el mensaje de Cristo. Cagliostro fue un gran personaje, yo le conocí personalmente.

P: En referencia al centenario de Fátima, ¿qué pensará el anticristo?

G: No lo se, pero te puedo contestar porque el anticristo, que he encontrado personalmente, me ha buscado: no quería que yo fuera a Fátima, que viera a la Virgen y que se me apareciera la cruz de la frente. No quería que yo fuera, como ha dicho el Arcángel Gabriel hoy, instrumento del último milagro de Fátima, porque será su fin. Es un designio estupendo y extraordinario que nos involucra a todos en primera persona. Si os quedáis conmigo, seréis testigos y protagonistas, iréis corriendo a este lugar; no sucederá a quien se aleje para hacer su vida.

21 DE SEPTIEMBRE 2014 – CATANIA
 
ARREPENTIMIENTO Y PERDÓN

Nosotros hemos recibido muchas señales en estos dos meses.

Tenemos que comprender lo que significa la disponibilidad hacia el Cielo: ser siempre propensos a mejorar, estar cercanos a los Justos, ser sobre todo siervos de Cristo. Hay que ser pecadores, es decir equivocarse, para crecer y arrepentirse del error. El Padre Adonay nos perdona siempre cuando nos equivocamos, o cometemos errores o pecados;  pero no soporta cuando no lo admitimos y somos arrogantes, en ese caso no nos perdona ni siquiera el error más banal. Es suficiente con que digamos: “Señor, soy un emérito estúpido, cometí un error. Señor, perdóname, yo quiero servirte, mejorar y seguir adelante en la Obra”. Y si además tenemos a un Mensajero de Dios, como yo, que os lo dice en Su Nombre...

Basta con que digamos: “Me equivoqué, la próxima vez intentaré no hacerlo, no tengo que hacerlo...”; si por el contrario justificamos nuestros errores, Dios no nos perdonará sino que nos castigará y nos hará sufrir.

Cuando el ladrón en la cruz dijo: “Soy un asesino criminal, he matado a decenas de personas, no merezco nada. Señor perdóname, no quiero ser así nunca más, soy el último de los hombres, doy asco, me he equivocado y quiero mejorar...”, Cristo le perdonó.

Si un día el Señor me dijera: “Giorgio, hiciste un error al insultar a esa hermana” y yo intentase defenderme diciendo: “No, sabes... es que yo quería..., creo que no entendiste el sentimiento… ; pero mira que...,  no es que... si, porque ella...”, el Señor que ha perdonado al criminal, no me perdonará, porque estoy buscando justificaciones.

Quiero inculcaros en la cabeza que nuestro problema no es la perfección: yo no la busco en la Obra, sería un tirano. Yo busco en los hermanos la disponibilidad al servicio y la humildad de aceptar  un reproche cuando hacemos errores. ¿Qué problema hay de decir me equivoqué?  Lo que hace que el Padre Adonay se enfurezca es no admitir las cosas, ser orgullosos, arrogantes. Judas no fue perdonado porque era arrogante, si hubiera dicho: “Señor, te he traicionado, soy ignoble”, Jesús le habría perdonado, como hizo con Pedro, al cual, antes incluso de que Le renegara, le dijo: “Tú pedirás perdón, volveras a encontrar la fe y tendrás que ser aquel que reunirá a todos los hermanos y les dará fuerza”.

Cuando pecamos y no admitimos el error, nos encontramos en un camino muy errado; nos perderemos o, en la mejor de las hipótesis, seremos tentados.

SER SIEMPRE FELICES

Otra cosa importante que tenemos que comprender es que debemos ser siempre felices de lo que el Señor nos da, de la misión que nos ha encomendado. Si nos pide que limpiemos los baños, tenemos que alegrarnos y agradecerselo. Lo mismo que cuando nos llama y nos pide que acompañemos a Giorgio Bongiovanni a Fátima. Tenemos que decir: “Gracias Señor, estoy contento”, aunque quiera que limpiemos el arca todos los días y no tenemos la oportunidad de ver o viajar. Hay que ser felices de lo que Cristo nos ofrece, sobre todo más allá de los ejemplos que he citado. En cambio damos todo por descontado, y no es así. Tenemos todo lo que un ser humano necesita para razonar, reflexionar y discernir, incluso la plena libertad del propio ser, de comer, de beber, una cama donde descansar, una casa. Si Dios no nos diera ninguna misión, ni siquiera la de limpiar los baños, lo mismo tenemos que ser gratos ya solo por eso. Si no nos encomendara nada, y considerase que no valemos nada, igualmente tendríamos que decir: “Gracias Señor, me estás dando todo. Gracias, hay gente que no tiene que comer, que beber y ve morir de hambre a sus niños”. Yo ya se lo he agradecido. Si después Él me llama para ser parte de un camino espiritual, significa que está ofreciendo lo máximo, la medalla de oro y somos privilegiados. Por eso el Señor pide de nosotros más de cuanto pueda pedir a un viejo vendedor ambulante de ‘granizados’; es solo un ejemplo, que de todos modos podría estar más evolucionado que nosotros espiritualmente. Él nos pide más porque hemos conocido la Verdad, a Cristo a través de los Signos. No se ha limitado a darnos de comer, de beber, una cama y una casa. Tenemos todo, incluso una misión en el Arca (en la Obra).

SE PUEDE ERRAR

¡Ahora escuchad el amor infinito que Jesús Cristo y la Virgen sienten hacia nosotros!

El Señor, además de todo lo que hemos dicho, añade: “PODÉIS INCLUSO EQUIVOCAROS”.

Os preguntaréis: “¿En que sentido?”, si alguien, después de que os ha dado de comer y de beber, una casa, una cama, hijos, trabajo, salud, os ofreciera también eso. Vosotros diríais: “Gracias Señor, es maravilloso”, pero más que eso el Padre nos confía una misión: servir a Su Hijo el Cristo, ofreciéndoos la salvación del alma eterna. Y más aún, el Señor quiere que tú tengas algo más y te dice: “Puedes equivocarte, puedes pecar”.

“¿En qué sentido pecar?” os preguntaréis de nuevo. Pecar, o sea errar, robar, blasfemar, tener arranques de ira, confundirte, deprimirte, fumar, tropezar; errar en todos los sentidos.

El Señor te perdona si admites tu error y te arrepientes, después deja que continúes en la Obra, pero no debes repetir el error, de lo contrario te estás burlando de Él. Ahora, frente a este Amor grande, si sois ávidos y pensáis: “No me basta”, yo me vuelvo una bestia desencadenada. Yo mismo tendré que ser castigado por el Señor Jesús Cristo si no me bastara lo que tengo y me deprimiría, quejándome porque me falta algo, si empezase a decir: “No, a mi esto no me está bien, no es justo... pero es que yo tengo este problema, porque ese hemano o esa hermana...; porque no me basta el dinero...”. Cualquiera que sea el motivo, yo desencadenaría la Ira de Dios, porque cada uno de nosotros, en su ‘cajafuerte’, ha conservado estos donos: la posibilidad de comer, beber, tener un techo, hijos que están bien, la salud, el trabajo, una misión e incluso la posibilidad de equivocarse. Si yo fuera Dios diría: “¿Qué más quieres?”. Tenemos que ser felices, si alguien de vosotros no lo es en su vida, está tentado por Satanás. No hay nada de malo, entre hermanos nos ayudamos con amor, basta que lo admitáis. Si uno de vosotros dice: “Satanás me está tentando”, no será alejado, solo le diremos: “bien hermano, te ayudo, quédate aquí, fuerza, estamos juntos”.

Si, por el contrario, no lo admitiera porque se considera perfecto, yo no puedo hacer nada, somos incompatibles.

Éste es el mensaje de hoy.

Madre Madre de Cristo, Madre de la Iglesia, Madre de la divina gracia, Madre purísima,

Madre castísima, Madre siempre virgen, Madre inmaculada, Madre amable, Madre admirable, Madre del buen consejo, Madre del Creador, Madre del Salvador, Madre de misericordia, Virgen prudentísima, Virgen digna de veneración, Virgen digna de alabanza,

Virgen poderosa, Virgen clemente, Virgen fiel, Modelo de santidad, Espejo de perfección Trono de sabiduría,  Causa de nuestra alegría, Templo del Espíritu Santo, Tabernáculo de la Eterna Gloria, Morada consagrada a Dios, Rosa Mística, Torre de la santa ciudad de David, Fortezza inexpugnable, Santuario de la Divina Presencia, Arca de la Alianza, Puerta del cielo, Estrella de la mañana,  Salud de los enfermos, Refugio de los pecadores, Consuelo de los afligidos, Auxilio de los cristianos, Reina de los Ángeles, Reina de los Patriarcas, Reina de los Profetas, Reina de los Apóstoles, Reina de los Mártires,  Reina de los Confesores, Reina de las Vírgenes, Reina de los Santos, Reina concebida sin pecado original, Reina elevada al cielo, Reina del Santísimo Rosario, Reina de la familia, Reina de la paz, Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo.

Un beso a todos en el corazón. Hasta pronto hermanos y estad siempre unidos en el nombre del Señor.

Somos incompatibles, dice el Señor... ¿Pero de qué Dios hablamos?

Se nos ha ofrecido un Dios ambiguo, lo bastante valiente y con todas las dotes para ser llamado Dios. Infinitamente misericordioso, como para ‘acomodar’ cualquier solicitud en todo momento en que se necesite; lo bastante lejano para no tener que entablar ninguna relación. Tiernamente envuelto en los muchos misterios de la fe, como para abandonar al hombre en el olvido de las cómodas dudas; muy inocuo, como para poder perdonar cualquier acción o actitud. Un Dios fácil en quien creer y a quien adorar, al punto de lograr contar con miles de millones de consensos.

Hoy se nos ofrece un Dios fuera de la norma, revolucionario, fuera de esquemas mentales preconstituidos y asfícticos, ese mismo Dios que dijo: “Al oír esto Jesús, les dijo: ‘No son los sanos que necesitan al médico, sino los enfermos; Yo no he venido por los justos, sino por los pecadores para que se conviertan’ (Mateo 9,12). Y el que estaba sentado en el trono dijo: “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas”, y añadió: “Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Ap 21,6-8).

Su nombre es Jesús Cristo y Su acción es tremenda.

Un Dios hecho hombre para aquellos que toman en serio Su amor, no fingen que son lo que no son, no se defienden, no buscan méritos o justificaciones; para aquellos que buscan incansablemente Su perdón y la salvación, dispuestos a dejar todo para seguirLe.

El único dios que aún muere y resucita ante nuestros ojos.

Si, de este Dios hablamos...

Sandra De Marco
18 de Diciembre de 2014
San Giovanni Polcenigo

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139