Esta página web utiliza cookies de carácter técnico propios y de terceros, para mejorar la navegación de los usuarios y para recoger información sobre el uso de la misma. Para conocer los detalles o para desactivar las cookies, puedes consultar nuestra cookie policy. Cerrando este banner, deslizando esta página o haciendo clic sobre cualquier link de la página, estarás aceptando el uso de las cookies.

Italiano English Português Dutch Српски

joli2Por Sonia Alea

Reunión en Palermo 1 de Febrero de 2015

La pequeña e íntima sala del Hotel Joli alberga a unas cincuenta personas que vinieron el domingo por la tarde para escuchar a Giorgio Bongiovanni. Amigos de hace tiempo, hermanos espirituales, compañeros y compañeras de batallas sociales, un huésped especial: la hermosa Oxana, una querida hermana de Moscú que durante los viajes que Giorgio hizo a Rusia fue una de las principales responsables del gran trabajo de difusión y de la organización de conferencias, reuniones, encuentros con los astronautas, etc.. Un reencuentro inesperado, cargado de emoción y de hermosos recuerdos que Giorgio y Oxana compartieron juntos al final del evento y durante la cena.

Especificando que su trabajo serio en la ciudad de Palermo, a través de las actividades de la revista AntimafiaDuemila, es de naturaleza laica porque “la lucha en contra de la mafia es responsabilidad de todos”, Giorgio continúa con el relato de su experiencia mística que comenzó desde su infancia con la visión de seres que venían de otros mundos y de astronaves espaciales no terrestres definidas OVNIs. Cuenta, además, que a la edad de cuatro, o cinco años, se escapó de su casa preocupando mucho a sus padres que desconcertados lo encontraron más tarde concentrado y feliz mientras empujaba el carro de San Sebastián durante la procesión del pueblo. “Yo había visto a los Ángeles en mi habitación y me habían dicho que fuera a empujar al Santo” dice Giorgio y continúa: “En cambio una vez, según me contó mi mamá, me levanté durante la noche porque había entrado una luz en mi dormitorio y había visto a un Ángel que tenía el Santísimo Sacramento”. Cuando Giorgio llegó a la juventud quiso saber quiénes eran estos seres que lo habían visitado varias veces y a sus trece años entró en su vida la figura de Eugenio Siragusa, quien se convertiría en su guía preparándolo con enseñanzas filosóficas, metafísicas y espirituales, para la misión que pronto le tocaría. “El fulcro de mi existencia es Cristo” dice Giorgio “y hace 25 años la Virgen de Fátima, marcó mi vida al darme este milagro cambiándola completamente” afirma, además, al explicar que al no tener la posibilidad de seguir trabajando por la estigmatización ocurrida en sus manos decidió vender su empresa y todo lo que había ganado con su trabajo para poder dedicarse completamente a la misión que le había confiado la Virgen. Por lo tanto se detiene a explicar cuán absurdo es pensar que podemos estar solos en todo el universo infinito en el que vivimos.

Giovanni Micale, quien junto a Angelo Aiello (ambos hermanos nuestros, muy queridos), realizó la apertura del evento mientras esperaba que Giorgio llegara, le hizo determinadas preguntas que condujeron sus respuestas clarificadoras para muchos de los presentes. Ante el interrogante de por qué la población no entiende las señales que llegan a la tierra, ya sean de naturaleza ufológica o espiritual, Giorgio explicó que de 7.000 millones de personas solo 2.500 millones tienen laposibilidad de pensar y de elegir qué hacer de su vida, porque el resto de la población tiene gravísimos problemas de supervivencia al no tener ni alimentos ni agua suficientes como para salir adelante, mientras que otros cientos de millones están en guerra, o habitan en Estados narco y ya están viviendo el fin del mundo, Países como Siria, Libia, Nigeria, Irák, Palestina, varios de los Países africanos, Paraguay, Colombia. “Estas personas no pueden” continúa “tener la lucidez de pensar en otra cosa que no sea intentar sobrevivir. Nosotros, en esta sala, para esa gente somos personas ricas porque tenemos calefacción, un televisor, un teléfono celular, un coche. Es decir que nosotros tenemos la posibilidad de pensar si queremos. Es por ello que, quienes tienen el poder, estudian el modo para poder mantener oculta la verdad. Hay un poder que no quiere que descubramos la verdad en el campo espiritual, en el farmacéutico, empresarial, bancario, social, en cualquier campo. El poder trata de no dejar pasar la información que pueda darle a la gente la posibilidad de pensar, reflexionar y descubrir la verdad”. Pero la Verdad puede ser descubierta por aquellos que realmente quieren conocerla.

Giorgio cuenta que la Virgen de Fátima le dijo que visitara algunos Estados del mundo, como por ejemplo Rusia y Estados Unidos, lugares a los que fue y se reunió con astronautas, militares, generales, que le dieron gran cantidad de material sobre la presencia extraterrestre en nuestro planeta. Por lo tanto existe una conjura del silencio sobre esta realidad. Pero ¿por qué? “Ellos, los hombres de poder, han comprendido que estos seres mucho más evolucionados que nosotros, son pacíficos” explica Giorgio “y no están interesados en hacernos daño, sino simplemente en sensibilizar nuestro espíritu que está enfermo de egoísmo. Si nosotros hemos basado nuestro poder en la riqueza y en el abuso ¿cómo podéis pensar que pueden llegar a aceptar la presencia de Seres que son capaces de resolver todos los problemas del mundo con un chasquido de dedos?” La platea escucha atentamente. “Todas las grandes multinacionales quebrarían al instante” continúa Giorgio “podremos vivir sin necesidad de dinero, sin que existan las guerras, sin enfermedades, purificarían completamente nuestro planeta. Tienen la capacidad de superar la velocidad de la luz. Es por ello que el poder tiene que tomar medidas. Quienes tienen el poder en la tierra lamentablemente se han dado cuenta de la metodología de estos Seres que no pueden interferir con nuestro libre albedrío y por ello han estudiado la forma de mantener oculta su presencia. Pero no saben que en el momento que Dios les de la orden de eliminar a la humanidad ellos lo harán” precisa Giorgio “ese mismo Dios de Sodoma y Gomorra y del Diluvio Universal. Ese Dios que quiere separar el bien del mal. ¿Por qué motivo no tendría que hacerlo ahora?” Una pregunta a la que es difícil encontrar una respuesta. “Nosotros hemos perdido el temor a Dios, hemos olvidado los diez mandamientos, es por ello que Dios puede desencadenar Su Santa justicia” dice Giorgio “Pero el mundo no puede terminar, en todo caso se transforma. Y de todos modos tenemos que recordar que todos somos eternos...”.

En medio de un clima íntimo y amistoso siguen pasando las preguntas de los presentes abarcando diferentes temas. “Para adquirir conocimiento tenemos que reencarnar” explica Giorgio respondiendo a una pregunta sobre la reencarnación “luego cuando te gradues ya no tendrás que reencarnar sino que pasarás por otras experiencias hasta alcanzar la gnosis, es decir, hasta ser como Dios. El mismo Jesús nos lo ha dicho: ‘Vosotros sois dioses y haréis cosas más grandes que yo’. Solo que Él es Aquel que nos ha creado mientras que nosotros somos los creados, entonces le debemos devoción eternamente. La razón de volver a nacer en agua y espíritu es la de adquirir el conocimiento atravesando la llanura de la alegría y la montaña del dolor. Son necesarios cientos de años para terminar la escuela de las encarnaciones. Mientras en cambio el espíritu es eterno”. Giorgio explica que el recuerdo condicionaría las decisiones a lo largo de la encarnación, es por ello que al nacer nos olvidamos de las vidas pasadas pero el valor de lo que hemos vivido en esas vidas permanece en nuestro interior. Volveremos a recordar todo solo en el momento que adquiramos el conocimiento y la conciencia. Subraya que también hay una encarnación que ocurre por misión pero la misma pertenece solo a los mutantes.

En la sala se encuentran presentes madres y padres que han perdido a sus hijos muy jóvenes y que buscan consuelo y esperanza en las palabras de aquel que ofrece verdad y certeza. “El sacrificio de estas criaturas angelicales ocurre porque ellos quieren salvar nuestra alma” dice Giorgio. “-¿Nos podrías dar un mensaje a las madres que hemos perdido a nuestros hijos?” pregunta una de ellas haciéndose portavoz de los demás padres que viven su mismo drama y que a su vez han creado grupos de ayuda: “-Frente al terrible dolor de una madre que ha perdido a un hijo jamás podría decir una frase hecha. Os puedo decir que tenéis que transformar en alegría y en agradecimiento ese dolor porque vuestros hijos os han acercado nuevamente a Cristo. Tenemos que agradecerles porque han salvado nuestra alma. Jesús me ha dicho que cuando regrese juzgará al mundo, el muro que nos separa de ellos se desgarrará y finalmente podremos volver a verlos”. Otra madre da su testimonio avalando el mensaje que Giorgio acaba de dar: “-Mi hija ha muerto pero ha transformado nuestra vida, salvándonos a todos. Quería simplemente dar una confirmación a lo que acabas de decir” exclama la señora. Pruebas de vidas difíciles, trágicas y muy dolorosas que nos ayudan a comprender y a ver el ejemplo de estas personas que han transformado su desesperación en fuerza de redención, recordándonos cuán afortunados somos cuando la vida nos evita este tipo de sufrimientos y cuán agradecidos tenemos que estarle a la misma con la alegría en el corazón y el servicio hacia el prójimo.

La conversación cambia luego hacia las apariciones de Medjugorje de las cuales Giorgio revela que cree firmemente, a pesar de que “-Los jóvenes han sido condicionados por intervención de la iglesia. Lamentablemente los videntes no tienen la misma fuerza de atacar al mal así como, por lo menos a mí, la Virgen me ha dicho que haga. Digamos que han caído y que no son revolucionarios como yo” dice. Luego llega una pregunta sobre el diablo. Totò Riina y la redención: “-En el caso de Totò Riina” responde Giorgio “podemos decir que ha hecho el pacto con Lucifer y que por lo tanto tenemos que luchar contra él con todas nuestras fuerzas. Claro está que se puede redimir pero tiene que dar todo, decir toda la verdad y dar la vida por la Justicia. Todos los que provocan la muerte y la violencia trabajan con el anticristo, en la mafia italiana hay hombres que son sus mejores alfiles”.

Una señora presente en la sala pregunta si puede contar una experiencia que ha vivido a causa del tormento del demonio. “-¿Pero yo soy un alfil del diablo? ¿Quién soy, puedes decírmelo?” le pregunta a Giorgio. Él la mira intensamente preguntándole su nombre y luego le dice: “-Daniela ¿cómo estás ahora?” “-Mejor”, dice ella. “-Pon una figura de Cristo en tu habitación. Tú eres una hermana mía, no eres un alfil del anticristo. Reza y haz acciones, aunque sea pequeñas, pero todos los días, a favor del bien, mantente ocupada y quédate tranquila no volverá a molestarte. Ven, abrázame”.

“En el Evangelio encontramos la Verdad” continúa Giorgio en respuesta a las preguntas que le han hecho. “En los cuatro Evangelios canónicos la vida de Cristo está muy concentrada en el respeto de la Ley del Padre, en el ayudar a los que sufren y en el luchar en contra del poder” Giorgio afirma que a pesar de que se haya confirmado que algunas partes han sido omitidas, o que se hayan hecho traducciones no muy precisas que hacen que tengamos que interpretar algunos pasajes del Evangelio, podemos decir que más o menos la síntesis es adecuada. De hecho están presentes las enseñanzas básicas para poder comprender y seguir a Cristo.

Cristo nos habla de los extraterrestres llamándolos “Mis soldados”. “Son los que se le aparecieron a los pastores cuando nació Jesús” continúa para luego explicar, al responder a las diferentes preguntas, el aspecto de estos Seres: “Algunos son como nosotros, otros son de luz, tienen nuestro aspecto pero son todos de luz, en la Biblia son llamados ‘Ángeles’ y tienen la capacidad de materializarse. Luego están los que son bajos y pequeños. Pero lo que los une es el espíritu. Ellos sienten mucha pena por nosotros pero reconocen que a pesar de que seamos pecadores, o poco evolucionados, somos hermanos y quieren ayudarnos”.

Pero el corazón de la conferencia pertenece siempre a Él, a Jesús Cristo.

“Jesús no era de este mundo y lo demostraba con lo que hacía” la voz de Giorgio se vuelve cálida y profunda, como siempre cuando habla de su amado Maestro. “Lo que me convierte en un devoto Suyo es el hecho de que Él es la encarnación de la defensa de los débiles, es la antítesis de todos los poderes, la antítesis de la misma iglesia con sus hogueras, sus persecuciones, su riqueza, esperemos que ahora con el nuevo Papa pueda realmente cambiar algo. Cristo era el Hijo de Dios y con un chasquido de dedos podía hacernos desaparecer a todos, en cambio Él ¿qué hizo? Se unió a los débiles, a los humildes, a los pecadores. Cuando Jesús entró en la casa del apóstol Mateo encontró prostitutas, orgías, droga. Nuestro Señor entró y encontró a veinte, treinta personas, todas amontonadas, drogadas, todos se escandalizan, incluidos los apóstoles. Apenas entró todas las ‘escort’ de esa época se cubrieron por instinto de vergüenza. Pero Jesús dice que Él ha venido para ayudar a quienes lo necesitan, tomando una posición en contra de la mafia, del poder. Ésta es Su belleza. ‘Vosotros sois los enemigos de Mi Padre’ les da a entender a los poderosos, por lo tanto cuando nosotros nos ponemos en contra de los poderosos, del poder, estamos haciendo la voluntad de Cristo. Cristo es el ejemplo de la manifestación de Dios. En este mundo tenemos falsos profetas que en el nombre de Cristo hacen cosas aberrantes. Jesús regresará con potencia y gloria, lo hará en las nubes, no renacerá como un niño porque Él resucitó de entre los muertos ascendiendo al Cielo con todo Su cuerpo y para demostrárnoslo regresará con el cuerpo que tenía hace dos mil años. Estará acompañado por estos Seres extraordinarios que son los Ángeles y regresará para juzgar a los hombres y para hacer pasar a esta humanidad de una frecuencia humana material a una superior espiritual. Será Él quien establezca quiénes podrán ser idóneos para entrar a este nuevo reino y lo serán solo aquellos que hayan hecho acciones a favor de la justicia, de la hermandad, del altruismo. El conocimiento que hemos adquirido de la verdad es una gran tentación si no hacemos nada por nuestro hermano que sufre, o que es perseguido por la justicia. Nosotros tenemos que decir la verdad y defenderla. Yo soy afortunado porque a Jesús lo he visto, no solo en visión, sino también en carne y hueso, vino a visitarme a mi casa, por ello puedo decir que Él ya está en la tierra”.

Ante el pedido de los presentes Giorgio cuenta dicha experiencia que a pesar de haberlo hecho muchas veces siempre resulta encantador escucharla: “Vi que en el techo de la cocina de mi casa había un punto de luz y del mismo partió un rayo laser rojo y dorado que se proyectó hasta el suelo. Inmediatamente este rayo de luz se materializó y vi la figura de Jesús, muy similar a la de la Sábana Santa. Me sentí invadido por una mezcla de emociones, permanecí estático, quieto, esperé a ver qué hacía. Estaba descalzo y elevado del suelo, tenía una túnica roja, usada, y emanaba un fuerte perfume a rosas. Cuando tocó el suelo con los pies estigmatizados empezó a caminar lentamente, tenía una barba rojiza dividida en la mitad del mentón, Sus ojos eran penetrantes. Había quedado algo de pan de la cena en la mesa. Hice un gesto con la mano como para invitarlo a sentarse y Él se sentó frente a mí. Yo estaba ahí como un tonto, pero devoto, solo podía bajar la cabeza y esperar. Él estaba ahí, con las manos apoyadas en la mesa mirándome. Lo primero que pensé en ese momento fue ofrecerle el Pan que estaba en la mesa al Señor, y Él me respondió con una voz poderosa, de un hombre fuerte y vigoroso, poniendo Su mano estigmatizada en mi hombro: ‘Si hijo, pero recuerda que tenemos que comer el pan de la vida’. Entonces tomó el pan, lo llevó a  Su boca, lo masticó y lo tragó. Luego me miró y comprendí que tenía que irse, hizo el recorrido que había hecho antes, yendo hacia atrás pero sin darme la espalda, yo lo seguí con la mirada, Su cuerpo se volvió nuevamente de luz, haciéndose cada vez más sutil hasta convertirse en el rayo laser que había visto entrar del techo y así como lo vi llegar se fue. Me dijo ‘Tenemos que comer el pan de la vida’ porque Su humildad es inmensa pero quería decir ‘Tienes que comer el pan de la vida’ que significa: ‘Tienes que seguir el camino de la Cruz y estar dispuesto a dar tu vida’. Tenemos que dejar nuestra vida en las manos de Cristo, sirviendo Su Causa, estando dispuestos a dejar todo por Él y por el futuro de nuestros hijos, listos para superar cualquier prueba que nos presente la vida. La prueba más grande y más peligrosa” dice Giorgio “es la que más miedo me da, y es la de la fe. Cuando somos atacados en la fe. Cuando comenzamos a titubear en la fe. Tenemos que tener cuidado porque corremos el riesgo de no volver a levantarnos. Tenéis que tener fe, siempre, porque Cristo regresará y traerá la paz para todos los hombres de la tierra. Pero antes de que llegue ese día tenéis que recordar siempre que cualquier cosa que ocurra a vuestro alrededor tenéis que decir: ‘Señor, hágase Tu voluntad”.

Desde Palermo (Italia)
Sonia Alea
3 de Febrero de 2015

 

DVD - Boletines

mensajes secretos es

unalagrima2

boletineslink

Sitios amigos

220X130 mystery

ban3milenio

ILSICOMOROA

bannersitoarca

Sitios relacionados

delcielo box logofunimanuevo2015
lavida box  crop box
catania3 revelaciones box

Libros

ilritorno1 TAPA LIBRO laira
cop dererum1 humanidadtapa
books2 TAPA100
libroicontattiuniti139